Está en la página 1de 9

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA


DIRECCION DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO

DESARROLLO EMPRENDEDOR
GRUPO 5
ENSAYO ASIGNACIÓN N° 1

Facilitador: MSc. Danny Bolívar

Participantes: Baptista Yosmeri C.I.- 13.862.233

Gustavo Viera C.I.- 11.486.896

CARACAS, MAYO 2019


INTRODUCCIÓN

En un mundo arropado por la globalización, gracias a la llegada de la


internet y las redes sociales. El emprendimiento o emprendedor es una palabra
que está muy en boga, o como le dicen actualmente, es tendencia constante en
todos los aspectos de la cotidianidad global. La palabra emprender es un sinónimo
de comenzar y/o hacer algo, es una palabra muy común, que hasta hace poco
estaba en desuso, y en los últimos tiempos ha adquirido un gran auge.

El emprendedor se puede definir como aquella persona que ve e identifica


una oportunidad y la aprovecha con los recursos que tiene a la mano. No
obstante, este término es empleado habitualmente para las personas que crean
organizaciones o empresas con el fin de satisfacer necesidades colectivas y
obtener una ganancia o beneficio, que es el caso al cual se hace referencia en
este tema.

En líneas generales los emprendedores son parte integral de la sociedad


actual, y nos brindan con su creatividad e ingenio un sin número de opciones que
garantizan la variedad y calidad al mismo tiempo, dándonos a los consumidores la
posibilidad de escoger el bien o servicio que necesitamos. El tema competitivo
entre los emprendedores con el boom de las redes sociales es muy interesante, ya
que se trata de algo más inclusivo e interactivo entre productor y consumidor.

No hay medias tintas en las redes sociales, el emprendedor que quiere


vender o dar a conocer un producto debe usar las redes sociales y ser muy
agresivo en la promoción de su producto; no se concibe hoy día un emprendedor u
organización fuera de las redes sociales, ya que a nuestro modo de ver las cosas
actualmente, si no está en redes sociales no existe, parece mentira, pero es un
hecho.
DESARROLLO

Emprendedor:

El emprendedor es una persona osada que se atreve a romper esquemas y


estándares establecidos, creando nuevas empresas con ideas de negocios
frescas e ingeniosas que resulten rentables, y adaptadas a esta nueva era donde
la información (internet, redes sociales) juega un papel fundamental; en la
búsqueda de soluciones creativas, originales y al alcance de todos con el fin de
generar oportunidades de negocios y nuevos empleos para la sociedad.

Las sociedades son cada vez más diversas y las personas más jóvenes son
quienes están innovando y creando cada vez más oportunidades de empleos;
obviamente las sociedades están cambiando y en países desarrollados los robots
están sustituyendo a las personas en algunas labores especificas donde se
requiere un mayor nivel de precisión a la hora de elaborar un producto, tales
como: maquinarias, equipos, vehículos, etc. Sin embargo el factor humano sigue
siendo esencial en el ámbito empresarial y laboral.

Los emprendedores deben tener el perfil de una persona exitosa, que


asume riesgos y los sabe afrontar, el fracaso no es una opción para ellos, deben
tener una mente abierta y ser inclusivos, tener planes de negocios concretos y
bien planificados, además deben hacerse del mejor talento humano que esté
disponible en aras de garantizar una gestión exitosa, y lo más importante;
mantenerse competitivos.

Características de un Emprendedor:

Un emprendedor no es solo la persona que tiene una idea, sino quien reúne
las características especiales para que su idea de negocio sea un proyecto
realmente exitoso, de allí que no todo dependa de una idea; sino de quien la
aplique y ponga en práctica correctamente. Es como el canto, todos cantamos;
pero no todos lo hacemos correctamente, y eso aplica en todas las cosas que
llevamos a cabo en la sociedad como individuos que somos.

Entre las características más importantes que debe reunir un emprendedor


se destacan las siguientes:

1. Tener conocimientos en gestión de negocios: ya que sin tener en


cuenta que rubro o ámbito empresarial se tiene pensado incursionar, hay
que tener ciertos conocimientos básicos de cómo debe llevarse un negocio.
2. Ser ambicioso, es decir; tener ganas de lograr el éxito y alcanzar grandes
cosas, que a la larga son los que generan la estabilidad de un negocio y
forjan un futuro, tener vision.
3. Tener valor y coraje: no basta con alcanzar grandes cosas, si la gente que
te rodea no cree en ti. Se necesita ser decidido y valiente para que los que
están a tu alrededor te respeten y crean en ti.
4. Ser competente: las personas que emprenden negocios deben ser
profesionales y deben formarse constantemente para desempeñar su rol
cada vez mejor.
5. Saber negociar y relativizar: en un mundo cada vez más globalizado y
con un entorno tan cambiante, los negocios deben verse de perspectivas
distintas, por lo cual es preciso relativizar los problemas y negociar para
lograr la resolución de los mismos.
6. Motivación: es importantísimo motivar a las personas que rodean al
emprendedor, hacerlos sentir parte del equipo de trabajo (sentido de
pertenencia) para entusiasmarlos y su vez ayudarlos a que se superen
personalmente.
7. Toma de decisiones: las decisiones siempre son importantes y el
apresuramiento puede muchas veces jugar en contra de los intereses de un
negocio; es por ello que es necesario realizar un análisis exhaustivo de
escenarios posibles para tomar la opción más idónea.
8. Capacidad de adaptación: debido a la rapidez con que se mueve el
mundo de los negocios, es menester que el emprendedor sea alguien que
tenga la virtud de adaptarse con facilidad a esas constantes fluctuaciones.
9. Iniciativa: en un mundo tan competitivo, no podemos permitirnos que otros
tomen el mando de nuestros proyectos. Es crucial que la iniciativa parta
desde el liderazgo de la persona o grupo que generó el proyecto o
emprendimiento, de lo contrario todo sería manipulado por agentes poco
competentes, y estaría en juego el éxito de la gestión de la empresa.
10. Humildad: para asegurarse el éxito en la gestión de negocios es
importante contar con ésta virtud, ya que las personas humildes y abiertas
generan mayor confianza a las personas que los rodean. Los jefes
amenazantes y arrogantes generan conflictos internos en el ambiente
laboral, aunado a que ya forman parte del pasado.

El emprendimiento no es algo nuevo, sólo que esta definición ha obtenido


un gran auge, en gran parte gracias a la llegada de las redes sociales a través de
la red digital (internet). La mayoría de los nuevos emprendedores se encuentran
en el ámbito tecnológico, el cual contiene una amplia gama de opciones que se
ofrecen a los consumidores con el fin de hacer su vida más práctica y sencilla. Los
productos más ofertados y demandados son las denominadas apps, las cuales
son aplicaciones tecnológicas con características diferenciadas y específicas que
son comercializadas a través de las distintas plataformas digitales.

En esta era digital la información lo es todo, ciertamente circula mucha


información a través de la red. Hay mucha información falsa, manipulada e incluso
información basura; pero para nuestro bien ese tipo de portales digitales son
denunciados y calificados constantemente. También hay información de gran
utilidad, que gracias a Dios es la que más abunda en la red. La cantidad de datos
que circulan a través de la fibra óptica es ilimitada, porque se actualiza
constantemente. La información es un derecho universal que tienen todos los
ciudadanos, y es responsabilidad del usuario reconocer la información, ya sea
buena o mala porque hay de todo, y para todos los gustos.

Tipos de Emprendimiento:

Cuando se hace referencia a la tipología de los emprendimientos, hablamos


de las diferentes clasificaciones relacionadas con las características que
determinan el desarrollo de una nueva idea de negocios. Hay que partir de la
premisa de que no todos los emprendimientos están orientados a los mismos
objetivos.

Los empresarios tienen un método diferente para dirigir y administrar un


negocio, las ideas y los enfoques son distintos, aunque en algunos casos se
observe alguna similitud, ya sea por la visión que proyecta la organización o la
manera en que desean innovar. Y es debido a ello que existen las clasificaciones
relacionadas con el emprendimiento. Como cada emprendedor o grupo de
emprendedores tienen una idea diferente de la forma en que deben iniciar una
gestión de negocios, todo va a depender de los recursos con que dispongan, las
condiciones socioeconómicas, e incluso el azar, porque aunque parezca extraño la
suerte en el mundo de los negocios a veces juega un rol fundamental, no en la
mayoría de los casos, pero si hay sus excepciones. A continuación se muestra
una clasificación de los emprendimientos, según sea el caso que corresponda.

Según el Tamaño:

1. Emprendimientos pequeños: son denominados de esta forma porque


generalmente son los propietarios quienes dirigen el negocio con un par de
trabajadores o colaboradores, que usualmente son familiares o amigos. La
mayoría de estos negocios son pequeñas tiendas o abastos, peluquerías,
carpinterías, trabajos de plomería, electricidad, etc. Estos emprendimientos
son muy poco rentables, pero si alcanzan para cubrir las necesidades
básicas del entorno familiar, pueden catalogarse como exitosos.
2. Emprendimientos escalables: son empresas que en sus inicios suelen ser
pequeñas, pero al mantenerse el tiempo se van escalando y posicionando
en los mercados obteniendo alto niveles de rentabilidad. Un ejemplo
fehaciente son aquellos emprendimientos de innovación tecnológica, que
hoy día son la panacea de los negocios. Hay muchos casos connotados de
empresas exitosas en el ámbito de la innovación tecnológica, como el caso
de los gigantes Facebook, twitter, las apps que fueron desarrolladas por
jóvenes tecnócratas en SiliconValley, entre otros.
3. Emprendimientos grandes: este tipo de emprendimientos hace referencia
a grandes empresas con ciclos de vida cortos, ya que por razones de
operatividad deben mantenerse en innovación constante en sus productos y
servicios para poder crecer y ser más competitivas, razón por la cual deben
estar imbuidas en un proceso de investigación continuo y una comprensión
absoluta de los cambios en los mercados. Hay que estar al día con los
gustos de los clientes, la actualización tecnológica, los cambios de las leyes
y la innovación de sus competidores cercano, entre otros. Son criterios a
tener en consideración si se desea mantener la solidez de la empresa.
4. Emprendimientos sociales: su enfoque central está en contribuir al
desarrollo social, no buscar atrapar una cuota determinada de mercado
como las demás empresas. Generalmente son empresas sin fines de lucro,
cuyo propósito es el de innovar en el campo de la educación, los derechos
humanos, la salud y el medio ambiente.

Existen también otros tipos de clasificación en el ámbito de los


emprendimientos, pero hay una que en nuestra opinión es de las más importantes,
como lo es la innovación. Ya que con un mundo tan cambiante y cada vez más
globalizado, el ingenio y la creatividad del talento humano juegan un rol
preponderante. En este sentido hacemos mención y definimos brevemente:

1. Emprendimiento innovador: son emprendimientos en los cuales los


procesos de investigación y desarrollo conducen a la innovación,
generalmente por cuestiones de competitividad. Este tipo de
emprendimiento muy regularmente está relacionado con el campo de la
ciencia y la tecnología y para obtener los resultados esperados se requiere
de mucha inversión y esfuerzo.
2. Emprendimiento oportunista: en líneas generales estos emprendimientos
surgen bajo la perspectiva de identificar una necesidad urgente o una
oportunidad inmejorable de hacer negocio. Está muy claro que para ello hay
que tener una especie sexto sentido para detectar, explotar y ejecutar las
oportunidades.
3. Emprendimiento incubador: estos no están basados en oportunidades
emergente, sino más bien en todo un proceso que se ha estado gestando
previamente, ya que estos se enfocan en satisfacer aquellas necesidades
del mercado que son permanentes y bien conocidas. Este tipo de
emprendimiento usualmente lleva un largo proceso de investigación,
crecimiento y desarrollo.
4. Emprendimiento de imitación: este tipo de emprendimiento, por lo
general consiste en imitar un producto o servicio que ya tenga éxito en el
mercado o puede darse a través de la creación de un nuevo producto o por
franquicias. Con el caso de los productos nuevos se busca imitar la parte
exitosa y agregarle características novedosas que llamen la atención en los
clientes, y en el caso de las franquicias se enfocan en un modelo de
negocio ya creado.
CONCLUSIONES

Las ideas son parte vital del ingenio humano, y aunque muchas veces
creamos que somos seres limitados, que lo somos; pero los limites se los pone
uno mismo, el esfuerzo que le dediquemos a las cosas que queremos hacer
siempre rendirá sus frutos y la recompensa muy alta. Los emprendedores alguna
vez fueron personas comunes y corrientes, que llegaron a tener una idea,
creyeron en esa idea y la concretaron, hoy días son personas exitosas.

Ciertamente el éxito no es para todo el mundo, pero no es menos cierto que


el persevera alcanza, y esa es una máxima en todo lo que hacemos
cotidianamente. Todos sabemos lo difícil que es levantar un negocio, tener un
personal que dependa de uno, pero cuando son resueltas las dificultades el orgullo
y amor propio se apodera de nosotros; el éxito depende en gran parte a la
actitud/aptitud que se tenga para resolver las situaciones no deseadas, aunque a
veces surja el factor suerte.

El esfuerzo colectivo siempre da buenos resultados, los emprendedores


tienen delante de si una labor titánica, de allí la importancia de contar con talento
humano apto, dispuestos a crecer y a desarrollarse junto con la empresa, el
emprendedor debe ser un líder con visión de futuro, inclusivo y responsable. Lo
demás fluirá de forma natural.