Está en la página 1de 4

Localidad: Talcahuano.

Materia: Divorcio unilateral por cese de convivencia.


Procedimiento: de Familia.
Demandado: Luis Enrique Fuentes Amigo.
R.u.n.: 9.196.760-K
Abogado Patrocinante: Javier Armando Fernández Córdova.
R.u.n.: 14.355.842-8
Demandante: Brunilda de las Nieves Roca Ruiz.
R.u.n.: 13.796.541-0
Abogado Patrocinante: Karla Silvana Riquelme Ramos.
R.u.n.: 18.133.740-0

EN LO PRINCIPAL: Contesta demanda de divorcio unilateral por cese de


convivencia. PRIMER OTRO SÌ: Contesta demanda de compensación
económica.

S.J.L. DE FAMILIA DE TALCAHUANO

Javier Armando Fernández Córdova, abogado por la parte demandada,


según patrocinio que consta en autos, caratulado ROCA/FUENTES, RIT C-410-
2019, a Us. con respeto digo:

Que por este acto y, encontrándome dentro de plazo legal, vengo en


contestar demanda de divorcio unilateral por cese de convivencia, deducida en
contra de mi representado don Luis Enrique Fuentes Amigo, por su cónyuge doña
Brunilda Roca Ruiz, a la cual este se allana, según los fundamentos de hecho y
derecho que paso a exponer:

Los Hechos:

1. Es efectivo que mi representado contrajo matrimonio con doña Brunilda con


fecha 3 de noviembre de 1988, el cual se encuentra inscrito en el registro de
matrimonio del Servicio de Registro Civil e Identificación, circunscripción
Talcahuano, N° 491, del año 1988.
2. De ese vínculo nacieron 3 hijas, Natalia de las Nieves, María Ángel y Camila
Estefani, todas de apellidos FUENTES ROCA, quienes tienen las edades de
30, 26 y 19 años actual y respectivamente.
3. Que, desde hace ya más de tres años, don Luis y doña Brunilda se
encuentras separados de hecho, específicamente desde abril del año 2013,
por distintas discrepancias en la relación marital, lo cual hicieron intolerable
su vida en común. Durante todo ese tiempo, cesó de forma efectiva su
convivencia, sin ánimo de reanudar la vida en común, ya que la demandante
abandonó el hogar.

El Derecho:

Si bien saben SS. Que qe acuerdo con lo indicado en el artículo 55 inciso


tercero de la ley Nº 19.947 de matrimonio civil señala: “Habrá lugar también al
divorcio cuando se verifique un cese efectivo de la convivencia conyugal
durante el transcurso de, a lo menos, tres años…”

Es por lo que procede la acción de divorcio.


POR TANTO;

en conformidad al artículo 58 de la ley Nº 19.968, artículo 55 inciso tercero de la ley


Nº 19.947.

Solicito a S.S.: Se tenga por contestada la demanda de divorcio por cese


efectivo de la convivencia, allanándome a ella en todas sus partes por ser efectivos
los hechos que se invocan.

PRIMER OTRO SÍ: Javier Armando Fernández Córdova, abogado por la


parte demandada, según patrocinio que consta en autos, caratulado
ROCA/FUENTES, RIT C-410-2019, a Us. con respeto digo:

Que, encontrándome dentro de plazo vengo en contestar demanda por


compensación económica interpuesta en contra de mi representado, ascendiente a
la suma de diez millones de pesos, solicitando su total rechazo en virtud de los
fundamentos de hecho y de derecho que a continuación paso a exponer:

Que la parte demandante expone que como consecuencia de haberse


dedicado al cuidado de los hijos o a las labores propias del hogar común, no pudo
desarrollar una actividad remunerativa o lucrativa durante la vigencia de nuestro
matrimonio, o lo hizo en menor medida de lo que podría o quería, lo cual en los
hechos no es efectivo, toda vez, que no vio mermada sus posibilidades de trabajo
ni su desarrollo personal ni laboral ni profesional de ninguna forma, ya que a fines
de los años noventa, cuando su primera hija era una niña de alrededor 10 años,
entre don Luis y doña Brunilda, se dedicaban a el comercio ambulante,
específicamente tenían un carro de venta de palomitas, el cual trabajaban por las
calles de la ciudad de Talcahuano.

Además, la demandante señala en los hechos que, ella obtenía


remuneraciones esporádicas, y que con ello pudo comprar distintos bienes
muebles. Estas remuneraciones las obtenía del trabajo esporádico que como
comerciante ambulante tenia, hecho por el cual contradice el presupuesto legal de
la compensación económica, esto es, que la demandada no pudo realizar ninguna
actividad remunerativa durante la vigencia del matrimonio, hecho totalmente falso,
ya que además cuando las hijas de mi representado eran menores (calidad de niña),
su madre doña Brunilda hacia reiterado el abandono del hogar sin motivo alguno,
por lo que don Luis tenia que quedarse al cuidado de sus hijas y realizar las labores
del hogar.

Todo lo anteriormente expresado demuestra la improcedencia de la


compensación económica que la demandante solicita, pues, los presupuestos
básicos de ésta no se cumplen, los que son, a saber:

"Que, como consecuencia de haberse dedicado al cuidado de los hijos o a las


labores propias del hogar común, uno de los cónyuges no pudo desarrollar
una actividad remunerada o lucrativa durante el matrimonio, o lo hizo en
menor medida de lo que podía y quería" (artículo 61 de la Ley de Matrimonio
Civil Nº 19.947).

En este sentido, debemos señalar que el artículo 62 de la recientemente


citada ley expresa como factor para determinar la procedencia y la cuantía de la
compensación, la situación patrimonial de ambos cónyuges.

POR TANTO, en virtud de lo expuesto y de las normas legales citadas,


especialmente al artículo 64 de la ley Nº 19.947 que faculta a S.S. para determinar
la procedencia de la compensación económica,

RUEGO A US.: Tener por contestada la demanda de compensación económica


interpuesta en contra de mi representado por la suma de diez millones de pesos,
solicitando sea rechazada en todas y cada una de sus partes por improcedente.