Está en la página 1de 6

Oración

Encuentro 06 de julio

CONIS
Salmo del Migrante

Señor y Maestro,
muchos son los viajes
que tu pueblo ha realizado:
el viaje de Abraham lo llevó
del miedo al conocimiento;
el viaje de Moisés de la
esclavitud a la libertad;
el viaje de los discípulos
de la muerte a la nueva vida.

Incluso hoy, el viaje de tu pueblo:


inmigrantes y refugiados,
peregrinos y nómadas,
en busca de la esperanza,
en busca de oportunidades,
en busca de paz, en busca de Ti.

Señor, sé que yo también


estoy llamado a viajar.
Sin embargo, demasiadas veces
he escuchado tu voz,
y mis pies han permanecido
inmóviles a tu llamado.
Sigue llamándome,
mas allá́ de mi comodidad,
rumbo a tu encuentro.
Y cuando me cruce con un
compañero en el camino,
permite que podamos
encontrarte en el abrazo del otro.
Compartiendo el viaje. Amén

Oración de Intercesión.
1.- Oremos por los migrantes, nuestros
hermanos y hermanas que se han visto
obligados a abandonar su suelo patrio
buscando protección y seguridad en
tierras extranjeras. Que ellos encuentren
una amistosa mano tendida. Roguemos
al Señor.
2.- Al rezar como comunidad orante,
recordamos que somos Iglesia peregrina
que prolonga al pueblo de la Antigua
Alianza. Pidamos la gracia de estar
alertas cuando se acercan aquellos
refugiados que necesitan de nuestra
ayuda y juntos caminemos por los
senderos de la Nueva Alianza abiertos
por Jesucristo. Roguemos al Señor.
3.- Oremos por los dirigentes de los
pueblos, para que reúnan a los
ciudadanos, convoquen a las religiones y
emprendan tareas que alivien la situación
de los que emigran. Que en todas las
naciones se trabaje por la apertura de las
fronteras, por espacios de paz y
prosperidad, por oportunidades para
desarrollar vida familiar y laboral.
Oremos especialmente para que,
quienes se llaman cristianos, se distingan
por el amor a los más frágiles y
extranjeros. Que el amor sea el alma de
la convivencia humana. Roguemos al
Señor
Oración a María.

- Oh María,
Protectora de los migrantes e
itinerantes,
ayuda con atención materna a los
hombres, mujeres y niños
obligados a huir de sus tierras en
busca de futuro y de esperanza.

- Que el encuentro con nosotros/as y


nuestros pueblos no se transforme en
fuente de nuevas y más graves
esclavitudes y humillaciones.

- Madre de Misericordia,
implora perdón para nosotros/as,
que, cegados/as por el egoísmo,
ensimismados en nuestros intereses
y prisioneros de nuestros temores,
estamos distraídos/as ante las
necesidades y sufrimientos de los
hermanos.

- Refugio de los pecadores,


obtén la conversión del corazón
de los que generan guerras, odio y
pobreza,
explotan a los hermanos y sus
fragilidades,
hacen de la vida humana indigno
comercio.
- Modelo de caridad,
bendice a los hombres y mujeres de
buena voluntad, que acogen y sirven a
los que llegan a esta tierra:
que el amor recibido y donado sea
semilla de nuevos lazos fraternales y
aurora de un mundo de paz.

- Madre exiliada, tú supiste lo que es


dejar tu tierra madre, por eso
confiamos a ti y a José a los que dejan
su patria y se sepan amados por tu Hijo
Jesús.