Está en la página 1de 6

INFLUENCIA DEL AGUA EN EL MACIZO ROCOSO

El macizo rocoso puede definirse como el conjunto de una roca intacta y familias de

discontinuidades estas a su vez le confieren un comportamiento mecánico e

hidráulico. También, estas fracturaciones le otorgan un carácter especial a dicho

macizo afectando al medio rocoso. Puesto que, los planos de estratificación que lo

controlan permiten que el agua se infiltre a través de ellas. El agua ha sido

considerado como uno de los factores que más se asocia con las fallas en los

taludes en los últimos tiempos, esto se debe a que la presencia de este en el macizo

genera una disminución en la estabilidad que como consecuencia ocasiona una

alteración que cambia las características de las rocas permitiendo que se den

cambios físico químicos dando como resultado a la meteorización.

La meteorización es considerada como uno de los procesos que más afecta las

condiciones mecánicas de los macizos rocosos y se encuentra condiciona por

factores ambientales. En el momento en que el agua se infiltra, cae en las ranuras

y penetre en toda la estructura del macizo este va a hacer que se generen cambios

en la composición mineralógica del material y a la hora de cuantificar algunas

características para describir el macizo rocoso se comenzara a evidenciar una

variación aumento/disminución de algunas propiedades como lo son: la porosidad,

la deformabilidad, la permeabilidad y la más importante la resistencia del macizo

rocoso.
La resistencia en mecánica de roca es la acción que puede soportar el material en

este caso la roca al experimentar diferentes deformaciones y se encuentra en

función de los valores de cohesión y fricción. Este es uno de los parámetros que

permite definir y caracterizar el macizo rocoso en su conjunto. Es decir, proporciona

información sobre la calidad tanto de la roca intacta y las partes que se encuentran

fracturadas. La influencia del agua en este se puede explicar de la siguiente manera:

tenemos una muestra de roca extraída de un macizo rocoso cuando esta

experimenta presencia de agua y existe alguna ranura el agua se infiltrara ahí

haciendo que sus poros poco a poco se llenen de agua y se ejerza una presión

intersticial. Esta presión genera una disminución en las presiones efectivas entre las

partículas sólidas de los mismos y por consiguiente, altera la estabilidad y

resistencia de aquellos. Entre mayor porosidad existirá una mayor permeabilidad

por lo que la capacidad de la roca de mantenerse unida disminuye

considerablemente.

En rocas segmentadas, la influencia del agua se presenta cuando en esas fisuras

comienza a existir la presencia de agua, lo que ocasiona que se genere una presión

que causa una repulsión. Es decir, se origina una separación entre partículas

debilitando el material más fácilmente contribuyendo así con el afloramiento.

Resaltemos que en rocas más fuertes y poco fracturadas la influencia de humedad

en sus pocas ranuras puede provocar que el agua se acumule en ellas.


Haciendo énfasis al grado de alteración que realiza el agua en el material rocoso,

se debe resaltar que los diversos tipos de rocas en cuanto a su comportamiento

hidráulica se pueden clasificarse según su permeabilidad la cual puede ser primaria

o secundaria. La primera es aquella que depende del material en sí, el caso de los

tipos de rocas de areniscas porosas fisuradas en las cuales las ranuras actúan como

colectores de agua tanto de la que es contenida ahí mismo como aquella que es

cedida por las paredes de la misma. La segunda hace referencia a la que se ha

venido hablando que hace referencia a la capacidad que tiene el macizo rocoso de

permitir que el agua fluya a favor de las superficies de discontinuidades.

La filtración del macizo rocoso suele ser bastante superior a la de la roca intacta

debido a que el flujo se produce principalmente a lo largo de discontinuidades,

diaclasas, canales de disolución, entre otros. Esta puede variar con respecto a la

dirección, ya que los planos de estratificación y los sistemas principales de diaclasas

suelen tener orientaciones definidas y es precisamente a través de estas

discontinuidades por donde tiene lugar una parte importante el flujo de agua. Entre

las fisuras habrá un encadenamiento con posibles rellenos arcillosos impenetrables,

que podrán ser más o menos continuos y abiertos. Todos estos canales, forman lo

que se conoce como “las redes de flujo de agua” en los macizos rocosos.

Una excavación también se ve afectada por la influencia del agua subterránea, ya

que esta perturba la estabilidad de la masa rocosa, acelerando la debilidad y

favoreciendo el deslizamiento.

Un ejemplo, que relaciona lo anterior es la construcción de túneles en roca en la

que se ha requerido la utilización de medios convencionales a partir de excavación


mecánica o de algunos explosivos. En el proceso constructivo, es fundamental

conocer como la presencia de agua afectara a la obra. Ya que los taludes de

emboquille al momento de excavar en ellos el túnel, deben garantizar una

estabilidad entre sí. Ya que las principales características geotécnicas o las

características geomecanica de la roca pueden ser determinante y hacer crítica la

construcción por poseer rocas muy fracturadas y meteorizadas. Un caso es el de

las bocas del lado puxeiros de los túneles de Cadean. En el tramo Rande-puxeiros

de atlántico. La alta meteorización de la roca y el estar cercano a diversos edificios.

Le sugirió que se ejecutaran los primeros 55 m bajo la protección de un paraguas

pesado de micropilotes de tubos. Cuando la excavación se realizó con medios

mecánicos se tuvieron en cuenta dos fases uno de avance y destroza. En la

estabilidad del mismo no se evidencio ningún problema de estabilidad sin embargo

se alcanzó un máximo asentamiento con distorsiones angulares. Lo que permitió

observar que en el talud podrían producirse cambios diferenciales que pudieran

provocar la rotura del mismo creando un terreno poco estable para construir el túnel

con seguridad.

Otro caso de aplicación se denomina Construcción Presa del Ramal H situada en la

ciudad de Tandil ( Prov. De Buenos aires), posee de una longitud de 160 sobre el

terreno natural de 12 metros. Fue proyectado a gravedad en Hormigón sobre el

macizo rococó. La determinación geotécnica de sus características y valoración de

los parámetros para definir su calidad. Dieron a saber que el macizo rocoso de la

presa Ramal H posee valores de permeabilidad altos dándole a esta una

consideración de que la roca posee una muy mala calidad y que lo que deberá ser
excavado para los fines de la fundación de la prensa permitirá taludes de media

pendiente pero deberán tomarse medidas de estabilización.

En conclusión, las rocas pueden ser muy penetrables o casi impermeables, esto

depende de los tipos de fracturamientos por lo que se considera que la

permeabilidad se define como la capacidad de circulación o filtración del agua a

través del macizo. La temperatura también cumple un papel fundamental en la

filtración del agua gracias a que esta contribuye a dilatar o contraer las ranuras

presentes en la masa rocosa. En ingeniera es importante tener el concepto de

permeabilidad claro ya que en algunos tipos de rocas (calizas y yeso) las grietas

pueden aumentar gradualmente por procesos de disolución debido a la constante

circulación del agua.

Bibliografía

Artículo publicado en Seguridad Minera Nº55. Tomado de ’Manual de geomecánica


aplicada a la prevención de accidentes por caída de rocas’ Comité de
Seguridad Industrial, Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía

M.FERRER Y L.GONZALEZ DE VALLEJO(1999).Manual de campo para la


descripción y caracterización de macizos rocosos en afloramientos. IGME,
Madrid, 107p

L.GONZALEZ DE VALLEJO, M.FERRER, L.ORTUÑO Y C.OTEO (2002). Ingenieria


geológica Prentice hall Madrid, 715 p

Giaconi, L. M., Guachón, M. E., Giordano, R. E., & Cumba, A. (s.f.). Criterios
conceptuales del analisis geotecnico de macizos rocosos utilizados para la
construccion de una presa de gravedad en hormigon en la cuenca del ramal
H(Tandil).