Está en la página 1de 17

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES

SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

CICLO ECONÓMICO

Los ciclos económicos son fluctuaciones del nivel de actividad


económica general que ocurren en todas las naciones que organizan la
producción basándose en empresas.

El ciclo económico consiste en períodos de aumentos del nivel de


actividad económica: expansiones, que ocurren aproximadamente al mismo
tiempo en muchos sectores económicos; seguidos por etapas de caídas
del nivel general de actividad: recesiones, que se funden con la fase
de expansión del ciclo siguiente. La sucesión de fases diferentes:
expansiones, recesiones, expansiones, etc. Se designa ciclo económico.

Los máximos relativos del nivel de actividad económica se denominan


picos; mientras que los puntos de actividad relativa mínima se
designan valles.

Ambos puntos, picos y valles, se denominan puntos de giro de la


economía y constituyen el ciclo económico o ciclo de referencia

En sí ciclo económico es el patrón más o menos regular de expansión


(recuperación) y contradicción (recesión) de la actividad económica en
torno a la senda de crecimiento tendencial. En una cima cíclica, la
actividad económica es elevada en relación con la tendencia; y en un
fondo cíclico, se alcanza el punto mínimo de actividad económica. La
inflación, el crecimiento y el desempleo muestran claros patrones
cíclicos.

FASES DEL CICLO ECONÓMICO

Puede considerarse cada ciclo constituido por cuatro fases:

1. RECUPERACIÓN O REACTIVACIÓN: Es la fase ascendente del ciclo. Se


produce una renovación del capital que tiene efectos
multiplicadores sobre la actividad económica generando una fase de
crecimiento económico y por tanto de superación de la crisis. La
economía está en expansión cuando la actividad general en la fase
de recuperación supera el auge del ciclo económico inmediatamente
anterior.

2. AUGE: Es el momento más elevado del ciclo económico. En este punto


se producen una serie de rigideces que interrumpen el crecimiento
de la economía, propiciando el comienzo de una fase de recesión.

3. RECESIÓN: Corresponde a la fase descendente del ciclo. En la


recesión se produce una caída importante de la inversión, la
producción y el empleo. Una crisis es una recesión particularmente

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 1 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

abrupta. Si además durante la recesión la economía cae por debajo


del nivel mínimo de la recesión anterior estamos frente a una
contracción.

4. DEPRESIÓN: el punto más bajo del ciclo. Se caracteriza por un alto


nivel de desempleo y una baja demanda de los consumidores en
relación con la capacidad productiva de bienes de consumo. Durante
esta fase los precios bajan o permanecen estables.

No obstante, hay mucha imprecisión en el uso de estos términos. A


menudo se usa depresión simplemente para indicar una recesión
particularmente intensa, por ejemplo si la tasa de desempleo excede
del 10%.

Diversas variables económicas y sociales cambian en relación con las


fases del ciclo. Se denominan procíclicas las variables que
profundizan los efectos del ciclo económico, es decir que aceleran las
expansiones y agravan las recesiones. Las más típica de estas
variables son el producto interno bruto, que suele ser tomado como
referencia del momento del ciclo económico y el consumo, que se ve
estimulado por un crecimiento del producto bruto interno, empujando
aun más la fase ascendente, y es contraído por la crisis, de manera
que la reducción en el consumo conduce a la recesión y agrava los
efectos del ciclo en la producción. Otras variables procíclicas son
por ejemplo las horas de trabajo semanal promedio insumidas en la
industria,3 la actividad industrial, la recaudación fiscal o el
consumo de energía.

Se denominan CONTRACÍCLICAS las variables que tienden a actuar de


contrapeso durante la fase de expansión y como estímulo durante la
contracción.

Se denominan ACÍCLICAS las variables cuyos cambios no están asociados


a los cambios de la actividad económica.

Cuando una variable o indicador cambia de forma procíclica o


contracíclica, la variación puede darse de forma adelantada, cuando la
variable se adelanta al ciclo general, del que el PIB suele tomarse
como índice (por ejemplo, son variables procíclicas adelantadas las
ganancias empresariales y las horas semanales promedio insumidas en la
industria). En cambio, se dice que una variable es retardada cuando
cambia con un desfase o retardo respecto al ciclo general (por
ejemplo, la tasa de desempleo suele moverse contracíclicamente con un
retardo de uno o varios trimestres con respecto al ciclo general). Si
dos variables cambian simultáneamente con respecto al ciclo, se dicen
coincidentes.

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 2 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

CRISIS ECONÓMICA

La crisis económica es la etapa de profundas perturbaciones que


caracterizan una situación gravemente depresiva, dentro de un ciclo
económico.

En un sentido amplio, es el conjunto de problemas que se relacionan


entre si y que potencian mutuamente sus efectos planteados alrededor
de un hecho básico: la reducción en el crecimiento de la producción.

En un sentido más estricto, es la fase de la actividad económica que


se caracteriza por una reducción brusca de la producción.

LA INFLACIÓN Y EL CICLO ECONÓMICO

La inflación y el ciclo económico está íntimamente relacionado esto se


debe que los aumentos de la inflación ocurren debido que estén
relacionados inversamente con la brecha de la producción; así mismo
las medidas expansivas de demanda agregada tienden a generar
inflación, a menos que se toma en cuando la economía tiene elevados
niveles de desempleo. Los períodos prolongados de baja demanda
agregada tienden a reducir la tasa de inflación.

La inflación, al igual que el desempleo, es motivo de gran


preocupación macroeconomía. Sin embargo, sus cortes son mucho menos
evidentes que los del desempleo. En este caso, la producción potencial
se despilfarra y, por lo tanto, resulta evidente por qué es deseable
que se reduzca el desempleo. Ya que el caso de la inflación, no se
registra una pérdida evidente de producción. Por lo cual se dice que
la inflación perturba las relaciones familiares de precios y reduce la
eficiencia del sistema de precios. Cualquiera que sea la razón, las
personas responsables por la política económica se han visto en la
disyuntiva de disminuir la inflación teniendo en cuenta que esto
aumentaría el desempleo.

CAUSAS DE LA INFLACIÓN

Inflación: se define como un aumento sostenido y generalizado del


nivel de precios de una economía.

Para comprender el proceso de desarrollo de la inflación y sus causas,


resulta útil comprender que ante una inflación se suelen distinguir
dos clases de fenómenos causales: las presiones inflacionarias y los
mecanismos de propagación. Las presiones inflacionarias son un
desequilibrio de oferta y demanda que provoca el ascenso en los
precios en uno o varios mercados. Las presiones inflacionarias pueden
ser de varios tipos: monetarias, fiscales, de costos, etc. Los
mecanismos de propagación hacen que esos aumentos de precios se

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 3 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

trasladen a otros mercados y se repitan a través del tiempo,


posibilitando que la inflación se mantenga, aún luego de que hayan
desaparecido los desequilibrios que la originaron. Ejemplos de
mecanismos de propagación son las expectativas inflacionarias, o
mecanismos de remarcación de precios basados en la inflación del
período anterior.

1. Inflación Monetaria

Cuando se está ante una inflación monetaria la oferta de dinero crece


a una tasa superior a la tasa de crecimiento de la demanda de dinero.
El principal fundamento teórico de quienes aplican esta teoría es la
teoría cuantitativa del dinero.

Los orígenes del exceso de oferta de dinero pueden ser una


monetización del déficit del Gobierno u otra causa.

2. Monetización del déficit del Gobierno

Cuando el gobierno tiene déficit fiscal, puede financiarlo con


endeudamiento, reduciendo reservas internacionales, o bien imprimiendo
moneda. Desde el punto de vista de la contabilidad gubernamental la
impresión de moneda para financiar el déficit constituye un préstamo
del Banco Central, es decir, un activo del Banco Central, por lo que
se mantiene equilibrado el balance del mismo.

Este tipo de emisión de dinero implica un aumento de la oferta de


dinero, mientras que la demanda de dinero se mantuvo constante
(ceteris paribus), lo que significa un exceso de oferta de dinero

En esta etapa se puede analizar el problema teniendo en cuenta el


régimen cambiario del país en cuestión. Bajo tipo de cambio fijo, los
agentes locales cambiarán moneda local por moneda extranjera. Como el
Banco Central se comprometió a mantener el tipo de cambio fijo, debe
comprar moneda nacional hasta que se elimine la presión cambiaria (si
no hace esto, el tipo de cambio sube). El hecho de que los agentes se
desprendan de moneda local y que el banco central compre la misma,
significa que la oferta de dinero disminuye. De este modo se vuelve a
una situación en la que la oferta de dinero sigue siendo igual a la
demanda, pero en el proceso el Banco Central perdió reservas
internacionales. Si el gobierno no puede eliminar el déficit fiscal ni
obtener financiamiento externo, el Banco Central no puede mantener la
paridad de la moneda y se ve obligado a devaluar. La devaluación
implica inflación, debido a que los precios de los productos
transables aumentan.

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 4 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

Con tipo de cambio flexible, el Banco Central no se ve obligado a


mantener el valor de la moneda, por lo que no pierde reservas para
este fin. Sin embargo, el proceso por el cual el déficit fiscal se
traslada a los precios es similar: el tipo de cambio se deprecia
provocando un alza en los precios. Debido a que el alza de precios
implica una pérdida del ingreso real, esta pérdida de ingreso real se
suele denominar "impuesto inflacionario".

Además del financiamiento del déficit del gobierno con emisión, la


oferta monetaria puede crecer y generar inflación por otras causas,
principalmente relacionadas con una política del Banco Central. Por
ejemplo, el Banco Central puede realizar una política monetaria
expansiva aumentando la oferta monetaria para estimular la producción.
Pero si la demanda de dinero no crece junto con la oferta, o bien la
producción no crece debido a otros factores (que pueden ser externos),
puede existir una presión inflacionaria.

3. Inflación de Demanda

La inflación de demanda corresponde con la explicación keynesiana de


la inflación: La demanda de bienes y servicios de una economía es
mayor a la oferta de los mismos. La demanda puede provenir de diversos
sectores y para diferentes finalidades:

1. Por parte de las familias: productos y servicios finales, o sea,


de bienes y servicios de consumo;
2. Por parte de empresas para ampliar su capacidad productiva, es
decir, inversión;
3. Por parte del gobierno, que puede ser inversión productiva o bien
gasto que no aumentará directamente la oferta global del país;
4. Por parte del sector externo, es decir, exportaciones

Esta causa de la inflación se presenta cuando la capacidad productiva


(oferta de bienes) no puede aumentar al mismo ritmo con el que crece
la demanda de bienes. Puede estar relacionada con la política
monetaria, por ejemplo, si la política monetaria mantiene baja o
negativa la tasa de interés real, esto puede estimular el consumo pero
no la inversión, resultando en una presión inflacionaria.

4. Inflación de Costos

Dado que el precio final de bienes y servicios está íntimamente


relacionado con los costos incurridos en su producción, un aumento en
los costos generará un aumento del precio final de los mismos. Para
analizar las causas del aumento de los costos de producción, resulta
útil agrupar los insumos que se utilizan en categorías. Así tenemos

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 5 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

que los insumos utilizados para producir bienes y servicios pueden ser
agrupados en

1. mano de obra;
2. materias primas que pueden ser commodities internacionales como
petróleo o granos, o materias primas cuyo precio no se fija en
mercados internacionales;
3. maquinaria, que también puede ser producida localmente o importada;
4. servicios, por ejemplo, el transporte, que a su vez depende
fuertemente del precio del petróleo
5. etc.

El aumento del precio de cualquiera de estos insumos, se puede


trasladar al precio final de los bienes, lo que puede ser el gatillo
que dispare los mecanismos de propagación para que este aumento de
precios se transforme en inflación. Por ejemplo, el aumento de la
demanda de commodities (petróleo, granos, metales, etc.) por parte de
China e India provocó un aumento a nivel mundial en el precio de los
mismos. Esto aumentó los costos de producción de numerosos bienes y
servicios a nivel mundial (costos de transporte, precios de insumos
como cobre, acero, etc., precios de alimentos debido al aumento del
precio de los granos, etc.).

Volviendo a otros insumos de producción, la mano de obra también


constituye una parte importante de los costos de gran parte de
productos y servicios, por lo que un aumento en el costo laboral
tendrá gran importancia en la determinación de la inflación. Las
causas de un aumento en los salarios pueden ser varias, por ejemplo
los trabajadores pueden reclamar un aumento de salarios superior al
aumento de su productividad. En este punto resulta útil volver a
diferenciar los conceptos de presiones inflacionarias y mecanismos de
propagación. Un reclamo salarial mayor al aumento de la productividad
constituye una presión inflacionaria, pero puede suceder el caso que,
ante un aumento del nivel de precios de una economía, los asalariados
reclamen aumentos salariales para mantener su capacidad de compra. En
este caso los aumentos salariales constituyen un mecanismo de
propagación, pudiéndose desatar lo que se denomina la "espiral
salarios-precios". Este fenómeno consiste en que los aumentos
salariales se trasladarán a los precios, lo que provocará mayor
inflación y por consiguiente mayores aumentos salariales, lo que se
trasladará nuevamente a los precios y así sucesivamente.

5. Inflación Estructural

La inflación estructural se debe a alguna característica de la


estructura productiva de una país que produce un aumento de precios,
en particular hace referencia a "cuellos de botella" en un sector

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 6 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

determinado, que se trasladan mediante aumentos de precios al resto de


la economía.

6. Inflación Inercial

El concepto de inflación inercial hace referencia a una situación en


la que los mecanismos de propagación de la inflación ya se han
instalado y son la principal causa de que la inflación perdure en el
tiempo.

7. Múltiples causas simultáneas de la Inflación

La inflación suele tener múltiples causas simultáneas y a la hora de


realizar un diagnóstico de la inflación se deben tener en cuenta todas
estas causas. También se debe tener en cuenta otros aspectos como la
historia, la cultura, la política, etc., elementos que tienen gran
influencia en la formación de precios. Por ejemplo, no es lo mismo que
se produzca déficit fiscal junto a una devaluación en un país con
monopolios o con historias de hiperinflaciones, que se produzca en un
país que no sufrió inflación en los últimos años y con mercados más
competitivos.

MÉTODOS DE REDUCCIÓN DE LA INFLACIÓN

Se han usado y sugerido diferentes métodos para detener la inflación.


En casi todo el mundo, se ha impuesto la política de control de la
inflación, a pesar de que no existen pruebas de que resulte dañina por
debajo del 8-10%5 o incluso el 20 o 40% según otros estudios. De hecho
la priorización de medidas antiinflacionistas severas produjo efectos
adversos en Sudáfrica (1994) y Brasil (1996). Economistas
institucionalistas como Ha-Joon Chang han señalado que los partidarios
del neoliberalismo han aprovechado el miedo justificado a la
hiperinflación para impulsar políticas antiinflacionistas excesivas
(dados los niveles de inflación en muchos lugares donde se han
impulsado). El hincapié neoliberal en la reducción de la inflación se
justifica a que los activos financieros tienen tasas de rentabilidad
fijadas de modo nominal, por lo que la inflación reduce la
rentabilidad real, algo que perjudica a los inversores financieros,
pero no tanto a la población general.

1. Políticas monetarias

Hoy en día, la herramienta principal para controlar la inflación es la


política monetaria. Los bancos centrales pueden influir
significativamente en este sentido fijando una tasa de interés más
alta y reduciendo la masa monetaria. Normalmente a un objetivo de tasa

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 7 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

de alrededor del 2% a 3% anual, y dentro de un rango objetivo de baja


inflación, en algún lugar entre el 2% al 6% anual.

Hay una serie de métodos que han sido sugeridas para controlar la
inflación. Los bancos centrales como la Reserva Federal de EE.UU.
pueden afectar la inflación en gran medida a través de las tasas de
interés y ajuste a través de otras operaciones. Las tasas de interés y
crecimiento lento de la oferta monetaria son las formas tradicionales
a través del cual los bancos centrales combaten o previenen la
inflación, a pesar de que tienen diferentes enfoques. Por ejemplo,
algunos persiguen un objetivo de inflación simétrico, mientras que
otros sólo controlan la inflación cuando se eleva por encima de un
umbral aceptable.

Las políticas monetaristas enfatizan una tasa de crecimiento del


dinero constante y moderada. Los keynesianos hacen hincapié en la
reducción de la demanda agregada durante la expansión económica y el
aumento de la demanda durante las recesiones para mantener la
inflación estable. El control de la demanda agregada se puede lograr
combinando la política monetaria y la política fiscal (aumento de los
impuestos o reducción del gasto público para reducir la demanda).

2. Tipo de cambio fijo

Bajo un régimen de cambio de divisas fijo, el valor de la moneda de un


país queda vinculado al valor de otra moneda o una canasta de otras
monedas (o, a veces a otra medida de valor, como el oro u otros
comodities). Un tipo de cambio fijo se utiliza generalmente para
estabilizar el valor de una moneda, vinculándolo a otra moneda más
estable. Puede ser utilizado como un medio para controlar la
inflación. Sin embargo, cuando el valor de la moneda de referencia
sube o baja, lo mismo ocurre con la moneda vinculada. Esto
esencialmente significa que la tasa de inflación en el país, tipo de
cambio fijo se determina por la tasa de inflación de la moneda a la
que se vincula.

Un tipo de cambio fijo impide que un gobierno utilice la política


monetaria nacional a fin de lograr la estabilidad macroeconómica.
Adicionalmente, puede exponer a los países al peligro de ataques
especulativos.

Con el acuerdo Bretton Woods, la mayoría de los países usaba tasas


fijas al valor del dólar de EE.UU. El acuerdo se rompió en la década
de 1970, y los países poco a poco se volcaron a tipos de cambio
flotantes. Sin embargo, en la última parte del siglo XX, algunos
países que sufrieron procesos hiperinflacionarios volvieron
temporalmente a un tipo de cambio fijo para estabilizar sus monedas.

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 8 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

Esta política se utilizó en muchos países de América del Sur (por


ejemplo, Argentina 1991-2002, Bolivia, Brasil, Chile y Venezuela).

3. Patrón oro

El patrón oro es un sistema monetario en el que los medios de


intecambio de bienes y servicios es papel-moneda que puede ser
convertida libremente en cantidades de oro preestablecidas (u otras
mercancías con valor de mercado como por ejemplo, plata). El patrón
especifica de qué forma el respaldo en oro se lleva a cabo, incluyendo
la cantidad de especie por cada unidad de papel moneda. La propia
moneda no tiene valor intrínseco, sino que es aceptada por los
comerciantes, ya que pueden ser redimidos por la cantidad en especie
equivalente. Un certificado de plata EE.UU., por ejemplo, podría ser
canjeados por una verdadera pieza de plata.

El patrón oro fue abandonado parcialmente a través de la adopción


internacional del sistema de Bretton Woods. Bajo este sistema todas
las demás monedas importantes fueron atados a tasa fija con el dólar,
que a su vez estaba atado al oro a razón de 35 dólares por onza. El
sistema de Bretton Woods se rompió en 1971, y la mayoría de los países
empezaron a utilizar tasas flotantes entre el papel moneda y el
respaldado.

Las economías basadas en el patrón oro rara vez experimentan una


inflación por encima del 2 por ciento anual. Bajo el patrón oro, la
tasa de largo plazo de la inflación (o deflación) queda determinada
por la tasa de crecimiento de la oferta de oro en relación con la
producción total. Los críticos argumentan que esto puede provocar
fluctuaciones arbitrarias en la tasa de inflación, y que la política
monetaria quedaría fijada esencialmente por las políticas de minería.

Algunos autores creen que esta política contribuyó a la Gran


Depresión, mientras que otras teorías, como la monetarista y la
austríaca, disienten. Las hipótesis sobre las causas de la Gran
Depresión son motivo de controversia.

4. Control de precios

Otro método utilizado a lo largo de la historia para intentar frenar


la inflación es el control sobre los salarios y sobre los precios.
Este método fue implantado, por ejemplo, por el gobierno de Nixon al
principio de la década de 1970 con resultados negativos.

Algunos economistas coinciden en afirmar que los controles de precios


no alcanzan sus objetivos de estabilidad de precios y son
contraproducentes pues distorsionan el funcionamiento de una economía,

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 9 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

promueven la escasez de productos y servicios y disminuyen su calidad,


entre otros efectos.

Otro problema es que el control de precios y salarios es difícil en la


práctica y requiere demasiados recursos de inspección y sanción para
que dichos controles no sean burlados por los agentes económicos. A su
vez, la imposibilidad de aumentar los precios en un período de aumento
de los costos de producción provoca escasez de bienes y servicios. Los
gobiernos frecuentemente intentan remediar la escasez mediante
subsidios a los bienes y servicios que perdieron rentabilidad por el
incremento de costos y precios fijos. La necesidad creciente de
financiar mayores recursos en subsidios, regulaciones, inspección y
sanción generan una necesidad de expansión del crédito y el gasto
público y, por ende, una necesidad de incrementar la emisión monetaria
para financiar esa expansión, agravando la inflación.

5. Equilibrio entre Moneda y Precios

La Teoría del Equilibrio Moneda Precios7 propone que cuando algún


producto aumente su Precio todos, incluido el mismo producto, deben
absorber ese aumento. Por ejemplo, cuando la inflación de un mes sea
del 2 por ciento, todos los productos deben bajar 1,96 por ciento,
absorbiendo así ese aumento, logrando que el valor de la Moneda sea
constante, y no se devalúe. Así, se podrá adquirir menos de los
productos que aumentan su precio, pero se compensará al poder adquirir
más de los productos que bajan sus precios. Esta Teoría propone para
ello la creación de un Ente Regulador, en el cual los representantes
de los empresarios, sindicalistas, consumidores, y el Estado, acuerden
los precios, tomando como base el valor de la moneda, con el objetivo
de evitar devaluar. Tiene algo en común con el Equilibrio de Nash, de
la Teoría de Juegos.

POLÍTICA ECONÓMICA

La política económica —también economía aplicada o economía normativa—


es el conjunto de estrategias y acciones que formulan los gobiernos y
en general el Estado para conducir e influir sobre la economía de los
países. Esta estrategia está constituida por el conjunto de medidas,
leyes, regulaciones, subsidios e impuestos que alteran los incentivos
económicos para obtener unos fines o resultados económicos
específicos. La política económica comprende también a la ciencia
económica encargada del estudio de esta rama de la actividad estatal.

La política económica es la intervención del Estado a través de


estrategias, planes, inversión pública, concienciación de las masas,
legislación y otros instrumentos en una economía.

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 10 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

En general, la intervención del Estado se puede dar de muchas formas,


pero fundamentalmente tiene el propósito de modificar el
comportamiento de los sujetos económicos a través de incentivos,
estímulos, beneficios tributarios, etc., o de prohibir o limitar las
acciones de estos sujetos.

El funcionamiento de la política económica se estructura a partir de


unos objetivos que se desean alcanzar. Se pueden distinguir en primer
lugar unos fines genéricos de carácter político como la igualdad,
independencia, libertad y justicia. Por debajo de ellos se encuentran
unos objetivos que dan lugar a unas políticas finalistas que podrían
ser el pleno empleo, el desarrollo económico, el equilibrio económico
exterior, la estabilidad cíclica y del nivel de precios.

Aunque en algunas ocasiones los objetivos buscados, al ser muchos,


pueden ser contradictorios, debe existir una coordinación e
integración entre las diferentes políticas, de tal forma que se
produzcan los resultados esperados.

Los resultados buscados pueden ser en el corto y en el largo plazo.


Los fines de corto plazo buscan enfrentar una situación actual; es
decir, una coyuntura económica actual, por lo tanto, las medidas son
coyunturales. Las medidas de largo plazo buscan otros tipos de
finalidades, las cuales pueden afectar la estructura económica de un
país, por lo tanto, son medidas estructurales. Las medidas de corto
plazo buscan enfrentar temas como el desempleo, la inflación, etc.,
mientras que las medidas de largo plazo pueden ser, por ejemplo:
incentivar el desarrollo de un sector.

Las herramientas utilizadas pueden ser instrumentales que comprende:


las políticas fiscales, monetaria, cambiaria, de precios, de sector
exterior. La política monetaria, por ejemplo, a través de las
decisiones sobre la emisión de dinero, puede generar efectos sobre el
crecimiento y dinamización económica, la inflación o las tasas de
interés; la política fiscal, a través de las determinaciones de gasto
público e impuestos, puede tener efectos sobre la actividad productiva
de las empresas y, en últimas, sobre el crecimiento económico. La
política comercial, o de comercio exterior, tiene efectos sobre los
ingresos del Estado y, de esta forma, sobre el gasto que éste mismo
hace, etc.

A la vez se puede realizar una segunda clasificación de las políticas


económicas desde el punto de vista sectorial que comprendería la
política agraria, industrial, energética, de transportes, comercial,
turística y de viviendas.

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 11 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

LA BALANZA DE PAGOS

Es un registro de todas las transacciones monetarias producidas entre


un país y el resto del mundo en un determinado periodo.1 Estas
transacciones pueden incluir pagos por las exportaciones e
importaciones del país de bienes, servicios, capital financiero y
transferencias financieras. La balanza de pagos contabiliza de manera
resumida las transacciones internacionales para un período específico,
normalmente un año, y se prepara en una sola divisa, típicamente la
divisa doméstica del país concernido. Las fuentes de fondos para un
país, como las exportaciones o los ingresos por préstamos e
inversiones, se registran en datos positivos. La utilización de
fondos, como las importaciones o la inversión en países extranjeros,
se registran como datos negativos.

Cuando todos los componentes de la balanza de pagos se incluyen, el


total debe sumar cero, sin posibilidad de que exista un superávit o
déficit. Por ejemplo, si un país está importando más de lo que
exporta, su balanza comercial estará en déficit, pero la falta de
fondos en esta cuenta será contrarrestada por otras vías, como los
fondos obtenidos a través de la inversión extranjera, la disminución
de las reservas del banco central o la obtención de préstamos de otros
países.

Si bien la cuenta de la balanza de pagos general siempre tiene que


estar en equilibrio cuando todos los tipos de pagos son incluidos, es
posible que existan desequilibrios en las cuentas individuales que
forman la balanza de pagos, como la cuenta corriente, la cuenta de
capital o la financiera excluyendo la cuenta de la variación de
reservas del banco central, o la suma de las tres. Un desequilibrio en
la última suma puede resultar en un país superavitario que acumule
riqueza, mientras que una nación deficitaria puede devenir
progresivamente endeudada. El término "balance de pagos" a menudo se
refiere a esta suma: se dice que existe superávit de la balanza de
pagos (equivalentemente, la balanza de pagos es positiva) por un
determinado importe si las fuentes de fondos (como las exportaciones
de bienes y bonos vendidos) exceden el uso de esos fondos (como el
pago por bienes importados y el pago por la compra de bonos
extranjeros) por ese importe. Se dice que hay un déficit de la balanza
de pagos (la balanza de pagos es negativa) si ocurre el fenómeno
inverso.

En un sistema de tipo de cambio fijo, el banco central acomoda esos


flujos mediante la compra de cualquier flujo de fondos que entra en el
país o a través de la provisión de fondos en divisa extranjera en los
mercados de divisas, de modo que haga coincidir cualquier salida de

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 12 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

capitales al exterior, previniendo así que los flujos de fondos puedan


afectar al tipo de cambio entre la divisa del país y otras divisas.
Así, el cambio neto anual en las reservas de divisas extranjeras del
banco central se denomina en ocasiones superávit o déficit de balanza
de pagos. Existen alternativas a los sistemas de tipo de cambio fijo,
como un régimen de gestión flotante donde se permiten ciertos cambios
en los tipos de cambio, o en el otro extremo un sistema de cambio
flotante puro (también conocido como tipo de cambio puramente
flexible). Con un sistema de cambio flotante puro, el banco central no
tiene necesidad de intervenir para proteger o devaluar su divisa,
permitiendo que su tipo sea fijado por el mercado, y las reservas de
divisas del banco central no se alteran.

Históricamente, han existido diferentes enfoques para la cuestión de


cómo o incluso si sería necesario eliminar los desequilibrios de
cuenta corriente.

DEFLACIÓN

La deflación consiste en un descenso en el nivel general de precios de


un país, generalmente síntoma de una recesión o una caída de la
actividad económica.

Según el Fondo Monetario Internacional, la deflación es una caída de


los precios en el conjunto de la economía que se prolonga durante
varios períodos. En consecuencia, se excluyen las caídas de precios en
sectores determinados o que se produzcan de manera puntual.

La estabilidad de precios es uno de los objetivos básicos de la


política económica. Aunque el fenómeno de la inflación es más
frecuente y temido, la deflación también puede tener efectos muy
perversos para el conjunto de la economía. A lo largo de la historia
encontramos períodos deflacionistas intensos, 1890 y 1929, en los que
las caídas de precios se producían de forma generalizada. En nuestra
historia reciente, también ha habido períodos deflacionistas en Japón,
en China y en otros países emergentes asiáticos, originados tras la
crisis financiera de Asia.

No se deben confundir los términos deflación y desinflación. La


desinflación es una desaceleración en el ritmo de crecimiento de los
precios, mientras que la deflación supone una caída de los mismos.

LA INTENSIDAD DE LA DEFLACIÓN

La deflación puede ser más o menos intensa. Puede darse una situación
de caída de los precios moderada y corta, un período de caída de los
precios moderada pero persistente e, incluso, una situación en la que

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 13 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

se produzca un descenso brusco y persistente en el nivel de precios.


Como ejemplo, podemos citar lo sucedido durante la Gran Depresión, la
deflación más intensa del pasado siglo.

Los casos de deflaciones moderadas suelen ser originados por el


estancamiento de la demanda debido a un momento recesivo del ciclo.
También puede deberse a mejoras por el lado de la oferta.

Las deflaciones más intensas y prolongadas suelen ser causadas por


deficiencias estructurales, bien en el sector financiero, en el
mercado de bienes y servicios, en el mercado laboral o en las propias
instituciones. En este caso, se hace necesaria una intervención más
profunda por parte de las autoridades económicas para evitar las
consecuencias de una deflación.

El caso más reciente de Japón nos pone de manifiesto que la deflación


es difícil de prever y no es suficiente con observar la evolución de
los precios, sino que es necesario analizar otros indicadores
económicos como la actividad, el exceso de capacidad y la situación de
los mercados financieros y del crédito.

Apuntadas algunas de las causas de la deflación, se debe señalar que


las expectativas de los agentes pueden ser un factor importante de
persistencia del fenómeno deflacionista. En un período recesivo, la
disminución de la renta y la riqueza suelen ir unidas a un descenso en
los niveles de consumo e inversión. El descenso de la demanda deja de
presionar sobre los precios de los bienes de consumo y de inversión.
Si los precios de los mismos se contienen y las expectativas no son
halagüeñas, los agentes tratan de contener y aplazar en el tiempo sus
decisiones de gasto, a la espera de un posible descenso de los
precios. Las empresas atraviesan dificultades y el nivel de empleo
desciende. De esta manera, el descenso de los precios se agudiza y
prolonga en el tiempo.

CAUSAS DE LA DEFLACIÓN

La deflación se produce cuando la oferta de bienes y servicios supera


la demanda existente y el ajuste se realiza vía precios.

El exceso de oferta en los mercados de bienes y servicios se puede


deber a un aumento de la oferta derivado de un exceso de la capacidad
productiva, o bien a una disminución de la demanda consecuencia del
momento del ciclo económico que se atraviese o a deficiencias de
carácter estructural.

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 14 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

CONSECUENCIAS DE LA DEFLACIÓN

La deflación tiene costes similares a los de la inflación, pero las


consecuencias de la deflación son tanto más graves cuando ésta se
prolonga en el tiempo.

La deflación suele acompañar a los momentos de recesión económica y


dificulta la recuperación. La demanda agregada se contrae y se hace
necesaria la puesta en marcha de políticas de signo expansivo, de
carácter contracíclico. A su vez, el sector financiero se ve afectado
porque la mala situación de las empresas y familias eleva los índices
de morosidad.

Así como la inflación tiene efectos redistributivos a favor de los


deudores, cuyas deudas pasan a tener un valor real inferior, la
deflación tiene un efecto redistributivo que beneficia a los
acreedores, pero estos son agentes económicos con menor propensión al
gasto, lo que contrae aún más la demanda.

Las políticas económicas que deben articularse en momentos de


deflación han de ser políticas de estímulo de la demanda, tales como:

 Una política monetaria expansiva, con descensos en los tipos


deinterés y aumento de los fondos suministrados a las entidades
financieras para fomentar el crédito.
 Una política fiscal expansiva, con incrementos del gasto público o
disminución de los impuestos.
 Una combinación de ambas políticas.

Aunque debemos matizar que el margen de maniobra de la política


monetaria queda enormemente mermado para situaciones de deflación; los
tipos de interés no pueden descender por debajo de cero y por ello la
capacidad de estímulo de la política monetaria puede ser insuficiente.

DEFLACIÓN MODERADA

Deflación. Para mucha gente la palabra evoca imágenes de la gran


depresión, cuando los precios cayeron dramáticamente en la mayor parte
del mundo. El declive en los precios fue la contraparte del colapso en
las ventas, las bancarrotas generalizadas, y los ejércitos de
trabajadores desempleados. Si un poco de inflación es la única
garantía contra otra calamidad como aquella de los treinta, entonces
ciertamente es un precio que conviene pagar.

La verdad, sin embargo, es que la deflación no tiene por qué ser una
receta para la depresión. Por el contrario, una deflación moderada
puede ser una buena noticia, siempre y cuando sea el tipo correcto de
deflación.

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 15 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

Desde los desastrosos años treinta, los economistas y banqueros


centrales parecen haber perdido de vista el hecho que existen dos
tipos de deflación—una maligna, y la otra benigna. La deflación
maligna, del tipo que acompañó a la Gran Depresión, es una
consecuencia de la contracción en el gasto, las ganancias corporativas
y los salarios. En rigor, aún en este caso, no es precisamente la
deflación en sí misma la que resulta dañina, sino su causa subyacente,
un stock inadecuado de dinero. El atesoramiento del dinero, o su
actual desaparición (la cantidad de dinero en la economía de Estados
Unidos en realidad se contrajo un 35% entre 1930 y 1933), causa que la
demanda por bienes y servicios se evapore. En respuesta, las firmas se
ven forzadas a reducir la producción y a despedir trabajadores. Los
precios caen, no porque los bienes y servicios abunden, sino porque el
dinero es escaso.

La deflación benigna es algo completamente distinto. Es el resultado


de mejoras en la productividad, es decir, ocasiones en las que los
avances tecnológicos o administrativos permiten la obtención de
mayores cantidades reales de bienes y servicios finales con el uso de
una cantidad dada de tierra, trabajo y capital. Ya que un alza en la
productividad es lo mismo que una disminución de los costos de
producción, una reducción de precios en los bienes y servicios finales
debido a mayor productividad no implica ninguna caída de las ganancias
de los productores ni de los salarios de sus trabajadores. Los menores
costos son correspondidos por menores precios al consumidor, no por
menores salarios o ingresos. Tal deflación—originada en la
productividad—es una buena noticia para el asalariado promedio.

La deflación benigna es un concepto relativamente extraño debido tanto


a que los economistas modernos prestan relativamente poca atención a
ella (centrando sus discusiones en torno a la inflación o a la
deflación de tipo maligno), como a que los responsables de la política
monetaria en Estados Unidos y en otras partes han evitado que la
deflación benigna ocurra durante la mayor parte del siglo XX. Así,
desde la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos ha observado
frecuentes ganancias de productividad al punto que, en términos
reales, el costo unitario de producción de bienes y servicios es hoy
en día aproximadamente la mitad de lo que era en 1945. No obstante, el
nivel general de precios, en lugar de ser la mitad de lo que era luego
de la guerra, se ha incrementado nueve veces respecto a lo que era
anteriormente. En vez de permitir que los precios de los bienes caigan
al caer sus costos reales de producción, la Fed ha inflado
artificialmente los precios introduciendo grandes sumas de dinero en
la economía. La última vez que se dejó que las ganancias de la
productividad se tradujeran, parcial y temporalmente, en una caída del

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 16 de 17
ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES
SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS

nivel de precios fue en 1955, 44 años atrás. Y ello fue producto de la


casualidad, no del diseño deliberado de la Fed.

La deflación continua de tipo benigno no es solo una posibilidad


hipotética. Muchas naciones Occidentales experimentaron algo parecido
entre 1873 y 1896, cuando el patrón oro imponía límites a la capacidad
de sus gobiernos para compensar los efectos de mejoras en la
productividad vía expansiones monetarias. Aunque los niveles
nacionales de precios declinaron casi en forma continua de 1873 a
1896, causando durante cierto tiempo que los académicos se refieran a
la era en cuestión como la primera "Gran Depresión", cada otro
indicador económico—precios, salarios, ganancias, producción
industrial, comercio—muestra que fue una época de crecimiento y
prosperidad sin precedentes. Ciertamente, el período tuvo su porción
de depresiones genuinas; no obstante, aquellos giros cíclicos fueron
el resultado de una legislación financiera defectuosa. El haber
permitido una tendencia negativa en los precios no parece haber
causado daño alguno, en la medida que dicha tendencia reflejaba
ganancias continuas de la productividad.

ECONOMÍA POLÍTICA E INSTITUCIONES SOCIOECONÓMICAS VENEZOLANAS


Cuestionario Página 17 de 17