Está en la página 1de 22

1

ESQUEJES DE MIEL EN LA TIERRA DE GRACIA

Noris Pineda

“Me levanto en la mañana, me voy al


campo de la caña, corto la caña, viene
la jaiba y recoge 2 buchá de caña. El
dueño del campo me da un vale y
compro en la pulpería de la
hacienda… me baño en el rio, me
como la arepa y me voy a la escuela”
Niño de 9 años. Escuela Básica
Tomás Jiménez. 1992. Yumare-
Yaracuy

Los venezolanos y venezolanas mantenemos de manera cotidiana un discurso


relacionado a la economía en el hogar, sobre todo, rubros alimenticios que
culturalmente hemos consumido, entre ellos: arroz, harina de maíz, café…
además se sufren las acciones perversas de acaparamiento, especulación,
inflación inducida, contrabando de más de 40% de productos alimenticios, quemas
de gandolas y establecimientos con alimentos, ocultamiento de estos al nivel de
llegar a vencerse, colas (filas) interminables en los comercios y, la mayoría de las
veces no se logran obtener. Ante estas acciones de conflagración económica,
como consecuencia de una guerra no convencional, originada por el imperio
estadounidense con sus acólitos internacionales y nacionales, con la más
aberrante intención de apoderarse de nuestras riquezas naturales (petróleo, gas,
oro, diamantes, bauxita, coltán, agua, minerales raros entre otros) además, de
nuestro espacio geográfico estratégico. Ante estas circunstancias, las y los
patriotas de Venezuela estamos en la obligación de estudiar la historia de la
alimentación en el país. Estamos sometidos constantemente a una guerra
psicológica, la cual nos inculca que somos incapaces de ser productores,
creadores de nuestros alimentos y por tanto somos unos meros consumidores de

2
lo vendido por la empresa privada nacional o transnacional. Igualmente, quieren
hacernos creer que no podemos jamás sustituir los alimentos por los autóctonos y
por tanto debemos guiarnos por las marcas elaboradas por las compañías.
Tomando en consideración esta asfixia sobre la economía venezolana
intentaremos abordar parte de la historia de un rubro, el cual no escapa a las
acciones de la guerra económica y forma parte de nuestra habitual alimentación:
la azúcar, derivado de la planta alimenticia caña de azúcar (en el caso
venezolanos y americano), traída a nuestra tierra hace más de 500 años.
Respecto a este producto, la guerra mediática impone la creencia sobre la cual
únicamente, desde el gobierno del presidente Chávez, hasta hoy, la industria
azucarera entró en crisis. A continuación conozcamos, parte de la historia del
rubro alimenticio caña de azúcar y algunos de sus derivados.

Científicamente conocida como Saccharumofficinarum perteneciente a la familia


de las gramíneas, sus tallos contienen una riqueza en sacarosa del 14%
aproximadamente, esto varía según sus especies o variedades. Según el
historiador Rafael María Baralt:

“Dos especies de caña dulce se conocían en Venezuela antes de 1706. Una


es la morada también conocida como Guinea, que produce muy poco jugo y
por esa razón sólo plantaban de ella algunas cepas para alimento de las
bestias de trabajo o por mera curiosidad. La otra, conocida con el nombre de
caña criolla, es delgada, muy abundante de hojarasca y produce un jugo
bastante concentrado”. 1

En la actualidad la Ingeniería Genética procura el mejoramiento y creación de


nuevas variedades, de manera general consiste en introducir genes deseables a
las variedades ya existentes, conociéndose, hoy por hoy, miles de especies; el uso
de una de ellas se desmejora, a partir de los 05 años aproximadamente, la

1
Baralt, Rafael María. (2016: 589-590). Resumen de la historia de Venezuela: desde el descubrimiento de su
territorio por los castellanos en el siglo XV, hasta el año 1797. Maracaibo: Fondo Editorial UNERMB
(Universidad Nacional Experimental “Rafael María Baralt”). TOMO I.

3
producción desciende teniendo obligatoriamente que rotar la especie. La caña se
reproduce a través del enterramiento de trozos que tengan por lo menos un nudo
con yemas, generalmente de una dimensión de tres yemas, estos trozos se
conocen como esquejes o semillas de caña de azúcar, ella madura entre los 10 a
12 meses en su terreno adecuado.

ORIGEN

Es interesante la genealogía lingüística de la palabra azúcar ya que esta nos


dibuja el recorrido de la caña geográficamente, como señalaIragory: “Parece,
pues, que los árabes españoles dijeron zucar. Los ingleses tomaron su
palabra sugar del viejo francés sucre, sukere, derivado a la vez del latín
medieval saccarum, entroncado en los vocablos árabe, persa y sánscrito ya
transcritos”.2

No cabe la menor duda de su recorrido, según los movimientos o invasiones


poblacionales. Actualmente podemos expresar la presencia del cultivo de caña de
azúcar en los cinco continentes: Oceanía, Asia, Europa, África y América.

La caña de azúcar, según un sector de estudiosos, proviene de las llamadas Islas


del Pacifico, pertenecientes a Oceanía, la isla mayormente mencionada, es Papúa
Nueva Guinea ubicada al norte de Australia, la data de la presencia del rubro es
de 5000 años, Hasta hoy, se ha evidenciado que a partir de allí (Islas del Pacifico)
se extendieron por el resto de los continentes, siendo su recorrido: la India, la
China y Persia luego los árabes, conquistan la antigua Persia, éstos acogieron su
cultivo y a partir del siglo VII después de Cristo la trasladan al norte de África y a
Europa particularmente Sicilia, isla italiana, donde se destaca el uso temprano de
los trapiches, un siglo después, fue llevado por los árabes al sur de España (S.VIII
y S.IX después de Cristo) en las islas Canarias (hispanos) y a la isla Madeira de
Portugal (lusitanos). Será en el siglo XV cuando la caña y la industria azucarera
obtendrán gran importancia en España.

2
Briceño Iragory (2007: 227). Mensaje sin destino alegría de la tierra. Caracas, 1era Edición en biblioteca
popular para los consejos comunales, fundación editorial el perro y la rana.

4
Hace más de 500 años, los lusitanos introdujeron el cultivo a Brasil (1516-1600),
podemos decir que el gigante de Sudamérica produjo 590 millones de toneladas
de caña de azúcar durante la cosecha 2015-2016, considerándose así el mayor
productor mundial del rubro en la actualidad.

Es apropiado resaltar que el 65 % de la producción de azúcar a nivel mundial


proviene de la caña de azúcar, el restante 35 % se deriva de la remolacha
azucarera (Beta Vulgaris), utilizada como materia prima de derivados dulces,
saboreados antiguamente por los egipcios; se confirma que para el siglo XIV a.C.
esta fue encontrada en la tumba del faraón egipcio Tutankhamón. Viene a ser a
inicios del siglo XIX cuando se da su desarrollo industrial, químicamente ambas
azúcar presentan escasa diferencia, concerniente al clima geográfico a pesar de
no ser originaria de América, la caña de azúcar encontró el hábitat perfecto en el
clima tropical, y la remolacha azucarera se desarrolla perfectamente bajo un clima
templado por eso su mayor producción se realiza en: Unión Europea y Federación
de Rusia. En la producción simultánea de caña y remolacha se destacan en la
actualidadlos países como la China, Estados Unidos y África.

LLEGADA A AMÉRICA

En América antes de la llegada del invasor europeo, nuestros pobladores


aborígenes, no tenían conocimiento de la caña de azúcar. Será desde islas
Canarias (España) e isla Madeira (Portugal) de donde se transporte el rubro al
continente americano, Cristóbal Colón en sus viajes trajo la caña de azúcar. En el
primer viaje en 1492 transportó un derivado de la caña y era la llamada miel de
azúcar, ya para esta fecha, tanto en Islas Canarias como Madeira se producían en
abundancias. En el segundo viaje, 1494, el comerciante llevaba en sus carabelas
no solo productos derivados de la caña de azúcar sino también esquejes.

Según el antropólogo EnmanuelAmodio, Colón trasladó las primeras cañas a La


Española en 1501 y para el 1506 ya había un sistema de producción de mieles de
origen amerindio, consistía en una prensa rudimentaria para la extracción del jugo
llamada Cunyaya específicamente en Santo Domingo (constituido por un tronco

5
en forma de horqueta, en cuyo lomo se amarraba una palanca que, presionada
sobre la caña, exprimía el jugo que salía por un canal entallado), este instrumento
se le denominara chichaque o chiquichaque en Venezuela. Estas técnicas de
extracción del jugo de la caña subsiguientemente fueron sustituidas por el
reconocido trapiche y luego el ingenio.

En la isla Santo Domingo o La Española como la nombró Colón, antes de finalizar


el siglo XVI ya el trapiche tenía una larga historia, en los años 1515-1516 se
construyó el primer trapiche de cilindros de madera movidos por caballos,
trayendo para su construcción, maestros en el ramo de las islas canarias ya
mediados del siglo XVI Santo Domingo contaba con 26 trapiches. Ahora bien, es
para el tercer viaje de Colón en el1498, cuando la caña llega a Venezuela, es
decir, a tierra firme o la tierra de gracia como la llamó Colón. Hasta ahora la
mayor fuente documentada en cuanto a laintroducción de la caña de azúcar es la
llegada a Coro para luego ser cultivada en el Tocuyo, llegándose a considerar así
a la población del Tocuyo como la cuna de la cañicultura.

A pesar de la llegada temprana de la semilla de caña de azúcar su cultivo fue


doméstico y será para finales del siglo XVI, en 1578 aproximadamente cuando se
comienza a expandir el cultivo en Venezuela (en la isla La Española se exportaba
a España en la segunda década del siglo XVI). Podemos asegurar que para el
siglo XVII paralelamente al sistema de Encomiendas se irá desarrollando el
procesamiento de la caña. A finales de este siglo, se consolida la presencia de
haciendas con trapiches de rodillos de piedra y madera accionados por la fuerza
animal e hidráulica. He aquí la importancia de la presencia de los ríos. La mano
de obra, para la época colonial fue regida en un principio por los aborígenes
encomendados, estos fueron exterminados por los colonizadores y hubo de ser
sustituida por la mano de obra negra, esclavos. No fue fácil exportar azúcar desde
Venezuela según Baralt pocos tenían suficientes riquezas para obtener esclavos y
estos eran la mano de obra indispensable en las plantaciones. La azúcar extraída
de estas plantaciones era considerada “oro blanco”, en un principio, era privilegio
solo al paladar de los reyes de España. Este negocio de grandes ganancias

6
económicas en la época de colonización en América, según Gustavo Pereira,
induce otro privilegio; el de poseer esclavos, tanto así que: “La disputa por la
hegemonía de la trata dura siglos y hasta la misma jerarquía eclesiástica
católica y protestante se implica en ella. Y los jesuitas, franciscanos y
dominicos estaban profundamente involucrados en el cultivo de la caña de
azúcar, lo cual significaba poseer esclavos”3

Posteriormente y hasta nuestros días, se explota la mano de obra asalariada


tanto a hombres como a niños.

CENTRALES AZUCAREROS A PARTIR DEL SIGLO XX

Antes de referirnos al siglo XX es importante recordar que durante el siglo XIX la


producción de azúcar se caracterizaba por la escasez de mano de obra,
dificultades del transporte, inestabilidad política, y la consiguiente falta de
confianza para la inversión. Es el siglo glorioso de las batallas por nuestra
independencia y a nivel mundial el consumo de este rubro aun no exigía
importaciones.

En Venezuela se construyen grandes centrales azucareros a inicios del siglo XX,


la instalación de estos, no está relacionado con el crecimiento del mercado interno
azucarero, para esta fecha aún no existía una demanda interna creciente pero a
nivel del mercado internacional influía la aparición de la primera guerra mundial.
Como lo señala CatalinaBanko “la coyuntura de la Primera Guerra Mundial y la
elevación de la demanda entre 1919 y 1920 contribuyeron al acelerado
crecimiento del sector azucarero”4. Entre los interesados en aprovechar la
coyuntura está eldictador, de principios del siglo XX hasta casi cuatro décadas,
Juan Vicente Gómez y los grupos económicos zulianos, recordemos que el

3
GUSTAVO Pereira. (2014:286). Historias del paraíso. Libro primero develación y saqueo del nuevo mundo.
Editorial el perro y la rana.
4
Catalina Banko, (2010:202) Expansión de la industria azucarera a mediados del siglo xx. Revista Venezolana de
Economía y Ciencias Sociales, Universidad Central de Venezuela, Caracas, vol.16, No 3 (septiembre.-
diciembre.)

7
estado Zulia mantenía la existencia de la gran producción cacaotera y cafetalera y
por tanto los puertos que nos comunican al exterior. La historiadora Marisol
Rodríguez, destaca en el trabajo la producción de azúcar en Venezuela
concretamente en “el distrito Sucre del estado Zulia”, lo siguiente: “los grupos de
poder económico asentados en las diferentes localidades de la región
zuliana desde principio del siglo veinte, quienes atraídos por la demanda y la
alta cotización del azúcar en el mercado internacional, coquetearon con el
gobierno de turno y se aliaron con el capital nacional y foráneo para
convertirse en seguros surtidores de la plaza estadounidense y de Europa,
durante las primeras décadas del veinte”5 .

Para este tiempo histórico, se mencionan la existencia de cuatro centrales


azucareros: 1912 se constituyó como pionera en el Zulia la C.A. Central
Azucarero,1913 Venezuela Sugar Company, evidentemente con la inversión
extranjera, el cual para 1920 se denominara Central Venezuela, este central
zuliano hoy en día (El Batey), a casi un siglo de existencia se encuentra activo,
para esa misma fecha 1913, se crea el Central Tacarigua (siendo su mayor
accionista el dictador Juan Vicente Gómez) en el estado Carabobo, desaparecido
definitivamente a mediados de la década de los 90, el otro Central viene a ser el
Central La Ceiba, año 1914 en el estado Trujillo. En Venezuela para estas dos
primeras décadas del siglo XX, aunque se fundaron los centrales anteriormente
mencionados, aún prevalecía en la población el consumo del papelón y panela.
Otro derivado del procesamiento de la caña de azúcar es el aguardiente de caña,
usado como bebida y medicina, es importante mencionar que en el siglo XVIII
cuando se consolida en Venezuela la producción de azúcar viene a hacer el
aguardiente venezolano el de mayor consumo y difusión en la Península e islas
Canarias, por ser de muy buena calidad, la Corona española prohíbe su
distribución, originándose entonces la instalación de alambiques clandestinos,
originando esto la expansión del contrabando de aguardiente.

5
Rodríguez Marisol, (2005:12) Venezuela en la ruta comercial azucarera: Su impacto en la sociedad
sucrense. Maracaibo Revista de Ciencias Sociales/ versión impresa ISSN 1315-9518, v.11 n.1 (abril)

8
Cabe destacar que los alambiques o destilería de aguardiente , utilizaban los
trapiches accionados por energía animal e hidráulica y unos pocos por máquinas a
vapor las cuales ya existían en el siglo pasado (siglo XIX) o calderas de escasas
potencialidad. Según el tocuyano José Colmenares “… el nombre de “ingenio”
fue utilizado fundamentalmente para designar los trapiches movidos por
fuerza hidráulica”6. Es importante indicar que en la medida que avanzaban las
técnicas para la industrialización de la caña de azúcar, comenzó a llamarse
ingenios y no trapiches. En cuanto al transporte de la caña para los ingenios,
existe un dato curioso reportado por el naturalista alemán Alejandro Humboldt, al
inicio del siglo XIX, este señala la utilización de camellos en la hacienda de caña
del noble señor Márquez del Toro en Guacara estado Carabobo. Entonces a
inicios del siglo XIX para el transporte, se utilizaban caballos, burros, mulas,
bueyes, y camellos.

Durante la década de los cuarenta del siglo pasado. Se inicia la demanda de


azúcar a nivel interno y de manera impactante, ya paralos años cincuenta el rubro
de bebidas gaseosas absorbía casi el 57% del consumo industrial, le seguían
fábricas de chocolate, galletas, jugos de fruta y cervecerías. Durante el decenio
1948-1958 se logró el completo abastecimiento interno, siendo la década de los 60
la mejor en producción de azúcar en el país, las importaciones desaparecieron y
fue posible la exportación de excedentes. Aunque para el mundo del sector
industrial, este incremento de producción de azúcar, sea de gran provecho por sus
ganancias exorbitantes, en realidad, es tal vez el inicio en Venezuela de una mala
alimentación, debido al consumo excesivo de azucares refinados, los cuales en
años venideros se reflejaron en la aparición de un mayor número de venezolanas
y venezolanos padeciendo enfermedades como la diabetes y la obesidad,
primordialmente por el consumo de refrescos, tantos en adultos como en niños,
además de desaparecer la cultura sana del consumo de papelón, y del llamado
guarapo de caña en cuanto el primero, Briceño Iragory asegura: “Más cercano a

6
José, Colmenares (1981: 10). Venezuela y el azúcar: hombre, trabajo y técnica. Caracas, Distribuidora
venezolana de azucares s.r.l.

9
los propios laboratorios de la naturaleza que el azúcar refinada, el papelón,
el dulce o la panela, tiene una fuerza nutritiva que lo hace uno de los más
poderosos alimentos populares”.. 7Tomando en cuenta lo referido al consumo
de papelón el ingeniero agrónomo Mauricio Meneses nos orienta, que para el
1940, el consumo de azúcar era de unas 20.000 toneladas métricas y la
producción de papelón o panela llegaba a las 100.000 toneladas como podemos
ver, aun se mantenía el hábito alimenticio del papelón por encima del azúcar, este
mismo autor reseña; para 1980, existía una producción de menos de 20.000
toneladas métricas de papelón y un aumento de 640.000 toneladas de azúcar;
indicando el autor: “el consumo de azúcar que era para 1940 una quinta parte
del de papelón y panela, ha pasado en cuarenta años a hacer treinta y dos
(32) veces más grande que el de papelón”8.Circunstancia correspondida a la
aparición masiva de empresas nacionales de diversos tipos de refrescos,
chocolates, caramelos, frutas en almíbar, mermeladas, jugos, néctares, bizcochos,
galletas, pasteles… igualmente la aparición de industrias internacionales
productoras de bebidas gaseosas, chicles y otros dulces.

En este incremento en la producción de azúcar se destaca la región Centro


Occidental sobre todo Lara y Yaracuy; tanto en empresas públicas como privadas
durante un tiempo aproximado de dos décadas y será a mediados de los 70
cuando caerá la producción, según la investigadora Banko hubo un rígido sistema
de control de precios a nivel gubernamental, se produjeronelevados precios de los
insumos y maquinarias que debían ser adquiridos en el exterior y los precios del
azúcar sufrieron una drástica caída a nivel internacional. Hacia la década de los 80
baja la producción (paralizado 1982-1987 Central Tacarigua), se produce el cierre
de algunos centrales (Yaritagua 1981, central Portuguesa 1983-1985), mientras
que, muy por el contrario en los años 80, 90 e inicios del 2000 se destaca el
aumento de la elaboración de azúcar en el estado Portuguesa ( Portuguesa 1972,
8%; 1991, 24%; 1998, 32%; 2005, 42%), para inicios del siglo XXI, estaban

7
Briceño Iragory (2007: 231). Mensaje sin destino alegría de la tierra. Caracas, 1era Edición en biblioteca
popular para los consejos comunales, fundación editorial el perro y la rana.
8
Mauricio, Meneses (1981:133). Venezuela y el azúcar: hombre, trabajo y técnica. Caracas, Distribuidora
venezolana de azucares s.r.l.

10
situadas las factorías de mayor potencial productivo elaborando más del cuarenta
por ciento de azúcar de uso industrial. Igualmente en este siglo XXI el consumo de
azúcar en Venezuela a nivel industrial es de 40% y a nivel de consumo
poblacional de 60%, dato este, antes del 2013 aproximadamente. Es importante
expresar, hoy, culturalmente los hábitos alimenticios han dado un giro de 360
grados en su mayoría para bien, el consumo de refrescos y azucares, en exceso,
ha disminuido altamente, en muchos hogares ha vuelto el papelón o panela, según
Briceño Iragory la población venezolana desde la época colonial se caracteriza por
alto consumo de azúcar y afirma el historiador que es una herencia cultural de los
españoles. Geográficamente durante las últimas décadas del siglo XX y primeras
décadas del siglo XXI la región Centro Occidental ha sido desplazada por la
llanera abarcando los estados Portuguesa, Cojedesy, lamentablemente, solo en
infraestructura Barinas. No podemos cerrar el siglo XXI, sin mencionar uno de los
centrales o complejos agroindustriales más ambiciosos, fundado en el año 2011
con una capacidad de molienda de 20.000 hectáreas al año, nos referimos al
Central Ezequiel Zamora situado en el estado Barinas el cual está diseñado para
la generación de energía eléctrica, producción de ron y caramelos además de
azúcar. Este central es considerado inoperativo aunque se afirma de una molienda
de 2mil y 3 mil hectáreas este año 2017. Su producción nunca ha contribuido a la
solicitud interna de azúcar en el país. Este complejo agroindustrial es de digno
estudio.

YARACUY

Yaracuy después de Vargas y Carabobo es uno de los estados más pequeños en


extensión territorial del país, con 7100km2, está ubicado geográficamente en la
región Centro Occidental, pionera en la producción del cultivo caña de azúcar.
Yaracuy ha presentado características muy particulares para formar parte de uno
de los primeros estados productores de caña de azúcar entre ellas: ser vecino del
estado Lara donde se encuentra El Tocuyo, recordemos, centro poblado
primigenio de la producción de caña de azúcar en el país; desde inicios del siglo
XX ha mantenido una comunicación directa entre Barquisimeto, San Felipe y

11
Valencia, cuenta con la presencia de grandes extensiones de tierras planas, gran
riqueza hídrica y un clima tropical, igualmente podemos mencionar importantes
ríos que nacen en las montañas yaracuyanas: Yaracuy, Aroa, Turbio, Buria y
Nirgua además de contar con el acceso a pozos profundos. Estas características
permiten declarar como principal actividad económica en Yaracuy a la agricultura,
resaltando en ella a los centrales azucareros.

Los cronistas e historiadores de la época colonial, hastahoy, han dejado testimonio


del cultivo en el campo yaracuyano, encontrándose este, en diversos textos
relacionados con testamentos, reales cedulas, censos entre otros. El historiador
Arcila Farías manifestó: "La fabricación de azúcar era uno de los oficios de los
indios de las encomiendas de Barquisimeto, El Tocuyo, Quíbor, Carora, San
9
Felipe, Yaritagua, Nirgua, Acarigua, Sarare y Guama" como podemos
evidenciar las tierras yaracuyanas para finales de la década de los 60 del siglo
XVII, 1662, producían azúcar. Según las investigaciones del antropólogo Luis E.
Molina a mediados del siglo XVIII, 1750, aparece Urachiche y Chivacoa como
tierras donde se cultivaba la caña de azúcar y casi dos décadas después, 1767
1768 se cultiva en el Valle de Temerla y Cocorote, igualmente señala, que según
el obispo Mariano Martí (1771-1784), el cual visito al estado Yaracuy en 1782, nos
ofrece información acerca del cultivo de caña de azúcar en los valles de Yaritagua,
Nirgua, Guama, Cocorote, Tinajas, San Francisco Javier de Agua de Culebras,
San Felipe, Urachiche y Yaritagua a la par se nos informa que para el año 1775,
San Felipe contaba con 7 trapiches. Cuando nos referimos a las haciendas de
caña o haciendas con trapiches en Yaracuy debemos recordar la presencia de
mano de obra esclava específicamente en la primera mitad del siglo XIX 1850,
Molina a través de Codazzi, aporta las siguientes cifras del número de esclavos
en los distintos Cantones: Barquisimeto, 709; Quibor, 64; El Tocuyo, 178; Carora,
362; San Felipe, 620; Yaritagua, 278. Yaracuy a través de la siembra del rubro

9
Luis E. Molina (2010:190) La caña de azúcar en la región histórica de Barquisimeto (valles del turbio,
Yaracuy y tocuyo). siglos xvi al xx. Caracas. Revista de Venezuela, Economía y Ciencias Sociales, vol. 16, nº 3
(sep.-dic.)

12
azucarero deja constancia de la mano de obra indígena y más tarde de negros
esclavos bajo el yugo de terratenientes latifundistas.

En el año 1945, existían en Yaritagua unas pequeñas factorías, estas eran: El


Rodeo y las Mercedes, será en el 1946 cuando se instale el primer central
azucarero yaracuyano y el primero en importancia a nivel de la región Centro
Occidental, el Central Matilde, ubicado en el municipio Bruzual, superando en
tecnología a la C. A. Central Río Turbio de Lara operativa desde 1945.Las tierras
donde se instaló el Central Matilde, habían sido despojadas a las comunidades
indígenas a partir del año 1888 por un hacendado de nombre Fermín Calderón,
respecto a este despojo el abogado Raúl Domínguez afirmo: “logró la
concentración al amparo de las autoridades mercenarias, colocadas a su
lado y servicio en incondicional complicidad”10. Calderón poseía 42 hectáreas
en la población de Chivacoa y a medida que sustraía las tierras al resto de los
aborígenes trabajadores, se convirtió en el dueño de los árboles, animales, ríos y
siembras de 7 mil hectáreas. Durante el año 1946 un empresario cubano Jesús
Azqueta, compró las 7 mil hectáreas de los Calderones, según Raúl Domínguez
“… y se consuman nuevos actos de desposesión contra los pequeños y
medianos productores del lugar. Crecen los beneficios del Central.
Aumentan los dividendos de la empresa. Se habla de cifras astronómicas,
nunca antes obtenidas por empresa alguna en la región. Y los sectores
populares padeciendo hambre y miseria. Los campesinos, los hombres y
mujeres del campo, cada vez más pobres, sin posibilidades de producir…”11
manera fácil de adueñarse de enormes extensiones de tierra y con la
particularidad de ser empresario extranjero, esta acción no se hizo realidad a
Azqueta en territorio colombiano, antes de comprar las tierras a los primeros
usurpadores, es decir a los Calderones, Jesús Azqueta, había intentado montar el
central en Colombia, pero según las leyes colombianas de la época “se aceptaba

10
Raúl Domínguez (1992:32) La serpiente en la neblina, Universidad Central de Venezuela, Facultad de
Ciencias Económicas y Sociales Unidad de Publicaciones. Caracas, 1992.Editorial Abre Brecha, CA
11
Raúl Domínguez (1992:50) La serpiente en la neblina, Caracas Universidad Central de Venezuela, Facultad
de Ciencias Económicas y Sociales Unidad de Publicaciones.Editorial Abre Brecha, CA

13
en los años cuarenta del siglo XX, instalar un central refinador extranjero,
pero se impedía ser propietario de tierras para garantizar al menos la
obtención de 60% de las materias primas para el central”12 .

Normativa legal que no encontró lamentablemente en Venezuela, donde logró


hacerse amo de 7 mil hectáreas, persiguió las acciones de los sindicatos que
lucharan por reivindicaciones laborales y la eliminación de injusticias a los
trabajadores.

Posteriormente, el Central Matilde paralizó su producción de azúcar en 1997, se


dedica a la producción de alcoholes y pasa a ser propiedad del grupo Vollmer,
(familia de la oligarquía venezolana desde 1830 hasta nuestros días) este central
produjo azúcar durante 51 años. Después de haber transcurrido aproximadamente
una década de fundado el Central Matilde, es decir para la década de los
cincuenta aparecen varios centrales de propiedad privada y será el mismo grupo
Vollmer, quien sea el dueño del Central Yaritagua en 1957, igualmente fueron
construido los centrales La Pastora del estado Lara en 1953 y El Palmar del
estado Aragua en 1956. El Central Yaritagua del estado Yaracuy cerrará sus
puertas en el año 1981 es decir produjo azúcar durante 24 años. Poco antes de
bajar drásticamente la producción azucarera en Venezuela, a mediados de los 70,
como se ha citado en el presente trabajo, nace el central público, Rio Yaracuy en
1972, ubicado hasta hoy en el municipio Veroes, caerá en manos privadas para el
1991-1995 cambiando su nombre por Santa Clara. En el año 2006 volverá a ser
utilizado por el sector público manteniendo hasta hoy el nombre Santa Clara.
Podemos observar la producción de toneladas de azúcar en los centrales
yaracuyanos especialmente el Santa Clara en los siguientes años:

Cuadro Producción de azúcar en el estado Yaracuy


(Toneladas)
Centrales 1972 1987 1995 2001 2005
Santa Clara 46.418 30.000 42.006 21.150
Matilde 65.564 48.312
Yaritagua 33.727

12
Catalina, BanKo (2007:302) La industria azucarera en la región Centro Occidental.Mañongo. caracas Nª29,
Vol 15, julio-diciembre

14
Fuente: Catalina Banko. La industria azucarera en la región centro occidental

Realmente se estima una clara depreciación de la obtención de toneladas de


azúcar, disminución de la cual aún no se ha podido recuperar. Hoy en día el
Central Santa Clara es uno de los centrales con mayores expectativas de ser
reactivado en el estado Yaracuy, este posee una capacidad de molienda de
12.000 hectáreas, arrimando caña durante su funcionamiento óptimo, los
productores de los estados Lara, Portuguesa y Yaracuy.

En el año 2015 se había iniciado la reactivación de 2500 hectáreas de estas 12


mil de capacidad de molienda que tiene el central, es importante recordar que este
intento de reactivación se produce en plena coyuntura económica, la cual, estos
dos últimos años se ha incrementado aceleradamente. Es indispensable recordar
que en su mayoría las maquinarias del central oscilan entre los 45 años lo cual
nos indica la necesaria inversión de obtención de maquinarias nuevas y
mantenimiento de estas.

A continuación observemos la caída de la producción de azúcar, en porcentajes, a


nivel nacional y específicamente en nuestra entidad federal, concerniente a los
años 1972, 1991, 1998 y 2005:

Cuadro Producción de azúcar en el estado Yaracuy


(Porcentajes)
Estado 1972 1991 1998 2005
Yaracuy 21 13 06 05
Fuente: Catalina Banko. La industria azucarera en la región Centro
Occidental.

Según la investigadora Banko, esta disminución fuerte se debe a la desaparición


de muchas haciendas cañeras a causa de conflictos por la propiedad de tierras.
Esta afirmación es vislumbrada después de conocer las artimañas empleadas por
Fermín Calderón a finales del siglo XIX para hacerseel dueño de 7mil hectáreas
otrora propiedad de aborígenesyaracuyanos para luego sobre esta base de

15
ilegalidad vender las tierras al cubano Jesús Azqueta a casi mediados del siglo
XX.

Una de las exigencias planteadas por los productores de caña de azúcar


yaracuyanos para reavivar la siembra en estos últimos años del siglo XXI, es la
adquisición de nuevas semillas, recordemos que estas tienen un tiempo de vida
productiva y que además un mismo terreno necesita tener cultivadas variedades,
en este aspecto Yaracuy cuenta con una sede del Instituto Nacional de
Investigaciones Agrícolas, el INIA, según información recabada en la página web
www.m.abrebrecha.com, es una institución de investigación, donde se mejoran
materiales genéticamente para que los productores tengan semillas de calidad y
así lograr un repunte en los distintos cultivos, en el caso específico, caña de
azúcar, durante el año 2011 se liberaron cuatro nuevas variedades de semillas de
caña de azúcar estas fueron: Venezuela 98-62 progenitor: C323-68x?, Venezuela
98-120 progenitor: kassoerx?, Venezuela 99-236 progenitor: SP71-6163x? y
Venezuela 00-50 progenitor: V92-5x?, semillas resistentes a las condiciones
climáticas, así como plagas y enfermedades. Obtener este resultado llevo 15 años
de investigación, no solo INIA Yaracuy sino también Táchira, Portuguesa y Sucre.
Es importante señalar que en Venezuela se han logrado semillas exitosas en la
producción de azúcar también para suelos extranjeros (V75-6, V78-1 y V71-51).
Hasta la fecha Yaracuy cuenta con 8 municipios con extensiones de tierra
disponibles para la siembra del rubro azucarero estos son: Veroes, Manuel
Monge, Peña, José Antonio Páez, Urachiche, Bruzual, parte baja de Cocorote y
San Felipe.

En Venezuela se consume anualmente 1millón 200 toneladas de azúcar,


actualmente no se cubre la demanda interna, las inversiones que requieren los 06
centrales privados y los 10 del Estado, según Álvarez presidente de FESOCA
están disminuidos. Las exigencias tanto del sector público como privado al Estado,
son las mismas en su mayoría, y se remonta desde época colonial: incentivos a
los productores, actualmente mayormente conocido como entrega de divisas,
créditos por parte del FONDAS (Fondos Desarrollo Agrícola Socialista) y del

16
Banco Agrícola, asignación de precios justos, destacándose ahora los precios de
los productos no impuestos por el Estado sino acordados con los empresarios,
solicitudes de maquinarias con tecnología avanzada, semillas, fertilizantes (control
de plagas), sistemas de riego, repuestos para las maquinarias y transportes que
distribuyen la caña, creación y mantenimiento de vías de transporte agrícolas, el
tema de la inseguridad teniendo nuevos actores como bandas criminales
paramilitarizadas. Recordemos que en la guerra no convencional se valen de
mercenarios para lograr el abandono de la tierra de manera forzada. El Estado
venezolano en este momento le corresponde llevar seguimiento y control de la
producción, para controlar el acaparamiento de los productos, bachaquerismo y la
inspección del debido uso de las divisas asignadas, vigilar, supervisar la
distribución del rubro azucarero para que pueda llegar a manos del pueblo y no
caiga en el contrabando de extracción, aplicar sistemas de fiscalización al sector
comercio ante la presencia de hiperinflación, bachaquerismo y el acaparamiento.
Políticas de seguimiento y control al realizar la entrega de insumos agrícolas,
maquinarias y repuestos para no permitir el desvío de estos. Incentivar a los
productores de caña de azúcar, formar ideológicamente a los cañicultores
venezolanos en el ámbito de la guerra económica. El Estado venezolano busca la
integración Gobierno- sector privado-trabajadores rurales además de lograr que la
producción sea dirigida directamente al pueblo a través de los CLAP, a algunas
empresas y a algunos comercios, evitando la molienda solo para consumo
industrial sobre todo las empresas de refrescos y a los comerciantes
bachaqueros(contrabandistas,especuladoresyparamilitares).

Los empresarios, del sector privado rubro azucarero, declaran a través de los
medios todas las necesidades anteriores sin reconocer la existencia de una guerra
económica. El Estado venezolano ha realizado esfuerzos como: entrega de
recursos para todo lo concerniente a la investigación de variedades de semillas
según los suelos venezolanos, entrega de dólares o incentivos a empresarios, la
mecanización de la caña logrando reducir la quema de esta, entrega de insumos
agropecuarios, compra de centrales (central Venezuela o Batey, central Santa
Clara) entregándola a trabajadores y comunidad. En el año 2016 el ministro de

17
agricultura y tierras estimo reactivar 4 centrales azucareros y para julio de 2016 se
firmó un convenio para la producción de azúcar y etanol con fines de exportación.
Entre las firmas para el convenio está el Central Azucarero Rio Turbio. Es
sumamente importante no dejar pasar por alto la siguiente información relacionada
a este central: José Ricardo Álvarez presidente de FESOCA (Federación de
Sociedades de productores de Caña de Azúcar) aseguró: “la caída de las
importaciones gubernamentales de azúcar cruda para su refinación en los
centrales azucareros del país, fuera de tiempos de cosecha, por falta de
dólares, es otro de los factores que afectan la producción”13. Ahora bien en lo
que respecta a la petición de divisas al Estado, es interesante mencionar el arresto
de una accionista de la Azucarera Rio Turbio, María Margarita Sigala buscada por
fraude importador con dólares otorgadas por Cadivi-Cencoex por un monto de 60
millones de dólares, la referida empresa azucarera fue allanada por los
organismos de seguridad, debido a que su dueño había recibido presuntamente
156 millones de dólares entre 2004 y 2017.

La ola de empresarios corruptos, las ineficiencias del Estado para controlar este
tipo de irregularidades, las traiciones como el caso del Ministerio Publico, parte del
pueblo y de organismos de seguridad bachaqueros y más grave aún las
corporaciones bachaqueriles han contribuido a un mayor sostenimiento y
crecimiento de las acciones de la guerra económica.

CONCLUSIONES:

Sin lugar a dudas, la azúcar, llego a nuestro continente hace más de 500 años,
partiendo de las islas del Pacifico y recorriendo los 4 continentes, Colón en su
segundo viaje ya se encarga de sembrar una muestra de esquejes, la primera
década del siglo XVI ya habían siembras considerables en la isla La Española. A
tierra firme, Venezuela, es transportada en el tercer viaje del almirante, entrando
por Coro y será años después de la fundación de la ciudad del Tocuyo,

13
Ultimas Noticias.”Cañicultores piden insumos para trabajar”
http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/sin-categoria/canicultores-piden-insumos-trabajar/

18
aproximadamente 1578, cuando habrá una abundante siembra en esta población
para luego extenderse por el resto de Venezuela.

En nuestro país las técnicas de extracción del jugo de la caña serán en un


principio por medio de una prensa llamada chichaque o chiquichaque, luego
trapiche el cual al transformarse en hidráulico se denominara ingenio y al llegar la
tecnología avanzada se conocerá como Centrales, estos, hoy día, se encuentran
en los medios de comunicación como ingenios y factorías al mismo tiempo.

Durante el siglo XVII y XVIII, se destacan tanto los trapiches como los ingenios ya
para el siglo XIX se introducen las máquinas a vapor de escasa potencia, a pesar
de ser los tiempos de guerra por la Independencia. Cuando inicia el siglo XX aún
se contaba con trapiches accionados por la fuerza animal, hidráulicas y muy
escasamente a vapor.

Una coyuntura producida por la primera guerra mundial y la exigencia de


consumo de azúcar a nivel internacional provoco de manera acelerada la
instalación de los primeros centrales en el país destacándose: Zulia, Carabobo y
Trujillo. A mediados de los 40 solo el Central Venezuela del estado Zulia y el
Central Tacarigua del estado Carabobo conformarían verdaderos centrales.

Para la década de los 50 y 60 la región Centro Occidental sobre todo Lara y


Yaracuy se acentuaron en la obtención del rubro a través de los centrales Matilde,
Yaritagua, Rio Turbio, El Tocuyo y La Pastora. Para los años 60 Venezuela se
convierte en un país que cubre su demanda interna de azúcar y exportadora de
excedentes, esta espléndida situación no continua avanzando y a mediados de los
70 por un factor que ha repercutido en la industria azucarera desde su existencia,
como lo es la caída drástica de los precios a nivel internacional y el control de
precios por parte del Estado, provocara en la década de los 80 el cierre y
paralización de centrales, sin embargo a, mediados de esta misma década se da
el surgimiento de una región en la elaboración del rubro, esta será Portuguesa,
desde la década de los 90 hasta el año 2013 la producción azucarera en

19
Portuguesa se incrementa, llegando a cubrir más del 40% de la solicitud interna a
principios del siglo XXI.

Las regiones azucareras fueron cambiando progresivamente, de Zulia, Carabobo


y Trujillo; a Lara y Yaracuy y últimamente Portuguesa y Cojedes. A pesar de la
creación en 2011 de uno de los mejores centrales en infraestructura de
Latinoamérica “Central Azucarero Ezequiel Zamora” este se convirtió en un
ejemplo de burocracia, ineficiencia y desidia.

Como último tópico del tema; la caña de azúcar, exclusivamente en Yaracuy


podemos reafirmar según fuentes documentadas, la presencia significativa del
rubro a partir de mediados del siglo XVII, extendiéndose su cultivo en los siglos
XVIII, XIX y XX cayendo drásticamente desde el año 2005.

Entre los siglos XVII y XVIII se destaca la existencia de haciendas, trapiches así
como la producción de papelón y aguardiente, aunado a ello, la mano de obra
indígena y esclava.

En el 1946 un latifundista extranjero compró 7 mil hectáreas (tierras usurpadas


ilegalmente a los aborígenes yaracuyanos durante 1888) en el municipio Bruzual,
donde construyó el primer central de gran envergadura a nivel del estado Yaracuy
y de la Región Centro Occidental, el Central Matilde. Seguidamente en 1957 se
fundó el Central Yaritagua mas tarde en 1972 se creó el central público Rio
Yaracuy, hoy denominado, Santa Clara.

Tanto Yaracuy, como Venezuela se encuentran en el desafío difícil pero no


quimérico de reactivar tanto el agro como la industria azucarera, este sector
siempre ha necesitado de políticas de financiamiento por parte del Estado, pero
ahora en medio del acoso incesante de nuestra economía.

Venezuela declara, más que nunca, lograr una independencia económica,


exclama la transformación de una economía rentista a una productora de sus
propios alimentos, contamos con agua, tierras cultivables, clima adecuado, mano

20
de obra calificada, un gobierno que mantiene relaciones económicas en el orden
de la multipolaridad.

El retoextremadamente empinado, pero no imposible, en este tiempo de ataques


imperialistas, es el de una Venezuela potencia económicamente.

Referencias consultadas

Amodio, Emanuele. (2010). “Geografía TEMPRANA DE LA CAÑA DE AZÚCAR EN


VENEZUELA (SIGLO XVI)”. Caracas. Revista Venezolana de Economía y Ciencias
Sociales, Universidad Central de Venezuela, vol.16, No 3 (septiembre-diciembre).
Banko, Catalina. (2007). INDUSTRIA AZUCARERA EN LA REGIÓN CENTRO OCCIDENTAL
Mañongo. Caracas.Nº 29, Vol. XV, Julio – Diciembre.
Banko, Catalina. (2010). Expansión de la industria azucarera a mediados del siglo xx.
Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales, Universidad Central de
Venezuela, Caracas, vol.16, No 3 (septiembre.-diciembre.).
Baralt, Rafael María. (2016). Resumen de la historia de Venezuela: desde el
descubrimiento de su territorio por los castellanos en el siglo XV, hasta el año 1797.
Maracaibo: Fondo Editorial UNERMB (Universidad Nacional Experimental “Rafael
María Baralt”). TOMO I.
Becco, Horacio y J. Castro. (1981). Venezuela y el azúcar: hombre, trabajo ytécnica, DVA,
Caracas. Distribuidora venezolana de azucares s.r.l.
Briceño,Iragory. (2007). Mensaje sin destino alegría de la tierra. Caracas, 1era Edición en
biblioteca popular para los consejos comunales, fundación editorial el perro y la
rana.
Cobo, Eduardo /Jesús Peña .abril 2010: “Productos de la economía venezolana”.
Memorias de Venezuela. Caracas: centro nacional de historia. Número 13.
Domínguez, Raúl (1992) La serpiente en la neblina, Universidad Central de Venezuela,
Facultad de Ciencias Económicas y Sociales Unidad de Publicaciones. Caracas,
1992.Editorial Abre Brecha, CA.
Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y tierras, VII Censo Agrícola, Todas las
respuestas para el campo, estado Yaracuy.www.mat.gob.ve. Gobierno bolivariano
de Venezuela.
Molina, Luis E. (2010). La caña de azúcar en la región histórica de Barquisimeto (valles del
turbio, Yaracuy y tocuyo). siglos xvi al xx. Caracas. Revista de Venezuela, Economía y
Ciencias Sociales, vol. 16, nº 3 (sep.-dic.).
Pereira, Gustavo. (2014). Historias del paraíso. Libro primero develación y saqueo del
nuevo mundo. Editorial el perro y la rana.
Rodríguez, Marisol. (2005) Venezuela en la ruta comercial azucarera: Su impacto en la
sociedad sucrense. Maracaibo Revista de Ciencias Sociales/ versión impresa ISSN
1315-9518, v.11 n.1 (abril).

21
Ultimas Noticias.”Cañicultores piden insumos para trabajar”
http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/sin-categoria/canicultores-piden-insumos-
trabajar/

22