Está en la página 1de 5

Unidad 5 Derechos Personalísimos

Derechos de la personalidad, son aquellos derechos que son innatos al hombre


como tal y de los cuales no puede ser privado, sin afectar gravemente su
naturaleza misma.

Caracteres:

 Innatos, se adquieren con el nacimiento


 Vitalicios, duran tanto como la vida del titular
 Inalienables, no están en el comercio jurídico y no pueden ser objeto de
venta, cesión o transferencia
 Imprescriptibles, no se adquieren ni pierden con el transcurso del
tiempo o el abandono que de ellos se haga
 Absolutos, en el sentido de que se pueden oponer erga omnes.

Origen y evolución:

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea


General de las Naciones Unidas en 1984, establece que todos los seres
humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, sin distinción alguna de
raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política, nacimiento o cualquier otra
condición. En esa convención y en el pacto de San Jose de Costa Rica (firmado
el 22 de noviembre de 1969e incorporado a nuestro derecho positivo por la
ley 23.054) se enumeran los siguientes derechos: el reconocimiento a la
personalidad jurídica, a la vida, a la integridad física y psíquica, a la libertad y
a la seguridad personal, a la protección de la hora y de la dignidad, a la
libertad de conciencia, de religión, de pensamiento y de expresión.

La protección de los derechos de la personalidad, esta hoy internacionalizada.


El Pacto San Jose de Costa Rica ha creado la Corte Interamericana, que está
autorizada a adoptar las medidas necesarias para las restituciones del pleno
goce de los derechos conculcados, incluyendo la indemnización que deberá
pagar el Estado infractor.
La Convención de Viena establece que todo tratado obliga a las partes y debe
ser cumplido de buena fe, sin que los países signatarios puedan invocar
disposiciones de su derecho interno como justificación del incumplimiento de
un tratado. Todas estas convenciones han sido incorporadas a la constitución
nacional después de la reforma de 1994.

1
La persona humana constituye una unidad formal, espiritual y corporal; de
esa unidad dimanan aspectos particulares de la personalidad que deben ser
protegidos por el derecho a través de reconocimientos de distintos
derechos subjetivos, esto es, los derechos personalísimos.

Derecho a la vida, es el derecho primario, el que comprende todos los otros,


el bien supremo, condición indispensable para que el hombre cumpla su destino.
Está protegido por el derecho penal, que sanciona el homicidio y las lesiones
(Cód. Penal Art. 79 y siguientes) y por el civil (indemnización en caso de
muerte derecho de alimentos.) La vida humana comienza desde su concepción,
por consiguiente se ha declarado que el responsable de un accidente del cual la
madre aborto, debe indemnizarla por los prejuicios patrimoniales y morales,
que la mujer embarazada pueda reclamar alimentos, aunque ella por si no tenga
derecho, cuando le correspondan al hijo concebido en su seno.

Derecho a la integridad corporal, La protección jurídica de la integridad


corporal y de la salud de las personas está contenida ante todo en el Código
Penal (art. 89 en adelante); también la está en el derecho civil, que obliga a
indemnizar los daños y perjuicios resultantes de lesiones físicas y que sanciona
de nulidad los actos u contratos que vulneran este derecho.

Derecho sobre el propio cuerpo, El art. 56 del Código Civil y Comercial veda
todo acto de disposición del propio cuerpo que ocasione una disminución de su
integridad o que resulte contrario a la ley, la moral o de las buenas
costumbres, salvo que sea requerido para el mejoramiento en la salud de la
propia persona o excepcionalmente de otra. Pero lo que si puede hacer la
persona es, disponer de su propio cuerpo para después de su muerte. En tal
sentido la persona puede disponer si se hará su sepelio, si lo podrán cremar o
no, si podrán donar sus órganos, etc.

Derechos personalísimos no biológicos:

Derecho a la Intimidad, Todo ciudadano tiene derecho a que se respete su


vida íntima, su privacidad. Cada persona tiene una vida personal exclusiva y
excluyente, un sector de la persona que les es propio y que puede excluir del

2
acceso de terceros. Por ello la Constitución Nacional dispone que las acciones
privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral
pública, están solo reservadas a Dios y exentas de la autoridad de los
magistrados (art. 19). El artículo 1071 bis del Código Civil establece que: ¨El
que arbitrariamente se entromete en la vida ajena y publica relatos, difunde
correspondencia, mortifica a otros con sus costumbres o sentimientos, o
perturba de cualquier modo su intimidad debe ser obligado a cesar en tales
actividades, si antes no cesaren, y a pagar una indemnización que debe fijar el
juez[…]¨

Derecho a la Identidad, La identidad personal supone "ser uno mismo" y no


otro, pese a la integración social. Esta raigal y profunda faceta de la
existencia, que es la "mismidad" del ser, se erige en un primordial interés
personal que requiere de protección jurídica, al lado y de la misma manera que
acontece con otros esenciales intereses personales, tales como la libertad o la
vida.

Derecho a la Imagen, el artículo 53 del Código Civil y Comercial establece


que es necesario el consentimiento de la persona para captar o reproducir su
imagen o su voz de cualquier modo. Las únicas excepciones que prevé el Código
a tal derecho son que la persona participe en actos públicos o bien que exista
un interés científico, cultural o educacional prioritario u que previamente se
tomen las medidas necesarias para evitar un daño innecesario o que es la
consecuencia de informar sobre acontecimientos de interés general. Si la
imagen o la voz que se intenta reproducir es la de una persona fallecida sus
herederos o la persona que designó el causante son los que pueden prestar la
conformidad. Pasados los veinte años de la muerte la reproducción no ofensiva
es libre. Así mismo si se utiliza la imagen de forma provocativa, menoscabando
el prestigio o la reputación de la persona, el derecho a la libre publicación de
esta, cede frente a los derechos del titular de la imagen.
El derecho a la imagen está totalmente vinculado a la dignidad humana (art.
52) y consecuentemente el afectado puede reclamar los daños y perjuicios
sufridos por la reproducción de su imagen sin la pertinente autorización.

La persona al dar el consentimiento a la ¨disponibilidad¨ para el uso de su


imagen, puede poner las condiciones u los límites de la publicidad de la imagen;
con lo cual no se podrá constituir una violación al derecho a la imagen la

3
reproducción del retrato fotográfico de quien ha consentido la difusión y
divulgación de su imagen.

Honor

Derecho de Libertad, está protegido en la Constitución Nacional (art. 19), y


en el Pacto San José de Costa Rica, hoy incorporado a la Constitución (art.75,
ins. 22). Por su parte el Código Penal, castiga la reducción de una persona a
servidumbre o a otra reducción análoga, como también a la privación de la
libertad.

Derecho a la Igualdad, la ley 23.592 dispuso que quien arbitrariamente


impida, obstruya, restrinja o de algún modo menoscabe el pleno ejercicio sobre
sus bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales reconocidos
en la Constitución Nacional, será obligado, a pedido del damnificado, a dejar
sin efecto el acto discriminatorio o cesas en su realización y a reparar el daño
moral y material ocasionados. La sanción ante tales actos van de un mes a un
año de prisión ante los casos de personas que participen en organizaciones que
realicen propagandas basadas en ideas o teorías de superioridad de una raza,
religión, origen étnico, o color, que tengan por objeto la justificación y
propagación de la discriminación racial o religiosa. Asi mismo a quienes por
medio alteraren o incitaren a la persecución o el odio contra una persona o
grupo de personas a causa de su raza, religión, nacionalidad o ideas políticas.

Derecho de Réplica, es aquel que atañe a toda persona que ha sido afectada
en su personalidad como consecuencia de una noticia falsa, inexacta o
desnaturalizada, inserta en un medio de prensa periódico, para hacer difundir
por el mismo medio, gratuitamente y en condiciones análogas, su versión de los
hechos que dieron motivo a la noticia o comentario; y que en caso de negativa
del medio, será resuelta su procedencia o improcedencia por el juez en
proceso abreviado.
Se trata de un derecho elemental, que no se puede discutir seriamente. Es
evidente el derecho que tiene las personas de aclarar o replicar noticias
agravantes que los afecten en su honor, cuando esas noticias o comentarios
son inexactos o han sido desvirtuados.

Rectificacion o respuesta, Este tema se ubica dentro de los remedios


jurídicos que la ley otorga para hacer más efectivo la protección de los

4
derechos personalísimos, lo cual implica tomar posición respecto a su
naturaleza jurídica, la rectificación o respuesta, mal llamada derecho a réplica,
no constituye categoría alguna de derecho personalísimo, sino una herramienta
o instrumento que frente a una acción o actitud lesiva de alguno de ellos,
permite al afectado, a obtener del medio que sirvió de vehículo a la
conculcación, sin cargo económico alguna y en las mismas condiciones, a dar su
opinión sobre los hechos.
No es «derecho a réplica», porque a través de este instrumento jurídico, no se
procura contradecir o contestar las ideas opuestas de nadie, sino esclarecer
un dato, una información o noticia mal difundida, aclarar una situación
equivocada hecha pública. Es decir la rectificación o respuesta no busca sino la
corrección adecuada de esos aspectos o cuestiones erróneos, falsos o
injuriantes, dados a conocer al público en general por un medio de
comunicación.
Como instrumento que es, su aplicación la encontramos en varios derechos
personalísimos sobre todo los vinculados con las manifestaciones espirituales
de la persona.