Está en la página 1de 12

ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY

AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

CONSTRUCCIÓN DEL DIAGRAMA TTT PARA EL ACERO 1080-Cr


UTILIZANDO PROBETAS JOMINY INSTRUMENTADAS

José Antonio Flores Mariscal, Agustín Tapia Carlín, Israel Arcos Calderón
Ternium México S.A. De C.V. Planta Puebla, Ternium, Km. 108, Autopista México-
Puebla, Xoxtla Puebla, México. C.P. 72620.

H.J. Vergara Hernández, E. Torres Alonso


Posgrado de Ciencias en Metalurgia, Instituto Tecnológico de Morelia, Av. Tecnológico
1500, Lomas de Santiaguito, Morelia, Mich., C.P.58120, México. Tel: 01(443)3121570
Ext: 300 hvergarah@yahoo.com

E. López Martínez
Facultad de Química, Universidad Nacional Autónoma de México, México D. F.

Resumen

Ternium México-planta Puebla es una empresa productora de aceros largos y es uno de los
líderes en el mercado latinoamericano para la fabricación de alambrón enrollado de sección
circular que se obtiene por laminación en caliente y enfriado a través de un transportador
STELMOR. Dada la importancia que existe en la relación propiedades-estructura-
procesamiento de los aceros, es vital obtener las rutas térmicas que aseguren la máxima
resistencia y altos porcentajes de reducción (perlita con espaciamiento laminar menor a 200
nm) de los rollos de alambrón que Ternium-Puebla ofrece al mercado del trefilado. En este
trabajo se presenta el diagrama TTT de una cero 1080-Cr construido a través de ensayos
Jominy instrumentados con termopares tipo K que registran las historias térmicas de los
experimentos realizados bajo la norma ASTM A-255. Para la validación del diagrama TTT
construido se formuló un modelo matemático con el método de diferencias finitas para
calcular la transferencia de calor y la cinética de transformación de las fases difusionales y
adifusionales. Los campos térmicos y las fracciones de fase calculados a partir del diagrama
TTT y el programa matemático se utilizaron para predecir el perfil de durezas de una
probeta Jominy 1080-Cr. El perfil de durezas experimental y el calculado presentaron una
similitud aceptable.

Palabras claves— Ensayo Jominy, Diagrama CCT, Curva de enfriamiento, Modelación


Matemática.
ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY
AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

Introducción

La transferencia de calor es la ciencia que busca predecir la evolución de la energía térmica


al interior de un cuerpo o bien entre diversos cuerpos, como resultado de un gradiente de
temperaturas. La ciencia de la transferencia de calor no sólo trata de explicar cómo puede
ser transferida la energía calorífica, sino también trata de predecir la rapidez a la que se
realizará este intercambio bajo ciertas condiciones especificadas mediante el uso de
modelos matemáticos o el uso de sensores de temperatura.

Si un cuerpo sólido, inicialmente en equilibrio térmico, se somete a un cambio repentino en


la temperatura del medio que lo rodea, el campo térmico al interior del sólido variará a
medida que transcurre el tiempo, como una respuesta al estímulo externo; esta condición se
conoce como estado inestable o transitorio. El análisis de transferencia de calor en estado
transitorio es obviamente de gran interés práctico, debido al gran número de procesos de
calentamiento y enfriamiento que deben calcularse en aplicaciones industriales, tales como
el temple. Este tratamiento térmico consiste en calentar a la pieza de acero a una
temperatura determinada por encima de su punto de transformación para lograr una
estructura cristalina específica (estructura austenítica), seguido de un enfriamiento súbito a
una rapidez superior a la crítica, que depende de la composición del acero, para lograr una
estructura martensítica que proporcionan a los aceros la dureza y resistencia mecánicas
especificadas por el cliente. El ensayo Jominy [1] es una prueba estándar que es utilizada
para determinar la templabilidad de los aceros en la cual, debido a la naturaleza misma de
ella, se experimentan diferentes rapideces de enfriamiento, en donde fácilmente se puede
apreciar el efecto de éstas rapideces sobre la microestructura. El ensayo consiste en calentar
hasta la temperatura de austenización una probeta cilíndrica con dimensiones estándar (1
pulgada de diámetro por 4 pulgadas de altura), mantener durante un tiempo a esta
temperatura y templar con un chorro de agua una de las caras planas. La forma tradicional
de avaluar la templabilidad del acero es medir la dureza en función de la distancia a la
superficie templada, con lo que se obtiene una curva de templabilidad. Ésta información ha
sido utilizada para predecir las propiedades mecánicas de componentes metálicos [2] y
simular la evolución microestructural en procesos de temple [3-4]. Adicionalmente se han
desarrollado modelos matemáticos los cuales se han utilizado para la predicción de
diagramas TTT [5].

El principal problema en la modelación matemática radica en que se desconoce la forma del


diagrama TTT o bien los equipos para caracterizar dicha nariz de trasformación son muy
costosos. En este trabajo se presenta una metodología para predecir la forma del diagrama
TTT utilizando probetas Jominy instrumentadas con termopares para medir las historias
térmicas.

Se formuló un modelo matemático de la transferencia de calor acoplado a la evolución


microestructural con el método de diferencias finitas y se codificó en el software comercial
ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY
AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

VisualBasic 6. La información proporcionada por el modelo se utilizó para predecir con la


ayuda de ecuaciones empíricas el perfil de durezas en una probeta Jominy de acero 1080 y
pequeñas cantidades de cromo.

Procedimiento experimental

Ensayo Jominy.
Una probeta cilíndrica de un acero 1080 con Cr (ver Tabla 1), fue maquinada bajo el
estándar ASTM 255 e instrumentada con termopares tipo K (Cromel-Alumen) de 1/16 de
pulgada. La probeta fue calentada en un horno a una temperatura de austenización de
870°C durante 15 minutos para homogenizar la temperatura y completar la austenización.
Posteriormente las probetas fueron templadas en un dispositivo que permite reproducir las
condiciones de enfriamiento de la prueba Jominy, que son un chorro de agua de 63.5 mm
de altura en un ducto de 0.5 pulgadas (ver dispositivo experimental en la Fig. 1).

Tabla 1. Composición química de la probeta de acero; el carbón equivalente (C.E.) fue


calculado usando la ecuación de la norma ASTM A6 [6]

Nombre %C %Mn %Cr C. E.

Muestra 1 0.82 0.66 0.17 0.93


Muestra 2 0.83 0.76 0.23 0.99

Figura 1. Diseño del dispositivo Jominy del Instituto Tecnológico de Morelia-Posgrado en


Metalurgia.
ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY
AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

En la Figura 1 se muestra el esquema del dispositivo utilizado en el Instituto Tecnológico


de Morelia para realizar las pruebas Jominy. El dispositivo contiene un motor que permite
subir y bajar la pieza de modo automático hasta la posición del horno y a la posición del
chorro de agua (0.5 in por arriba de la salida del tubo de agua). El horno de calentamiento
no se aprecia en el dispositivo experimental pero fue construido, en el ITM-Posgrado de
Metalurgia, en forma de libro de tal forma que permite abrazar la probeta Jominy para su
calentamiento y soltarla de forma rápida para su enfriamiento. Un tinaco de 250 litros y una
bomba son utilizados para alimentar el flujo de agua al circuito hidráulico que permite
mantener una altura constante de chorro de 63.5 mm.

La probeta utilizada para estos experimentos fue maquinada después de recibir un


tratamiento térmico inicial de normalizado. En cada probeta se maquinaron cuatro barrenos
de 1/16 de pulgada a una profundidad de 12.7 mm sobre el eje de la probeta en posiciones
específicas. Los barrenos fueron utilizados para introducir a presión los termopares. Las
puntas (positiva y negativa) de los termopares se conectan a una tarjeta de adquisición de
datos marca IOTECH modelo TempScan 1100. La velocidad de adquisición (10 datos por
segundo), el disparo e interrupción de la lectura pueden ajustarse desde el software
ChartView.

Después del ensayo Jominy la probeta fué desbastada hasta lija 2000 y pulida con alúmina
0.05 micrones para dar un acabado a espejo. Mediciones longitudinales de microdureza
fueron realizadas a la probeta cada 2 mm con un equipo Mitutoyo con una carga de 1 kg y
40x de aumento. Las durezas fueron medidas en la escala Vickers (HV).

Modelo matemático.

La formulación matemática para el problema de conducción de calor dentro de la probeta


Jominy en estado inestable considerando flujo bidimensional de calor está dada por:

( [ ( )] ( )) (1)

En donde r es la densidad, Cp la capacidad calorífica, k la conductividad térmica y g la


generación de calor debida a la transformación de fase.

La condición inicial es:

( ) (2)

La cual indica que en el tiempo igual a cero no hay gradientes de temperatura en la probeta.

La Figura 2 indica las condiciones de frontera, en donde L es la altura y r el radio de la


probeta, T∞ la temperatura del medio, hr el coeficiente de transferencia de calor en la parte
ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY
AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

lateral de la probeta, hz el coeficiente de transferencia de calor en la parte superior de la


probeta, y h el coeficiente de transferencia de calor en la parte de la probeta que está en
contacto con el chorro de agua y reportada por Vergara-Hernández y colaboradores [7].

Figura 2. Condiciones a la frontera de la formulación matemática del ensayo Jominy.

El término de generación de la ecuación de calor se calcula a partir de la ecuación:

(3)

Donde F es el cambio de fracción transformada de perlita o martensita y H es el calor


latente liberado. La fracción transformada de perlita se calcula mediante la ecuación de
Avrami [8]:

( )
( ( ) ) (4)

Donde b(T) y n(T) son parámetros cinéticos del material dependientes de la temperatura y
son determinados a partir del correspondiente diagrama TTT asumiendo el principio de
aditividad [9].

El diagrama TTT ideal para el 1080 fue construida a partir de la ecuación reportada por
Kirkaldy et. al [10] y Pham [11]

( )
( ) (5)

Donde (T) es el tiempo de inicio ideal de la transformación, Q es la energía de activación


(125.6 kJ/mol), R es la constante de los gases, T es la temperatura en kelvin, T es el grado
ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY
AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

de sub-enfriamiento, es decir, la resta (AC1 – T), m y A son constantes de proporcionalidad


igual a 4.15 y 32.5, respectivamente.

La fracción de martensita es calculada con la ecuación de Koistinen-Marburger [9]:

( [ ( )])( ) (6)

Una vez que se determinan la respuesta térmica y el porcentaje de fases con el modelo
matemático, las durezas se pueden estimar con la regla de las mezclas [12]:

( ) ( ) (7)

Donde HV es la dureza Vickers, XM, XB, XF y Xp son las fracciones de martensita, bainita,
ferrita y perlita respectivamente. Para el cálculo de estas durezas, se utilizaron relaciones
empíricas que son función de la composición química y de la rapidez de enfriamiento:

(8)

(
) (9)

( ) (
) (10)

En donde Re es la rapidez de enfriamiento en grados Celsius por hora a 700 °C.

Resultados

En la Figura 3 se presenta las mediaciones de dureza de una probeta Jominy instrumentada.


Con cuadros rojos se presentan los datos experimentales de dureza y con puntos azules los
que se obtienen de la simulación. La penetración del temple para este acero con 0.17%C es
de 1.6 mm.
ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY
AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

Figura 3. Condiciones a la frontera de la formulación matemática del ensayo Jominy.

De la Figura 3 se puede observar una buena correspondencia entre los datos experimentales
y calculados. La discrepancia entre los datos se debe principalmente a la modificación que
sufre el diagrama TTT con las modificaciones de cromo y demás elementos residuales (ver
Figura 4).

En la Figura 4 se presenta la nariz de trasformación de un acero 1080 construida a partir de


la ecuación 5 (línea continua con rombos). En la misma figura se grafica las historias
térmicas obtenidas con los termopares (T/C) que se encuentran al interior de la probeta
Jominy con 0.17% Cr. La distancia de los termopares en la probeta Jominy toman como
valor cero a la cara donde impacta el chorro de agua, así el dato del T/C 1.5 mm se refiere a
un termopar colocado a 1.5 mm de la cara donde impacto el chorro de agua. Si observamos
la Figura 3, el T/C a 1.5 mm de distancia tiene un valor de dureza de 843 HV que es un
valor que indica la presencia de una fase martensita. Como se observa en la gráfica de la
Fig. 4 la historia térmica del T/C a 1.5 mm pasa muy pegado a la nariz de transformación
(línea continua con rombos), pero nunca la toca. De acuerdo a lo anterior, se esperaría que
cualquier historia térmica de un termopar colocado a una posición mayor de 1.5 mm
iniciaría la formación de una fracción de perlita y con ello un descenso gradual en el valor
de dureza. Este comportamiento lo siguen los datos experimentales y simulados de la
Figura 3.

Comparando el valor de la dureza en la probeta Jominy y la historia térmica de un termopar


colocado exactamente en la máxima penetración de temple, se puede validar el
desplazamiento en el tiempo de la nariz que predice el inicio de la trasformación de
austenita a perlita.
ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY
AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

Figura 4. Historia térmica medida al interior de una probeta Jominy de un acero 1080 con
0.17% Cr, las posiciones de los termopares son: 1.5mm; 8mm; 27mm y 41mm. Se gráfica,
además, la nariz de trasformación construida con la Ecuación 6 (línea continua con
rombos).

De la Figura 4 se puede ver que los termopares alejados de la cara donde impacta el chorro
de agua presentan un enfriamiento más suave y con un cambio repentino de la pendiente de
la curva (ver T/C a 41mm a un tiempo de 100 s). El termopar colocado a 41 mm presenta
un cambio de la pendiente de la curva de enfriamiento debido a un calor latente generado
por un cambio de fase. Este cambio de fase debería estar asociado al instante donde la
curva de enfriamiento toca la nariz de transformación, sin embargo en la Fig. 4 se observa
que la curva ideal de la nariz de transformación (línea continua y rombos) no coincide con
este cambio de pendiente. De la misma Fig. 4 se observa que el termopar colocado a 27 mm
también presenta un cambio evidente de la pendiente de la curva de enfriamiento (ver T/C a
27 mm y una valor de temperatura de 650 °C). En el caso del termopar colocado a 8 mm de
distancia el cambio en la pendiente de la curva de enfriamiento es menos evidente debido a
que la transformación de austenita a perlita tiene una generación de calor lenta (proceso
difusivo) y el mecanismo de extracción de calor por la cara donde pega el chorro es tan
grande que logra absorber este calor latente de transformación. Para el caso del termopar
colocado a 8 mm los datos de la historia de enfriamiento se manipularon para obtener la
primera derivada de la curva temperatura versus tiempo y se encontró que el cambio de
pendiente está en el punto que forman las coordenadas 8.3 s y 635.8 °C. De esta forma las
historias térmicas obtenidas del ensayo Jominy permiten ajustar la nariz de transformación
para un acero dado a partir de una curva ideal. La Figura 4 muestra una línea negra que
representa la nariz de transformación modificada para el acero 1080 con 0.1% Cr,
construida a partir de los puntos de trasformación señalados por los datos experimentales.
ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY
AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

En la Figura 5 se presentan los resultados obtenidos de una prueba Jominy instrumentada


para un acero 1080 con 0.23% Cr (ver Tabla 1). En esta figura se grafica la historia térmica
de tres termopares localizados a 1.5 mm, 5 mm y 41 mm. Los datos de dureza para esta
probeta Jominy muestran que la penetración de templabilidad es de 5 mm, es decir, los
termopares colocados a 1.5 mm y 5 mm son historias térmicas que darán como resultado
una transformación martensítica. También en la Figura 5 se grafica la nariz de
trasformación ideal de un acero 1080 construida a partir de la ecuación 5 (línea continua
con rombos) y recorrida en el eje del tiempo 14 segundos. Este desplazamiento de 14
segundos de la nariz de transformación garantiza que el T/C 5mm pasara muy cerca de la
nariz de transformación y formará martensita.

Una segunda corrección de la nariz de trasformación del acero 1080-0.23% Cr se realiza


considerando la historia térmica del T/C 41 mm. Como se observa en la Figura 5 la curva
de enfriamiento de T/C a 41 mm presenta un cambio de pendiente brusco en la coordenada
tiempo-temperatura (71.8, 648.8). Este cambio se pendiente es consecuencia del calor
latente liberado en la trasformación austenita-perlita. Por lo que la nariz de transformación
de un acero 1080-0.23% Cr se predice debe tener la forma de la línea continua mostrada en
la Figura 5.

Figura 5. Historia térmica medida al interior de una probeta Jominy de un acero 1080 con
0.23% Cr, las posiciones de los termopares son: 1.5mm; 5mm; y 41mm. Se gráfica,
además, la nariz de trasformación construida con la Ecuación 6 (línea continua con
rombos).
ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY
AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

Conclusiones

En este trabajo se presenta la metodología para instrumentar una probeta Jominy.

Se observa que las historias térmicas o curvas de enfriamiento medidas a través de


termopares tipo K localizados al interior de una probeta Jominy tienen cambios peculiares
en su pendiente y, están íntimamente relacionadas al calor latente generado en la
transformación austenita-perlita.

Comparando el valor de la dureza en la probeta Jominy y la historia térmica de un termopar


colocado exactamente en la máxima penetración de temple, se puede validar el
desplazamiento en el tiempo de la nariz que predice el inicio de la trasformación de
austenita a perlita.

Agradecimientos

A Marco Ruiz Acuña: Relación con Instituciones Educativas en Ternium México S.A. de
C.V., Av. Munich , 101-3er piso, Cuauhtémoc, San Nicolás de los Garza, Nuevo León, C.P.
66452.

Jorge Alberto López Zermeño: Estudiante de Ingeniería Mecánica del ITM


Héctor Magaña Zavala: Estudiante de Ingeniería en Materiales del ITM

Referencias

[1] ASTM A255-10. Satndard Tests Methods for Determining Hardenability of Steel.
Annual Book of ASTM Standards, 2010

[2] B. Smoljan. Journal of Materials Processing Thecnology, Vol. 175, (2006), pp. 393-
397.

[3] B. Smoljan, S. Smokvina, N. Tomašić, y D. Iljkić. Journal of Achievements in


Materials and Manufacturing Engineering, Vol. 24, (2007), pp. 275-282.

[4]M. Eshraghi Kakhki, A. Kermanpur, y M. A. Golozar. Modelling and Simulation in


Materials Science and Engineering, Vol. 17, (2009) p. 045007.

[5]M. V. Li, D. V. Niebuhr, L. Meekisho, y D. G. Atteridge. Metallurgical and Materials


Transactions B, Vol. 29B, (1998) pp. 661-670.

[6] ASTM Standard A6, 2012, "Specification for General Requirements for Rolled
Structural Steel Bars, Plates, Shapes, and Sheet Piling" ASTM International, West
Conshohocken, PA, 2012, DOI: 10.1520/A0006_A0006M-12.
ASSOCIATION FOR IRON & STEEL TECHNOLOGY
AIST CAPITULO MEXICO, A.C.

[7] Vergara Hernández H. J., Vázquez Gómez O, López Martínez E. y Garnica González
P., “Díseño de una práctica de laboratorio para la carrera de Ingeniería Mecánica del ITM
utilizando ingeniería asistida por ordenador y métodos de optimización”, Congreso
Internacional de Investigación AcademiaJournals.com Cd. Juárez, Vol. 4, No. 1, 2012,
1033-1038.

[8] Hawbolt, E. B., B. Chau, y J. K. Brimacombe. “Kinetics of Austenite-Perlite


transformation in Eutectoid Carbon Steel.” Metallurgical Transactions A 14, 1983, 1803-
1815.

[9] Woodard, P. R., S. Chandrasekar, y H. T. Y. Yang. “Analysis of Temperature and


Microstructure in the Quenching of Steel Cylinders.” Metallurgical and Materials
Transactions B 30B, 1999, 815-822.

[10] J.S. Kirkaldy, B. A. Thomson, and E. Barganis :in Hardenability Concepts with
Applications to Steel, eds. D.V. Doane and J.S. Kirdaldy, 1978, Warrendale, PA, TMS-
AIME, 126-148.

[11] Pham, T.T. BHP-MRL Tech. Note, September 1989.

[12] Li, M. V., D. V. Niebuhr, L. Meekisho, y D. G. Atteridge. “A Computational Model


for the Prediction of Steel Hardenability.” Metallurgical and Materials Transactions B 29B,
1998, 661-670.