Está en la página 1de 38

UNIVERSIDAD ANDINA “NÉSTOR CÁCERES VELÁSQUEZ”

FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

TRABAJO ENCARGADO

Impuesto General a las Ventas – IGV

DOCENTE:

HUAMAN PAREDES, Werner Albert

INTEGRANTES:

 CAHUI GALINDO, Thalia Marithza


 FLORES PAMPAMALLCO, Ludwin Romario
 FLORES CARCASI, Roger Alonso
 CAYTANO PALOMINO, Rodrigo

SEMESTRE:

IX, 2019 – I

Puno, junio del 2019


Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 2

ÍNDICE

INTRODUCIÓN .............................................................................................................. 4

RESUMEN ....................................................................................................................... 5

I. ANTECEDENTES .................................................................................................... 6

1.1. Antecedentes históricos del IVA en el mundo ................................................... 6

1.2. Origen del IGV en el Perú ................................................................................. 6

II. ÁMBITO DE APLICACIÓN ................................................................................... 7

2.1. Definiciones ....................................................................................................... 7

2.1.1. Impuesto General a las Ventas ................................................................... 7

2.1.2. Venta........................................................................................................... 7

2.1.3. Bienes Muebles .......................................................................................... 8

2.1.4. Servicios ..................................................................................................... 8

2.2. Características del Impuesto General a las Ventas ............................................ 8

2.3. Operaciones Gravadas y No Gravadas .............................................................. 9

2.3.1. Operaciones Gravadas ................................................................................ 9

2.3.2. Conceptos No Gravados ........................................................................... 10

2.4. Exoneraciones del IGV .................................................................................... 13

2.5. Sujetos del Impuesto ........................................................................................ 14

III. NACIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN TRIBUTARIA .................................... 16

3.1. Como se genera la obligación de pagar impuestos .......................................... 16

3.2. La génesis de la obligación tributaria .............................................................. 16

3.2.1. En la venta de bienes ................................................................................ 18

3.2.2. En la prestación de servicios .................................................................... 19

3.2.3. En los contratos de construcción .............................................................. 20

3.2.4. En la primera venta de inmuebles............................................................. 21

3.2.5. En la importación de bienes...................................................................... 22


Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 3

3.2.6. En la venta de signos distintivos, invenciones, derechos de autor, derechos


de llave y similares .................................................................................................. 23

3.2.7. En los servicios de energía eléctrica, agua potable, y ser- vicios finales
telefónicos, télex y telegráficos ............................................................................... 23

IV. COMO SE ASIGNA EL IMPUESTO GENERAL A LAS VENTAS ................ 24

4.1. Base Imponible: ............................................................................................... 24

4.2. Impuesto Bruto ................................................................................................ 25

4.3. Impuesto a pagar .............................................................................................. 25

V. CRÉDITO FISCAL ............................................................................................. 26

5.1. ¿Cuáles son los requisitos para utilizarlo? ....................................................... 27

5.2. Errores para aplicar al crédito fiscal ................................................................ 28

5.3. ¿Cómo funciona el beneficio del crédito fiscal? .............................................. 28

5.4. Las adquisiciones que permiten crédito fiscal ................................................. 28

VI. REQUISITOS FORMALES Y SUSTANCIALES ............................................. 29

6.1. Requisitos sustanciales .................................................................................... 29

6.2. Requisitos formales.......................................................................................... 30

VII. NATURALEZA DEL IGV ................................................................................. 31

7.1. Transferencia de propiedad .............................................................................. 31

7.2. Título (contrato) ............................................................................................... 33

7.3. Obligación ........................................................................................................ 34

7.4. Prestación ......................................................................................................... 35

VIII. CONCLUSIONES ............................................................................................... 37

IX. BIBLIOGRAFÍA ................................................................................................. 38


Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 4

INTRODUCIÓN

Mediante el presente trabajo ponemos al alcance de su conocimiento toda la información


relacionada al Impuesto General a las Ventas ya que es un tema de interés común para
toda persona natural y/o jurídica.

Sin duda alguna el impuesto general a las ventas constituye el impuesto más importante
en el marco de los tributos para el gobierno central.

El IGV o también conocido en otros países como Impuesto al Valor Agregado - IVA,
dentro de la clasificación de los impuestos es considerado como uno indirecto ya que
quien soporta la carga económica del mismo no es obligado tributario (vendedor de bienes
o prestador de servicios), sino un tercero (comprador o consumidor final) que viene a ser
el "obligado económico".

En este sentido, en el IGV, el sujeto pasivo del impuesto traslada la carga económica del
tributo a un tercero, entendiéndose por traslación al fenómeno por el cual el contribuyente
de jure (sujeto pasivo) consigue transferir el peso del impuesto sobre otra persona quien
soporta la carga del mismo. La determinación del IGV resulta muy importante para
aquellas estadidades que realizan actividades empresariales, puesto que ven en que
momento es que nace la obligación tributaria.

Es en donde se determina el impuesto a pagar. Es importante recalcar que el impuesto


general a las ventas, debe aplicarse con las normas que regula este impuesto, resulta para
los empresarios, una obligación pues de no considerar adecuadamente lo mencionado, se
estaría determinando un impuesto mayor o lo contrario, al que efectivamente
corresponde, originándose de ser el caso infracciones y sanciones tributarios.

Con los pagos del IGV, se contribuye al desarrollo del país que utiliza los fondos mediante
diferentes entidades públicas como son: Ministerio de Salud, Ministerio de Defensa,
Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, Ministerio de Educación; generando
así ayuda y bienestar para los más necesitados del país.

Hemos elaborado el presente trabajo para dar a conocer todo lo relacionado al Impuesto
General a las Ventas de tal manera que se facilite la comprensión de lo que consiste y de
los beneficios que genera para la sociedad en general, en especial la visión que se le tiene
que dar como estudiantes del IX semestre de Derecho, en el curso de Derecho Tributario.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 5

RESUMEN

Tal como lo señalamos, el IMPUESTO GENERAL A LAS VENTAS, es el impuesto más


importante del presente siglo, no solo porque representa fuente importante de ingresos al
gobierno central, sino también es parte del desarrollo de nuestro país.

Por estos efectos, la presente monografía está desarrollada de acuerdo a la norma que
regula el IMPUESTO GENERAL A LAS VENTAS, indicando que operaciones gravan
por este impuesto y que operaciones no gravan, el ámbito de aplicación, quienes son los
sujetos del impuesto, tasas del impuesto, crédito fiscal, deducciones del crédito fiscal,
declaración del impuesto resultante, comprobantes comprometidos por el impuesto, estos
tratamientos se llevaran a cabo de acuerdo a la ley del IGV.

También se podrá observar cual es la naturaleza del IGV, y como se calcula el Impuesto
General a las Ventas.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 6

I. ANTECEDENTES
1.1. Antecedentes históricos del IVA en el mundo

El impuesto al valor agregado (IVA) fue concebido en Alemania por el alemán Von
Siemens (1919) como una alternativa a la imposición múltiple sobre el volumen de las
ventas que posteriormente fue incorporado por primera vez en un ordenamiento Jurídico
concreto por el Ministro de Hacienda Francés Maurice Lauré. Los antecedentes históricos
del IVA nacen en la edad el imperio romano donde adopta la forma de “Rerum venalium”,
Posteriormente en la edad media en los países de Francia (Maltote) y España como
(Alcabala), La base imponible del tributo se extiende a los servicios en Europa y se
implanta este impuesto conocido como (Parchase Tax) en Gran Bretaña en los años 1914
a 1918, que años después fue concebido por Alemania (1919) e implantado por Francia
el IVA como es conocido en la actualidad. En 1967, los miembros de la OECD adoptaron
dicha técnica impositiva. Actualmente la expansión del IVA se justifica por el principio
de retribución.
1.2.Origen del IGV en el Perú

La imposición al consumo, más conocido como el impuesto general a las ventas (IGV),
tiene sus orígenes, en nuestro país, en el Impuesto a los Timbres Fiscales (Ley 9923) que
afectaba el total del precio de venta. En 1973, mediante Decreto Ley 19620, se estableció
el Impuesto a los Bienes y Servicios (IBS) que gravaba la venta de bienes a nivel
fabricante o importador. En el año 1982, mediante Decreto Legislativo 190, se empezó a
implementar un impuesto general al consumo con una tasa general del 16%.

Fue en agosto del año 2003 mediante la Ley 28033, durante el periodo de gobierno de
Alejandro Toledo, que se incrementa la tasa de IGV en un 1%; de 16% a 17%, resultando
un total del 19% considerando el 2% de Impuesto de Promoción Municipal.

Años más tarde, el 20 de febrero de 2011 el Congreso de la República publica la Ley Nº


29666 que vuelve la tasa del IGV a 16% agregándose el 2% por el Impuesto de Promoción
Municipal. Esta empezó a regir a partir del 1 de marzo de 2011.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 7

II. ÁMBITO DE APLICACIÓN

Para comenzar es importante resaltar que el Impuesto General a las Ventas es un impuesto
con el cual todos nos vemos llamados a contribuir en nuestra vida diaria, de una u otra
manera, día a día nos vemos afectados por este impuesto.
2.1.Definiciones
2.1.1. Impuesto General a las Ventas

El IGV o Impuesto General a las Ventas es un impuesto que grava todas las fases del ciclo
de producción y distribución, está orientado a ser asumido por el consumidor final,
encontrándose normalmente en el precio de compra de los productos que adquiere.

El impuesto bruto correspondiente a cada operación gravada es el monto resultante de


aplicar la tasa del impuesto sobre la base imponible, constituida por el valor de venta en
la venta de bienes, el total de la retribución en la prestación o utilización de servicios, el
valor de la construcción en los contratos de construcción, el ingreso percibido en la venta
de inmuebles excluido el valor del terreno y el valor de Aduana más los derechos e
impuestos que afecten esta operación en las importaciones.

Para liquidar el impuesto que corresponde a un período tributario, del impuesto bruto se
resta el crédito fiscal, que está constituido por el impuesto general a las ventas consignado
separadamente en el comprobante de pago, que respalde la adquisición de bienes,
servicios y contratos de construcción, o el pagado en la importación del bien o con motivo
de la utilización en el país de servicios prestados por no domiciliados.

Para los efectos de la aplicación del Impuesto se entiende por:


2.1.2. Venta

Todo acto por el que se transfieren bienes a título oneroso, independientemente de la


designación que se dé a los contratos o negociaciones que originen esa transferencia y de
las condiciones pactadas por las partes.

El retiro de bienes que efectúe el propietario, socio o titular de la empresa o la empresa


misma, incluyendo los que se efectúen como descuento o bonificación, con excepción de
los señalados por esta Ley y su Reglamento.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 8

2.1.3. Bienes Muebles

Los corporales que pueden llevarse de un lugar a otro, los derechos referentes a los
mismos, los signos distintivos, invenciones, derechos de autor, derechos de llave y
similares, las naves y aeronaves, así como los documentos y títulos cuya transferencia
implique la de cualquiera de los mencionados bienes.
2.1.4. Servicios

Toda prestación que una persona realiza para otra y por la cual percibe una retribución o
ingreso que se considere renta de tercera categoría para los efectos del Impuesto a la
Renta, aun cuando no esté afecto a este último impuesto; incluidos el arrendamiento de
bienes muebles e inmuebles y el arrendamiento financiero.

- Entiéndase que el servicio es prestado en el país cuando el sujeto que lo presta se


encuentra domiciliado en él para efecto del Impuesto a la Renta, sea cual fuere el
lugar de celebración del contrato o del pago de la retribución.
- El servicio es utilizado en el país cuando siendo prestado por un sujeto no
domiciliado, es consumido o empleado en el territorio nacional,
independientemente del lugar en que se pague o se perciba la contraprestación y
del lugar donde se celebre el contrato.

La entrega a título gratuito que no implique transferencia de propiedad, de bienes que


conforman el activo fijo de una empresa vinculada a otra económicamente, salvo en los
casos señalados en el Reglamento.

- Para efectos de establecer la vinculación económica, será de aplicación lo


establecido en el artículo 54º del presente dispositivo.
- En el caso del servicio de transporte internacional de pasajeros, el Impuesto
General a las Ventas se aplica sobre la venta de pasajes que se expidan en el país
o de aquellos documentos que aumenten o disminuyan el valor de venta de los
pasajes siempre que el servicio se inicie o termine en el país, así como el de los
que se adquieran en el extranjero para ser utilizados desde el país.
2.2.Características del Impuesto General a las Ventas

a) Se le denomina no acumulativo, porque solo grava el valor agregado de cada etapa


en el ciclo económico, deduciéndose el impuesto que gravó las fases anteriores.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 9

b) Se encuentra estructurado bajo el método de base financiera de impuesto contra


impuesto (débito contra crédito), es decir el valor agregado se determina restando
del impuesto que se aplica al valor de las ventas, con el impuesto que gravo las
adquisiciones de productos relacionados con el giro del negocio.
2.3.Operaciones Gravadas y No Gravadas

El IGV Califica como un impuesto plurifásico, el cual se encuentra estructurado en base


a la técnica del valor agregado, bajo el método de sustracción, adoptando de manera
específica como método de deducción el de base financiera. Sobre esta base el valor
agregado se obtiene producto de la diferencia que se presenta entre las ventas y las
compras que fueron realizadas en el periodo.
2.3.1. Operaciones Gravadas

El Impuesto General a las Ventas grava las siguientes operaciones:

a) La venta en el país de bienes muebles;


b) La prestación o utilización de servicios en el país;
c) Los contratos de construcción;
d) La primera venta de inmuebles que realicen los constructores de los mismos.
 Asimismo, la posterior venta del inmueble que realicen las empresas vinculadas
con el constructor, cuando el inmueble haya sido adquirido directamente de éste
o de empresas vinculadas económicamente con el mismo.

Lo dispuesto en el párrafo anterior no será de aplicación cuando se demuestre que el


precio de la venta realizada es igual o mayor al valor de mercado. Se entiende por
valor de mercado el que normalmente se obtiene en las operaciones onerosas que el
constructor o la empresa realizan con terceros no vinculados, o el valor de tasación,
el que resulte mayor.

Para efecto de establecer la vinculación económica es de aplicación lo dispuesto en el


Artículo 54º del presente dispositivo.

También se considera como primera venta la que se efectúe con posterioridad a la


reorganización o traspaso de empresas.

e) La importación de bienes.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 10

2.3.2. Conceptos No Gravados

No están gravados con el impuesto:

a) El arrendamiento y demás formas de cesión en uso de bienes muebles e inmuebles,


siempre que el ingreso constituya renta de primera o de segunda categorías
gravadas con el Impuesto a la Renta.
b) La transferencia de bienes usados que efectúen las personas naturales o jurídicas
que no realicen actividad empresarial, salvo que sean habituales en la realización
de este tipo de operaciones.
c) La importación de:
1. Bienes donados a entidades religiosas. Dichos bienes no podrán ser transferidos o
cedidos durante el plazo de cuatro (4) años contados desde la fecha de la
numeración de la Declaración Única de Importación. En caso que se transfieran o
cedan, se deberá efectuar el pago de la deuda tributaria correspondiente de acuerdo
con lo que señale el Reglamento. La depreciación de los bienes cedidos o
transferidos se determinará de acuerdo con las normas del Impuesto a la Renta.

No están comprendidos en el párrafo anterior los casos en que por disposiciones


especiales se establezcan plazos, condiciones o requisitos para la transferencia o cesión
de dichos bienes

2. Bienes de uso personal y menaje de casa que se importen libres o liberados de


derechos aduaneros por dispositivos legales y hasta el monto y plazo establecidos
en los mismos, con excepción de vehículos.
3. Bienes efectuada con financiación de donaciones del exterior, siempre que estén
destinados a la ejecución de obras públicas por convenios realizados conforme a
acuerdos bilaterales de cooperación técnica, celebrados entre el Gobierno del Perú
y otros Estados u Organismos Internacionales Gubernamentales de fuentes
bilaterales y multilaterales.
d) El Banco Central de Reserva del Perú por las operaciones de:
1. Compra y venta de oro y plata que realiza en virtud de su Ley Orgánica.
2. Importación o adquisición en el mercado nacional de billetes, monedas, cospeles
y cuños.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 11

e) La transferencia o importación de bienes y la prestación de servicios que efectúen


las Instituciones Educativas Públicas o Particulares exclusivamente para sus fines
propios. Mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministro de Economía y
Finanzas y el Ministro de Educación, se aprobará la relación de bienes y servicios
inafectos al pago del Impuesto General a las Ventas.

La transferencia o importación de bienes y la prestación de servicios debidamente


autorizada mediante Resolución Suprema, vinculadas a sus fines propios, efectuada por
las Instituciones Culturales o Deportivas a que se refieren el inciso

f) Los pasajes internacionales adquiridos por la Iglesia Católica para sus agentes
pastorales, según el Reglamento que se expedirá para tal efecto; ni los pasajes
internacionales expedidos por empresas de transporte de pasajeros que en forma
exclusiva realicen viajes entre zonas fronterizas.
g) Las regalías que corresponda abonar en virtud de los contratos de licencia
celebrados conforme a lo dispuesto en la Ley Nº 26221.
h) Los servicios que presten las Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones y
las empresas de seguros a los trabajadores afiliados al Sistema Privado de
Administración de Fondos de Pensiones y a los beneficiarios de éstos en el marco
del Decreto Ley N° 25897.
i) La importación o transferencia de bienes que se efectúe a título gratuito, a favor
de Entidades y Dependencias del Sector Público, excepto empresas; así como a
favor de las Entidades e Instituciones Extranjeras de Cooperación Técnica
Internacional (ENIEX), Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo
(ONGD-PERU) nacionales e Instituciones Privadas sin fines de lucro receptoras
de donaciones de carácter asistencial o educacional, inscritas en el registro
correspondiente que tiene a su cargo la Agencia Peruana de Cooperación
Internacional (ACPI) del Ministerio de Relaciones Exteriores, siempre que sea
aprobada por Resolución Ministerial del Sector correspondiente. En este caso, el
donante no pierde el derecho a aplicar el crédito fiscal que corresponda al bien
donado.

Asimismo, no está gravada la transferencia de bienes al Estado, efectuada a título gratuito,


de conformidad a disposiciones legales que así lo establezcan.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 12

j) Los intereses y las ganancias de capital generados por Certificados de Depósito


del Banco Central de Reserva del Perú y por Bonos "Capitalización Banco Central
de Reserva del Perú".
k) Los juegos de azar y apuestas, tales como loterías, bingos, rifas, sorteos, máquinas
tragamonedas y otros aparatos electrónicos, casinos de juego y eventos hípicos.
l) La adjudicación a título exclusivo a cada parte contratante, de bienes obtenidos
por la ejecución de los contratos de colaboración empresarial que no lleven
contabilidad independiente, en base a la proporción contractual, siempre que
cumplan con entregar a la Superintendencia Nacional de Administración
Tributaria - SUNAT la información que, para tal efecto, ésta establezca.
m) La asignación de recursos, bienes, servicios y contratos de construcción que
efectúen las partes contratantes de sociedades de hecho, consorcios, joint ventures
u otras formas de contratos de colaboración empresarial, que no lleven
contabilidad independiente, para la ejecución del negocio u obra en común,
derivada de una obligación expresa en el contrato, siempre que cumpla con los
requisitos y condiciones que establezca la SUNAT.
n) La atribución, que realice el operador de aquellos contratos de colaboración
empresarial que no lleven contabilidad independiente, de los bienes comunes
tangibles e intangibles, servicios y contratos de construcción adquiridos para la
ejecución del negocio u obra en común, objeto del contrato, en la proporción que
corresponda a cada parte contratante, de acuerdo a lo que establezca el
Reglamento.
o) La venta e importación de los medicamentos y/o insumos necesarios para la
fabricación nacional de los equivalentes terapéuticos que se importan (mismo
principio activo) para tratamiento de enfermedades oncológicas, del VIH/SIDA y
de la Diabetes, efectuados de acuerdo a las normas vigentes.
p) Los servicios de crédito: Sólo los ingresos percibidos por las Empresas Bancarias
y Financieras, Cajas Municipales de Ahorro y Crédito, Cajas Municipales de
Crédito Popular, Empresa de Desarrollo de la Pequeña y Micro Empresa –
EDPYME, Cooperativas de Ahorro y Crédito y Cajas Rurales de Ahorro y
Crédito, domiciliadas o no en el país, por conceptos de ganancias de capital,
derivadas de las operaciones de compraventa letras de cambio, pagarés, facturas
comerciales y demás papeles comerciales, así como por concepto de comisiones
e intereses derivados de las operaciones propias de estas empresas.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 13

También están incluidas las comisiones, intereses y demás ingresos provenientes de


créditos directos e indirectos otorgados por otras entidades que se encuentren
supervisadas por la Superintendencia de Banca y Seguros y Administradoras Privadas de
Fondos de Pensiones dedicadas exclusivamente a operar a favor de la micro y pequeña
empresa.

Asimismo, los intereses y comisiones provenientes de créditos de fomento otorgados


directamente o mediante intermediarios financieros, por organismos internacionales o
instituciones gubernamentales extranjeras, a que se refiere el inciso c) del artículo 19° del
Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto a la Renta, aprobado por el Decreto
Supremo N° 179-2004-EF y normas modificatorias.

q) Las pólizas de seguros de vida emitidas por compañías de seguros legalmente


constituidas en el Perú, de acuerdo a las normas de la Superintendencia de Banca,
Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones, siempre que el
comprobante de pago sea expedido a favor de personas naturales residentes en el
Perú. Asimismo, las primas de los seguros de vida a que se refiere este inciso y
las primas de los seguros para los afiliados al Sistema Privado de Administración
de Fondos de Pensiones que hayan sido cedidas a empresas reaseguradoras, sean
domiciliadas o no.
2.4. Exoneraciones del IGV

a) El Sistema de Pago de Obligaciones Tributarias con el Gobierno Central – SPOT


(Sistema de Detracciones) viene aplicándose en el país de manera paulatina desde
el año 2002 como un mecanismo cuyo fin es garantizar el pago del IGV y del
Impuesto a la Renta, entre otros tributos en sectores con alto grado de
informalidad.
b) Mediante la Resolución de Superintendencia Nº 183-2004/SUNAT publicada el
15.08.2004 y vigente desde el 15.09.2004 se introdujo la aplicación del SPOT a
una lista determinada de bienes y servicios, los cuales se encuentran detallados en
los Anexos I, II y III de la mencionada Resolución. Los Anexos en mención han
sufrido con el transcurso de los años una serie de modificaciones e
incorporaciones, como se aprecia a continuación: Anexo I, Anexo II, Anexo III.
c) En sus inicios el SPOT se aplico únicamente a la venta de bienes y prestación de
servicios gravados con el Impuesto General a la Ventas (IGV). A partir del 01 de
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 14

noviembre del 2012, mediante Resolución de Superintendencia Nº 249-


2012/SUNAT se amplía su aplicación a la venta de determinados bienes
exonerados del IGV, que generan renta gravada con el Impuesto a la Renta de
Tercera Categoría, los cuales se encuentran especificados en los numerales 20 y
21 del Anexo II de la Resolución de Superintendencia Nº 183-2004/SUNAT.
d) Desde el 01 de febrero del 2013, mediante la publicación de la Resolución de
Superintendencia Nº 022-2013/SUNAT, se modifica la Resolución de
Superintendencia Nº 183-2004/SUNAT a fin de aplicar el SPOT a la primera
venta de inmuebles que realicen los constructores de los mismos, sujetándose la
misma al porcentaje del 4% sobre el valor de venta del inmueble.
e) Paralelamente a lo indicado líneas arriba, desde el 01.10.2006, mediante la
Resolución de Superintendencia Nº 073-2006/SUNAT y normas modificatorias,
se aplica el SPOT, de manera específica, al transporte de bienes realizado por vía
terrestre gravado con el IGV.
f) A su vez, mediante Resolución de Superintendencia Nº 057-2007/SUNATy
normas modificatorias se establece como sujeto al SPOT el servicio de transporte
público de pasajeros realizado por vía terrestre, en la medida que el vehículo en
el cual se preste dicho servicio transite por las garitas o puntos de peaje
expresamente señalados en el siguiente Anexo.
g) Finalmente, el Sistema (SPOT) se ve ampliado en su aplicación con la publicación
de la Resolución de Superintendencia Nº 250-2012/SUNAT efectuada el
31.10.2012, y vigente a partir del 01 de noviembre del 2012, regulándose de
manera separada la aplicación del SPOT a los espectáculos públicos gravados con
el IGV.
2.5. Sujetos del Impuesto

Son sujetos del Impuesto en calidad de contribuyentes, las personas naturales, las
personas jurídicas, las sociedades conyugales que ejerzan la opción sobre atribución de
rentas prevista en las normas que regulan el Impuesto a la Renta, sucesiones indivisas,
sociedades irregulares, patrimonios fideicometidos de sociedades titulizadora, los fondos
mutuos de inversión en valores y los fondos de inversión que desarrollen actividad
empresarial que:

- Efectúen ventas en el país de bienes afectos, en cualquiera de las etapas del ciclo
de producción y distribución.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 15

- Presten en el país servicios afectos.


- Utilicen en el país servicios prestados por no domiciliados.
- Ejecuten contratos de construcción afectos.
- Efectúen ventas afectas de bienes inmuebles.
- Importen bienes afectos.

Tratándose de las personas naturales, las personas jurídicas, entidades de derecho público
o privado, las sociedades conyugales que ejerzan la opción sobre atribución de rentas
prevista en las normas que regulan el Impuesto a la Renta, sucesiones indivisas, que no
realicen actividad empresarial, serán consideradas sujetos del impuesto cuando:

- Importen bienes afectos.


- Realicen de manera habitual las demás operaciones comprendidas dentro del
ámbito de aplicación del Impuesto.

La habitualidad se calificará en base a la naturaleza, características, monto, frecuencia,


volumen y/o periodicidad de las operaciones, conforme a lo que establezca el
Reglamento. Se considera habitualidad la reventa.

Sin perjuicio de lo antes señalado se considerará habitual la transferencia que efectúe el


importador de vehículos usados antes de transcurrido un (1) año de numerada la
Declaración Única de Aduanas respectiva o documento que haga sus veces.

También son contribuyentes del Impuesto la comunidad de bienes, los consorcios, joint
ventures u otras formas de contratos de colaboración empresarial, que lleven contabilidad
independiente, de acuerdo con las normas que señale el Reglamento.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 16

III. NACIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN TRIBUTARIA


3.1. Como se genera la obligación de pagar impuestos

Conforme indica el artículo 2° del Texto Único Ordenado del Código Tributario,
aprobado mediante Decreto Supremo N° 133-2013-EF, la obligación tributaria nace
cuando se realiza el hecho previsto en la ley, como generador de dicha obligación, razón
por la cual constituye un elemento de especial trascendencia en el diseño de toda norma
legal que regula algún tributo en específico.

Esta trascendencia resulta siendo particularmente crucial en un tributo como el Impuesto


General a las Ventas en el que la determinación del impuesto a pagar se establece
mensualmente, acorde a lo previsto en el artículo 11° del Texto Único Ordenado de la
Ley del Impuesto General a las Ventas, aprobado mediante Decreto Supremo N° 055-99-
EF, en adelante Ley del IGV.

Siendo ello así, en el presente artículo analizaremos a nivel doctrinario el concepto de


nacimiento de la obligación tributaria, de modo tal que nos permita evaluar en su real
dimensión los diferentes supuestos de génesis de la obligación tributaria respecto del
Impuesto General a las Ventas, a partir de los alcances positivos del artículo 4° de la Ley
del IGV, así como la configuración jurisprudencial que dichas circunstancias han tenido
a partir de los pronunciamientos del Tribunal Fiscal en la materia. (SUNAT, 2016)
3.2. La génesis de la obligación tributaria

Como habíamos adelantado, para el caso de cualquier tributo en general, la obligación


tributaria, tiene su origen en el momento que se produce el hecho imponible establecido
en la ley en la realidad, tal como y como prevé el artículo 2° del Código Tributario.

Para el profesor alemán Heinrich W. KRUSE: “La obligación impositiva nace tan pronto
se realiza el hecho imponible al que la ley vincula el impuesto. No es necesaria una
determinada voluntad de realización, como también es indiferente la equivocación sobre
las consecuencias impositivas de las actividades realizadoras del hecho imponible, aparte
de algunas excepciones.

La obligación impositiva nace en virtud de la ley, nunca en virtud de un negocio


jurídico” (Kruse, 1978)

Sobre el mismo tema el jurista Albert Hensel con acierto nos explica que: “El nacimiento
de la obligación tributaria (de la deuda tributaria, del crédito tributario) se fundamenta
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 17

así, globalmente, en la realización del pre- supuesto de hecho legalmente previsto. La


importancia del precepto reside en que, con él no quiere ya hacer depender el nacimiento
de la obligación tributaria del acto administrativo de liquidación en los impuestos que lo
requieren” A partir del texto de la Ley General Tributaria española, los profesores
españoles Queralt, Lozano Serrano, Tejerizo López y Casado Ollero, nos explican el
nacimiento de la obligación tributaria en los siguientes términos: “El art. 21.1 de la Ley
General define el devengo como “el momento en el que se entiende realizados el hecho
imponible y en el que se produce el nacimiento de la obligación tributaria principal”.
En consecuencia, en cuanto “momento”, el devengo es, en primer lugar, una referencia
temporal, una acotación o un instante precisos en el que tienen lugar ciertos efectos
jurídicos. Por eso, en segundo lugar, también el devengo se identifica con tales efectos
jurídicos, que son, en una palabra, el nacimiento de la obligación tributaria principal. En
cuanto obligación legal que es esta última, no puede producirse su nacimiento sino
conforme el mecanismo propio de este tipo de obligaciones, es decir, la verificación de
su presupuesto de hecho generador señalado por la ley, como expresa el art. 20 LGT y
reitera el art. 21; esto es, por la realización del hecho imponible” (HENSEL, 2005)

Sobre la génesis de la obligación tributaria, Ricardo Fenochietto explica que: “El hecho
imponible es el presupuesto de hecho o acto, acontecido el cual, por disposición de una
ley, nace la obligación tributaria. En otras palabras, debe producirse un acontecimiento o
evento para que un sujeto deba el impuesto; la existencia de una ley que establezca el
tributo por sí sola no hará nacer tal obligación. Al respecto Dino Jarach nos enseña que
“La ley no pue- de generar la obligación sin la existencia en la vida real del hecho
imponible concreto” y que “Por otra parte, el hecho imponible no crea por sí la obligación
sino que lo hace a través de la ley” .

De las definiciones anteriormente citadas queda claro que el nacimiento de la obligación


tributaria se produce cuando acontece en la realidad la situación fáctica, hecho jurídico o
situación prevista en la ley, como productora de los efectos de la obligación fiscal, siendo
que los referidos efectos se provocan con total independencia al deseo o sentir de las
personas que participan en los hechos, por cuanto dependerá de lo que el legislador ha
establecido en la norma positiva que regula al tributo en particular. (FENOCHIETTO,
2001)
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 18

Siendo ello así, en el caso peruano no bastará con tener en consideración las previsiones
normativas del artículo 2° del Código Tributario, sino que habrá que dirigirse al texto
legal que regula el tributo que será materia de análisis, como lo es para fines de este
trabajo el artículo 4° de la Ley del IGV.

A continuación, pasaremos a analizar los principales supuestos de nacimiento de la


obligación tributaria que contempla el artículo 4° de la Ley del IGV.

3.2.1. En la venta de bienes

El primero de los supuestos establecidos por el legislador indica que la obligación


tributaria se origina en la venta de bienes, en la fecha en que se emita el comprobante de
pago de acuerdo a lo que establezca el reglamento o en la fecha en que se entregue el
bien, lo que ocurra primero.

Al respecto, debe tenerse presente que con la finalidad que se configure el nacimiento de
la obligación tributaria bajo este supuesto, según el literal a) del numeral 3 del artículo 2°
del Reglamento de la Ley del IGV, aprobado mediante Decreto Supremo N° 29-94-EF,
se considera venta a todo acto a título oneroso que conlleve la transmisión de propiedad
de bienes, independientemente de la denominación que le den las partes, tales como venta
propiamente dicha, permuta, dación en pago, expropiación, adjudicación por disolución
de sociedades, aportes sociales, adjudicación por remate o cualquier otro acto que
conduzca al mismo fin.

Igualmente, el numeral 1 del artículo 3° del referido Reglamento establece que, con
relación al nacimiento de la obligación tributaria, se en- tiende por “fecha de entrega de
un bien”, a la fecha en que el bien queda a disposición del adquirente.

A su turno, el literal d) del numeral 1 del artículo 3° del citado Reglamento establece que
se deberá entender como “fecha en que se emita el comprobante de pago”, la fecha en
que, de acuerdo al Reglamento de Comprobantes de Pago, éste debe ser emitido o se
emita, lo que ocurra primero.

En el caso de pagos parciales, el primer párrafo del numeral 3 del artículo 3° del
Reglamento de la Ley del IGV establece que, en la venta de bienes muebles, los pagos
recibidos anticipadamente a la entrega del bien o puesta a disposición del mismo, dan
lugar al nacimiento de la obligación tributaria, por el monto percibido, precisando que en
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 19

este supuesto, no da lugar al nacimiento de la obligación tributaria, la entrega de dinero


en calidad de arras de retractación, depósito o garantía antes que exista la obligación de
entregar o transferir la propiedad del bien, siempre que éstas no superen en conjunto el
tres por ciento (3%) (9) del valor total de venta, agregando que dicho porcentaje será de
aplicación a las arras confirmatorias.

Respecto de la segunda de las alternativas para que se produzca el nacimiento de la


obligación tributaria, el Tribunal Fiscal nos recuerda cuándo se origina la transferencia
de propiedad de un bien mueble desde la perspectiva del Derecho Civil en la rtF n°
10813-3-2010 al establecer: “Que de otro lado es importante indicar que según lo
señalado en la Resolución del Tribunal Fiscal N° 05682-2-2009, en un caso similar al
presente, la regla para la transferencia de bienes muebles, contemplada en el artículo 947°
del Código Civil, es que la transferencia de propiedad de una cosa mueble se efectúa con
la tradición a su acreedor, salvo disposición legal diferente, la cual se realiza según el
artículo 901° del citado código, mediante la entrega del bien a quien debe recibirlo o a la
persona designada por él o por la ley y con las formalidades que ésta establece, mientras
que el artículo

902° del referido código, señala que la tradición también se considera realizada cuando
cambia el título posesorio de quien está poseyendo o cuando se transfiere el bien que está
en poder de un tercero; y que la celebración de un contrato de compraventa sobre bienes
muebles no produce la transferencia de propiedad de los bienes muebles sino solamente
la obligación de enajenarlos, siendo necesario para tal efecto la entrega del bien, ya sea
real o ficta, estando ésta última regulada en el artículo 902° antes citado” .
3.2.2. En la prestación de servicios

De acuerdo con el numeral 1 del literal c) del artículo 3° de la Ley del Impuesto a la
Renta, sea cual fuere el lugar de celebración del contrato o del pago de la retribución.

En este supuesto, la obligación tributaria se origina, en la fecha en que se emita el


comprobante de pago de acuerdo a lo que establezca el reglamento o en la fecha en que
se percibe la retribución, lo que ocurra primero.

Sobre el particular, el tercer párrafo del artículo 3° del Reglamento de la Ley del IGV,
establece que en los casos de prestación o utilización de servicios la obligación tributaria
nace en el momento y por el monto que se percibe, siendo que para los casos de servicios,
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 20

la obligación tributaria nacerá con la percepción del ingreso, inclusive cuando éste tenga
la calidad de arras, depósito o garantía siempre que éstas superen, de forma conjunta, el
tres por ciento (3%) del valor de prestación o utilización del servicio.

Al respecto el Tribunal Fiscal en la RTF n° 17423-4-2011 nos muestra cómo determinó


en un caso concreto el momento del nacimiento de la obligación tributaria en la prestación
de servicios: “Que de lo expuesto, se observa que a efecto de determinar el nacimiento de
la obligación tributaria por la prestación del servicio de preparación de roca prestado por
la recurrente, de acuerdo con el inciso c) del artículo 4° de la Ley del Impuesto General a
las Ventas, se debe considerar la fecha en que efectivamente se emitió el comprobante de
pago o la fecha en que se percibió la retribución, lo que ocurriera primero.

Que de lo expuesto, se tiene que tal como consignó la recurrente en la citada Factura N°
001-00017, recibió de la Comisión de Regantes La Bombón, adelantos por el servicio de
preparación de roca en los períodos de febrero y marzo de 2002, no obstante, dichos
montos fueron facturados recién en mayo de 2002, conforme se aprecia del Registro de
Ventas de la recurrente, de foja 106, a pesar que el nacimiento de la obligación tributaria
se produjo en febrero y marzo de 2002, al haber percibido en tales períodos adelantos de
la retribución pactada, por lo que correspondía que fueran considerados como ingresos de
estos últimos períodos, en consecuencia, el reparo por diferimiento de ingresos se
encuentra arreglado a ley, correspondiendo confirmar la apelada en dicho extremo”
3.2.3. En los contratos de construcción

La obligación tributaria se origina, en los contratos de construcción, en la fecha en que se


emita el comprobante de pago de acuerdo a lo que establezca el reglamento o en la fecha
de percepción del ingreso, sea total o parcial o por valorizaciones periódicas, lo que ocurra
primero.

De conformidad con el numeral 4 del artículo 3° del Reglamento de la Ley del IGV, la
obligación tributaria nace en la fecha de emisión del comprobante de pago por el monto
consignado en el mismo o en la fecha de percepción del ingreso por el monto percibido,
lo que ocurra primero, sea éste por concepto de adelanto, de valorización periódica, por
avance de obra o los saldos respectivos, inclusive cuando se les denomine arras, de- pósito
o garantía. Tratándose de arras, depósito o garantía la obligación tributaria nace cuando
éstas superen, de forma conjunta, el tres por ciento (3%) del valor total de la construcción.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 21

En la RTF n° 11511-3-2009 tenemos un ejemplo del nacimiento de la obligación


tributaria en el supuesto de contratos de construcción: “Que de la documentación que
obra en autos, se advierte que los servicios gravados consistían en operaciones de
ejecución de obra, tales como Red Secundaria 440/220 PSR Azángaro, Montaje
electromecánico PSE Azángaro Redes Secundarias, operaciones que conforme a los
normas antes citadas, se encuentran afectas al pago del Impuesto General a las Ventas por
encontrarse dentro del supuesto gravado de contratos de construcción.

Que estando a lo señalado en el considerando anterior, el nacimiento de la obligación


tributaria respecto a este tipo de operaciones se produce con la emisión del comprobante
de pago o el pago de la retribución, lo que ocurra primero, siendo que en el presente caso,
de acuerdo a las facturas presenta- das tanto por la recurrente como por su cliente Wilber
Apaza Sara, la emisión de los comprobantes de pago coincide con su cancelación” .
3.2.4. En la primera venta de inmuebles

La obligación tributaria se origina, en la primera venta de inmuebles, en la fecha de


percepción del ingreso, por el monto que se perciba, sea parcial o total.

Al respecto, es del caso indicar que de acuerdo con el cuarto párrafo del numeral 3 del
artículo 3° del Reglamento de la Ley del IGV, en la prime- ra venta de inmuebles, se
considerará que nace la obligación tributaria en el momento y por el monto que se percibe,
inclusive cuando se denomine arras, depósito o garantía siempre que éstas superen, de
forma conjunta, el tres por ciento (3%) del valor total del inmueble.

Respecto de la primera venta de inmuebles que realizan los constructores de los mismos
en la rtF n° 03716-3-2008 se ha resuelto como sigue: “Que en el punto 5.3 de la cláusula
quinta del referido contrato se seña- la que queda expresamente convenido que mientras
el comprador no haya pagado la totalidad del precio, así como sus respectivos intereses
en casos de retrasos u otros, no obtendrá la propiedad del bien, la que será retenida por el
vendedor, y en el punto 5.4 de la citada cláusula se señala que ambas partes celebran
dicho contrato con el pacto de reserva de dominio previsto en los artículos 1583° y 1584°
del Código Civil.

Que respecto al contrato de compra venta, el artículo 1529° del Código Civil establece
que “por la compraventa el vendedor se obliga a transferir la propiedad de un bien al
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 22

comprador y éste a pagar su precio en dinero”, y en cuanto al contrato de compra venta


con reserva de propiedad el artículo

1583° del Código antes citado, señala que “En la compraventa puede pactar- se que el
vendedor se reserva la propiedad del bien hasta que se haya pagado todo el precio o una
parte determinada de él, aunque el bien haya sido entre- gado al comprador, quien asume
el riesgo de su pérdida o deterioro desde el momento de la entrega. El comprador adquiere
automáticamente el derecho a la propiedad del bien con el pago del importe del precio
convenido”.

Que lo contenido en el contrato celebrado entre la recurrente y CODAVY- SE S.A. y de


las normas antes glosadas, se tiene que el citado contrato es uno de compra-venta en la
que el vendedor se reserva la propiedad del bien hasta la cancelación de la totalidad del
precio pactado por parte de la compradora, y de acuerdo con el criterio contenido en la
Resolución del Tribunal Fiscal N° 00588-2-2001 del 18 de mayo de 2001, en el caso de
ventas con reserva de propiedad, el hecho imponible se verifica con la mencionada
operación de venta y no en el momento en que jurídicamente se transfiere la propiedad.
3.2.5. En la importación de bienes

Al respecto, la obligación tributaria se origina, en la importación de bienes, en la fecha


en que se solicita su despacho a consumo.

Sobre el particular, es del caso indicar que la expresión “despacho a consumo” designa,
en la terminología aduanera y fiscal, el procedimiento administrativo que tiene como
finalidad introducir al consumo, en forma definitiva, en el circuito de la economía interna
de un país, mercadería originalmente extranjera, como acertadamente lo define la
Dirección Nacional de Aduanas de la República Oriental del Uruguay.

A nivel nacional el numeral 1 del artículo VI del Procedimiento INTA- PG.01-A establece
sobre el tema que: “La importación para el consumo es el régimen aduanero que permite
el ingreso de mercancías al territorio aduanero para su consumo, luego del pago o
garantía, según corresponda, de los derechos arancelarios y demás impuestos aplicables,
así como el pago de los recargos y multas que hubieren y del cumplimiento de las
formalidades y otras obligaciones aduaneras”.

De otro lado, en el Dictamen que sirvió de base para emitir la RTF n° 0475-1-2001 se
puntualizó cuál es el momento en el cual se produce el nacimiento de la obligación
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 23

tributaria en el supuesto de la importación de bienes en los siguientes términos: “A tal


efecto, es preciso anotar, que respecto a las normas de la Ley General de Aduanas y de
su Reglamento, que señalan que en caso de existir una modificación en los derechos de
aduana y demás impuestos, con posterioridad a la adquisición de mercadería importada,
se aplicará la más favorable al deudor, este Tribunal en la Resolución N° 391-2-96 ha
dejado establecido que dichas normas, regulan las operaciones de comercio exterior, entre
ellas, la importación de bienes, fijando criterios particulares para la determinación de la
obligación tributaria, no siendo aplicables al Impuesto General a las Ventas, Selectivo al
Consumo y Promoción Municipal, los mismos que se regulan por la norma de la materia.

En virtud al indicado criterio y, de conformidad con los artículos 4° inciso g) y 52° de la


Ley del Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo aprobada por
Decreto Legislativo N° 821, la obligación tributaria respecto de éste último impuesto,
tratándose de importaciones, nace sin excepciones, en la fecha que se solicita el despacho
al consumo.
3.2.6. En la venta de signos distintivos, invenciones, derechos de autor,
derechos de llave y similares

La obligación tributaria se origina, tratándose de la venta de signos distintivos,


invenciones, derechos de autor, derechos de llave y similares, en la fecha o fechas de pago
señaladas en el contrato y por los montos establecidos; en la fecha en que se perciba el
ingreso, por el monto que se perciba, sea total o parcial; o cuando se emite el comprobante
de pago de acuerdo a lo que establezca el reglamento, lo que ocurra primero.

Sobre este tema, es del caso indicar que de acuerdo con el último párrafo del literal a) del
numeral 1 del artículo 2° del Reglamento de la Ley del IGV, tratándose de bienes
intangibles se consideran ubicados en el territorio nacional cuando el titular y el
adquirente se encuentran domiciliados en el país, a efectos que se considere como una
operación gravada.
3.2.7. En los servicios de energía eléctrica, agua potable, y ser- vicios finales
telefónicos, télex y telegráficos

La obligación tributaria se origina, en los casos de suministro de energía eléctrica, agua


potable, y servicios finales telefónicos, télex y telegráficos, en la fecha de percepción del
ingreso o en la fecha de vencimiento del plazo para el pago del servicio, lo que ocurra
primero.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 24

Respecto de este supuesto, el Tribunal Fiscal pudo establecer, al analizar el tipo de


servicios que se habían prestado, que correspondía tener en cuenta el momento de
nacimiento de la obligación tributaria para los servicios en general, conforme resolvió en
la RTF n° 00331-2-2004: “Que de lo actuado se tiene que:

La controversia consiste en determinar cuando nació la obligación tributaria del Impuesto


General a las Ventas respecto de los servicios telefónicos prestados por la recurrente a
través de la serie 80C en enero de 1998. como servicios de valor añadido, entre otros, el
facsímil, el video tex, el teletexto, la tele acción, telemando, tele alarma, almacenamiento
y retransmisión de datos, teleproceso, conforme lo previsto por el artículo 29° de la
referida norma.

Se entiende que al prestarse servicios mediante la serie 80C existen dos relaciones
jurídicas, una relación entre Telefónica del Perú S.A.A. y la recurrente por el uso de la
serie 80C y servicios adicionales, y otra entre la recurrente y los usuarios, por el servicio
de consulta al usuario a cambio de una retribución que recauda la concesionaria.

En tal sentido, los servicios prestados por la recurrente no califican como servicios
telefónicos finales, sino de valor añadido, calificación que la recurrente reconoce en sus
escritos de reclamación y apelación, por lo que a dichos servicios le es de aplicación la
norma general de nacimiento de la obligación tributaria, es decir, que el nacimiento ocurre
en la fecha en que se emite el comprobante de pago o en la fecha en que se percibe la
retribución, lo que ocurra primero. (SUNAT, 2016)

IV. COMO SE ASIGNA EL IMPUESTO GENERAL A LAS VENTAS


4.1. Base Imponible:

Valor numérico sobre el cual se aplica la tasa del tributo. La base imponible está
constituida por :
 El valor de venta, en el caso de venta de los bienes.

 El total de la retribución, en la prestación o utilización de servicios.

 El valor de construcción, en los contratos de construcción.

 El ingreso percibido en la venta de inmuebles, con exclusión del valor del


terreno.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 25

 En las importaciones, el valor en aduana, determinado con arreglo a la legislación


pertinente, más los derechos e impuestos que afectan la importación, con excepción del IGV.

Debe entenderse, por valor de venta del bien, retribución por servicios, valor de
construcción o venta del bien inmueble, según el caso, la suma total que queda obligado
a pagar el adquirente del bien, usuario del servicio o quien encarga la construcción.

Asimismo, se entenderá que esa suma está integrada por el valor total consignado en el
comprobante de pago de los bienes, servicios o construcción, incluyendo los cargos que
se efectúen por separado de aquél y aun cuando se originen en la prestación de
servicios complementarios, en intereses devengados por el precio no pagado o en
gasto de financiación de la operación. Los gastos realizados por cuenta del comprador
o usuario del servicio forman parte de la base imponible cuando consten en el respectivo
comprobante de pago emitido a nombre del vendedor, constructor o quien preste el
servicio.

Tasa del Impuesto:

18% (16 % + 2% de Impuesto de Promoción Municipal)

Tasa aplicable desde el 01.03.2011


4.2. Impuesto Bruto

El Impuesto Bruto correspondiente a cada operación gravada es el monto resultante de


aplicar la tasa del Impuesto sobre la base imponible.

El Impuesto Bruto correspondiente al contribuyente por cada período tributario, es la


suma de los Impuestos Brutos determinados conforme al párrafo precedente por las
operaciones gravadas de ese período.
4.3. Impuesto a pagar

El Impuesto a pagar se determina mensualmente deduciendo del Impuesto Bruto de cada


período el crédito fiscal correspondiente; salvo los casos de la utilización de servicios en
el país prestados por sujetos no domiciliados y de la importación de bienes, en los cuales
el Impuesto a pagar es el Impuesto Bruto.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 26

V. RESPONSABLES SOLIDARIOS

Se conoce como responsabilidad solidaria a la obligación compartida por varias partes


respecto a una deuda o a otro compromiso. Cuando existe una responsabilidad solidaria,
una persona tiene derecho a reclamar el pago de una deuda o el resarcimiento de un daño
a cualquiera de los responsables o incluso a todos ellos, sin que ninguno pueda excusarse
para evadir su responsabilidad.

Esto quiere decir que, en el caso de una deuda, el acreedor puede reclamar la totalidad del
pago a cualquiera de los individuos que son responsables solidarios. Estos no pueden
decidir abonar sólo una parte o pedir que el acreedor se remita a otro de los responsables.
Dicho de otro modo: el responsable solidario tiene la obligación de resarcir la totalidad
de lo reclamado pese a que existan también otros deudores.

Para el acreedor, la existencia de responsables solidarios supone una ventaja ya que puede
reclamar el pago de la deuda a cualquiera de ellos, debido a que todos deben responder
de sus derechos. Cuando consigue que la deuda sea saldada por alguno de los responsables
solidarios, ya no puede reclamar el pago a los demás (no puede pretender cobrar su deuda
más de una vez).

En muchas ocasiones, hay que subrayar que se tiende a confundir por los ciudadanos de
a pie lo que es la responsabilidad solidaria con la responsabilidad subsidiaria. Sin
embargo, son cosas diferentes. Esta última se refiere a la que tiene un individuo por el
incumplimiento en el pago de una deuda por parte de una tercera persona. En concreto,
lo que sucede es que, ante la imposibilidad de conseguir recaudar el dinero al titular, se
procede a trasladar la obligación a los que poseen cantidades pendientes de pago con él.

Con eso nos referimos al hecho de que este tipo de responsabilidad sólo tiene lugar en el
momento en el que el deudor principal no paga la deuda que tiene contraída.

Para poder entender bien esa diferencia entre ambos tipos de responsabilidad nada mejor
que recurrir a un ejemplo específico. Así, por ejemplo, si hacemos referencia a un
préstamo con avales nos topamos con el hecho de que los avalistas tienen una
responsabilidad subsidiaria, en tanto en cuanto se van a encargar de asumir el pago de la
deuda en el caso de que el titular no lo haga como corresponde.

De la misma manera, esos avalistas también cuentan con una responsabilidad solidaria
porque se puede ejercer sobre cualquiera de ellos, de manera indistinta, una acción de
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 27

cobro. Una responsabilidad esta que, en este caso concreto, es totalmente exigible sin
necesidad de que el deudor principal se declare incapaz de hacerle frente a la mencionada
deuda.

VI. CRÉDITO FISCAL

Es aquel monto de dinero que posee el contribuyente a su favor y el cual podrá deducir
del total de su deuda tributaria, resultando así un monto menor a pagar al fisco o un saldo
a favor, el mismo que podrá seguir deduciéndolo del total de la deuda tributaria
correspondiente al mes siguiente hasta agotarse.
6.1. ¿Cuáles son los requisitos para utilizarlo?

Toda empresa que emite facturas está obligada a pagar impuesto - existen empresas que
no necesariamente emiten facturas, por ejemplo, pueden emitir boletas de pago por sus
operaciones comerciales y por lo tanto, también están obligadas a pagar impuestos - pero
¿sabías que el impuesto puede reducirse si solicitas facturas al realizar compras o
contratar servicios? A esto se le conoce como el crédito fiscal y básicamente es la
compensación por el IGV que pagas cada vez que realizas una compra como empresa.

El crédito fiscal te permite reducir pagos de impuestos a partir de los consumos que realiza
tu empresa.

No todas las compras son candidatas al beneficio del crédito fiscal

Existen ciertos requisitos que debe tener una compra para que te permitan utilizar el
crédito fiscal, caso contrario, este no será efectivo. La norma establece ciertos requisitos
sustanciales y formales. Entre los sustanciales tenemos que dicha adquisición sea
permitida como costo o gasto de la empresa de acuerdo a la legislación de impuesto a la
renta, es decir, que esté relacionado con el giro del negocio.

Como parte de los requisitos formales la norma exige que los documentos de pago deben
estar a nombre de la empresa por lo que en los recibos y facturas debe consignarse la
denominación y/o razón social y el RUC de la compañía. Además, exige que dichos
recibos hayan sido emitidos de acuerdo a los parámetros que señala el Reglamento de
Comprobantes de Pago.

LAS COMPRAS CON BOLETA NO SON CONSIDERADAS PARA EL CRÉDITO


FISCAL
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 28

Tener en cuenta que las compras afectadas por el IGV son consideradas por el crédito
fiscal solo si son sustentadas en facturas, así que las boletas de venta no van a aplicar para
reducir los gastos que tendrás que pagar, debido a que el IGV y el valor de venta no
vendrán desagregados.
6.2. Errores para aplicar al crédito fiscal

Algunas personas tratan de incluir los gastos personales como gastos de empresa, esto no
es recomendable, especialmente porque la SUNAT puede notar las incongruencias y no
admitir facturas como gastos de tu negocio. Por ejemplo, es incongruente tener una
empresa de fabricación de calzado y querer pasar como gastos de empresa la adquisición
de productos de higiene personal.

Esta mala práctica no es recomendable porque pagarás más impuestos y tus gastos de
más, no serán considerados como crédito fiscal. Toda adquisición con factura debe estar
directamente relacionada con el giro del negocio salvo que tu empresa presente un
sustento técnico que respalde tu adquisición como parte de las necesidades de tu negocio.

Todas las empresas que vendan productos y/o servicios están obligadas a pagar impuestos
(IGV y renta) (Hay empresas que no necesariamente emiten facturas, por ejemplo, pueden
emitir boletas de pago por sus operaciones comerciales y por lo tanto, también están
obligadas a pagar impuestos).
6.3. ¿Cómo funciona el beneficio del crédito fiscal?

El beneficio del crédito fiscal no puede aplicarse a cualquier compra. Para que así se dé,
deben cumplirse ciertos requisitos establecidos por la legislación del Impuesto a la Renta.

Las empresas que realizan compras y ventas con facturas tienen derecho a deducir el
impuesto general a las ventas (IGV), que es pagado por sus adquisiciones para efectos de
reducir su carga tributaria. El crédito fiscal está constituido por dicho impuesto,
consignado de forma separada en los comprobantes de pago de bienes, servicios y
contratos de construcción.
6.4. Las adquisiciones que permiten crédito fiscal

Sin embargo, cabe aclarar que no toda compra es susceptible al beneficio del crédito
fiscal. De acuerdo a la legislación del Impuesto a la Renta, para contar con dicho derecho,
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 29

ésta debe ser permitida como gasto o costo de la empresa, destinándose a operaciones
gravadas con el IGV.

De acuerdo a la Sunat, solo cuentan con derecho a crédito fiscal las adquisiciones de
bienes, las prestaciones de servicios, los contratos de construcción y las importaciones
que reúnan una serie de requisitos. Se considera que las compras deben estar permitidas
como gasto o costo de la empresa, incluso cuando el contribuyente no esté afecto al
Impuesto a la Renta.

Por ejemplo, si alguien compra un auto para uso personal, no podrá destinar el IGV por
dicha compra para el crédito fiscal de su empresa. En cambio, si el vehículo es adquirido
como herramienta para la compañía, a este sí podría aplicársele la deducción del IGV
como crédito fiscal.

En otros requisitos formales, la Sunat exige que en los documentos de pago figuren el
nombre y el número de RUC del emisor. Asimismo, los comprobantes, notas de débito,
y copias autenticadas por el agente o el fedatario de la aduana.

Es importante estar actualizado con respecto a las obligaciones, derechos y prohibiciones


relacionadas con el crédito fiscal. Consultar con el contador de la empresa y revisar las
normas legales debe ser una práctica cotidiana, pues ayudará a ganar mayor rentabilidad
y a estar siempre alineado con las normas

VII. REQUISITOS FORMALES Y SUSTANCIALES


7.1. Requisitos sustanciales

El crédito fiscal está constituido por el Impuesto General a las Ventas consignado
separadamente en el comprobante de pago, que respalde la adquisición de bienes,
servicios y contratos de construcción, o el pagado en la importación del bien o con motivo
de la utilización en el país de servicios prestados por no domiciliados.

Solo otorgan derecho a crédito fiscal las adquisiciones de bienes, las


prestaciones o utilizaciones de servicios, contratos de construcción o importaciones
que reúnan los requisitos siguientes:

Que sean permitidos como gasto o costo de la empresa, de acuerdo a la legislación del
Impuesto a la Renta, aun cuando el contribuyente no esté afecto a este último
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 30

impuesto. Tratándose de gastos de representación, el crédito fiscal mensual se calculará


de acuerdo al procedimiento que para tal efecto establezca el reglamento.

Que se destinen a operaciones por las que se debe pagar el impuesto o que se destinen a
servicios prestados en el exterior no gravados con el impuesto.

Estos servicios prestados en el exterior no gravados con el impuesto que


otorgan derecho a crédito fiscal son aquellos prestados por sujetos generadores de
rentas de tercera categoría para efectos del Impuesto a la Renta.
7.2. Requisitos formales

Para ejercer el derecho al crédito fiscal, se cumplirán los siguientes requisitos formales:

Que el impuesto general esté consignado por separado en el comprobante de pago que
acredite la compra del bien, el servicio afecto, el contrato de construcción o, de ser el
caso, en la nota de débito, o en la copia autenticada por el Agente de Aduanas o por el
fedatario de la Aduana de los documentos emitidos por la SUNAT, que acrediten el pago
del impuesto en la importación de bienes.

Que los comprobantes de pago o documentos consignen el nombre y número del RUC
del emisor, de forma que no permitan confusión al contrastarlos con la información
obtenida a través de los medios de acceso público de la SUNAT y que, de acuerdo con la
información obtenida a través de dichos medios, el emisor de los comprobantes de pago
o documentos haya estado habilitado para emitirlos en la fecha de su emisión.

Que los comprobantes de pago, notas de débito, los documentos emitidos por la SUNAT,
o el formulario donde conste el pago del impuesto en la utilización de servicios prestados
por no domiciliados, hayan sido anotados en cualquier momento por el sujeto del
impuesto en su Registro de Compras.

El incumplimiento o el cumplimiento parcial, tardío o defectuoso de los deberes formales


relacionados con el Registro de Compras, no implicará la pérdida del derecho al crédito
fiscal, el cual se ejercerá en el período al que corresponda la adquisición, sin perjuicio de
la configuración de las infracciones tributarias tipificadas en el Código Tributario que
resulten aplicables.

Cuando en el comprobante de pago se hubiere omitido consignar separadamente el monto


del impuesto, estando obligado a ello o, en su caso, se hubiere consignado por un monto
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 31

equivocado, procederá la subsanación conforme a lo dispuesto por el Reglamento. El


crédito fiscal sólo podrá aplicarse a partir del mes en que se efectúe tal subsanación.

Tratándose de comprobantes de pago, notas de débito o documentos que incumplan con


los requisitos legales y reglamentarios no se perderá el derecho al crédito fiscal en la
adquisición de bienes, prestación o utilización de servicios, contratos de construcción e
importación, cuando el pago del total de la operación, incluyendo el pago del impuesto y
de la percepción, de ser el caso, se hubiera efectuado:

La SUNAT, por resolución de superintendencia, podrá establecer otros mecanismos de


verificación para la validación del crédito fiscal.

En la utilización, en el país, de servicios prestados por no domiciliados, el crédito fiscal


se sustenta en el documento que acredite el pago del impuesto.

VIII. NATURALEZA DEL IGV

En el Perú, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) recibe la denominación legal de


Impuesto General a las Ventas (en adelante IGV). En el art. 1.a) de la denominada Ley
del Impuesto General a las Ventas (en adelante LIGV) encontramos la hipótesis de
incidencia que se refiere a la venta de bienes muebles. A partir de un análisis conjunto de
los aspectos objetivos y temporales de la referida hipótesis es posible esbozar el concepto
de venta para efectos tributarios. Es decir que tomando como parámetros de referencia la
descripción legal del hecho que puede ser capaz de generar el nacimiento de la obligación
tributaria, así como el señalamiento legal sobre la fecha que corresponde al referido
hecho, es posible encontrar el contenido esencial del concepto de venta para efectos
tributarios.
8.1. Transferencia de propiedad

En el art. 2.3.a) del Reglamento de la Ley del Impuesto General a las Ventas (en adelante
RIGV) se señala que la definición de venta tiene que ver con “Todo acto…que conlleve
la transmisión de propiedad de bienes…”

Desde esta perspectiva, Walker Villanueva Gutiérrez señala que el legislador peruano
parece haber optado por la posición según la cual la venta del bien mueble es una figura
jurídica cuyo contenido esencial tiene que ver de modo directo e intenso con la
transferencia de propiedad. En esta línea de pensamiento, entendemos que esta
transferencia viene a constituir el contenido sustantivo de una obligación; la misma que
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 32

normalmente es de naturaleza comercial y que corresponde a uno de los sujetos que


participa en el indicado acto. Un punto adicional sobre el particular tiene que ver con el
tema de la efectivización de la transferencia de propiedad. ¿La hipótesis de incidencia
que venimos analizando contempla adicionalmente la necesidad de la efectivización de
la transferencia de propiedad del bien mueble? Al respecto la doctrina nacional se
encuentra dividida. Walker Villanueva Gutiérrez considera que –a tenor del art. 2.3.a) del
RIGV, según el cual la venta es un acto que conlleva la transmisión de propiedad– el
hecho relevante para efectos tributarios es todo acto donde tiene presencia la transferencia
de propiedad. Nosotros compartimos esta posición, precisando que la venta viene a ser
todo acto que guarda íntima vinculación con la transferencia de propiedad, siempre que
ésta constituya el contenido esencial de la obligación que corresponde a uno de los sujetos
que participa en el referido acto. Como se aprecia, de conformidad con los términos aquí
expresados, no es relevante el extremo de la efectivización de la transferencia de
propiedad, esta posición armoniza mejor con los aspectos temporales de la hipótesis de
incidencia, en la medida que éstos comprenden circunstancias tales como la fecha de
emisión del comprobante de pago o la fecha del pago anticipado; constituyendo variables
bastante alejadas del tema de la efectivización de la transferencia de propiedad de bienes
muebles.

Una posición distinta ha sido planteada por Jorge Bravo Cucci, pues entiende que –para
efectos tributarios– el concepto de venta requiere la efectivización de la transferencia de
propiedad. Al respecto, recordemos que el art. 3.a.1) de la LIGV establece que venta es:
“Todo acto por el que se transfieren bienes…”. Sobre el particular, el citado autor
considera que en esta norma legal se hace referencia a la transferencia del bien en el
sentido de “enajenación”; la misma que –según su entendimiento– comprende a toda
obligación que contiene la prestación de dar (el bien mueble) con carácter definitivo; de
tal manera que en el concepto de venta queda contemplada la efectivización de la
transferencia de propiedad.

Acto que se encuentra vinculado a la transferencia de propiedad Desde el punto de vista


de los aspectos objetivos de la hipótesis de incidencia relativa a la venta de bienes
muebles: ¿Cuál es el hecho específico relevante? Para empezar, observamos que el art.
3.a.1) de la LIGV dice que venta es: “Todo acto por el que se transfieren bienes a título
oneroso…”. Por su parte el art. 2.3.a) del RIGV prescribe que venta es: “Todo acto…que
conlleve la transmisión de propiedad de bienes…”. Como se observa, ambos dispositivos
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 33

recurren al término “acto” para referirse al hecho relevante para efectos tributarios. Sin
embargo, se trata de un término que no es del todo preciso. Por esta razón, en la doctrina
nacional se han desarrollado diferentes posiciones sobre los alcances de esta clase de acto.
Similar panorama se observa en las Resoluciones del Tribunal Fiscal (en adelante RTFs),
cuando Javier Luque Bustamante anota que en nuestro máximo órgano resolutor en vía
administrativa también existen diversos pareceres sobre el significado del término “acto”.
Es así como, a la luz de la doctrina nacional y RTFs, advertimos que el término “acto”
puede tener por lo menos tres significados: título (contrato), obligación y prestación.
8.2. Título (contrato)

La primera perspectiva de enfoque sostiene que en la hipótesis de incidencia tributaria el


acto relevante tiene que ver con el título, en el sentido de fundamento del que depende un
derecho. En la mayoría de los casos, estamos hablando del contrato. Con relación a este
último punto, observamos que todos los días los agentes económicos realizan negocios
que –en el plano jurídico– se traducen en cierta secuencia que está compuesta por varias
etapas. Existe un primer momento donde advertimos la aparición de voluntades internas
del potencial comprador y potencial vendedor, unilateralmente consideradas. El segundo
instante ocurre cuando estos sujetos negocian los términos de intercambio sobre cosa y
precio, procurando conciliar sus voluntades. El tercer momento se precipita cuando los
agentes económicos llegan a un acuerdo, es decir a una plena coincidencia de voluntades
sobre cosa y precio, quedando configurado un contrato, como por ejemplo el contrato de
compraventa.

En la figura jurídica del contrato advertimos la ausencia del principio de capacidad


contributiva que –en palabras de César Landa– tiene que ver con la capacidad económica
para tributar. En efecto, nótese que el contrato, en el sentido de acuerdo de voluntades,
constituye un hecho de naturaleza personal. En este sentido, entendemos que para el
Derecho Constitucional Tributario el solo consenso de voluntades no constituye –por sí
mismo– una manifestación de riqueza económica por parte de los sujetos que participan
en la transacción, de tal modo que todavía no se justifica el deber de tributar. En otros
términos, un contrato en sí nunca afecta las esferas patrimoniales del comprador y
vendedor. Entonces aún no quedan en plena evidencia las riquezas económicas de los
agentes que participan en esta transacción, de tal modo que todavía no tiene cabida el
deber de tributar.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 34

8.3. Obligación

Una segunda perspectiva de enfoque señala que en la hipótesis de incidencia el acto


relevante consiste en la obligación (de transferir la propiedad del bien mueble). Walker
Villanueva Gutiérrez es partidario de esta posición cuando sostiene que –en la medida
que el art. 2.3.a) del RIGV establece que la venta es todo acto que “conlleva” la
transmisión de propiedad– la legislación peruana está indicando que el hecho que resulta
importante para efectos tributarios consiste en la existencia de la obligación de transferir
la propiedad del bien mueble, aun cuando todavía no se haya efectivizado dicha
transmisión.

En otros términos, una vez celebrado cierto contrato –por ejemplo, una compraventa– de
inmediato suele ocurrir la generación de una serie de obligaciones principales para ambas
partes. Una de estas obligaciones tiene que ver con la transferencia de propiedad. Esta
obligación –en los términos del RIGV– viene a ser el “acto que conlleva la transmisión
de propiedad”. En ciertos casos el Tribunal Fiscal ha adoptado esta posición, tal como se
desprende de la Resolución N° 865-3-2001 del 17-08-01. Al respecto, Walker Villanueva
Gutiérrez precisa que en la citada Resolución se ha declarado que deben considerarse
“como operaciones gravadas aquellas en las que ya existía la obligación de transferir la
propiedad del bien al haber acuerdo en el precio y la cosa…”.

En la medida que el vendedor queda obligado a la entrega de este bien, resulta que –de
modo paralelo– el comprador también resulta obligado al pago de un determinado valor
o precio, quedando en evidencia la riqueza económica de este último, de tal manera que
existe plena manifestación de la capacidad contributiva por parte del sujeto adquirente.
En otras palabras, la existencia de la obligación de transferir la propiedad del bien mueble
por parte del vendedor permite, por vía indirecta, apreciar la existencia de la capacidad
económica para tributar (capacidad contributiva) por parte del comprador. En este
sentido, la existencia de la obligación de transferir la propiedad del bien mueble afecta
los patrimonios de los contratantes, en la medida que –en cabeza del vendedor– ocurre
que un bien mueble saldrá de su esfera patrimonial; mientras que de modo paralelo –en
cabeza del comprador– habrá un egreso de dinero (gasto de riqueza), que también sale de
su esfera patrimonial; constituyendo este último el hecho revelador de su aptitud
económica para tener que cumplir con el deber de sostener las finanzas públicas por la
vía del pago del tributo (IGV).
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 35

8.4. Prestación

La tercera perspectiva de enfoque señala que en la hipótesis de incidencia el acto relevante


consiste en la prestación, es decir cierta conducta concreta que debe ser aquella que sea
capaz de producir la transferencia de propiedad del bien mueble. Entendemos que Jorge
Bravo Cucci es partidario de esta posición, cuando sostiene que: “El impuesto general a
las ventas (IGV) es un impuesto…que grava las manifestaciones de riqueza traducidas en
actos de consumo. No grava contratos sino operaciones (si se quiere prestaciones), en
tanto los primeros no son actos de consumo y no revelan por sí mismos valor agregado
alguno”.

Parece ser que para el citado autor el hecho relevante no es el “contrato” y, seguramente,
tampoco la “obligación”. En el entendimiento de este autor, el hecho relevante es la
“prestación”. En este orden de ideas, Ricardo Lazarte Gamarra, a partir de la concordancia
entre el art. 947 del Código Civil y art. 2.3.a) del RIGV, sostiene que en la hipótesis de
incidencia bajo comentario el hecho relevante comprende tanto al “título”, que viene a
ser el contrato, como al “modo”, que en este caso viene a ser la tradición; entendiéndose
por esta última la entrega del bien mueble corpóreo a favor del comprador por ejemplo,
pues de esta manera es posible la efectivización de la transferencia de propiedad.
Siguiendo la posición de Bravo Cucci y Lazarte Gamarra, y en consonancia con el RIGV,
la “prestación” habrá de consistir en la conducta del vendedor que se traduce en la puesta
del bien mueble a disposición del adquirente (de la propiedad).

CONCEPTO INTEGRAL DE VENTA PARA EFECTOS DEL IVA

En esta parte del trabajo adoptamos una perspectiva de enfoque que enlaza los aspectos
objetivos y temporales de la hipótesis de incidencia relativa a la venta de bienes muebles,
entendiendo por tales al hecho relevante previsto en la ley tributaria y las respectivas
fechas designadas en la ley tributaria.

Entonces –desde la perspectiva de la hipótesis de incidencia peruana– existen hasta tres


posibilidades de venta de bienes muebles.

En primer lugar, se encuentra la obligación de transferir la propiedad, acompañada de la


emisión del comprobante de pago. En segundo lugar, está la obligación de transferir la
propiedad, seguida de la puesta del bien a disposición del adquirente. En tercer lugar, se
aprecia la obligación de transferir la propiedad, acompañada del pago anticipado. Sobre
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 36

el particular, se advierte que –desde una perspectiva unitaria y de conformidad con el


principio de coherencia– podemos apreciar que la figura “obligación” (aspecto objetivo)
guarda armonía con la emisión del comprobante de pago, entrega del bien o pago
anticipado (aspecto temporal); tanto por rigor conceptual como desde una perspectiva
constitucional –que sirve de telón de fondo– al existir mayores posibilidades de
aproximación a la riqueza económica (capacidad contributiva) por parte del comprador.
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 37

IX. CONCLUSIONES

1. En el presente trabajo vemos como el IGV funciona de manera muy especial en

lo que respecta a la importación de bienes en nuestro país, exactamente en el

precio de sus impuestos y demás funciones

2. Bueno y con respecto al ISC vemos que este grava los impuestos de determinados

bienes en el Perú, aquí vemos en el aspecto de bienes que son de lujo, caros y

también no necesario para la sociedad.

3. Ambos impuestos están regulados por la materia tributaria y su fin específico es

gravar los impuestos de determinados bienes tanto de consumo y así como también

de uso
Universidad Andina “Néstor Cáceres Velásquez” 38

X. BIBLIOGRAFÍA

FENOCHIETTO, R. (2001). Impuesto al Valor Agregado. Análisis Económico, Técnico


y Jurídico. BUENOS AIRES: LA LEY .
HENSEL, A. (2005). DERECHO DE LOS TRIBUTOS, MOMENTO EN QUE NACE LA
OBLIGACION. MADRID.
Kruse, H. W. (1978). Derecho Tributario Parte General. madrid: editoriales de derecho
reunidas.
SUNAT. (2016). sunat.gob.pe. Obtenido de sunat.gob.pe: http://www.sunat.gob.pe

Villanueva Gutiérrez, Walker.- Tratado del IGV, primera edición. Pacífico Editores,
Lima, 2014.

Bravo Cucci, Jorge.- Reflexiones adicionales respecto a la configuración del hecho


imponible en la venta en el país de bienes muebles. En: Revista Análisis
Tributario No 180, Lima, enero del 2003

También podría gustarte