Está en la página 1de 12

RESUMEN CONTROL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA – HISTORIA DEL PERÚ I

AMÉRICA II – EL DESCUBRIMIENTO
- El reino de Granada descuidó las expediciones y los portugueses las reanudaron
favorecidos por la victoria diplomática obtenida en el Tratado de Alcacocas de 1479, que
les otorgó exclusividad para la exploración de la costa africana.  Esta exploración era
para los navegantes portugueses, un paso en la búsqueda de una nueva ruta hacia las
Indias.
- Cristobal Colón conoció al Astrónomo Pablo del Pozo Toscanelli, con el que intercambiaba
ideas y conocimientos  Toscanelli no dudaba de la redondez de la tierra.  Partiendo de
ese principio, Colón sostenía que navegando hacia el PONIENTE debía arribarse
indudablemente a las Indias.
- Buscó interesar en su proyecto a Juan II, Rey de Portugal, pero no prosperó.
- Luego, llega al convento franciscano de la Rábida, donde conoce al Fray Juan Pérez quien
recomendó a Colón ante destacados personajes españoles para que tramitaran una
audiencia real.  Isabel de Castilla y Fernando de Aragón lo recibieron, pero su proyecto
no prosperó.
- Posteriormente, algunos ricos burgueses andaluces, varios nobles aragoneses y
sobretodo Fray Pérez lograron otra audiencia real que reconsiderara la propuesta. Los
reyes habían trasladado su corte a Santa Fe, donde comenzaron las negociaciones entre
Colón y los soberanos españoles que culminaron en la firma de las Capitulaciones de
Santa Fe el 11 de abril de 1492.
 El documento acordó fletar una expedición que, navegando el Atlántico hacia el
Oeste, arribara a las Indias.
 El flamante Almirante partió hacia Palos para organizar todo.
PRIMER VIAJE
 El 3 de agosto de 1492 todo estaba listo  en una Nao gallega, la SANTA MARÍA, el
almirante enarboló su insignia. Las otras dos naves, NIÑA Y PINTA, eran carabelas.
 Las semanas pasaban y no encontraban las Indias, ante ello, tanto el Almirante
como sus dos oficiales, los Hermanos Pinzón, tuvieron una decidida actitud y
siguieron con la travesía.
 Y, por fin aparecieron indicios de tierra cercana: algunas aves, trozos de madera
tallada, una rama con frutos frescos.
 El 12 de octubre de 1492, el vigía Rodrigo Berguemo, desde la Pinta, gritó: ¡TIERRA!
 Ese mismo día, Colón tomó posesión del lugar en nombre de la CORONA DE
CASTILLA.
 Encontraron a algunos nativos quienes llamaban a su isla GUANAHANI, pero el
Almirante la llamó SAN SALVADOR.
 Luego, llegó a un lugar que el almirante creía que era la India, pero los nativos le
decían que se trataba de otra isla, a la cual llamó Juana (actual Cuba).
 Posteriormente, llegan a la isla Haití o Santo Domingo que recibió el nombre de
Española.
 El 04 de enero de 1493 la Niña partió hacia España y dos días después se le unió
la Pinta.
- El descubrimiento de las que se suponían las tierras orientales descritas dos siglos atrás
por Marco Polo, llevó a Portugal a presentar un reclamo jurídico ante el Papa (en ese
entonces, única autoridad internacional reconocida).
- Colón ya planeaba su SEGUNDO VIAJE con muchos mayores recursos. La intención era
COLONIZAR las tierras a las que arribaban.  Esto lo diferencia de los exploradores
portugueses quienes se limitaban a fundar en los lugares descubiertos simples puertos-
factorías destinado al intercambio con los nativos o a ser etapas de sus largas travesías.
 El segundo viaje fue iniciado en Cádiz, el 23 de setiembre de 1493. Terminó en las
Antillas y sus Islas: Dominica, Guadalupe, San Cristobal, etc.
 Después de recorrer el sur de Cuba y descubrir Jamaica, Colón permaneció varios
meses en la Española antes de regresar a España en Marzo de 1496.
 Por ello, su hermano Bartolomé quedó al mando de la guarnición.
 Allí, hubieron conflictos con los indígenas pero los españoles lograron vencerlos.
Después, se trasladan al sur de la isla que consideraron más seguro y allí fundan
Santo Domingo.
- Al llegar a España, Colón enfrentó acusaciones de algunas irregularidades señaladas por
algunos personajes que lo acompañaron en su segunda expedición. Sin embargo, Colón
logró desbaratar todo ello. Así pues, seguía contando con el apoyo de la reina Isabel y se
dedica a preparar su TERCERA EXPEDICIÓN.
- Por entonces los portugueses habían alcanzado el extremo sur de África y estaban
próximos a llegar a las Indias.
- Esta competencia por alcanzar el tan ansiado territorio por caminos opuestos:
 Españoles: por el Oeste.
 Portugueses: por el Este.
Esta competencia estaba alentada por el TRATADO DE TORDESILLAS (surgido del
veredicto del Papa ante el reclamo que Portugal había planteado sobre los
descubrimientos de Colón).
o Firmado por España y Portugal, el Tratado de Tordesillas trazaba una LÍNEA
IMAGINARIA norte-sur a 370 millas marinas de las Islas del Cabo Verde, que
dividía el atlántico  Las tierras que se descubrían al poniente de esa línea
corresponderían a ESPAÑA,
o Mientras que las del ESTE se reconocerían como dominio de PORTUGAL.
o Esto otorgaba a los españoles el continente que más tarde se llamaría AMÉRICA,
y a los portugueses ÁFRICA Y ASIA.
TERCER VIAJE
 En febrero de 1498 dos naves partieron para los Colonos. En mayo zarparon otras
seis.
 El 1 de agosto las naves del almirante arribaron a una isla que fue designada
TRINIDAD.
 Luego, desembarcan en la costa de la actual VENEZUELA, donde Colón y sus
hombres PISABAN POR PRIMERA VEZ TIERRA CONTINENTAL (el almirante pensó
era Asia).  Allí se encontraban con varios nativos de quienes obtuvieron oro y
abundantes perlas, por lo que dieron el nombre a la zona de Costa de las Perlas.
 En el poblado de Santo Domingo -donde ahora residían- las enemistades dividían a
los conquistadores.
 En agosto de 1500, un emisario real arribó a la colonia: Francisco de Bobadilla. Fue
enviado para ver lo que sucedía, y se decidió a favor de los descontentos.
 Sometió a juicio a Colón y sus hermanos y los envió detenidas y encadenados a la
península. Sin embargo, los reyes ordenaron que se libere a Colón y sus parientes.
- Desde 1499 se había autorizado a otros marinos a explorar las lejanas tierras (esto
violaba las Cap. de Santa Fe donde se le daba esa exclusividad a Colón).  Las
autorizaciones no fueron acordadas por los reyes sino por Rodríguez de Fonseca que era
un hombre de gobierno que atendía los asuntos de las Indias.
 A estas expediciones (7) se les conoce como VIAJES MENORES ya que se limitaron
a recorrer la ya conocida Costa de las Perlas en busca de intercambios lucrativos.
 Estos viajes menores no tuvieron trascendencia geográfica ni económica.
- A fines de 1501, los reyes católicos nombraron a Nicolás Ovando comisionado real para
imponer orden en la rebelde colonia de la Española.
- Dos meses después, Colón obtuvo permiso para su cuarto viaje con una modesta
dotación de 4 naves. Pero, su intento de llegar a las Indias no prosperó por la escasez de
alimentos, el clima malsano y las agresiones de los indígenas, por lo que decidió
emprender el regreso.
- En noviembre de 1504 Colón llegó a España. Poco después fallecía Isabel la Católica.
- El 20 de mayo de 1506 el gran navegante Genovés, Cristobal Colón, moría en Valladolid.
- Por entonces, las tierras que había descubierto se llamaban “Tierras de Americo” o
“América”. ¿Cuál era el origen de estos nombres?

 AMÉRICO VESPUCIO, aficionado a la cosmografía y a lo vinculado con el mar,


realizó por lo menos dos viajes. El primero entre 1499 y 1500, participando de uno
de los “viajes menores”.
 Pero, entre 1501 y 1502 Américo fue contratado por Portugal e integró otra
expedición que recorrió el litoral brasileño.
 De estos viajes Américo sacó una conclusión importante  afirmaba que las tierras
que había visitado no formaban parte de Asia (como pensó Colón) sino que
integraban un CONTINENTE hasta entonces desconocido, un NUEVO MUNDO.
 Entonces, la palabra América se fue generalizando para designar al nuevo mundo.
 Pocos años después España quería conquistar y colonizar ese nuevo mundo.
La Conquista
La conquista del inmenso continente, descubierto por Colón, tuvo como punto inicial
de partida a la Española, cuya población principal, Santo Domingo, era desde 1503
sede episcopal del Nuevo Mundo.
El gobernador de la isla, Nicolás De Ovando, trató de someter a los indígenas. Muchos
de ellos guerrearon hasta morir y otros huyeron. Los pocos que cayeron cautivos fueron
repartidos entre los colonos.
Hacia 1505, durante el gobierno de Ovando, se introdujo en América, la caña de
azúcar, casi simultáneamente con la llegada de los primeros esclavos negros africanos
que se emplearon en los cultivos y en el incipiente laboreo de minas.
Más dóciles, los africanos fueron suplantando a los indios, muchos de los cuales habían
huido para evitar el sometimiento.
Los mismos españoles soportaron una dura vida en las colonias, que dependían en
gran parte de los aprovisionamientos llegados de España, sin embargo, entre
penurias y riesgos, la conquista avanzó tenazmente.
En 1508 Juan Ponce de León alcanzó Puerto Rico, y, Diego de Nicuesa y Alonso de
Ojeda fueron autorizados a explorar el Golfo de Darién.
Ojeda desembarcó al sur del golfo, dejó allí una guarnición y regresó a La Española, a
informar sobre su descubrimiento.
La Isla tenía un nuevo gobernador, Diego Colón, el hijo del descubridor de América,
a quien le fueron reconocidos los derechos que los reyes católicos otorgaban a su padre.
Como Ojeda se demoró más de lo acordado en regresar a la Guarnición del Darién, dos de
sus oficiales, Francisco Pizarro y Vasco Núñez de Balboa, emprendieron una
exploración por su cuenta y fundaron San María “La Antigua” en 1510.
Nicuesa, arrojado a las costas del istmo1 por un temporal, luego de soportar penurias
y ataques indígenas, recibió socorro y se enteró de la fundación de Antigua en los que
eran sus territorios.
Pero sus reclamos no fueron aceptados por los pobladores de la Nueva Ciudad,
capitaneados por Balboa, Nicuesa partió entonces de Antigua y se cree que murió en el
naufragio que destruyó su nave.
Balboa fue nombrado gobernador por los integrantes del flamante Cabildo que era
una institución municipal. Hombre ambicioso y de iniciativa, exploró la región y capturó
a numerosos indígenas, valiéndose de sus armas y sus bien amaestrados perros.
Sus expediciones le produjeron abundante oro. Los indígenas le informaron de la
existencia de un gran mar del otro lado del istmo, y también de un poderoso y rico
imperio hacia el sur.
Mientras tanto desde La Española, Diego Colón, envió una expedición a Cuba,
mandada por Diego De Velásquez, que fundó las ciudades de Santiago y la Habana
en 1512.

1Franja alargada y estrecha de terreno que une dos continentes, dos partes diferenciadas de un continente,
o una península y un continente
En Cuba, los españoles descubrieron el cultivo y el uso del tabaco. Las poblaciones
cubanas crecieron rápidamente, convirtiéndose en el punto de partida de nuevas
expediciones.
Ponce de León, en 1513 recorrió el archipiélago de las Bahamas y descubrió la
Península de la Florida.
En Septiembre de 1513, dispuesto a llegar al mar y al fabuloso imperio del que tenía
noticias, Balboa desembarcó en Puerto Careta para atravesar el istmo.
Aunque la distancia era corta, estaba dificultada por montañas, pantanos y torrentes a
los que se sumaban un clima insalubre e indios hostiles.
Los esforzados expedicionarios tardaron 3 semanas para alcanzar la costa opuesta,
es decir, el océano pacífico al que Balboa llamó mar del sur.
De regreso, Balboa fue recibido triunfalmente por los pobladores de Antigua, pero también
los esperaba un emisario del trono, para investigar las quejas que contra el habían llegado
a la metrópoli, sobre sus arbitrariedades y rebeldías.
El descubrimiento del pacífico, reforzaba las teorías de Vespucio, que consideraban a las
tierras descubiertas un nuevo continente interpuesto entre el Atlántico y las buscadas
indias orientales.
Quizás existiera un paso marítimo hacia ellas y España estuvo dispuesta a encontrarlo.
En 1515 tres naves al mando de Juan Díaz Solís, partieron en su búsqueda.
Luego de alcanzar América a la altura del Cabo San Roque, navegaron hacia el sur.
En febrero de 1516, la expedición llegó a la actual río de la plata, al que se bautizó Mar
Dulce.
Solís y algunos de sus hombres fueron asesinados por los indígenas Charrúas de la orilla
oriental del río.
De regreso, una de las naves naufragó frente a Brasil y sus sobrevivientes quedaron en la
isla de Santa Catalina. Las otras dos llegaron a España donde sus comandantes
informaron que el Mar Dulce, por su extraordinaria anchura, podía ser el paso hacia el
mar del sur.
Carlos I (el futuro emperador Carlos V), que había asumido el trono de España, apoyó el
proyecto de un marino portugués al servicio de la Corona Española: Hernando de
Magallanes.
Una expedición de 5 naves y 270 hombres partió en 1519 con el propósito de descubrir el
paso entre el Atlántico y el Mar del Sur, y llegar a las islas de la especiería o Molucas, cuya
posesión se disputaban en España y Portugal.
El mismo año que Magallanes partió hacia el Mar del Sur, Balboa fue acusado de “Traición
a los Reyes” por el enviado Real Pedrarias Dávila y decapitado.
La exploración del Mar Dulce convenció a Magallanes de que aquel no era el paso buscado.
Siguió navegando hacia el sur, internándose en cada Bahía hasta llegar a San Julián en
la Patagonia.
Allí tomaron contacto con hospitalarios indígenas de Alta talla, que envolvían sus pies en
pieles y dejaban grandes huellas al caminar por la nieve. Los llamaron Patagones, hoy
conocidos como Tehuelches.
Magallanes, que esperó en San Julián la llegada de la primavera, debió sofocar una
rebelión de su gente, dos de sus cabecillas fueron ejecutados y otros dos abandonas en
aquellas frías costas cuando se reinició la exploración.
El 21 de Octubre la flota llegó al cabo vírgenes, un minucioso reconocimiento confirmó a
Magallanes que había encontrado lo que buscaba. Lo llamó estrecho de todos los santos.
No queriendo continuar, la tripulación de una de sus naves se amotinó y regresó a España.
El resto se internó en las Turbulentas aguas, más de un mes tardaron en llegar al otro
extremo del estrecho.
A la vista del tranquilo mar al que arribaran, Magallanes le dio nombre al Pacífico.
Las naves exploraron el sur de Chile y luego pusieron rumbo noreste, hacia las Molucas,
que suponían cercanas. Pero el viaje se hizo interminable.
Agua y Alimentos se fueron agotando o corrompiendo sin que avistara tierra.
Demoraron más de 100 días en alcanzar las actuales Islas Marianas, en la travesía mas
larga de toda la conquista.
De las marianas, el navegante portugués paso las Filipinas, donde la expedición hizo
intercambios con los nativos. Magallanes se alió al soberano de Mactán en Conflicto con
las poblaciones sometidas.
Guerreando contra los rebeldes, el gran navegante murió junto con varios de sus hombres
en abril de 1521.
Los sobrevivientes regresaron a las Molucas para aprovisionarse, solo dos naves estaban
en condiciones de partir. El comodante de una de ellas decidió regresar a América y de allí
a España.
Sebastían Elcano, Capitán de la otra, “La Victoria” prefirió en cambio continuar el
itinerario previsto por el difunto almirante; atravesar el índico, superar el extremo de sur
de África y desembocar en el Atlántico.
Esta ruta ofrecía muchos peligros pues estaba dominada por los portugueses, que no
tolerarían la presencia española en aquellas regiones.
El regreso fue largo y lleno de penurias, pero finalmente, en septiembre de 1522, la
Victoria, ancló en el puerto español de San Lúcar. Sus escasos tripulantes habían sido los
primeros en dar vuelta al mundo, en la más larga y extraordinaria travesía jamás realizada
hasta entonces y que confirmó, definitivamente, la redondez de la tierra.
Los detalles de esa notable aventura se conocen gracias al diario de uno de los
sobrevivientes, el veneciano Antonio Pigafetta, minucioso narrador y gran admirador de
Magallanes.
Entre tanto, el descubrimiento de algunas importantes construcciones mayas en Yucatán,
decidieron el envío de nuevas expediciones a esa región, una de ellas partió de Santiago
de Cuba a fines de 1518, al mando de Hernán Cortés.
La integraban 11 naves, 500 hombres y algunos caballos y perros amaestrados.
Antes de alcanzar el contienente, Cortés recorrió varias islas. En una de ellas recogió a un
sobreviviente del Naufragio de Nicuesa.
Era un monje que conocía la lengua indígena y que le resultó muy útil como guía.
En la península de Yucatán los Españoles sometieron a la población de Tabasco. Una de
las indas capturadas fue bautizada como Marina, y se convirtió en intérprete, compañera
e informante del conquistador.
Poco después Cortés desembarcó más al Norte, en dominios aztecas, cuyos asombrados
habitantes se apresuraron a comunicar a su capital Tenochtitlán, la llegada de los
españoles y el deseo de visitarla.
Cuando el Tlacatecutli (rey) Moctezuma recibió esas noticias sobre los extraños visitantes,
creyó que podía tratarse del mismo Dios Quetzalcoat que, según las creencias aztecas, era
de tez blanca, con barba y llegaría desde Oriente.
Moctezuma envió al conquistador ricos presentes, pero no lo autorizó a viajar a la capital.
Todas las informaciones recogidas confirmaban a Cortés que se encontraba ante la más
importante y rica pobligación de América y se propuso conquistarla.
Antes de intentarlo transformó su guarnición en la Ciudad, Villa Rica de Veracruz y,
designó a un Cabildo que nombró Capitán General y Justicia Mayor, independizándolo
del Gobernador de Cuba.
Como entre sus hombres Hubo quienes se opusieron a sus medidas, el conquistador
odenó el incendio de sus naves, salvo una para el regreso de los disconformes.
Ese acto dramático terminó por convencer a la mayoría.
Poco le costó a Cortés obtener el apoyo de los Indios Totonacas, sometidos por los Aztecas.
Parte de ellos reforzaron la guarnición de Veracruz; el resto se integró a las fuerzas que
mancharon hacia Tenochtitlán: 400 españoles, 15 de ellos montados, 7 cañones y 1.300
indígenas.
En su camino debieron luchar contra los Tlaxcaltecas, que habían resistido al poderío
Azteca. Solo después de su derrota estos intrépidos guerreros se aliaron a los españoles.
Cuando llegaron a Cholula, próxima a la capital, los conquistadores fueron invitados por
las autoridades aztecas a hospedarse allí. Pero creyendo que era una emboscada los
invasores atacaron la población, los caballos, las armas de fuego, las pesadas y filosas
espadas y los perros entrenados provocaron una gran matanza.
En Noviembre de 1519, con sus banderas en alto, sus mejores vestimentas, los españoles
entraron en Tenochtitlán, Moctezuma y su séquito salieron a su encuentro también con
su gran pompa. Los conquistadores se alojaron en una regia construcción próxima al
templo o Teocali. Los festejos y agasajos duraron varios días. Los aztecas quedaron
sorprendidos por la apariencia. Sus visitantes; los españoles por la espléndida capital de
de mas 300 mil habitantes.
Calculando el riesgo de tal desventaja numérica, Cortés planeó la captura de Moctezuma,
para que le sirviera de rehén.
Prisionero, el Tclacatecutli entregó ricas piezas de oro y plata, y permitió que uno de sus
templos se conviertiera en Iglesia. Pero se negó a adoptar al Cristianismo.
Los aztecas no aprobaron las concesiones de su soberano y dejaron a los extranjeros como
huéspedes. Pero tener en su poder a Moctezuma representaba un seguro para los
españoles.
Cuando el gobernador de Cuba fue notificado de que Cortés se había rebelado contra su
autoridad, envió en abril de 1520 una expedición al mando de Pánfilo Narváez para que lo
apresara.

Decidió resistir, Cortés dejó una guarnición en Tenochitilán y marchó contra Narváez
derrotándolo. El conquistador supo atraerse a sus compatriotas vencidos, con ellos sus
fuerzas aumentaron a 1000 hombres.
Pero en Tenochititlán los aztecas habían comenzado la resistencia armada, en respuesta
a la ejecución de numerosos indígenas ordenada por Pedro Alvarado, Jefe de la
Guarnición.
Aunque Cortés regresó con más soldados, los Aztecas insistieron en sus ataques.
Moctezuma, todavía prisionero, les ordenó que dejaran de luchar, sus súbditos le
respondieron con pedradas y flechazos que, poco después, provocaron su muerte.
Estimando que la ocupación era insostenible, Cortés ordenó abandonar secretamente la
ciudad.
Pero fueron descubiertos y en el feroz combate murieron la mitad de los españols y más
de 2000 Tlaxaltecas.
Dispuestos a exterminarlos, los aztecas siguieron tras los sobrevivientes. En Tlaxcala a
los españoles pudieron recuperar fuerzas y poco después en Otumba, obtuvieron una
importante victoria sobre sus atacantes en Julio de 1520.
Luego de Otumba, Cortés planeó minuciosamente su ofensiva para sitiar a la capital,
edificada sobre islotes.
Tenochtitlán soportaba por entonces una epidemia de Viruela, enfermedad transmitida al
continente por los Europeos. Hasta el sucesor de Moctezuma murió de esa dolencia. En
su lugar fue elegido Tlacatecltli el valeroso Guatimacin.
Cortés sitió a la ciudad por agua y por tierra. Disponía de unos 600 españoles y de 10.000
tlaxcaltecas. La resistencia que encontró fue tenaz; la lucha se prolongó durante 2 meses.
En Agosto de 1521 los sitiadores se lanzaron contra Tenochtitlán. Encarnizados enemigos
de los aztecas, los tlaxcaltecas superaron a los propios españoles en el ataque provocando
una feroz matanza entre los defensores.
El resto del imperio fue rápidamente sometido, gran parte de Tenochtitlán fue destruída
y, reedificada al estilo europeo, tomó el nombre de México. Los territorios conquistados
por Cortés constituyeron la más vasta posesión española del continente.
Se la llamó Nueva España y pronto se convirtió en otro centro destacado de la conquista.
De allí partieron en 1524 las expediciones que al mando de Pedro Alvarado y Cristóbal de
Olid, alcanzaron Guatemala, el Salvador y Honduras, el propio Cortés exploró otas zonas
vecinas de nueva España.
Mientras tanto en la Metrópoli, Carlos V, pese a los reclamos de Portugal, autorizó nuevos
viajes por la ruta abierta de Magallanes uno de ellos fue el de Sebastian Caboto.
Caboto recogió en las Costas de Brasil a sobrevivientes de la expedición de Solís, que le
informaron de la existencia del Imperio del Rey Blanco en el Interior del Continenete.
Las naves llegaron al río de la plata en 1526 y alcanzaron la desembocadura de su gran
afluente, el Paraná. En sus márgenes Caboto fundó el Fuerte Sancti Spiritus, primer
asentamiento español en el actual territorio argentino.
La expedición siguió navegando hacia el norte y alcanzó el río Paraguay, pero no dio con
el fabuloso imperio que seguramente debía ser el incaico.
Las habituales discrepancias entre los jefes, la escases de recursos y los ataques indígenas
que terminaron destruyendo el fuerte Sancti Spiritus, decidieron a Caboto el regreso a
España, sin cumplir su objetivo de repetir el itinerario Magallánico.
El Emperador Carlos V, aceptó finalmente los reclamos de Portugal sobre las Molucas y
abandonó sus proyectos de colonización en el lejano oriente, seguramente en su decisión
pesaron las riquezas que comenzaban a llegar de América (sobre todo luego de la conquista
del imperio azteca por Cortés) y que aumentaron el interés por alcanzar regiones del nuevo
continente todavía desconocidas.
En Panamá que desde su fundación por Pedrarias en 1519 era también puerto de partida
de exploraciones, Francisco Pizarro, Diego De Almagro y el Clérigo Hernando De Luque se
asociaron para la aventura, Pizarro y Almagro partieron en sendos barcos navegando el
pacífico hacia el sur, reiterando en 1526 un viaje anterior que, pese a sus penurias, les
confirmó la existencia de oro en aquellas regiones.
Cuando los socios alcanzaron el actual territorio colombiano, en la desembocadura del
Río San Juan recogieron nuevas muestras del metal precioso.
De común acuerdo decidieron que Almagro regresara a Panamá en busca de refuerzos
llevando testimonios sobre la riqueza de la región, pero el Gobernador que había recibid
quejas sobre la actuación de los dos jefes no solo les negó ayuda sino que fletó dos naves
para obligar a Pizarro para retornar.
Decidido a continuar explorando, Pizarro, desobedeció al Gobernador, solamente 13 de
sus hombres aceptaron seguirlo.
Con algunos refuerzos enviados por Almagro, Pizarro llegó a Túmbez, en el Golfo de
Guayaquil, dominio de los incas, sus averiguaciones le confirmaron que el Imperio Incaico
era tan rico y poderoso como el Azteca.
De regreso a Panamá sus socios aprobaron que viajara a España para obtener el
nombramiento real que les reconociera las futuras conquistas, independizándolos de la
autoridad del gobernador local, Pedrarias.
Carlos V le acordó lo solicitado, prestándole alguna auyda pero obligándolo a reunir y
equipar por su cuenta a 250 expedicionarios.
Sus hermanos y algunos vecinos de Trujillo, su ciudad natal, se sumaron a la Empresa.
Pizarro aprovechó para entrevistarse con Hernán Cortés (de paso por España) del que
recogió preciosa información sobre la campaña de los aztecas.
De regreso en Panamá, en 1530, sus socios protestaron por las ventajas que le devana
las capitulaciones reales, que le nombraban gobernador de Nueva Castilla, como se
llamarían a las tierras que conquistara.
Mientras que Almagro solo obtenía la gobernización de Túmbez y Luque el obispado de
esa ciudad, sin embargo las dificultades se allanaron y con tres naves y 180 hombres
Pizarro partió a comienzos de 1531.
En Túmbez el conquistador se enteró de la Guerra Civil, donde Atahualpa había derrotado
a su hermano Huáscar y asumido el título de Inca en Cajamarca, en el corazón del Imperio.
Luego de navegar hacia el sur, los expedicionarios siguieron por tierra, atravesaron los
andes y llegaron a Cajamarca en noviembre de 1532.
Pero ¿Cómo harían 177 hombres para conquistar tan grande imperio? Pizarro invitó al
Inca a visitar su campamento. Atahualpa le envió regalos y provisiones y al día siguiente,
acompañado por su séquito y una guardia, fue al encuentro de sus visitantes.
Imitando a Cortés, Pizarro capturó al soberano indígena.
El inca ofreció por su libertad un rescate que llenaría de oro y plata las habitaciones que
le servían de prisión hasta donde alcanzara su mano en alto. Pizarro le acordó dos meses
de plazo para reunir tan inmenso tesoro.
Se cree que Huáscar a cambio del poder, trató de hacer llegar a Pizarro una oferta todavía
más fabulosa que la desu hermano, pero fue asesinado.
De todos los rincones del extenso imperi comenzaron a llegar piezas de oro y plata. El
metal fue fundido para facilitar el reparto, generándose graves disputas entre los
españoles sobre todo cuando Almagro y sus hombres, que llegaron como refuerzos,
exigieron también una parte del botín.
Completado el rescate, Atahualpa reclamó su libertad, temiendo que el Inca pudiera
sublevar al Imperio. Los españoles lo acusaron de la muerte de Huáscar y lo ajusticiaron
en agosto de 1533.
Con la muerte de Atahualpa los conquistadores se aseguraron el dominio sobre el vasto y
rico imperio. En su reemplazo Pizarro nombró a Tupac y cuando éste murió poco después
a Manco Inca, ambos de la nobleza imperial ,pero el verdadero poder quedaba en sus
manos.
Sin encontrar resistencia, Pizarro entró en Cuzco. 3 meses más tarde, como todas las
conquistadas, la ciudad fue saqueada minuciosamente.
Se eligió un cabildo y Pizarro fue nombrado gobernador de los territorios sometidos,
conforme a las Capitulaciones Reales.
En enero de 1535 el Conquistador, hombre de origen humilde y analfabeto, fundó en el
valle del río Rimac la llamada Ciudad de los Reyes o Lima.
Su hermano Gonzalo Pizarro, trasladó a España la quinta parte de todo lo obtenido en el
Imperio: El quinto correspondiente al trono.
Ante los nuevos descubrimientos y conquistas Carlos V adjudicó a Pizarro los territorios
americanos entre los paralelos 1 y 14, con el nombre de Nueva Castilla; entre el 14 y el 25
(Nueva Toledo) a Almagro, desde el 25 y hasta el Río de la Plata (Nueva Andalucía) a Pedro
De Mendoza; y desde el 36 hasta el estrecho de Magallanes (nueva león) a Simón de
Alcazaba.
Nueva Castilla se convirtió en punto de partida para otras expediciones. Francisco De
Orellana navegó el Marañon, luego el Amazonas y alcanzó el Atlántico. De allí siguió a
España para que se le reconocieran los territorios explorados por primera vez.
Diego De Almagro, por su parte, cruzó la meseta boliviana y los andes y alcanzó el centro
de Chile en 1536.
Pero pronto regresó a Perú, desalentado por la Pobreza de la Región.
Ese mismo año, Pedro De Mendoza, desde España llegaba al Río De La Plata y fundaba
en sus orillas el puerto de Santa María de los Buenos Aires.
Desde allí despachó expediciones que remontaron el Paraná en busca del imperio del Rey
Blanco, mencionado por los anteriores exploradores de la región.
Juan de Ayolas y Martinéz de Irala fueron jefes de esas expediciones que alcanzaron el
actual Paraguay.
Ayolas continuó luego a pie hacia el Oeste, en los faldeos de los andes recogió muestras
de plata y se cree que noticias sobre la reciente conquista del imperio buscado, el de los
incas.
De regreso al Paraguay, ayolas fue muerto en ataque de los indígenas.
Mientras tanto, Juan De Salazar, en 1537, había fundado Asunción en una zona poblada
por Indígenas Dóciles que practicaban la Agricultura.
Poco después, Pedro Mendoza, enfermo abandonó Buenos Aires, Irala quedó al mando de
la Colonia, permanentemente atacada por tribus nomadas y asolada por las penurias y el
hambre.
Diezmados por los ataques indios y las calamidades, los sobrevivientes terminaron por
abandonar Buenos Aires y se trasladaron a asunción.
En tanto que esto sucedía en el río de la plata, Pedro de Heredia, fundaba la ciudad de
Cartagena en la Costa Colombiana del Mar Caribe y Jiménez De Quesada remontaba el
río Magdalena, seguía luego a pie tras una esforzada travesía que alcanzaba las mesetas
centrales de Colombia y sometía a los Chibchas y llegaba a Bogotá entre el 1537 y el 1538.
Quesada, según la Costumbre, fue elegido por sus hombres, gobernador, de la región
independizándose de Santa Marta, unos años después, Carlos V, lo reconocería como
Cabeza del Reino de Nueva Granada.
En Nueva Castilla o Perú, entre tanto, las habituales discrepancias entre los españoles
desencadenaron finalmente una guerra civil.
Las consecuencias del enfrentamiento resultaron trágicas para los protagonistas de la
Conquista del Imperio Incaico. Almagro murió ejecutado en 1586. Hernando Pizarro murió
a manos de un grupo sublevado de almagristas en 1541; al año siguiente se ajustició al
hijo de Almagro. Pero los conflictos no quedaron solucionados.
En medio de esas luchas partía Pedro de Valdivia, oficial de Pizarro a intentar nuevamente
la conquista de Chile. En 1541 fundaba la ciudad de Santiago, en el valle que los indios
llamaban Mapocho.
Valdivia llamó a aquellos territorios nueva extremadura y formó un cabildo que lo nombró
gobernador, al principio los indígenas habían tolerado la presencia de los españoles.
Pero pronto comenzaron los ataques que se hicieron cada vez más frecuentes, hasta
destruir casi totalmente a Santiago. Sin embargo, refuerzos llegados del Perú permitieron
a Valdivia reconstruir Santiago, someter a parte los indígenas y fundar otra población
Serna, en el valle de Coquimbo, antes de retornar a Lima en 1547.
En la ciudad de los reyes las cosas no habían mejorado, un año antes Gonzalo Pizarro,
sublevado había ordenado la ejecución del Virrey. Carlos V designó entonces a Pedro De
La Gasca.
De la Gasca supo ganarse el apoyo de varios jefes de la colonia, entre otros Valdivia, y
derrotó a Gonzalo Pizarro.
De regreso a Chile, Valdivia extendió sus dominios hacia el sur.
En 1550 se fundó Concepción, en la bahía de Talcahuano, pero allí comenzó la tenaz
resistencia Araucana.
Aunque los araucanos constituían Tribus independientes, se aliaron estrechamente para
la guerra.
Nombrando un jefe militar al que todos obedecían. Lautaro fue ese jefe durante la gran
sublevación de 1554.
Empleando métodos copiados de los españoles (Lautaro había sido caballerizo de Valdivia),
lanzas larguísimas con puntas de hierro y algunos caballos ganados a sus enemigos.
Los araucanos fueron indígenas americanos más rebeldes a la dominación. Los primeros
hechos de su resistencia (que duró más de dos siglos) fueron registrados en la Araucana,
poema épico de Alonso De Ercilla, compañero de Valdivia.
Junto con la conquista de Chile, comenzó la exploración del noroeste argentino, en busca
de una ruta que uniera el altiplano boliviano con el río de la plata.
A poco más de 50 años del descubrimiento, buena parte del continente había sido
explorada y conquistada.
Sus más importantes y evolucionados imperios, el azteca y el de los incas, estaban
totalmente sometidos.
Superada esta etapa se imponía la organización de estos vastos dominios, donde residían
numerosas familias españolas con hijos y nietos nacidos en América.
Desde 1556, Felipe II, reinaba en España. Llamado el “Rey Papelero” por su minuciosa
administración, a él le correspondería estructura el primer estado colonial moderno: La
América Española.

También podría gustarte