Está en la página 1de 6

Tipos de Fracturas

Los tipos de fracturas óseas y su patrón varían según el sitio donde ocurran. Esto es
de suma importancia para la clasificación médica de una fractura, no sólo sugiere la
gravedad y el mecanismo de la lesión que se produjo, sino que también ayuda a
formular un tratamiento más adecuado.

Existen varias clasificaciones, una vez más varían con el tipo de hueso afectado y la
región donde se encuentra.

Tipos de fracturas

Fracturas completas e incompletas

Una fractura es completa si ambas corticales del hueso resultan lesionadas.

Incompleta cuando involucra solo una. Una fractura de tallo verde en niños es una
fractura incompleta, ya que la corteza y el periostio se rompen en un solo lado.

Fracturas desplazadas y no desplazadas


Las fracturas desplazadas y no desplazadas se refieren a la alineación del hueso
fracturado.

En una fractura desplazada, el hueso se rompe en dos o más partes y se mueve


de modo que los dos extremos no quedan alineados en línea recta. En una
fractura no desplazada, el hueso se quiebra en parte o en su totalidad, pero se
mueve y mantiene su alineación correcta.

Fracturas abiertas y cerradas

Una fractura cerrada es aquella en la que la piel que recubre el sitio de la lesión
está intacta, por el contrario una fractura abierta presenta ruptura de la piel sobre
el sitio de la fractura.

Las fracturas abiertas pueden ocurrir cuando un fragmento de hueso se rompe


desde dentro y atraviesa la piel o cuando alguna fuerza exterior penetra en la piel y
los huesos. Este último escenario tiene un peor pronóstico, ya que a menudo existe
un daño considerable en los tejidos blandos y un mayor riesgo de contaminación.
Las fracturas abiertas son una emergencia médica y la mayoría requiere
tratamiento quirúrgico.

Fractura transversal
Las fracturas transversales son fracturas completas, que se producen a través del
hueso, es decir, formando un ángulo recto respecto al eje largo del hueso.

Fractura oblicua

Esta fractura describe una trayectoria oblicua respecto al eje longitudinal del hueso.
En otras palabras, el hueso se fractura en un ángulo no recto. Este tipo de fractura
curre cuando se aplica una fuerza en un ángulo no perpendicular al hueso.

Fractura en espiral

La fractura en espiral, también conocida como fractura por torsión, es un tipo de


fractura completa que ocurre debido a una fuerza giratoria o torsión.

En una fractura en espiral, la ruptura ocurre diagonalmente a través de el


hueso. Pueden ser desplazadas o estables. En una fractura desplazada, las partes
del hueso en la ruptura ya no se alinean correctamente. En una fractura estable, las
partes del hueso se alinean y apenas están fuera de lugar.

Fractura conminuta
La lesión resulta en múltiples rupturas, que son visibles como diferentes
fragmentos de hueso. Además de esto, la fractura puede ser desplazada o no
desplazada. Si los fragmentos óseos permanecen juntos, manteniendo la alineación
estructural del hueso, se denomina fractura estable o no desplazada. Pero si los
fragmentos del hueso se mueven de su posición original y se separan, entonces se
trata de una fractura desplazada.

Fractura segmentaria

La fractura segmentaria es una fractura compuesta de al menos dos líneas de


fractura que juntas aíslan un segmento de hueso, generalmente una porción de un
hueso largo.

Este patrón de fractura se asocia con un aumento de la morbilidad y


complicaciones a largo plazo, como retraso de la unión, falta de unión y / o
infección.

Fractura impactada

Una fractura impactada es una fractura ósea en la que las partes del hueso roto son
comprimidas entre sí por la fuerza. Este tipo de fractura a menudo se produce
como resultado de una caída o un impacto.
Las fracturas impactadas generalmente ocurren cuando se aplica fuerza extrema a
ambos extremos de un hueso y ocurren con mayor frecuencia en niños que en
adultos.

Fractura de compresión

Esto se produce cuando una carga excesiva comprime el hueso más allá de sus
límites. Por lo general ocurre en las vértebras.

Por lo general, el trauma necesario para romper los huesos de la columna vertebral
es bastante importante. En ciertas circunstancias, como en personas mayores y en
personas con cáncer, estos mismos huesos pueden ser frágiles y pueden romperse
con poca o ninguna fuerza. Las vértebras que se rompen con más frecuencia son
las de la parte inferior de la espalda, pero pueden romperse en cualquier parte de
la columna vertebral.

Fractura deprimida
Una fractura deprimida es un tipo de fractura craneal, que generalmente resulta de
un trauma de fuerza contundente, como ser golpeado con un martillo, una roca o
recibir una patada en la cabeza. Este tipo de fracturas, que ocurren en el 11% de las
lesiones severas de la cabeza, son fracturas conminutas en las que los huesos rotos
se desplazan hacia adentro. Las fracturas de cráneo deprimidas presentan un alto
riesgo de aumento de la presión en el cerebro, o una hemorragia en el cerebro que
aplasta el tejido delicado.

Las fracturas de cráneo deprimidas pueden requerir cirugía para levantar los
huesos del cerebro si presionan sobre él haciendo agujeros en el cráneo normal
adyacente.

Fractura extraarticular/intraarticular

Las fracturas intraarticulares son aquellas en las que la línea de fractura se


extiende hacia el espacio articular.

En las fracturas extraarticulares la línea de fractura no entra en el espacio de la


articulación.