Está en la página 1de 1

Es el más reciente municipio del Caquetá, su nombre enmarca un profundo sentimiento de

abandono por parte de las autoridades gubernamentales por encontrarse en el corazón de


la selva.Los primitivos pobladores fueron familias indígenas, nómadas pertenecientes a las
tribus Huitotos, Coreguajes e Inganos.
Por dos ríos Caquetá y Putumayo penetraron al lugar hombres blancos procedentes del
Perú en busca del caucho silvestre. Los nativos que se hallaban en la zona fueron
sometidos y esclavizados para obtener mano de obra gratuita, realizando duros trabajos
además de la extracción y transporte del caucho a los lugares de acopio y comercialización.
Su génesis por asentamiento en el lugar, data de 1940 cuando la compañía Texas
Petroleum Company después de inspeccionar el terreno en busca del preciado "oro negro",
abandonó esta región en 1942. Transcurridos tres años de permanentes dificultades de
entendimiento entre Ministerio de Minas y el Consejo de Estado; la empresa multinacional
reanudó sus tareas abriendo con ellas posibilidades de asentamiento a trabajadores que
atrajo el auge económico del momento.
En 1949 la compañía Texas vendió los predios y sus mejoras a la Fuerzo Aérea
Colombiana. El caserío que el año anterior había alcanzado la categoría en Inspección de
Policía, entró en reflejo total siendo suprimida el 14 de Octubre de 1950.
El pintoresco aspecto del lugar desolado llamó la atención de Monseñor Antonio María
Torasso, religioso perteneciente a la Congregación Religiosa de la Consolata, quién
teniendo en cuenta la ola migratoria producida por la violencia que provoca el asesinato del
caudillo Jorge Eliécer Gaitán, apoyó la idea de los religiosos Basilio Colmenare y Fortunato
Realy de fundar allí la llamada "misión de Solita", en los terrenos que ellos le negociaron a
la Fuerza Aéreo para crear el primer plantel educativo que inició con 35 estudiantes
internos, hecho que motivó el acercamiento de muchos colonos desplazados del Tolima e
interior del país, apoyados por INCORA con nuevas reformas agrarias; entre sus primeros
pobladores figuran las familias Jojoa, Valencia, Rentería, Meló, Espitia Guevara, Erazo.
Tovar, Cristancho Bermúdez, Ramírez y el señor Nicolás Pena.