Está en la página 1de 2

Afrodita es la diosa del amor y la belleza, y se identifica en Roma con la antigua divinidad itálica Venus.

Según una tradición es hija de Urano


y según otra de Zeus y Dione.

En el caso de la primera historia, el nacimiento ocurre en el momento que Cronos (dios del tiempo) corta los genitales de su padre Urano y
los lanza al mar, de donde surge Afrodita. De ahí que se le conozca como “la diosa nacida de las olas” o “nacida del semen de dios”.

Una vez que salió del mar, Afrodita fue llevada por los vientos Céfiros, primero a Citera y luego a Chipre, donde las Horas la vistieron y la
guiaron a la morada de los Inmortales.

Posteriormente, Platón imaginó que había una Afrodita Urania, la diosa del amor puro e hija de Urano; y Afrodita Pandemo, hija de Dione y
diosa del amor vulgar. Sin embargo, esta es una concepción filosófica tardía.

Afrodita es partícipe de un sinnúmero de leyendas. Primero, se casó con Efesto (el divino cojo y dios del Fuego), pero estaba enamorada de
Ares (dios de la Guerra).

En la religión griega, Zeus es una divinidad a la que se denomina a veces con el título de «padre de los dioses y los hombres»,1 que gobierna
a los dioses del Olimpo como un padre a una familia, de forma que incluso los que no eran sus hijos naturales se dirigen a él como tal. 2 Es el
rey de los dioses y supervisa el universo. 3 Es el dios del cielo y el trueno y por ende de la energía. Entre sus atributos se incluyen el cetro y
la corona (como símbolos de su poder), el rayo, el águila, el toro y el roble. Además de su herencia indoeuropea, el clásico Zeus «recolector
de nubes» también obtuvo ciertos rasgos iconográficos de culturas del antiguo Oriente Próximo, como el cetro. Zeus fue comúnmente
representado por los artistas griegos en dos poses: de pie, avanzando con un rayo levantado en su mano derecha, y sentado
majestuosamente.

Helena (en griego antiguo: Ἑλένη), a veces conocida como Helena de Troya o Helena de Esparta, es un personaje de la mitología
griegacuyo nombre tiene el significado de «tea» o «antorcha». 1 Casi todos los mitógrafos clásicos aluden a su mito. Era considerada hija
de Zeus y pretendida por muchos héroes debido a su gran belleza. Fue seducida o raptada por Paris, príncipe de Troya, lo que originó
la guerra de Troya.

Ares. En la mitología griega, Ares (en griego antiguo Ἄρης Arês o Ἄρεως Areôs, ‘conflicto bélico’) se considera el dios olímpico de la guerra,
aunque es más bien la personificación de la fuerza bruta y la violencia, así como del tumulto, confusión y horrores de las batallas, en
contraposición a su hermanastra Atenea, que representa la meditación y sabiduría en los asuntos de la guerra y protege a los hombres y sus
habitaciones de sus estragos. Los romanos le identificaron con Marte, dios romano de la guerra y la agricultura (al que habían heredado de
los etruscos), pero éste gozaba entre ellos de mucha mayor estima.