Está en la página 1de 2

Domingo Miliani, narrador, poeta, ensayista, crítico por excelencia es tal vez el más im portante

de los estudiosos de la literatura en la Venezuela contemporánea.Personaje que ciertam ente se


hace inolvidable para quien se acerque a él. Posee, junto a su tim idez, un don de gentes que le
perm ite amistarse

fácilm ente con quienes lo tratan; ha conservado la modestia, la espontaneidad y la sencillez del
que mucho sabe, y una bonhom ía muy particular que lo hace ser recordado con cariño por
quienes han estado a su

lado, en labores docentes o fuera de ellas.

Cecilio Acosta (San Diego de Los Altos, Estado Miranda; 1 de febrero de 1818 - Caracas, 8 de julio
de 1881), fue un escritor venezolano, además de periodista, abogado, filósofo y humanista. Según
el escritor Rufino Blanco Fombona, en su ensayo Estudios Históricos, Acosta nace en 1818, en una
pequeña aldea de los Altos Mirandinos conocida con el nombre de San Diego de los Altos, donde
actualmente su casa natal, ubicada frente a la Plaza Central y la Iglesia del lugar, constituye un
Museo Histórico.

Mariano Federico Picón Salas (Mérida, 26 de enero de 1901 - Caracas, 1 de enero de 1965) fue un
escritor, diplomático y académico venezolano. En su obra destacan los ensayos históricos, de
crítica literaria y la historia cultural de América Latina, los cuales lo convierten en uno de los
intelectuales venezolanos más universales.

Además de su obra como escritor y ensayista, Picón Salas destacó por su labor docente y política.
Fue el fundador de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Central de
Venezuela y su primer decano. Ejerció como Director de Cultura y Bellas Artes del Ministerio de
Educación (1938-1940), embajador de Venezuela ante Colombia (1947-1949), embajador de
Venezuela ante Brasil (1958-1959), embajador de Venezuela en la UNESCO (1959-1963) y
Secretario de la Presidencia durante el último año del periodo constitucional de Rómulo
Betancourt (1963-1964).

Arturo Uslar Pietri (Caracas, 1906 - 2001) Escritor y político venezolano. Después de Rómulo
Gallegos, es el escritor venezolano que de más celebridad y consideración ha disfrutado en el siglo
XX. Su novela Las lanzas coloradas (1931), con la que se dio a conocer cuando contaba apenas
veinticinco años, contribuyó a forjar la tan hispanoamericana tradición del «realismo mágico».

Mario Briceño Iragorry fue un ilustre político y escritor venezolano de la primera mitad del siglo
XX. Nació en Trujillo el 15 de septiembre de 1897. Se trasladó a Caracas en 1912 para ingresar a la
Academia Milita; dos años más tarde regresó a Trujillo donde ejerció el periodismo. En 1918 se
mudó a Mérida para cursar sus estudios de Derecho en la ilustre Universidad de Los Andes, en la
que se graduó en 1920; la ciudad lo acogió como Director de Política y encargado de la Secretaría
del Estado Mérida, además conoció a quien sería su esposa, Josefina Picón Gabaldón.
Enrique Bernardo Núñez(Caracas, 1895 - 1964) Escritor venezolano. Vivió en Valencia hasta que
cumplió quince años, cuando partió a Caracas, decidido a dedicarse al periodismo y a cursar
estudios de medicina en la Universidad Central de Venezuela. Había completado la primaria en la
escuela de Rafael Pérez y el bachillerato en el colegio Requena, en el cual ingresó en 1907, y
fundado, un año antes de dejar su Valencia natal, el periódico Resonancia del Pasado.

En realidad, la verdadera vocación de Núñez era la escritura, tanto la periodística como la literaria,
así que no tardó en desertar de las aulas universitarias, dos años después de haber ingresado en la
Facultad de Medicina y asistir de oyente a cursos sobre Derecho. También por estas fechas
comenzó a frecuentar las tertulias de quienes acabaron integrando la llamada generación de 1918
y a escribir sus primeras obras serias. Con una de ellas, un "Bolívar orador", obtuvo en 1918 una
mención en los Juegos Florales, y ese mismo año publicó su primera novela: Sol interior, a la que
siguió, apenas dos años después, Después de Ayacucho.

luis beltran prieto Figueroa Personaje de una intensa y amplia labor en pro de la mejora de la
educación venezolana en el siglo XX, motivo por el cual se le considerara como el "Maestro de
Maestros". Como político fue fundador de diversas organizaciones partidistas, entre ellas AD
(1941) y el MEP. Fueron sus padres Loreto Prieto Higuerey y Josefa Figueroa. Realizó los estudios
primarios en la Escuela Federal Graduada Francisco Esteban Gómez de su ciudad natal (1918). En
la misma inició sus estudios de secundaria en el Colegio Federal hasta que en 1925 se traslada a la
capital donde se gradua de bachiller en el liceo Caracas (1927) que dirigía el maestro Rómulo
Gallegos. En 1934 egresa de la Universidad Central de Venezuela, con el título de doctor en
ciencias políticas y sociales. A partir de este momento, inició una intensa actividad política que lo
llevó a ser cofundador de diversas organizaciones partidistas: Organización Venezolana (Orve,
1936), Partido Democrático Nacional ( PDN, 1936), Acción Democrática (AD, 1941), del que fue
secretario general (1958-1959) y presidente desde 1963 hasta 1967 cuando se separó del mismo y
se convierte en presidente-fundador del Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), hasta su muerte.

Juan Liscano Velutini escritor y poeta venezolano, un gran crítico de mediados y finales del siglo
XX, reconocido como folclorista y columnista. Fue editor de la revista Aravenei de la Ford Motor
Company de Venezuela, director de un suplemento del periódico El Nacional y de la revista Zona
Franca y de Monte Ávila Editores (la editorial del Estado venezolano).

Juan Rulfo

(Apulco, Jalisco, 1918 - Ciudad de México, 1986) Escritor mexicano. Un solo libro de cuentos, El
llano en llamas (1953), y una única novela, Pedro Páramo (1955), bastaron para que Juan Rulfo
fuese reconocido como uno de los grandes maestros de la narrativa hispanoamericana del siglo
XX. Su obra, tan breve como intensa, ocupa por su calidad un puesto señero dentro del llamado
Boom de la literatura hispanoamericana de los años 60, fenómeno editorial que dio a conocer al
mundo la talla de los nuevos (y no tan nuevos, como en el caso de Rulfo) narradores del
continente.