Está en la página 1de 100

G. LÓWENFISCH - W.

SMYSLOW

TEORÍA DE FINALES
DE TORRE

Si usted desea estar informado de nuestras pu-


blicaciones, sírvase remitirnos su nombre y di-
rección, o simplemente su tarjeta de visita, in-
dicándonos los temas que sean de su interés.

Ediciones Martínez Roca, S. A. E D I C I O N E S M A R T I N E Z R O C A


Dep. Información Bibliográfica
Gran Via, 774 08013 Barcelona BARCELONA
TEORÍA de FINALES de TORRE

G. Lówenfisch
y
W. Stnyslow

Traducción y revisión técnica


por PEDRO CHERTA CLOS

ÍNDICE

© 1972 p o r EDICIONES MARTÍNEZ ROCA, S. A. PRÓLOGO DEL TRADUCTOR 7


® Gran Vía, 774, If. OSOB Barcelona
PRÓLOGO DE LOS AUTORES 9

INTRODUCCIÓN 11

CAPÍTULO I. Particularidades de las torres. El final de rey y torre


contra rey y torre 15
CAPÍTULO II. T o n e y peón contra torre. El rey del b a n d o débil
detiene el avance del peón 19
CAPÍTULO I I I . Torre y peón contra t o r r e . El rey del bando débil
tiene cortado el paso hacia el peón. El peón está
en ¡a séptima horizontal 23
CAPÍTULO IV. El rey tiene cortado el paso. El peón está en la sexta
horizontal 29
CAPÍTULO V. El rey tiene cortado el paso. El peón está en la quin-
ta horizontal 35
R E S E R V A D O S T O D O S LOS D E R E C H O S
CAPÍTULO VI. El rey tiene el paso cortado horizontalmente. Lu-
Este libro no puede ser reproducido en todo ni en parte, sin perrmso cha contra el peón en la cuarta, tercera y segunda
horizontales. Defensa p o r ataque frontal 41

IMPRESO EN ESPAÑA - FRINTED IN SPATN CAPÍTULO VIL Torre y peón de torre, contra torre 55
CAPÍTULO VIII. Torre y dos peones contra torre. Peones unidos 69
CAPÍTULO IX. Torre y dos peones contra torre. El p a r de peones
Depósito Legal: B. 17053-1988 de torre y alfil. El p a r de peones de t o r r e . Peones
ISBN 84-270-0088-X
doblados 79
CAPÍTULO X. Torre y peón contra torre y peón 89
íbergraf, S. A. - Constitució, 19 - 08014 Barce: CAPÍTULO XI. Torre y dos peones, contra torre y un peón 97

5
CAPÍTULO XII. Torre y dos peones contra torre y dos peones. Torre
y tres peones contra torre y dos peones. Torre y
tres peones contra torre y tres peones 119
CAPÍTULO XIII. Finales con gran cantidad de peones. Peones en un
flanco 137
CAPÍTULO XIV. Finales con gran cantidad de peones, Fuerzas igua-
ladas en un flanco y mayoría de peones en el otro... 147
CAPÍTULO XV. Finales con gran cantidad de peones. Ventaja de
un peón y mejor posición 165
CAPÍTULO XVI. Finales con gran cantidad de peones. Material igua-
lado, con ventaja posicional ni
CAPÍTULO XVII. Finales con gran cantidad de peones. La ventaja de PROLOGO DEL TRADUCTOR
material es insuficiente 179
CAPÍTULO XVIII. Finales con gran cantidad de peones. Pequeñas ven- En realidad, tendría que hacer en este prólogo la presentación al lector
tajas de posición 185 de los autores de esta obra, pero me parece que es poco menos que innecesa-
CONCLUSIÓN 195 rio dada su relevante personalidad en el mundo del ajedrez- Quizás a algún
recién llegado a las lides del tablero no le suene mucho el nombre de L6-
wenfisch. No es raro, porque es ya un gran veterano que en la actualidad
no actúa en torneos, pero Lowenfisch ha sido durante medio siglo uno de
tos mejores maestros rusos de todos los tiempos. No hace tanto (fue en 1937)
empató un match a Botwinnik, el entonces campeón mundial. Tiene el
título de Gran Maestro, la máxima categoría internacional establecida por la
F.I.D.E.
En lo que se refiere a Smyslow, conocemos todos su extraordinaria per-
sonalidad ajedrecística, sus magníficas partidas y sus grandes triunfos. Es
ex-campeón mundial y también Gran Maestro internacional de la F.I.D.E.
No es raro, pues, que de tan capacitados maestros haya surgido una
gran obra dedicada a finales de torre (una torre en cada bando, con diversa
cantidad de peones, y exclusión de toda otra pieza), en cuya especialidad
tienen ambos autores reconocida fama.
Esta obra podría ostentar un subtítulo: «Estudio de finales prácticos de
torre para todos los ajedrecistas». Y se ajustaría a la verdad estricta. Desde
el más modesto aficionado hasta el fuerte participante en torneos, maestros
inclusive, todos pueden aprender algo en este libro. Desarrollado en forma
sencilla, con comentarios breves y concretos, abarca desde los básicos y
simples finales de torre y peón contra torre, hasta los más intrincados con
profusión de peones.
Que no es tan fácil jugar los finales de torre se sabe por experiencia. Una
gran cantidad de ellos se parecen entre sí extraordinariamente, pero son
distintos. Pequeños cambios en la colocación de una sola de las piezas ha-
cen variar con frecuencia radicalmente el resultado de la lucha. Buena
prueba de ello es que incluso encumbrados maestros incurren en errores,
a pesar de lo mucho que se ha progresado y estudiado en nuestro juego-
ciencia.

7
A mi parecer. EDICIONES MARTÍNEZ ROCA ha acertado plenamente al po-
ner al alcance de los ajedrecistas de habla hispana esta obra maestra, que
tanta utilidad puede reportar para estudio o consulta de unos y otros. Con-
tribuirá, sin duda, a fomentar el afán actual de superación y progreso de
nuestro ajedrez. Convencido de ello, me siento satisfecho de haber aportado
mi modesta colaboración.
PEDRO CHERTA CLOS

PROLOGO DE LOS AUTORES

El jugador que aspire a llegar a las alturas de la maestría ajedrecística


ha de asimilar necesariamente una buena técnica para el tratamiento del
juego en el final. Es relativamente raro que la lucha termine victoriosa-
mente en el medio juego; sólo ocurre si uno de los adversarios ha cometido
en error importante. En la mayoría de los casos, la fase final es precisa-
mente escena de. una dura lucha para la realización de una pequeña ventaja
obtenida en el transcurso de la apertura o medio juego. Convertir en deci-
siva esta pequeña ventaja o cambiarla de signo a través de una impecable
defensa, es el objetivo final. Los más fuertes maestros del pasado... Phili-
dor, Steinitz, Tschigorin, Lasker, Capablanca, Rubinstein, Alekhine .. eran
destacadísimos conocedores del final de partida.
El enjuiciamiento de la posición es elemento fundamental en la partida
de ajedrez, para determinar estratégica y tácticamente la manera de con-
ducir la lucha. Pero ¡cuántas veces, aún para jugadores fuertes, el impor-
tante momento del paso del medio juego al final es como chocar con un
muro l Si se ha de cambiar las damas, buscar solución a un menguado des-
arrollo o determinar si la ventaja de un peón es o no suficiente para ganar
un inminente final de torres, son problemas que se presentan a menudo en
el transcurso de la partida, y para un jugador que domine insuficientemente
el final, de muy difícil solución. Por ello, la opinión de muchos jugadores
de primera clase «si se llega al final, ya nos ayudaremos con el análisis
en casa» ha de considerarse, por lo menos, como ingenua.
También, desde el punto de vista metódico y pedagógico, es imprescin-
dible el atento examen de posiciones con reducida cantidad de. piezas y peo-
nes. El estudio de finales permite al principiante conocer las propiedades
específicas de piezas y peones y aprender su mecanismo para la lucha; por
ello es aconsejable preceda al estudio o análisis de las aperturas y compli-
cadas posiciones del juego medio. La estadística de muchos torneos demues-
tra que el cincuenta por ciento de todos los finales desembocan en finales
de torres. Por ello su estudio tiene un valor práctico especial.
El presente trabajo no es un completo curso del final de torre. Un libro

9
así requeriría un volumen de, por lo menos, el triple. Los autores se han
limitado al estudio de los finales típicos y que se presentan frecuentemente
en la práctica.
La sencillez externa de los finales de torre es aparente. Incluso el análisis
de finales con uno o dos peones, como ya tendrá ocasión el lector de cer-
ciorarse, no es tan fácil y precisa de reiterados esfuerzos. La complicada
posición de finales con muchos peones requiere el conocimiento previo de
los finales simples; con ello puede llegarse a la conversión de unos a otros
en el transcurso de la lucha. Se han investigado métodos para recoger en
fórmulas matemáticas la lucha de los finales de torres (regla de las cinco
casillas de Chéron y otras), pero en la práctica no han tenido éxito. En esta
obra los autores han elegido otro camino. Primero se analizan las posiciones
elementales, en las que la manera metódica de ganar o hacer tablas se al-
canza por jugadas lógicas y naturales. Las finezas tácticas sólo se indican INTRODUCCIÓN
cuando es verdaderamente imprescindible. El paso de los finales con uno o
dos peones a otros con ampliación del material, se hace sistemáticamente,
esforzándose los autores en destacar la relación que pueda existir entre unos Se entiende por finales de torre, posiciones en que el rey y la torre, con
y otros. Por primera vez es analizada aquí una tan completa serie de estos o sin peones, luchan contra el mismo material, sin otras piezas en el
finales fundamentales. tablero. Si cada uno de los dos bandos tiene dos torres, a este tipo de
finales se les llama de doble torre. Estos no serán tratados en el pre-
En los últimos capítulos, y con motivo del trato a fondo de finales con sente trabajo. Por el cambio de una de las torres se pueden convertir en
mucho material, los autores presentan las ideas básicas de cómo se deben el que llamamos final de torre.
conducir hacia su reducción y agotamiento. Estas ideas son, en cierta forma,
la manera justa de luchar en cada posición presentada, y han de facilitar En el final de torre puede ocurrir Reti, a pesar de que tenía un peón
al lector la elección del camino a seguir. que uno de los bandos ofrezca o menos, se decidió a transformar la
Con objeto de ahorrar espacio, se han usado las siguientes abreviaturas: fuerce el cambio de torres, con lo lucha en un final de peones, previo
± significa ganado por las blancas; +, ganado por las negras; =, tablas. cual el juego se convierte en un final cambio de las torres.
Para comodidad del lector, el bando fuerte es normalmente el blanco, de peones. Veamos algunos ejemplos:
con excepción de algunos ejemplos que se han extraído de torneos y cam- 1... TxP!; 2. TxT, PXT+; 3.
peonatos. 1 R x P , R2C; 4. R5A, R3T; 5. R4R, R
Reti XP; 6. R4D, R4C; 7. R4A, R4A; 8.
Los AUTORES R x P , R3R!
8..., R4R, pierde por 9. R5A.
9. R5C, R2D; 10. R6C, RÍA. Tablas.
En la partida se acordó el resulta-
do de tablas después de 3..., R2C.
La posición del diagrama 2 pro-
viene de la partida Cohn-Rubinstein
(San Petersburgo, 1909). Las blancas
debían jugar aquí 1. P4A para impe-
dir la maniobra T5TR. De haberlo
hecho, podía contarse con que la
Alekhlne partida derivaría hacia un resultado
Juegan las negras de tablas. Sin embargo, Cohn creyó
que el final de peones le garantizaba
La posición que reproduce el dia- el empate y jugó:
grama 1 procede de la partida Ale-
khine-Reti (Viena, 1922). 1. T1AD?, T x T ; 2. RxT, R3A!

10 11
2 La posición de! diagrama 3 proce- 3... R2C; 4. T x P T , T x T ; 5. R x P , 5
Rubinsiein de de una partida Steinitz-Gunsberg R2A; 6. PST, R2D; 7. P6T, R2R; 8. Botwinnik
(Nueva York, 1890). P7T, T 7 C R + ; 9. R6T. R2A!; 10. P8
T = C + , R3A; 11. R7T, T8C y las ne-
3 gras ganan.
Gunsberg
4
Bogoljubow

Cohn
Lowcnfisch
Rubinstein, excelente conocedor de
finales, emprende un ataque hacia 1. T6C-K R2A; 2. P4C, T 8 R + ; 3.
el peón 2TR. Este ataque es decisivo. R4D, T8.VR; 4. R5R, T 8 R + ; 5. R6D,
Steinitz T5R; 6. P5C, T x P ; 7. T6A!, y las
3. R2D, R4C; 4. R2R, R5T; 5. R1A, Aiekhine negras abandonaron.
R6T; 6. R1C, P4R. Las negras amenazan, una vez su
rey haya evitado los jaques de la Podía seguir: 7... T5CD; 8. P6C,
El rey blanco queda sujeto a la torre contraria, T8CR + No salva AJekhine contra Bogoljubow (en P4C (8... R3A; 9. RSA); 9, R7A, P5C;
defensa del peón 2TR y no puede tampoco R6T, por la contestación una partida de! match de 1929) for- 10. P7C, P6C; 11.' P8C = D, T x D ; 12.
hacer n a d a ante la inminente ava- P4C! zó el avance del PCD. R x T y negras pierden, porque su
Por consiguiente, las blancas ten- rey queda muy separado del peón.
lancha de los peones negros en el
d r á n que ceder su torre p o r el peón 1. T1CD, T 6 D + ; 2. R6A, T1D; 3. La jugada 7. T6A tiene dos efectos:
flanco de rey. asegura al rey blanco una protección
7TD, y después de la c a p t u r a del P6C, R5C?
7. R1T, P4CD; 8. R1C, P4A!; 9. R1T, peón 3CR, buscar su salvación' en contra jaque en la vertical y corta el
P4CR; 10. R1C, P4TR; 11. R1T, P5 el peón 4TR, que quedará pasado. Un e r r o r instructivo. La aproxima- paso al rey negro en la horizontal.
CR; 12. P4R, P A x P ; 13. P x P R , P5T; Antes, las blancas han de alejar al ción del rey blanco al peón AR, se En el diagrama 6 vemos un ejem-
14. R1C, P6C; 15. P T x P , P x P . rey negro del peón 4T p o r medio de tenía que impedir con 3... R5R!; 4. plo de la conversión de un final de
jaques. P7C, P4A; 5. P8C=D, T x D ; 6. T x T , torres en un final de dama contra
Blancas abandonan, porque des- P5A; 7. RSA, P6A; 8. TSAR, R6R; 9. torre y peón. En la práctica de tor-
pués del cambio en 3CR pierden el I..., R6A; 2. T 3 T + , R7A; 3. R x P , R4A, P7A; 10. R3A, R7R; 11. T 8 R + , neos es frecuente encontrar ejemplos
peón de rey. En este caso, la con- T 8 C R + ; 4. R7A, P 8 T = D ; 5. T x D , R8D, y tablas. de esta clase.
versión en tinal de peones ha resul- T x T ; 6. PST, T8TR; 7. R6C, T8CR f ;
tado un e r r o r irremediable. 8. R6A, T8TR; 9. R6C, R6A; 10. P6T, 4. P7C, P4A; 5. P8C=D, T x D ; 6.
En los finales de torre, ocurre a R5A; 11. P7T, R4R; 12. R7C y las T x T , P5A; 7. R5D, P6A; 8. R4R, P7A;
menudo que uno de los bandos ha blancas alcanzan las tablas. 9. T8AR, RÓC; 10. R3R. Negras aban-
de ceder la torre a cambio del peón donaron.
libre enemigo, muy adelantado; pero, Gunsberg eligió una falsa r u t a para
en compensación, puede conquistar la marcha de su rey. Pudo ganar de La posición del diagrama 5 se pro-
los peones del otro flanco. Se ori- la siguiente m a n e r a : dujo en u n a partida Lowenfisch-Bot-
gina entonces un final de torre con- winnik (Leningrado, 1937). Las blan-
tra uno o m á s peones. 1... R4D; 2. T 5 T + , R3A; 3. T6T+. cas ganaron abandonando el peón
Los dos ejemplos que siguen de- AR, a fin de acelerar el avance de su
m u e s t r a n que esta clase de finales, Tampoco ayudaría 3. R x P , T8 peón libre CD. El blanco calculó
aún en luchas para el campeonato C R + ; 4. R7A, P 8 T = D ; 5. T x D , T x T ; con exactitud que la lucha de la
mundial, pueden llegar a ser juga- 6. P5T, T8TR; 7. RóC, R2D; 8. P6T, torre contra e¡ peón libre negro se
dos con inexactitud. R2R; 9. P7T, RÍA. resolvería a su favor.

12 13
1. P7C, T2A! Las negras situarán su torre en
3AR o 3TR y hacen tablas. Si el peón
Después de 1... T7A+; 2. R3A, negro estuviera en 3CR, el final es-
T6A+ 3. R4A, T5A+; 4. R5A, T4A+; taría ganado por las blancas.
5. R6C, T3A+; 6. R7T, T2A; 7. T8R, Los ejemplos expuestos demues-
las blancas ganan. tran que el estudio de los finales de
torre precisa por parte del lector
2. T8TR+. de unos conocimientos fundamenta-
les de los finales de peones, de torre
contra peón o peones y de dama
De lo contrario, 2... R3C, con ta- contra torre y peón. Excelentes aná-
blas fáciles. lisis de esta clase de finales están
contenidos en la obra de I. L. Rabi-
2... R x T ; 3. P8C=D+, R2T. nowitsch, El final.

CAPÍTULO I

PARTICULARIDADES DE LAS TORRES


EL FINAL DE REY Y TORRE CONTRA REY Y TORRE

La principal actriz de las luchas ajedrecísticas que tratamos en esta


obra es la TORRE. Por ello es útil ante todo, familiarizarse con sus
propiedades específicas, o dicho de otra forma, con su fisonomía aje-
drecista. La torre es una pieza que opera a distancia, como la dama
y el alfil, pero con la diferencia de que su radio de acción no depende
de la casilla en que está colocada. Desde la casilla 1TD, por ejemplo,
bate las mismas catorce casillas que desde la centralizada casilla 4R. La
centralización, que por lo general refuerza la efectividad de otras pie-
zas, no tiene influencia alguna en el caso de las torres.

La torre necesita espacio, líneas y frena el avance de los peones ene-


abiertas, verticales y horizontales. migos. A medida que el lector avan-
Por ello se procura en las aperturas ce en el estudio de este libro, podrá
y medio juego colocar las torres en cerciorarse del importante papel que
líneas abiertas o semiabiertas; y la juega esta propiedad de las torres,
penetración en la penúltima horizon- en los finales de esta clase de piezas.
tal, en la que se hallan casi siempre La efectividad a distancia de las
peones enemigos, permite general- torres permite perseguir al rey ene-
mente la ganancia de material. En el migo, sin protección, con prolonga-
período final de la partida, después das series de jaques. Coloquemos el
del cambio de la mayor parte de rey negro en ID y la torre blanca
piezas y peones, es cuando el table- también en ID. El rey negro nece-
ro ofrece para las torres los empla- sita seis jugadas para llegar hasta la
zamientos más favorables, elevando torre y librarse de sus peligrosos ja-
su valor. Normalmente, alfil y caballo ques. Esto demuestra, también, que
son más fuertes en el medio juego la torre pierde gran parte de su
que torre y peón. Contrariamente, efectividad si se halla cerca del ob-
en el final torre y peón son con fre- jetivo que ataca. ¿Cuál es, pues, la
cuencia tan fuertes como alfil y ca- distancia mínima en que la torre
ballo. En las verticales la torre apo- conserva su efectividad lejana, en la
ya el avance de los peones propios lucha contra rey y peón?

15
Muy instructivo es el conocido es- 11
7 de tres casillas. Si en el diagrama 7
jugasen las negras, tendrían que ha- ludio de Saavedra (diagrama 10). Horwitz
cer 1 . T1AD!
1. P7A, T3D + .
Pasemos al final de rey y torre La torre se halla j u n t o al rey y
contra rey y torre. Naturalmente, el peón y no puede detener el peón
resultado normal es de empate. Sólo desde atrás. Por ello, las negras in-
es posible ganar en posiciones en
tentan alejar ai rey blanco con ja-
que uno de los reyes esté en una
banda o rincón del tablero, con ame- ques.
naza de mate. 2. R5C!
9
Naturalmente, no 2. R5A, por 2. .
T8D y 3... T8AD, con tablas.
2. T 4 D + ; 3. R4C, T 5 D + ; 4. R3C,
8 T6D+; 5. R2A. Al parecer, se ha
vencido la resistencia de las negras. Blancas juegan y ganan
¿Cómo van a impedir que el peón se
transforme en dama?
3... T5D! En el diagrama 11, la posición cla-
ve es reproducida de un estudio de
Un inesperado intento de salvación. Horwitz,
Si 6. P8A-=D, negras contestan 6...
T5A+; 7. D x T , y el rey negro que- 1. R5A!
daría ahogado.
Blancas ganan
Impide la captura del peón por
6. P8A=T!! las negras a causa de 2. T1TR, mate.
1. P5D!, T x P + ; 2. R4A y las ne-
gras pierden la torre por amenaza Las blancas amenazan ahora mate
de mate. Si las negras no tomasen en 8TD. La respuesta de las negras 1. ... R2T; 2. R6A, T1TD; 3. P8C=D+.
el peón, sigue 2. R4D y como ya es forzada.
En los diagramas 7 y 8 se hace quedó explicado en el diagrama 7, También gana 3. T 1 T R + .
una clara comparación entre posi- no pueden impedir su avance (la 6. T5TD; 7. R3C!, y las negras
ciones modelo, referidas a esta pre- distancia entre la torre y el peón pierden porque se amenaza mate en
gunta. Supongamos que en ambas es sólo de dos casillas) y deben 1AD y la torre simultáneamente. 3. ... T x D ; 4. T1TR mate.
posiciones la torre blanca y el rey perder.
negro están excluidos de la lucha. 10
En el diagrama 7 las blancas logran Saavedra
con 1. R4D (o 4C) el avance del
p e ó n : 1... T2D+; 2. R5R, T2AD (o 2...
T 2 R + ; 3. R6D); 3. R5D, T2D+; 4.
R6A, seguido de 5. P5A.

En la posición del diagrama 8 la


torre lucha con éxito contra el rey
y peón. 1. R4D, T1D+; 2. R5R, T1AD!
(erróneo sería 2... T 1 R + ? ; 3. R6D,
T 1 D + ; 4. R7A, T1TD; 5. P5A); 3.
R5D, T1D+; 4. R6A, T1AD+; 5. R5C,
T1CD+; 6. R6T, T1AD y el peón no
puede ser avanzado.

La distancia mínima entre la torre


y el peón enemigo ha de ser, pues, Blancas juegan y ganan

16 17
CAPITULO II

TORRE Y PEÓN CONTRA TORRE


EL REY DEL BANDO DÉBIL DETIENE EL AVANCE
DEL PEÓN

Esta sección de los finales de torre el paso hacia el peón y sus casillas
es fundamental. Los finales con va- de avance; contrariamente, el se-
rios peones, previo cambio de mate- gundo, el rey del bando débil tiene
rial, revierten a menudo a finales acceso al peón y a las dichas casi-
de torre y peón contra torre. Sólo llas, especialmente a la de transfor-
después de un cuidadoso estudio de mación del peón. Examinaremos am-
este capítulo se puede pasar al de bos casos.
los finales con cantidad de peones. En el diagrama 12 se reproduce
¿Cuáles son los caminos para rea- una posición que ya fue estudiada
lizar la superioridad de un peón? El por el más fuerte maestro del si-
más inmediato es el cambio de las glo xvm, el francés Philidor.
torres, pasando a un final de peo-
nes. Pero rey y peón contra rey 12
sólo no siempre ganan (véase el Philidor
ejemplo del diagrama 1). Además,
a veces no es tan fácil obtener el
cambio de las torres.
El segundo camino consiste en
avanzar el peón, protegido por el rey
y la torre, con la amenaza de trans-
formarlo en dama, para evitar lo
cual, el adversario se ve obligado a
sacrificar su torre por el peón. El
bando débil, naturalmente, deberá
intentar el impedimento de este
avance; para ello, lo mejor es, como
veremos más adelante, hacerlo con
el rey y no con la torre. Se presen-
tan dos casos a considerar: el pri-
mero, el de que el rey tenga cortado Tablas

19
Las blancas ya han conseguido mu- luego empezar la persecución del 4... R1C;5. P7A + . 1. T7TR, R1C; 2. T7CR+, R1T.
cho. El rey negro ha sido llevado rey blanco desde la primera horizon-
y blancas ganan.
a una banda del tablero, y su torre tal. Al tipo de posiciones según el Pierde en seguida 2... RÍA; 2. P7
no puede impedir el avance del diagrama 12, en las que el rey del En el diagrama 13, el peón puede R + , R1R; 4. T8C + .
peón; pero, en cambio, no permite bando débil pueda alcanza!' las ca- estar también en 5AR; las negras
al rey blanco el acceso a la sexta sillas de avance o transformación no pueden impedir P6A. 3... T1C,
horizontal. Por ello, las blancas del peón, las llamaremos en lo su-
quieren utilizar su peón como pro- cesivo POSICIONES PHILIDOR. 14 En este final ha surgido otro t e m a :
lección para lograr el avance del rey. Veamos algunos ejemplos con la el rey ve cortado su paso hacia la
posición Philidor. casilla de transformación. El mé-
1. P5R, T3CR, todo para ganar lo analizaremos en
13 el capítulo próximo.
Sería posible también I... T3CD o Todavía hay que señalar que en
1... R1D. Las negras están a la es- la posición 16,
pera.
16
2. P6R, T8CR!; 3. R6D, T8D + .

La torre empieza a perseguir al


rey con jaques hasta que llegue a la
tercera horizontal. A continuación,
con T8R, el peón está perdido. Ana-
licemos el mecanismo defensivo de Tablas
las negras. Una vez que su t o n e se
ha colocado en la sexta horizontal, La posición del diagrama 14 es ta-
las negras quedan a la espera hasta blas porque las blancas no pueden
que se produzca la jugada natural Blancas ganan ¡legar a una posición parecida a la
2. P6R; en seguida, la torre retro- dei diagrama 13. Si 1. R5A, sigue
cede para empezar la persecución 1. . T8T!; y a T7C, pueden contestar
del rey blanco con jaques. ¿Qué hay El rey negro alcanzó la casilla de las negras con jugadas de espera o,
mejor aparte de la, a primera vista, transformación y el blanco no tiene en seguida, 1... T 3 T + ; 2. R5A, T8T!, Negras juegan. Tablas
fuerte jugada 2. P6R? protección contra jaques en las ver- con amenaza de jaques en las verti-
ticales. No obstante, las negras pier- cales. después de i... T1T?, las negras pier-
En la posición del diagrama, n a d a ; den porque su torre no tiene oca- 15 den como ya hemos visto; pero la
pero en otras puede haber mucho sión de ocupar la primera horizon- situación de la torre en la séptima
si se logra proteger al rey blanco tal. La amenaza de mate la tiene su- horizontal permite la siguiente sal-
de los jaques en las verticales o si jeta a la octava. vación :
tiene una casilla de escape. La regla
de la casilla de escape juega un im- 1... T1AD; 2. T7C, T1T; 3. T7C + . 1... T2AR+; 2. P x T . Tablas. O 2.
portante papel en el enjuiciamiento R5R, T8A y tablas.
de los alfiles de torre. Si el bando Si 3. T7TR, sigue 3... T3T y la to-
fuerte no tiene una casilla de escape rre blanca ha de volver hacia 7CD. Es evidente que las dificultades
p a r a que su rey pueda eludir los de las negras proceden de la situa-
jaques de la torre contraria, el final 3... R1A. ción pasiva de la torre en la octava
termina con h a r t a frecuencia en ta- horizontal. Sin embargo, si el peón
blas. O 3... R1T; 4. T7T, R1C; 5. P7A + , es de caballo, aunque el rey esté a
etcétera. cubierto en la columna de torre, las
Volvamos al diagrama 12 y repita- blancas no ganan.
mos la posición, pero dos filas atrás 4. T7TR!
(diagrama 12a: R3D, T5TD, P2R; Blancas ganan Las blancas no tienen maniobra
R3R, T5TR). Las negras pueden tam- La maniobra ganadora. La amena- envolvente (como en la cuarta juga-
bién utilizar el mismo método de za de mate no permite a las negras En el ejemplo 15 las negras pier- da de! ejemplo 13) y r.o pueden ex-
defensa —hacer jugadas de espera que su torre se desplace a la prime- den porque su torre no puede aban- pulsar al rey negro de las casillas
hasta que el peón avance a 6R y ra horizontal. donar la octava fila. 1TD y 1CD.

20 21
17 tablas después de 1... TÍA, como en
el anterior diagrama. Pero en la po-
sición del diagrama, después de I...
R1C; 2. T8C + , TÍA; 3. T x T + , R x T ;
4. R7T y las blancas ganan porque
el peón va a transformarse en dama.
1... T8TD; 2. T8C+, R2R; 3. R6T,
T 8 T R + ; 4. R7C y blancas ganan, co-
mo se d e m o s t r a r á m á s adelante (en
el ejemplo del diagrama 23).
En la posición del diagrama 18,
la mejor defensa p a r a las negras es
1... T8CR, pero también ganan las
blancas después de 2. T8C+, R2R;
3. T8CR, T7C; 4. R7T, seguido de
Tablas P6C, como se demostrará más. ade- CAPÍTULO III
lante (véase el ejemplo del diagra-
ma 41).
Sólo si las piezas negras están in-
Se gana también en posiciones pa-
TORRE Y PEÓN CONTRA TORRE
felizmente colocadas y no pueden
recidas, del tipo de la 18a (R5CD,
disponer de ninguna forma de defen-
T1CD, P6CD; RIAD, T1CD).
EL REY DEL BANDO DEBDL, TIENE CORTADO EL PASO
sa, según el comentario al diagra-
ma 17, es posible ganar con el peón Er rey y la torre de las negras es- HACIA EL PEÓN
de caballo. tán en situación pasiva.
1S Se va la mano hacia 1. R6A, pero EL PEÓN ESTA EN LA SÉPTIMA HORIZONTAL
entonces las negras se salvarían con
I... T2C; 2. T1TR, T2AD+! Exacto
es 1. T1TR, T2C; 2. T 8 T + , R2D; 3.
R6T. O 1 R2D; 2. T 7 T + , R3D; 3. En el ejemplo 18 el lector ha po- 19
P7C, seguido de R6C-7T. Hay toda- dido observar que, tan p r o n t o el rey Lucena
vía otras formas de ganar. negro fue obligado a abandonar la
También con el peón de torre pue- casilla 8CR, quedó expedito el ca-
den ganar las blancas en la posición mino p a r a el avance del peón CR, lo
18b (R5TD, T1TD, P6TD; R1CD, TI cual decidió la victoria de las blan-
TD) si les toca jugar, 1. T1TR (no cas. Si el rey no puede intervenir
1. R6C, por 1... T2T y 2. . T 2 C D + ) ; inmediatamente en la tarea de impe-
I... T2T (o 1... RÍA; 2. R6C, T 1 C D + ; dir la m a r c h a del peón, es claro que
3. R6A); 2. T 8 T + , R2A; 3. R5C! y el peso de la lucha recae sobre la
las negras están en zugzwang (for- torre, a u m e n t a n d o con ello las difi-
zadas a j u g a r ) . Tampoco serviría de cultades defensivas. Puede asegurar-
Blancas ganan nada I... R2A; 2. T 7 T + , R3A; 3. se de antemano que en muchos ca-
P7T, T1CR; 4. R6T, T1R; 5. T1T, R2A; sos, naturalmente no todos, si el
Si estuviera el rey negro en 1CR, 6. T1AD + , R3D; 7. R7C, T 2 R + ; 8. rey no puede t o m a r p a r t e activa en
la posición del diagrama 18 sería R8C, T1R+ ; 9. T8A. la batalla, se decide la p a r t i d a a fa-
vor del bando fuerte. Como es lógi- Blancas ganan
co, la defensa ha de jugar siempre
con gran exactitud, aún en las po- blanca y está separado dos casillas.
siciones en que es relativamente fá- La torre negra impide lateralmente
cil llegar al empate. la salida del rey blanco. Las blancas
ganan del modo siguiente:
Consideremos un final que aparece
en casi todos los libros del ajedre-
cista, y que ya fue analizado por A
Lucena (1947). El peón ha llegado a
la séptima horizontal, el rey negro Las blancas llevan la torre hacia
tiene cortado el camino p o r la torre 8AD.
22
23
2. Contra el ataque lateral el rey 22
1. T1TD. tan pronto !a torre negra abandone
bianco no encuentra protección por-
la columna CR (por ejemplo, des-
que el rey negro en 2CR se lo impi-
A nada conduce 1. R7R, T 7 R + ; 2. pués de 1... T6TR), con TICR-f se
de. Si en el diagrama 21 el rey negro
R6D, T 7 D + ; 3. R6A, T7A+; 4 R5C, produce la posición del diagrama 19.
estuviera en 2TR, el ataque lateral
T 7 C + ; 5. R4A, T7D. Si juegan las blancas, ganan fácil-
sería inútil porque el rey blanco
mente con 1. T1D o 1. T1R. La ame-
encontraría un refugio en la casilla
1 R2A; 2. T8T, T8A. naza 2. R7D fuerza a las negras ai
7AR. En la posición 21, la torre
abandono de la línea CR. Las posi-
blanca puede estar también en 1TR,
Si 2... R3R, entonces 3 RSR, T7TR; ciones ganadoras del tipo de ¡a del
y aún en 1CD. En este último caso
T6T + . diagrama 19 las llamaremos POSICIO-
tampoco serviría la jugada 6. TóC
NES LüCENA.
(después de 5. R5A, T3T), porque,
3. T8A, T8D; 4. R7A, T8AD+; 5. tras el cambio de las torres, el rey
R6C. 21
negro captura el peón con R2A. Si
en la misma posición (diagrama 21)
Después de algunos jaques, el rey la torre blanca estuviera en las lí-
se acerca a la torre, para finalmente neas 1AD, ID o IR, las blancas ga- Blancas ganan
coronar el peón. narían (Posición 21a: R8R, T1AD.
P7R: R2CR, T6TD). En la posición La torre negra alcanzó nuevamen-
21a puede seguir: 1... T 1 T + : 2. R7D, te su efectividad lejana y amenaza
B T 2 T + ; 3. T7A, T x T ; 4. R x T , R2A; 5. el ataque lateral, como en la posi-
R7D. Sólo si la torre estuviera en ción 21. Si ahora 5. TIR, con 5...
1, T4A, T8A; 2. R7R, T 8 R + ; 3. ÓAD o 7AD (Posición 21b: RSR, T6AD, R2A se hacen tablas. La única ma-
R6D, T8D+; 4. R6R, T8R+. P7R, R2CR, TóTD. Tablas, si juegan nera de ganar es ahora
las negras) podrían salvarse las ne-
0 4... T7D; 5. T5A, seguido de 6. gras con 1... T1T+; 2. R7D, R2A! Se
T5D. puede comprobar fácilmente que en 5. T1TD!!, T1R; 6. R7D.
esta posición las blancas ya no pue-
den ganar; por ejemplo, 3. T7A, Las negras pierden porque su to-
5. R5D, T8D+; 6. T4D, y blancas Negras juegan. Tablas
TIR (o T1CD); 4 . R 6 D , T1TD; 5. rre no puede mantener su efectivi-
ganan.
T7C, R1R. dad alejada.
Llevemos, en la posición del dia- Tomemos ahora una posición aná-
La segunda manera se denomina grama 20, la t o r r e negra hacia 6TD loga (22a: R8AR, T1CR, P7AR; R2
construcción del puente. Nosotros (diagrama 21). Si la torre blanca estuviera en ID TR, T7AD) en la cual la diferencia
la designamos como un método de
Si juegan las blancas, ganan con o IR. se gana tan sencillamente que consiste en que todas las piezas se
intercepción,
T1CR+. Si juegan las negras, ha- el mismo lector puede encontrarlo han corrido una casilla hacia la de-
20 cen tablas. sin demasiado esfuerzo. recha. Se podría suponer que tam-
Coloquemos ahora la posición del bién aquí, por la proximidad de la
1 T 1 T + ; 2. R7D, T 2 T + ; 3. R6D, diagrama 21. pero con la torre ne- torre negra al peón, las blancas han
T3T+ ; 4. R5D, T 4 T + ; 5. R6A, T3T+ ; gra en 6CD (véase el diagrama 22): de ganar, como ya quedó explicado.
6. R7C. Sin embargo, no es así, después de
Sólo dos verticales separan ahora 1... T1A+; 2. R7R, T2A f; 3. R6R,
Así que el rey blanco se ponga en la torre negra del peón, o sea que la TÍA; 4. R7D, T1CD (o 1TD); 5. TI
la línea CD, sigue 6... T3R, ganando efectividad lejana se ha reducido. CD!, T1TD; 6. T1TD, T1CD y tablas.
el peón. Esto cambia ei desenlace de la-lucha. La torre negra tiene el espacio sufi-
¿Que salva a las negras en la po- ciente para mantener su efectividad
sición 21? ¿Cuál es la diferencia 1 T1C + . a distancia.
esencial respecto a la posición de!
diagrama 19? Si se considera la posición 23, si-
Si no, después de 2. T1CR + , se lle- métricamente opuesta a la 22, verá
1. En los ejemplos 19 y 20, la garía a la posición ganadora del dia- el lector que el mecanismo es simi-
Blancas ganan torre negra está pasiva; en el dia- grama 19. lar, sin dificultades, y se convencerá
grama 21, la torre negra puede ope- de que las negras han de perder por-
En el diagrama 20 el rey negro r a r a distancia, hostilizando al rey 2 R7D, T2C+; 3. R6D (o 8D), TIC; que su torre no p o d r á separarse lo
está separado del peón sólo p o r una lateralmente, p a r a finalmente atacar 4. R7A, T1TD. bastante para lograr su efectividad
casilla. Pero no es difícil ver que el peón indefendible.
25
24
23 La posición 24 sólo se diferencia tir el espacio suficiente —por lo me- 25
de la posición 21 porque el rey ne- nos una separación de tres casillas
gro está en 1CR, en lugar de 2CR. entre la torre y el peón.
Ahora las blancas tienen la nueva
amenaza T8A, que impedirá que la 3. Para el éxito del ataque lateral
torre negra pueda permanecer en la es importante que el rey del bando
octava horizontal. El ataque lateral fuerte no disponga de cubierta o pro-
no tiene efecto alguno: 1... T1T+; tección, además de una mala situa-
2. R7D, T2T+; 3. R6D, T3T+; 4. ción de la torre y, a propósito, para
R5A, T1T (no 4... T3R, por T8A+); entendernos mejor, y referido a la
5. R6A!, R2C; 6. T1TD!, TIC; 7. R7A idea del efecto lejano u operación
y ganan. a distancia de las torres, vamos a
También se puede ganar de otra introducir los sencillos términos
manera: llevando el rey hacia 6CR: lado corto y lado largo.
1... T1T+; 2. R7D, T2T+; 3. R6R, Para un peón blanco 7D, el lado
Blancas ganan T3T+; 4. R5R!, T4T+; 5. R6A, T3 largo es el de la derecha, y el corto Tablas
T + : 6. R5C, T4T + ; 7. R6C, T3T + ; el de la izquierda. Para que el ata-
8. T6A, T1T; 9. T6D. que lateral pueda tener éxito, la to- el blanco tiene una posición activa.
a distancia, al tropezar con la ban- Si se trasladan todas las piezas rre negra tiene que estar en el lí- Pero la torre blanca no tiene jugada
da del tablero. Después de 1... T1T+ ; una vertical hacia la derecha —po- mite del lado largo, o sea, en este razonable y, lo que es más impor-
2, R7A, T2T+; 3. R6A, T1T; 4. R7C, sición 24a (R8AR, T1CR, P7A; R1TR, caso, en la línea TR y el rey negro, tante, el rey blanco no tiene protec-
T1TD, decide 5. R7A. T6CD)—, entonces no puede ganar- en la casilla 2CD del lado corto. ción contra jaques. Por ello, a 1. R6D
En la posición 23a (R8R, T7CR, se ni con el primero ni con el se- Para un rey negro es 1AR y peón (la torre no puede moverse), sigue
P7R; R2AD, T7TR), sin embargo, las gundo método: 1... T1C+; 2. R7R, del mismo color en 2AR, el rey blan- 1... T8D+; 2. R6A, T8A+; 3. R6C,
negras logran las tablas por la mala T2C+; 3. R6A, T3C+; 4. R5A!, T4 co tiene que estar en 2TR, mientras T8C+; 4. R6T, T8AD.
situación de la torre blanca: 1... C + ; 5. R6C, T3C+; 6. R5T (ahora se su torre puede estar indiferentemen- Las blancas no pueden poner en
T1T+; 2. R7A, R2D; 3. TIC, T2T+; pueden hacer tablas con una bonita te en las líneas TD o CD. juego la torre sin perder el peón.
4. R8A, T1T+ (no 4... TxP), porque jugada, como veremos en seguida); Si la torre del bando fuerte tiene Corriendo el peón y la torre de las
se neniaría la torre en dos jugadas); 6... T3TR+;7. R5C!, T3CR+; 8. R5A! una posición pasiva, como excepción blancas hacia la derecha o izquier-
5. R7C, T1T, =. Si la torre blanca con el hundimiento de las negras. al punto 1 antes descrito, se pueden da, nada cambia. Es importante que
estuviera en 6CR —posición 23b La jugada justa para hacer tablas, alcanzar las tablas sin utilizar el el rey negro se halle en una casilla
(R8R, T6CR, P7R; R2AD, T7TR)— antes mencionada, es 6... T4C+; 7. ataque lateral. segura cotra jaques, o sea, en 2TR
las blancas ganan ofreciendo el sa- R6T, T3C+; 8. T6C, TxT + . o 2CR. Si la situación del rey negro
crificio de torre ya conocido del lec- El estudio de los últimos ejemplos En el ejemplo 25, el rey negro se fuera 2AR, entonces, 1. T8TR!, T x P ;
tor: I... T1T+; 2. R7A, R2D; 3. T6 permite conocer unos factores que halla muy alejado de 1AD, mientras 2. T7T + , con ganancia de la torre.
TR!, T1R: 4. T6R (o T6D + ). juegan un papel importante en la
lucha: 1. La posición activa del rey;
2. La posición activa de la torre; 3.
La conservación de la efectividad
distanciada de la torre.
Los mismos ejemplos permiten asi-
mismo extraer algunas conclusiones
muy útiles para la asimilación de los
métodos de lucha en los finales en
que el rey tenga el paso cortado.

1. Si el peón del bando fuerte ha


alcanzado la penúltima horizontal
y el rey contrario tiene el paso cor-
tado, la salvación sólo puede estar
en un ataque lateral de torre.
2. Para que el ataque lateral de
Blancas ganan torre pueda tener éxito, ha de exis-

26 27
CAPITULO IV

EL REY TIENE CORTADO EL PASO


EL PEÓN ESTA EN LA SEXTA HORIZONTAL

26 lo? Van a favor de las negras los


siguientes factores: 1. El rey negro
está activo, impidiendo que su co-
lega encuentre cubierta o refugio
a los jaques que va a sufrir por el
lado derecho. 2. La torre negra está
en el lado largo, en la línea TD,
manteniendo su efectividad lejana.
A favor de ¡as blancas está la posi-
ción activa de su torre, que puede
cubrir los jaques horizontales. Si
juegan las blancas, ganan con 1. TI
CR+, R2T; 2. R7A, T7AR+ (se ame-
nazaba mate y P7R); 3. R8R, seguido
de 4. P7R, llegando a la posición 19.
Blancas juegan y ganan
Negras juegan y hacen tablas 1... T2T+. Forzado por la amenaza
2. T1CR+. No tiene objeto 1... T7CD,
La posición 26 es análoga a la del por 2. R8R, seguido de 3. P7R.
ejemplo 21, diferenciándose sólo en
que e! rey y el peón de las blancas 2. T7D.
se encuentran en una casilla más
atrás. Por el análisis del diagrama Naturalmente, no 2. R8R, R3A; 3.
¿i, vimos que si la torre blanca está T1R, T2R+, =, o 2. R6D, RÍA, y el
en la línea de D, blancas ganan. En- rey alcanza la casilla IR.
tonces, el tema de las blancas es
bien concreto: hay que avanzar el 2... T1T!
rey y el peón una casilla más, a fin
ae alcanzar las posición del diagra- No el único, pero sí el más lógico
ma 19. ¿Pueden las negras impedir- método de defensa. Las negras impi-

29
den la maniobra 3. R8R, seguido de Las negras tienen que calcular cui- las líneas CD o AD. Volvamos al A 3... T1CD, puede seguir 4. T6T
4. P7R. dadosamente su respuesta. Por ejem- ,?¡Lrama 26. Después de las ya ana- y aunque las blancas posean la línea
plo, perderían con 3... R1C, p o r 4. diagrama <-u. c TD, con 4... T 2 C + ; 5. R6D (o 5.
lizadas jugadas 2. T7D, T8T, las
3. T8D. R6A, T 1 A + ; 5. T7A, T1CD; 6. T 7 C + , blancas, en lugar de 3. R 8 R + , pue R8D, T 1 C + ; 6. R7A, T8C; 7. P7R,
R1T; 7. TIC y las blancas alcanzan den jugar más astutamente 3. T6D! R2A; 8. T6R, R1R, = ) ; 5... TIC o
Nada lograría 3. R6D + , R Í A . Se la posición Lucena. Malo es, asi- 5... R3A, se consigue la nulidad. Se-
podría también jugar 3 . . . R 3 A ; 4. mismo, 3... T1AD, por 4. T7T, apode- 29 ría malo 5... T7C, por 6. T8T, T7D+
T7A + , R3C, y la torre blanca tiene rándose las blancas de la importante ( 0 6 . . . T 3 C + ; 7. R7D, T 2 C + ; 8. R6A);
que retroceder por la amenaza de línea TD. Es posible, en cambio, 3... 7. R7R, T7TR; 8. TIT, T7CR; 9. R8R.
jaques laterales. T8T; 4. R7D, T I T ; 5. P7R, R2A = . Lo más sencillo para asegurar las
Lo más sencillo es 3... R3C; 4. R7D, labias es 3... R3A!
3 T2T + . R3A; 5. P7R, R2A = . Podría llegar a deducirse del aná-
Volvamos todavía a la posición 26, lisis precedente que la situación de
Si no, 4. R8R, seguido de 5. P7R, después de 2. T7D. Se evidencia que, la torre blanca en 6D favorece la con-
favorable a las blancas. aparte de 2... TIT, la torre también secución de las tablas p o r las ne-
puede ir a otra casilla de la línea gras. Los ejemplos siguientes de-
4. R6D. TD, con excepción de 2... T3T. mostrarán, no obstante, que la torre
blanca puede estar también en la
Ahora, a 4. R8R, se contestaría 4... 2... T1TR; 3. R8R + , R3A!; 4. P7R, línea TD, con excepción de las casi-
R3A, con ganancia del peón. R3R! llas 7T y 8T.
28
4... T3T + . 30
Blancas juegan y ganan Grigoriew
Malo sería 4... R3A, por 5. T8A + , Negras juegan y hacen tablas
seguido de 6. P7R.
Las blancas amenazan 4. R8R. Per-
5. R5R, T 4 T + . dería 4... R3A, por 5. P7R, etc. Con
3 T 2 T + ? ; 4. R8R, T 1 T + ; 5. T8D,
La única jugada ante la amenaza seguido de 6. P 7 R ± nada se endere-
P7R. Sería malo 5... T2T; 6. T7D; zaría. La única defensa para las ne-
gras es 3... TIT!, que no permite al
6. T5D, T I T ; 7. T7D+, R3C! rey blanco ir hacia 8R.
Tablas. A la oposición 4. T8D, puede se-
guir 4... T2T+ y, ahora, a 5. R8R, se
En la jugada 3, las blancas podían contestaría 5... R3A.
seguir 3. T7CD (o 7AD), según posi- También, después de I... T2T+
ción 27. Las negras obtienen la nulidad, de- (en la posición del diagrama 26);
bido a la desfavorable posición de 2. T7D, TIT, las blancas pueden ha- Juegan negras y hacen tablas
27 la torre blanca en 7D. 5. R8A!, T8A + . cer la misma jugada posicional 3.
El jaque salvador. Si en la jugada T6D (posición 29a: R7R, T6D, .P6R; 1 T 2 C + ; 2. R6D, T3C+.
2 la torre se hubiera situado en 3T, R2C, T1TD). ¿Cómo han de prose-
las negras no podrían darlo y per- guir las negras? Después de lo que Perdería en seguida 2... RÍA; 3.
derían. hemos visto, es claro que con una T8T+, seguido de 4. P7R y también
jugada de torre en la octava hori- 2... R3A; 3. T1A + , R2C; 4. P7R.
6. R8R, T8TD. zontal, pues si, por ejemplo, 3...
T2T+ o 3. . T8T, las blancas gana- 3. R7D, T 2 C + ; 4. R8D, T 1 C + ! ; 5.
Tablas. rían con 4. R8R. Quedan a las ne- R7A, T7C.
gras las siguientes posibilidades: 3 ..
Como la posición 26 tiene gran sig- T1AD; 3 T1CD y 3... R3C.
nificado práctico, y para que el lec- Las negras amenazan ahora lograr
tor la asimile perfectamente, dire- tablas con R3A (o 1A). Por ello,
mos aún que el resultado no cambia A 3 T1AD?, sigue 4. T1D, T2A+ las blancas tienen que perder un
aunque la torre no se halle en ID. (si no 5. T 1 C + ) ; 5. R8D! y blancas tiempo importante.
También puede encontrarse en otras ganan. A 5... T2T, sigue 6. T7D+ y
Tablas casillas de la propia línea D, o de a otra jugada de torre sigue 6. P7R. 6. T 1 A R , T7TD!

31
30
La torre ha obtenido su electivi- 32
casillas para la defensa. Para que el 34
dad alejada. Las negras pueden al-
canzar las tablas según los análisis blanco pueda ganar, es indispensa-
de los diagramas 21 y 26. ble que en esta posición toque jugar
Si el rey negro no estuviera en a las negras. Esto se puede alcanzar
2CR, sino en 3CR (posición 30a. de la manera siguiente:
R7R, T1TD, P6R; R3CR, T7CD), las
blancas ganarían con una de las ju- 1. R6D + , R3A.
gadas 6. T1AR y T1R, pues las ne-
gras no podrían impedir e! avance Pueden considerarse, además, otras
del peón P7R. No obstante, y en el respuestas: 1... RÍA: 2. R7D, T1R;
ejemplo 30a, ¿pueden las negras 3 T1T T 2 R + - 4. R6D± ; o bien 1...
mejorar la defensa? Después de 1... R3C- 2 T1T, T 3 C + ; 3. R7D, T 2 C + ;
T2C+ ; 2. R6D, T3C+ ; 3. R7D, T2C+ ; 4 R8D, R3A; 5. P7R± (diagrama 31);
4. R8D, las negras pueden elegir en- evenluaimente, 4... Í 1 C + ; 5. R7A,'
tre 4... T1C+ y 4... R3A. Esta posi- T7C; 6. T 1 R ± .
Blancas ganan
ción merece un diagrama, pues se Blancas ganan
puede producir fácilmente en otras 2. R7D, R2C.
variantes. 1 T2C
y P7R. Sólo una desfavorable y poco
Es digno de hacer notar que, aquí, corriente colocación de la torre blan-
Si se juega a !a espera 1... T8C, después de 2. R7D, existe una posi- ca, por ejemplo, si en la jugada 4 no
31 decide 2. R8R, T8TR; 3. T7T + , R3A; ción de zugzwang mutuo. Sí corres- pudiera ser cortado el paso del rey
4, P7R, T 1 T + ; 5. R7D, R2A; 6. T1T. pondiera jugar a las blancas, serían negro hacia el peón, las negras po-
tablas, como ei mismo lector puede drían salvarse, como en las siguien-
2. R6D, T 3 C + ; 3. R7D, T 2 C + ; 4. comprobar. Si negras juegan 2... R3C, tes posiciones:
RóA, T2R. decide 3. T U , T2C+; 4., RóA, T7C;
5. T1R; pero en caso de 2...- T8C, 34a: R7R, T8R, P6R; R2AD, T8TR.
Forzado, sino sigue 5. P7R. gana 3. P7R, T 8 D + ; 4. R8R.
34b: R7R, T6TD, P6R; R2AD, T8TR.
5. R6D, T2C; 6. P7R y ganan 3... R7R!, T8C.
En ¡a posición 34c (R7R, T6CR,
33 0 3... R3C;4. T1T, etc. P6R; R2AD, T8TR), ganan blancas:
1... T 2 T + ; 2. R8R!, T 1 T + ; 3. R7A,
4. T8T y ganan, como en el ejem- R3D (o 3... T 2 T + ; 4. T7C, T1T; 5.
plo 32. T8C!); 4. P 7 R + , R2D; 5. T6TR!
Blancas ganan La solución demuestra que la po- Como conclusión a este capítulo
sición 33a (R7R, T1D, P6R; R2CR, llamamos la atención hacia algunas
Las blancas ganan con una combi- T7CD) está ganada. Después de 1... posiciones críticas que han sido ana-
nación de siete jugadas, que debe T2C+; 2. T7D, TIC; 3. T7T, conse- lizadas y que deben quedar bien gra-
quedar bien grabada. guimos la posición 33. badas :
Posición 34
5. P7R!, T 1 C + ! ; 6. R7A, T1R. Si el lector ha comprendido el me- 1 R6D, T1TD, P7R; R3AR, T1R.
canismo de los ejemplos precedentes, Blancas ganan.
O 6... T1TR; 7. T1R, R2A; 8. verá en seguida que la torre negra
R7D ±. se encuentra en el lado corto y, en 2. R7R, T7TD, P6R; R2CR, T7CD.
Blancas ganan consecuencia, no podrá obtener la Blancas ganan.
efectividad lejana. Después de 1 .
7. R6D!, T1CD; 8. T1A+, R2C; 9.
T 2 T + ; 2. R8A, T1T+ (o 2... R3D; 3. 3. R7D, T7TD, P7R; R2A, TICD.
R7A, T1TD; 10. T1TD!, T1TR; 11. R7D El tratamiento exacto de la posi- P7R, T 1 T + ; 4. R7C, TIC; 5. RÓA, Tablas.
y ganan. ción 33 es bastante difícil, pero muy análogo al tratamiento del ejemplo
instructivo; es una demostración de 31); 3. R7C, T7T; 4. T1D!, las negras 4. R7R, T2TD, P6R! R3CR, T8CD.
Como ya se ha indicado antes, las las finezas que se ocultan en un no pueden impedir la maniobra R7A Blancas ganan.
blancas tienen posición ganadora si sencillo y reducido final de torre. Las
su torre está en 8TD o 7TD. piezas negras ocupan las mejores

32 33
2 TEORÍA FINALES TORRE
CAPÍTULO V

EL REY TIENE CORTADO EL PASO


EL PEÓN ESTA EN LA QUINTA HORIZONTAL

gan las negras, hacen tablas a base


de jaques laterales, como en el dia-
grama 26.
Como el análisis del ejemplo 30a
demuestra, la torre negra también
puede estar en la línea CR (35a: R6D,
T1TR, P5D; R4CD, T7CR). Blancas
ganan: 1... T 3 C + ; 2. R7R, T2C+ (se-
ría malo 2... R4A; 3. P6D, T 2 C + ;
4. R6A, TIC; 5. R7A!, T1TD; 6 T1D);
3. R6A, TIC (o 3... T7C; 4. T1D); 4.
R7A (ahora 4. T1AD, T1TR; 5. P6D,
T 3 T + , conduciría a tablas); «... T1D;
5. R6R, T 1 R + ; 6. R7D, T1CR; 7. P6D,
T 2 C + ; 8. R 8 R ± .
Blancas juegan y ganan Ocupando la torre el lado largo,
Negras juegan y hacen tablas ¿juega un papel decisivo en la lu-
cha contra torre y peón en la quinta
Puede decirse de antemano que en horizontal? No siempre, pero sí las
la posición del diagrama 35 las chan- más de las veces.
ces de tablas p a r a el defensor son
grandes, ya que el trecho que se- En el diagrama 36, la torre negra
nara al peón de su casilla de trans- está en situación desfavorable. Las
formación ha sido alargado. blancas amenazan obtener una po-
Si juegan las b l a n c a s : 1. T 2 C + , sición ganadora con T2C + . La defen-
R2T; 2. R6A, las negras no podrán sa pasiva 1... T8CD de nada servi-
impedir el avance del peón; con el ría; las blancas contestan. 2. T2TR!,
paso del rey cortado en dos verdea- T6C; 3. T8T!, R2C; 4. R7D, v des-
o s , se gana también, aunque el peón pués de 4... T6CR; 5. P6D, se llega
este en la quinta horizontal. Si jue- a la posición del diagrama 32, ya

35
3é que las negras puedan lograr tablas este caso, ¿es bastante la presión que 1 T8TR!; 2. T8AR.
de tres maneras distintas (posición ejerce la torre negra sobre el peón
36a: R6D, T2R, P5D; R2CD, T8AR): para lograr las tablas? O 2. R7A, T 2 T + ; 3. R6C, R2D. Po-
sible sería también 3... T8TR, pues
a) 1 RÍA; 2. T 8 R + , R2C; 3. T8 las blancas no consiguen aquí cortar
TR, T8D (el sentido de las últimas A el paso al rey negro en la línea D,
jugadas de las negras está en no per- 1... R1D! como en ejemplos precedentes.
mitir el avance del p e ó n ) ; 4. RéR,
R2A! (pierde 4... T8R+, por 5. R7D, La única jugada de salvación. 2... T8R!
seguido de 6. P6D, con traspaso a la
posición 32); 5. T 7 T + , R1D; 6. R6D, 2. T8A + , R2A; 3. R6A, R2D. La única respuesta exacta. Perde-
RÍA; 7. T8T+, R2C, =. Merece ha- y las blancas no pueden avanzar el1 ría 2... T 3 T + ; 3. R7R, y si 2... T4T,
cerse notar que en lugar de 6... RÍA, peón. sigue 3. T5A y 4. R7R.
también puede jugarse 6... R1R. Si
bien después de 7. T 8 T + , R2A el rey B 3. T2A, R1D!
negro queda en el lado largo y la
Blancas ganan torre en el corto, las blancas no pue- La lucha por la línea de D se ha
1 T8TR?; 2. T2D!
den ganar. resuelto a favor dé las negras y con
conocida del lector. Quedan todavía Corta el paso hacia ID del rey^ ello consiguen la nulidad.
dos posibilidades, que consideramos b) 1... T 8 D ; 2 . R6R, R2A; 3. T2A+, negro; la torre negra tiene poco es- Si en el diagrama 38 juegan las
a continuación: R1D; o 2. T2AD, T8TR. Las negras pacio para luchar contra el rey ene- blancas, ganan, pero no ciertamente
se preparan p a r a el ataque lateral. migo. sin dificultades. Los análisis anterio-
A También es posible la pasiva 2... res facilitarán al lector la compren-
T6D; 3. R6R y, ahora, 3 . . T6TR =. 2... T 3 T + ; 3. R7A, T 2 T + ; 4. R6C,:, sión del mecanismo de la lucha.
I... R2C; 2. R7D, T2A+; 3. R8R, T8TR; 5. P6R, llegando a la posicióni
T3A. c) 1... T8TR; 2. R7D, T 2 T + ; 3. 34, ganada por las blancas. Después, 1. R7A!
T7R, T1T; 4. P6D, R3C, como en el de 1... R1D!; 2. T8A+ R2A, las blan-
3... T2T pierde por 4, T7R+. ejemplo 26. El ataque del peón en cas pueden intentar todavía el avan-. La situación de la torre en 8R ha
la quinta horizontal con la torre es ce del peón con 3. T8R. Esta posi- de ser aprovechada. Si 1. T8TR, T7R;
4. T6R, T8A; 5. P6D, T8TR, una nueva forma de defensa que no ción ya fue objeto de análisis p orr 2. R6A, viene 2... R2D y las blancas
podría utilizarse si el peón se en- Kiing y Horwitz en el año 1851". no podrían avanzar el peón.
Parece a primera vista que las ne- contrase en la sexta.
gras todavía han podido enderezar- 38 1... T8TR.
se, pues si 6. P7D, se salvan p o r 6... Kling y Horwitz
T 1 T + ; 7. R7R, R2A. 37 Evidentemente, malo es 1... T 8 A + ;
2. R7R, T8TR; 3. T8A, seguido de
6. R8D! 4. P6R, llegando a la posición 34.

Se ha llegado a una posición del 2. T8CR!


tipo de las 29 y 29a. Como ya se ha
demostrado en el análisis de estas Una falta sería 2. P6R, T 2 T + ; 3.
posiciones, las negras están inermes R6C, T8T; 4. P7R, R2D = .
ante el avance del peón, porque el
rey blanco ya está en la octava ho- 2... T 2 T + ! ; 3. T7C, T1T; 4. R7R!
rizontal.
Jugada única y no fácil de encon-
B t r a r ; como en la solución de la po-
sición 27, seria erróneo 4. P6R, R3D;
1 T3A+; 2. R7R, T8A; 3. P6D, 5. P7R, R2D = .
Negras juegan. Tablas Blancas juegan y ganan
T8TR; 4. P7D, T 2 T + ; 5. R8D y ga-
Negras juegan y hacen tablas 4 R3A; 5. P6R, R2A; 6. T7A.
nan.
Al contrario que en los dos ejem-
Es suficiente que en el diagrama plos anteriores, en el diagrama 37 el También aquí la casilla ID es inal-I- Esta jugada es la indicada por
36 el rey negro esté en 2CD p a r a rey negro esiá en el lado largo. En canzable p a r a el rey negro, pero laa Kling y Horwitz, pero no la única
torre blanca está pasiva. forma de ganar.
36 37
Otra manera, que nosotros reco- 7. R5C, T3R. 42
seguro medio de defensa, aun en el
mendamos, consiste en 6. R6A+! Si
Sino, vendría en seguida 8. T8D. caso de que el rey negro esté en
ahora 6... R1D, sigue 7. R7A, R2A; el lado largo y la t o r r e en el corto.
8. T8C!, T 2 T + ! ; 9. R6C, o 6... R3A; Sin embargo, este medio defensivo
7. T7D, que corta el paso del rey 8. R5A, T2R; 9. T8D y ganan.
sólo es bueno si el peón se halla en
negro en la línea de D. las líneas AD, D, R y AR. En las lí-
Consideremos ahora la siguiente
6... R3A posición de Lasker. neas de peón de caballo no sirve.
El rey negro queda limitado por la
o 6... T8T; 7. R8R y 8. P7R. Si 6... banda del tablero (diagrama 41):
40
T1CR (o T1TD), decide 7. TÍA. Lasker
41
7. T1A, T 2 T + ; 8. R6A, T 3 T + ; 9.
R7A, T2T+; 10. R6C, T5T; 11. T1D
v ganan.
39
Kopaiew
zado por el maestro francés consiste
en 1... T5CD; 2. R6R, T 3 C + ; 3. R5A,
T3AD; 4. P6R, T8A, etc.

Supongamos que las negras jue-


guen 1... T8A? Las blancas han de
contestar 2. R6R!, pero no R6D,
T8R!; 3. R6R, RÍA (o I D ) ; 4. T8T,
R2C =. Philidor no consideró la ju-
Negras juegan. Tablas gada 2... T8R. 2... RÍA; 3. T8T+,
Blancas ganan R2C; 4. R7R, T8CD.
1 R1A.
1... R1A. También 4... T2A+; 5. R6D, T2C;
Generalmente ponderada como la 6. P6R ± es insuficiente.
jugada exacta. El rey se desplaza Después de 1... T8AD; 2. T8T+.
Blancas ganan TÍA; 3. T x T + , R X T ; 4. R7T y el
hacia el lado corto, dejando el lado 5. P6R y estamos en la posición
largo libre para el ataque lateral con peón va a dama. 32. Puede verse sin dificultad que
En la posición de Kopaiew (dia- la torre. si en el diagrama 42 el rey negro
grama 39), las negras pierden aun- 2. T8T + .R2D; 3. T8CD! estuviera en ID (posición 42a: R5D,
que tengan la mano. 2. T8T+, R2C; 3. T8D. T7TD, P5R; R1D, T5AR), la situa-
La torre blanca corta el paso del Ahora se ve la diferencia con res- ción después de 1... T8A; 2. R6D,
rey hacia la zona de tablas (casi- pecto a la posición de Kling y Hor- T 8 D + ; 3. R6R, T8R! sería de tablas.
Amenaza 4. R7R. Si 3. R6R, ven-
lla 8D). witz. A la torre negra le falta la po- También si, siendo mano, las blan-
dría 3... R2A; si 3. T2T, sería empe-
sibilidad de ataque por el flanco iz- cas jugaran 1. R6R, salvaría 1... T5R!
1 T8TR; 2. T7CR!, T 3 T + ; 3. ro, mejor 3... RÍA, que no permite quierdo. porque el avance del peón estaría
R5A, T4T+; 4. R6A, T3T+; 5. T6C, cortar el paso del rey en la línea AD.
detenido. O 1. . T5TR; 2. T8T+, R2A;
T2T. Ahora estamos en una posición 3. T8AR!, T5R!
3 T7C; 4. R7T, R2A; 5. P6C+,
Calculando que si 6. P6R, R3D! =. análoga a la del diagrama 38, pero
ventajosa p a r a las negras. R2D; 6. R7C, T8C; 7. T8TR, T7C; 8. En todos los ejemplos de este ca-
A 5... T8T podría seguir 6. R7A, R7T,T7T+;9.R8C,etc. pítulo, el rey negro sólo tenía cor-
R2A (o 6... R4D; 7. P6R, T 2 T + ; 8. tado el paso hacia el peón en una
R8A, T 1 T + ; 9. R7C, T1R; 10. R7A); 3. . T8TR;4. T8R, T8D.
Para concluir, consideremos una vertical. Si la separación fuera de
7. P6R y estamos en la posición ga- posición que ya ha sido analizada dos verticales, ni con el ataque late-
nadora 34c. Aquí merece hacerse notar que 1... por Philidor. ral por la torre, ni con la amenaza
R1R tampoco pierde: 2. T8T + , R2A;
con la misma del peón desde atrás,
6. T8C, T3T+. 3. T8D y estamos en la posición de
Por el ejemplo 12, conoce el lector pueden las negras encontrar salva-
Kling y Horwitz, en la que 3... T1TD
que el método de defensa preconi- ción en su defensa.
No hay nada mejor. Después de logra las tablas.
6... R2D, decide la maniobra standard El ataque contra el peón en la
7. P6R + , R3D; 8. T8D+ y 9. P7R. quinta horizontal desde atrás es un

38 39
m

CAPÍTULO VI

EL REY TIENE CORTADO EL PASO


HORIZONTALMENTE
EL PEÓN EN LA CUARTA, TERCERA Y SEGUNDA
HORIZONTAL
DEFENSA POR ATAQUE FRONTAL

43 Por ejemplo: I... T1TD; 2. T6A,


Grigoriew T1CD; 3. T6TD, R4D; 4. R4T, R5A;
5. T6A+, R4D; 6. P5C, T1T+; 7. R4C
y se repite de nuevo toda la manio-
bra. 0 1... T1TD; 2. T6A, T8T; 3, P5C,
R4D; 4. R4C, T7T; 5. T7A, R3D; 6.
P6C, etc.

Comparemos las dos posiciones si-


guientes, en las cuales el rey negro
tiene cortado el paso horizontal-
mente.

En la primera posición (diag. 44)


el rey negro se encuentra en la mis-
ma fila que el peón, y no puede im-
pedir su avance. Por ejemplo: 1...
Blancas ganan T7C; 2. P6A, T7A+; 3. R5C, R4D;
4. R6C.
En el diagrama 43 está reproduci- En la segunda posición (diag. 45)
da una posición de Grigoriew. El rey el rey negro se ha adelantado al
negro está cortado horizontal y ver- peón; si P6A sigue R3D Sólo si las
ticalrnente. El camino p a r a ganar es negras jugasen erróneamente, ale-
sencillo. Blancas amenazan 1. T6A; jando la torre de la línea CD, pue-
2. T6TD; 3. R4T y 4. P5C, y contra den ganar las blancas jugando R5C
esta maniobra, el negro se ve impo- En consecuencia, en la siguiente
tente. posición de Grigoriew (diag. 46),

41
44 46
Grigoriew

Blancas juegan y ganan Juegan negras. Tablas


Negras juegan y hacen tablas
sino, la torre jaquearía al rey hasta
4 T4C!; 5. TU, T4AR+; 6. TxT. que llegara a la línea CD, y enton-
R7C, T1TR; 12. R7T, R5C! ( n o 12... ces el peón estaría perdido.
T 2 T + ; 13. R6T, R5C; 14. T 8 C ± ) ; Tablas.
13. T7C, R4T!; 14. P6C, T3T!; 15. 4 T4T+; 5. R6A, T 3 T + ; 6. R7C,
En los ejemplos anteriores, las ne-
T8C, T3CR, y las blancas, no pudien- T3R, y tablas.
gras no tienen opción a molestar al
do seguir con 16. P7C p o r T6T mate, rey blanco con jaques laterales.
tendrían que ceder el peón o repetir La posición 49, que se produjo en
Si en el diagrama 47 trasladamos
jugadas. el encuentro telegráfico París-Viena
las piezas una casilla hacia la iz-
quierda (posición 47a: R7R, T5AD, (1885), es muy instructiva.
«... T 1 C + ; 5. R4T, T1AD; 6. P4C,
P5AR; R5AR, T8AR), siendo mano
R5A; 7. T7T, R5D; 8. P5C, R4A; 9. las negras, hacen tablas: 1... R4C; 49
R5T, R3D; 10. P6C, R3A. 2. P6A+, R3C; 3. T6A, T7A; 4. T6R, París
T8A; 5. T2R, T8TD! (Rabinowitsch
Tablas Si 10... R4D, sigue 11. T7AD. no encontró esta jugada, que ha sido
11. R6T, R3D; 12. T7T! indicada por Kopaiew, y juzgó la po-
aunque el peón se encuentra todavía sición como ganada por las blancas);
en la tercera fila, si las blancas jue- Una peculiar forma de tablas se 6. T2CR+, R2T, y se deriva hacia
gan, ganan; pero si lo hacen las produciría después de 12. P7C?, T3 una posición de tablas del tipo del
negras, consiguen tablas. A + ; 13. R5C, R2A! diagrama 21 (con 7. P7A) o del dia-
grama 26 (con 7. T2R).
Las negras alcanzan tablas con 12... T1T+; 13. R7C, y ganan. El ejemplo 48 demuestra que el
1... T1TD (¡única jugada!). Jugando ataque lateral es un eficaz medio
las blancas, ganan del modo siguien- En la posición 47 de Rabinowitsch. defensivo, aún con el paso del rey
te: las negras se salvan gracias a una cortado horizontalmente.
sorprendente combinación de ahogo.
1. R3T (o 1. T5TD), T1T+; 2. R4C, Con una defensa pasiva, las blan-
T1C+; 3. T5CD, T1TD; 4. T5TD! 1... R4T; 2. P6C+, R3T; 3. T6A, cas siempre podrán avanzar el peón.
T8C; 4. T6A. Viena
Si bien 1... T1AR tampoco perdería,
Es engañoso 4. T7C o 4. T6C, cre- es más sencillo preparar ya el ata- Juegan las negras
yendo ganar fácilmente, pues las Amenaza 5. T2A; si 5... T8TR; 6. que lateral.
negras dispondrían de un interesan- P7C, y si 5... T1TD, entonces 6. T2T + , Si las blancas fueran mano, gana-
te contrajuego: 4. T7C, R6D!; 5. R5A R4C; 7. P7C. rían fácilmente con 1. T5D, T7R; 2.
(5. T7AD, T 1 C + ) ; 5... R6A; 6. P4C, R5A, R5A; 3. T1D, cortando el paso
T 1 A + ; 7. R5C, R6C; 8. T6C, T1TR; Conduce a tablas P7C + , después verticalmente al rey negro, en lugar
9. R6T, R5A; 10. P5C, T 1 T + ; 11. de 5... R2T. de horizoníalmente, como al princi-

42 43
pió. Pero tocaba jugar a las negras. zontal, entra en escena un nuevo no se dispone de suficiente espacio. 3R.. Ahora las blancas no pueden
Se continuó: método defensivo, basado en atacar ganar, aunque les corresponda jugar.
el peón desde atrás. Así pues, vamos 2. R5T, T1AD!
1... T7D! a estudiar posiciones en las que el 1. R4C (o 1. P4A, R2R!; 2. R4A,
peón se halle en la cuarta horizon- Sería un grave error 2... T1T+, T 1 D = ) ; I... T 1 C + ; 2. R5T, T1AD!;
En caso de 1... T7R, seguiría 2. tal, y aún otras en que se encuentre por 3. R6C, T1C+ (si no, 4. P5A); 4. 3. R5C, T 1 C + ; 4. R6T, T1AD; 5. T4D
R3A!, T8R; 3. T5D!, R5A; 4. T8D, todavía m á s lejos de la casilla de R7A, y el peón avanza. (o 5. R5C, T1C+ o 5. T1AD, R2D);
R4A; 5. R4A, R3A; 6. P5R, R2A; 7. transformación. 5. . R4R!; 6. T5D+, R3R; 7. R5C,
T2D, etc. No es fácil encontrar la El ejemplo 49 demuestra que aun- 3. R5C, T 1 C + ; 4. R6T, T1AD. T1C + ; 8. R4T, T1AD; 9. R4C, T1C+ ;
continuación exacta p a r a las blancas. que el peón esté en la cuarta hori- 10. T5CD, T1TR; 11. T7C (un intento
zontal, las negras no pueden evitar También ahora es falso 4... T 1 T + . de cortar el paso del rey horizontal-
2. R5A!, R4A; 3. R6R, R3A; 4. T5D, la derrota si su ataque lateral con m e n t e ) ; 11... R3D; 12. R5C, T 4 T + ;
T7TR; 5. T1D, T 3 T + ; 6. R5A, T 4 T + ; la torre queda anulado p o r falta de 13. R6C, T4AD!; 14. T7D+, R x T ; 15.
5 T4D!, R3R.
7. R6A, T 3 T + ; 8. R5C, T3R; 9. R5A, espacio. Igualmente se evidencia que R x T , R2A = .
T1R. estando el peón en la cuarta, tercera 5... T1D pierde después del cambio
y segunda horizontal, existe un nue- de las torres. Si 5... T8C, sigue 6. El ataque frontal contra el peón
Como el lector p o d r á cerciorarse, vo recurso defensivo: el ataque puede ser efectivo, caso de no dis-
P5A.
si en esta posición jugasen las ne- frontal. poner del ataque lateral. Pero tam-
gras, harían tablas. 6. R7C, T4A. bién para el ataque frontal la torre
50
necesita suficiente espacio, o sea una
10. P5R!, T 1 A + ; 11. R6C, T 1 C + ; Si 6... R4R; 7. T5D + , ganando la separación de por lo metaos tres ca-
12. R7A, T7C; 13. P6R. torre. sillas. Además, el rey negro debe
apoyar a la torre.
Y las blancas, que pueden avan- 7. R6C, T1A; 8. P5A, Si en el diagrama 51 se coloca
zar el peón hasta 7R, y llevar el rey y el peón avanza inexorablemente. la torre negra en 2AD (posición 51a:
hacia 8R, alcanzarán la Posición R3AD, T1D, P4AD; R3R, T2AD. Blan-
Lucena. En el ejemplo del diagrama 50, cas juegan y ganan), después de 1.
Analizando las jugadas de la so- el ataque frontal resultó inofensivo R4C, !as negras ya no tienen salva-
lución, se ve claramente que las ne- por la contramaniobra 5. T4D. Esta ción. La torre negra ha perdido su
gras pierden porque su torre se en- jugada pudo hacerse con éxito en efectividad alejada, y no puede dete-
centra en el lado corto. Si traslada- este caso, a causa de la desfavora- ner el avance de! peón:
mos todas las piezas una casilla ha- ble situación del rey negro.
cia la izquierda (posición 49a: R4AR, I... T 2 C + ; 2. R5T! (no 2. R5A?,
T5AR, P4D; R5TD, T7CD), las negras TIC! = ) ; 2... T2AD; 3. R5C, T 2 C + ;
hacen tablas con 1... T7AD!, toda Juegan negras y hacen tablas 4. R6A, T I C ; 5. P5A! Así, se com-
vez que luego esta torre se despla- Juegan blancas y ganan prende que estando el peón en la
zará hacia 7TR, y p o d r á emprender quinta horizontal, el ataque frontal
el ataque lateral. Siendo m a n o las negras, juegan no tenga éxito.
En esta clase de finales se pre- 1... T1D! Si las blancas retiran su El primero en estudiar la defensa
senta con frecuencia el caso de u n a torre, sigue 2... R2D, convirtiendo por ataque frontal fue el francés
oportuna transposición del corte de el final en una Posición Philidor. Chéron. Sin embargo, sus análisis
paso al rey, de horizontal en ver- Después de 2. T x T , R x T ; 3. R4C resultan inexactos en muchos casos.
tical. (o 4D), R8A!, y el final de peones es Grigoriew también inició un estudio
En los ejemplos 19-24, en los que tablas (¡se ruega comprobarlo!). individual de estas posiciones, pero
el "rey tiene cortado el paso verti- Siendo m a n o las blancas, si juga- limitando el análisis a los finales
calmente, el peón podría e s t a r en sen la atractiva 1. P5A, seguiría I... con peón de caballo. A continuación
la séptima, sexta y quinta horizon- T5T!; 2. R3C, T5CR; 3. P6A, T3C, reproducimos algunos ejemplos:
tal. Se deduce de estos ejemplos y tablas. La continuación exacta e s :
que si el peón está en la séptima y En la posición del diagrama 52 el
Tablas
sexta horizontal, bajo determinadas 1. R4C!, T1C+. peón ha alcanzado la quinta horizon-
circunstancias favorables, el ataque tal y las negras no pueden impedir
lateral con la torre permite una de- Ahora perdería 1... T1D; 2. T x T , La posición del diagrama 51 se di- l a . maniobra R5T-6C-6T-7C, con el
fensa eficiente. T x T ; 3. R5C!, R2A; 4. R5A. Para el ferencia de la anterior solamente consiguiente avance del peón.
Si el peón está en la quinta hori- ataque lateral p o r el lado izquierdo, Porque el rey negro está en la casilla Si en la misma posición se coloca

44 45
55 rizontal. 1. T6D, R4R; 2. T6TD, R4D;
52 maniobra envolvente con el rey p o r 3. R4T, R5A; 4. T6A+, R4D; 5. P5C.
Grigoriew
Grigoriew la línea TD, como en el diagrama 50, No obstante, es suficiente que co-
no es posible; p o r ello en el diagra- r r a m o s todas las piezas una vertical
ma 53 el rey negro también puede hacia la derecha (como en el dia-
estar en 2D, ID, 4D. Si 1. R4T, la grama 56), p a r a que el corte de paso
torre negra fuerza al rey blanco, al rey en dos verticales baste p a r a
con jaques, a volver a 3C. Pero si ganar.
se coloca el rey negro en 5D, enton-
ces ganan las blancas según el mé- 56
todo del diagrama 43, con 1. T5AD,
que corta horizontalmente el paso
del rey negro.
54
Grigoriew

Tablas
Blancas ganan
porque el rey se rechazaría con ja-
el rey negro en 2D (posición 52a: ques: 1. R4T, T 1 T + ; 2. R5C, T 1 C + ;
R4CD, T1AD, P5CD; R2D, T1AR. Ne- 3. R5A, T1A+; 4. R5C, T1C+, etc.
gras juegan y hacen tablas), enton-
ces se salvarían las negras con I... I... R 4 R ! ; 2 . R3A.
T1AD!, porque el final, u n a vez cam- Blancas ganan
biadas las torres', es tablas al escu- O 2« T7D, R3R; 3. T7TD, R3D; 4
rrirse el rey negro hacia la línea CD. R4T, R3A;5. R5T, T5C =.
El método p a r a ganar, llamado
2... T1TR. combinado • de Grigoriew, consiste
53
Grigoriew en lo siguiente: 1. El rey blanco pa-
Más sencillo que 2... T1A+ ; 3. T4A,
Blancas juegan y ganan sará tan adelante como le sea po-
T1CD; 4. T6A, R4D; 5. T6TD, T 1 A + ;
Negras juegan y hacen tablas sible; generalmente logra ocupar
6. R3C, T3A! (sino, 7. R4T); 7. T7T,
T3C; 8. T7AD, R3D; 9. TÍA, T3A =. una de las casillas en diagonal de-
lante del peón, separado de éste p o r
La solución discurre en forma pa- otra casilla. 2. La torre se coloca
3. P5C, T U R ; 4. T4TR, R3D; 5.
recida a la del diagrama 50: 1. R4T, R4C, R2A. detrás del peón y apoya su avance.
T1T+ (o 1... T1AD; 2. T x T , R x T ; En el ejemplo 56, el rey blanco no
3. R5T!); 2. R5C, R3D (o 2... T 1 C + ; Y las negras alcanzan la posición puede ocupar la casilla 6R y se ve
3. R6T, R3D; 4. P5C); 3. R6C, R4D Philidor. Las blancas no han podido obligado a pasar por el lado iz-
(o 3... T I C - r ; 4. R7T, T4C); 4. T5A+, pasar con el rey ni p o r la derecha quierdo hacia 6TD.
R5D; 5. T6A, T1C+; 6. R5T, T 1 T + ; (aquí se encontraba el rey negro en
7. T6T, T1AD; 8. P5C, R4A; 9. T7T, la ruta), ni por la izquierda (por la 1. R4C, T1C+; 2. R5T, T1AD.
etcétera (como en el ejemplo 43). banda del tablero).
Si juegan las negras hacen tablas Si se coloca el rey negro en 2R Pierde rápido 2... T 1 T + ; 3. R6C,
con 1... T l A D o 1... R3D. (posición 55a: R3CD, T1D, P4CD; T 1 C + ; 4. R7A.
Tablas R2R, T1CD), entonces las blancas
La debilidad del peón de caballo, ganarían después de 1. T4D, R3R; 3. R5C, T1C+; 4. R6T, T1AD.
en comparación con el peón de alfil 2. R4A, T1A+ (2... R4R; 3. T5D+,
Como en el diagrama 50, las blan- o peones centrales se aprecia clara- R3R; 4. P5C, T1A+; 5. T5AD, R2D; La primera parte del objetivo ha
cas no pueden ganar en la posición mente al analizar el diagrama 55. 6. P6C!, R1D; 7. R5C); 3. R5C, T1C+ sido alcanzada.
del diagrama 53. Aun estando cortado el rey negro en (3... R4R; 4. T7D, R3R; 5. T7TD); 4.
Obsérvese que tiene su importancia dos verticales, la posición es tablas R6A, R4R; 5. T4T. Si estuviera, em- 5. T1AD, R2R; 6. R7C, T4A; 7. R6C,
el que el peón en la cuarta fila sea pero, en 5R (posición 55b: R3CD, T4TR.
de caballo, alfil o central. Si el peón 1. T4D. T1D, P4CD; R5R, T1CD), entonces
es de caballo, las posibilidades de se gana cortando el paso en la ho- O 7... TÍA; 8. P5A, T1C+ (8... R2D;
la defensa son grandes porque la Sin objeto sería 1. R4T o R4A,
47
46
9. P6A + , R3D; 10. P7A); 9. R7A, 58 las casillas centrales 4AD, 4D, 4R y
T1TD; 10. P6A, etc. Chéron 4AR; así es, p o r ejemplo, en la po-
sición 58b (R3R, T1AR, P4R; R3CR,
8. P5A, R1D; 9. T1D+ (o T1TD), T1R) después de 1. R4D, T 1 D + ; 2.
RÍA; 10. T1CR, T1T; 11. P6A, etc. R5A, T1R; 3. R5D, T 1 D + ; 4. R6A,
T1R; 5. T1R, R3A, tablas.
Las blancas también h a n podido Si el peón es de caballo y se en-
ganar con 8. T1D, cortando el paso cuentra en 4CD o 4CR, las blancas
del rey negro en la línea de dama. ganan solamente si el rey negro tie-
ne cortado el paso en tres verticales
57 (ejemplo 59).
59
Griguriew

Blancas ganan
Blancas ganan
La jugada n a t u r a l 6... R1D, pierde
Por la amenaza de mate, las blan- después de 7. P4C, T1TD; 8. P5C o
cas fuerzan el avance del peón y ga- R7C.
nan. Pero no se crea que se gana
sólo p o r la situación del rey negro 7. T1R+.
en 3TR. Si estuviera en 5TR, se
ganaría en seguida con 1. P5R! Lo A tablas conduce también 7. T2C,
Blancas ganan menos malo sería hallarse en 4TR, R1D; 8. T2D + RÍA ( n o 8... R2R, por
pero entonces se pierde por zugz- 9. T7D+ y 10. T7CD; p e r o es posible
Después del estudio de ejemplos wang. La torre negra no tiene juga- 8... R1R!; 9. T3D, T1CD; 10. R7A,
anteriores, el lector p o d r á determi- da aceptable y las blancas, manio- Blancas ganan T5C; 11. T8D+, R2R; 12. T8CD,
n a r sin dificultad que la posición b r a n d o con su torre, ceden la mano T x T ; 13. R x T , R3D).
del diagrama 57, tras 1. R4A, T1A+; al adversario; p o r ejemplo: 1. T2C, El rey negro puede estar también
2. R5C, T1D; 3. R5A, T1A+; 4. R6C, R5T; 2. T7C (erróneo sería 2. P5R, en otra casilla de la línea AR. Las 7 R1D;8. T3R, T5TR!
T1D; 5. T1D, R2A; 6. R7A!, T4D; 7. T x P ; 3. R4A, R 3 T = ) ; 2... R4T; 3. blancas ganan porque su rey p o d r á
TIC, y las negras tienen que aban- llegar hasta la casilla 6D, una de las Es malo 8... TIC; 9. T3T, R2R;
R6A, T4TD; 8. T1R! queda análoga
donar la casilla 4TR. que están en diagonal delante del 10. T7T + , R3R; 11. T7CD, T x T ; 12.
al ejemplo 49 y ha de estar ganada
porque el rey negro tiene cortado La posición 58a, con el peón en peón y separada de éste p o r otra R x T , R4D; 13. R6C, R5D; 14. P4C.
el paso verticalmente y la torre ne- 4D (R3D, T1CD, P4D; R3TD, T1D) casilla. Como el método combinado
gra se halla en el lado corto. Des- es simétrica a la del diagrama 58. ya es conocido del lector, lo damos 9. T5R, T 3 T + ; 10. R7C, T2T+; 11.
pués de 8... T 3 T + ; 9. R5C, T3D; 10. Se puede ver en seguida que- el a continuación de manera abrevia- R8C, R2D; 12. T5AD, T5T; 13. T5CD,
R5A, el victorioso avance del peón ataque frontai contra el peón no d a : 1. R4A, T1TR; 2. R5D, TIC; 3. R3A; 14. T7C, R4A y tablas.
no puede ser detenido. basta porque éste se halla en una R5A, T1A+; 4. R6D, TIC; 5. T1CD,
de las casillas 4AD, 4D, 4R y 4AR, R'R; 6. R7A, T4C; 7. R6A, T4TR A pesar de ello, la posición del
teniendo el rey negro cortado el paso (o 7... T I C ; 8. P5C, R1D; 9. T8D+, diagrama 60 es ganadora. Natural-
En el diagrama 58 la torre puede
en dos verticales. En cambio, si el R8A; 10. P 6 C ± ) ; 8. T1D, T3T+; mente, para conseguirlo hay que re-
ocupar el lado largo. Por ello no
peón fuera de caballo 4CD, 4CR, se 9T6D,T2T;10.P5C±. forzar la presión. Para entenderlo
tiene éxito el método combinado:
1. R4D, T 1 D + ; 2. R5A, T1R; 3. R5D, pueden hacer tablas, si el rey está bien, veamos antes todavía dos po-
T1D+; 4. R6A, T1R; 5. T1R, R2C; 6. activo. Vamos a analizar ahora una po- siciones de Grigoriéw.
R7D, T4R; 7. R6D, T4TD; 8. T1AR, La solución del ejemplo 56 ha de- sición con el peón de caballo en la
T 3 T + , etc. Pero Chéron ha encon- m o s t r a d o que depende de un tiempo tercera horizontal (diagrama 60). El Posición 60a: R2CD, T1R, P3CD;
trado que las negras pierden por el que ganen las .blancas. Si el rey método combinado aquí no basta. R5AR, T1CD. Aquí es muy atrayente
estar situado su rey en la banda. negro estuviera cortado sólo en una 1. R3A, T1A+ ; 2. R4D, T1CD; 3. R4A,
vertical, las negras pueden hacer 1. R3A, T1A+; 2. R4D, T1CD; 3. T1A+; 4. R5D, T1CD; 5. T1CD, pero
1. R4D, T1D+; 2. R5A, T1R; 3. tablas ejercitando el ataque frontal ««A, T1A+; 4. R5D, T1CD; 5. T1CD, ahora, sorprendentemente, las negras
K2
R5D, T1D+ ; 4. R6R!, T 1 R + ; 5. R6A. contra un peón en cualquiera de R ; 6. R6A!, T5C! pueden hostigar el peón desde a t r á s :

48 49
5... R6R!; 6. P4C, R6D; 7. P5C, R7A; 9. R6C!, T 1 C + ; 10. R7A, T5C; 11.
8. T4C, R6A; 9. T4A + , R6C; 10. T5A, R6A, TIC; 12. T4D+, R4A; 13. P4C, 3 R4A; 4. T3R! T1D+ ; 6. R5R, T1AD; 7. R5D, T1D+ ;
R5C=. R4R; 14. T4TR y ya las blancas ga- 8. R6R!, T1AD; 9. T3C + , R4T; 10.
nan con facilidad después del avance Se consiguió. La misma posición, R5D, R5T; 11. T3R, T 1 D + ; 12. R6A,
Es exacto 1. R3A, T1A+; 2. R4D, del peón a 5C. pero jugando las negras, que pueden T1A+; 13. R7D, T5A; 14. R6D, TÍA;
TIC (o 2... T 1 D + ; 3. R5A, T1A+; Es evidente, pues, que la situa- elegir entre varios males. 4... R5A 15. T4R + , R4C; 16. P4A, R4A; 17.
4. R6D, T1CD; 5. T1CD, R5R; 6. P4C, ción de la torre en la tercera hori- conduce a la posición 60a. 4... R3A, T4T, R4C; 18. T4D, T 1 D + ; 19. R5A,
R6D; 7. P5C, R7A; 8. R7A!); 3. TI zontal para la protección del peón a la posición 60b. T1CD; 20. R6A, T1A+ ; 21. R7D, T4A;
CD!, R4A; 4. R5D. El rey negro está en 3C juega un papel decisivo, en Si 4... R4C, sigue T3AR!, y si, por 22. T5D+ ±.
ahora en 4AR y no en 3AR, como en cooperación con las jugadas quinta último, 4... R5C, gana 5. T1R, R4A
la variante analizada, y no podrá y novena del rey. (5A); 6. R3A. 62
llegar a tiempo al ala de d a m a : Retrocedamos de nuevo a la posi-
4. . R3A; 5. P4C, R2R; 6. R6A, R1D; ción del diagrama 60. 4 R3A; 5. R3A, T 1 A + ; 6. R4D,
7. P5C. T1CD; 7. R5A, T1A+; 8. R6D!, TI
1. T3R. CD; 9. T3A + , R4C; 10. R5A, T1A+;
Posición 60b: R2CD, T3R, P3CD; 11. R4D, T 1 0 + ; 12. R3A, T 1 A + ; 13.
R2AR, T1CD. R2C, T1CD; 14. TÍA, R3C; 15. R3A,
Protección previa del peón para T1A+; 16. R4D, T1CD; 17. R4A,
I... R3A. poder pasar adelante con el rey. TÍA4 ; 18. R5D, T1CD; 19. T1CD!,
R2A; 20. P4C, R2R; 21. R6A, R1D;
No hay jugada mejor. Si 1... T2C, 1... R4A! 22. P5C y ganan.
sigue 2. R3A, T2A+; 3. R4D, T2C;
4. R5A, T2A+; 5. R6C ±. La mejor resuesta. A 2. R3A, se- La solución de la posición 60 se-
Si 1... RÍA, sigue 2. T4R!, seguido guiría ahora 2... T1A+; 3. R4D, guramente parecerá muy notable a
de 3. P4C, estando en la posición T 1 D + ; 4. R5A, T1A+; 5. R5C, T1CD quien no la conozca, pero, en reali-
ganadora del diagrama. 59. Y si 1... y las blancas no pueden disponer de dad, es pura lógica. Aprovechando Blancas ganan
R2C; 2. T3A!, cortando el paso del 6. T1CD, cuya jugada, como en la el zugzwang de las negras, las blan-
rey en cuatro verticales, y entonces posición 60a, permitiría ahora ga- cas cortan el paso al rey en cuatro
el método combinado ya vale p a r a nar. En este momento, las piezas En la posición 62 el método com-
verticales; con ello, mejoran la po-
ganar. negras ocupan las mejores casillas binado es suficiente para ganar, por-
sición de sus piezas y ganan según
para la defensa; consiguientemente, el método combinado. que el rey negro se encuentra en la
2. R3A, T1A+; 3. R4D, T1CD; 4. el tema de las blancas va a ser que banda, y se pueden crear amenazas
R5A, T 1 A + ; 5. R6D!, T1CD; 6. T3A+, en la misma posición las negras de mate complementarias.
R4C. sean mano. 61
Las blancas consiguen que el rey 1. R3R, T1R t ; 2. R4A, T1D; 3. R4R,
negro quede confinado en la línea 2. T1R, R3A. T 1 R + ; 4. R5A, T1A+; 5. R6R, T1D;
CR, pero, a su vez, su propio rey 6. T1D, T5D; 7. R5R, T1D; 8. P4D,
queda bastante alejado del peón. Si R3C; 9. R 6 R ± .
2... R5A conduce a la posición
7. R7A, sigue 7... T5C; 8. R6A, TIC. 60a. También hemos visto que 2...
Por ello, las blancas tendrán opor- 63
T2C sería mala.
tunamente que volver atrás.
3. T4R.
7. R5A, R5C!

Los jaques de torre sólo facilita- La recomendada por Grigoriew.


rían el tema de las blancas. Su rey También gana 3. T2R. Por ejemplo:
encontraría refugio en 2CD y, una 3... R4A; 4. R3A, pasando a la ya
vez colocada la torre en 1AR, gana- vista variante con el rey negro en
rían utilizando el método combi- 4AR. Si 3... R2A, sigue 4. T3R! Y si Blancas ganan
nado. 3... T1TR, entonces 4. T3R!, R4A;
5. P4C, R5A; 6. T1R, T6T; 7. R2A,
R4A (o 7... T6C; 8. P5C, T4C; 9. En la posición 61, el método com-
8. T3D!, T1A+.
P6C, T4A+; 10. R3D, T4CD; 11. T6R, binado, sólo, no basta para ganar,
O 8... R4A (5A); 9. P4C, R5R; 10. R4A; 12. R4A); 8. P5C y las blancas ts necesario aplicar, además, el zugz-
T6D, R4R; 11. T6A. ganan. wang: 1. T4A, R4C; 2. T3A, R3C; 3.
*«D, T 1 D + ; 4. R4R, T1AD; 5. R4D, Blancas ganan
50
51
En la posición 63 el método com- R7R. En esta singular posición, sal- 7. R7R, T 1 T D ; 8 . P4R. Seria malo 2... T 1 R + ? ; 3. R5D,
binado tampoco es bastante, pero va a las negras la paradójica juga- T 1 D + ; 4. R6R, T 1 R + ; 5. R7D, T5R;
si se acopla con el de zugzwang se da 6... T4D! La continuación de Ko- El corte de paso al rey negro por 6. T3C+, R2T (si 6... R3T, sigue 7.
gana rápidamente. paiew 6... T5D lleva a la d e r r o t a T1CR, queda sin éxito porque el R6A, R4T; 8. R5D, T1R; 9. P4R); 7.
El rey blanco no necesita retroce- después de 7. T6A+, R2C; 8. T6D, peón está demasiado lejos del rey. R6A, y ganan las blancas, retroce-
der hacia 2R, toda vez que las ame- T5AR; 9. P4D, T 5 R + ; 10. R7D, R2A; Seguiría 8... T6T; 9. P4R, T6R; 10. diendo el rey hasta la casilla 2R, co-
nazas de mate facilitan la tarea de 11. P5D, T5D; 12. R7A, T8D; 13. R6A, T x P ; 11. R5A, T5TD, = . mo en el ejemplo 63a.
las blancas. T8D, etc. O 7... R4C; 8. T6D, T5TD
9. R6R, R5A; 10. P4D, T1T; 11. P5D, , 8,.. R4C! 3. R5D, T 1 D + ; 4. R6R, T 1 R + ; 5.
1. T4C, R4T; 2. T3C!, R3T; 3, R3R, T 1 R + ; 12. R7D, R5R; 13. T 6 R + . R7D, T5R; 6. R6D. T1R; 7. T3C r ,
T 1 R + ; 4. R4A, T1D; S. R5R, T 1 R + ; 8... T 2 T + ; 9. R6A, T 3 T + ; 10. R5A, R4T; 8. R5A, R5T. Tablas.
6. R6A, R4T; 7. P4D, T1D, 8. T3D, Después de 6... T4D!; 7. T6A+, T 4 T + ; 11. P5R, pierde.
R2C; 8. T6D, sigue 8... T 4 R + ! ; 9. Recapitulemos los ejemplos p a r a
etcétera.
R7D, R2A; 10. P4D, T4TD; 11. P5D, el ataque frontal.
Analicemos aún la posición 63a: 9. P5R, T 2 T + ; 10. R6D, T 3 T + ; 11.
R2D, T1CR, P3D; R2TR, T1D. Las T 2 T + ; 12. R8A, T4T; 13. T7D+, R1R; R5D, T4T+ ; 12. R6A, T3T+ ; 13. R5C,
14. T8D + , R2R; 15, P 6 D + , R3R; 16. 1. Si el peón ha alcanzado la
blancas ganan: í. T3C, T1TD; 2. T1T. Tablas. quinta fila, el ataque frontal no tie-
T4C!, R3T; 3. R3R, R4T; 4. TIC ± , P7D, T4A-I-; 17. R8C, R2R; 18. T8AD,
T4D. Tablas. ne éxito.
como en el diagrama 62. Si en el diagrama 64 se coloca el
64 rey negro en 3TD y la torre blanca 2. Si el peón es de caballo, y está
63 A en 1CD (posición 64a: R2R, T3CD, en la cuarta fila, aunque el rey tenga
P3R; R3TD, T1R), estamos en u n a cortado el paso en dos verticales,
posición simétrica a la del diagra- no se gana. Pero si el peón está en
ma 63, ganando las blancas. una de las líneas centrales (AD, D,
R y AR), con el rey del bando débil
65 cortado en dos verticales, se gana.
Lissitzyn
3. Si el peón está en la tercera
fila, p a r a poder ganar es indispen-
sable que el rey negro tenga cortado
el paso en p o r lo menos tres verti-
cales.
4. Si el peón se halla en la segun-
Tablas da fila, el ganar o no depende de
la maniobra a efectuar para poder
Blancas juegan y ganan En el diagrama 64 el rey negro avanzar el peón a la tercera fila.
Negras juegan y hacen tablas tiene cortado el paso en sólo dos
verticales, y existe la posibilidad de Veamos una posición en la cual
ataque latera! por el lado largo. En el rey del bando fuerte tiene cortado
A la posición análoga 58 (en ésta el el paso horizontalmente, mientras
rey y peón blancos están una casilla que el rey contrario lo tiene cortado
Blancas emplean el método com- más adelante), las blancas aprove- verticalmente. En la práctica se pro-
Kan
binado, más el método de zugzwang: chan la situación del rey negro en ducen muy a m e n u d o posiciones de
1. R3A, T 1 A + ; 2. R4C ÍR4D?, R3C!, la línea TR. Intentemos aquí poner Juegan las negras esta clase.
tablas); 2... T 1 C + , 3. RSA, T 1 A + ; 4. en práctica la misma idea: 1. R3D,
R6D, T1D4-; 5. R7R, T5D; 6. T3C + , T 1 D + ; 2. R4A, T1R; 3. R4D, T 1 D + ; Consideremos una posición de Gri-
La posición 65 es reproducida de
R3T; 7. R6R, T1D; 8. R5R, T 1 R + ; 4. R5R, T 1 R + ; 5. R6A, R4T! goriew (diagrama 66).
una partida Kan-Lissitzyn. Las ne-
9. R6A, y se continúa como en el S... T1A+; 6. R7R T4A; 7. P4R!, gras emprendieron el ataque lateral 1. P5C.
ejemplo anterior. T 4 R + ; 8. R6A, pierde, así como 5... c
° n 1... T5T + . Pero como la t o r r e
R2T?; 6. R7A. s
e halla en el lado corto, no resultó A 1. R2A. puede seguir 1... R3A;
e
B >ectivo, y perdieron. La salvación 2 P5C. T 4 T ! ; 3. T1CD (o 3. P6C.
6. T1R, T 1 A + ! estaba en un ataque frontal. T5A+; 4. R3D, T4CD); 3... R3R; 4.
1 R3C!; 2. R3A, T 1 A + ; 3. R4C, El hallazgo de Kopaiew. Cualquier P6C, T1T; 5. P7C, T1CD, seguido de
T1D; 4. R5A, T1A+ ; 5. R6D, T 1 D + ; 6. otra jugada pierde. 1 T 1 T ; 2 . T3A, R3C! R2D-2A.

52 53
66 Es suficiente que en el diagrama
Grigoriew 66 el rey negro esté en 5AR en lugar
de 4AR (posición 66a: R2CD, T1R,
P4CD; R5AR, T6TR), p a r a que el re-
sultado cambie: las blancas juegan
y ganan.

1. R2A!

Caso de 1. P5C?, seguiría 1... T4T.


A tablas conduce 1. T1AD, R4R; 2.
T3A, T x T ; 3. R x T , R3D. Insuficien-
te es también 1. T8R, R4A!; 2. P5C,
T6D!; 3. P6C, T3D; 4. T8CD, R3R;
5. R3T, R2D; 6. R4T, R3A; 7. R5T,
T 8 D = ; y asimismo, 1. R2T, T6D!;
2. P5C, T4D; 3. T1CD, R4R; 4. R3T,
Tablas R3D; 5. P6C, R3A! = . CAPÍTULO VII

1 R4A.
TORRE Y PEÓN DE TORRE CONTRA TORRE
I... T6D!
Si I... T6C, entonces 2. P5C, T4C;
Perdería 1... R3A; 2. P6C, T2T; 3. 3. P6C, T4A+; 4. R3D, T4CD; 5.
R3A, T2CD; 4. T1CD, R3R; 5. R4A, T6R ± . En los finales de torre, los peones En primer lugar, veamos las posi-
R2D; 6. R5C, RÍA; 7. R6T, R1C (o 7... situados en las líneas TR y TD son, ciones en las que el peón ha alcan-
T2D; 8. T1TR, T1D; 9. R7T, T 2 D + ; 2. P5C, R3A (o variante A). por lo general, m á s débiles que los zado la séptima fila.
10. R8T); 8. T1TR, R1T; 9. T8T+, situados en las demás líneas, por En el diagrama 67, la posición es
TIC; 10. T x T + , R x T ; 11. P7C. Aná- 3. P6C, R2A; 4. T1CD. dos motivos. Primero, si el rey quie- claramente de tablas, ya que el rey
loga variante resulta también con re apoyarlos, ve reducida la libertad blanco no puede liberarse del blo-
1... R3A; 2. P5C, T1TR; en caso de 4. P7C?, T1T; 5. R3A, T1CD; 6. de sus movimientos por la banda q u e o : 1. T7T + , RÍA; si 1. T8CD, las
1... T U R ; 2. R3A, T1CD; 3. R4A, se TIC, R 2 R = . del tablero. Segundo, el peón de to- negras hacen jugada de espera en la
gana simplemente avanzando el rey rre puede proteger a su rey contra línea AD. También es tablas la po-
y el peón, sin precisar la colabora- 4 T1T; 5. R3A, R3R; 6. R4C, R2D; los jaques de torre en vertical, pero sición 67a (R8TD, T2AD, P7TD; R2D,
ción de la torre. Con la jugada del 7. T1AD!, T1AD; 8. T5A!, T3A; 9. no en horizontal. Estas dos circuns- T8CD). Para posibilitar la salida del
texto, las negras pretenden atacar R5C ± . tancias influyen decisivamente, a me- rey del rincón, la torre puede mo-
nudo, en el resultado de la lucha. verse hacia 8CD, pero a su vez el
e! peón y mantener al rey blanco
en la segunda horizontal. A rey negro irá a 2AD.

2. R2A, T4D; 3. T1CD, T5A+; 4. 2... T6CR; 3. P6C, T2C; 4. R3A, 67 68


R3D, R4R; 5. P6C, TÍA; 6. P7C, TI T2CD; 5. T1CD, R3R; 6. R4A, R2D;
CD; 7. R4A, R3D, y tablas. 7. R5C!, RÍA; 8. T1TR, T2D; 9.
R6T! ± .
El ejemplo 66 demuestra que, en En la posición 66b (R3CD, T1AD,
ciertos casos aislados, es ventajoso P5C; R4D, T5TR) las blancas ganan
provocar el avance del peón enemi- de la forma siguiente:
go, con el fin de alejarlo de su rey,
bloquearlo, y en definitiva, ganarlo. 1. T8A, T5CR; 2. R3A!, T5TR; 3.
La posición 66 podría convertirse P6C, T2T (se amenazaba 4. P7C, y
en la del diagrama 60, después de después de T3T, las negras no ten-
las jugadas 1... T1TR; 2. P4C, T6T. drían el jaque en 3CD); 4. R4C ±.

Tablas Tablas

54 55
Si bien la posición blanca tiene en 70
el diagrama 68 mejores perspectivas, dad de jaquear. Si está en 3AD, el
todavía son tablas. jaque blanco en 8AD no obtiene na-
1. R7C (sino, 1... T8CD, o 1... R2A); da, pues con R2C el peón también se
1 T 8 C + : 2. R6T, T 8 T + ; 3. R6C, pierde. Por último, con el rey negro
T 8 C + ; 4. R5A, T8TD; 5. T2TR, R2A; en 2AD, no sirve 1. T8TR, poroue
6. T7T + , RÍA; 7. R6A, T8A+. La to- las negras tornan tranquilamente el
rre persigue al rey con jaques, y re- peón, y a 2. T7T+, contestan 2...
gresa a la línea TD. Tan sólo si la R3C.
torre blanca se hallara en 4AD o En el flanco de rey, sólo hay dos
5AD (posición 68a: R8TD, T4AD, casillas de seguridad para el rey ne-
P7TD; R2D, T8TR), ganarían las gro : 2CR y 2TR.
blancas, si son mano. En este caso, Si se hallara en 2AR, 2R o 2D,
la jugada 4 de las blancas sería después de 1. T8TR las negras per-
R5T, y cubriría el jaque 8TD con derían su torre. En otras casillas, la
su torre. torre blanca podría d a r jaque y co-
Blancas ganan ronar su peón.
Blancas ganan
69 Puede haber posiciones en que el
rey negro se halle en zona peligrosa,
Si e l ' rey negro se encontrara en
solución de la posición 71 se en- pero a cubierto de jaque, por en-
2D, se ganaría sencillamente: 3. R6T,
cuentra sin dificultades. contrarse colocado detrás del rey
T 8 T + ; 4. R6C, T 8 C + ; 5. R5A!, y blanco.
el rey se va acercando a la torre,
1. T2TR, R2R.
para íinalmente coronar el peón. Ha-
72
llándose el rey negro en 3D, esta
ruta no puede utilizarse: 3. R6T, No tendría objeto 1... R2C; 2. T2D, Troitzki
T8T+ ; 4. R6C, T 8 C + ; 5. R5T, T8T+, R2A; 3. T8D, R2R; 4. T8CD, y las
negras sólo conseguirían haber per-
y el rey blanco tiene q"ue retroceder.
dido un importante tiempo.
3 T8A+; 4. R8D, T8TR!
2. T8T, R3D; 3. T8CD, y se conti-
Ahora 5. R8R, T Í T + ; 6. R7A, T2T + núa como en el ejemplo 70.
pierde el peón, mientras que 5. R8A,
T8A+ reproduciría la posición ante- Ahora vamos a analizar algunas
Tablas rior. posiciones en las cuales el peón está
en 7TD, y la torre blanca en 8TD,
mientras la torre negra vigila al
5. T6C + R4A.
No es difícil calcular que la posi- peón desde 8TD. La posición de la
ción del diagrama 69 es tablas. La torre blanca es totalmente pasiva, y
Las blancas tiene ahora varias con- como ya se ha demostrado en el
torre blanca necesita tres jugadas tinuaciones prometedoras... que sólo
para llegar hasta 8CD (T2T-8TR- ejemplo 25, el rey blanco no puede
conducen a tablas. Por ejemplo: liberar su torre sin que se pierda Blancas ganan
8CD); entre tanto, el rey negro va T6TD, T 1 T + ; 7. R7R, T 2 T + ; 8. R8A,
hacia 2AD, y se llega a la posición e! peón. Cuando el rey blanco quie-
T1T+ ; 9. R7C, T1TD, seguido de 10... ra desplazarse hacia 6CD o 7CD, la
del diagrama 67. R4C y 11... R3C. También es malo En el diagrama 72 se reproduce
torre contraria lo perseguirá con ja-
6. T6R por 6... T1TD; 7. T7R, R6C. un conocido estudio de Troitzki. Las
ques, para oportunamente volver a
En la posición 70 está la clave para negras intentan permanecer a la
!a línea TD Y el rey blanco no tie-
el enjuiciamiento de gran cantidad 6. T6A + , R4C. sombra del rev blanco.
ne protección contra los jaques.
de posiciones; por ello es importan-
te estudiarla cuidadosamente. Las O 6... R4D; 7. T6TD, T 1 T + ; 8. Pero todo esto vale, con la condi- 1. R4A, R7A; 2. R4R, R7R.
blancas ganan, si les corresponde R7A, TITD; 9. R7C ±. ción de que el rey negro se encuen-
jugar, pero sólo después de sortear tre en una casilla segura. En el ala 2... T5T+ perdería después de 3.
de
una serie de dificultades técnicas. 7. T8A!, TlT-i-; 8. R7A, T 2 T + ; 9. dama hay cinco de estas casillas: R3D, T 6 T + ; 4. R2A, T 7 T + ; 5. R1C,
3
TD, 3CD, 2CD, 3AD y 2AD T3T; 6. T8A + .
R8C, y ganan.
1. T8CD, T8AD (o 8TD); 2. R7C, Si el rey negro está en una de las
Después del análisis anterior, la casillas 3TD, 3CD o 2CD, gana el 3. R4D, R7D; 4. R5A, R6A; 5. T8
T 8 C + ; 3. R8A!
Peón sin que la torre tenga necesi- AD!, T / P ; 6. R6C+ y ganan.
56
57
No es única la ruta elegida por el 2 T 2 R + ; 3. R4D. 74 5. R5T R3A; 6. R6T, el negro está
rey blanco. Se podría jugar también en zugzwang); 2. R2T, R7A; 3. R3T,
R5A-5R-6D-6A, y todavía existen otras Igualmente buena es 3. R3D, con R6A; 4. R4T, R5A; 5. R5T, R4A; 6.
formas de ganar. la misma idea de llevar el rey hacia R6T, T 3 A + ! ; 7. R7C, T3C (-; 8. R8A,
Si los reyes estuvieran situados en el peón vía 4AR. T3TD; 9. R7A, T8T; 10. R7D, R3C
7CR y 4CR (posición 72a: R7CR, T8 o 10 R4D = .
TD, P7TD; R4CR, T8TD. Tablas), la 3... T2D.
maniobra de Troitzki no tiene efec- En la posición 74b (R5D, T8TD,
to. El rey blanco va hacia 7AD, y el 0 3... R3R; 4. R5A, R4R; 5. R6A!, P7TD; R6CD, T2CD. Juegan las ne-
negro hacia 4AD, y después de 5. T 3 R + ; 6. R7D, T 6 D + ; 7. R7A ±. g r a s ) ; las negras tienen que llevar
T8AD, T x P + , sigue 6. R8C + , R6C, 4. R4A, T2A+; 5. R5C, T2D; 6. R6C, su rey a la línea TD para lograr las
tablas; a 5. R7C negras contestan etcétera. tablas. Por ejemplo: I... R7T; 2. R6A,
5... T8C+; 6. R7A, T8TD. T2T; 3. R6C, T3T + .
También pueden haber posiciones B
tales, en las que el jaque mortal Una maniobra de defensa muy uti-
puede ser protegido por la torre, J... R4D!; 2. R3A, R5D. Juegan negras. Tablas lizada por las negras es la protec-
atacando al propio tiempo el peón. ción del rey contra jaques con la
También es posible 2... T2A+. Para 2. R3D, T 2 D + ; 3. R4A, T 2 A + ; 4. torre situada en la séptima horizon-
73 conseguir tablas, las negras sólo pre- R5C, T2A; 5. R5A, R5A! tal, desde donde puede atacar al
cisan mantener su rey en 4D cu- propio tiempo el peón enemigo en 7T.
bierto por la torre, y pueden dar La única jugada. Sería malo 5... El bloqueo con la torre por delan-
jaques al rey blanco, mientras le sea T2A+ o 5... R3A, por 6. R6C ±. te es tan desventajoso en los peo-
permitido a la torre volver a ocu- nes de las bandas como en los cen-
par su antigua posición. 6. R6C, T3A+; 7. R7A, T2A+; 8. trales, especialmente si tanto el rey
R6D, R4A!, y tablas. como la propia torre pueden llegar
3. R2R. a ser atacados. Un claro ejemplo es
Este ejemplo demuestra lo arries- la posición 74c (R6D, T1TR, P7TR;
gado que es para las negras dejar R5D, T1TR) en la cual no se puede
No daría nada 3. R4A, T2A+; 4. impedir la marcha del rey blanco
R5C, T2D; 5. R6A, R4D; 6. R5A, su rey en la línea de R, y contraria-
mente, que puede quedar sin peligro hacia las casillas 6R-6AR-7CR. No
T2A + . El rey blanco no puede pasar obstante, es tablas la posición 74d
al flanco derecho. en las líneas AR. CR y TR.
Pero, ¿pierden siempre las negras (R6CD, T1TR, P7TR; R5D, T1TR).
3 T 2 R + ; 4. R2D, T2D. si su rey y torre permanecen en la
línea de R? 1. R6A, R4R; 2. R7D, R4A; 3. T2T,
Negras juegan. Tablas
Ello depende de dónde se encuen- R3C; 4. R6R, T x P ; 5. T2C + , R4T!
El rey blanco puede pasar al flan- tre el rey blanco. Si se halla en el Tablas.
co de dama, pero no llegar a la
La posición 73, con los colores flanco de rey, a la derecha de la 75
casilla 6CD.
cambiados, pudo producirse en una línea R, son tablas inapelablemente.
Seyboth
partida Alekhine-Euwe, del match de Así que el rey blanco llegue a la
5. R2A, T2A+; 6. R3C, R4A; 7. R4T, línea R, el negro ocupa la AR, y
1935. Las blancas amenazan 1. T 8 R + . R3C, y tablas.
Nada valdría 1... R2A, p o r 2. T8TR, asegura las tablas.
o 2. T8A+. Las blancas ganan si su El ejemplo 73 ilustra sobre el pe-
rey puede llegar hasta la casilla Por el transcurso de la solución libro que corre la batería negra en
6CD. Por eso pierde 1... T2R; 2. se evidencia que las negras logran la línea de D, en cuyo ejemplo se
R4D, T 2 D + ; 3. R5A, T2R; 4. R6C ±. el empate gracias a que su rey se consigue el empate gracias al do-
Quedan para analizar dos variantes: encuentra próximo a su casilla 3CD. minio de la casilla 4D por el rey
Consideremos ahora la posición 74. negro.

A 1... R4A! Interesante es la posición 74a


(RITD, T8TD, P7TD, R8D, T2AD).
I... R3D?;2. R4R! Sería posible también 1... R5A! Juegan las negras.
Pero, perdería 1... T2R?; 2. R2D,
Va a tablas 2. R4D, R3A+ ; 3. R4A, T 2 D + ; 3. R3A, R4D; 4. R4C, y el I- R8A! (después de 1... R7A; 2.
R
R2C. blanco va hacia 6CD. 2T, R6A; 3. R3T, R5A; 4. R4T, R4A; Juegan negras. Tablas

58 59
T3T + , las blancas pierden el peón. y el rey puede encontrar refugio en
Es interesante el estudio de Sey- la casilla 7TD contra los jaques en
both. 2... T4A + . vertical. Primeramente hemos de ex-
plicar dónde están las casillas no pe-
1... R4A; 2. R7D, R3C; 3. T1C + , También puede jugarse 2... T8A; ligrosas p a r a el rey negro. Si el peón
R4A! No 3... R3T; 4. R7A!, T x P + ; estuviera en 7TD, tales casillas son
3. P7T, R2A!; 4. P8T = C + , R3A, y ta-
5. R6A ± . 4. T7C, T1T; 5. R7A, T1T. cinco en el ala de dama —3TD, 3CD,
blas.
3AD, 2CD, 2AD— y dos en el ala de
También es posible 5... T 2 T + ; 6.
3. R4T, T2A. rey —2CR y 2TR—. Estando el peón
R8A, T 1 T + ; 7. R7D, T1CR. 6. R7D,
en 6TD, estas zonas de seguridad
T1T. Tablas.
A tablas conduce asimismo 3... quedan ampliadas. El rey negro pue-
Pasemos ahora al estudio de po- T3A; contrariamente, y tras un des- de hallarse también en casillas des-
siciones con un peón de torre en la arrollo interesante, pierde 3... TÍA; de las cuales, en una jugada, pueda
sexta horizontal. 4 T7C+, R3A (4... T2A; 5. P7T); 5. alcanzar las siete antes menciona-
R5T, T1TR; 6. T6C+ R2A; 7. R7T, das. A este requisito responden las
76 T8T; 8. T6T! o 7... T 4 T + ; 8. R6T, casillas 4TD, 4CD, 4AD, 4D, 3D y 2D
T8T; 9. T6A + , R2D; 10. T5A ± . en la parte izquierda del tablero y
las casillas 2AR, 3AR y 3TR en la
Hemos llegado a una posición cla- 4. R5C, RÍA; 5. T3TR, R1C. Ta parte derecha. Si, p o r ejemplo, en
ve analizada en e! ejemplo 70, des- blas. e! diagrama 79 colocamos el rey ne-
pués de la segunda jugada de las gro en 4D, las blancas nada conse-
blancas. Por el desenlace se deduce que si guirían con 1. P7T, por I... R3A!; 2.
la torre blanca se encontrara en T8A + , R2C.
P4CD, las blancas ganarían (posición Puede preguntarse, naturalmente,
78a: R6CD, T4CD, P6TD; R2D, T2 si el rey negro puede alcanzar, des-
AD). Las blancas ganan, como el de la parte derecha de la zona de
mismo lector podrá comprobar. seguridad, la parte izquierda, por
ejemplo, desde 3AR hacia 21). Para
79 ello, el rey tendría que ocupar una
de las casillas 3R o 2R, o sea, estar
en la línea de rey. Pero la línea de
Tablas rey está lo que podríamos llamar
dinamitada. Tan pronto las negras
La posición 76 es tablas. El único jugasen R3R o R2R, perderían des-
intento posible para liberar al rey pués de 2. P7T! El rey estaría ahora
blanco del bloqueo, conduce al em- a jaque de la torre blanca y si 2...
pate después de 1. T7T+, RÍA (O 1... R2D o R2A, las blancas ganarían la
R3A; 2. T7CD. T8TR); 2. T7CD, T8 torre con 3. T8TR.
Juegan negras. Tablas
AD; 3. R6C, T8C + ; 4. R6A, T x T : El rey negro, pues, no puede al-
5. P x T + , R1C; 6. R6C. El rey negro canzar desde el flanco de rey el
queda ahogado. En el diagrama 78, la posición pa- flanco de dama. Con este razona-
rece desagradable para las negras. miento tuvo Tarrasch p o r ganada la
Tablas es también la posición 76a A pesar de ello, y al corresponderles posición del diagrama 79, dando la
(R7TD, T8TR, P6TD; R2D, T8CD). jugar, pueden todavía alcanzar e! línea siguiente:
empate. Tablas
1. T8CD, T8AD; 2. R7C, T8C+; 3. 1 R2A.
R8T, T8TD; 4. T6C, R7AD, etc. 1 T3A + .
Analicemos ahora la posición re-
Si se coloca el rey negro en 7R, Perdería 1.. RÍA; 2. P7T, T 2 C + ; Producida en el diagrama 79. Esta ¡ Posibilidad de acercamiento al
entonces las blancas ganan (dia- 3. R6T. Posición ha jugado un papel impor- flanco de d a m a ! Al propio tiempo,
grama 77): tante en los anales del estudio de las negras quieren inducir a que el
2. R5T. los finales de torre. peón vaya a la séptima fila con la
1. T8CD, T8AD; 2. R7C (amenaza Se diferencia de una posición del amenaza T8TR, que quedaría neutra-
P7T); 2... T8C+; 3. R8T!, T8TD; 4. Después de 2. R5C, R2A; 3. P7T, tipo de la del diagrama 25, en que lizada con 2. . R2C! y ya serían ta-
P7T, R3D; 5. R7C. T 3 C + ; 4. R4T (R5T?, T x T ) ; 4... el peón está en la sexta horizontal blas.

60 61
2. R3A, T5T; 3. R3R, R2C; 4. R3D, T7T + , R3C, o R3T, no mejoraría la podían haber contestado más fuer- 79 A
R2A; 5. R3A, R2C; 6. R3C, T8T; 7. posición de ¡as blancas. te: 2. T 7 T + ! Un jaque importante,
R4C, R2A, 8. R5C. que corta horizontalmente el paso
4. R2T; 5. R5A, T3CR; 6. R5C, del rey hacia el peón. 2... R3A; 3.
Las blancas quieren proteger al T 4 C + ! Las blancas amenazaban li- T7T!, R3R; 4. P7T, T8TD; 5. R4C,
peón con el rey y poner en actividad berar su torre. R3D; 6. R5C. Las blancas ganan por-
su torre. Se ve, p o r ejemplo, 8... que pueden llegar con el rey hasta
T7T; 9. T8D, R2R; 10. T4D, T8T; 11. 7. R4C, T3C. 8CD. Obsérvese que, si la torre se
T4TD, T 1 C + ; 12. R 5 T ± , o 9... T 7 C + ; hallara en 7CD en lugar de 7TR, las
10. R6A, T 7 A + ; 11. R7C, T 7 C + ; 12. Al contrario que en el análisis de negras tendrían tablas dando jaques.
R8T, R2R; 13. T8CD!, T7AD; 14. Tarrasch, el rey blanco no logra en- Las negras pueden impedir la ma-
P7T, R3D; 15. R7C (diagrama 70). contrar un refugio al lado del peón. niobra T7T+-T7T, jugando 1... T8TR.
Queda un ultimo intento. Entonces las blancas ganan con 2.
R4C, T3T; 3. R5C, T 4 T + ; 4. R6C,
8 T 8 C + ; 9. R6A, T 8 A f ; 10. R7C, 8. P7T, T3TD! T 3 T + ; 5. R7C. El rey negro obstacu-
T 8 C + ; 11. R7T. liza la acción de su propia torre.
Naturalmente, no 8... T2C ,por 9.
El rey, finalmente, ha encontrado T8T + . La jugada 8. P7T quita al rey grama 79A (y las demás piezas co-
Coloquemos el rev blanco en 2AD
un refugio contra jaques. Pero ahora blanco el refugio, por lo que la torre locadas según el diagrama 79), las
(posición 79c: R2AD, T8TD, P6TD;
el peón está bloqueado y las negras negra puede volver a presionar en negras obtienen tablas si son m a n o .
R2CR, T8TD. Blancas ganan). 1...
podrían emprender una marcha ha- la vertical TD. T4T; 2. R3C, T 4 C + ; 3. R4T! 0 1...
cia el flanco de dama. 80
T8R; 2. T 7 T + , R3A; 3. T7T!, R3R;
9. R5C, T8T; 10. R6C, T8C + . Ta- 4. P7T, T8TD; 5. R2C!, T4T; 6. R3C,
11... R2R; 12. T8CD, T8AD (o 1TD); blas, T8T; 7. R4C, etc.
13. R7C! Una posición conocida del En el ejemplo 79, las -¡egras han
lector, ya analizada en los ejemplos logrado llevar la torre a la sexta Tampoco la astuta jugada 1... T8
70 y 77. A las negras les falta un horizontal sin perder ningún tiem- TR salvaría a las negras, p o r 2.
tiempo para salvarse. po, motivando con ello que la torre T7T+, R3A; 3. R3C! (ahora vale.
blanca haya tenido que estar sujeta A 3... R3R, se contestaría con 4.
Analistas rusos, concretamente los constantemente a la defensa del
maestros Rauser y Rabinowitsch, se T8T); 3... T1T; 4. T7C!, R3R; 5. P7T,
peón. Pongamos el rey blanco en T1T; 6. R4C, R3D; 7. R5C.
enfrentaron críticamente con el aná- 4AR (posición 79a: R4AR, T8TD,
lisis de Tarrasch. El éxito de las Pongamos aún el rey blanco en
P6TD; R2CR, T8TD) 1 T8A+; 2. 5AR (posición 79d: R5AR, T8TD, P6
blancas se basa en que el rey blanco R5R, T3A pierde por 3. T8C+ Con-
encuentra refugio en la casilla 7TD. TD; R2CR, T8TD). A primera vista
duce a tablas 1... T8AD!, con la
Pero el peón de torre protege contra esta posición parece ganada por las
amenaza T3A. Se ve, por ejemplo,
los jaques verticales, mas no contra blancas, porque si 1... T 8 A + ; 2. R5R,
2. T7T+, R3C; 3. T7CD, T4A!; 4.
los horizontales. Por ello, P7T, T 4 T D = ; o 2. T8CD, T8TD; 3. T3A; 3. T8C+. Pero Romanowsky ha Blancas ganan
T6C, T4T (pero no 3... R2A; 4. R5R. encontrado p a r a las negras una fina
1... T4T!; 2. R3A, T4A+; 3. R3R, R2R; 5. T7C + , R1D; 6. P7T); 4. R4R, defensa: 1... T 4 T + ! ; 2. R6R, T4T
Puede decirse, y con razón, que
T3A! R2A; 5. R4D, R2R; 6. R4A, R2D = . (amenaza 3... T 3 T + ) ; 3. T 7 T + , R1C!;
la posición del diagrama 80 se ha
Coloquemos el rey en 3CD (posición 4. T7AR, T4T; 5. T7TD, T4T, o 2. presentado infinidad de veces en la
Aquí está el sentido de la manio- 79b: R3CD, T8TD, P6TD; R2CR, T8 R4R, T4CD; 3. T7T + , R3C; 4. T7CD, práctica. Muchos analistas la han
bra. Las negras atacan el peón ho- TD). Después de 1... T 8 C + ; 2. R4T! T4TD; 5. P7T, R3A; 6. R4D, R3R; 7. estudiado, llegando a conclusiones
rizontalmente y la torre blanca sigue (2. R4A?, T3C! = ); 2... T3C; 3. R5T, R4A, R3D; 8. R4C, R3A = . diferentes. Sin embargo, la solución
sujeta a su defensa. El rey negro las blancas liberan su torre y ganan. R e c a p i t u l a n d o los precedentes no es difícil. El rey negro se en-
tiene dos casillas de seguridad, la ejemplos y explicaciones, se llega a cuentra en la dinamitada línea de
2CR y la 2TR. Si el rey negro estu- Intentemos llevar la defensa, en la conclusión de que el resultado de rey, y las blancas amenazan P7T.
viera en 3CR, las blancas ganarían la posición 79b, de otra m a n e r a : la lucha depende de si el rey blanco Después de 1... R2A; 2. R7C, las
con 4 P7T, T6TD; 5. T8C + . 1... T8R; 2. T8AD, T8TD; 3. T6A, logra alcanzar la casilla 5CD. Es blancas ganan según el método de
R2A; 4. R4C, R2R; 5. R5C, R2D; decisiva, pues, la posición m á s o Tarrasch. Queda todavía la siguien-
4. R4D. 6. T4A, T 8 C + ; 7. RST, T 8 T + ; 8. menos alejada del rey blanco de te posibilidad: 1... T 8 A + ; 2. R5C,
R6C, T8C + ; 9. R7T = . dicha casilla. T 8 C + ; 3. R4A, T 8 A + ; 4. R3C!, T2A.
Después de 4. P7T, T 3 T D ! , con El único medio contra la inminente
Si el rey blanco se encuentra den-
una conocida posición de tablas. 4. Las blancas, después de 1... T8R ,r amenaza P7T.
o de la zona señalada en el dia-
62 63
5. P7T, T2R. 82 83 que llegue a la línea TD; si 2... T7
Alekhine TD; 3. T8A+, R7C; 4, R2D, R 1 C + ;
Nos encontramos en una variante 5. R1D, y ahora 5. T7TR ya no sirve
de la posición 73, pero desventajosa p o r 6. T8TD; mientras que si 5...
para las negras, porque el rey blan- T7CD, las blancas pueden forzar unas
co ha pasado ya al flanco de dama. bonitas tablas con 6. T4A, P6T; 7.
T3A!, R7T; 8. RÍA.
6. R4C, R4R; 7. R5A, R3R; 8. R6C,
y ganan. 2 R7C; 3. T8C+, R8A.

Ahora, si 4. TSTD, gana 4... P6T!


¿Es 4. R3C! la única jugada que
gana? De ningún modo. Las blancas
4. T8A + , R8C; 5. T8C+, T7C; 6.
pueden ganar también con 4. R3D.
TSTD, T 6 C + ! ; 7. R4D, P6T; 8. R4A,
Si 4... T8D+, se debe contestar con
R7C; 9. T8TR, T6A+. Las blancas
5. R2A! Erróneo sería 5. R2R?, T2D!;
abandonaron.
6. P7T, R4D! Gana también. 5. R3R,
T2D; 6. R4R! Si 6... R3D, decide Blancas ganan
Euwe Contra el peón de torre en la cuar-
ahora 7. P7T! (véase ejemplo 73),
ta tila, o todavía más atrasado, se
y si 6... T2AR, sigue 7. R4D!, R3A;
pueden utilizar las m i s m a s armas de-
8. T 8 C ± . Tomando como base los Si el peón está todavía en la quin- En el diagrama 83 se reproduce
ta horizontal, las posibilidades de fensivas que hemos visto en el ca-
análisis de los ejemplos 73, 74, 74a una posición de una partida Euwe-
tablas aumentan para la defensa. pítulo anterior: ataque frontal, late-
y 74b, el lector podrá orientarse fá- Alekhine ( m a t c h 1935).
El enjuiciamiento de la posición 82 ral o desde a t r á s . El resultado de-
cilmente en esta clase de posiciones. Con respecto al diagrama anterior
ha suscitado muchas controversias. pende de ¡as posiciones que ocupen
la diferencia está en que la torre se rey y torre. Si el negro tiene cortado
En el año 1937 había la opinión de halla en la línea CD. Si las blancas
81 que sólo 1. P6T ganaba, y que por el paso verticalmente, la defensa sue-
empiezan con 1. T8A+,Ta maniobra le presentar m á s dificultades.
el contrario, 1. T8T conducía a ta- R5C4A-3C-2A, después de T1CD!, no
blas. En realidad, después de 1. P6T daría más que tablas. Por lo general, nunca es bueno el
se va hacia la posición 81, mientras bloqueo de! peón p o r delante, con la
que 1. T8T, T 8 A + ; 2. R6C, T 8 C + ; torre.
1. T8A + , R7D!: 2. T 8 D + !
3. R7T, R3R; 4. T8CD, T8TD; 5. T5C
84
(5. P6T, R2D =. véase la posición
76a), 5 R2D; 6. R7C, T8AD; 7. P6T, O 2. T8TR, T8TD!; 3. T8D+, R6A,
T2A+ da la posición de tablas del y ahora la aproximación del rey hacia
ejemplo 78. la torre, conduce a la victoria.
Sin embargo, nuevos análisis han
2... R8A; 3. T8A + , R8C; 4. T8C+,
demostrado que también con 1. T8T,
a las negras les falta un tiempo pa- T7C; 5. T8TD, T5C; 6. R3R, R7C; 7.
ra alcanzar las tablas: 1... T 8 A + ; R3D, P6T, y ganan.
2. R5C, T 8 C + ; 3. R4A!, T8A+; 4.
Blancas ganan R3C, T 8 C + ; 5. R2A, T4C (si el rey Realmente, ¡a partida se continuó
se hallara en 7CR, esta jugada ase- con 1. R3R, T7T?
guraría el e m p a t e ) ; 6. P6T, R2C; En el tablero, Alekhine no se de-
Indudablemente, la posición 81 es 7. T7T + , R3A; 8. T7T, R3R; 9. P7T, cidió a jugar 1... P6T, que era la
ganadora p a r a las blancas. Si bien él T4T; 10. R3C, R3D; 11. R4C, T8T; justa p a r a ganar, 2. TSA-f, R7C; 3.
rey negro puede alcanzar la casilla 12. R5C ± ; o 5... T8TR; 6. P6T, T2T; R2D, R 8 C + ; 4. R1D, T7T; 5. T8C + ,
de seguridad 2CR, para conseguir 7. R3C (7. P7T, T 2 A R = ) , 7... T2AR; T 7 C ; 6 . T8AD, T 5 C ± . Blancas ganan
las tablas la torre negra debería 8. R4C, R2C; 9. T8CD ± ; o 5... T8R;
estar en la sexta horizontal, y para 6. P6T, T2R; 7. R3A, R4R; 8. P7T, y 2. T8A+? En el diagrama 84, el rey negro tie-
llegar a ella le falta tiempo. Tanto ganan, según el ejemplo 73. ne cortado el paso en cinco verti-
a 1... R2C, como a 1... T8A+, decide Veamos ahora una posición análo- También equivocado. Romanowski cales, y el peso de la lucha recae en-
2. R7C, T 8 C + ; 3. R7T, R2R; 4. T8CD, ga a la del diagrama 82, que demues- ha demostrado que la jugada exacta teramente sobre la torre. 1... T 5 R + ;
y se continúa en la forma ya cono- tra que en ésta, aunque las negras era 2, T8TD. Si entonces 2... T5T, 2. R5C, T 4 R + ; 3. R6A, T 3 R + ; 4. R7D,
cida del diagrama 79. fueran mano, perderían. el rey negro será jaqueado hasta T3T (a otra jugada, las blancas

64 65
3. — TEORÍA FINALES TORRE
avanzarían ya el peón, previo T1TD); 85 Aunque en el diagrama 86 el rey
5. T1TD, R3A; 6. P5T, R4R; 7. R7A, negro se encontrara en 4R, las ne-
Chcron
R4D; 8. R7C, T3T; 9. P6T, T 2 T + ; 10. gras podrían lograr tablas: 1. R4C,
R6C, T 3 T + ; 11. R5C, T1T; 12. P7T, R3R; 2. P5T, R2R; 3. R5C, T1D! = .
T1T; 13. R6C ± . Y con esto terminamos el estudio
de los finales de rey, torre y peón,
En la posición 84a (R4CD, T2AR,
contra rey y torre. Son fundamenta-
P3TD; R3CR, T8R) después de 1...
les, toda vez que numerosos finales
T 8 C + ; 2. R5T, el ataque frontal lle-
de torre con mayor n ú m e r o de peo-
ga demasiado t a r d e : 2... T I C ; 3. P4T,
nes revierten con frecuencia a las
T 1 T + ; 4. R5C, T 1 C + ; 5. R6A, T1TD;
posiciones que hemos analizado de-
6. T2TD, R3A; 7. P5T, R2R; 8. P6T, tenidamente en los capítulos II
etcétera; si 2... T6C, las blancas po- al VIL
d r á n llegar con el rey hasta 8TD y Los autores se permiten recomen-
con el peón hasta 7TD sin dificultad d a r al lector repase todavía estos
alguna, ganando entonces como en Tablas capítulos, antes de pasar al estudio
el ejemplo 71. de otros finales con más material.
En la posición 84b (R6TR, T3AR, Tablas gras pueden proseguir como en el
P5TR; R4R, T5TD), que procede de ejemplo 85.
la partida Tschigorin-Salwe, Carls-
bad, 1907, el rey negro tiene cortado
el paso en sólo dos verticales, pero P6T, T8TD; 4. R6C, T 8 C + ; 5. R5T,
su t o r r e está colocada desfavorable- T8T + , T4T ± .
mente. Kopaiew ha demostrado que
las blancas pueden ganar con la con- 2. T4AD, T 1 C + !
tinuación 1. R5C!, T8T; 2. P6T,
T8C+ ; 3. RST, T8T+ ; 4. R6C, T8C+ ; Si en seguida 2... R2D, se pierde
5. R7A, T8TR; 6. T6A ±. p o r 3. P6T, T1TD (3... T1AD; 4. P7T);
La partida siguió 1. R7C, T 5 C + ; 4. T4TR, R2A; 5. T 7 T + ; R3D; 6. P7T.
2. R7A, T5TR; 3. T3TD, T 5 A + ; 4.
R7R, T5CD; 5. T5T + , R5A; 6. P6T, 3. R4T, R2D; 4. P6T, T1AD; 5. T4
R5C!; 7. T7T, R4C; 8. P7C, T I C ; 9. CD, T1TR!
R7A, R 6 T = .
Si en lugar de estar en 4TD colo- Erróneo sería 5... R2A p o r 6. T7
camos la torre negra en 8TD (posi- C + , R3A, y el rey negro queda con
ción 84c: R6TR, T3AR, P5TR; R4R, el paso cortado horizontalmente.
T8TD); 1. R6C, T 8 C + ; 2. R7T, R3R;
6. R5T, R2A;7. P7T.
3. P6T, R2R, llegamos a la posición
de tablas del diagrama 69.
Si ahora las blancas hubieran ju-
gado 7. T7C+, la contestación sería
En el d i a g r a m a 85 tenemos u n a po- 7... R1A!
sición que ha sido analizada p o r 7... T 4 T + ; 8. R4T, T1T. Tablas.
Chéron. Las negras pueden alcanzar
las tablas, al p o d e r llegar su rey al En u n a partida se llegó a la posi-
flanco de d a m a . ción reproducida p o r el diagrama 86.
La partida siguió con 1. R4C, T 1 C + ;
1. R5C, T1D! 2. R5A, T1TD; 3. R5C, T 1 C + ; 4. R6A,
T1TD; 5. T 1 R + , R2A; 6. T1TD, R1R;
Si se cambian las torres, el rey ne- 7. P5T, R1D; 8. R7C, y ganan. El
gro llega en seguida a 1AD, situado ataque frontal de la t o r r e negra
en cuya casilla, y tratándose del fue refutado con el método combina-
peón de torre, las tablas son seguras. do y el zugzwang. Las negras podían,
En cambio, sería malo p a r a las pero, haber salvado la p a r t i d a : 1.
negras 1... T 1 C + ; 2. R6A, T8C; 3. R4C, R2R!; 2. P5T, T1D y las ne-

67
66
CAPÍTULO VIII

TORRE Y DOS PEONES CONTRA TORRE


PEONES UNIDOS

La ventaja de dos peones garan- 1. P5D; 2. P4A; 3. T6A; 4. P 6 0 ;


tiza la victoria en la mayoría de los 5. P5A; 6. T7A; 7. P7D; 8. P6A; 9.
casos. Pero hay también no pocas T8A.
posiciones de tablas, especialmente
cuando uno de los peones es de to- En la posición 87a (R3R, T3CD,
rre. Empezaremos por las posiciones P4D, P4R; R3R, T3TD) las blancas
en las que los peones están unidos. pueden ganar fácilmente de distintas
maneras. Por ejemplo: 1. R4A, T3D;
87 2. P5D + , R2R; 3. T7C+, o 1... R3D;
2. R5A; o 1... R3A; 2. PSD, seguido
de 3. P5R. Las blancas tienen que
evitar solamente que el rey negro
se coloque como cuña entre los peo-
nes.

Erróneo sería 1. P5D4+?, por 1...


R4R; 2. R3A (se amenazaba 2... TST);
2... T3A+; 3. R3R, T3TD, y tablas.
Tampoco sería bueno: 1. P5R por
1... R4A v 2... T3TR. Interesante es
1. T3A, T3C; 2. T6A+, T x T ; 3. P5D+,
R3D; 4. P x T , R x P ; 5. R4A, R3D;
6. R5A, R2R; 7. R5R, etc.
Blancas ganan
Para el avance del par de peones
de torre y caballo hay que superar
El rey negro tiene cortado el paso mayores dificultades técnicas. Los
vertical y horizontalmente. Se pue- peones deben avanzar en línea ce-
de ganar sin necesidad de la colabo- rrada, como u n a falange. Ha de ade-
ración del rey blanco, empleando la lantarse primero el peón de torre,
siguiente maniobra: mientras el de caballo queda rezaga-

69
do para proteger los jaques latera- a 7D, con la indefendible amenaza 90 91
les de la torre, pero siempre sin T8R. Chéron Alekhine
permitir que el rey negro se infiltre
como una cuña entre los peones. 8... T1T; 9. R6T, y ganan.

88 Lo peligroso que es dejar que el


rey se infiltre en cuña entre los
peones, lo demuestra la posición de
Kling y Horwitz en el diagrama 89.

89
Kling y Horwitz

Tablas Thomas
Ganan negras
1. R8A, T2CR; 2. T7D, T 1 C + .
Blancas ganan 3. T8D, T2C. 1. T6C+, R4D; 2. T8C, R5D; 3. T7C,
R6D ( 3 . . . T 7 A + : 4. R4C. P7C; 5.
1. P5T, T3CR; 2. R4T, T2C. A nada práctico conduciría 4. T6 R x P = ) ; 4. T7D+, R6A; 5. T7CR;
D + , R x P C ; 5 . R8C, T1C+ =. R7D; 6. T7TD! (se amenazaba 6...
0 2... T5C; 3. T6D+, R2C; 4. P6T+, R8R y 7... RÍA); 6... T7A+; 7. R4C,
R 2 T ; 5 . R5T, T 4 C + ; 6 . P5C. 4.R8C, T2T; 5. T6D+, R4A. P7C; 8. T1T, R6R!; 9. R3T!, T7R!;
Tablas 10. T1CR, R6A; 11. R2T, P6T! (con la
3. P5C+, R 2 T ; 4 . P 6 T . ! Una jugada muy efectiva! Perde- intención de 12. R x P , T1R); 12. TI
1. T4D, T 3 C ; 2 . T8D! ría 5... R x P ; 6. P7T, T 1 T + ; 7. R7A, TD, R7A, y Thomas abandonó ante
4. P6C + , R3T; 5. T8D, R2C! origi- T 2 T + ; 8. T7D, T1T; 9. R7C. 13... T8R. Una lucha tensa y emo-
naría serias dificultades a las blan- El peón 5CR está protegido indi- cionante como pocas.
cas. Se podría ganar sólo de la ma- rectamente. Si 2... T 5 C + ; 3. R5R; 6. P6C.
nera siguiente: 6. R4C, T2T; 7 R5A y si se toma el peón, 3... R x P , en- 92
T2C (7... T 4 T + ; 8. T5D, T2T; 9. tonces 4. P7T. O 6. P7T, R x T ; 7. P8T=D, T 1 T + ;
R5C); 8. P 6 T + ! , R x P ; 9. T 8 T + , 8. R7C, T x D ; 9. R x T , R4A; y asi-
R2C; 10. T7T+ + . 2 T 5 C + ; 3. R5R, T2C! mismo 6. T6CR, T 1 T + ; 7. R7A, T2
T + ; 8. R8D, R x P , con resultado
4... R3C; 5. T6D+, R2T; 6. RST, La única defensa. La atrayente de empate.
TIC. variante 3... T5CR; 4. T8C + , R2T;
5. T7C + , R1T; 6. R6A, T5A+; 7. R6C, 6... R x T ; 7. R8T.
Se amenazaba mate en dos juga- T3A + !: 8. R5T, T x P + daría ta-
das. Malo es 6... R1C, por 7. T8D+, blas.' Pero las blancas, en lugar de O 7. P7T, R4A; 8. P7C?, R3C; 9.
R2A; 8. P7T. ;. T 7 C + pueden jugar 5. R5A!, P8T=C, R3A; 10. C2A, T 1 T + ! ; 11.
T 5 T D ; 6. T7C + , R1T: 7. T7CD. R7T, R x C .
7. P6C + , R 1 T ; 8 . P7T! Con la jugada del texto, las negras
amenazan tomar el peón 5C. 7. . T 1 T + ! ; 8. R7T, R3A; 9. P7C,
Lo más rápido. Las blancas permi- R2A; 10. P8C=D, T x D . Tablas.
ten 8... R2C, por 9. T7D + , R1T; 10. 4. T8C + , R2T; 5. T8D, R3C; 6.
R6T; también si 8... T 4 C + ; 9. R6T, R4A; T 5 C + ; 7. R3R, T2C. Tablas. La posición 91 es t o m a d a de la Blancas ganan
y no hay tablas por ahogado des- Partida Thomas-Alekhine (Hastings,
pués de 9... T4T + , 10. R x T . En la posición de Chéron, diagra- 1922). Los peones negros están blo- La posición 92 es muy interesante.
ma 90, el rey blanco intenta forzar queados y no pueden avanzar sin la El rey blanco tiene cortado el paso
Las blancas ganarían asimismo lle- el resultado acudiendo en apoyo de ayuda de su rey. La partida prosi- hacia sus peones. Las posibles ma-
vando su torre hacia 6R, y el rey sus peones, pero todo es infructuoso. guió: niobras de rey y torre no mejorarían

70 71
la posición blanca. Por ejemplo: 1. ra de las líneas TD, CD o AR p a r a 94 95
T8C, R4T; o 1. R4D, T7R: 2. R3i>, alcanzar tablas; lo que podemos com- Kasparian Rasparían
T8R; 3. R2D, T1R; 4. T5AD, T I C R ; probar en el ejemplo del diagrama
5. T3A, R4T; 6. R2R, R5C; 7. R2A, 93, ai jugar 1... T5A (eventualmente
R6T y tabias. Queda, pues, un solo podría ser T5TD o T5CD); 2. R5R,
miento para g a n a r : 1. P4C, formán- T5TD; 3. R5A, T4T+. Es evidente
dose una posición con la torre y los que si el rey blanco se acerca a sus
dos peones que Rasparían llamó de peones, no tiene refugio contra ja-
triángulo. Los peones están en una ques, y si se separa, la torre negra
fila, y la torre en la siguiente, delan- en 5TD paraliza cualquier movimien-
te. El rey negro ataca la t o r r e , e to de la torre enemiga, que no tiene
impide el avance de los peones. Kas- jugada útil, pues T8C se contesta
parian tiene publicados en la revis- con R2T.
tas Schachmaty, 1946, unos depura- También son tablas las posiciones
dos análisis sobre este tema, de los en las que todas las piezas se ade-
cuales vamos a servirnos a conti- lantan u n a o dos horizontales (po-
nuación. sición 93a: R6D, T6CR, P5CR, P5TR; Negras juegan. Ganan blancas Negras juegan. Tablas
Vamos a ver primero la posición R2TR, T4AR. Posición 93b: R7D, T7
con los peones de torre y caballo CR, PéCR, P6TR; RiTR, T3AR). En las negras pierden (posición 94b: una casilla de escape en 5T. Por
(posición 92a: R5D, T5CR, P4CR, la posición 93b, las negras amenazan R3CR, T5CR. P4CR, P4TR; R3AR, ello, no tendrían eficacia ios jaques
P4TR; R3TR, T8R). Las posiciones jaque perpetúo persiguiendo al rey T8AD). 1. T 6 A + ; 2. R2A, T 7 A + ; de la torre negra horizontal.
92 y 92a están ganadas por las blan- blanco de cerca, por la posición de 3. R3R, T6A+ (o 3... T5A; 4, T5A+,
cas, pero sólo porque la torre está ahogado del suyo propio. R2C; 5. R3A); 4. R4D, T6TR; 5. 1... T 7 A + ; 2. RÍR, T7CR; 3. T é C + ,
colocada desfavorablemente. Las Si corremos todas las piezas una T5A + , R2C; é. P5T, R3T; 7. TéA + , R2A; 4. R3A, T8C: 5, R4R, T7C; é.
blancas amenazan T5R, con lo cual o dos horizontales hacia a t r á s (po- R2T; 8. R4R! R5D, T8C; 7. RéD, T7C; 8. R7D, T8C;
pondrían su torre en posición activa. sición 93c: R4D, T4CR, P3CR, P3TR; 9. TéA-t-, R2C.
R4TR, T6AR), las blancas ganan de Las blancas ganan porque su rey
a) 1... T8CR; 2. R6R, T7C; 3. R7A, dos formas distintas. La primera es encontrará protección en 5CR o 41R. Las blancas han de decidirse aho-
T 7 A + ; 4. T5AR: pasar con el rey hasta la casilla 7TR Sólo si la torre negra estuviera en ra a ceder un peón; no hay forma
y cubrir los jaques con su t o r r e en 8CD o 8TD (posición 94c: R3CR, de librarse de la presión de la torre
b) 1... T8TR; 2. T5T + , R3C; 3. R6D, 7CR. La segunda puede ser 1. T8C, negra en la columna CR. 10. TóD,
T7T; 4. R7R, R2C (se amenazaba T5CR, P4CR, P4TR; R3A, T8CD), al-
siguiendo con 2. P4C y 3. T8T. El canzarían tablas las negras. 1... T6 T x P ; 11. RéR, T8C; 12. R7R. Nada
R8A-R8C v luego T7T); 5. T5C+, lector habrá podido observar que en daría 12. P6A+, R3C; 13. R7R, T8AR,
R3T; 6. R6A!, T x P ; 7, T7C! ± . C + ; 2. R2A, T 7 C + ; 3. R3R, T 6 C + ;
estos finales tipo triángulo, la regla 4. R2D, T5C!; 5. T5A + , R2C! = . tablas.
93 de !a casilla de escape juega un
papel decisivo. Tiene también impor- 12 T8AR!; 13. T é C + , R2T; 14.
Kasparian Si trasladamos todas las piezas
tancia la pérdida de la efectividad una fila hacia arriba (posición 94d: RéA, T8TD y las negras han alcan-
alejada de la torre, como se eviden- R4CR, T6CR, P5CR, P5TR; R2AR, zado una posición de tablas.
cia en el ejemplo 94. T8AD), el resultado es el mismo
Pero no es difícil cerciorarse de que Con los peones de rey y alfil, y con
si las adelantamos dos filas (posi- el p a r de peones centrales, el bando
Las negras pierden por la desfa- fuerte gana casi siempre. En estos
vorable posición de su torre. 1... T6 ción 94e: R5CR, T7CR, P6CR, P6TR;
R1AR, T8CD), las blancas ganan fá- casos, los análisis de Kasparian no
D + ; 2. R4A, T 5 D + ; 3. R5A, T4D+;
cilmente, son tan exactos. Veamos diag. 96.
4. R6A, T 3 D + ; 5. R5R, T3T; 6. T5A,
T4T+ ; 7. R4A, T5T+ ; 8. R3C, T6T+ ; Si el p a r de peones es de caballo 1... T 8 R + . Es claro que el jaque
9. T3A. Es suficiente que la torre y alfil, son muy acusadas las posi- en horizontal no tiene efecto alguno.
de 8D esté en 8AD (posición 94a: bilidades de ganar por parte del El rey blanco llegaría a refugiarse
R3CR, T5CR, P4CR, P4TR; R3TR, bando fuerte. A pesar de ello, tam- en 5CR y, como contestación a T4
T8AD) p a r a que, después de 1... bién en esta formación de peones TD, seguiría P6R.
T6A+; 2. R4A, T5A+; 3. R3R, T5T, existen posiciones de tablas.
Juegan negras. Tabias se llegue a una posición de tablas 2. R4A.
del tipo 93a. La diferencia con respecto a los
Bastaría, en la posición 92a, que Si en la posición 94a colocamos ejemplos anteriores consiste en que Contra la opinión de Kasparian,
la torre negra estuviera en cualquie- el rey negro en 3AR en lugar de 3TR, el rey blanco tiene en la posición 95 también gana 2. R5D, T 8 D + ; 3. R6A,

72 73
96 97
6... T 6 C R y tablas.
Rasparían Kasparian Las blancas pueden ganar sola-
mente si, cuando la torre negra jue-
gue 6TR, su rey ocupa la casilla Ahora es comprensible, porque la
2AR. Las negras estarían en zugz- respuesta exacta a 1. R1C es 1...
wang y, a la larga, han de permitir T 6 C + ; las negras quieren saber con-
el paso del rey blanco hacia sus cretamente a qué casilla de la se-
peones. Kasparian ha demostrado gunda fila va el rey blanco. Consi-
que sólo se puede ganar con la ju- deremos todavía la siguiente va-
gada 1.R2TÜ riante :

I. R2T!, T6TR; 2. R2C, T6CR; 3. 1. R2T, T6D; 2. T7CD, T6TR.


R2A, T6TR; 4. R2D, T6CR; 5. R2R,
T6TR; 6. R2A. Débil es 2... T6CR, por 3. R2C,
T4C; 4. T7TR, T6CR; 5, R2A ±
Lo que sigue ya es sencillo.
3. T5C, R2C.
Blancas ganan Blancas juegan y ganan 6... T6TD; 7. T7CD, T6TR; 8. T5C, 98
Negras juegan y hacen tablas R2C; 9. R2C, T5T; 10. R3C, T8T; o Kasparian
T8A+; 4. R7C, T8R; 5. T 6 R + , R2A; 10... T5TD; 11. T7C + , R1C; 12. P6T
6. R7A, T8AR; 7. T6A+, R2R. niobra T7TR-7TD-5TD no puede pros- y ganan.
p e r a r p o r la contestación T4CR de
Ahora hay que sacrificar un p e ó n : I I . T7C+, R1C; 12. R4C, T 8 C + ; 13.
las negras. Por su parte, la torre ne-
8. T6R+, R2A; 9. R7D, T x P ; 10. gra no puede abandonar las colum- R5A, T8TR; 14. R5C, etc.
T8R, R2C; 11. R6D, T8AR; 12. T8TD!, nas CR y TR. Si 1... T6D, contestan
T8CD; 13. P6R, etc., según el dia- las blancas 2. T7TD y si 2... T6CR, Las blancas podrían haber hecho
grama 32. entonces 3. T5T. Como quiera, pues, las jugadas 1. R2C o 1. R1C. Ambas
que su torre está sujeta a la casilla estropean la posición y ni una ni
2... T8A+ ; 3. R5C, T8R. T7R, las blancas precisan inexcusa- otra bastan para ganar.
blemente la colaboración de su pro-
La continuación 3... T8C-f; 4. R6T, pio rey; si éste pudiera llegar a si- 1. R2C, T 6 T R ! ; 2 . R1A.
T8R; 5. T6T conduce a la misma tuarse en la casilla 6TR, las blancas
posición. ganarían sin dificultad. O 2. R2A, T6CR; 3. R2D, T6TR; 4. Blancas ganan
La solución parece sencilla: llevar R2R, T6CR; 5. R2A, T6TR; 6. R1C,
4. T6TD! al rey hasta 2AR p a r a acorralar a la T6TD; 7. R2C, T6CD; 8. R2T, T6TD;
torre negra hacia 6TR y ganar la 9. R2C, T6CD; 10. RÍA, T 6 A + ! ; 11. Llegamos a la posición que repro-
Es también posible 4. R6C, T 8 C + ; casilla 2CR; la torre tendrá enton- R2R, T6CR. Si el rey blanco está en duce el diagrama 98. También se lo-
5. R7T, T 8 R ; 6 . R7C, etc. ces que abandonar las líneas CR y una casilla blanca de la segunda fila, gra ganar, pero no sin grandes difi-
TR, emigrando hacia 6TD. Con ello la torre tiene que ir a 6CR; si está cultades.
4... T x P ; 5. R6C, T8R; 6. P6A+, se libera a la torre blanca, pues si en una casilla negra de la misma Ante todo hay que impedir 4...
R2D; 7. T 7 T + , R3D; 8. P7A y ganan. T6T-5TR, sigue R2C-3C4C, etc. fila, ha de jugar a 6TR. R3T=.
Colocadas las piezas una fila m á s Pero un profundo análisis demues-
abajo (posición 96a: R3R, T5AR, P4R, tra que, aunque el rey blanco esté 2... T 6 A + ! 4. T5CR!,T5T.
P4AR; R3R, T8TD), las negras pier- en 2CR, debiendo llevar las negras
den después de I... T8R+;' 2. R3A, su torre a la casilla 6TD, no por Malo es 2... T6CR; 3. R2A! ±, o O 4... R3T; 5. P7C, o 4... T6AD; 5.
T 8 A + ; 3. R2R, T8TR; 4. T5CD, etc. eso queda liberada la torre blanca 2... T 8 T + ; 3. R2A, T6T; 4. R2D! ±. P 6 T + , R x P ; 6 . P7C.
de su cautiverio en 7TR; si T7CD,
La posición 97 representa un ver- negras contestan T4TR!, y si se 3. R1D, T6D+. 5. R3C, T8T; 6. R4A, T8A+; 7.
dadero estudio; tiene un valor emi- avanza el peón 5T-6T, se pierde el R5D, T 8 D + ; 8. R6A, T 8 A + ; 9. R6D,
nentemente práctico. Adelantemos peón CR (T4CR+). Las blancas ten- Naturalmente, a 3... T6TR, sigue T 8 D + ; 10. T5D, T8TD; 11. R7R, T3T.
que las blancas podrían llegar a me- drían, pues, que rergesar con la torre 4. R2D; y a 3... T6CR; 4. R2R.
j o r a r su posición si lograran tras- a 7TR y, a su vez, las negras vol- U 11... T 8 R + ; 12. R8D!, R3T; 13.
ladar su torre, que está pasiva en verían con la suya a 6TD p a r a cor- 4. R1R, T 6 R + ; 5. R1A, T 6 A + ; 6. T7D!, R x P ; 14. P7C, T8CR; 15. R8R,
7TR, a la quinta fila, pero la ma- tar el paso del rey blanco. R2R. O 6. R2C, T6TD. R3T; 16. R8A ± .

74 75
las piezas hacia arriba, abajo o a la T1R; 2. R7A, T4R; 3. T3C, T8R; 4.
12. T7D, T3C; 13. R8D+, R1C; 14. 99 derecha, tendremos posiciones gana- T6C, R x P ; 5. P3A, R5A! (5... T8AD;
T7R, T3T. Kasparian doras. El tema se complica p a r a 6. P6A, R5A; 7. R7R, R4C; 8. R7D,
las blancas si su rey tiene cortado el R6C; 9. T6D, T7A; 10. T1D, T7TRÍ
O 14... RÍA; 15. T7A+, R1C; 16. paso hacia los peones. conduce también a tablas); 6. P6A,
R7R, T3T; 17. TóA, T 2 T + ; 18. R6R, R 4 C ; 7 . P7A, T8AD = .
T3T+ ; 19. R5A, T 4 T + ; 20. R4C, R2C; 101
21. T 7 A + . R 1 C ; 22. P6T ±.
103
15. R7D, T3C; 16. T6R, T 2 C + ; 17. Chéron
R6D, T 3 C + ; 18. R5R, T 4 C + ; 19. R6A
y ganan.

En el Campeonato del Consejo


Central de la Unión de Sindicatos,
1953, Kortschnoi llegó a la posición
del diagrama 97 contra Ilivitzki, to-
cando jugar a las negras. Emplean-
do los análisis de Kasparian, logró Negras juegan. Tablas
tablas sin esfuerzo.
la posición 99a (R1AR, T6TR, P5CR,
Pongamos en el diagrama 97 la P5TR; R2CR, T7TR). 1... R1C; 2.
P6C, R2C; 3. T7T+, R1C, según el Blancas ganan
torre negra en 7CR (posición 97a:
R1TD, T7TR, P6CR, P5TR; R1CR, análisis de la posición 97a.
T7CR); aquí tenemos u n a posición 1. R7A, T8R; 2. R8A!, T7R; 3. X7T!,
Negras juegan. Blancas ganan
de zugzwang m u t u o . Las blancas ga- Consideremos aún algunas posi- R x P ; 4. P6A, T7AD; 5. P7A, R4D;
nan solamente si toca jugar a las ne- ciones en las cuales el rey negro se 6. R8R y ganan. El traslado de todas
gras ; y son tablas si juegan primero ha colocado en cuña entre los peones las piezas hacia la izquierda, derecha Pasemos a h o r a a la posición de
las blancas. blancos. Las posiciones con el p a r o adelante no varía el resultado. Chéron, del diagrama 103. La torre
de peones de torre y caballo ya han Pero, sin embargo, si las colocamos negra no debe abandonar la línea
a) 1 T7TR; 2. R1C, T6T; 3. R2C, sido ampliamente estudiadas (dia- una horizontal m á s atrás, las negras de rey porque la penetración del rey
etcétera. gramas 89, 90 y 91). pueden alcanzar las tablas. blanco en el flanco de dama deci-
diría una rápida victoria. Como se
b) 1. R1C, T7TR; 2. RÍA, T7CR; 100 102 puede comprobar, las negras no tie-
3. R1D, T7TR; 4. R1R, T7CR; 5. RÍA, nen mucho p a r a elegir. 1... T2R; 2.
T7TR; 6. R1C, T7TD = . T 7 C ± ; 1... T4R; 2. P7A, T1R; 3
T S C ± ; i... T7R; 2. T8C, T 7 A + ; 3.
La solución de las dos posiciones R3R, T2A; 4. T7C! ± .
de triángula de Kasparian no ofrece
ahora ya m á s dificultades al lector. 1... T8R; 2. T8C, T 8 A + ; 3. R5C,
(diag, 99). T8C+ ; 4. R5A, T8A+ ; 5. R6C, T8C+ ;
6. R7A, T 8 A + ; 7. R8R, T 8 R + ; 8.
1 R1C! R8D, T8TR; 9. R8A, T2T.

Las blancas están en zugzwang. 0 9... R x P ; 10. T6C!


Si 2. R2C, sigue 2... T6TD, con la
amenaza 3... T4T; por ejemplo, 3. 10. T5C, T2CR; 11. R8C, T2TR;
T6CD, T4T; 4. T8C + , R2T; 5. P6C+-, 12. R8T!, T8T; 13. T7C, R x P ; 14.
R2Cr 6. T7C + , R1C; 7. T7TR, T6T, Tablas P7A y ganan.
tablas. Blancas ganan

La victoria no ofrece aquí dificul- i. R6A, T1R; 2. T3C, T8R; 3. T7C, Este es el camino para ganar que
2. P6C, R2C!; 3. T7T + , R1C. R x P ; 4. P5A, T8AD (o 4... R5D; 5. indica Chéron pero, sin embargo,
tades. 1... T4A; 2. T3D, T4T; 3. T5D +,
T x T ; 4. P x T y el final de peones P6A, T8AD; 6. P7A, T 3 A + ; 7. R5A, las blancas pueden ganar fácilmente
y tablas, según el análisis del dia- R 4 A = ) ; 5. T5C, R 5 D = , o 1. R6A, después de 3. R3R.
grama 97. De empate es también está ganado. Si trasladamos todas

77
76
Por ejemplo: 3. R3R, T8R+; 4. Esta posición es ganada por las
R2D, T2R; 5. T8D+, R2A; 6. T8TD!, blancas; por ejemplo, 7... T1R; 8.
R3D; 7. T5T. R3D, T8R (o 8... T2R; 9. R4A, T5R+;
10. R5C, R x P ; 11. T7T); 9. T8T,
103 A T8D+; 10. R4A, T8A+; 11. R5C,
T8C+; 12. R6T y, con otro jaque,
el rey blanco ya ganaría la casilla 8A.

Merece atención la posición del


diagrama 103 A.
Las blancas ganan sirviéndose de
una combinación ya estudiada en el
CAPÍTULO IX
diagrama 22.

1 R3R; 2. T1T, R x P ; 3. T1TD!, TORRE Y DOS PEONES CONTRA TORRE


T1R; 4. R6D, T1CD; 5. T1A+; R2C;
6. R7A, T1TD; 7. T1TD, etc. PEONES AISLADOS
EL PAR DE PEONES DE TORRE Y ALFIL
Caso de 2... R2A, sigue 3. T1R, EL PAR DE PEONES DE TORRE
Blancas ganan R1R; 4. R7C, T7T; 3. P7A+.
PEONES DOBLADOS

Los peones aislados, especialmente El intento de conducir rápida-


si están alejados uno de otro, son mente el peón CD hacia su casilla
más difíciles de proteger que los de coronación, no tiene éxito: 1.
peones unidos. Sin embargo, en la T8C, T x P + ; 2. R3A, T5CD; 3. P6C,
mayoría de los casos, la superiori- R3A! (amenaza 4... R3R; 5. P7C,
dad de material basta para conse- R2D = ) ; 4. P7C, R2C, y tablas.
guir la victoria. Para poder ganar,
es frecuente tener que sacrificar uno Lo exacto es:
de los dos peones, pasando a un
final de torre y peón contra torre. 1. R3A, T5A+.
Si uno de los peones es de torre,
se acentúan las posibilidades de ta- Después de 1... T6C+; 2. R4R,
blas para el bando débil. Considere- R x P ; 3. R5D, R4A; 4. R6A, R3R; 5.
mos la posición 104. T8C, ganan las blancas.
104 2. R3R, T x P ; 3. R3D, R4A; 4. R3A,
R4R; 5. T6AD, R4D; 6. T8A, y las
blancas ganan porque el rey negro
tiene cortado el paso verticalmente,
y el ataque lateral con la torre no
puede prosperar.
Si trasladamos todas las piezas
una fila hacia la izquierda, tendre-
mos el diagrama 105.
La solución exacta de esta posición
solamente se puede encontrar si se
conocen a fondo los análisis de las
jugadas 73, 74 y 79.
Blancas ganan 1. R3R?, T5R+.
78 79
105 7. T7CD, T5TD; 8. P7T, R3A; 9. 4 . . T8TR perdería por 5. T8C+, R3C; 11. T1R, T7TD; 12. T1C + , R2T;
R3C, T8T; 10. R4C, R3R; 11. R5C, R2A; 6. P7T!, T x P ; 7. T7C+, etc. 13. P7A, T 2 T + = ) ; 10... R x P ; 11.
R3D; 12. T7TR ±. T6R+ (no 9. P6A?, T7TD; 10. R8A,
5. R7R, T 8 R + ; 6. R8D, T8AR. R3C; 11. P7A, R 3 A = ) ; 11... R2T; 12.
Constituyen una importante varie- PÓA, T7TD; 13. R8A, y ganan.
dad de esta clase de finales, las po- Lo más tenaz. Después de 6... RÍA,
siciones con el par de peones de decide 7. T7CR y 8. P7T. 3. T7C + .
torre y alfil del mismo flanco, y en
la práctica de torneos se producen 7. P7T + , R1T; 8. R7R, T8R-¡-; 9. Si 3. T8C + , R2T; 4. R7A, contra-
con mucha frecuencia. R7A. rresta la siguiente maniobra: 4...
Cuando en San Sebastián (1911) T8TD! (4... T x P ; 5. P6A, T8T; 6.
Marshall empató con Rubinstein en No 9. R8A, p o r 9... T 1 R + . Si ahora T8R, TSAR; 7. T2R, T8TR; 8. R8A,
un final de este tipo, los teóricos le 9 T1R+, las blancas pueden con- T8T; 9. P 7 A ± ) ; 5. P6A, T 2 T + ; 6.
dedicaron detenidos análisis. Spiel- testar con 10. R6C, T1AR; 11. P7A, R8A, R3C; 7. R8C, R x P A ; 8. T6C + ,
mann, R a b i n o w i t s c h , Belawenetz, T1T; 12. T7R, seguido de T8R. R4C; 9. P7T, T l T + = .
Blancas ganan Maizeiis, Sek, Keres, y recientemente
Botwinnik en colaboración con Ra- 9 T8TD; 10. T8C + , R x P ; 11. R8A, 3... R1A.
gosin y Flohr, encontraron ideas muy R3C; 12. P7A, R2T; 13. R8R, y ganan.
interesantes. Pero sus resultados no A 3... R1T, sigue 4. T7R, T x P + ;
Después de 1... T 6 T + ; 2. R4D, 107
son del todo claros todavía hoy. 5. R7A, T3TD; 6. P6A, R2T; 7. R8A,
R x P ; 3. T8T, R4A; 4. P6T, R3A; 5. R3C; 8. P7A, R3A; 9. R8C! y las ne-
R5A, R2A; 6. R6C. Las blancas ganan gras pierden porque su torre se en-
según la receta de Tarrasch. 106
Belawenetz cuentra en la sexta fila (véase el
diagrama 27).
2. R3D, T x P ; 3. T8T, R3C; 4, P6T,
R2C; S. T8CD, T5TD; 6. T6C.
4. R6C!
O 6. T7C + , R3A; 7. P7T, R3R; 8.
Un plan para ganar, indicado por
R3A, R3D;9. R3C, R3A =.
Kopaiew. Según sus análisis, 4. T6C
es un e r r o r por 4... T7T; 5. R6R,
6... R2A; 7. R3A, R2R; 8. R3C, T8T; T8T!; 6. R7D (o 6. T6A + , R1R!; 7.
9. R4C, R2D, y tablas. R6D, T 8 D + ; 8. R7A, T8TD; 9. T6D,
R 2 A = ) ; 6... R2A!; 7. T6R (si 7.
Lo exacto e s : 1. T8T!, T x P + . T6D o 7. T6TD, entonces 7... T4D =');
Blancas ganan, aunque 7... T8TD!; 8. P7T (o 8. T7R+. R3A;
De nada serviría 1... T6T-I-; 2. R2R! 9. P7T, T1T, seguido de 10... R x P = ) ;
(2. R2A, R x P ; 3. P6T, T 7 T + ; 4. sean mano las negras 8... R2C; 9. P6A + , R x P T ; 10. R7R,
R1R, R6R; 5. R1D, R6D; 6. RÍA, R6A; T1T!, y tablas.
7. R1C, T 7 C + ; 8. R1T, T3C!; 9. P7T, Negras juegan. Blancas ganan En el diagrama 107 ei peón de alfil
T3AD!; o 9. R2T, R5A; 10. P7T, T3 está todavía en la quinta fila. Las 4. . T 8 C + ; 5 . R7T, T8AR.
AD; II. R2C, T 2 A = ) ; 2... R x P ; 3. En primer término estudiaremos blancas amenazan P6A, llegando a la
P6T, T 6 R + ; 4. R2D, T2R; 5. R3A!, posiciones en las que el tratamiento posición 106. Caso contrario, decidiría P6A.
T2AR; 6. T8D!, T2TD; 7. T6D, R4R; es incuestionable.
8. T6TR, R4D; 9. R4C, T1TD; 10. R5C Belawenetz ha demostrado que la l . . . T 8 C + ; 2 . R6A, T8TR. 6. T7TD!, T8CR.
y ganan blancas. posición del diagrama 106 está in-
discutiblemente ganada. En caso de 2... T8AR, entonces Perdería 6... T x P : 7. R6C, T8A;
2. R3R, T5TD; 3. P6T, R3A; 4. 3. T7C + , R1T; 4. T7R!, R1C; 5. 8. T8T+ y 9. P7T.
R3D, R2C; 5. R3A. En comparación 1 T8C+. T8R + , R2T: 6. R6R!, T8TD; 7. P6A,
con la variante anterior, las blancas T 3 T + ; 8. R5A, T 4 T + ; 9. T 5 R ± . 7. P6A, T7C; 8. T7CR, T7AR; 9.
tienen un tiempo de más, y esto es Las blancas amenazaban 2. P7A + , Si 2... T8TD, sigue 3. T7R!, T7T; R6C, con la consiguiente P7T, y las
suficiente p a r a decidir el resultado. RÍA; 3. P7T, T8TR; 4. T8C + , ga- 4. R5R, T 7 R + ; 5, R6D, T7D + ; 6. blancas ganan. Este es un final difí-
nando. R6R, T7R+ ; 7. R7D, T7D+ (7... T7AR, cil que se ha de estudiar cuidadosa-
5... T5AR; 6. T7T+, R3C. 8; T8R+, R2T; 9. R 6 R ± ) ; 8. R8R, mente, pues una. serie de ejemplos
2. R5A, T8A+; 3. R6R, T 8 R + ; 4. T7AR; 9. T5R, R2T; 10. R7A (no 8. que aún hemos de analizar pueden
O 6... R3A; 7. T7TR, etc. R6D, T8D + . R7R?, R X P ; 9. T 6 R + , R2T; 10. P6A, revertir a esta posición.

80 81
108 Erróneo es 4. R8A, por 4... R3C!;
5. R8C, R x P A ; 6. P7T, T 2 C + ; 7. rencia de la del diagrama anterior, 110
R8T, T 8 C = . en que el rey blanco se encuentra Smyslow
en 4AR, en lugar de 7AR. Como Mai-
4... T 3 T + ; 5. R5A, T 4 T + ; 6. T5R, zelis ha demostrado, las negras se
T8T; 7. P7A, T8A+; 8. R6R, R3C! defienden con éxito de la manera si-
guíente.
Al parecer, la salvación, pues si 9.
P7T, se contesta 9... T3A+, tablas. i... T7T; 2. R5C, T 7 C + ; 3. R6A,
Pero también aquí encuentran las T7AR!
blancas u n a vistosa y efectiva com- No se permite que las blancas
binación. jueguen 4. R7A, como ya situado en
el diagrama 108. Malo sería 3... R x P ;
9. T 5 C + ! , R x T ; 10. P7T, T 8 R + ; 4. R7R+ (no 4. R7A, R2T; 5. P6A,
11. R7D, T 8 D + ; 12. R8R! T 2 C + ! ; 6. R8R, T 1 C + ; 7. R7D, TI
Blancas ganan, aunque T D = ) ; 4... R2T; 5. P6A, T7TD; 6.
Naturalmente, no 12. R6A, T1D, y P7A ±. Las negras atacan el peón
sean mano las negras las negras ganarían. desde atrás, al hallarse en la quinta Makagonow
horizontal, como ya hemos visto en
12... T 8 R + ; 13. R8A, T8TR; 14. R7C, el diagrama 37.
La posición de las negras en el etcétera. 1. T4CD, R4A; 2. T5C+, R3A; 3.
diagrama 108 es favorable p a r a la de- R4C, T 8 C + ; 4. R4A, T8TD. Merece
fensa, toda vez que el rey negro no 4. T3R.
Que cambia, si en la posición 108 hacerse observar que con 4... T8TR
está en la octava horizontal. No la torre blanca estuviera en 6D, en las negras no amenazan nada im-
obstante, es un factor decisivo para Las blancas no pueden mejorar
lugar de 6R? la posición. Caso de 4. T5R o 4. portante.
el resultado de la lucha, el que el Consideremos la posición 108a, T7T + , seguiría 4... R x P .
rey blanco esté en posición activa. (R7AR, T6D, P5AR, P6TR; R2TR, 5. T6C + , R2A; 6. R4C, T4T; 7. P4A.
Los jaques de t o r r e : 1... T 2 T + ; 2. T8TD). Siendo mano las negras, se 4 T7TD!; 5. T6R, T7AR, y ta- Como el lector verá m á s adelante, el
R8A, T 1 T + ; 3. T8R, T3T; 4. T 7 R + , salvan con 1...-T2T+; 2. R8R, T 1 T + ; blas. plan de Keres, de avanzar el peón
R1T; 5. T6R, T1T+ sólo sirven p a r a 3. R7R (o 3. T8D, T3T = ) ; 3... T 2 T + ; TR, es más peligroso. 7... T4AD; 8.
provocar una elegante combinación; 4. T7D, T1T; 5. T8D, T 2 T + ; 6. R6A, Botwinnik, que ha realizado una P3T, T4TD; 9. T6TR, T4CD; 10. T5T,
6. T8R, T3T; 7. P6A!, T x P ; 8. R 7 R + , T8T; 7. T8R, T7T!; 8. R7A, R x P = . extraordinaria cantidad de análisis T3C; 11. T7T + . R 3 C ; 12. T 7 D . T 8 C ;
y las negras pierden la t o r r e . Con de estas posiciones, recomienda se- 13.P4T, T8C + ; 14. R3A, T8TD; 15.
tal motivo, las negras esperan. 109 guir el siguiente plan defensivo: T8D. T8TD; 16. T8C + , R3A: 17.
Maizelis Cuando las blancas han llegado con T5C, T8A + ; 18. R4C, T8C + ; 19.
I... T6T; 2. P6A! sus peones a las casillas 5AR y 5TR, R5T, T8TD. Una posición análoga a
el rey negro debe mantenerse en la producida en la partida Marshall-
Ofrecimiento de un peón, cuya 2AR. Contra la amenaza de arrin- Rubinstein, con los colores cambia-
captura después de 2... R x P ; 3. R8A, conarle a la última horizontal, el dos. Las negras jugaron T8AR. y lo-
conduce a la posición ya conocida rey negro debe hallarse en la casilla graron tablas.
por el lector del diagrama 29 (no 7CR, para poder escurrirse hacia
importa que en ésta el peón se en- 6TR. La mejor situación p a r a la to- 20. T8C, R2A; 21. T3C, T 4 T + ; 22.
cuentre en la línea de rey; no altera rre negra es la casilla 8TD, aunque R4C, R3A; 23. T3AD, T4C; 24. T6
el carácter de la lucha), en la cual según circunstancias, puede estar A + , R2A; 25. T7A + , R3A; 26. P5T.
las blancas ganan porque si 3... R3C, también en las casillas 8AR o 3TR;
el peón avanza con jaque. depende del transcurso de la lucha. Las blancas no pueden reforzar su
Como ilustración, reproducimos posición de otra manera. Ahora las
2... T1T. un final de partida Makagonow-Smys- negras tienen que jugar con mucha
low, con abreviados comentarios de atención, pues' el peón TR es extra-
En el citado ejemplo 29 esta ma- Botwinnik (los colores son cambia- ordinariamente peligroso.
niobra de torre permite alcanzar las Negras juegan. Tablas dos).
tablas. Pero aquí hay un peón en 26... T4TD; 27. T7D, T8T; 28. P6T,
6TR, y esto es ya diferente. Las blancas tienen que empezar T 8 C + ; 29. R3A, T8TR; 30. P7T, R4A!;
La posición 109 se produjo en una
obligando a retroceder al rey ne- 31. R3C, R3R; 32. T7TD, R4A; 33.
partida Bondarewski-Keres. Se dife-
3. T8R, T 2 T + ; 4. R6R! 8 r o, para poder avanzar los peones. T7CD, R3C. Forzado. Si 33... T3T,

82 83
sigue 34. T5C + , ganando. 34. R4C, 4. T4TR, T3T; 5. T4A+, R4C; 6. 112 112b: R4CR, T5CR, P4AR, P6TR;
T 8 C + ; 35. R3A, T8TR; 36. R4R, T8 T4C + , R4A; 7. R4T, T1T; 8. T5C+, Smyslov R2AR, T8C0. Tablas, después de 1...
R+ ; 37. R5D, T8D+ ; 38. R5R, T8R+ ; R3A. T8TD!
39. R6D, T 8 D + ; 40. R7R, R x P ; 41.
R6A+, R3T, y las negras consiguen Ostensiblemente malo sería 8... En las posiciones en que ambos
tablas, por disponer de jaques late- R5A;9. T7C, R x P ; 10. R5C. peones son de torre, o sea en las
rales. columnas TD y TR, el bando débil
Estas son las consideraciones de 9. R4C, R2A; 10. T5A+, R2C; 11. consigue tabias si la torre contraria
Botwinnik. Sin embargo, en la par- R5C. T1CR; 12. T6A!, R 2 T + . se encuentra pasivamente colocada,
tida Keres-Sokolski, del torneo en como enseñan los ejemplos siguien-
Memoria de Tschigorin, 1947, se ma- tes:
El rey negro se ha colocado en la
nifestó u n a nueva forma de t r a t a r casilla 2TR, pero el peón no está
este difícil final. En esta p a r t i d a se en 6TR, sino en 5TR, lo cual tiene 113
llegó a la posición del diagrama 111. importancia esencial. Estocoímo

111 13. T6CR, T1TD; 14. P4A, T8T; 15.


Sokolski T6R, T 8 C + ; 16. R6A, TSAR; 17. P5A. Gligoric
En la posición 109, la presión so-
bre el peón AR desde a t r á s consigue
tablas. También lo serían en la que Aquí jugaron las blancas 3. T5AD,
hemos llegado, si el peón TR se ha- con lo que la partida terminó en
llara en 6T, en lugar de 5T. tablas. Las blancas podían haber con-
tinuado con
17... T7A; 18. T5R, T7TR.
3. P6T, T8TD!
Las blancas amenazaban 19. R7A y
20. P6A. ¡Una bonita j u g a d a ! Las negras
esperan, p a r a contestar a 4. R5A
con 4.. T 4 T + ; o 4. P7T, T8C+; 5. Gotera burgo
19. T 7 R + , R3T; 20. T8R, R2T; 21.
R6R, T 7 R + ; 22. R7A, T7TD; 23. P6A, R5A, T8TR =. Malo sería 3... T 8 C + ? ; Negras juegan. Tablas
T3T; 24. R7R, T 2 T + ; 25. R8A. 4. R5A, T8TR; 5. T7C+, RÍA; 6. R6C,
Keres T8C+; 7. R7T!, T8TD (7... T8AR;
Juegan las negras A causa del peón 5TR, las negras 8. T7T, T x P ; 9. R6C, T5C+ ; 10. R6A, 1 T5T; 2. T3A + , R3C; 3. R2A.
no pueden disponer de la jugada T5A+; 11. R5C ± ) ; 8. T5C, T 2 T + ;
salvadora 25... R3C. 9. R8T ± . Las blancas, sacrifican uno de los
Se continuó: peones p a r a poder p a s a r al flanco
25... T3T; 26. P7A, T2T; 27. T8A, 4. T5TR, R1C; 5. P5A, R2T. de dama.
1. T 1 T ; 2 . P 4 T , T8T?
T8T; 28. R7R. Las negras abando-
naron, Ahora, si 6. P6A, siguen los jaques 3... T x P T R ; 4. R2R, T5T; 5, R2D,
Sokolski se mantiene fiel a la re- en horizontal: 6... T 5 T + ; 7. R5A, T3T; 6. R2A, T3AR; 7. T3D, R2A; 8.
ceta de Maizelis, y no capta la inte- T 4 T + ; 8 . R6R, T3T+, etc. R3C, R2R; 9. R4C, T3D, con tablas
resante idea de Keres. Botwinnik re- En la partida Gligoric-Smyslow
(Moscú, 1947), se llegó a la siguiente En caso de 6. T3T. entonces 6... fáciles.
comienda 2... T1TR; y hasta después T8C+; 7. R5T, TSAR; 8. R5C, T 8 C + ;
de 3. T5C+, R3A; 4. R4C, T1TD; 5. posición (112):
9. R6A, T8TD!, y tablas, como en la En la posición 114 las negras al-
P5T, no tiene que jugar la defensa posición 109. canzan tablas, empleando el sistema
5... T8T. Entonces las blancas no Se c o n t i n u ó : 1. T6C+, R2A!
Para concluir, nos permitimos lla- de defensa que hemos estudiado en
podrían situar su torre detrás del g a r la atención del lector hacia las el ejemplo 79.
peón TR. Si el rey negro queda estacionado
en la casilla 2TR, las blancas ganan Siguientes posiciones:
por el procedimiento que hemos vis- H2a: R3CR, T4CR, P3AR, P4TR; 1... T5A!
3. P5T!, T3T. R4AR, T1TD. Juegan negras Tablas.
to en el ejemplo a n t e r i o r : 2. P5A,
A 3... T8T las blancas podrían con- seguido de R5C y R6A. Obliga a que la torre blanca se
testar 4. T4TR, y a 3... T 8 C + ; 4. 1 T 1 T R = . Perdería 1... T8T; 2. mantenga en la línea TD, para la
R2T, T8AR; 5. P 6 T . 2. T5C, T8C. defensa de este peón.

84 85
114 nes, y gracias a ello, las negras tie- 7 T1AD, T4T (o 7... T4AR; 8. T4A, negra. La torre blanca no puede re-
nen aseguradas las tablas. T6A; 9. P5TR, T6TR; 10, P 5 T + , tirarse de la séptima fila, porque
R2C; 11. T5A, T 5 T + ; 12. R3A ± ) ; el rey negro jugaría R2C. Si las
115 8. T4A. Las blancas ganan p o r q u e su negras, después de 2. P6C, jugasen
rey puede regresar a la p a r t e dere- 2... T1A, perderían, según el análisis
cha del tablero, mientras el rey ne- de la posición del diagrama 17.
gro tiene que quedarse, sin poder
acudir en auxilio de su torre. I... T3A; 2. P6C, T1A; 3. R6T!, T I C ;
4. T6T, T1AR; 5. P4C, T I C ; 6. P7C.
117
Erróneo sería 6. T6AR, T8C! =.

6 T1AD; 7. T6AR, T 1 C ; 8. T8A+,


y ganan.

Negras juegan. Tablas En el diagrama 118, las blancas


ganan sacrificando un peón.

2. P5TD, T4A; 3. P6T, T3A; 4. R4A, Tablas 118


R2T; 5. R5R, R2C; 6. R5D, T3AR;
7. R5A, R2T; 8. P5T, R2C; 9. P6T + , En el diagrama 116, la torre ne-
R2T! gra bloquea los peones p o r delante,
lo cual, como se ha manifestado rei-
Erróneo sería 9... R x P ; 10. P7T, teradamente, es desfavorable p a r a
T3TD; 11. T 8 T R + ; y también 9... la defensa. Tablas
T x P T , por 10. R5C, T 4 T + ; 11. R6C,
T 3 T + ; 12. R7C ±. 116 En la posición del diagrama 117,
las blancas podrían ganar si les fue-
10. R5C, T 4 A + ; 11. R4A, T3A. Ta- ra factible lograr el cambio de las
blas. torres. Pero no se puede forzar este
cambio. Las negras se defienden se-
Si las blancas tuvieran el peón de gún él método de Philidor (diagra-
la línea TR en la línea CR (posición ma 12); o sea que m a n t e n d r á n su
114a: R3CR, T8TD, P4TD, P4CR; R2 torre en la sexta horizontal, hasta Blancas ganan
CR, T8AD) podrían, como era acep- que las blancas se decidan a jugar
tado generalmente, ganar mediante P6C. 1... T3AD; 2. P6C, T8A! =. 1. P7T!, T1TR; 2. R5C, T x P ; 3.
la siguiente m a n i o b r a : avanzar el El rey blanco ya no puede colocar- R6C, T1T; 4. T 1 R + , R2D; 5. P6T,
peón hasta 5CR, y llevar luego el se en la casilla 6CR, y en cuanto T 1 C + ; 6. R7A, T7C; 7. T 7 R + , R3D
rey a la casilla 5TR. Sigue un jaque aparezca p o r las líneas AR y TR, (7... R1D; 8. T8R+ y 9. P7T); 8.
en 7TD, y el peón ya puede avanzar será objeto de jaques p o r la torre T 6 R + , R2D; 9. T6CR, etc.
hacia 6CR, y el rey a 6TR. Pero
las negras tienen una disimulada de- Blancas ganan
fensa: 1... T5A!; 2. P5TD, T4A; 3.
P6T, T3A; 4. P5C, R2T!; 5. R4C, 1. T1T, R2C (1... R3T; 2. R4A, R4T;
T3D; 6. R5T, T 3 T + ! , y tablas, o 3. T2T, R3C; 4. R4R, R4T; 5. R4D,
ahogado. El camino exacto p a r a ga- R x P ; 6. R4A, R4C; 7. R4C, T1T; 8.
nar no está en el p r e m a t u r o avance P5T, R3A; 9. R5A, R2R; 10. R6A,
del peón TD, sino en el mejora- R1D; 11. P6T, T1A+ ; 12. R7C, T2A+ ;
miento de la situación del rey blan- 13. R6C, lleva a una posición fácil-
co. Por ejemplo: 1... T5A; 2. R4T, mente ganada p a r a las blancas;
T5D; 3. R5T, T 4 D + ; 4. P5C, etc. 2. R4A, R3A; 3. R4R, R3R; 4. R4D,
R3D; 5. R4A, R3A (o 5... T4TR; 6.
En el diagrama 115, el rey blanco T1D + , R3A; 7. T4D, y el blanco vuel-
tiene cortado el paso hacia sus peo- ve al flanco derecho); 6. R4C, R3C;

86 87
CAPÍTULO X

TORRE Y PEÓN CONTRA TORRE Y PEÓN

Cuando los peones están alejados 119


de ia última horizontal, y la posi- Lasker
ción es equivalente, la partida ter-
mina, por lo general, en tablas. Pero
si uno de los peones, o ambos, han
alcanzado la sexta o la séptima fila,
entonces cambia la situación.
La inminente posibilidad de trans-
formar los peones en dama, crea mu-
tuas e interesantes finezas tácticas.
Con el reducido material que vamos
a considerar en este capítulo, se
han compuesto no pocos estudios
de admirable contenido.
En el diagrama 119 reproducimos
un estudio de Lasker, La ventaja
de las blancas consiste en que su
rey puede apoyar el avance del peón Blancas ganan,
propio, mientras que el rey negro
está muy alejado del suyo. las figuras que están en el ala de
dama una vertical hacia la derecha
1. R7C, T7C+; 2. R7T, T7AD; 3. (posición H9a: R8CD, T7TR, P7D;
T5T+, R5T; 4. R6C, T7C+. R4CD, T7D, P7TR), y la posición
sería de tablas: 1. R7A, T7A+; 2.
Se amenazaba 5. TxP. R7C, T7D; 3. T5T+, R5T; 4. R6A,
T7A+; 5. R6C, T7C+; 6. R6T, T7D;
5. R6T, T7AD; 6. T4T+, R6T; 7. 7. T4T + , R6C; 8. T7T, TxP, y ta-
R6C, T7C+; 8. R5T!, T7AD; 9. T3T + , blas.
R7T; 10. TxP, y ganan. La peligrosa situación del rey en
En el transcurso de la solución se la segunda horizontal, en posición
evidencia que las negras pierden de- análoga, fue el sutil tema de un es-
bido a la mala situación de su rey, tudio de los hermanos Platow, que
en una banda del tablero, viéndose reproducimos en el diagrama 120.
obligado de manera implacable a re-
tirarse hasta la segunda horizontal. 1. T8R, P7T; 2. T8TR, T8R+; 3.
Sería suficiente que trasladásemos R7D, T8AR; 4. R7R, T8R+, nos lle-

89
120 121 123 linal de torre y peón contra torre
Hermanos Platow Kopaiew Blümich ganado por las blancas, porque la
torre negra no dispone de espacio
para el ataque lateral. Pero si jue-
gan las negras, consiguen tablas
con I... T8T; 2. T6R, T8C + ; 3.
R4A, T8A + , etc.
En la posición 124a (R4R, T8AD,
P5D; R4CD, T3TD, P3D), las tablas
son inevitables. Por ejemplo. 1. R5A,
T8T; 2. R6R, T8TR; 3. R x P , T 3 T + ,
etcétera.
125
Eliskases

Blancas ganan Tarrasch


Tablas
varía a la posición de tablas que he- Tarrasch calculó la siguiente va-
mos visto en el ejemplo 119a. La idea 122 riante: 1. P6T, T3C; 2. T5T, P7T;
p a r a ganar consiste en obligar al rey Horwitz 3. P7T, T I C ; 4. T5T, P8T = D; 5.
negro se coloque en la segunda ho- T x D , R x D ; 6. R4C, T1TR, y por
rizontal, como en el estudio de Las- ello abandonó la partida. Sin em-
ker. bargo, tenía 4. T5CD+, T x T ; 5. P8T
= D + , que era suficiente p a r a alcan-
1. T 7 T + , R7C. zar tablas.
Muy instructivo es el desenlace de
O 1... R6C; 2. T 1 T ! , T7A; 3, T1TR!; la posición del diagrama 124.
o 1... R5C; 2. T1T, T7A; 3. T1R, P7T Kotow
(3... R6A; 4, T1TR); 4. R7R, T 2 R + ; 124 Juegan las negras. I-as blancas ganan
5. T x T , P 8 T = D ; 6. P8A=D, D 2 C + ;
7. R3A+, y ganan.
En el diagrama 125 está reprodu-
2. T8T, P7T. cida una posición del final de la par-
tida Kotow - Eliskases (Estocolmo,
O 2... T 8 R + ; 3. R5D, T 8 D + ; 4. 1952). Las negras pierden porque su
R4A, etc. Blancas ganan propio peón protegerá al rey blanco
de los jaques en la vertical CR.
3. T8TR, y ganan, p o r q u e no hay Una excelente ilustración de la re-
defensa contra la siguiente jugada El diagrama 122 m u e s t r a u n a po- gla de la situación protegida del rey.
TxP. sición de Horwitz. Podría parecer
que la ventaja está de p a r t e de las 1... T7A; 2. R6R!, T 7 R + ; 3. R5A,
En el diagrama 121 tenemos una negras. Pero el c u a d r o cambia des- P5C; 4. R6C!, T7AR; 5. P7A+, R1A;
posición de Kopaiew. El rey negro pués de jugar las blancas 1. T1CR! 6. T8C+, R2R; 7. T8R+ y las negras
está mal situado en 2D. abandonaron.
Blancas juegan y ganan
Después de 1. T1CD, T7A; 2. R7A, 1... T1T; 2. P7C, R4T; 3. R3A, T1CR;
T 7 A + ; 3. R6C, T 6 C + ; 4. R6A, las 4. R x P , R3T; 5. R5A, R2T; 6. R6A ± . Negras juegan y hacen tablas La posición 126 se ha tomado de
blancas amenazan 5. T x P . la partida Duras-Vidmar en el tor-
No sirve 4... T 7 A + ; 5. R5R, T7C; O 1 .. T 6 C + ; 2. R2A. O 1... T2T; Aquí es decisivo el corte del paso neo de Karslbad, 1911.
6. T x P , T x P ; 7. T7C+. Pero las 2. R3A, y ganan. del rey negro, situado en la línea
negras se salvan con u n a jugada de de rey. Después de 1. R5T!, las ne- La ventaja de las negras es osten-
problema: 4... R3D!, con la conti- Un hecho gracioso ocurrió en la gras no pueden impedir la maniobra sible. El peón TD ya se encuentra
nuación 5 . T x P , T x T ; é . P8C=D, partida Tarrasch-Blümich (Breslau, R6C-7A, seguido de T6R. El peón en la sexta horizontal, mientras su
T 7 A + ; 7. R6C, T7C+. 1925). negro está perdido y se llega a un colega de TR sólo ha alcanzado la

90 91
126 2. T1AR, R7C; 3. T2A+, R6T; 4. 1. ... T7D; 2. T8C, P7T; 3. T8TD. 128
T3A+, R5T; 5. T1A, T5CD!; 6. P6T, R8C; 4. R4C.
Vidmar
T8C; 7. T8A, T4C; 8. T1A, T 4 T + ; 9.
R3C, T x P ; 10. T4A+, R4T! El paso a través de la zona blo-
queada se ha conseguido plenamente.
Si el negro intentara acercarse a
la torre, ésta atacaría al peón desde 4... P 8 T = D ; 5. T x D , R x T ; 6. P5T,
atrás, ganándolo sin remisión. T7TR; 7. R5C, R7C; 8. P6T, R6A; 9.
R6C, R5D; 10. P7T, R5R; 11. R7C
11. T5A+, R3T; 12. T8A, T2T; 13. y tablas.
T6A + , R 2 T ; 14. T1A, T3CD; 15. T1
TR, T7C. El lector se habrá dado cuenta de
que en las posiciones 123 y 126 el
El resto es más sencillo. 16. R3A. bando débil busca su salvación en
R3C; 17. R3R, R4C; 18. R3D, R5C un mismo plan defensivo, o sea, con-
y ganan. virtiendo el final en otro de torre Blancas ganan
contra peón. Aparte el juego exacto
Duras Las blancas han perdido porque, de ambos adversarios, el desenlace
En la posición 128, el rey negro
Juegan las blancas al estar cortado el paso de su rey de la lucha depende de Ja proxi-
no tiene jugada útil y su torre que-
en la cuarta horizontal, no han po- midad del rey del bando fuerte al
da sujeta a la vigilancia del peón
cuarta. El rey negro está activo, dido apoyar el avance de su peón, peón.
blanco. Sólo el peón negro situado
mientras el rey blanco tiene el pase- que ha sido capturado por la torre en 5CR puede representar un peli-
cortado en la tercera horizontal, no adversaria. En la mayoría de los 127 gro para las blancas y éstas deben
pudiendo, por ello, apoyar el avance casos es, efectivamente, el avance alcanzarlo p a r a poder ganar. Sin em-
de su peón. del peón lo más. fuerte; pero en la bargo, el ataque p o r el camino di-
posición del diagrama 126, el tema recto no conduce a la m e t a :
1. P5T. de las blancas tenía que ser, en pri-
mer término, romper el férreo blo-
A primera Vista, una jugada muy queo mantenido por la torre enemi- 1. R3R, P6C; 2. R3A, P7C; 3. T7C,
n a t u r a l ; pero, después de ella, las ga. Una vez conseguido este objeti- P8C=D = .
blancas ya no pueden salvar la par- vo, si logran cambiar su torre por La victoria se obtiene de la si-
tida. La defensa exacta la indicare- el peón contrario, se llega a un final
guiente m a n e r a :
mos a continuación, después de ana- de torre contra peón que no puede
lizar la jugada 1. P5T. perderse porque el rey negro se en-
1. R3AÍ, T8C; 2. R2A! (o 2D).
cuentra muy alejado, en el otro lado
1... P7T; 2. T2C+, R6C. del tablero.
Aún no serviría 2. R3D, P6C; 3.
De acuerdo con la explicación pre- R3R, P7C, y se cambiaría un peón
Nada daría 2... T7D; 3. T1C, R7C; cedente, vamos a ver ahora el plan Negras juegan. Blancas ganan por el otro. Por ello, debe antes ex-
4. R 4 C = . defensivo exacto, a conducir en la pulsarse la torre negra de la prime-
forma siguiente: ra y segunda horizontales.
3. T3C + , R5T; 4. T1C, T5CD!
1. T2C + . En el diagrama 127 aparece Ja po-
sición de ¡as negras muy cuarteada 2... T4C; 3. R1D!
Una jugada fuerte. Las negras ame-
nazan 5... T8C; 6. T8C, T4C, ganan- Paradógicarnente, esta jugada que Por la mala situación de su rey:
do el peón blanco. a primera vista parece débil, es en 1. ... T5A (ante la amenaza R7R); Después de 3. R3D, T7C; 4. R3R,
realidad absolutamente lógica. Si 2. R7R, T 5 R + ; 3. R6A, T 5 A + ; 4. P6C; 5. R3A, P7C, y de nuevo serían
Si 5. P6T, sigue 5... T3C; 6. T4C + ,
las negras contestan 1... R6C, sigue R6R! (las negras están en zugzwang. tablas.
R6T; 7. T3C, T6C.
2. T3C + , R5T; 3. T2C. Si 1... R6A, No disponen de jugada buena. Por
ejemplo: 4... T 5 R + ; 5. R5A; o 4... 3. ... P6C.
5. T1AR, T8C; 6. T8A, T4C; 7. T4A+, puede continuarse 2. T2AR, T5T; 3.
R6T y las blancas abandonaron. La T3A + , R7D; 4. T2A + , R8R; 5. T2TD, R1T; 5. R7R, T 5 R + : 6. R6A, T 5 A + ;
O 3... T7C; 4. R1R, P6C; 5. R1A,
defensa no fue conducida de la ma- R8D; 6. P5T, R8A; 7. P6T, T2T; 8. 7. R6C); 4... R3T; 5. R7R, T 5 R + ; 6.
etcétera.
nera mejor y pudo reforzarse, pero R4C, R8C; 9. T x P (también es bue- R8A!, R2T (se amenazaba 7. R8C!);
no lo bastante, al parecer, p a r a evi- na 9. T2T, P7T; 10. P7T, T x P ; 11 7. T2T+, R3C; 8. R8C, T5AR; 9. 4. R2R, T 7 C + ; 5. R1A, T 7 A R + ;
tar la derrota. En lugar de 2. T2C + , T x T , P8T = D; 12. T 1 T + ) ; 9... T x T ; T2C+ ±. (Si 9. P8A=D, T x D ; 10.
era más fuerte 2. T1AR. 10. R5C = . RXT, R4A, tablas.) 6. R1C, T7CD; 7. T7C, P7C; 8. R2T.

92 9.3
Ahora las negras están en zugz- 1. T8C.
wang y pierden el peón. R4A; 19. P6A, T2A , ; 20. R6D, T3A+; Una maniobra oportuna, que fuer-
Esta jugada no es la mejor. Más 21. R7D, R4R; 22. P7A, T2A+; 23. za al rey enemigo a ocupar la sép-
exacta era 1. T7C!, como en seguida R6A. Tablas. tima horizontal y que proporciona,
8...T8C;9.RxP.
podremos comprobar. a consecuencia de ello, la liberación
130 del propio
Llegado este momento, la materia- También se podía jugar: 1. P4A, Stahlberg
lización de la victoria depende de si T7AR; 2. R4R, P7C; 3. T8C, etc.
el rey blanco puede encontrar pro- 2. R7A, P4A; 3. P6A, R2R; 4. T5C,
tección contra los jaques de la torre 1 . T7AR; 2. T8T+, R7C; 3. P3A. R3A?
contraria. El refugio está en la ca-
silla 8CD, resguardada verticalmente 3. P4A perdería por 3... T5A; 4. Un momento muy instructivo. Las
por el peón. El resto es sencillo. P5A, R6A; 5. P6A, P7C; 6. T8CR, T3A; negras alejan su rey del peón con-
Una vez alcanzada por el rey dicha 7. P7A, T3D+ ; 8. R4A, T3A+ ; 9. R3D, trario porque creen que, sacrifican-
casilla, la torre blanca decide, ma- T x P . Si la torre blanca se encontra- do por él su torre y apoyando su
niobrando de 7CR a 2CR, siguiendo se ahora en 7CR, seguiría 10. TxT, peón hacia la casilla de transfor-
a 2D o 2TD. P8C=D; 11. T7A+, R6C; 12., T7C + . mación, conseguirán tablas. En si-
Ahora se comprende por qué había tuaciones como la que se ha presen-
Trasladando todas las piezas una tado, hay que calcular cuidadosa-
vertical hacia la izquierda (posición de jugarse 1. T7C! en lugar de* 1. mente la casilla en que el rey del
128a: R4AD, T7CR, P7TD; R1AD, T7 T8C. bando débil ha de colocarse. Recor-
TD, P5AR), las blancas pueden lle- demos que, en el diagrama 4, la ju-
gar a capturar el peón negro de la 3... T5A; 4. R3R, T5CR; 5. T8T? gada 3... R5C? de Bogoljubow condu-
manera que ya hemos visto, pero no jo a la derrota. Aquí cometió Stahl-
ganarían porque no encontraría cu- Un error de importancia. Con 5 berg un error análogo. En lugar de
bierta o protección, al no serle po- T7T, R8C; 6. R3A, P7C; 7. R2R!, las En la partida Nesmetdinow-Stahl- 4. R3A, se podían lograr tablas con
sible colocarse al- abrigo de su pro- blancas igualan. Por ejemplo: 7... berg (Bucarest, 1954), se produjo un 4... P5A!, y la eventual continuación
pio peón. T5R+; 8. R3D, R7A; 9. T7A+, R8R; interesante final. La superioridad del 5. R7C (o 5. T5AR, T5R; 6. R6C,
10. T7CR =. Hay otras réplicas por blanco en el diagrama 130 es eviden- T5C+ ; 7. R5A, T8C; 8. TxP, R1D = ) ;
129 parte del negro que tampoco sirven te, pues tiene la torre en posición 5... R3D!; 6. T5AR, T2R+; 7. R6C,
Salgln para ganar. activa y un peón libre bastante ade- T8R; 8. T6A+, R4R; 9. P7A, T8C+;
lantado. Contrariamente, las negras 10. R7T, T8AD, etc.
5. . T5AD; 6. R3D, T5TR; 7. T8CR. ven a su rey cortado en la banda,
con el peón todavía en su casilla de 5. R7C.
7. R3R no salvaría por 7... R8T!; origen. No obstante, las negras pue-
8. T8CR, P7C; 9. R2A, T7T; 10. R3R. den salvarse si juegan la defensa También gana 5. R7D, T2R+; 6.
P8C=D+; 11. T x D + , R x T ; 12. R4D, exactamente. R8D, T8R; 7. P7A, T8D+; 8. R8R,
R7A; 13. P4A. R6A; 14. P5A, R5A. T8AD; 9. R7D, R4C; 10. R6D!, con
1. T7C. la amenaza T5A.
7 R7T?
La continuación 1. R6C, T8R< 2. 5. R4C; 6. P7A, T1R; 7. R6A!,
Otro error, compensatorio. Gana- P6A, T8C+; 3. R7A, R2R; 4. R8A+ T1AD; 8. T8C, T x P + ; 9. RxT, R5A.
ba 7... R7A, que no permite la apro- (o 4. T5T, T8AD=), R3D; 5. P7A,
ximación del rey blanco al peón ne- P4A; 6. R8D, T8AD; 7. P8A=D, Tx O 9... P5A; 10. T8AR, R5C; 11.
gro. A 8. T8A+ sigue 8... R8C; 9. D+; 8. RxT, R4R no tendría éxito. R6D, P6A; 12. R5R, R6C; 13. R4R,
Boleslawski T8CR, P7C; 10. R2R, y decide 10. . Las tablas son inevitables. P7A; 14. R3R.
R8T!; 11. R8A, T7T, etc.
1 T3R+. 10. R6D. Las negras abandonaron.
En el diagrama 129 se reproduce 8. R3R, P7C; 9. R2A, T5A+; 10.
una posición de final de partida Bo- R3R, T8A; 11. T7C, P8C=D+; 12
leslawski-Saigin (Minsk, 1952). Las TxD, RxT; 13. P4A, R7C.
piezas negras están activas. Para in-
tentar igualar las posibilidades, las El final ya ha tomado un cariz
blancas han de colocar mejor su to- de tablas. Todavía prosiguió con
rre y luego procurar el avance del 14. R4R, R6C; 15. P5A, R5C; 16. R5R,
peón. T4A;+; 17. R6D, T3A+; 18. R7D,

94 95
CAPÍTULO XI

TORRE Y DOS PEONES CONTRA TORRE -Y UN PEÓN

Es muy frecuente que los finales El estudio de ¡os finales de torre


de torre con numerosos peones de- y dos peones contra torre y un peón
riven hacia los del tipo enunciado es no menos importante que los que
en este capítulo, especialmente si hemos visto hasta ahora y presenta
uno de los bandos posee la ventaja idénticas o superiores dificultades.
de un peón, ganado en el transcurso Tan sólo una apreciación exacta de
de la partida. Es lógico y natural la posición permite encontrar el me-
que, en ocasiones, el bando superior jor camino a seguir y resolver situa-
intente el cambio de material, redu- ciones muy complicadas.
ciendo o simplificando la posición, En la literatura ajedrecística el
para hacer valer con menor riesgo anartado de los finales de torre y
su ventaja. Por ello, esta clase de dos peones contra torre y un peón
finales se presenta a menudo en las apenas ha sido considerado hasta
competiciones y tiene un interés ahora. Aquí vamos a hacerlo con
eminentemente práctico. Como ya cierta extensión.
hemos visto en capítulos anteriores, Si los peones están enfrentados y
en los finales de torre y peón contra el bando fuerte no tiene peón libre,
torre no siempre gana el bando fuer- el resultado suele ser de empate.
te. Si cada parte tiene un peón más,
la lucha se complica porque tanto La continuación podría ser, en el
en el ataque como en la defensa se diagrama 131: 1. T6TR, T5T; 2. T7T+,
dispone de nuevos elementos. Por R3A; 3. T6T+, R2A; 4. T6R, T5C;
ejemplo, el bando fuerte puede con- 5. R5C, T5T; 6. P5R,-T4T. Tablas. La
vertir el fina! en otro de dos peones trabazón de los peones contrarios es
unidos y avanzados contra torre, y un buen procedimiento defensivoj
la defensa, en un final de torre con- También es tablas si las negras, en
tra un peón muy avanzado. Tam- la posición 131a (R5CR, T4D, P6R,
bién, a veces, termina felizmente P5AR; R2CR, T2TD, P2R) juegan
Para la defensa la transposición a 1... T8T!; 2. T4CR. T8CD (igualmen-
un final de torre y dos peones contra te buena es 2... T8AR); 3. R4A + ,
torre, como quedó analizado en los RÍA, etc. Sin embargo, si el rey ne-
eapítulos 8 y 9. gro está confinado en la banda, y el

97
4 TEORÍA FINALES TORRE
131 fundamentada en las siguientes va- En la posición del diagrama 132, 133
riantes : el rey negro tiene cortado el paso
hacia su peón, lo que dificulta la
1. R5C, T4A. defensa.

O 1... T2T; 2. P5A, T2A; 3. P6A+, 1. P5C!


R 2 D ; 4 . R6T.
Una fuerte jugada, que deja paso
2. T7C+, R3R; 3. P5A+, R x P ; 4. ni rey blanco hacia la casilla 5TR.
T 7 R + , R3D; 5. T x P . Además, dificulta el avance del peón
negro. Flojo es 1. T7A, T7C +•; 2.
Y estamos en una posición gana- RÍA, T 8 C + ; 3. R2R, P3T (también
dora de las' del tipo del diagrama 39. 3... T8CR; 4. P5C, P3T; 5. P x P , T3C;
6. P7T, T6TR conduce a tablas); 4.
I... T8A; 2. T7C+, R1R; 3. P5A, T6A, T3TR =, lo mismo que 1.
T8TR; 4. T8C+, R2R; 5. P6A+, R2D; T6TR, R5A; 2. P5C, T2C =.
Tablas 6. T8AR, T2T; 7. R4C, R2A; 8. T8R, Juegan negras. Ganan blancas
seguido de 9. T7R y 10. P6R. 1 P4T.
par de peones ha alcanzado la quinta
horizontal, las probabilidades de ven- ¡A pesar de todo, hay u n a defensa La continuación í... T2C; 2. R3C, 2.. T2C; 3. R3C, R4R; 4. T6CR,
cer son grandes. En la posición de para las negras! P4T (forzada, caso contrario sigue R4A; 5. T5C+.
Chéron (131b: R5AR, T7TD, P5D, R4C-5T-6T, y después T8A-8TR); 3.
P5R; R1R, T1CD, P2R) ganan las I... T4A;2. T 7 C + , R 1 A ! P x P , lleva a una inversión de ju- No 5. P5T, porque esta casilla tie-
blancas. Se amenaza: 1. R6R; en caso gadas. ne que. dejarse libre para el rey
de I... T3C; 2. P6R, con u n a conocida Ahora no valdría 3. R6T, por 3... blanco.
posición ganadora. No valdría 1... T3A+; 4. R7T, P3A! 2. T6TR?
T3C; 2. P6R, R1D (si 2... R1A, decide 5. R3A; 6. R4C, T2TD; 7. R5T,
3. R6C, T I C ; 4. P6D!, y si 2... T1C, 3. P5A!, T x P ; 4. R6A, T8R; 5. Si la posición del rey blanco fuera T2AR.
ya se puede hacer en seguida 3. T x P + , R1C; 6. T7TD. más fuerte, con la conquista del peón
P6D!) 3, T 8 T + , R7A; 4. T8R, R3D; negro la victoria estaría garantizada. Si no, 8- T6C + , R4A; 9 T7C.
5. T8D+, R4A; 6. R6C, T8C; 7. R7A, O 6. T7C + , R1T; 7. T7C, T1AR = . Pero aquí lo exacto era 2. P x P (véa-
T2C; 8. T7D. se el siguiente diagrama 133). 8. T6C + , R2R; 9. T7C, R1A; 10.
6... T8AR; 7. R6R, T7A. R6C, T5A.
131 A 2. . T 7 C + ; 3 . R3C.
Las negras han alcanzado una po- O 10.. T8A; 11. P7T, T 8 C + ; 12.
sición de tablas. O 3. R1A, R6A; 4. R1R, R5C. R6T.

132 3 T 6 C + : 4. R2A, T 7 C + ; 5. R1R, 11. T7TD!


Kopalew R6R.
No 11. P7T, T 5 C + ; 12. R6A, T5A+.
Para tablas, es todavía más decisi- Tablas.
va 5... T7TR; 6, T x P , R6R = .
11... T 5 C + ; 12. R5T, T5C; 13. P7T,
6. R1D, R6D; 7. R1A, T7TR; 8. T 4 C + ; 14. R4C, T 5 C + ; 15. R3C, T6
T x P , R6A: 9. R1D, R6D; 10. R1R, C + ; 16. R2A, y ganan.
R6R; 11. R1A, R6A; 12. R1C, T 7 C + ;
13. R1T, R7A!, y las negras dan ja- En el diagrama 134 el rey blanco
que perpetuo en las casillas 8CR-
está cortado de su peón, y las ne-
7CR y 6CR. Malo sería 13... R6C,
Juegan blancas Por 14. P6C!, T7TD; 15. T5C+, R x P ; gras amenazan T6A. Si las blancas
16. P7C, y ganan. cubrieran esta amenaza con 1. T3T?,
después de 1... P5T!; 2. P x P , R4T
Una de las partidas del torneo en
Memoria de Alekhine quedó aplaza- y 3... R x P ; o 2. T3C, P x P ; 3. T x P ,
Consideremos de nuevo la posición R4C, con grave riesgo de perder.
da en la posición del diagrama 131A. 132, pero después de la segunda ju-
Las blancas obtuvieron la victoria, Furman La defensa exacta consiste en 1.
gada 2. P x P (diagrama 133). T5CD, T6A; 2. T6C+, persiguiendo
98
99
134 2. T7A! todas las piezas una horizontal más R6T, T4CD!; 7. T7A, R x T + ; 8. R x T ,
atrás, tendremos la posición del dia- R2C=.
También es bastante p a r a ganar grama 137.
2, PTC, T1R; 3. R4A, T1D; 4. T7A; 137 Trasladando todas las piezas una
pero no 4. T5TR?, T 5 D + ; 5. R3A, fila m á s adelante (posición 138a:
T5AR+ y tablas. R4CD, T6AD, P4TD, P5CD; R2D, T1
CD, P3CD), las blancas ganarían des-
2 . . . T1T; 3. T X P , T4T + ; 4. R4C, pués de 1. P5T, P x P + ; 2. R x P .
T8T; 5. T7C, R1A; 6. T7TR, T 8 C + ;
7. R5A, T 8 A + ; 8. R5R, y ganan. 139
Nei
B. Juegan las negras

1... T8R; 2. T8A+, R2T; 3. T8AR,


T 8 A + ; 4. R5R, T 8 R + ; 5. R6D, R3C;
Tablas 6. T 8 C + , R4A; 7. T7C, T7R; 8, R7D,
T4R, y tablas.
con jaques al rey negro hasta que
se desplace al ala de d a m a , y des- 136 Tablas
pués atacar el peón TR, ganándolo,
y consiguiendo tablas fácilmente. Aquí el rey negro tiene m á s espa-
cio. Después de 1. T5T, R3T!, no se
135 ve cómo las blancas pueden refor-
zar su posición. Si 1. T1T, sigue 1...
T 8 A + ; 2 . R3R, T 6 A + : 3 . R2R,
R3C y tablas. Rosenfeld
138
En una partida del campeonato de
Estonia 1955, se llegó a la posición
del diagrama 139.
Las negras deben ganar, porque
el rey blanco se encuentra muy
alejado de su peón en 4TR. Como
Blancas ganan
las negras amenazan 1... T5R, la pri-
mera jugada de las blancas es prác-
En el diagrama 136 las blancas ga- ticamente forzada.
nan, aunque no tengan ningún peón
Blancas juegan y ganan libre, porque las negras quedan zugz- 1. R3D!, T3CR.
wang.
Negras juegan y hacen tablas
Con la amenaza 2... T5C. Es insu-
1. T6T!, T 2 A + ; 2. T6A, T2CR; 3. ficiente 1... P4C; 2. T 5 T + , R5C; 3.
L.a posición 135 enseña el riesgo T8A! O 1... R3T; 2. T 6 T + , R2T; 3. T x P + (3. P x P , P5T); 3... R x P ; 4 .
que se corre si el contrajuego em- T6R, T I C ; 4. T 7 R + , R3T; 5. T7AR. Tablas
T8C, R6T; 5. T7C, P5T; 6. R2D, R7T;
pieza demasiado tarde. O 1... T I C ; 2. T 7 T + , R3T; 3. T7AR. 7. T8C, y tablas, porque la torre ne-
El lector sólo p o d r á enjuiciar exac- gra no puede acudir a tiempo a la
Si en el diagrama 136 se coloca el tamente el ejemplo 138, si ha anali- línea CR. La preparación del avance
A. Juegan las blancas rey negro en 2R (posición 136a: R5 zado y comprendido bien el tema del PC con 1... T4R, nos llevaría a
AR, T3TD, P3AR, P4CR; R2R, T2CR, del capítulo VI, que se refiere al la posición de tablas del diagrama
1. P6C, T1AR. P4CR), también pierden las negras. corte de paso al rey en horizontal. 85, después de 2. T1T, P4C; 3. T1A+,
Por ejemplo: 1... T I C ; 2. T7T+, R5C; 4. P x P , R x P ; 5. R2D, P5T;
Se amenazaba 2. p x P , R x P ; 3. R3D; 3. T7AR, R4D; 4. T6A, R5D; 5. 1 . P4T, P x P + ; 2 . R x P , T 1 T + ; 3 . 6. T1R!
T7A+, R1A; 4. R6C, con posición P4A, P x P ; 6. R x P , y blancas ganan T5T, T1TR; 4. T7T, R3A; 5. R5T,
análoga a la del diagrama 13. (véase el ejemplo 55b). Trasladando T 4 T + (también sirve 5... T1CD); 6. 2. T1T, T6C+.

100 101
7 R8C, T1A+; 8. R7A, T4A; 9. P6T, A la posición del diagrama 141 se
Gana también 2... T7C!; 3. R3R, como ya se ha indicado, y también T2A+; 10. R8C, T1A+; 11. R7T, llegó en una partida del campeonato
R5C; 4. T1TR, P3C; 5. R4R, T 7 R + ; 12... P3C; 13. R6A, T x P ; 14. T1C + , T2A+; 12. T7C, P6C; 13. R8T!, y de la Unión Deportiva Médica, del
6. R3D, R6A; 7. TiTD, T7C; 8. T1A+, R7T; 15. T x P , T5CR, etc. ganan. año 1953. En su desenlace tiene de-
R6C; 9. T1TR, R7A, continuando con
10... T5C y 11... R7C. cisiva influencia la desfavorable si-
13. T1T, T x P ? 4. R x P , T x T ; 5. R x T , P5C; 6. tuación del rey negro. Cambiando
3. R2R, R5C; 4. T1TR, T7C+. P6T, y ganan. la posición de los reyes, sería clara-
Aún era tiempo p a r a reencontrar
mente tablas.
el camino de la victoria, volviendo Un inmediato contrajuego, tam-
La continuación 4... P3C; 5. R2A?, con el rey a 6CR. 1. R6C, P4A.
T6T; 6. TIC-f, es ventajosa p a r a las poco salvaría a las negras.
negras; pero si las blancas contesta- 14. T2T+, R6C; 15. T3T + , R5C; 16. Se amenazaba 2. T4AR!
sen exactamente con 5. T2T!, T6T; 1. . P5C; 2. R x P , P6C.
T7T!
6. T7C + , R4A; 7. T2A + , R4R; 8. 2. T5T, R5R.
T2CR, R3A; 9. T2A + , R2C; 10. En caso de 2... T3A + , entonces 3.
Aquí estaba el detalle. Si 16... P3C R7T!, R1C; 4. T4A, PóC; 5. T4CR,
T5A, no se lograría nada positivo. 0 2 . . R3R; 3. P3T, P5A; 4. P4C,
o P4C; 17. R6A!, y tablas. Y si jue- T6A; 6. R6C, y el rey va, en caso P6A; 5. T5AR. No valdría tampoco
ga el rey a 6A o a 6T, siguen los de recibir jaques, hasta la casilla
5. R3R, R6C; 6. R4R, R7A! 3... T6A en lugar de 3... P5A, por 4.
jaques, 16... R6A; 17. T 3 T + , RSC; 4TR. P4C!, P x P ; 5. P x P , T3A+; 6. R5C,
18. T7T, T8T; 19. T x P + . Tablas. TSA; 7. T6T + , R2R; 8. T7T+, R3R;
El plan de las negras es claro.
Primero, situar la torre en 5CR, y 3. T7CR, T6A; 4. T4C. 9. R 5 T ± .
después atacar el peón blanco con 140
el rey, p a r a capturarlo. Si 4. R5C, ya no se ganaría por 3. P3T, T6A; 4. T5C, P5A; 5. P x P ,
4... P7C; 5. R4T, T5A+; 6. R3T, T4A; T x P T ; 6. P5A, R4R; 7. P6A+, R3R;
7. R5A, T5C; 8. T1T!, R6C. 7. R4T, T5A+. 8. T1C, y negras abandonaron.

Hacemos observar que la situa- 4... R2C; 5. R5C! 142


ción del rey en 5A defiende indirec-
tamente el peón TR. Si 8... T x P ; Si ahora las negras dan jaque con
9. T 2 T + , y después de a p a r t a r al la torre, el rey va hacia 4T, y el
rey negro con jaques, la t o r r e ataca peón negro está perdido.
y gana el peón negro atrasado en la El avance del peón blanco decide
columna CR. la victoria.
En los siguientes ejemplos se pre-
9. T1T, R7C. senta la lucha del p a r de peones
de torre y caballo p o r las blancas,
Transformando ahora este final en contra el colindante de alfil de las
otro de torre y peón contra torre, Juegan negras. Ganan blancas negras.
jugando 9... T x P , se ganaría, des- 141
pués de 10, T1C+, R6A; 11. T x P , En el diagrama 140 las negras tie-
T5A+; 12. R5R, P5T. El rey del ban- nen una superioridad material, pero
do débil tiene cortado el paso hori- las piezas blancas están magnífica- Tablas
zontalmente, como en el ejemplo 83. mente situadas, mientras el rey ne-
gro está í u e r a de juego y cortado Diag.142:
10. T1T, R6T; 11. T1T+, R6C. en la octava horizontal. Las blancas 1.P6T, T4AD; 2. T7C+, R1A (malo
ganan de una m a n e r a singular. es 2... R1T, por 3. T7AR, T3A; 4.
Las negras han maniobrado para R5A); 3. T6C (o 3... R3C, T8A!);
ganar a base de esta posición de I... T3A+; 2. R7T, R1C; 3. T7CR, R2A; 4. P7T, T1A; 5. T6T, R2C; 6.
zugzwang. A una jugada de rey, si- T2A. T1T, TITD =.
gue 12... R7C y 13... T x P ; y si juega
la torre, es claro que 12. R x P . Si 3... T3D, podría seguir 4. T6C, Diag.143:
R2A; 5. R x P , P5C; 6. R7T, T 2 D + ; 1. P6T, T4AD; 2. T7C+, R1T (más
12. R5R!, R7C. 7. R8C, T 1 D + ; 8. R7A!, T 2 D + ; 9. difícil es la defensa después de 2...
R6R, T2T; 10. P6T, R3A; 11. R5A y RÍA; 3. T6C, R2A; 4. P7T, T8A; 5.
Pero se les escapa una fineza po- ganan. A 3... RÍA, vendría 4. T6C, Blancas ganan P8T = C + , R1A; 6. T x P + . R 2 C = ;
sicional. Todavía ganaba 12... T x P , R2C; 5. R x P , P5C; 6. R7T, T2A+;
103
102
143 T7D+, R3A; 14. T6D+, R2C; 15. R3C. 2. T7TR, T3T; 3. R5T, T6T; 4. R4T, Las negras contestaron:
Tablas. T3T; 5. P4C, R1C; 6. T7CD, T3CR;
Es digno de hacerse notar que 7. R5T! 1... P 4 A + ; 2. R3C, T 8 C + ; 3. R3T.
1... R3A! es la única jugada. Des-
pués de 1... R1C; 2. R5T, T3C; 3. Pero no 7. P5A, por 7... T4C =. Las Si 3. R3A, entonces 3... T5C.
T7T!, las negras no tienen defensa blancas ganarán con 8. P5A; 9. T7R;
contra 4. T6R. y 10. T6R. 3... T 8 T D ! ; 4 . T8C.
Esta variante demuestra que el
confinamiento del rey en la octava B. O 4. T3C, R4T; 5. T4C, T 6 T + ; 6.
horizontal, juega un importante pa- R2C, T6R, seguido de 7... T5R.
pel. Muy instructivos son también 1... T6T!
los ejemplos siguientes: 4... T 6 T + ; 5. R2Tf R4T; 6. T 8 T + ,
1... R1C perdería por 2. T7R, T6T; R5C; 7. T6T, T3T; 8. R2C, P5A; 9.
Posición 144a: R6R, T6D, P4CR, 3. P4C, T5T; 4. T4R, T3T; 5. T6R. R2A, P6A; 10. R3R, R6C.
P5AR; R2CR, T2TD, P3TR. Blancas 2. P4C.
juegan. Tablas. 1. T7D + , T X T ; 2. Blancas abandonaron.
Tablas R x T , R3A; 3. R8R, P4T, tablas; o A 2. R4C, sigue 2... R1C;" 3. R4T,
1. P6A+, R3C =; o 1. T6C, T2AD; 2. T6AR!, que impide P4C; pero si 3. Lo que hace que las blancas pier-
o 5. T x P, R2C); 3. T7AR, T3A; 4. T8C, T 3 A + ; 3. R7R, T 2 A + ; 4. R8R, P5A, se contesta 3... T4T.
R3C (o 4. R5T, R1C; 5. T7C + , dan es que el rey negro llegue a
T2AR. deslizarse hasta la casilla 4TR., Con
R1T = ); 4 . . . R1C; 5. T7C + , R1T; 2. T3T; 3. T7D, T3CD; 4. R5R,
6. R4A (6. T7TD, R1C!; 7. R4A, I. T8T! hubieran podido impedirlo,
Posición 144b: R5R, T7D, P4CR, T3CR!; 5. P5C, P x P ; 6. P5A, T2C, y obtener las tablas.
T4A = ) ; 6... T5A + ; 7. R5A, P5AR; R1CR, T3TD, P3TR. Negras y tablas.
T4A + ; 8. R6C!, T3A! y tablas. juegan, Tablas. 1... T5T; 2. R6R (2 146 Vamos ahora a comentar posicio-
T4D, T2T); 2... T 5 R + ! ; 3. R6A, T x P ; Wagner
144 nes de dos peones libres unidos,
4. T8D+, R2T; 5. R6Rf T5TD =.
contra un peón también libre.
145
147
Lasker

Tablas Gruenfeld

La posición del diagrama 144 se Blancas juegan y ganan En el diagrama 146 se reproduce
produjo en una partida Keres-Smys- Wa posición de la partida Gruen-
low, del XVII Campeonato ruso, con Negras juegan y hacen tablas Steinitz
reld-Wagner (Breslau, 1925). En este
los colores cambiados. El peón de ejemplo se demuestra la importan-
ventaja no es bastante p a r a ganar. A.
cia que tiene una casilla de escape Reproducimos en el diagrama 147
Se jugó: 1. T7A+, R3A; 2. T6A+ 1. R4C!, T6T. Para el rey, como ya se mencionó
(o 2. T7TR, T 8 T + ; 3. R3C, T 8 C + ; una posición de la partida Steinitz-
ai comentar los finales de torre v Lasker, del macht p a r a el campeo-
4. R3A, T8TR); 2... R2C; 3. T6C+, Si 1... T3C+, continuaría 2. R4T, Peón contra torre.
R2T; 4. T6R, R2C; 5. R3C, T8AR; nato mundial, Nueva York, 1894.
T3AR (2... R1C; 3. P4C y R5T); 3. También aquí el peón negro debía
6. T7R+, R3A; 7. T7TR, T8TR; 8. R5T, R1C; 4. T5C, R2C; 5. P5A, R2T; Las blancas j u g a r o n :
R2C, T5T; 9. R3A, T8T; 10. T8T, R2C; salvar la p a r t i d a ; con mayor moti-
6. P4C, R2C; 7. T7C+, R1C; 8. T7R, vo, estando los peones blancos blo-
11. T8D, T8A+; 12. R2C, T5A; 13. con la amenaza 9. T6R. 1. T7C? queados.
104
105
A una situación análoga se pudo R2A; 6. P4A, T7CD; 7. P5A, T7C+;
1. R4D, T5T + . 5. R6C, T8AR; 6. T 2 R + , R3D; 7. llegar en la posición del diagrama 8. R4A, T7A+; 9. R4R, T7R+; 10.
T2CR, T x P ; 8 . R x P , R 4 R + . 150 (Lówenfisch-Tschechower, Lenin- R3A, T7CD; II. T7T+, RÍA; 12.
Más lógico era 1... T1AR, prepa- grado, 1950). La partida prosiguió PéC, R1R; 13. R4A, T7AD; 14. P6A,
rando el avance del peón, sin aban- 149 con 1... R2R; 2. P6C, R2D; 3. T7A+, y ganan.
donar la torre la octava horizontal. R1D; 4. P5T, P5R; 5. T6A!, R2D; 6.
Por ejemplo: 2. T5R, P5C! (no 2... P7C, T1A; 7. T2A, P6R; 8. P6T, y las Pero lo exacto es. I... T8T; 2.
T5A, por 3. R3D!); 3. T3C, P6C; 4. negras abandonaron. R4A, P7T; 3. T4T, R3A; 4. T6T+,
T x P , T5A+; 5. R3D, T4A! (no 5... R2C; 5. P5C, R2A, y las blancas no
R x P ; 6. P7R, T 5 D + ; 7. R2R, T5R+ ; Conducía a una posición nivelada disponen ya de jugada útil para
8. T3R). 1 .. P5R!; 2. P6C, T8A; 3. P5T, P6R; ganar. Si 6. R5A, entonces 6... T8AR;
4. T2A, R3A!; 5. R7T, R2A, o bien 7. T7T+, R1C; 8. T x P , T x P + = . Las
2. R3D.T6T+? 5. T6A+, R2R; 6. P7C, T8CD; 7. T6 negras alcanzan tablas porque los
CD, T x T ; 8. P x T , P7R; 9. P8C=D, peones blancos no se pueden ade-
La precisa era 2... T1T; 3. R4R, con tablas probables. lantar. En la posición 151a (R4CR,
T U R ; 4. T1CR, T 5 A + ; 5. R3R, T4A!; Cuando los peones libres y unidos T4AD, P4AR, P5CR; R2CR, T7TD,
o 4. R4D, T5A+; 5. T4R, TÍA; 6. no están bloqueados p o r el rey, y P6TD) pierden las negras: 1... T8T;
T4C, T4A! = . además la torre propia contiene al 2. R5A, P7T; 3. T4T, R2A; 4. T7TH-,
peón enemigo, el p a r de peones debe R1A; 5. R6A. No hay tiempo p a r a
3. R4R, P5C; 4. R5A!, T1T; 5. P7R, Tablas bastar para hacerse con la victoria. jugar 5. T8AR por la amenaza de
T1R; 6. R6A, P6C; 7. R7A, R2D; 8. Tan sólo si el peón del bando débil mate, y si 5... R1R; 6. P5A.
P6D!, P7C; 9, T1CR. Negras abando- En la posición del diagrama 149 se está próximo a la casilla de trans- Si uno de los peones unidos está
naron. manifiesta que, a menudo, aun con formación pueden existir posibilida- en la segunda horizontal, la situa-
los dos peones de torre y caballo des de salvación. ción de la torre negra en 8T y el peón
148
libres y unidos, no se puede forzar en 7T es prácticamente inoperante.
Grigoriew la victoria si el bando débil tiene 151
también un peón libre y apoyado. 152
1. P6C, R5A (se amenazaba 2. T5T+
y 3. T5CD); 2. P5T, T 7 C + ; 3. R1R,
P5T; 4. T7T, P6T; 5. T7T, P7T; 6.
T x P (si 6 R1D, sigue 6... R6C!);
6... T x T ; 7. ,P7C, R6R, y las blancas
se tienen que conformar con las ta-
blas. O 1. T6D, T 7 C + ; 2. R3R, P5T;
3. R3D, T7TD; 4. T5D+, R3A; 5.
T4D, T 6 T + ; 6. R2A, P6T =.

150
Tschechower

Tablas
Negras juegan
Blancas ganan
Ejemplo 148:
En la posición 151 las negras han Ejemplo 152:
1. R6C, P5T; 2. P5A, T8T; 3. P6A, de buscar la contrachance procu-
P6T; 4. T x P , P7T; 5. P7A, T8CR; rando que su peón llegue hasta 7T. Blancas j u e g a n : 1. P4T, R3C; 2.
6. T x T , P x T = D + ; 7. R7T =. Pero aquí hay un problema a resol- R4C, R3A; 3. T6T+, R2A, 4. R5C.
ver. En dónde estará colocada la Las blancas siguen avanzando tran-
O 3... T8AR; 4. P7A, T x P ; 5. R x T , torre: en la primera o en la segunda quilamente el rey y el peón de t o r r e ;
R4D; 6. R6C, R5R; 7. R5C, R6A; 8. horizontal. En el segundo caso ten- la torre negra no puede jugar porque
dría más espacio, pero no bastaría
T2TD, P6T; 9. T3T+, R7A; 10. T2T + .
Tablas. Para salvar el final. La continuación
Podría ser: 1... T7R; 2. T4T, P7T;
3
s e . perdería el P7TD sin ninguna
compensación. Muy diferente es si
la torre ocupa la segunda fila, con
Insuficiente sería 1. R5C?, P5T; 2. Lowenfisch - T6T, R2A; 4. P5C, R2C; 5. R4C, plena efectividad.
P5A, T8T; 3. P6A, R3D; 4. P7A, R2R; Juegan negras
107
106
155 156
153 154 Reti Aronin
Alekhine Tolush

Rudakowski Kostic Kortschnoi


Rechewsky
Juegan negras Juegan negras Ganan blancas
La posición 153 se produjo en u n a
partida Rechewsky-Alekhine (torneo Un error. Conducía a tablas 2. e m p r e n d e r el ataque lateral, y aban-
AVRO, 1938i. Se continuó con 1. P4C, La posición 154 se ha tomado de la T5C+, R5T; 3. T4C!, R6T; 4. T x P , donaron algunas jugadas m á s tarde.
R3A! partida Rudakowski - Tolush (XIV T8D+; 5. TÍA, T x T ; 6. R x T , R7T;
campeonato ruso). Jugando con exac- 7. P7C, P 7 G + ; 8. R2R, P 8 C = D ; 9. 157
Contrariamente, perdería 1... R3R; titud, las negras no pueden perder, P8C=D + .
porque el rey blanco tiene cortado Smysiow
2 R3C, R3A; 3, P3T, R3C; 4, R4T.
y los peones van avanzando prote- el paso. No han de permitir el avan-
ce de los peones blancos en forma- 2 P6A; 3. T1C.
gidos y protegiendo a su rey.
ción cerrada. Por ejemplo: 1... R2C
2. R3C. (no 1... R3A?; 2. P5T seguido de 3. Si Reti hubiera jugado 1... R4A,
P5C); 2. T6C, R2T; 3. P5T (3. RÍA, ahora 3. T4A+ permitiría al blanco
A 2. P5C seguiría 2... T4C =. T 7 T R = ) . Ahora pueden las negras salvarse.
aprovechar la oportunidad p a r a co-
2... R3C; 3. T8T, R4C; 4. P3T. locar el rey en cuña entre los peo- 3... T 7 C + ; 4. R1A, T7TR!; 5. T5C+.
n e s : 3... T7AD; 4. T x P , T5A; 5. T3C,
Si 4. P5C, sigue 4... R5C!, con la R3T; 6, R2C, R4C. Se ha llegado a Si 5. R1C, entonces 5... P 7 A + ; 6.
amenaza 5... T6C+ y 6... T6TD. una conocida posición de tablas. R1A, T 8 T + ; 7. R2R, T x T .
4... R5C; 5. R4A. 5 R5C; 6. R1R, T 7 R + ; 7. R1D,
En el diagrama 155 se reproduce
una posición de la partida Kostic P7C. Blancas abandonaron.
5. R4T obstruiría el camino del
peón TR. Podría seguir 5... R6C; Reti, del torneo de Gotemburgo, Botwlnnik
1920. En el diagrama 156 se reproduce
6. P5C. T8C; 7, R5T, P 8 T = D ; 8. T x D , la posición de final de u n a partida Juegan negras
T x T ; 9. P6C, R5A; 10. P7C, T8CR; En el capítulo II, posición 13, ya
vimos p o r primera vez el efecto que Kortschnoi-Aronin, del XX Campeo-
11. R6T, R4D; 12. R7T, R3R = . nato ruso. La partida prosiguió así: El diagrama 157 corresponde a una
ejercen rey, torre y peón, contra el
rey contrario acorralado en la ban- 1. R4C, T8T; 2. R5T, T6T; 3. P5A!, posición de una partida Botwinnik-
5... T7AD! T8T ( t a m p o c o serviría 3... R4R; 4. Srnyslow (Moscú, 1948). El peón li-
da. También en el diagrama 125 ana-
lizamos una posición ganadora del T5A+, R3D; 5. P6AÍ, R3R; 6. T5A, bre de las negras resultó suficiente
Ahora se amenaza la interclusión R2A; 7. P4A; caso de 8... R2R, enton-
6... T5A+; 7. R5A (o 3A, T 6 A + ) ; 7... mismo tipo. En el presente ejemplo, p a r a conseguir el empate.
el rey del bando fuerte no toma par- ces 4. T6A, seguido de 5. P6A+, con
T4A+ y 8... T4T. Para evitar lo peor,
las blancas tienen que apresurarse te en la maniobra envolvente; sus el consiguiente avance del peón AD); 1. . R4A; 2, P4C+, R3A; 3. T6C+,
a forzar las tablas. funciones se limitan a apoyar el 4. T x P , TSAR; 5. R6C, T6A; 6. T4AD, R2A; 4. T7C+, R3C; 5. T4C, R3A;
avance de sus peones. TxPAR; 7. T4D+, R2R; 8. P4A; ai 6. T6C+, R2A; 7. T 7 C + , R3C; 8. T7
6. T8C + , R6A; 7. T8TD, R5C. Ta- coincidir el rey y !a torre en el mis- TD, P5R!; 9. T 6 T + , R2A; 10. P5C,
blas. 1... R4C!; 2. P7C? mo flanco, las negras no pudieron P6R; 11. R3C, P 7 R + ; 12. R2A, T6R

108 109
(también conduce a tablas 12... T7T; R2C!, T6CR; 3. T4C, R4D; 4. P5T, En el diagrama 160, las blancas 162
13. P5T, R2C; 14. T8T, R2T; 15. P6T, R4A; 5. T4T, R4C; 6. P6T!, R x T ; 7. no pueden ganar. Por ejemplo: I...
R2C; 16. P7T, R2T; 17. P6C+, R2C; P7T, T 6 C + ; 8. R2A ±. T5T; 2. R5A, R2C; 3. R5C, R2T; 4.
18. R1R, T 4 T = ) ; 13. R1R, R2C; 14. R6A, T4T; o 1... T5T; 2. T8R, T x P ;
P5T, T4R; 15. T7T+, R3C; 16. T8T, 159 3. T 7 R + , T x T ; 4. R x T , R3C; 5.
R2C; 17. P6C, R x P ; 18. P6T, R2C; R6R, R2C; 6. R5A, R2A; 7. R x P ,
19. T 7 T + , R3C; 20. T7CD, T4TD; 21.
T6C + , R2A; 22. R x P , R2R. Tablas.
161
Vamos a considerar ahora algunas
posiciones, en las cuales cada bando
tiene un peón en un ala, mientras
en el otro flanco el bando fuerte tie-
ne otro peón, éste inmovilizado p o r
la torre enemiga desde atrás.
Negras juegan. Ganan blancas
158
163

Blancas ganan

Ejemplo 159:
Blancas ganan
1. R1C, T3T; 2. R2A, R5D; 3. R3C,
R4A; 4. T5A+, R5D; 5. T4A+ y 6. A primera vista, parece que en
T4T. la posición 161 existe un doble zugz-
wang. Si juegan las negras, pierden
Si en este ejemplo el rey negro su peón. Y si lo hacen las blancas,
estuviera en 6D en lugar de 6R (po- después de 1. R6D, R2T, ¿qué pue-
sición 159a. R1A», T7AR, P7TD, P3 den m á s hacer? Simplemente 2.
CR; R6D, T7TD, P5CR) no varía el R7R!, que gana. Si 2... R2C, pierde
Blancas ganan por 3. R6R. Es mala 2... T5T, p o r 3.
resultado: 1. R1C, T3T; 2. R2C, R5A;
R6R, T4T; 4. R6A. Por ello las ne- Blancas ganan
3. T7CR, R6D (3... R4A; 4. T5C+ y
En el diagrama 158 no se puede g a n a n ) ; 4. R3C, R6R; 5. T7AR!, se- gras han de contestar 2... T3T, si-
mantener en forma activa a la t o r r e guido de R4C-R5C-R6C ±. guiendo entonces 3. R7A, T5T; 4.
En el diagrama 163 el rey blanco
negra p a r a la vigilancia del PTD, R6R, T4T; 5. R6A, y las negras pier-
está cortado en la séptima horizon-
que avanzará amenazador. den el peón. Las blancas llevarán el
160 tal, y además, las blancas no tienen
peón AR hasta 6AR, y ganarán fá-
la jugada R7AR para dejar zugz-
1. R2C, T6CR; 2. P5T, R4A; 3. P6T, cilmente. Un bonito juego de trian-
wang a las negras. Si I. R7D, sigue
R4C; 4. T4TD! ±. gulaciones.
1... R2T. Nada se consigue con 2.
R8R, por 2... R1C!; 3. R7D, R2T, o
Si correspondiera jugar a las ne- Vista la solución del ejemplo an- 3. R7R, R2C. Pero se gana con 1.
gras, entonces 1... R4A; 2. T5A+ (o terior, es claro que en la posición R7D, R2T; 2. R7A. Se amenaza 3.
2. P5T, R4C; 3. T5A+, R3T; si 3... 162 las blancas ganan sin gran es- R7C; las negras tendrán que ceder al
R5A, también se contestaría con 4. fuerzo porque su rey. puede forzar rey blanco la sexta horizontal, ga-
R2D, T6CR; 5. T x P + , R x P ; 6. T4A, el paso de la barrera en la quinta nando entonces a base de la manio-
R4C; 7. R2R, R4A; 8. R2A, T6TD; horizontal. bra que hemos visto en el ejemplo
9. T3A!, T 7 T + ; 10. R3C, R4D; 11. anterior.
R4T!, T 7 T + ; 12. T3TR ± ) . 1... T5T; 2. R3D, R2T; 3. R3A, R2C;
4. R3C, T8T; 5. R4A, T4T; 6. R4C, En la posición 163a (R3R, T8TD,
2 . . R5C; 3. T x P ! O 2 . R5D, 3. T8T; 7. R5A, R2T; 8. R6D, R2C; 9. P6TD, P3AR; R2CR, T5TD, P4AR),
T x P , R6R; 4. T6TD, R5D; 5. R2C, R5R!, T4T+; 10. R6R, R2T; 11. R6A, las blancas ganan empezando con
T6CR; 6. T6CR ±. O I... R4R; 2. Juegan negras. Tablas y ganan. I. P4A!, y después de colocar el peón

110 111
TD en 7TD, tenemos la posición del Posición 164a: R3CR, T6AD, P6CD. 166
P4AR; R2AR, T5CD, P4AR. Tablas, Hemos llegado a una posición que
diagrama 162. vamos a analizar detenidamente.
aunque sean mano las blancas. 1.
Si jugaran primero las negras, ha- T6D, R2R; 2. T6AD, R2A! (no 2...
brían de buscar su salvación en la R2D; 3. T6T, R1A; 4. T6AR, R2D;
jugada I... P5A+. Sigue 2. R3D, R3A!; 5. P7C); 3. T6T, R2C. Tablas.
3. R3A (3. P7T?, R2C =, véase dia-
grama 160); 3... T 6 T + ; 4. R4C!, T8T 165
(4... T x P ? ; 5. T8A+ y 6. P7T); 5.
R5C, T 8 C + ; 6. R6A, T 8 A + ; 7. R7C,
T 8 C + ; 8. R7T, T6C; 9. T8CD, T x P ;
10. T6C + , R4A; 11. R7C, T6TD; 12.
P7T, P6A. Tablas.

164
Si juegan negras, ganan blancas
Si juegan blancas, tablas

Blancas ganan, si juegan negras


II Si juegan blancas, tablas

1... T4T (o T4A); 2. T6D!, T4C.


Tablas También en esta posición hay zugz-
wang mutuo. Si juegan las negras,
O 2... R2R; 3. T5D!, T 5 T + ; 4. T4D, ganan las blancas; si juegan las
Ejemplo 165: T8T; 5. T4C ±. O 2... T 4 R + ; 3. blancas, no pueden hacer más que
R4D!, T x P ; 4. T5D, T8A; 5. T5C, tablas. Cualquier jugada de Jas ne-
1. T7C+, R3C; 2. P7T, R4T; 3. T7C, T8D+ ; 6. R5A, T8A+ ; 7. R6D, T 8 D + ; gras empeora la posición. Veamos:
R3T!; 4. T7AD, R4T; 5. T7CD, T5R + ; 8. R6A, T8A+; 9. T5A ±.
Blancas juegan y ganan 6. R3D, T5T; 7. R3A, RSC; 8. R3C,
Negras juegan y hacen tablas T8T = . 3. R4D!, R2R; 4. R4A, T x P A ; 3. I
P7C, y ganan.
O Ira variante: 1... T4T; 2. T7A+, R 3 0 ; 3. T8A,
Ejemplo 164: I... R2C; 2. T6D, T 4 R + ; 3. R4D, T4C; 4. T8R!, R4D; 5. T6R, y ganan.
1. T7C + , R3R; 2. P7T, R4D; 3. R3D, T x P ; 4. T5D, y ganan.
A.
T 6 T + ; 4. R2A, R5R; 5. R2C, T3T; II
6. R3C, R6A; 7. T7AD, R5C; 8. R4C, Si son mano las blancas, las ne-
1. R3D!, T x P A ; 2. R3A, T8A; 3. gras consiguen tablas, jugando la
R2C, T 7 A + ; 4. T2A, T5A; 5. R3C, T8T; 9. R5C, T7T; 10. R6C, R x P ; 11. 1... T 5 C + ; 2. R5T, T8C; 3. T7A+,
T8A, R6R = . defensa con mucha exactitud. R3D; 4. R6C, T x P ; 5. T7A, y ganan,
T 6 A + ; 6. R4C, T8A; 7. T2CD. T8D;
8. P7C, T1D; 9. R5A, T1CD; 10. según diagrama 124.
La posición 166 es muy interesan- 1. T6D, R2R; 2. T6A, T 4 R + !
T6C, P5A; 11. R6D ± .
te. A primera vista, es difícil prede-
cir cuál de los dos bandos se en- La única jugada que salva. Perde- III
B. cuentra en zugzwang. Si juegan las ría 2... T4T, por 3. T6R + , R2A; 4.
negras, pierden. Consideremos las T6D, T4C; 5. T6R (véase I I ) . 1... T8C; 2. T7A + , R3D; 3. R5T,
l.. R2R; 2. T6TR, R2D; 3. P7C siguientes variantes: R4R; 4. R6C, T 8 C + ; 5. R7A, R x P ;
3. R4A. 6. T 5 A + , R 5 R ; 7 . T5CD ±.
(3. T6A, R 2 R = , o 3. R3A, T 6 C + ;
4. R2C, R 1 A = ) ; 3... R2A; 4. T6AR Si juegan las blancas, no ganan:
(o 4. T7T + , R3D; 5. R3D, R4D; 6. I O 3. R4D, T x P ; 4. R4A, T8A; 5.
R3A, T8CD = ); 4... R X P ; 5. T X P . R5C, R2D, y las negras ya no pue-
1... T5C+ (o T8C, T7C). den perder. I
R3A; 6. T5R, R3D; 7. R3A, T8C; 8.
R4C, T8TD!, y tablas, según el dia- 1. T7A+, R3D; 2. T7TD, T8C; 3.
grama 51. 2. R5D, T 4 C + ; 3. R6A, y ganan. 3. T4T!; 4. R4C, T4C. R5T, T8CR!; 4. R6T, T4C; 5. T1T,

112 113
R3R!, que resulta una variante aná- tra torre y peón. En todos los ca-
R3A; 6. T1CD, R2C; 7. T5C, TIC; Los análisis de estos dos últimos loga a la del texto. sos, el resultado de la lucha depen-
8. T5D. T4C; 9. T7D+, R1C =. ejemplos 166 y 167 nos enseñan que
de de las posiciones que ocupen los
las negras hacen tablas si las blan- 2 R1R; 3. P6C, T8CD; 4. T6D, reyes respectivos.
cas son mano. Pero hay que asimilar R2R; 5. T 6 R + , R2A; 6. R3R!
II totalmente el proceso defensivo para
jugar con exactitud. Una jugada im- 169
La jugada p a r a ganar. Es malo 6.
2. T7AR, T 5 C + ; 3. R5T, R4R; 4. precisa conduciría inexorablemente R4R, por 6... T4C, y ahora el blan- Capabianca
R6C, T4C + . a la derrota. co está en zugzwang.
Después de los análisis vistos con
III los dos ejemplos precedentes, la so- 6 T5C.
lución de la posición siguiente ya no
2. T7CR, T 5 C + ; 3. R5T, R4R; 4. ofrece complicaciones. Caso de 6... T4C; 7. R4R!, ganan-
T4C, T x P ; 5. R6C, T8C; 6. T2C, T8R, do según el diagrama 166.
168 Otra defensa sería la maniobra 6...
tablas.
T8D, cortando el paso al rey verti-
Vamos a intentar ahora, con la calmente. Las blancas contestarían
maniobra. 1. T6R+, R2A; 2. T6D, que 7. R4R, con las siguientes variantes:
en la misma posición corresponda
jugar a las negras. A primera vista, a) 7... T7D; 8. T6A, R2R; (8...
las blancas ganan, pues si 2... R2R; R2C; 9. T7A+, R3T; 10. T7A, T3D;
3. T6A! y el objetivo se consiguió. 11. P7C, T3C; 12. T x P + ) ; 9. T7A+,
Pero las negras contestan 2... R2C!; R3D; 10. T7A, T7R+ ; 11. R4D, T7D+ ;
3. T6A, T8C! (no 3... T 5 C + ; 4. R5T); 12. R4A ± .
Juegan las negras
4. R4A, T 5 C + ; 5. R3R, R3T!; 6.
T x P + , R4C; 7. T6A, R x P ; 8. R3D, b) 7... R2C; 8. P7C, T8CD; 9. T7
R4R; 9. R3A, R4D! y tablas. R+,. R3T; 10. R5D, R4C; 11. R6A, En una partida contra Marshall
R x P ; 12. T8R y las blancas ganan. (1909), Capabianca realizó una inte-
No es mejor 6... T8AR; 7. R4R, T8D, resante maniobra.
Queda todavía por probar 1. R4A.
Entonces, la única exacta respuesta Negras juegan. Blancas ganan por 8. T6A, R2R; 9. T7A+, R3D; 10.
es I... T4T! (sería malo 1... T 5 C + ; T7AR, T 8 R + ; 11. R4D, T 8 D + ; 12. I... T2CD;2.P4T, T5C!
2. R3R, T4C; 3. T6R+, R2A; 4. R4R!). La posición 168 es una de las fun- R4A, R4R; 13. P7C, T8CD; 14. T7D,
Las negras se salvan manteniendo damentales en la serie igualdad en R5A; 15. R5A, R x P ; 16. T5D+, R3C; Ahora las tablas son inevitables.
constantemente el ataque al peón el flanco derecho y peón de ventaja 17. R6A, con la amenaza 18. T5C. Se ve, p o r ejemplo, que.
5AR. Por ejemplo: 2. R4R, T 4 R + ; en el izquierdo. Además de la venta-
o 2. T8A, T4C; 3. T8CD- T 5 C + ; 4. ja material, las blancas tienen tam- 7. R3D, T5AR. 3. R5C, R x P ; 4. P5T, R6T!; 5. P6T,
R3R, R3D; 5. P7C, R3A; 6. T8AR, bién mejor posición. T 1 C ; 6. P7T, P5T; 7. R6C, R6C = .
R x P ; 7. T x P , R2A; 8. T6R, R2D = . 0 7... T 4 C ; 8 . R4A.
a) La torre protege ambos peo- De forma análoga se salvaron las
Después de I... T4T!, no tienen nes y el rey amenaza pasar al flanco 8. T4R, T x P ; 9. T4CD, T 4 D + ; 10. negras en la partida Fine-Thomas,
las blancas nada más p a r a ganar. de dama. R4A, T1D; 11. P7C, T1CD; 12. R5D!, Nottingham, 1936. Posición 169a:
Si 2. T 6 R + , R2A; 3. T6D, entonces R3C. (R4TD, T2AD, P3CD, P2TR; R5CR,
3 R2R; 4. T6A, T 5 T + ; 5. R3R!, b) El rey negro tiene cortado el T4AR, P6TR). Se continuó así: 1
T4T!; 6. T8A (o 6. P7C, T4C; 7. paso hacia el flanco de dama. O 12... P4A; 13. T6C!, P5A; 14. R6A; 2. P4C, T4CR!; 3. P5C, T7C, y
R6D. tablas.
T7A + , R3D; 8. T7T!, T5C!; 9. R3D!,
R3A!; 10. T7AR; T x P ; 11. T x P + , 1... T8R.
13. R6D, P4A; 14. R7A y ganan. La idea del estudio de Grigoriew
R 4 D = ) ; 6... T4C; 7. T8CD, R3D; 8.
P7C, R3A!; 9. T8AR, T6C+ !; 10. R4A, El rey blanco amenazaba pasar que reproducimos en el diagrama
hacia 4D. Tras el detenido análisis a que 170, consiste en crear una protec-
T 5 C + ; 11. R3C, R x P ; 12. T x P , R2A. hemos sometido los tres ejemplos
Tablas. ción p a r a el rey blanco contra ja-
2. R3A! Precedentes, todos ellos referidos al ques en vertical de la torre enemiga,
momento crucial del zugzwang, he- concentrando las tres piezas (rey,
Después de 1. R4A, T4T; 2. T 6 R + , mos podido ver que su solución se
R2A; 3. R4R, T4C!, llegamos a la po- A considerar otra continuación: torre y peón) para atacar al rey ne-
2. T5A, R3D; 3. T6A+, R2R; 4. P6C, basa en la transformación de estos gro, cortado en la octava horizontal.
sición del diagrama 166, tocando ju- "nales en otros de torre y peón con-
gar a las blancas. T8CD (o 4... T8TD; 5. R4R!); 5. Muy parecidos a éste son los ejem-

114 115
píos vistos en el diagrama 1S y en el 171
final Kotow-Eliskases, diagrama 125. 1. R2R? 172 A

170 La jugada que pierde. A tablas


Grigoriew conduce 1.T8T! (véase A).

I... T 7 T + ; 2. R1D.

Si 2. R3A, sigue 2... P 5 R + ; 3. R4C,


T7C+; 4, R x P (4, R4A, T 7 A + ) ; 4...
P6R; 5. T8T, P7R; 6. T8R, R5D; 7.
R5T, R6D; 8. P4T, T6C! Algo mejor
que la jugada del texto sería 2. RÍA,
pero también ganarían las negras
después de 2... R5R; 3. T x P + ; R6A;
4. R1C. P5R; 5. T8T, P6R; 6. T8A+,
Juegan negras. Tablas R7R; 7. P4T, T5T; 8. T8TR, T 5 C + ;
9. R2T, R6D; 10. T8D+, T4D.

1... T 3 T + ; 2. T6A, T1T!; 3. T7A, 2... R5R!; 3. TxP+, R6D.


Blancas ganan T 3 T + : 4. R7R, T1T!; 5. T7C, R2C; 1. R2C!, T5D; 2. T5C, R7D; 3. T x P ,
6. R 6 R + , R3C =. AI amenazar mate, las negras ga- P6R; 4. T5R, T x P (o 4... P7R; 5.
1. P4R!. nan un importante tiempo p a r a el R2A!, T5A+; 6. R3C, T8A; 7. P5T);
O 4. R5D, T8T!; 5. T7TD, T 8 D + ; avance de su peón, el cual, como ya 5. T5TD, T5AR; 6. T2T+ y tablas.
1, R5D, T7C; 2. T7R, T7AR, con- 6. R5A, T 8 A + ; 7. R6C, T8CD!; 8. hemos visto en capítulos anteriores,
duce a tablas. T7A+, R1D; 9. T4A, T8TD; 10. R6A, actúa decisivamente. 172 B
T8CD; 11, T4TR, T 8 A + ; 12. R6C, Najdorf
I... P x P a. p . ; 2, R6R, R1C; 3. T8TD=. 4. R1R, P5R; 5. T8T, T 8 T + .
P7A + .
En la partida Rosselli-Nimzowitsch El resto ya es fácil.
Después de 3. T8D + , R2T; 4. P7A, (Semmering, 1926) se produjo la po-
P7R; 5. T 8 T + , R3C; 6, T1T, T 6 R + , la sición del diagrama 172. Rosselli pres-
posición es de tablas. tó poca atención al ataque conjunto 6. R2A, P 6 R + ; 7. R3C, P7R; 8.
del trío negro (rey, torre y peón) y T8D+, R5A; 9. T8R, P 8 R = D + ; 10.
permitió que su rey fuera acorralado T x D , T x T ; 11. P4T, R4D; 12. R4C,
3... R 2 C ; 4 . T8D! T8TR. Las blancas abandonaron.
a la Banda, malogrando la partida.
Pero no 4. R7R, T6A; 5. R8R, R3C;
6. T7R, R4C; 7. T4R, R4A!; 8. P8A 172 A
= D + , R x T . E l f i n a l d e d a m a con- Nimzowitscb
tra torre y peón debe terminar en 1. T8T!, T 7 T + .
tablas.
O 1... P5R; 2. T8D + . R4R; 3. T8R+, Botwlnnik
4... T6AR; 5. T8C+, R2T!
R5A; 4. T8A+, R4C; 5. R3R =. Tablas
Perdería 5... R3T; 6. P 8 A = D + ,
T x D ; 7, T x T , P7R; 8. R6A!, pero 2- R1C, R5R; 2. T x P + , R6A; 4. En el diagrama 172 B, reproduci-
no 8. T8T+, R4C; 9. T1T, R5A =. T8T, P5R, 5. T8A+, R6C; 6. R1A y
tablas. mos una posición de la partida Bot-
vvinnik-Najdorf, del torneo en me-
6, T2C! moria de Alekhine (Moscú, 1952).
En el diagrama 172 A vemos una 1. T5C, T8T (1... T2A; 2. T6C, T4A+;
6. T1C?, P7R; 7. R7R, T8AR =. Posición (procedente de una partida 3. R6C, T 4 C + ; 4. R x P , T8C; 5. R7T,
Lhassin-Aronson, Moscú, 1956), que T7C; 6. P6T, T8C; 7. R8T, T7C; 8.
6... T5A; 7. R7R, y blancas ganan, Parece perdida p a r a las blancas. Sin P7T, T8C; 9. T7C + , R x P ; 10. T7CR
como se ha demostrado en el estu- embargo, éstas encontraron una su- y las negras perderían); 2. T7C+,
dio 127. tilísima defensa. R1A; 3. R6C, T8R; 4. T6C (o 4.

116 117
T7A + , R1R; 5. RxP, T x P ; 6. R7C, El rey blanco lucha en dos frentes.
T4R! = ); 4... R2R; 5. RxP, R3A! A Por una parte, aspira a deslizarse
pesar de que la ventaja es ahora de hasta 7CR y, por otra, impide el
dos peones, las blancas ño pueden sacrificio ya mencionado de la torre
ganar. Las blancas podían haber ju- negra. Por ejemplo: 2... T x P ; 3.
gado 3. T7A+, R1R; 4. T7TR. Enton- T X T. R X P: 4. R4D. R7R; 5. T2T + ,
ces podía seguir 4... T8A+; 5. R6C, R8R; 6. R3R. O 4... R7C; 5. R3R,
T8R; 6. R6A, T8A+; 7. R7C, R2R; 8. ganando siempre las blancas.
TxP, T4A; 9. T8T, R x P y tablas.
2... T8A+; 3. R6C, T1R.
173
Tschechower Por si las blancas jugasen 4. R7C,
entonces 4... T2R+; 5. R6A, T x P ; CAPÍTULO XII
6. TxT, R x P ; 7. R5D, R8C; 8. R4R,
P7A y tablas.
TORRE Y DOS PEONES CONTRA TORRE Y DOS PEONES
4. R6A!
TORRE Y TRES PEONES CONTRA TORRE
Y no 4. T2A, por 4. T3R+; 5. R7C, Y DOS PEONES
T7R! El rey se ha colocado en la
gran diagonal blanca y, después de TORRE Y TRES PEONES CONTRA TORRE
6. TxT, PxT, el peón TR corona
sin dar jaque. Y TRES PEONES
4... R8A.
En el capítulo anterior hemos pre- con frecuencia en la práctica. Las
Alatorzew Nada cambiaría con 4... T1TR; 5 sentado al lector varios tipos de fina- ideas fundamentales y la experien-
R7C, T2T+; 6. R6C, T1T; 7. T2A!, les de torre y dos peones contra to- cia técnica que en este capítulo se-
Se reproduce en el diagrama 173 con la misma continuación que en rre y un peón. En los análisis se ex- rán tratados, como el aislamiento
una posición de la partida Alator- la partida. perimentaron diversos procedimien- del rey enemigo de los peones libres,
zew-Tschechower, Tiflis, 1937. Es a tos, tanto para atacar como para tanto para el ataque como para la
considerar por las negras el sacrifi- 5. R7C, T2R+; 6. R6C, T1R; 7. defenderse, pudiendo apreciarse que, defensa; la situación .de las torres,
cio de su torre por el peón TD y T2A!, R7C; 8. R7C, T2R+; 9. R8C!, a pesar de lo limitado del material, delante o detrás de los peones libres;
salvarse con la captura del peón T1R+; 10. T8A, y las negras aban- no es tan sencilla la conducción exac- la activación del rey y de la torre,
2AR. Pero esto sólo puede tener éxi- donaron, pues después de 10... Tx ta del juego, lo mismo si se refiere y otras más, tienen pleno efecto
to si el rey del bando fuerte queda T + ; 11. RxT, R x P ; 12. P8T=D, el al bando fuerte que al débil. Ade- también para el tratamiento de fina-
lo suficientemente alejado. Siguió peón negro todavía se encuentra en más, y como ya hemos indicado les con mayor cantidad de peones.
la partida: 1. R4A..R7C; 2. R5A! la sexta. otras veces, es imprescindible cono- Algunas ideas fundamentales van
cer a fondo los finales con todavía ilustradas con una serie de escogi-
menos material. dos ejemplos.
En el presente capítulo vamos a Los autores llaman la atención del
estudiar finales con mayor número lector hacia importantes métodos
de peones (dos contra dos, tres con- estratégicos, cuya importancia cre-
tra dos y tres contra tres peones). ce a medida que aumenta el mate-
No es necesario insistir en que, dado rial en el tablero, en especial cuando
el hecho de que se hallan en el ta- se trata de arbitrar planes para la
blero de seis a ocho piezas, sin transformación del final en otro más
contar los reyes, las complicaciones sencillo, que ya hemos estudiado.
aumentan y la forma de explotar las Para este último caso, los análisis
diferentes posibilidades es más di- del capitulo anterior proporcionan
fícil de encontrar. Los autores se un bagaje insustituible.
han visto obligados a limitar los Empecemos con una posición de
análisis, estudiando esquemáticamen- una partida Alekhine-Alexander (Már-
te finales básicos y que se presentan gate, 1937), en la que hay dos peo-
118 119
3. P 5 C , T 4 A ; 4 . T4CD! 2 T5T!; 3. R x P , T 6 T + ; 4. R2R,
ncs unidos libres contra dos peones La posición 175 ha sido Jomada de T6AR!; 5. P5R, T4A.
libres aislados. la partida Keres-Alekhine, del torneo Más sencillo que 4. T7D + , R3R;
174 del A.V.R.O., 1938. Cada uno de los 5. T7CD P5C; 6. R4A, P4A; 7. P7A, No permite 6. T6AR.
adversarios tiene dos peones libres T5A+; 8. R3C, T6A+; 9. R4T, P6C
Alexander
y unidos. La ventaja de las blancas (no 9... R3A, p o r 10. T6C+ y 11. 6. R1R, T5A; 7. T6AR, T 5 R + ; 8.
consiste en que sus peones están T6A); 10. R3T, P5A; 11. P6C y 12. R1A, T x P . Tablas.
más adelantados y, además, son T8C, que requería un cálculo muy
mano. La proximidad a las casillas preciso. El1 tratamiento exacto de la posi-
de transformación crea diversas po- ción se basa, como dijimos antes,
sibilidades tácticas, como ya hemos en el corte del paso del rey hacia
4 R1D; 5. P6C, R1A; 6. P 7 C + ,
visto en numerosos ejemplos. Es de sus peones libres.
considerar también que la torre R1C; 7. T6C, P4A; 8. T6T y ganan.
blanca puede p a r a r el avance de los
El aislamiento o separación del rey 1. P5R!, T5AR.
peones contrarios si éstos no reciben
el apoyo de su rey. La centralización enemigo de sus peones es la estra-
del rey blanco es mucho mejor que tegia justa a seguir en estas posicio- Esta es precisamente la jugada te-
la de su colega de enfrente. La con- nes. Ño atender a este sencillo mé- mida p o r las blancas.
tinuación fue: todo cuesta, a veces, no ganar la
partida, como vamos a ver en el 2 . R x P , T x P ; 3 . T7CR!
1. P6A!, R2R. ejemplo siguiente:
Alekhine
Y las negras no tienen defensa
Se iba la m a n o hacia 2... T7AD; 176 satisfactoria contra el avance P6R-
Si jugasen las negras, con I... P4C, Botwinnlk P7R de su adversario.
seguido de 2... T3CR, podrían d a r 3. P5C, T4A, pero entonces seguiría
4. T4CD! Las negras podían i n t e n t a r otra
mucha guerra.
defensa:
Pero jugaban las blancas, y siguió: 2. P5C?
1. P5R!, T4D; 2. P6R, T3D, 3. T8
1. T5T, T3CD; 2. P4D, T 6 C + ; 3. Un e r r o r instructivo. Lo mejor era R + , R2T; 4. P7R, T3R; S. R x P , T8R;
R4A, T5C; 4. P5D, T3C; 5. T5A, T5C. detener la marcha del rey negro, cor- 6. R4D, T3R; 7. R5D, T7R; 8. R6D,
tándole el paso con 2, T4D! (véa- T 7 D + ; 9. R5R, T 7 R + ; 10. R4A,
O 5 . . . T2C; 6. P5R, T2T; 7. T8A, se A). T x P + ; U. R3R y ganan.
P4T; 8. P6R+, etc. Las negras no tie-
nen defensa contra la penetración 2... T7CD; 3. T4AD, R1D; 4. TSA, El ejemplo siguiente es todavía
conjunta de los peones blancos. P5C; 3. R4A, T 5 C + ; 6. R3C, R2A; más instructivo, porque enseña que
7. R4T. el método de aislamiento del rey
6. T7A+, R1A; 7. T7T. Las negras enemigo es efectivo, tanto p a r a el
abandonaron. Cuando el blanco jugó 2. P5C, ataque como p a r a la defensa. Se
175 calculó seguramente que al llegar a podría resumir en estas dos fórmu-
Unzicker
Alekhine esta posición las negras estarían en l a s : 1.a Cortar el paso al rey ene-
zugzwang. Si, por ejemplo, 7... T5AR; migo p a r a facilitar el avance de ios
8, P6C + , ganando. Pero el rey negro En la posición 176, que se pro- peones propios. 2. a Cortar el p a s o al
tiene aún jugada buena: dujo en una partida Unzicker-Bot- rey enemigo hacia sus peones libres,
winnik de la Olimpíada de 1954, el p a r a con ello dificultar el avance
7 R1A; 8. T5T, R2A; 9. T 7 T + , ganar no es tan sencillo como parece de los mismos.
R1A; 10. T7CD, T5AD; 11. R3C, P4A; a primera vista. El zugzwang puede
12. R4T, T4A, y se acordaron tablas pasar de uno a otro bando. Unzic- En el diagrama 177 se reproduce
porque el rey blanco no puede pres- ker debió creer que con la siguiente un final de la partida Keres-Lowen-
tar ayuda a sus peones. maniobra forzaba la victoria.
fisch, del XVII Campeonato ruso.

A 1. T8R+, R2T; 2. T6R. 1. T4R!


¿Qué pueden jugar las negras aho- Aquí aprovechó Keres la experien-
2. T4D!, T7AD.
ra? Si 2... R1T; 3. T7R. Si 2... T1D, cia obtenida en el torneo del A.V.R.O.
entonces 3. T6AR, seguido de 4. P5R (véase diagrama 175), encontrando
Si 2... T7CD, sigue 3. R3D, T8C; 4.
Keres o 4. T4A. la maniobra justa. El rey negro tie-
R2A, T8TD; 5. P7A, T1T; 6. P5C ±.
121
120
177 ¡Ahora, sí, ya es t a r d e !
Lowenfisch No menos instructivo es un final 4. T2T, T6A+!; 5. R2C, R4R.
4. P5C, T1CD. en el que el entonces campeón mun-
dial Lasker demostró poseer un fino A pesar de los dos. peones de me-
Hay que bloquear al peón libre, ¡o dominio de los finales de torre. nos, las negras consiguen tablas.
cual, p o r la activa situación del rey
blanco, llevará a una posición de 6. T2C, R3A; 7. R3T, T3A.
zugzwang. Lasker
Sería erróneo 7... P5A?; 8. T3C!,
5. T4C, R4R;6. P6C, R4D. T x P A ; 9. T3AR ±.

Si 6... T2C; 7. T5C + , R3D; 8. 8. T8C, T x P ; 9. T6C+, R2C; 10.


TxP. P5T, T5A; 11. P6T+, R2T; 12. T6AR,
T5TD. Tablas.
7. P7C, R4A; 8. T1C, T 1 R + ; 9.
R3D, T 1 D + ; 10. R3A, T1CD; 11. T2C!, 179
R4D. Simagin
Keres
A 11... R3A, sigue 12. R4A. El final
de peones, después de 12... T x P ;
ne que tener cortado el paso hacia 13. T x T , R x T ; 14. R5D, R2A; 15.
el peón libre de las blancas. R6R, R1D; 16. R7A!, está perdido
por las negras.
Schlecbter
1... T1T?
12. T4C! Juegan negras
Las negras quieren defenderse con-
tra ¿1 peón libre enemigo con el Si 12. T5C+, entonces 12... R5R; La posición 178 ha sido tomada de
ataque frontal a la manera de Gri- 13. R4A, R6A, con lo que las negras una partida del match Schlechter-
goriew, lo que las lleva a una posi- consiguen tablas sin esfuerzo. Lasker, 1910. Las negras perdieron
ción de zugzwang. Debieron imitar un peón y, además, el blanco ame-
el ejemplo del contrario, jugando 12...R4A; 13. R3C, R4D; 14. TSC+! naza ganar rápidamente jugando
!... T7CD p a r a , después de 2. P4C, P4A, seguido de R4A. Mikenas
seguir con 2... T7D!, cortando tam- Keres conduce este difícil final sin La posición parece sin esperanza. Juegan negras
bién el paso al rey blanco. Después ningún error. Después de 14. R4T?, Por ello, la profunda maniobra idea-
de 3. R3R, T8D; 4. R2R, T3D, las da por las negras, referida nueva-
R3A, tomando el peón, y el final ter- La posición 179 procede de una
blancas no tienen nada mejor que mente al aislamiento del rey ene-
mina en tablas. partida Mikenas-Simagin, del XXII
5 P5C. Entonces sigue 5... T3C; 6. migo y merece un cuidadoso es-
T4C, R4R; 7. R3R. R4D; 8. TIC (las tudio. Campeonato ruso, después de la ju-
blancas quieren ganar de la m i s m a 14... R5R. gada 45 de las blancas.
m a n e r a que lo hizo Lasker frente a I... T5R!!
Rubinstein, diagrama 182); 8... R4A; O 14... R3A; 15. R4A. 1... T7CD.
9. R4R, T3R+ (el peón 3CR impide Las negras ofrecen un segundo
la penetración del rey blanco); 10. 1S. R4T!, R6A; 16. T4C, T x P ; 17. peón, a cambio de impedir qué el La jugada exacta de defensa. Se
R.ÍD, T 3 D + ; 11. R3A, T3C; 12. T1R, T x T , R x P ; 18. R3C, R6A; 19. R3A, rey blanco tome parte activa en la corta el paso del rey blanco hacia
T x P ; 13. T 5 R + , R3A; 14. T x T , P5C; 20. R2D, P6C. lucha. Si 1... T8T, entonces, 2. T6TD el PT, y se amenaza T5C.
R x T , y el final de peones es tablas. (2. R4A, T 8 A + ; 3. R5C, T6A!, con
A 20... R7A, las blancas contesta- buenas perspectivas de tablas); 2... 2. T4T!
2. P4C, T1CD? rían 21. T7A+. P5T; 3. R4A, T8A+; 4. R5R, T6A;
5. T x P , T x P ; 6. T4AR!, R3C; 7. 2. T7T, T x P ; 3. T x P , T7CR, con-
Todavía no era demasiado tarde 21. R1R, R7C; 22. T7CR. Las ne- T x P , T6AD; 8. T2A ±. ducía rápidamente a tablas.
p a r a rectificar la falta con 2... T1D!; gras abandonaron.
3. R3R, T8D, etc. 2- T5A, R3A; 3. T x P T , T5AD. 2... R4R.
Si 22... R7T: 23. T x P . P7C; 24.
R2A, R8T; 25. T6T, mate. Las piezas blancas tendrán ahora Contra 2... P4C hay la continua-
3. R3R, T1D.
Que permanecer en situación pasiva. ción exacta 3. T4AD (con la amena-
122 123
za 4. P4T); 3... T x P ; 4. R5C, T7CR: Si 1. R2C, sigue 1... T7D+ ; 2. R1A, 1. T2T!;T6CD. El final del diagrama 182 ha sido
5. P4C, T7AR; 6. R x P , T5A; 7., R5C. P 7 A ± . A 1. T4A, v i e n e ' ! . . . R3R; tomado de u n a partida Lasker-Ru-
2. T5A, R3D, y las blancas se en- De otra forma, el peón no podría binstein (San Petersburgo, 1914). Ya
3. T4CR, R4A; 4. T4AD, R4R; 5. cuentran de nuevo en zugzwang. En ser detenido. se ha manifestado otras veces en
P4T, T6C; 6. T4CR. una justa apreciación de la posición, esta obra !o desventajoso que resul-
Spielmann encontró que su salva- ta el bloqueo de un peón libre con
2. P6T, T1C; 3. P 7 T . T1TD.
O 6. P4C, T6TR; 7. R5C, R4D; 8. ción estaba en cortar el paso al rey la torre. Por ello, en el presente
T5A + , R3R; 9. R x P , T x P ; 10. P5C ± . en la sexta horizontal, y jugó: 1. ejemplo, las negras no pueden sal-
Ahora, la torre negra queda ex- varse, a pesar de la igualdad de ma-
R2R!, T x P C ; 2. R2A!, T6D; 3. R2C. cluida del juego. El avance del peón
6 R3A; 7. R5D, T6AD; 8. T4A + , La partida prosiguió con 3... R3R; terial. Si la torre negra juega, el
AD es inofensivo, porque el rey lo peón AR avanza. Por ejemplo: 1...
R2C; 9. P4C, P4C. 4. R2T, R3D; 5. R2C, T 7 D + ; 6. R3C, alcanza.
P7A; 7. R4T!, T7C; 8. R5C!, T8C; T2A; 2. P6A, R3D; 3. R4D, R3R; 4.
9. T x P , R4D; 10. R4A, R x P ; 11. P4C, y si las negras quieren captu-
La única jugada. Caso contrario, 4. T6T!
T2D+, y tablas. rar el peón cambiando las torres,
10. P5C, con aislamiento total del rey
tienen perdido el final de peones.
negro, mientras las blancas pueden Impidiendo la maniobra R3A-4A. Esto significa, pues, que las negras
ya dedicarse a la captura del peón Ahora estudiaremos posiciones en están zugzwang. Se continuó:
TR. las que el avance dé un peón libre 4... P3A; 5. R3A, R3C; 6. R4R. P5A;
está apoyado por la torre desde 7. R40, R4A; 8. R x P , R5C.
10. P x P , R3C; 11. T4A, T6TD; 12. atrás. 1. T4A, P5C; 2. P3C, T2A; 3. P6A,
R6A!, R x P ; 13. R5C, R3A; 14. T4R! R3D; 4. R4D, R3R; 5. T2A, R3D; 6.
La colocación de una torre tras Después de 8... R x P ; 9. T x P + , T2TD!, T2AD; 7. T6T+, R2D; 8. T6C.
un peón libre propio, puede ser de- R4R; 10. T6TD, el final estaría perdi-
También basta 14. R x P , pero siem- Negras abandonaron.
cisiva si dicho peón está detenido do, porque el rey blanco llega hasta
p r e es útil no permitir el paso del por la torre contraria, y no p o r 7CD. No es mejor 8... R5R; 9. R5A,
rey negro hacia el flanco de dama. el rey. 183
P4A; 10. T4T+, etc.
Consideremos entre tanto el si- Euwe
14... T 6 C + ; 15. R x P , TIC; 16. R6T, guiente ejemplo: 9. R4D.
T8C; 17. P5T, R4C; 18. R7T, T4C;
19. P6T, T6C;20. R8T. 181 También ganaba 9. R5C, P4A; 10.
Marco T4T, T x P ; 11. T x T , R x P ; 12. R4A.
Negras abandonaron. Se amenaza-
ba 21. P7T, seguido de T8R-8CR.
9... T1D+ ; 10. R4R, T 1 R + ; 11. R5D,
T1TD; 12. R6R, P4A; 13. R5R, T 1 R + ;
En la posición 180 (partida Spiel-
14. T6R, T1AD; 15. T7R, R4T; 16.
man-Capablanca, Moscú, 1925), las
blancas están zugzwang. T7AR. Negras abandonaron.

182
180 Rubinstein
Capablanca
Botwlnnik

Años más tarde se produjo una po-


sición análoga en una partida Bot-
Maroczy winnik-Euwe (Groninga, 1946). Tam-
bién en este ejemplo la t o r r e está
mal colocada, bloqueando el peón
La posición 181 procede de una libre, mientras la torre negra está
partida Maroczy-Marco (Montecarlo, activa. Pero la diferencia con respec-
1902). Si jugasen las negras, harían to al diagrama anterior está en que
tablas sencillamente con I... T6TD; la conversión a un final de peones,
2. T5C, P5A; pero correspondía ju- previo cambio de torres, resulta ta-
gar a las blancas. blas, p o r la debilidad del peón CR
Lasker negro. Esta circunstancia evita al
Spielmann Se continuó:
125
124
negro llega a tiempo de bloquear los 186
blanco la derrota. La partida se con- 1. P4T, T5C+; 2. R3A, T x P ; 3. peones contrarios, no puede evitar Botwinnik
tinuó : R x P , T5AR!, no valía. Para después la derrota.
de la jugada del texto, las blancas Primero veamos cómo siguió la
1. R3R, R4R; 2. T2A!, P6A; 3. R3D, habían calculado seguiría 1... T2AD;
T1D+. partida:
2. T x P , T x P ; 3. T8C, T6A; 4. T8TD. 1 R x P , T6C; 2. T 6 T + , R4A; 3.
Parecía más fuerte 3,,. T3A, para P4T, P4C; 4. P x P , R x P ; 5. P6C,
1... P7C; 2. R3A, R4A; 3. T x P , R5A; 6. P5T, T 7 C + ; 7. R1R, P5T.
4. R3R, T5A; 5. R3D, T x P ; 6. T x P , P 5 R + ; 4. R2A, T2AD; 5. R1R.
T x P qp. Pero en realidad, vendría
Como ya hemos visto anteriormen-
4. T x P , T x T + ; 5. R x T , R x P ; 6. No salvaba tampoco 5. R3R, T6A+ ;
R4A, R5A; 7. R5D, R6C; 8. R6R, te (véase, p o r ejemplo, el diagra-
6. R2D, T x P T ; 7. T8C, T 7 T + ; 8. ma 149), el avance del p a r de peo-
R x P ; 9. R6A, R5C; 10. R x P , P5T; R3R, T x P ; 9. T8A+, R4R; 10. T 8 R + ,
11. R6A, P6T; 12, P6C = . nes de torre y caballo es m u y lento.
R3D; 11. T8TD, T6A+; 12. R x P ,
T x P ; 13. T x P , R3A; 14. R4D, T6AD; 8. T7T, P6T; 9. T7T, P7T; 10. T x P
4. R3R, T5D; 5. T x P , T x P + ; 6. 15. T5TR, T8A; 16. R3D, P6C, ganan-
R3A, T x P ; 7. T6A, T5A+; 8. R3R, (o 10. P7C, T x P ; o 10. R1D, R6C;
do las negras.
T5R+ ; 9. R3A, R4A; 10. T6A+, R x P ; 11. R1A, T4C); 10... T x T ; 11. P7C, Keres
11. T x P + ! Tablas. R6R; 12. R1D, R6D; 13. R1R, R6R; Juegan negras
5... P6R; 6. P4T, R5R; 7. P5T. 14. R1A, R6A; 15. R1C?
184
Aratowski A 7. T5C sigue 7... P5T!; 8. P x P , Después de esta jugada, las blan- La posición del diagrama 186 se ha
T x P ; 9. T5C, P6C; 10. T x P , R6A; cas tenían que haber perdido con tomado de u n a partida Keres-Bot-
11. R1D, T2TD; 12. R1A, T x P ±. Si winnik del match-torneo p a r a el
15... T 7 C + ; 16. R1T, T7C; 17. P6T,
7. T2T, entonces 7... P5T; 8. P x P , R6C. Pero las negras prosiguieron Campeonato mundial de 1948- Las
P6C!; 9. P x P , T8A+; 10. R2R, T7A+, negras tienen dos peones contra uno
con 15... T7CD; 16. P6T, T 8 C + ; 17.
ganando. en el flanco de rey, cuya ventaja es
R2T. Tablas.
insuficiente p a r a ganar. Pero el he-
7 . . P5T!; 8. P x P , P6C! Blancas cho de que cada uno de los dos
abandonaron, pues sí 9. P x P , R6A. No basta tampoco para ganar 1. bandos posea todavía un peón en
P6C, T6C; 2. P7C, P4C; 3. P x P , R x P ; la línea TD, complica la cuestión. El
185 4. P4T, R5C; 5. R x P , P5T; 6. P5T, mejor método de defensa consiste
P6T; 7. P6T, T7C+ =. en convertir la posición en un final
Grigoriew
sencillo de Torre, en el cual pueda
Se gana con la siguiente manio- asegurarse teóricamente las tablas.
bra: Sigamos el desarrollo de la p a r t i d a :

Konstantinow 1. T4T!, R2R; 2. R x P , T6AD. 1 T2AD;2. T4D!


La posición 184 está tomada de una O 2... T6C; 3. T4CD, T x P (el cam- La torre está activa en la cuarta
partida Konstantinow-Aratowski, de bio de torres conduciría a un final horizontal, y puede obligar el cam-
un torneo para el Campeonato de de peones perdido para las n e g r a s ) ; bio de un peón con P4TR. Jugar de
1955 de la R.S.F.S. Las negras tienen 4. P6C, T1T; 5. P7C, T1CD; 6. R3R, inmediato 2. P4TR no sería bueno
un peón de ventaja y, además, la R2D; 7. R4A ± . por 2... T6A+; 3. R4C, T5A+, segui-
torre blanca bloquea el peón CR ne- do de T x P . Con la jugada del texto,
gro. Pero este peón está perdido, 3. T4CD, R2D; 4. P4T!, T6TD. las blancas ofrecen el sacrificio de
y tras el cambio de las torres, el un peón, con perspectiva de las si-
final de peones sería favorable a las 0 4... R1A; 5. P5T, T6TD; 6. P6T, guientes variantes: 2... T 6 A + ; 3.
blancas, que dispondrían del peón Blancas ganan R4C, T x P ; 4, T7D+, R1A; 5, T7TR,
R1C; 7. R2R, seguido de 8. R2D y
TR libre y lejano. Por ello las negras 9. R 2 A ± . T 5 T + ; 6. R3C, T5TR; 7, T7TD =. O
intentan realizar su ventaja de otra El ejemplo 185, extraído de una 4... R1C; 5. T6D, T 5 T + ; 6. R5A, T5
forma, sacando partido de la mala partida, ha sido analizado por Gri- TR; 7. R6A!, T x P ; T8D+, jaque per-
situación de la torre blanca. Se con- 5. P6C, R1A; 6. P7C+, R1C; 7.
goriew, quien indica una linca su- R2R, T6AD; 8. P5T, T6TD; 9. T5C, petuo.
tinuó: mamente efectiva, a base de la co- T5T; 10. R3A, T x P T R ; 11. P6T,
locación de la torre blanca detrás seguido de T6C-6AD, ganando. 2 T3A; 3. P4TD?
1. T1C. de sus peones libres. Aunque el rey

126 127
La continuación lógica era 3. T4 15. R3C, T5D; 16. T1T, R4D; 17. 8 R5C); 6. P5A, P x P ; 7. PxP, T1T; 7. R6D, R1A (7... T5D+; 8. R6R,
TD!, R3A; 4. T5T, R3R; 5. P4TR, T1CD, T5CD (no 17... TxP?; 18, 8. T6C+, R2R; 9. R5A, T1D; 10 T5C, TSAR; 9. T7D+, R1A; 10. T 3 D ± ) ;
P x P + (5... T6A+; 6. R2C); 6. RxP, T5C + , R5A; 19. TxPCR, T8T; 20. etcétera. 8. T7A+, R1D (o 8... R1C; 9. T3A,
R2D; 7. R3C, T3A; 8. P4T, R2A; 9. R2T, v tablas. Véase diagrama 79); TxPT; 10. R6R, TSAR; 11. R7A, P4C;
T5TR, con tablas fáciles. También 18. T1AR, R5R; 19. T1R+ (o 19. R4C, b) 4... R3D; 5. T6C+, R2R; 6. 12. R6C, R2C; 13. T3R, R2A; 14.
era posible 3. P4TR!, T6A+; 4. R4C, T x P ; 20. RxP, T5A); 19.. R5D; 20. R5A, T2A+; 7. R5C, T8A; 8. P5C, T 6 R ± ) ; 9. T7A!, R1R; 10. T7TD,
PxP; 5. RxP, T x P ; 6. T6D!, y las R2T, T x P ; 21. T1CR, T5A; 22. TxP, P4A (8... P x P ; 9. PxP, R2A; 10. TxPA (o 10... P4A; 11. R6R, R1D;
blancas han alcanzado una línea de P5T; 23. R2C, R6A; 24. R3A, P6T; 25. RxP); 9. TxP, TSAR; 10. RxP, 12. P5C, TxPA; 13. R6A±); 11. P5T,
tablas, de acuerdo con la posición T5TD, R6C, y blancas abandonaron. TxP; ». T6AR!, T8A; 12. R6C, P5A; P4A; 12. P6T!, T6TD (sino 13. T7R+
115. 13 P5T, T8CR; 14. TxP, T x P ; 15. y 14. P7T); 13. R6R, R1D; 14. P5C,
187 P6T, T8C; 16. P7T, T8TD; 17. T5A, P5A; 15. R6A, P6A; 16. R7C!, P7A;
y ganan. 17. T7AR, T7T; 18. T8A+, R2P1; 19.
3 R3C; 4. P4T, R4T; 5. P x P , Londres P7T, T x P ; 20. TxP, T3T; 21. T6A ± .
P x P ; 6. T3D?
Han transcurrido desde entonces
Un error en situación comprometi- setenta años, y la técnica de los Hay también otros caminos para
da. Una jugada después, la torre finales de torres ha progresado mu- ganar. En lugar de 10. T7TD, se
blanca tendrá que colocarse en una cho. Fine ha aplicado al análisis del puede jugar 10. R6R, con las res-
posición pasiva, que decide el resul- final los modernos conceptos teóri- puestas posibles siguientes:
tado de la lucha. Después de la ju- cos, y ofrece de inmediato el sacri-
gada exacta ó. T5D!, las blancas aún ficio de un peón con el fin de pro-
porcionar actividad a las piezas ne- a) 10... TxPT; 11. TxP, P4C (11...
podían salvarse. Por ejemplo: 6... T6T; 12. P5C!); 12. R5A, T4T+; 13.
T6A+; 7. R2C, R5T; 8. T6D, P4T; gras. Así, 1 ...T3A!; 2. TxP, T5A+;
3. R3R, llegando a la posición del R6C y 14. T5A±.
9. T5D, T7A+; 10. R1A!, PSC; 11.
TxP, R6C; 12. T8T, T8A+; 13. R2R, diagrama.
R7T; 14. P5T, P6C; 15. T8T + , R8C; b) 10... P4A; 11. T7TD, R1D; 12.
16. P6T, T8T; 17. T6TR, P7C; 18. 188 P5C, TxPA; 13. R6A±.
T6CR=.
San Petersburgo c) 10... TxPA; 11. TxP, T6R+;
6... T5A; 7. T3T. 12. R6D, T6TD; 13. T4A ±.
La posición 187 tiene interés teó-
O 7. P5T, T5TD; 8, T5D, T6T+ ; 9. rico e histórico, pues representa el Así pues, el camino para tablas
R2A, R5T; 10. R2C, P5C; 11. T5R, momento de la suspensión de una recomendado por Fine, no salva al
T7T+ ; 12. R1A, R6T; 13. T5T+, R6C; partida- por telégrafo San Peters bando negro. Permítasenos todavía
14. T5CR, T8T+; 15. R2R, R6T; 16. burgo-Londres, que tuvo lugar en analizar otras posibilidades de de-
T5T + ,R7C + . 1886-87. Como quiera que Londres fensa para las negras.
renunció a continuar la lucha, este
final no llegó a jugarse. Tschigorin II. 3... P4A; 4. PxP, P x P ; 5. P4A,
7 P4T; 8. R3T, T5CD. publicó en una revista francesa de T5C; 6. T8T, R2A; 7. P5T, T5T; 8.
ajedrez un análisis, demostrando que P6T, R2C; 9. P7T, encontrándonos
A continuación, una serie de juga- estaba ganado por las blancas. Mu- en la posición ganadora del diagra-
das de espera. cho tiempo después, Fine se intere- Variante de la partida ma 162.
só, en su libro de finales, por la San Peteisburgo-Londres En caso de que en esta variante
9. R3C, T5AR; 10. T1T, T5C+; 11. posición del diagrama, llegando a la las negras jugasen 5... R3R, seguiría
R3T, T5R; 12. T3T, R3C; 13. R3C, conclusión de que es tablas. 6. T8T, T5R+ (6... R4D; 7. T8D+,
R4A; 14. R3A, R4R. Fine está de acuerdo con la opi- Primero vamos con la variante es-
tudiada y recomendada por Fine: R3R; 8. T4D); 7. R3A, R4D; 8. P5T,
nión de Tschigorin, en que la de- T5T; 9. T8R!, R5D; 10. T5R, y ganan.
Aquí quedó la partida suspendida, fensa pasiva está condenada al fra-
y después del minucioso análisis en caso. I. 3... T6A+; 4. R4R, T5A+; 5.
casa, las negras encontraron el si- R5D, T5A; 6. T7T+, R1D. III. 3... P4C; 4. T8T, R2A; 5. P5T,
guiente método para ganar: Pasar 1... T2T; 2. R4R, T3T; 3. R4D, T2T; T5T; 6. P6T, R2C; 7. R3D, T5AR (se
con el rey al flanco de dama, y for- 4. P4A. Aquí termina el análisis de Fine, amenazaba R3A-3C); 8. T7T+, R3C;
zar un final de torre y peón contra considerando que la posición es ta- 9. T7AD, T x P + ; 10. R4A, T6TD; 11.
torre, con el paso cortado al rey a) 4... T3T; 5. T7C + , R3D (5... blas. Sin embargo, nosotros vamos P7T, P4A; 12. R5C, con la amenaza
a
blanco. R3R; 6. R5A, T1T; 7. T6C+, R2A; proseguir esta línea. T6A+ y T6TD.

129
128
5 — TEORÍA FINALES TORRE
IV. 3... P4C; 4. T8T, R3R; 5. P5T, 189 AD. Las negras no tienen jugada sa- '91
R4R (5... T 6 A + ; 6. R4D); 6. T 8 R + , Retí, 1925 tisfactoria. Después de 10... R8A;
R4D; 7. P6T, T5T; 8. T8TD, R4R; 9. 11. T8AR, T x P ; 12. T x P + , R7R; 13.
P7T, T 6 T + ; 10. R2A, R5A; 11. T8R!, T5A, se llega a una posición ganadora
T 7 T + ; 12. T2R, T x P ; 13. T4R. Mate. del tipo de la del diagrama 146.

V. 3... P4C; 4. T8T, R2A; 5. P5T, 190


R2C; 6. P6T, T3A; 7. R4D, T3C; 8. Holm, 1912
R5A, T3R; 9. R5C, T 4 R + ; 10. R6A,
T 3 R + ; 11. R7A, R2T (11... R2A; 12.
P 7 T ± ) : 12. P7T, T3T; 13. R 7 C ± .

Y, sin embargo, existe una defen-


sa suficiente p a r a las negras.

VI. 3... R2A! Blancas ganan


Blancas ganan
2... R1A!; 3. T6R, T x T ; 4. P x T ,
a) 4. T8T, R2C; 5. P5T, T5T; 6. P4T; 5. R x P , P5T; 6. P5C, P6T; 7.
P6T, R3T!; 7. P4A, P4C; 8. P x P + , Después de 2. R x P , P6A; 3. R6A, P6C, P7T; 8. P7C+, R2R; 9. P8C=D,
P x P ; 9. R3D, R2C; 10. R3A, T x P = . P7A; 4. T8AR, T x P , las blancas con- P 8 T = D ; 10. D7A+, R3D; 11. D7D + ,
seguirían sólo tablas, en el mejor de R4A; 12. R6C, con muy buenas pers-
b) 4. T 7 T + , R3R; 5. P5T, T5T; 6. los casos. pectivas en el final de d a m a s .
Blancas ganan
P6T, R4R; 7. P4A + , R4D; 8. T8T, T6
T+ ; 9. R2A, R5R. Tablas. 2 R7A. 192
Las negras pierden por no poder
En resumen, pues, se acepta que Si 2... P6A; 3. R6D!, P7A; 4. R x T , alcanzar su rey oportunamente la
la oportuna cesión de un peón, p a r a P8A = D; 5. T8R! Por ello las negras zona de seguridad (2CR-2TR).
d a r actividad a las piezas negras, sal- se previenen contra un jaque de to-
va la posición del diagrama 187. De rre en la casilla 8R, asegurando su 1. P4D+, R3R.
la variante VI se deduce que, si el rey.
rey blanco pudiera desplazarse de A otra jugada de rey, viene jaque
3R a 3D, las blancas ganarían. Sin 3. R x P , P6A; 4. R6A, T2AR; 5. con la torre, seguido de P7T.
embargo, los autores de esta obra R6D!
no han logrado encontrar el camino 2. P5D+, R4R.
p a r a ganar este tiempo decisivo. Si 5. P4A, entonces 5... R8A; 6.
P5A, P7A; 7. R6D, T 3 A + ; 8. R5R, Perdería asimismo 2... R2D; 3.
R8R. P7T, T6TD; 4. P6D!, P x P ; 5. T8TR,
En determinadas posiciones, p a r a T x P ; 6. T 7 T + .
que el éxito nos sonría, es muy útil 5... T3A+.
conocer las ideas a estudiar. A este 3. P7T, T2A. La posición 192 es muy interesan-
objeto, presentamos ahora algunos te. Las blancas tienen un peón más,
Ahora sería desventajoso 5... R8A;
ejemplos procedentes del campo de O 3... T6TD: 4. P6D, R3R; 5. P x P , tres contra dos, pero todos se en-
6. R6R, T2AD; 7. T8AR, T x P T ; 8.
la composición. R x P ; 6. T8TR. cuentran en el mismo flanco, y no
T x P + , R7R; 9. T3C, R7D; 10. P4A + .
En el estudio de Reti (diagrama hay peones libres. Por otra parte, el
189) el peón libre negro de la línea 6. R5D! 4. P6D, T2D; 5. T8R!, T x P T ; 6. rey negro está cortado en la octava
AR, no es despreciable c o m p e s a c i ó n horizontal, lo que, como ya se ha
p o r el blanco, ya avanzadísimo, de A 6. R7R, sigue 6. ..., T3TR: 7. T x P + y ganan. mencionado otras veces, significa un
la línea TR. Sólo a través de m u y R7A. T6T; 8. R7C. R7C; 9. TSAR.
serio peligro p a r a el bando débil.
hábiles maniobras, las blancas pue- T6C + : 10. R6A, P7A = . O 7. P4A. Ejemplo 191: Además, los peones negros están ais-
den realizar su pequeña ventaja de R6R. etc. lados y pueden ser atacados con fa-
posición. 6... T 4 A + ; 7. R6R!, T4TR; 8. R6D, 1. T7T, R 1 C ; 2 . T7R! cilidad. Y p o r último, el rey negro
T 3 T + ; 9. R5A, T 4 T + ; 10. R4C, y las Si 2. T x P , sigue 2... T x T + ; 3. no dispone de jugada factible: si
1. R5C, P5A; 2. R6A! blancas ganan, avanzando ya el peón R x T , P 4 T ; 4 . P5C, P5T =. 1... R1A, sigue 2. T7TR; y si 1. R1T,

130 131
2. T7AR. La torre negra tiene tam- También es tablas la posición 192b 8. R5A, T 8 A + ; 9. R6C, T5A; 10. asombrosamente parecida a la del
bién posibilidades de jugar muy li- (R6D, T6AD, P5AR, P4CR, P5TR; anterior diagrama, de la partida
P5C, P x P .
m i t a d a s ; sólo dispone de las casillas R2AR, T2TD, P3AR, P3TR): Tschigorin-Tarrasch. Las negras han
4TD y 4AD, toda vez que la penetra- También perdería 10... T x P ; 11. de jugar muy exacto para no perder.
ción del rey blanco por 5AR-6CR re- 1... T5T; 2. T7A+, R1C; 3. R7R, T 8 T + , R 2 R ; 12. P x P , etc.
presentaría un gravísimo peligro. ¿Es T3T!; 4. T7D, R2C; 5. T6D, T5T; 6. 1. R4T, T4T; 2. R4C, P3TD; 3. T7
suficiente la superioridad de un peón R6R, T 5 R + , y tablas. 11. P X P , T5TD. CD, T7T; 4. P4T, T4T; 5. P5T, P3T;
y todas las citadas ventajas posicio- 6. T7AD, P4A+?
nales para ganar? ¿De qué forma 193 Caso de 11... R1C, entonces 12.
pueden las blancas mejorar su situa- Tarrascb T8T+, T1A; 13. T x T , R x T ; 14. Hace m á s difícil la defensa. Des-
ción, si las negras adoptan una acti- R 7 T ± . Después de 11... T5CR; 12. pués de 6... T4C; 7. T6A, R2A; 8.
tud expectante, repitiendo las juga- T x P , T8C, decide 13. T8T+, R2R; T x P , T4AD, las negras alcanzan la
das T4T-T4C-T4T? 14. T8CR! (véase diagrama 41). posición de tablas del ejemplo 192.
La ruptura 1. P5C sólo sirve p a r a
cambiar peones. Por ello, las blancas 12. T8T+, R2R; 13. R6T, P4T. 7. R3A, R1T; 8. T6A, R2T; 9. T2A,
intentan forzar el paso para su rey. R2C; 10. R2C, R2A; 11. R2A, R2C;
El intento de llevar el rey hacia su 12. T7A+. R1C; 13. T6A, R2C; 14.
1. T5D!, T2C! peón TD, quedaría sin éxito: 13... T6C + , R2T; 15. R3R, T5T!
R3D; 14. P6C, R4A; 15. P7C, T5CR;
El cambio de las torres conduciría 16. T x P ± . Una idea exacta. Las negras cortan
a un final de peones perdido rápida- el paso al rey contrario en la cuarta
mente para las negras. 14. P6C, T8T; 15. P7C, T 8 T + ; 16. horizontal y se previenen para, a
R6C, T 8 C + ; 17. R7T, T 8 T + ; 18. R8C, 16. T6AR, contestar con 16... T 6 T + ;
2. T8D + . T8T; 19. T7T+, R1R; 20. T6T! 17. R2A, T4T, etc.
La inmediata penetración del rey Tschigorín
16. R3D, T8T.
La maniobra final para obtener la
blanco' por 5AR quedaría neutrali- victoria. Se amenaza 21. R7T, T 8 T + ;
zada con 2... R2A, y tan pronto la La posición 193 proviene de una 22. T6TR. De nuevo se complica la defensa.
torre blanca abandonase la quinta partida Tschigorin-Tarrasch (Buda- Más sencillo era, para tablas, 16...
horizontal, vendría T4C + . pest, 1896). La ventaja de las blancas 20 T8T; 21. T x P , T8R; 22. T5T, P4T; 17. T6T (o 17. R3A, T5R); 17...
es indiscutible, pero insuficiente para T8CR; 23. T 5 R + . Negras abandona- R2C!; 18. T7T+ (o 18. R3A, T 6 T + ;
2 R2A; 3. R5D, T2T. ganar. 19. R4D, T x P ; 20. R5R, T 6 R + ; 21.
ron.
194 R x P , T 2 R = ) ; 18... R3A; 19. R3R,
Es peligroso 3... T5C, 4. T7D + , 1. R3A, P4TR. T 6 T + ; 20. R2A, T 7 T + ; 21. R3A, T7
R1A; 5. P5A, T x P ; 6. R6R, T5TD; Taríakower
TR; 22. T x P , T x P ; 23. R2C, R3C = .
7. R x P , T 3 T + ; 8. R5R ±. Una jugada completamente acepta-
ble en esta posición. Las negras han 17. R4D, T8T; 18. R5R, T x P ; 19.
4. R6D, T2C. de impedir el avance del PTR blan- R6A, R1T.
co. También puede adoptarse, para
Es bastante para tablas 4... T 3 T + ; tablas, una táctica expectativa. Por También es posible 19... T8T; 20.
5. R5A, T5T, pero la jugada del texto ejemplo: 1... T5T; 2. P5T, P3T!; 3. R x P , T8CD; 21. T x P , T2C; 22. R6A,
es más sencilla. T7TD, T4T; 4. P4C, T5T; 5. R3C, T2C; 23. T3T, T3C+; 24. R5R, T2C;
T7T; 6. P3A, T5T; 7. T7AD, T5CD!; 25. P5A, T2C=. O 19... T8T; 20.
5. T7D + , T x T + ; 6. R x T , P4A!; 8. T6A, R2C, llevando el juego hacia T7C + , R1T; 2!. T7AD, T8CD; 22.
7. P x P , R3A. Tablas. una posición de tablas del tipo 192a. R x P , T6C; 23. P4C (23. R4C, P4TD;
24. R4T, T6AR; 25. T2TD, P5T; 26.
Si en el diagrama 192 colocamos el 2. T7AD, T4T; 3. R4A, R1A; 4. P3A, T x P , R2C); 23. . T3C; 24. R5R, R1C;
peón blanco de 4AR en 3AR (posición R1C; 5. T7TD, R1A; 6. P4C„ P x P ; 25. P5A, T5C = .
192a: R4R, T7D, P3AR, P4CR, P5TR; 7. P x P , T8T?
R1CR, T4CD, P3AR, P3TR), no varía Szabo
20. R7A, P4T.
el resultado: 1. T5D, T2C; 2. T8D + , La jugada que pierde. Exacto era
R2A; 3. R5D, T6C; 4. T7D+, R1C; 7... R1C; 8. P5T, T4C!, formándose La posición del diagrama 194, que Sigue complicándose la defensa.
5. P4A, T6R!; 6. R6D, T5R!; 7. P5A, la posición de tablas del diagrama se ha tomado de una partida Szabo- Era sencillo 20... R2T; por ejemplo:
T8R; 8. T7R, T8TD! =. 142. t a r t a k o w e r (Estocolmo, 1948), es 21. T x P T D , T6T; 22. T6CR, P4T; 23.

132 133
T7AR!; 4. P4A+, R4A; 5. T8C, P4T; 18 T7AR, T7A+; 19. R4R, T 7 R + ; encontrarse el camino exacto que
T5C, R3T; 24. R6A, P 5 T = ; o 21.
6. T8TR. 20. R 3 D ± ) ; 17. R4R, T4C; 18. R4D conduce a tablas. Se tenía que jugar
T7C+, R1T; 22. R6C, T6T; 23. P4C,
y las blancas ganan según análisis 15... R2A!; 16. P5A, R2C!, etc. O 16.
T6CR! =. Una maniobra innecesaria. Mere-
en el diagrama 166. T6A, P4A!; 17. R3R, R2R! y tablas,
cía atención 6. TSAD, pues si 6... según el ejemplo 164.
21. T6T, T6T? T7CD; 7. T5A+, R3C; 8. P4C!, como
ya viene en el desarrollo de la par- 13. T6D, T5A!
Un error. La salvación estaba en tida. Contra 6. T8AD, la mejor con- 16. R3R, T 5 R + .
21... R2T y, después de 22. R6A, T6T; tinuación es 6... R3C; 7. T5A, T8A!; Es digno de mención el hecho de
23. P4C, T6CD; 24. T 7 T + , R1C; 25. 8. R2C, T8CD, o 6... R3C; 7. P6C, que Kan encontrase esta difícil ju- O 16... R3C; 17. R3D, T x P ; 18.
R x P , T6C; 26. T x P , R2A; 27. T 7 T + , T7CD; 8. T8CD, R3T!; 9. P4C, P x P ; gada a pesar de no conocer los aná- T4D. T8A; 19. T4CD, T 8 D + ; 20. R4A,
R1A; 28. T7D, se reproduciría la po- 10. R x P , R 3 C = . Al propio tiempo, lisis de posiciones de esta clase. Per- T1D; 21. P7C, T1CD; 22. R5D, P4A;
sición del diagrama 145, en la que hay que hacer n o t a r que si 6. P6C, día 13... T5C; 14. P6C, T6C; 15. T6A!, 23. R6A, R4C; 24. R7A, T1TR; 25.
no se puede encontrar la m a n e r a puede seguir 6... T7D y caso de 7. y las negras están en zugzwang. P8C=D, T x D ; 26. T x T , P5A; 27.
de ganar. P7C, entonces, 7... T7CD. Sería malo 15. P5A+, R2C; 16. T8AR±.
R4A, T 5 C + ; 17. R3R, R3T! y tablas,
como en el ejemplo 167. 17. R3D, T5C.
22. P4C, R2T ; 23. P5C, P x P ; 24. 6... R3C; 7. T8D, T7CD; 8. T5D.
P x P , P5A; 25. P6C + , R 3 T ; 26. 14. P6C, T5C; 15. R3A.
P7C + , R 4 T ; 27. P8C = D. Negras El plan de las blancas es claro. O 17... T x P ; 18. T5D+, R3R; 19.
abandonaron. Quieren cambiar el peón CR p o r el O 15. T6A, T6C; 16. P5A + , R2C; T5C ± .
peón TR negro, colocar el PAR en 17. R4A, T 5 C + ; 18. R3R, R3T =.
195
5AR y p a s a r con el rey al flanco de 18. R3A, T8C; 19. R4D, T 8 D + ; 20.
Kan
dama. 15... R4A? R5A, T 8 A + ; 21. R5D, T 8 D + ; 22. R6A,
T 8 A + ; 23. R7D, R x P ; 24. T x P + ;
8... T8C! No se puede censurar a las negras R4R; 25. T6D, T7AD; 26. T1D, T7CD;
por esta natural pero errónea juga- 27. R7A, T 7 A + ; 28. R8C, T7CD; 29.
Una fuerte contestación. Si ahora da. Sólo conociendo a fondo los aná- P7C, T7TR; 30. T1TD. Negras aban-
9. P4C, sigue 9... P x P ; 10. R x P , lisis de posiciones parecidas puede donaron.
P4A+ y no vale 11. T x P , p o r 11...
T8C + . Si 11. R3C, entonces 11...
T 6 C + ; 12. R4T, T 5 C = .

9. T5AD, T7C?

Con esta jugada las negras se colo-


can al borde de la derrota, mientras
que con 9... T6C!; 10. R4T, T8C, se
Lissitzyn mantenía la nivelación.

La posición del diagrama 195 pro- 10. P4C!


viene de la partida Lissitzyn-Kan
(Moscú, 1935). Las blancas tienen un Ahora logran las blancas realizar
peón de ventaja sólo en el flanco de la primera parte de su plan. Des-
d a m a y los dos peones negros están pués de 10... P x P + ; 11. R x P , P 4 A + ;
aislados. La torre blanca está mal 12. T x P , T 7 C + ; 13. R3A, la torre
situada y p o r ello las blancas, en su negra queda atacada.
próxima jugada, la ponen en juego.
10 P x P + ; 11. R x P , T5C; 12.
1. T6T! T5D!, T5T.

No tiene objeto 1. P4C, por 1... La mejor defensa. Si 12... T8C, si-
R4R: 2. R3C. P4A!; 3. P6C + , R3A: gue 13. P5A + , R3T; 14. R4A, T8R;
4 . T x P + R3C = . 15. T6D, R2C (o 15... T 8 A + ; 16.
R4R, R4C; 17. T 5 D ± ) ; 16. P6C,
I... R4R; 2. T6C, T 7 C + ; 3. R3T, T8CD (o 16... T7R; 17. T7D+, R3T;

134 135
CAPÍTULO XIII

FINALES CON MAYOB CANTIDAD DE PEONES


PEONES EN UN FLANCO

En este capitulo estudiaremos los En el diagrama 196 se reproduce


finales con peones en un solo flanco una posición de final de una partida
(tres contra dos y cuatro contra Lowenfisch-Cohn (Carlsbad, 1911).
tres). En el capítulo anterior, con- Las blancas forzaron las tablas en la
cretamente en la posición 192, ya ha forma siguiente: 1. T4D, ¡P4C; 2. T4
sido adelantado un ejemplo. CR, P3A; 3. P3C!, PxP; 4. P4T, T6A;
Si los peones están todos en un 5. PxP, P4A;6, T4AR =.
ala, las posibilidades de defensa son
mayores, pero para poder utilizarlas 197
debidamente es imprescindible cono-
cer bien los métodos de lucha y al-
gunas posiciones críticas de esta cla-
se de finales. Ello facilitará al ju-
gador la elección de una u otra juga-
da en el transcurso de una partida.

196
Cohn

Negras juegan

Si el rey del bando débil tiene el


paso cortado hacia sus peones, hay
peligro de perder.
En el diagrama 197, reproducimos
una posición tomada del libro de
finales de Fine. La opinión de Fine
es que, con el procedimiento siguien-
Lowenfisch te, se gana: 1... T2C; 2. P5A, T2T; 3.

137
11. T3T+? El m á s importante peligro p a r a
P5C, R3D; 4. P4T, T5T; 5. T4R, T8T; Contra 2. T6T, la más fuerte res- las negras es el avance 1. P5R. Se-
6. T8R, T8A+ ; 7. R4C, T8C+ ; 8. R5T, puesta es 2... T8D, con la amenaza E r r o r decisivo, que conduce a la guiría 2. T6A+, siendo el plan ga-
T8AR; 9. T8CR, T x P ; 10. T x P . 3. P5A. derrota. Después de 2. T2T!, las nancioso p a r a las blancas la coloca-
Es natural que una defensa coope- blancas lograrían tablas, como en ción de su t o r r e en la octava hori-
radora se vea condenada al fracaso. 2... R5A; 3. T5T, T7D; 4. T4T, P4C; el diagrama 171. Otro camino p a r a zontal, decidiendo luego el avance
Las negras pueden elegir otro plan 5. T4C, R4R; 6. T5C + , T4D; 7. T8C igualar era 11. T8R, R7D; 12. T7R, del peón 5AR-6AR; el rey blanco en-
y, sobre todo, prevenir la amenaza P5A? T6D; 13. T5R, R8D; 14. T8R, P x P ; contraría protección c o n t r a jaques
T8R. Por ello: 15. T5R, R7D; 16. R x P ! (no 16. en la casilla 5AR. Las negras pueden
Demasiado pronto. Exacto era 7.. T x P , p o r 16... R6R, y negras gana- impedir radicalmente el avance P5R
1. R3D; 2. P5A, R2D; 3. P5C. T8D; 8. T8R + , R3A; 9. T8A+, R3R; rían). jugando primero 1... P3A (son ma-
10. T8R+, R2A; 11. T5R, R3A; 12. n o ) . También es posible 1... T8TD,
En caso de 3. R4A, entonces 3... T8R, T8R!, y las blancas no pueden 11... R5R; 12. P x P , P6A. p a r a contestar a 2. P5R con 2...
T3T, que impide 4. T6R; de inmedia- defenderse de la amenaza P5A. Este T6T+ ; 3. R4T, T6AR!; 4. T6A+, R2C;
to 3. T6R no tiene objeto, por 3... plan lo puso en práctica Capablanca 12.. P x P ? ; 13. T8T, T 4 A + ; 14. 5. P5A, T6R; o 3. R2C, T 7 T + ; 4.
T 6 T + ; 4. R4A, T6T; o 4. R2C, P3C. en su partida contra Yates, que ana- R2R, T7A+; 15. R1R, R6A; 16 T8A+, R3A, T 6 T + ; 5. R4R, T 5 T + ; 6. R5D,
lizaremos en el próximo ejemplo. R6C; 17. T8R!, T6A; 18. R2R = . T5C; 7. T6A + , R2C, con lo cual las
3,.. T8T; 4. T3R, T8A+; 5. R4C, blancas no pueden llevar a cabo el
T 8 C + ; 6. R5T, T8AR; 7. T5R, T x P ! ; 8. T8CR? 13. R1C, T6D; 14. T8T. plan antedicho. En la partida se
8. T x T , P 3 C + ; 9. R6T, P x T =. jugó:
La precisa era 8. R1A, p a r a con- Si 14. T4T + , sigue 14 . . . R x P .
O 9 R4C, P x T + ; 10. R x P , R2R
testar a 8... T8D+ con 9. R2R. En- 1... T8R?; 2. P5R!, T 6 R + ; 3. R2C,
y tablas. tonces el rey blanco entraría en ac- 14... R x P ; 15. T 8 R + , R5A; 16. T8 T6TD; 4. T6A+, R2C.
tividad y podría luchar p a r a tablas CR, T 8 D + ; 17. R2A, T 7 D + ; 18. R1A.
Capablanca llegó a la victoria en con bastantes probabilidades de éxi-
dos finales, en los que el rey del Llegamos a la posición 199 A, que
to. La debilidad del peón 3TR queda- Si 18. R1C, decide lo... P5C!; 19. Capablanca demostró se ganaba, si
bando débil no tenía el paso cortado ría compensada por la facilidad de T x P + ,R6R, y ganan.
hacia sus peones. Estos finales fue- bien las dificultades técnicas a sal-
poder atacar los peones negros 5R var eran todavía considerables. Ana-
ron jugados contra Duras y contra y 4CR. 18.. T7TR; 19. R1C, T x P ; 20. T7C,
Yates. licemos minuciosamente esta posi-
P5C; 21. T8C, R6C, y ganan. ción.
198 8... R5D?
Capablanca La posición del diagrama 199 pro- 199 A
Debía jugarse 8... T7D; 9. T x P + , cede de la partida del torneo de
Yates
R3A; 10. T4C, R4A; 11. R1C, P6A, Hastings, 1930.
etcétera. O 9. R1A, P6A; 10. R1R.
T 7 R + ; 11. R1A, T7T; 12. R1R, T 8 T + ; 199
13. R2D, T8AR. Yates

9. R1A.

El rey blanco entra en actividad, y


controla la casilla 2R, objetivo del
rey negro.

9... R6D; 10. T8TD, P6R.


Duras No bastaría 10... P6A, p o r 11. R1R;
ni tampoco 10... R7D; 11. T8R, T5D; Capablanca
En el diagrama 198 se reproduce 12. T5R, T5C; 13. T5D + , R6A; 14.
Blancas ganan
la posición de un final de la partida T x P , T 8 C + ; 15. R2R, P 6 A + ; 16.
Duras-Capablanca (Nueva York, año R3R, T 8 R + ; 17. R4A. Si 10... T4C,
1913). las blancas persiguen al rey negro Capablanca
con jaques (11. T8D+, R5A; 12. 1. T6CD, T6R; 2. T4C, T6AD; 3.
Juegan negras. Tablas R2A?
1. T5T, P 3 C ; 2 . T5C. T8A+), y atacan después el peón 5R-

138 139
Una omisión fortuita de las blan- 17... R3C; 18. T8C+, R2T; 19. Las negras están zugzwang. Si 4. . 201
cas, que permite a las negras posibi- T7C+, R1T; 20. R6C, T2D; 21. R5A!, P3T, viene 5. P x P + , R x P ; 6. T8CR,
lidades de tablas con 3... P4T. Si 4. T 2 A + ; 22. R6D, T2T; 23. P6R, T3T+ : seguido de T4C y R6A, La amenaza
P x P , T6TR. 24. R7R, T x P + . más importante de las blancas es
P5A-P6A, y p o r ello, la torre negra
3. T6TD; 4. T7C, R1C. O 24... P x P ; 25. P7A. debe permanecer en la línea AR.

Si 4... R3C, sigue 5, P5A+, R4C; 25. R x P , T4R; 26. P5C, y las ne- 4 T7A;5. T1D!, T6A.
6. T x P , R x P ; 7. P 6 R ± . gras abandonaron.
O 5... T7TD; 6. T7D, T3T; 7. R4C
5. T8C+. Después de estos análisis, hay que v P5A. Después de la jugada del tex-
reconocer que la posición 199 A está to, la torre negra queda m u y próxi-
Como indica el transcurso de la ganada p o r las blancas. Los peones ma al rey blanco; las blancas p o d r á n
partida, tiene gran importancia que en 5R y 5AR crean una serie de ame- ahora efectuar el avance P5A.
la torre se halle en la octava hori- nazas contra las cuales las negras
zontal. Considerando esta circuns- no tienen eficaz defensa. Puede de- 6. R4R!, T7A: 7. R3R, T7TD; 8. Tablas
tancia, las negras podían haber ju- ducirse de ello que la situación de P5AÍ, T7CR.
gado 3... T1A, pero entonces, des- los peones negros en 2AR y 2TR (o
pués de 4. P5A, el rey blanco pe- 3TR) no es buena p a r a la defensa. A 8... T2TD, las blancas contestan La posición 201 es tablas. El peón
netraría amenazador hacia 5TR. La exacta disposición de estos peo- con 9. R4R y 10. T8D. negro en 2TR, puede también estar
nes la veremos en el diagrama 201. en 3TR.
5... R 2 C ; 6 . P5A!, T 7 T + . 9. T7D, T x P .
200 1. T7C.
Euwe Si 9... R1A, decide 10. P6A, R1R;
El corte de paso al rey en la ter-
11. T7R+, R1A; 12. T7T, R1R; 13. A 1. P5C contestarían las negras
cera horizontal, no resolvería nada
positivo: 6... T6AD; 7. P6A + , R2T; T8T + , R2D; 14 TSAR, R3R; 15. 1... P4A! Si 1. P5A+, entonces 1...
8. TSAR, T2A; 9. R3A, T2C; 10. R4A, T8R+, R4A; 16. P6R! R2C; 2. T7C+, R1C; 3. R3C, T8T!
T2T; 11. R5A, T2C; 12. T x P ! , T x T ; La continuación 1. T6C, P3T; 2. P4R,
13. P 6 R ± . 10. R4A, T8C; 11. P6R, T 8 A + ; 12. T 6 T + ; 3. R2A, R2C; 4. P5R, P x P ;
R5R, T8R+ ; 13. R6D, P4T; 14. T x P + , 5. P x P , T4T; 6. T6R, R2A conduce
R1C; 15. R7R, P5T; 16. R6A, P6T; a tablas sin complicaciones.
7. R3R, T 6 T + ; 8. R4R, T 5 T + ; 9. 17. T7C + , R1T; 18. T3C, y ganan.
R5D, T 4 T + .
1... P4T!
Perdería 9... T x P ; 10. P6A+, R2T; A.
11. T8AR, R3C; 12. T8C+, R4A; 13. Ahora se presta a considerar 2.
T x T , R x T ; 14. P6R, etc. 1 T8TD; 2. T6A, T5T; 3. T7A, P5C, P x P ; 3. T6C + , R2C; 4. P x P = .
R1A; 4. R4C, T8T. El intento 4. P5A, no vale p o r 4...
10. R6D, T 3 T + ; 11. R7A, R2T. P 5 C + ; 5. R3C, T5R. Si 2. P x P + ,
O 4 ...T4T; 5. R3A, T 6 T + ; 6. R4R, R x P ; 3. T7CR, salva 3... R3T; 4. T2C,
Si 11... T8T, sigue 12. P6A+, R2T; Gligorlc T5T+ ; 7. R3R, T6T+ ; 8. R4D, T5T+ ; P4A!
13. T8AR, T 2 T + ; 14. R8D, R3C; 15. 9. T4A, T8T; 10. P5A, T8CR; 11. R5D,
T8C + , R2T; 16. T7C+, R1T; 17. P5C, El final del diagrama 200 se ha T x P ; 12. P6A, R1R: 13, R6D, R1D; 2. P5A+, R3T; 3. P x P , R x P ; 4.
P x P ; 18. R8R, T4T; 19. T x P C , T2T; tomado de la partida Gligoric-Euwe 14. T4TD. T7CR, T5CD; 5. T6C, T3C; 6. R4R,
20. P6R, P x P ; 21. P7A, T 1 T + ; 22. (Zurich, 1953). También aquí se pone T3T; 7. R5D, T6T; 8. P4R. T3T; 9.
R7R, T 2 T + ; 23. R6A, T1T; 24. T5T. de manifiesto que las blancas pueden 5. P5A!, T 8 C + ; 6. R4A, T 8 A + ; P5R, T 4 T + ; 10. R6R, T x P + ; 11.
Mate. ganar. 7. R4R, T 8 R + ; 8. R5D, T 8 D + ; 9. R x P , T4T. Tablas.
R6A, T8A+; 10. R7D, T 8 D + ; 11.
12. R7D, T 2 T + ; 13. R6D, R2C; 14. 1... T8AR. R8A, T4D; 12. P6A, T x P ; 13. R7D!, En este final (diagrama 202), ex-
T8D, T4T; 15. P6A+, R2T; 16. TSAR, T4D + ; 14. R6A, T1D; 15. T7D, traído de una partida del XXI Cam-
T2T; 17. R6A. La otra línea de defensa 1... T8TD, T1T; 16. R7C. T1R; 17. R7A. peonato ruso, las blancas tienen un
se analizará después (véase A). peón libre, mientras las negras tie-
Otro camino p a r a ganar es llevar Después del cambio de torres, el nen un peón doblado en la línea AR.
el rey blanco hacia la casilla 5AR, y 2. T6A, R1A; 3. T8A+, R2C; 4. blanco tiene un final de peones ga- La partida continuó así (omitiendo
nado. algunas repeticiones de jugadas).
sacrificar la torre p o r el peón AR. T8D!

140 141
202 203 205
10. T7R, T 6 D + ; 11. R2C, T4D; 12.
Cbolmow Capablanca Euwe
R3C, P4A; 13. T7T?

Como ya hemos manifestado, la


jugada exacta era aquí 13. P3A!

13... T 6 D + ; 14. R2C, P5R!; 15.


T4T?, R4C.

Hemos llegado a la posición ya


analizada en el diagrama 198, en la
cual las negras pueden forzar la vic-
toria. Lo que todavía podían haber
evitado las blancas jugando 15. P4T!

204
Suetin Duras Alekhine Gligoric

1. P4T, T7C; 2. T5A, T7T; 3. R3T, de tres peones contra dos. Como produjo en la partida Gligoric-Euwe
T7C; 4. P4C, T5C; 5. P5T, T5T; 6. quiera que aquí la t o r r e negra se (Zurich, 1953). Las blancas han lo-
R3C, T5C; 7. R2A, T5T; 8. R3R, T5C; encuentra en la c u a r t a horizontal, grado avanzar el peón TR hasta la
9. T5D, T5T; 10. T4D, T4T; 11. P4A, la citada jugada P4T no puede ha- casilla 5TR, lo cual dificulta la de-
T4CD; 12. R4R, P4A+ (lo m á s sen- cerse. Contra la preparatoria 1. P3C. fensa, como ya es sabido. Se prosi-
cilio; las negras juegan de m a n e r a las negras contestarían 1... P4C! guió:
concluyeme p a r a tablas. Tampoco
ofrecía peligro seguir con 12... T4T; 1... P 4 T ; 2 . P3C, P5T. 1. P5C.
13. T5D, T3T; 14 R5A, T3C; 15, P5C,
P x P ; 16. P x P , T8C); 13. P x P , R3T; Las blancas se encuentran ante Un sutil sacrificio de peón. Se
14. T7D, R x P ; 15. T x P , R3T; 16. T7D, una elección difícil. Si 3. R2C, sigue amenaza 2. P6T + , R1A; 3. T8T + ,
T4T; 17. T5D, T3T; 18. R5R, R2C; 3... P x P ; 3. R x P , y los peones blan- R2R; 4. T8TR. Posiblemente, era una
19. T7D+, R1A. En esta posición de cos quedan aislados; si en vez de Mikenas continuación fuerte la centralización
tablas, las blancas todavía intentaron 4. R x P , juegan 4. P x P , el peón de del rey vía 3CR-4AR, p a r a seguir con
ganar la partida d u r a n t e veinte ju- rey de las negras queda libre. Es po- El final de la posición 204 ha sido P5C. Pero en este caso, las negras,
gadas m á s . sible 3. P4C, que no ha sida muy tomado de una partida Mikenas-Ale- después de P x P , T x P , podrían ju-
experimentada en la práctica de khine, Varsovia, 1935. gar P3T y P3A, consiguiendo una efi-
El análisis del diagrama 201 de- partidas, y no parece p e o r que la Las blancas tuvieron oportunidad ciente posición defensiva, (véase dia-
muestra que las negras logran una jugada del texto. de jugar P4TR! grama 201).
sólida posición defensiva si el peón
de alfil está situado en la casilla 3. P x P , T x P ; 4. R2C, P4R; 5. R3C, La partida continuó: 1... P4A; 2. 1 PxP.
3AR, impidiendo el avance del peón T5D. T7C+, R3T (el sistema n o r m a l para
blanco hacia 5R. la defensa es 3. P3A, T 7 T + ; 4. R1C, Más sencillo 1... P3T. Después de
Volvamos a la partida Duras-Ca- Parecía mejor 5... P4C, p a r a impe- T7AD; 5. T7R, T4A; 6. R2A =. Mi- P x P + , R x P ; 3 . P x P , R x P , s e for-
pablanca, en posición según el dia- dir 6. P4T. Pero no es buena, porque kenas eligió otro plan m á s contun- ma una posición del tipo de la del
grama 203. después de 6. T5T, P3A; 7. T7T, el dente); 3. T7R, P5R; 4. P4C, T6AR; diagrama 131, en la cual las blancas
rey negro quedaría cortado de sus 5. P5C+, R4T; 6. T x P + , R5C, 7. P5T! tienen escasas posibilidades de éxito.
1. T7T. peones en la séptima horizontal. Tablas. El resultado no cambiaría
después de 4... P x P ; 5. T x P , R4T; 2. T6T, T6C?
Ante todo, debe hacerse observar 6. T5T, P 3 A ; 7 . T7T. 6. T7R, P3T; 7. T6R, T6T; 8. T6T,
que en finales de esta clase, la ju- T x P ; 9. T 5 T + , P4C; 10. T6T, T6T; Las negras podían forzar las tablas
gada P4T de las blancas facilita la Con 7. P4T, se simplificaba m á s la 11. T6CD, T6D; 12. T6T, P6C; 13. sin dificultad, con 2... T2R; 3. R3C,
defensa. Tarde o temprano, el bando defensa. P3A=. T3R!, seguido de 4... P3T. En caso
fuerte tendrá que jugar P4C, y en- de 3. T6TR, se refuta con 3... T4R;
tonces la lucha revierte a un final 7... R1C; 8. T7C, R2T; 9. T7T, R3C; La posición del diagrama 205 se 4. T x P , R3C.

142 143
3. T6T, T6T; 4. R3C, T8T. 21. R3C, T 8 C + ; 22. R x P . que facilitaría considerablemente la 207
defensa. Sin embargo, eran m a n o Bronstein
Impide 5. T x P , a causa de 5... Al fin, las blancas han logrado re- las blancas, que efectuaron la juga-
R3C. cuperar el peón sacrificado. Su pró- da exacta:
ximo tema consiste en mejorar las
5. P4R, T 7 C + ; 6. R4A, T8TR; 7. situaciones del rey y de la torre. 1. P5T!, T4T; 2. P4C, T2T; 3. T6A,
P5R, P5T. T6T; 4. P3A, T4T; 5. T8A+, R2T;
22 T5C; 23. T6AR. R2C; 24. R3T, 6. P4A, T 7 T + ; 7. R3A, T 6 T + ; 8.
Después de esta jugada, que per- T8C; 25. R4T, T8T+. R2A, T7T+ ; 9. R3R, T6T+ ; 10. R4D,
mite pasar al rey blanco por la ca- T6CR?
silla 4CR, Jas blancas podrán captu- No se puede mantener el aisla-
r a r el peón TR a través de una fina miento del rey blanco. Las blancas Un llamativo pero equivocado plan.
maniobra. No se ve claramente cómo podrían seguir con R5T, y T6TD- Ahora las blancas van a valorizar
las blancas podían obligar al avance 7TD, con la amenaza P6R. Si el rey el peón dé rey en forma impetuosa,
de este peón; p o r ejemplo: 7... R1C; negro permaneciese entonces en la ofreciendo el sacrificio de los tres
8. R5A, R2C; 9. T6T, T8CD; 10. T7T, octava, P5A para P6A, con amenazas peones restantes.
T3C. de mate. La defensa exacta consistía en 10... Botwinnik
T6AR!, que no permite la formación
26. R4C, T 8 C + ; 2 7 . R5A. de ningún peón libre. Después de 11. Juegan negras
8. R4C, T 8 C + ; 9. R4A, T8TR; 10.
R4C, T 8 C + ; 11. R5A, T8TR; 12. P4A, R5R (u 11. P5A, P3A, etc.); 11...
P6T. La partida ha llegado a la posición P3A+; 12. R5A, T8A, las tablas son en la quinta horizontal, no se puede
que hemos visto en el diagrama inevitables. producir aquí. El peón de ventaja
200. Como el análisis de la misma está doblado en la línea CR. Por
Ahora es forzado. Si tí... T7T o demuestra, las negras no pueden sal- 11. T8AR, P3A; 12. P5R, T x P ; 13. ello los intentos de valorizarlo no
12... T6T, sigue 13. R4C. Si 12... R1C; var el final. P6R, T x P + ; 14. R5D, T 4 A + ; 15. tienen éxito. Se prosiguió: 1... T 7 T + ;
13. R6A, P6T; 14. P5A, P7T; 15. T4T, 2. R3A. P4C; 3. T5AR, R1A; 4. T6A,
206 R6D, T x P ; 16. P7R, T4R; 17. P 8 R = D ,
R1T; 16. T4T, P3T; 17. T8T + , y mate R2C; 5. T6D, T7C; 6. P3C, T7TD;
en tres jugadas. T x D ; 18. T x T , R3C; 19. R5D, R4A;
Antosehln 7. P4T, T7T; 8. T1D (un caso diá-
20. T1R, y las blancas ganaron.
fano: después de 8... P x P ; 9. P x P ,
13. R4C, T 8 C + ; 14. R3A, T 8 A + ; La posición del diagrama 207 se T x P , 10. R3C, y la torre negra no
15. R3C, T 8 C + ; 16. R2A, T8TR; 17. tiene escape); 8... R3A; 9. P4R, R3C;
T6AR! produjo en el match para el Cam-
peonato mundial entre Botwinnik y 10. P5T+, R3A; 11. T6D+, R2C; 12.
Bronstein, en 1951. P5R, T8T; 13. P6R, P x P ; 14. T x P ,
El peón AR blanco está protegido, La amenaza m á s importante en T8A+; 15. R4R, T 8 R + ; 16. R5D,
y el rey blanco puede acercarse al este tipo de finales, o sea la situa- T8D+, y ambos adversarios acorda-
peón TR negro. ción de los peones de rey y alfil rey ron tablas.

17... T8T; 18. R3C, T8T; 19. R4C!,


R1C.

O 19... T7T; 20. T6TR, y el peón


está perdido.
Kortschnoi
20. T6TR, P7T?
En la partida Kortschnoi-Antos-
El error decisivo. Después de 20... chin (XXII Campeonato ruso), se
T 8 C + ; 21. R x P . T 8 T + ; 22. R4C, llegó a la posición que reproducimos
T x T ; 23. P x T , P3A!, las negras po- en el diagrama. Como ya hemos po-
dían encontrar su salvación en el dido observar en el análisis de la
final de peones. Todos los intentos posición 203, en esta clase de finales
de las blancas p a r a valorizar su su- es muy importante impedir P5T, ju-
perioridad de material fracasarían gada que bloquearía los peones ne-
ai llegar a posiciones de tablas por gros. Si correspondiera jugar a las
ahogado. negras, tendrían que hacer 1... P4T,

144 145
CAPITULO XIV

FINALES CON MAYOR CANTIDAD DE PEONES


FUERZAS IGUALADAS EN UN FLANCO
Y MAYORÍA DE PEONES EN OTRO

En capítulos anteriores hemos es- Una vez más, el resultado de la


tudiado ya posiciones con igualdad lucha depende de la posición activa
de material en un flanco (un peón que ocupen las piezas del bando de-
contra un peón y dos peones contra fensor. La antigua regla de Tarrasch
dos peones), mientras en el otro ha- —la torre tiene que estar detrás de
bía ventaja de un peón libre. los peones; detrás de los propios
Vamos ahora a proceder al análi- para apoyar su avance, detrás de los
sis de finales parecidos, pero con enemigos para frenarlos— mantiene
mayor cantidad de material. En el plenamente su validez en los ejem-
flanco de rey tendrá cada bando tres plos que vamos a estudiar segui-
o cuatro peones, y en el flanco de damente.
dama, uno de ventaja para cualquie-
ra de los dos (la mayoría de las
veces, para las blancas). También Capablanca
esta clase de posiciones se producen
con frecuencia en la práctica si am-
bos contrincantes han enrocado por
el lado corto y no existe alteración
substancial en la estructura de peo-
nes del flanco de rey, mientras uno
de los bandos ha conseguido que-
dar, en el flanco de dama, con ven-
taja de un peón libre.
¿Aumentan las posibilidades de la
defensa sí se mantiene en el tablero
el mayor número posible de peones?
No, en absoluto. Como el lector ya
irá comprobando, aumentan los mé-
todos de ataque para el bando ma-
yoritario. Alekhine

147
1, T4T! Capablanca juega lo mejor. Por el 209
torre blanca. Se amenaza 21. T 5 R + .
m o m e n t o , todos los peones quedan Lowenflsch
Alekhine ha obtenido la ventajosa defendidos.
posición de la torre detrás de un 20 R3T; 21. R6T!, T x P T .
peón propio libre y ello ha de de- 12. P4A.
cidir el destino de la partida. Las Era mejor 21... R2C; 22. T 7 R + ,
negras no pueden retirar su torre, Una jugada natural, pero no la R3T; 23. T5R, T x P ; 24. R x P , P3A!
pues entonces el peón avanzaría in- mejor. Las blancas quieren que jue- y para llegar a la victoria las blan-
mediatamente. Las blancas amena- gue la torre negra, dejando sin am- cas tenían aún que superar dificul-
zan llegar con su rey hasta la casilla paro el peón 2AR. Como indicó des- tades técnicas.
5CD; a las negras les queda sólo el pués e¡ mismo Alekhine, se llega
recurso de ayudar con el rey a la m á s rápidamente al zugzwang con 22 T5R, T8T; 23. R x P , T8CR; 24.
liberación de su torre. 12. R7C, T6A; 13. R8C!, T3A; 14. T5CR, T8TR; 25. T5AR, R3C; 26.
R8A!, T6A; 15. R7C, T4A; 16. P4A! T x P , R3A.
1 R3A; 2. R3A, R4R; 3. R3R, o, todavía m á s sencillo: 14. P4A,
P4T; 4. R3D, R4D; 5. R3A, R4A, T4A; 15. R7C, T2D. Si el rey negro pudiera llegar a
las casillas 2AR o 2CR, habría aún
muchas probabilidades de tablas. Lasker
Las negras han impedido p o r el 12. T4A!; 13. T3T, T2A; 14. R7C
momento ia filtración del rey ene- T2D.
migo. 27. T7R! Las negras abandonaron. 1 P5A!!, PRXP.
De nuevo están defendidos todos
6. T2T. ¡os peones. Con simples maniobras El rey negro tiene el paso corta- Tomando con el peón PC, el peón
no se puede desmoronar la posición do verticalmente hacia la casilla de TR blanco ya podría avanzar en
de las negras. transformación del peón AR. Este seguida arnenazadoramente.
Es de destacar que las negras es- final también se ganaría sin el peón
tán zugzwang. Con jugadas de peón 15. P5A. TR. Por ejemplo: 27... T8AR; 28. 2 . P6R!, P x P + ; 3 . R x P .
no harían m á s que precipitar el de- R5C, T 8 C + ; 29. R6A. T5C; 30. P5A,
sastre. Si 6... T1T. sigue 7. P6T. Si Era posible también otro procedi- T x P ; 31. R5C, T8T; 32. P6A, etc. Quedan dos peones de ventaja li-
quieren ganar el PTD cambiando las miento : bres y unidos y, a pesar de ello,
torres, el final de peones lo tienen En este final de partida Alekhine- las negras no pueden ganar.
perdido, pues el rey blanco llegaría 15. R6A, T2A; 16. P5A, T 3 A + ; 17.
R x P , P x P ; 18, T3AR; o 16... P x P : Capablanca se evidencia de m a n e r a
antes al flanco de rey y aniquilaría convincente que el bloqueo de un 3 R 4 C ; 4 . T1T, P5A.
los peones enemigos. De todos los 17. R x P , T3A; 18. R5C, T 4 A + ; 19.
R6A, T2A; 20. T3AR, con la consi- peón libre con la torre es muy des-
males, Capablanca eligió el menor. ventajoso p a r a el bando débil. En La mejor chance. El avance del
Permite que el rey blanco pase al guiente 21. R5C. peón TD llega demasiado tarde.
casos semejantes, sólo puede salvar
flanco derecho, a cambio de liberar la partida el logro de un peón libre
la torre, p a r a que actúe activamente. 15.. P x P ; 16. R6T, P5A! 5. P5T, P4R.
en el otro flanco. Esto fue posible
en la partida Lasker - Lowenflsch
La mejor defensa., Si 16... T4D. También, si 5... P6A; 6. T1AR-, P5T;
6 R4C; 7. R4D, T 3 D + ; 8. R3R, (Moscú, 1925), que sigue a conti-
sigue 17. R5C, T4A; 18. R6A, T4D; 7. T x P , P6T; 8. T1A, P7T; 9. T1TD,
T3R + ; 9. R4A, R3T. 19. R x P , P5A; 20. P x P , T 4 A + ; 21. nuación.
R5A; 10. P6T, R6C; 11. P7T, T1T; 12.
R6C, T x P ; 22. R x P , ganando fácil- T1R! ,es tablas. 12... R7C; 13. T2R+,
Las negras han completado su re- mente. En el transcurso de la partida, el RóC; 13. T1R.
agrupamiento. El peón libre es aho- conductor de las negras creyó que
ra contenido p o r el rey, mientras la 17. P x P , T4D; 18. R7C, T4AR; 19. con la amenaza R4C y el consiguien- 6. T1R!, R5A.
torre tiene libertad de movimientos T4T, R4C. te avance del peón TD libre, la po-
en un determinado espacio. No obs- sición era indefendible y no se ex- Quedaría una sencilla posición de
tante, el rey blanco p o d r á expulsar Si ahora 20. T1T, vuelve 20... R3T plicaba p o r qué Lasker no abando- tablas si 6... PST; 7. T x P + , R3A;
a la torre enemiga de su excelente y las blancas no han conseguido naba. La contestación está en este 8. T4R, P6T; 9. T x P , P7T; 10. T1A.
colocación actual, mostrándose m á s nada. preciso instante, en que las blancas
fuerte que ella en esta lucha, porque pueden iniciar una maniobra que ha 7. T x P , R6D; 8. P6T, P6A; 9. P7T,
las negras volverán a encontrarse 20. T4R! de valerles las tablas. La salvación T x P ; 10. R x T , P7A; 11. T5AR, R6R;
zugzwang. de la partida consiste también en 12. T8A, P5T; 13. T 8 R + , R6A; 14.
la consecución de un peón libre, aún T8A+, R7C; 15. T8C + , R6T; 16. T8AR.
Una estocada de muerte. Al fin, to-
10. R5C, T 4 R + ; 11. R6T, T4AR. a costa de los dos peones restantes. Tablas.
ma parte en la lucha también la

148 149
Realmente, en la partida, la idea 210 esperanza de las negras es crear un dad en el flanco de rey y un peón
de la formación de un peón libre Tartakower peón pasado y, con su ayuda, des- libre en el opuesto, con la torre de-
vino una jugada más tarde. Al ter- viar a la torre blanca de la línea TD. trás, apoyándolo. Las negras habían
minar, Lasker dijo que instintiva- de seguir el camino que ya conoce-
mente quiso pretegerse del jaque 7. P x P , P5T;8. T6T! mos, o sea, llevar su rey al flanco de
( P A x P ) . Esta pérdida de tiempo dama, lo que pone automáticamente
tiene decisiva importancia, fatal p a r a en m a r c h a al rey contrario en la
Si 8. R4A, sigue 8... PóT; 9. R3C,
las negras. misma dirección y, luego, aprove-
R4A; 10. T 5 T + , R5R. Las negras
tendrían que perder la torre a cam- chando circunstancias de zugzwang,
1. R6A, R4C; 2. T1T, P5T; 3. P5A, bio de los peones blancos TD y CR, i r r u m p i r en el flanco de rey p a r a el
P R x P ; 4. P6R, P x P ; 5. R x P , P5A! pero al c a p t u r a r también el PD, les hostigamiento de los peones ene-
quedaría pasado su peón AD, con al- migos.
Aún ahora el peón TR blanco es gunas posibilidades de tablas. La partida continuó:
muy peligroso y las negras han de
jugar muy preciso, si aspiran a al- 1. T4T!
canzar la victoria. 8... R2A; 9. R4A.
Cuanto más lejos se mantenga el
6. P5T, P6A! Alekhine 9. T x P , T x P ; 10. T6TR, T4T, con- peón de su casilla de transforma-
Juegan negras duce a tablas. ción, m á s posibilidades hay de crear
Ahora 7. T1AR ya no sirve, p o r 7... un contrajuego.
P6T; 8. T x P , P7T; 9. T1A, P8T = D. 9... P6T; 10. R3C, R3C; 11. P5D!
juegan primero las negras, que em-
prenden una notable demostración 1... R4C?
7. P6T, P4R! La forma m á s fácil de conseguir
en el flanco de rey.
la victoria. También gana, no obs- Las negras tenían aquí otra ruta
Calculando que 8. P7T, T x P ; 9. tante, 11. T5T. p a r a su rey, o sea, R2C-2A-3R4D.
1... P4T!
R x T , P5R; 10. T1AR. PóT; 11. R6C, Eligen la del texto, en la creencia
P7T; 12. R5A, P6R!; 13. R4R, P7R. 11... R x P ; 12. P x P , R4A; 13. P7A. de que así se evita en lo posible el
La intención es aislar otro peón Negras abandonaron.
blanco para, eventualmente, bien con cambio de peones en el flanco de
8. T1R, P6T; 9. T x P + , R5A; 10. el rey o con la torre, atacarlo. Si rey, a u m e n t a n d o con ello sus proba-
T1R, P7T; 11. P7T, T1T! 211 bilidades de ganar. Con el otro sis-
2. P x P , sigue 2... T x P T R , con la
Borissenko tema, las blancas habrían de inten-
amenaza 3... T5T+.
Después de 11... T x P ; 12. R x P , t a r el aislamiento de los peones, lo
P7A; 13. T1AR, R6D; 14. T1TD!, se 2. P5C! que las negras tendrían que impe-
produciría una conocida posición de dir. La continuación podría ser: 1...
tablas. Oferta de un peón, que las negras R2C; 2. R2C, R2A; 3. R3A, R3R; 4.
debían haber rechazado. Con 2... P4T (o 4. P4C, P5T; 5. P5C, P x P ;
12. R7C. P5T!, y si 3. P6C, entonces 3... R3A: 6. R4C, R3A; 7. P3T, T1T!, etc.); 4...
o 3. R3D, T x P C ; 4. R4A, R3D, con P4A; 5. R4A, R4D; 6. R5C, T3T; 7.
No resultaría mejor 12. T1TR, R6C; lo que las negras tendrían muchas P3A, R4A; 8. P4C, P A x P ; 9. P x P ,
13. T1AR, P7A; 14. R7C, P 8 T = D ; 15. probabilidades de tablas. P x P ; 10. R x P , R4C; 11. T1T, P5T,
T x D , T x T ; 16. P8T=D, T8C, etc. siendo decisivo el avance del peón
2... TxPC?; 3. P5T, T4C; 4. P6T, libre.
12... P7A; 13. T1TD, R6C; 14. T1AR, T1C; 5.P7T, T1TD; 6. P4T!
P8T = D + ; 15. T x D , T x T ; 16. P8T 2. P3A, R4A.
= D, T8C + . Blancas abandonaron. Con la idea de impedir el avance
del peón CR de las negras (P4C- Botwinnik Parecía mejor 2... P4A! Después
La posición del diagrama 210 se P5C), que lograrían también un peón de 3. R2A, R3A; 4. R3R, R4R; 5. P4T,
produjo en una partida Alekhine- pasado, suficiente p a r a alcanzar las La posición 211 se produjo en una R4D; 6. P4C, P A x P ; 7. P x P , R4A;
Tartakover (San Remo, 1930). Las tablas. partida Botwinnik - Borissenko, del 8. R3D, R4C; 9. T4R, T2AD!; 10. T6R,
blancas tienen un peón m á s . La to- Campeonato ruso de 1955. La estruc- T3A; 11. T 5 R + , T4A; 12. T6R, P4C!;
rre blanca está ventajosamente co- 6..P4C! tura de peones es la m i s m a que en 13. P T x P , P T x P ; 14. P6C, T4C, y
locada y la torre negra bloquea el las partidas Alekhine - Capablanca, ganan.
peón libre. Las blancas tienen, pues, A pesar de todo; un bien funda- Alekhine-Tartakower y Lasker-Lowen-
ventaja material y posicional. Pero mentado sacrificio de peón. La única fisch, que acabamos de ver. Igual- 3. P4C+.

150 151
Las blancas hacen inmediato uso negro no puede ser defendido); 9., 6CD o 7CD p a r a jaquearle a distan- como Alekhine en el ejemplo 208);
de la posibilidad que se les ofrece R4D; 10. T x P , P5A; 11. T4T, T 6 R + ; cia y volver o p o r t u n a m e n t e a la 2. R2R, T8TD; 3. T4D (con 3. T8D+,
para disminuir el n ú m e r o de peones. 12. R2D, T x P ; 13. T 5 T + , y tablas. línea de vigilancia TD. R2A; 4. T8TD, R3C, las blancas tam-
El segundo pian se basa en avan- poco g a n a r í a n ) ; 3... T6T (corta el
3 PxP. Consideraremos ahora posiciones zar solamente el peón hasta la sexta paso al rey blanco y ataca el peón
en las que la torre del bando débil horizontal, dejando al rey blanco retrasado 3CR); 4. R2D (blancas ce-
Las negras difícilmente podrían está colocada justamente, o sea, ata- un refugio contra jaques verticales den un peón para poder avanzar el
c o n t r a r r e s t a r el plan dei contrario cando al peón libre desde a t r á s . La en ¡a casilla 7TD. Con ello, se libe- peón T D ) ; 4. . R2A (el peón 3CR no
de lograr un peón libre. torre del bando fuerte puede prote- raría la torre blanca y, con su ayu- puede avanzar y, por de pronto, las
Las anteriores partidas nos han ger al peón lateral o frontalmente. da adelantaría el peón hasta su ca- negras prefieren mejorar la posición
enseñado que en esta clase de po- En el primer caso, la torre tiene más silla de transformación. Pero en el de su r e y ) ; 5. R2A, R3C; 6. R2C,
siciones sólo creando un peón libre, libertad de movimientos, pero el transcurso de ia maniobra las ne- T x P C ; 7. P5T, R4T; 8. P6T, T3C;
avance del peón es m á s difícil; en gras tendrían tiempo de c a p t u r a r 9. P7T (también 9. T4T, T 3 C + ; 10.
con la consecuente desviación de la
el segundo, el peón puede avanzar uno o dos peones en el flanco de rey. R3A, T1C; 11. P7T, T1TD; 12. R4D,
torre enemiga, puede salvarse el
rápidamente hasta la sexta o sépti- Consideremos una posible conti- R x P ; 13. R5R, R5C; 14. T1T, P4C;
bando débil. En todo caso, no obs- 15. T1C + , R6A conduce a tablas);
tante, había de contestarse 3... R3R. ma horizontal, quedando, empero, nuación :
la torre en posición pasiva. 9... T3TD; 10. T7D, P3C! (un e r r o r
Más abajo detallamos un análisis de sería 10... R x P ; 11. T x P , porque el
esta continuación. 1. P6T, P4T; 2. R3A, R3A; 3. R4R,
R3R (es posible también 3... T x P ) ; rey negro quedaría cortado e impe-
212 diría el avance de su propio peón.
4. P x P + , R4R. 4. R4D, R4A; 5. R5A, RSC; 6. R6C,
T 7 C + ; 7. R7T. T x P ; 8. T8AD, R x P ; Sería suficiente 10... R5C; 11. T x P +
9. T4A, T7CD. R x P A ; 12. T x P , R5C; 13. P5T, R4C;
También después de 4... R4C; 5.
14. P6T, T5T; pero no 14... P5A?;
R2C, R5T; 6. R1C!, R6T; 7. R1T,
Las negras amenazan crear dos 15. T7AR!, R x P ; 16. T6A+ y ganan.
P4A (7... T2R; 8. T3T + , R x P ; 9.
peones pasados y unidos después de
T x P = ) ; 8. P x P , P x P ; 9. R1C, P5A;
P3A, seguido de P4C. 11. T x P + , R5C; 12. R3C, T8T; 13.
10. R2A, las tablas son inevitables.
R4C, R x P A ; 14. R5C, R6C; 13. R6C,
Un ejemplo de exacta y metódica P5A; 16. P5T, P x P ; 17. T x P , P6A;
5. P4T, R4D; 6. P5T, P x P ; 7. P x P , defensa lo representa el diagrama 18. T5C+, R7T; 19. T5TD, T x T ; 20.
R3R. 213, tomado de la partida Lipnitz- R x T , P7A; 21. P 8 T = D , P8A=D y
ky-Smyslow ( X X Campeonato ruso). tablas.
0 7... R4A; 8. P6T, R4C; 9. T4T, Ante todo, las negras han de colocar 214
T2T; 10. T5T + , RSC; 11. T4T + , R6C; su ¡orre detrás del peón libre.
12, T3T + , R7C; 14. T4T, y las negras
no pueden llevar adelante el peón Tablas 213
TD.
Smyslow
En comparación con la partida
8. P6T, R2A; 9. T4CR!, R1A; 10. Alekhine-Capablanca (ejemplo 208),
T4AR, T3T; 11. T4CR, T2T; 12. T4AR, en este diagrama se p e r m u t a la co-
R1C; 13. T x P , P5T; 14. T2A, R2T; locación de las torres. Las blancas
15. T2TD, R x P ; 16. R2A, R4C; 17. disponen de dos planes estratégicos.
R3R. Tablas. El p r i m e r o consiste en avanzar el
peón hasta 7TD, con lo que la torre
Después de 3... R3R, la partida po- negra quedará sujeta a su vigilan-
día t o m a r el siguiente r u m b o : 4. cia, impidiendo al mismo tiempo la
P x P , P x P ; 5. R2A, R3D; 6. R3R, expansión del rey negro p o r el table-
T2R+ (caso contrario, el rey blanco ro y m a r c h a n d o finalmente con el rey
penetraría hasta 6CR, vía 4A-5AR, y propio sobre la casilla 7CD. Este Tablas
capturaría al peón TR negro. Las plan sólo es bueno si el rey negro
negras llegarían a ganar la torre ha quedado totalmente aislado en el Si los peones del flanco de rey es-
blanca por el peón TD, pero enton- flanco de rey; m á s adelante, anali- tan enfrentados y bloqueados entre
ces el peón TR libre de las blancas zaremos posiciones de este tipo. En Lionitzky sí, dificultando a las negras la for-
aseguraría tablas); 7. R3D, T4R; 8. la posición del diagrama, la torre mación de un peón libre, aumentan
T4AR, P4A; 9. T4TR! (el principal negra podría esperar que el rey 1....T8A+ (en caso contrario, las las probabilidades de las blancas
recurso de las blancas. El peón TR blanco apareciera p o r las casillas blancas jugarían 2. T3T y ganarían (véase el diagrama 214).

152 153
Después de 1. P6T, la continuación En comparación con el ejemplo Con esta jugada se consigue final-
exacta es 1..., R2A! Ahora las negras 11 T8CD, T x P ; 12. T5C+, R3R; 13.
anterior, se observa que el peón mente el aislamiento del peón de
podrían contestar a 2. P7T con 2... R X P , T1T; 14. R x P , T1CR; 15. P4C,
base de las negras está, en el dia- rey.
R2C! y obtendrían tablas, según grama 215, en 5CR, en lugar de 3CR. T 1 T + ; 16- R6C y las negras abando-
quedó analizado en el diagrama 212. Esta circunstancia decide rápidamen- naron.
20... P x P ; 21. R5A, T6A+; 22. Rx
Si 2. R2R, también 2... R2C (2... te el resultado de la lucha. 217 PC, T2A.
T x P ? ; 3. P7T, T6T; 4. T8TR); 3. Después de 1. P7T!, el rey negro
R2D, T x P ; 4. T8CD, T6TD; 5. T7C+, Udovcic
queda atado a las casillas 2CR y Tampoco salvaría 22... T6TD, por
R3A; 6. T6C + (6, P7T, R3R favore- 2TR, mientras su torre no puede 23. R5A, T4T; 24. R6R, R2T; 25. R6A,
ría la actividad del rey n e g r o ) ; 6... abandonar la línea TD. Las blancas ganando el peón.
R2C; 7. R2A. Ahora 7... T5T, sería ganan según el ejemplo 161, en el
mala, p o r 8. R3C. Por consiguiente, que conquistan el peón AR de las
las negras tienen que crear ineludi- 23. T8C + . Negras abandonaron.
negras mediante el zugzwang.
blemente un peón libre. Por ello si-
g u e : 7... P4C!; 8. P A x P , P5A; 9. Los análisis de estos interesantes
R2D, P6A; 10. T7C+, R3C; 11. P7T, 216 finales permiten las siguientes con-
T 7 T + ; 12. R1R, R4A; 13. T7A+, R3C; Lundin clusiones : la ampliación de material
14. T x P , T x P , con posición de ta- en- el flanco de rey a tres o cuatro
blas. peones por bando eleva las probabi-
lidades del bando fuerte. Si en el
diagrama 217 se quitan ambos peones
O bien 13. T7C, T 2 R + ! ; 14. R1A, de rey, el resultado es, inevitable-
T7TD. mente, tablas, como quedó visto en
Bisguier los diagramas 212 y 214. Precisamen-
Si se demora el crear el contra jue- te, en el caso que nos ocupa las
go puede surgir la derrota. Por ejem- blancas ganan siempre al aislar el
El final del diagrama 217 ha sido
plo, perderían las negras si juga- peón de rey negro.
tomado de u n a partida Bisguier-
sen 1... T 7 T + ; 2. R3R, T 6 T + . Se-
guiría 3. R4D, T x P ; 4. T8AD, T6TD; Udovcic (Zagreb, 1955).
5. T7A+, R3A; 6. P7T, R3R; 7. R5A 218
(la penetración del rey negro hacia 1. R2T, T8T; 2. P4C. Konstainopolsky
su casilla 5R es tardía, toda vez que
el peón de m á s en el flanco de rey Aunque también este plan se ma-
Unzlcker nifiesta como aceptable, hubiéramos
no tiene v a l o r ) ; 7... T8T; 8. R6C,
T 8 C + ; 9. R6A, T8TD; 10. R7C, R4D; preferido un procedimiento m á s me-
11. P8T=D, T x D ; 12. R x T , R5R; 13. La posición 216 procede de una tódico: 2. P3C-P4A-PXP, combinado
T7CR, R x P ; 14. T x P , R6R; 15. T5C partida Unzícker-Lundin (XI Olim- con P7T, con el que el rey blanco
y ganan. píada, 1954). Llevar el rey hacia 7TB puede m a r c h a r sobre el peón negro
no ofrece nada a las blancas, pues que queda aislado en la línea de rey.
entretanto caerían los peones 3AR y Llegado el rey a 6D, estando la to-
215 3CR. Tampoco presenta gran atrac- rre negra en 4TD, las negras perde-
tivo, a primera vista, la jugada 1- rían por zugzwang. Por ejemplo:
P7T. Si el peón AR negro estuviera R3CR, R6R, Si el rey negro se ha-
en 2A, en lugar de 3A, las negras ha- llase ya en 3CR y fuese mano, a
rían tablas, sin m á s que llevar su 2TR seguiría R7D, T6T; R7A!, T4T,
rey hacia 2CR, vía 3AR. Pero en esta R6C, R6C; R 6 R ± ; véase el ejem-
situación el rey negro no logrará plo 161. Panow
llegar a las casillas de seguridad y
el rey blanco podrá penetrar hasta 2... P x P ; 3. P x P , T5T; 4. P7T!, Aquí viene también un final Pa-
la casilla 6TR. T7T+ ; 5. R3C, T 6 T + ; 6. R2A, T 7 T + ; now - Konstantinopalsky (1948). Los
La partida prosiguió así. 7. R3R, T6T+ ; 8. R2D, R3C; 9. P 5 T + , peones negros son débiles. Por ello
R4C; 10. P6T!, R3C; 11. P x P , R x P ; las blancas juegan en seguida 1. P7T,
1. P7T!, T 7 T + ; 2. R30, T8T; 3. 12. R2A, T 7 T + ; 13. R3C, T8T; 14. preparando la marcha del rey hacia
R4D, T4T; 4. R4A, T6T; 5. R5A, T8T; R4C, T7T; 15. R5C, T 7 C + ; 16. R6A, el peón AR negro. Otro plan (llevar
6. R6D, T6T; 7. R7R, T3T; 8. R7A, T7TD; 17. R6D, T 3 T + ; 18. R7R, T4T; el rey hacia 6CD y 7TD) conduciría
Blancas ganan T6T; 9. R7C, T8T; 10. R6T!, T3T; 19. R6R, T6T;20. P5C. a tablas, al perder las blancas el

154 155
peón 2AR y convertirse el peón negro 221 222
Es de destacar todavía que si en
de rey en libre y peligroso. la posición del diagrama 219 (con la Kopylow
torre en 7TD, después de la jugada
Después de I... T6T; 2. R1A, T7T; 11) añadimos un peón blanco en
3. R1R, T5T; 4. R2D, T6T; 5. R2R, 4TR, y otro negro en 3TR, las blan-
T5T; 6. R3R, T7T; 7. R4D, T4T; 8. cas ganarían mediante la siguiente
R4A, T8T; 9. R5D, T6T; 10. R6D, maniobra: ¡2. R6R, T4T; 13. T8R
T3T+ : 11. R5R y las blancas han al- T x P ; 14. T7R + , T x T ; 15. R x T , ga-
canzado el objetivo propuesto. Véase nando.
el diagrama 219.

219
Konstantinopoisky

Tablas
Taimanow
nar jugando primero 1. P7T, p a r a se- Juegan negras
guir con la maniobra 1... T8T; 2.
P4A, P x P + ! ; 3. R x P , P5T!; las ne- cas, se bloquean los peones enfren-
gras alcanzan el empate sin dificul- tados entre sí, y el intento de for-
tad. Si las blancas empiezan con m a r un peón libre en el flanco de rey
1. R1A, viene 1... R2T; 2. R1R, R2C; será extremadamente difícil. ¿Podían
3. P7T. El rey blanco podrá p a s a r jugar las negras otra cosa? Si per-
Blancas juegan y ganan adelante, pero en cuanto llegue a la miten el avance del peón TR blan-
Negras juegan y hacen tablas casilla 6R, nos encontraremos en la co hasta 5TR, el negro se encontrará
posición del diagrama 220, con la en una posición desagradable; al te-
Panow única diferencia de que el peón TR
Supongamos que ahora el rey blan- ner que detenerlo con la tímida ju-
co está en 6R, y la torre negra en blanco está en 2TR, en lugar de 4TR.
gada P3T, vendrá P5A y P4C, con
Sin embargo, sigue 11... T7T! y las 4TD, con la formación de peones Las negras se salvan con la jugada
T7T!, porque el final de peones, bloqueo a favor de las blancas, cuyo
negras vuelven a ordenar su posi- del diagrama 220. rey se marchará tranquilamente ha-
ción. Después de 12 R x P , T x P + ; después de T8R, T x P , T 7 R + , T x T ,
La única jugada es I... T 3 T + ! Per- R x T , es tablas, y a R5R se contesta cia 3AD. La jugada del texto es cla-
13. R x P , T7T, se forma una conoci- dería 1... T7T; 2. T8R, T3T+ (el ramente forzada.
da posición de tablas; las blancas con T7R+, En este ejemplo, tiene efi-
fina! de peones, después de 2... T x P ; cacia ¡a actividad de la torre negra
pueden avanzar el peón hasta 6CR, 3. T 7 R + , T x T ; 4. R x T está perdido 2. P4T, P4A.
pero las negras no lo toman, jugan- en la segunda horizontal, por el nulo
por las negras); 3. R x P , T x P ; 4. valor del peón 2TR de las blancas.
do sólo la torre a lo largo de la lí- T5R, R3T; 5. T6R+ R2C; 6. T6C+, También otras jugadas pasivas de
nea TD. R2T; 7. T6AR!, T 4 T + ; 8. R4A, R2C; espera están condenadas al fracaso.
Para ganar sería indispensable que 9. T 5 A ± . La posición 222 se produjo en una Por ejemplo, 2... T8C; 3. P5A, T7C;
el peón fuera de AR. Prosigamos estudiando la posición partida Taimanow - Kopylow (1951). 4. T7C + , R1C; 5. P3C, T8C; 6. P4CD,
Otro intento (12. R6R, T4T; 13. 220, con la jugada exacta de las ne- Las blancas tienen un peón libre en T 6 C + ; 7. R4A, T8C; 8. P5C, T7C;
T8R, T x P ; 14. T7R+, T x T ; 15. gras 1... T 3 T + ! Si 2. R x P , sigue la línea CD. El peón de caballo no 9. P6C, T6C; 10. R4R, T x P C R ; 11.
R x T ) conduce a un final de peón, 2... T4T+, etc. Queda p o r probar es más fuerte que el peón de t o r r e ; T7AD, T6C; 12. P7C, R2T; 13. R5D,
que también es tablas. 2. R5R. En este caso, las negras puede ser atacado más p r o n t o p o r y las negras no tienen defensa (la
Por todo ello, las blancas regresa- contestarían 2... T5T, o 2... T7T para el rey enemigo. preparación de P4C con R3T fraca-
ron con el rey a 2TR y, estando la seguir a 3. R4A con 3... T x P + ; 4. Este interesante final se desarrolló saría por la contestación T8A de las
torre negra en 8TD, jugaron 1. P4C. R5C, T7TD; 5. R x P T . P5A! =. como sigue: blancas).
Siguió 1... P x P ; 2. R3C, T5T; 3. R4A, Las demás jugadas de torre en la
P 6 R + ; 4. R x P y ambos contrincan- línea TD, pierden por 3. R4A, T4T; 1 P4T. 3. T7C+, R3A; 4. R3C, R3C; 5.
tes acordaron tablas. Las negras 4. T8R!; pero no 4. R5C?, P5A+, T6C+, R2A; 6. R3A, T8C; 7. R3R.
pueden jugar 4... P6C y después de Se va la m a n o a esta jugada, que
5. P x P (5. P4A, T7T) vuelven a que- La posición del diagrama 221 es amenaza 2... P5T y 3... P6T. Aunque Evidentemente, las últimas jugadas
d a r con un peón, el de CR. tablas. No valdría el intento de ga- después de la respuesta de las blan- han sido efectuadas bajo la presión

156 157
223 2... P4A.
del reloj para llegar a! control. Aquí 26. T x P + , R3D.
quedó la partida aplazada y, después Alekhine
Un m o m e n t o muy instructivo. Ale-
de los previsibles análisis en casa, Pierde en pocas jugadas. Tampoco khine renunció a la jugada lógica.
se continuó: era suficiente 26... R1A; 27. P7C + 2... T6A, pues había calculado las si-
R1C; 28. T7AR!, T8AR; 29. T x P ' guientes variantes:
7... T7C; 8. R3A, T8C; 9. P4CD, R x P ; 30. R4D, R3A; 31. R5R, R2D '
32. R6A, R1R; 33. R6C ± . 2... T6A; 3. R2D, T 7 A + ; 4. R3R,
T 6 C + ; 10. R2A, T 7 C + ; 11. R3C, P7C; 5. P3A!, T7C (o 5... T6A+; 6.
T 6 C + ; 12. R2T, R2R; 13. P5C, R2A; R2A, T x P + ; 7. R2C, seguido de 8.
14. T8C, R3C; 15. P6C, R2A; 16. R1C, 27. R4A, T8A+.
T x P C , con tablas fáciles); 6. P x P ,
T7C; 17. R1A, R3C; 18. P3C, T6C; T x P + ; 7. R4A!, T x P + (si 7... T7C,
19. R2R, T x P C R ; 20. T8AD, T6C; Asimismo, no vale 27... R3A; 28 entonces 8. R3A, T7AD; 9. P5C); 8.
21. T6A + , R2A; 22. R2D, R2R! P7C, R3D; 29. T8C, T x P ; 30. T6C + , R3A, T x P ; 9. T x P , y las negras
R2A; 31. T7C + , etc. quedan sólo con los dos peones de
Idea exacta de la posición. El rey torre y alfil. También aquí, como en
negro tiene que participar en la lu- 28. R5C, T 8 C + ; 29. R6T, T 8 T + ; el ejemplo 222, la conversión al final
cha contra el peón libre CD, y con 30. R7C, T5T; 31. T5C, T x P ; 32. de los dos repetidos peones, permite
ello, facilitar todavía más la acti- T x P T , T8A; 33. R8A, T 8 A + ; 34. Euwe mantener fundadas esperanzas de ta-
vidad de su torre. R8C, P5A; 35. P7C, R3R; 36. R7T. blas al bando débil.
Negras abandonaron. no hay ninguna línea p a r a forzar la Al parecer, las negras podían ha-
23. R2A, T4C; 24. R3A, R2D; 25.
victoria de las negras. Grigoriew ber forzado la v a n a n t e con 6... P x P
T6C. Este final enseña que el bloqueo
hizo un balance de todos estos aná- (en lugar de 6... T x P ) ; 7. R4A, P4A;
de los peones en el flanco de rey
es desventajoso para las negras, por lisis, llegando también a la conclu- 8. P 5 T + , R3T! (véase diagrama 224).
Si 25. T7A + , sigue 25... R8D; 26. sión de que Alekhine tenía sólo pro-
T7C, R1A; 27. R4A, T8C; 28. T7A + , dificultar la formación de un peón
libre. Pero también demuestra que babilidades prácticas, pero que teó-
R1C; 29. R5A, T8AR! =. Es malo
el bloqueo ofrece sorprendentes pers- ricamente, el final e r a - t a b l a s . 224
25... R3D; 26. T x P , R4D; 27. P7C,
R5R; 28. R4A, T8C; 29. T7D!, R x P ; pectivas de tablas si logra transfor-
30. T4D + , y T3D+ o T5D + , interpo- marse el final en otro, en el que el 1.R2R, T6AR;2. R1R!
niendo la torre en la línea CD. O blanco quede con dos peones de ven-
29... T3A+; 30. RíC, T 8 C + ; 31. R3A, taja, con la condición de que sean Es malo 2. T5D, p o r 2... T4A!;
R6A; 32. R2A, T4C; 33. T3D + , R x P ; de torre y alfil del mismo flanco. En 3. T2D, T4CD. O 2. T7C, R4A; 3.
34. T3CD ±. este caso, y como ya hemos visto T5C + , R5R; 4. T x P T , R5D; 5. T5C,
al estudiar el capítulo IX, es impor- R5A; 6. T8C, T4A; 7. R3R, R6A; 8.
tante para las negras que su rey T8A+, R7C; 9. T8TR, R7A; 10. T8A+,
25... T8C? R8C; 11. T8TR, P7C; 12. P5T, T 6 A + ;
vaya rápidamente hacia las líneas
AR y CR, y no quede arrinconado 13. R2D, R7T; 14. T8T + , T6T; 15.
Era mejor 25... R1A!, y si 26. R4A, T8CD, P8C=D +. La continuación
sigue 26... T4T (con la amenaza 27... y cortado en la octava horizontal.
T5T+ y 28... T x P ) ; 27. R4D, R2C; 3. T7R, T6A; 4. R2D, T7A+; 5. R3R,
28. T x P + , R x P ; 29. T5C, R3A; 30. P7C; 6. T7CD, R4R; 7. P3A! conduce
La posición 223 proviene de una
T x P T , R3D. Aunque las negras lle- a una posición en la que hay mucho
partida del match Euwe - Alekhine
guen a perder el peón que queda, no a discutir. Queda todavía 2. R1A.
(1937). La misma fue minuciosamen-
está garantizada la victoria de las Seguiría 2... P4A; 3. T6C + , R2A;
te analizada por ambos contrincan-
blancas. Los finales con el p a r de tes y sus respectivos secundadores. 4. T6TR (en la formación de un peón Efectivamente, se ganaría después
peones de torre y alfil proporcionan La situación parece aflictiva para libre en la línea TR están las m á s de 9. RxP, T x P ; 10. TxP, R x P ;
muchas probabilidades de tablas al las blancas. El peón libre CD de las importantes posibilidades p a r a las 11. T2T + , T6T; 12. T2AR, R5T (12...
bando débil, como ya hemos anali- negras está muy adelantado, prote- blancas); 4... P5A!; 5. R2C (5 P x P ? , T6A+ gana en seguida. Nota del tra-
zado detalladamente en el capítu- gido p o r su torre, que, a su vez, tie- P6C); 5... P x P ; 6. P x P , T6A; 7. d u c t o r ) ; 13. R4A, T8T, etc. (véase el
lo IX. ne un punto de apoyo en 6AR. Sin R2A, T7A+; 8. R3R, P7C; 9. T6CD, diagrama 43). Pero las blancas po-
embargo, en la reanudación, la par- R2R: 10. R4A, R2D; 11. R5C, R2A; dían haber jugado 10. R4A!, T7C; 11.
tida terminó en tablas, lo cual ori- 12. T3C, R3A; 13. R X P (o 13. R6C, R3R!, tablas; p o r ejemplo: 11...
La jugada del texto contiene, em- T7D); 13... T 4 A + ; 14. R x P , T4CD; P8C = D ; 12. T x D , R x P ; 13. R4A = .
pero, una trampa. Si las blancas jue- ginó críticas de muchos comenta-
ristas. Pero por los análisis de Bela- 15. T x P , T x T , y las negras ganan, En lugar de 5. P3A, Maroczy su-
gan 26. R4A, sigue 26... T8AR; 27. porque su rey llega a tiempo p a r a
R5A, T x P ; 28. T x P + , R1A; 29., R6A, wenetz, Panow, Kmoch, Maroczy V giere o t r a defensa: 5. P4A. (Véase
Flohr, se ha podido comprobar que detener los peones enemigos. diagrama 225).
T5A + , y tablas.

158 159
225 Conduce a una sencilla posición La posición 226 se produjo en una 6CD. La torre negra está sujeta a la
de tablas. Lo lógico era 4... T6A; 5 antigua partida Teichmann-Schaliop vigilancia del peón 7TD. Sólo un ac-
R2D! (5. T x P , P7C; 6. T7T+, R3C (1896). Después de 1. T4A, ias negras tivo juego del rey propio podría sal-
7. T7CD, T8A+, p e r d e r í a ) ; 5... T7A+ ganan de manera muy sencilla. var a las blancas.
6. R3R, P7C; 7. T6CD, R2R; 8. P4A Se continuó: 1... P4A. (Necesaria.
R2D; 9. R4D, R2A; 10. T3C, R3A : 1 T7D; 2. P3A, T x P T ; 3. T x P , Las negras quieren activar el juego
11. T8C!, T7C; 12. T3C! (malo es T7C; 4. T4TD. P7T; 5. P4C, P4C; 6. de su rey. y adelantar los peones de
12. R5R, p o r 12... T7D, seguido de R3C, R3A, y el rey negro pasa ai flan- la séptima horizontal): 2. P4T (ame-
13... T4D+ y 14. T4C); 12... T x P co de dama, mientras el blanco que- naza 3. P 5 T + ) ; 2... P4T; 3. T7C,
(si 12... T7D+, sigue 13. R3R!); 13 da reducido a la mínima actividad. R3A; 4, P3A, T8T.
T x P , T6TR; 14. R5R, T x P ; 15. R x P En la partida se jugo: 1, T4A, T3C; En este momento, las blancas cam-
P6C; 16. T2C, T5C; 17. R4R, P5T; 2. R1C, R3A; 3. R1A, R3R; 4. R2R, biaron su plan, v eligieron la conti-
18. R3A, logrando las tablas. P6C; 5. P x P , T x P ; 6. T4TD, T 7 C + ; nuación 5. R3C," T7T; 6. P4A, P3C
7. R3R, P7T. Las negras han logrado (conduciría a tablas 6... P5R!; 7.
5. T x P ! finalmente el avance del peón , TD R2T, T8T; 8. P3C, P3C; 9. R2C, T7
Tablas hasta la segunda horizontal, p o r un T + ; 10. R1A, R3R; 11. R1R, R4D!;
Euwe derriba el último escollo. La camino más largo. Ahora también 12. T7AD, R3D!; 13. T7CR, R4D, con
jugada natural 5. P x P perdería des- se gana sin dificultades mayores. la amenaza"de llegar con el rev hasta
En comparación con la variante
que tan ampliamente hemos venido pués de 5... T x P ; 6. T6C (se ame- la casilla 6D); 7. T6C+, R2A; 8.
analizando, en la posición 225 las nazaba 6... T5C); 6... T6A; 7. T5C, 8. P4C, R4D; 9. P5C, R4A; 10. P4C, P x P , T x P . Este final fue ganado
negras tienen todavía m á s ventaja. T6A; 8. R2R, T 7 A + ; 9. R3R, P7C. R4C; 11. T8T, R5C, y las blancas con muchas dificultades.
El peón libre está en la penúltima Ahora, todos los intentos de contra- abandonaron. ¿Tenían las blancas motivo para
fila, y la t o n e tiene libertad de mo- juego serían evitados por la jugada cambiar el plan principal? Para li-
vimiento en la- segunda horizontal. P6C. Las blancas no podrían impe- Si el peón TD negro se hubiera berar la torre habían de jugar 5. P3C.
Los peones negros del flanco de rey dir el desplazamiento del rey negro podido detener en 6T, las blancas Podía haber seguido: 5... T 7 T + ; 6.
no pueden ser atacados por la torre hacia el flanco de d a m a . tendrían buenas posibilidades de ta- R1C, P5R! (había que impedir nece-
blanca. Al parecer, para alcanzar la blas. sariamente la fuerte jugada 7. P4R);
victoria, las negras no han de hacer 5 T6A. 7. P4A. P3C; 8. R1A, R3R; 9. R1R,
227
más que desplazar su rey hacia el Judowitsch R4D, y dada la gran actividad alcan-
flanco de d a m a ; sin embargo, la de- Igualmente lleva a tablas 5... P x P ; zada por su rey, las negras llegan a
fensa posee suficientes medios para 6. P x P , T x P ; 7. R2A. T6T; 8. T5CD, obtener las tablas.
igualar, ai adquirir el rey blanco P7C; 9. R2C. Había, pues, en este caso, y ante el
amplia actividad. 5... R2A; 6. T6C, exacto juego de ias negras, motivo
R2R; 7. R4R, R2D; 8. R5A, R2A; 9. 6. T5CD, P 6 A + ; 7. R2D, T 7 A + ; 8. para cambiar el plan estratégico de
T3C, T7D! (defensa indirecta del R3R, P7C; 9. R4A, T 5 A + ; 10. R3R, llevar al rey blanco hacia el flanco
peón 3AR); 10. R6C, R3A! (nueva- T7A. Tablas. de dama, cosa que no habría podido
mente están defendidos los dos peo- realizarse verdaderamente.
n e s ) ; 11. T8C!, y tablas. 226
Schailop
La partida Euwe-Alekhine (diagra- En el diagrama 228 se refleja una
ma 223, con las jugadas va hechas posición obtenida en u n a partida
1. R2R, T6A; 2. R1R, P4A), prosiguió Tartakower - Niemzowitsch (Berlín,
como sigue: 3. T6C+, R2A; 4. T6TR! 1928). El peón libre TD ha alcanza-
He aquí el principal triunfo de las do la séptima horizontal, y está de-
blancas. Si el rey negro insiste en fendido lateralmente p o r la torre.
Ragostn
su propósito de desplazarse hacia el Las blancas amenazan m a r c h a r con
Juegan las negras su rey hacia la casilla 8CD. La torre
flanco de dama, 4... R2R; 5. T x P ,
la torre blanca regresará a la línea negra está sujeta a la vigilancia del
CD (5... P7C; 6. T7T + , R3D; 7. T7 Consideremos ahora un final de peón libre adversario. En este tipo
CD). Las negras podrían defender una Partida Ragosin - Judowitsch de posiciones sólo es posible lograr
el peón con 4... R2C, pero entonces (1947), según el diagrama 227. El que tablas si el rey del bando débil pue-
la torre volvería en seguida hacia ambos bandos tengan cuatro peones de organizar un contrajuego en el
6CR. en el flanco de rey no cambia esen- flanco opuesto.
cialmente nada. Las blancas amena- Se continuó: 1... R3A; 2. R1R, P3C.
4 P5A. Teichmann zan llevar su rey hacia la casilla Es muy importante hacer notar que

160 161
— TEORÍA FINALES TORRE
228 las blancas ganan un tiempo decisi- de llegar a la consecución de tablas 229
Niemzowitsch vo); 10... T6T+ (o 10... T4T; 11 (diagrama 222); pero muchas veces Juegan las negras
T x P , T x P ; 12. T5C+ y 13. R4D)-
hay que ceder un segundo peón p a r a
11. R2D, R5D; 12. T7D+, R4A (o 12
convertir el final en otro de torre y
R4R; 13. R2A, R3R; 14. R2C, T3T;
15. T7CR, R4D; 16. R3A, R4A; 1?' el par de peones de torre y alfil de
T x P , T x P ; 18. T5C+ y ganan); un mismo flanco, contra torre, cuya
13. R2R, R3A; 14. T7CR, R4D; 15. final, en la teoría, está considerado
T x P , T x P ; 16. T5C+, R5D; 17. T x P , debe terminar en tablas. Si el peón
T7T + ; 18. R1A, P6R; 19. P x P , R5R; libre es de caballo, en lugar de torre,
20. T5CR, R6A; 21. R1C ±. es más difícil obtener la victoria
(diagrama 222).
Los ejemplos que acabamos de es-
tudiar, de finales de tres peones con- 4. Un peón que ha llegado a la
tra tres peones, o cuatro contra cua- séptima, defendido lateralmente p o r
tro, en un flanco, y un peón libre en su torre, dificulta en grado sumo la
el opuesto, permiten deducir las si- defensa (diagrama 223, la variante
Tartakower
guientes conclusiones: después de 4 ...P5A; 5. P x P ) . La de- Tablas
fensa puede tener éxito solamente si
la activa jugada 2... P4C, no salva- se puede formar un peón libre en el
1. Si la torre del bando fuerte Estimada en conjunto, ¡a posición
ría la partida. Por ejemplo. 3. R1D, otro flanco (diagrama 225). Si no
está detrás del peón libre, mientras es poco ventajosa para las negras.
P5C; 4. P x P , P x P ; 5. P3C!, R4R; existe la posibilidad de crear un con-
la torre contraria ha de bloquearlo Su rey está cortado del flanco de
6. R1A, P6R; 7. P x P , R5R; 8. T7AR, trajuego, la derrota es inevitable
(diagrama 208), la defensa no pue- dama y, lo que es más importante,
R x P ; 9. R1C, T3T; 10. R2C, R5D; (diagrama 228).
de tener éxito. Sólo la formación de no se puede obtener un eficaz con-
11. R3C, R4A (véase diagrama 159). un fuerte peón libre en el flanco trajuego en el otro flanco. En la
contrario permite dificultar la victo- 5. Un peón que ha llegado a la partida Alatorvew - Tschechower
3. R1D, R4R; 4. R1A, R4D; 5. R1C, ria, y aún salvar la partida (dia- séptima, defendido por su torre (1937) se produjo una posición aná-
T3T; 6. R2C. La primera etapa se ha grama 211). desde la octava, garantiza la victoria loga, pero los peones blancos esta-
cubierto. Las blancas amenazan avan- sólo en el caso de que para el rey ban en 2AR, 3CR y 4TR; el contra-
zar con el rey p o r la línea CD. 2. La situación de la torre de) del bando fuerte exista como objeti- juego de las negras, a base de la
bando débil detrás del peón libre, vo de ataque la ganancia de un peón r u p t u r a P4A-P5AR, permitió la cap-
6... R3A; 7. T7CR, R4A! mejora considerablemente las pers- en el otro flanco. Además, es indis- tura del peón TR blanco y conse-
pectivas para la defensa, y a menu- pensable la creación de un segundo cuentemente, la creación de un peón
Niemzowitsch se defiende ingenio- do conduce la partida a tablas. peón libre en las líneas de rey o libre negro en la línea TR. Fue sufi-
samente. Si 8. R3C, sigue 8... T 3 C + ; alfil rey (o de dama o alfil dama, ciente p a r a conseguir tablas.
9. R4T, T3T + . No se gana con 8. según sea el flanco), según diagrama Al no existir en el diagrama 229
3. El plan estratégico, que con-
T x P , T x P ; 9. T5C + , R5D; 10. T x P , 225. Si el segundo peón libre es de la posibilidad del contrajuego en el
siste en llevar el peón libre hasta
T2AR!, y el fuerte peón negro de 5R caballo o de torre, no es suficiente ala de rey, indujo a Fine a conside-
la sexta horizontal, y apoyarlo con
compensa suficientemente el p a r de para forzar la victoria (diagramas rar la posición como sin esperanza
el rey, permite c a p t u r a r uno o dos
peones blancos de TR y CR. Así, 219 y 220). para el bando negro, por la marcha
peones del flanco opuesto al bando
hay que decidir algo para volver so- débil, y como consecuencia, crear Estas normas generales, natural- del rey blanco hacia el flanco de
bre el flanco derecho. Primeramente, un peón libre, que puede llegar a mente, no abarcan necesariamente a dama, y el consiguiente avance del
las blancas quieren mejorar la situa- convertir el final en otro de torre las posibilidades de toda la gama peón libre. En realidad, pero, des-
ción de sus peones. contra peón. La mayoría de las veces de posiciones. El concreto enjuicia- pués de I... T6A+; 2. R4D, T6T!; 3.
termina en tablas, porque el rey del miento de una posición puede, en R4A, T1T; 4. R3C, T1C+; 5. R4A,
8. P4T, T4T ( u n a astuta t r a m p a , bando fuerte acostumbra a quedar todo caso, aconsejar el d a r a la lu- T1TD, las negras logran las tablas,
en la que caen las blancas); 9. P4C, alejado, y llega demasiado tarde pa- cha otro sesgo, siempre que se juz- pues las blancas no pueden adelantar
P x P ; 10. P5T, P6C; 11. PxP3C, P6R!; ra frenar al peón enemigo (diagra- gue bien fundamentado. A continua- el peón TD, ni su torre puede aban-
12. T x P , T x P ; 13. R2A, T7T+; 14. ma 212). s e darnos u n ejemplo (diagrama donar la segunda horizontal sin per-
R1D, R5D; 15. P6T, P 7 R + ; 16. R1R, Si el bloqueo del peón libre difi- der el peón base de 2CR.
R6R, y la p a r t i d a terminó tablas. culta la formación de otro peón li-
bre contrario, mejoran las perspec-
La continuación exacta e r a : 9. P3C, tivas de ataque para el bando fuerte.
T3T; 10. R3A! (con esta maniobra La exacta conducción del juego pue-

162
163
CAPÍTULO XV

FINALES CON MAYOR CANTIDAD DE PEONES


VENTAJA DE UN FEON Y MEJOR POSICIÓN

Los finales que presentamos en En el tercer grupo incluimos fina-


esta sección son muy difíciles de les con la ventaja de un peón, com-
analizar con exactitud, dado que los pensada por la mejor posición del
planes estratégicos y su realización adversario, lo que nivela la lucha.
táctica son multiformes, y a menu-
do deben ser muchas las jugadas Y en ei cuarto grupo se compren-
que merecen ser calculadas de ante- den finales que no presentan ventaja
mano. Dividiremos su estudio en va- para ninguno de ios dos bandos.
rios grupos.
230
Pertenecen al primer grupo finales Lasker
en los que uno de los bandos ha ob-
tenido la ganancia de un peón y,
además, tiene mejor posición, que
puede presentarse en forma diversa.
Con los conocimientos actuales de
la técnica de finales, la consecución
de la victoria en los de este grupo
requiere solamente ciertas experien-
cias técnicas, y evitar la complica-
ción. Nos limitaremos a unos pocos
ejemplos.

Al segundo grupo pertenecen fina-


les con igualdad de material, pero
con ventaja de posición para uno de Rubinstein
los bandos, la cual sólo con una téc-
nica sin tacha se puede resolver sa-
tisfactoriamente. Los mejores maes- Un clásico ejemplo de final del
tros no están exentos de conducir grupo primero es la conclusión de
este tipo de finales sin errores. una partida Rubinstein-Lasker (San

165
231 232
Petersburgo, 1909), según el diagra- Las negras han creado ahora una Riumin Marshall
ma 230. Las blancas tienen un peón debilidad en su casilla 3CR. Pero no
libre en la columna de rey. Además, podían permitir 7. P5C. Después de
la torre negra está obligada a de- esta jugada, las blancas hubieran
fender el peón 2TD, mientras la to- podido continuar con 8. P5R, 9. RSA,
rre blanca dispone de mayor activi- 10. P6C, y contra la réplica forzada
dad. El plan del gran maestro en 10... P3T; 11. T 6 R + . Si 11... R1A, se
finales, Rubinstein, comprende va- dispone un zugzwang para ganar la
rias partes. La primera tiene como línea AD, y la torre blanca llegará
objetivo la limitación de movimien- hasta la casilla 8CR, vía 6AD-8AD.
tos del rey negro. Si en lugar de 11... R1A, el rey negro
juega 11... R2D, puede seguir 12.
1. T6T! T6AR!, R1R (si 12... P x T ; 13. P7C,
T1C; 14. P x P ) ; 13. P7A!, T x T ; 14.
Ahora ya no es sólo la t o r r e ; tam- P x T + , R x P ; 15. P6R+, R2R; 16.
bién el rey negro ve limitado su R5R, con un final de peones gana-
campo de acción. El intento de con- do. Ahora viene la cuarta p a r t e : Lowenfisch Maroczy
ducirlo hacia la casilla 1CD p a r a la asalto al flanco de rey.
defensa del peón 2TD queda sin éxi- niobra fuerza a la torre negra al ha sido tomada de la partida Ma-
to, porque las blancas a su vez lle- 7. R5A, R2A; 8. P5R, T2C; 9. T6D, desempeño de un papel activo. roczy-Marshall (Nueva York, 1924),
varían su rey hacia la casilla 6R, R1A. el bloqueo del peón libre por la torre
precediendo a su peón libre. 1. T5AD, R1C. representa un grave demérito para
Por ello, las negras tienen que es- la formación negra. Ya hemos indi-
Las negras se defienden con ener-
perar. O 1... T1D; 2. P5D, R1C; 3. R3A, cado en anteriores ejemplos con me-
gía y preparan una astuta t r a m p a
posicional. A la impulsiva combina- R2A; 4. R4A, R2R; 5. R5R, etc. nos peones, que la situación de la
1... R1A; 2. P4R, T2AD; 3. P4TR! torre ante el peón libre enemigo di-
ción 10. T8D + , R2A; 11. P 6 R + , R2R;
12. T8CR, seguiría 12... T 4 C + ; 13. 2. P4TD, T1D; 3. P x P . ficulta considerablemente la defen-
Sirve no sólo para p r e p a r a r me- R6C, T 4 C + ; 14. R7T, T x P C ; 15. sa. La partida continuó:
didas de mayor activación de las T x P + , T x T ; 16. R x T , R x P ; 17. Naturalmente, no 3. P5D. P x P ; 4.
piezas blancas, sino también como R x P , R3A; 18. R7T, R2A; 19. P4T, T x P , T x P ; 5. T x P , T7D = . 1. T1A.
profilaxis p a r a el posible contragol- P4T; 20 P6T, R1A; 21. R6C, R1C, y
pe T7A. el final de peones es tablas, pues el 3 P x P ; 4. PSD, T1C. Se amenazaba 1... R6D; 2. T1A,
rey negro tiene tiempo p a r a llegar R7D; 3. T4A, R6D, etc.
3... R2A; 4. P4C, R1A; 5. R4A. a su casilla 1AD. Ha sido alcanzado el objetivo. La
torre negra queda sujeta a la defen- 1 R6R.
Empieza la segunda parte del plan. sa del peón CD. Lo que sigue es
Actividad del rey blanco. 10. T6AD, R2A; 11. P3T.
sencillo. No 1... R6D, por 2. T1D+, R5A;
3. T6D ± .
5.. R2R; 6. P5T. Impide un posible contraataque de 5. R3A, R2A; 6. R3R, R2R; 7. R4D,
la torre negra por la casilla 5CD, de- R2D; 8. R3A, R3D: 9. R4C, T1AR. 2. T 1 R + .
El lector tiene aquí razón p a r a jando prácticamente zugzwang a las
formular una pregunta. ¿Por qué negras. Si 11... T2R, sigue 12. P 6 R + , El contraataque 9... T1R; 10. Tx Las blancas quieren simplificar el
avanza Rubinstein los peones del R1C; 13. R6C, T1R; 14. P7R! A 11... PC, T7R; 11. R x P , T x P A , llega de- final. Si 2... R7D; 3. T7R, P x P ; 4.
flanco de rey, en lugar de hacerlo R2R, decide 12. R6C, R1A; 13. T8A+. masiado tarde, por 12. T6C + , R4R; P x P , P4T; 5. T x P , T x P ; 6. P5T,
con el peón libre? Sencillamente, R2R; 14. R x P . A 11... R1A, viene 12. 13. T6R+, R4A; 14. P4CD, T x P ; 15. T5A+; 7. R5C, T4A+; 8. R4T!,
porque este peón solo no es sufi- R6C, T6C; 13. T8A + , R2R; 14. R x P , T3R, etc. T5A+; 9. T4C, T3A; 10. T4T!, T3TD;
ciente para decidir; es indispensable T x P ; 15. R x P . Por ello, Lasker
11. R 5 C ± .
crear nuevos puntos de ataque en el abandonó.
10. P4A, P4C; 11. P x P , P x P ; 12.
flanco de rey de las negras. Provo- T x P C , T7A; 13. R x P , T x P T ; 14. 2... R5D; 3. T1D+!, R4R.
car el avance de los peones negros En el ejemplo 231 (Lowenfisch-Riu- T6C+, R2D; 15. T6C, T x P ; 16. T x P
de este sector es la tercera parte del min, Moscú, 1935), la ventaja de un Forzada por la amenaza 4. T6D.
y ganan.
plan. peón no asegura todavía p o r com-
pleto la victoria. Pero la torre blan- En el diagrama 232, cuya posición 4. T1AD, R5R.
6 P3T. ca está activa y con la siguiente ma-
167
166
Las blancas han ganado un tiempo negras la creación de un peón libre
y pueden r o m p e r ahora p o r el flan- en el flanco de dama, pero el adver- Las blancas-ganan. Contra el avan- titud si la captura del peón TR ne-
sario, a su vez, puede lograr dos ce P5T-P6T y la consiguiente R6A, las gro por las blancas se podía efec-
co de dama.
negras no tienen defensa. tuar sin sufrir castigo. V e a m o s :
peones igualmente libres en el lado
5. P4T!, R6R; 6. P5C! opuesto.
234 a) 2... P4C; 3. T7A+, R1C; 4. T8
El desarrollo de la lucha es aquí
Calculando lejos: 6... T x P ; 7. Nesmetdinow A + , R2A; 5. T7A + , R3R; 6. T7TR,
un típico ejemplo de esta clase de
T x T , P x T ; 8. P5TD, P5A; 9. P6C, P5D; 7. T x P , P6D; 8. P x P , P7D;
finales.
P6A; 10. P7C!, P7A; 11. P8C=D, 9. T1T, T5D; 10. T1D, P x P + . O 8.
P8A=D; 12. D4A + . T8T, T5D; 9. T8R + , R2A; 10. T1R,
1. T5CD, P3C; 2. T2C.
P7D; 11.T1D, T 6 D + ; 12. R2A, P x P + .
6. T3C + ; 7. R3T, P X P ; 8. T X P, Una maniobra exacta. En este flan- b) 2... P4C; 3. T7A + , R1C; 4.
T3AR. co, las blancas no pueden hacer m á s P5T!, PSD; 5. T7D, R1A; 6. T7TR,
que defenderse tácticamente.
R1R; 7. T x P , P6D; 8. T8T + , R2R;
No 8... P3T, p o r 9. T6A.
9. T8T, T5D; 10. T1T, P7D; 11. T1D,
2.. R3R; 3. R2C, R4D. R3R; 12. R3A (12. P6T, R2A; 13. P7T,
9. T3A+, R7A; 10. T7A, P3T; 11.
R2C; 14. T1TR, R1T); 12... R4R; 13.
T2A + , R6A; 12. T6A, T5A; 13. T x P , Considerando las malas perspecti-
T5CR. P 6 T = . O 12... R2A; 13. R3C, R2C;
vas que ofrece su situación, las ne- 14. R3A, R3T; 15. R3C, P4A; 16. P x P ,
gras debían aspirar a un m a y o r re- R x P ; 17. T I T + , T5TR; 18. T1D =.
El resto no ofrece dificultades. crudecimiento de la lucha; por ejem-
plo, 3... P4CR; 4. R3T, P4TR; 5. P4A, Tajmanow Considerando las variantes bajo
14. T7T, T 6 C + ; 15. R2T, T7C+ ; R3A (o 5... T4A; 6. P4TD, con la ame-
b), las negras renunciaron a la ju-
16. R1T, T5C; 17. P6C, T x P + ; 18. naza T5C); 6. T5C, P 5 C + ; 7. R4T,
T7A; 8. T x P T , T x P + ; 9. R x P , El final del diagrama 234 se pre- gada 2... P4C. Sin embargo, las ne-
R1C, P4C; 19. T7A+, R6C; 20. P7C,
T x P ; 10. P4R). No obstante, las sentó en la partida Tajnianow-Nes- gras ganaban de una m a n e r a fina, o
T5CD; 21. R1A, P5C; 22. P5T, R6T;
blancas llevan las de ganar. metdinow, del XXI Campeonato ru- sea: 12... R2A; 13. R3C, R2C; 14.
23. T7T + , R6C; 24. P6T. Negras aban-
so, ! Las blancas tienen dos peones R3A, R3T; 15. R3C (véase el dia-
donaron.
menos! grama 235).
233 4. T2D + , R3A; 5. P4A, P4TD; 6.
Schaposchnikow R3A, P4CD; 7. P5A, P5T; 8. P4R, La defensa del peón 4AR blanco 235
T8A. es prácticamente imposible; después
de 1. R3A, seguiría 1... T5A. Con los
Si 8... P5C, sigue 9. P5R, P6C; 10. dos peones unidos y libres, las ne-
P x P , P x P ; 11. P6R, T7A; 12. P7R. gras ganarían de forma elemental.

9. P5R, T8R. 1. T x P , T x P + ; 2. R3C, T5R.

Tampoco es mejor 9... T 8 A + ; 10. Las negras renuncian a la jugada


R4R, T 8 R + ; 11. R4D. natural 2... P4C. A pesar de ello, la
ventaja de esta jugada es evidente,
10. T2R, T8A+. pues el rey blanco quedaría cortado
del peón libre de d a m a negro. Este
aislamiento del rey enemigo sería
Después del cambio de torres, el recomendado por los autores en la
final estaría perdido p a r a las negras. gran mayoría de los casos como la
Konstantinopolsky Negras ganan
técnica precisa a emplear. Pero, p o r
11. R4C, R2D; 12. R5C, P6T; 13. otra parte, el avance P4C debilita el
En el diagrama 233 (Konstantino- P 6 R + , R1R; 14. T2AD, P5C; 15. T8 peón 3TR; si las blancas Legasen a
polsky - Schaposchnikow, Sotschi, A + . R 2 R ; 16. T8TD. En esta posición, las negras ganan
capturarlo, quedaría un peligroso con la jugada 15... T4D! Las blancas
1952), las negras tienen un peón peón libre blanco en la línea TR. En
m e n o s ; en el flanco de rey poseen Se amenazaba 16... P6C. se encuentran zugzwang, pudiendo
una posición análoga de la partida elegir entre las dos continuaciones
sólo dos peones contra cuatro con- Euwe-Alekhine (diagrama 223), el
trarios, pero en el lado opuesto lle- 16. . T8R; 17. T4T, T7R; 18. T x P , siguientes:
ataque por Euwe del peón TR débil
van ventaja de dos contra u n o . Tal T x P T D ; 19. T7C+, R1A; 20. T7A+, contrario le salvó de la derrota.
distribución de peones facilita a las R1C; 21. T7T, R1A; 22. P4T. I 16. R3A, P4A; 17. P x P , T x P + ;
Aquí se tenía que calcular con exac-
18. R4R, T1A; 19. T x P , ' R x P ; 20.
168
169
T 2 T + , RSC; 21. T1T, T 1 R + ; 22. R3D, 5... . P 4 C + !
R6A + .
Si ahora 6. P x P a. p., negras con-
II 16. R2C, P4A; 17. P x P , R x P ; testarían 6... R2C.
18. R3C, R3T; 19. R4C, T6D!; 20. P6A,
R3C; 21. P7A, T 5 D + ; 22. R3A, R x P ; 6. R3A, R2A; 7. T7D+, R3R; 8. T7
23. R3R, T1D; 24. T x P , T X T ; 25. TR, P5D; 9. T x P , T6R+?
R x T , R3C!
Nesmetdinow omite u n a combina-
Volvamos a ia partida Taimanow- ción que ganaría sin complicaciones.
Nesmetdinow (diagrama 234, con las Decidía: 9... P6D; 10. T8T, R2D!;
jugadas 1. T x P , T x P ; 2. R3C, T5R). 11. T7T+, R3A; 12. T8T, T4D!; 13.
T8A+, R4C; 14. T1A, P7D; 15. T1D,
3. T6D. R5A; 16. P6T, R6D +. CAPÍTULO XVI
Para excluir al rey negro de la lu- 10. R2A, T5R; 11. R3A, T 5 A + ; 12.
cha, falta un t i e m p o : 3. T8A, R3C; R3C, P6D; 13. T8T, T5D; 14. T 8 R + , FINALES CON MAYOR CANTIDAD DE PEONES
4. T7A, P4T!; 5. P x P + , R3T; 6. T7D, R2A; 15. T1R, P7D; 16. T1D, T 6 D + ;
T4R; 7. R4C, T x P . 17. R2C, R2C; 18. R2A, R3T; 19. IGUALDAD DE MATERIAL CON VENTAJA POSICIONAL
R2C, P4A.
3... T4R.

Si 3... T5D, sigue 4. P5T, T8D; 5. La diferencia respecto al diagra-


En este capítulo analizaremos los La posición 236 proviene de la par-
R3A, R1C; 6. T8D+, R2A; 7. T7D+, ma 235, está en que el rey blanco
finales mencionados en el anterior tida Marshall - Tschigorin (Barmen,
R1A; 8. R2A y no se alcanza ver se encuentra en 2CR y la torre ne-
como grupo segundo, o sea, con el 1905). Este tipo de posiciones se for-
cómo puede reforzarse la posición gra en 6D. Para alcanzar la posición
material nivelado, pero con ventaja ma a menudo en el gambito de dama
negra. 235 puede triangularse; 19... T5D!;
posicional p a r a uno de los bandos aceptado, si las blancas en el medio
20. R3A!, R2T; 21. R3C, R2C!; 22.
La ventaja de posición puede mani- juego no consiguen que el peón que
4. P5T!, R1C! R3A, R3T; 23. R3C, T4D!, ganando
festarse en diversas formas. En los corrientemente queda aislado en 4D
las negras de la forma que ya he-
dos primeros casos ,que siguen, la tome p a r t e en la lucha de manera
mos visto.
Previniendo 5. T8D. causa de la derrota es un peón cen- activa. Steinitz y Capablanca consi-
No obstante, la jugada del texto tral aislado que el bando atacante deraban que, de cara al final, la
5. R4A? no pierde en absoluto todavía la ha bloqueado con el rey. Si, además, formación de este peón aislado en
oportunidad de ganar. la defensa tiene la torre en posición 4D era una desventaja p a r a las
Era exacto 5. T7D!, que impedía pasiva, el desastre es inevitable. blancas.
5... P4C, por 6. P x P = . Si 5... T4C, 20. P x P , R x P ; 21. R2A, P5C?
seguiría 6. R4A, R1A; 7. T7T, P5D; 1 .. R3R!
8. T4T, T4D; 9. R4R, T2D; 10. T x P , El error. Exacto era 21... T4D; 236
T x T ; 11. R x T , R2R; 12. R4R, R3R; 22. P6A, R3C; 23. R2R, R x P . Tschigorin
Muy inferior es 1... T6A+; 2. R4R,
13. R4A, P4A; 14. P5C!, P x P + ; 15. T x P ; 3. R5D y el peón en 4D se
R x P , R4R; 16. R6C, P5A; 17. R x P , 22. P6A, P 6 C + ; 23. R2R, T3D; 24. convierte, de una debilidad, en un
y tablas. R3A. Tablas. peligroso peón libre.

2. T3C, R4D; 3. T3D, P4A; 4. P3T,


P4TR; 5. R2R.

O 5. P4TR, P3C, y el peón está


irremisiblemente perdido.

5... T x P .

Se continuó: 6. T3AD, T 5 R + ; 7.
R2D, P5T; 8. T7A, P x P ; 9. T x P ,
Marshall T x P ; 10. T x P , R4R; 11. R2R, TSA;

171
170
12. T6C, T5TD; 13. T3C, P5A; 14. Esforzándose en activar el flanco de defender. La p a r t e técnica del 239
T3C, T5A; 15. R1D, R5R; 16. P4TR, de dama e intentar la formación de final fue tratada por el maestro in- Tartakower
P6A; 17. R1R, R5A; 18. P5T, T 8 A + ; un peón libre. dio de una manera irreprochable.
19. R2A, T 7 A + ; 20. R1R, R6C, y las
blancas abandonaron. 5 R5R; 6. P4C, P4CR! 1. T7A+, R1D.

Una vez instaladas las piezas ne- Después de 1... R3A, con 2. T7R
237 las blancas conseguirían dos peones
gras en las casillas m á s convenien-
Rubinstein tes, empieza la avalancha de peones unidos, libres y centralizados, que
en el flanco de rey. decidirían rápidamente la lucha.

7. R3A, P5C; 8. P5A, P5T; 9. T2CR, 2. T x P T R , P4C.


T3C; 10. R4A, P6C; 11. P x P C R ,
P x P C R ; 12. R5C. Se amenazaba 3. T6T, ganando un
peón.
Cada bando ha creado un peón
libre en flancos distintos. Pero mien- 3. T7CR, T6T; 4. T x P C , T x P ; 5.
Capablanca
tras el rey negro puede apoyar al T8C + , R2A; 6. T6C.
suyo en su ruta hacia la casilla de
coronación, el blanco será rechazado. A 6. T8R, contestarían las negras el rey blanco puede también partici-
6... T3T. par en el ataque, la situación de
12 R6A; 13. T1C, P x P ; 14. P x P . las negras llegará a ser crítica. Ya
P 3 T + . Las blancas abandonaron, toda 5... P4T. hemos visto otros casos (véase dia-
vez que tienen que sacrificar su to- grama 125, p o r ejemplo) en que pa-
Schlechter rece que las negras cooperan con el
rre por el peón CR enemigo. Las negras abandonan el peón 3R.
A 6... R2D, la partida podía haber ataque blanco; en el presente, Ca-
En el diagrama 237, tenemos una continuado con 7. T7C+, R3A; 8. pablanca obtiene tal cooperación a
238 través de un bonito sacrificio de dos
posición de la partida Schlechter- T7R, T3T; 9. T x P + , T x T ; 1 0 . P 5 D + ,
Flohr peones.
Rubinslein (San Sebastián, 1912). R2D; 11. P x T + , R x P ; 12. P5C, P4T;
También con material igual las ne- 13. P6C, P5T; 14. R4D ± .
gras tienen una situación claramen- 1. R3C!!, T x P + ; 2. R4T, T6A.
te superior. La posición de sus peo- 7. T x P , R2C; 8. T6AR, T7CR; 9.
nes es compacta, mientras las blan- P6R!, T x P + ; 10. R5D, R2A; 11. Tampoco sirve 2... T8A; 3. R5T,
cas tienen dos peones aislados en T7A+, R1D; 12. T x P , T5T; 13. R5A, T 8 T + ; 4. R6C. Tras la pérdida dei
3R y 2TR; y el rey negro está más y las negras abandonaron. peón 4AR negro, los dos peones li-
centralizado que su rival. Rubinstein bres y unidos de las blancas deciden
sabe con exactitud de qué manera Si se ha logrado cortar al rey con- fácilmente la partida.
ha de explotar su ventaja posicional trario en la séptima horizontal, pue-
para alcanzar la victoria. Su plan de considerarse como virtualmente 3. P6C!, T x P + ; 4. R5C, T5R; 5.
recuerda el de Tschigorin en el ejem- ganada la partida. El siguiente ejem- R6A.
plo anterior. plo enseña cómo se realiza esta ven-
taja. El peón AR de las negras no pue-
1... T3R. de avanzar. La conjunción de las
Sul tan-Khan En el diagrama 239 se reproduce fuerzas blancas inclina rápidamente
Ante todo, hay que forzar a las el final de la partida Capablanca- la lucha a su favor.
negras para que coloquen su torre En el ejemplo que presentamos en Tartakover, Nueva York, 1924.
en posición pasiva. el diagrama 238, tomado de una par- A primera vista, no es fácil enjui- 5. . R1C; 6. T7C+, R1T; 7. T x P ,
tida del match de 1952, las blancas ciar las chances de ambos adversa- T1R; 8. R x P , T5R; 9. R6A, TSA+;
2. T1R, T3AR!; 3. T2R. tienen ventaja por la formación rios. Las blancas pierden el peón 10. R5R, T5C; 11. P7C+, R1C (el final
compacta de sus peones. En la ju- alfil dama, con lo que las negras, de peones estaría perdido p a r a las
Obligado, por la amenaza 3... T7A. gada siguiente, las blancas consegui- tras. P4AD, ,crearán un peón libre. negras); 12. T x P , T8C; 13. R x P ,
Ahora se centralizará al rey negro. rán de nuevo la igualdad de mate- La contrapartida es la mala situa- T8AD; 14. R6D, T7A; 15. P5D, T8A;
rial, y después de ello, los divididos ción del rey negro, y el peón libre 16. T7R, T8TD; 17. R6A, T x P ; 18.
3 R3R; 4. R2A, R4R; 5. P4A. peones negros serán muy difíciles que tienen las blancas en 5CD. Si P6D, y negras abandonaron.

172 173
240 A primera vista, parece que las peón m á s en el flanco de rey e in- 3... R2T; 4. P4TD.
Lissitzyn negras han tenido éxito en la de- tentaran crear un peón libre, el peón
tensa. Pero ahora viene la maniobra negro doblado de 3CR sería tan Alekhine era de la opinión que
decisiva. efectivo como pudiera serlo un peón también con 4. R2R se ganaba la par-
en 2TR. Pero, contrariamente, p a r a tida. Pero después de 4... T7A+; 5.
9. T7CD!, T x P ; 10. R6C, R1A; 11. crear las negras un peón libre en el R3D, T x P C ; 6. R4A, T x P T ; 7. R5C,
P6T, T4R; 12. T8C + , y las negras flanco de rey, en caso de un contra- T7AR; 8. R x P , T x P A ; 9. P5C, P4C;
abandonaron. La idea de la manio- ataque, los peones doblados son poco 10. R6A, P5C se llegaba a una posi-
bra ganadora es idéntica a la de la adecuados p a r a ello. ción incierta, en la cual la superio-
partida Capablanca-Tartakower (dia- ridad de las blancas sería de difícil
grama 239). 1. T7D. realización. Por ejemplo, 11. P6C,
241 P6C; 12. P7C, P7C; 13. T8T + , R3C;
Euwe Era atractiva la jugada 1. P4AD, 14, P8C = D, P8C = D =. O 12. T 8 T + ,
T1AD; 2. T1AD, con la formación de R3C; 13, T1T, T7A; 14. T1CR, T7A+ ;
une peón libre apoyado p o r la torre 15. R6D, T x P ; 16, T x P + . Tablas.,
desde a t r á s . Sin embargo, después
Lowenfisch de 2... R1A; 3. P5A, P x P ; 4. P x P , 4... T6C?
Juegan negras R2R, el peón sería m á s tarde blo-
queado p o r el rey, lo que conduci- Lasker y Grigoriew han indicado
ría a u n a igualdad. aquí la jugada exacta de defensa.
La posición 240 se produjo en la 4... P4R! La variante tiene mucho
partida Lowenfisch-Lissitzyn (Moscú, 1... T1AD. i n t e r é s : 5. P5C, P4A; 6. T8R, T5A;
1935). El material está nivelado, pe- 7. T x P , T x P ; 8. T6R, T 7 T + ; 9.
ro las blancas tienen una indiscuti- Era a considerar también otro R3C, P4C!; 10. T x P , T7C; 11. T8C,
ble ventaja de posición. Lo mismo el plan defensivo a base de 1... P4T. Si R3C; 12. P6C, R3A; 13. P7C, R3C;
rey que la torre están en situación 2. T7C, P x P ; 3. P x P , T1T; 4. T x P C , 14. P4A, T 6 C + ; 15. R2A, P x P ; 16.
activa; además, los peones negros T x P + ; 5. R3C; las negras van con P4T, R2T; 17. P5T, P4C!; 18. P x P +
son débiles. Las negras, por su parte, Alekhine la torre a 7CD y hacen tablas. Sería a. p., R 2 C Por el zugzwang, las blan-
no pueden activar sus piezas; por exacto 2. P x P , P x P ; 3. R3R!, T1C; cas c a p t u r a n los peones negros de la
ejemplo, 1... T 5 R + ; 2. R x P , T x P ; 4. T7T, T7C; 5. T x P , T x P C ; 6. línea AR, pero a pesar de una supe-
El final del diagrama 241 se produ- rioridad de tres peones, no pueden
3. T7A + , R1C; 4. R6C. O 1... T7R; T8T+, R2T; 7. P4TD, T x P ; 8. P5T,
jo en la partida 27 del match Alekhi-
2. T7A+, R3C; 3. T x P , T x P ; 4. T7T; 9. P6T, P4C; 10. P4A ±. Cual- ganar.
ne-Euwe (1935). Alekhinc había en-
T7CD, etc. Por ello, las negras es- quier o t r a jugada, en lugar de 3.
trado adrede en esta posición, por-
peran. R3R! daría prácticamente muchas 5. P5C, P4C; 6. R2R!, P4R; 7. R2D,
que era de la opinión que ofrecía
ventaja suficiente para ganar las probabilidades de tablas a las ne- P3A; 8. R2A, T5C; 9. R3A, T5D.
1 T2AR; 2. P4T! blancas. Esta ventaja posicional se gras.
basaba en los siguientes elementos: Las negras no han logrado crear
Aumenta la presión blanca. 2. T x P T , T x P ; 3. T8T+. ningún peón libre en el flanco dere-
1. Las blancas tienen un peón más cho (podía haber sido el peón de
2 T 2 C R ; 3 . P5T, T5C + . en el flanco de dama. Un m o m e n t o interesante. Para el rey). Han limitado sus esfuerzos a
plan elegido p o r Alekhine, es de mu- impedir que las blancas obtuvieran
Prácticamente forzado. Si 3... T2 2. El rey blanco alcanza en se- cha utilidad desconectar del juego dos peones libres y unidos. Pero en
AR, sigue 4. R5R, con la amenaza guida el centro del tablero, mientras al rey negro. Sin embargo, Alekhine esta posición se puede ganar tam-
5. T6A. el rey negro queda muy separado. tenía a su disposición otro plan muy bién con un solo peón pasado.
efectivo: 3. R2R! La amenaza 4.
4. R x P , TxPT. 3. Las negras tienen un peón do- R2D forzaba a las negras a un con- 10. T6T!, R3C; 11. T x P , T x P ; 12.
blado en la línea CR. trajuego inmediato: 3... T 7 A + ; 4. T6T!, T5D; 13. P6C.
Pierde rápido 4... T x P C ; 5. T7A + , R3D, T x P C ; 5. R4A, T x P T ; 6. R5C, Las negras abandonaron.
R1C; 6. T x P , T 4 C + ; 7. R6A, T x P T ; Antes de seguir, vamos a aclarar T7AR; 7. R x P , T x P ; 8. R5A, P4C;
8. P5T, T x P ; 9. T7C + , R1A; 10. P6T, en qué consiste la debilidad de los 9. P5C, P5C; 10. P6C y las blancas En la partida Bernstein-Forgacz
seguido de 11. T7C. peones doblados. ganan. En ésta, como en otras va- (Coburgo, 1904), se llegó al final que
Con miras defensivas, los peones riantes análogas, la situación del rey reproduce el diagrama 242. La supe-
5. T7A + . R1C; 6. R6C, T5C + ; 7. doblados no son una desventaja. Por negro en la octava horizontal es u n a rioridad posicional de las blancas es
R x P , T x P ; 8. T x P , T6C. ejemplo, si las blancas tuvieran un ventaja p a r a las blancas. evidente. Las negras tienen la debili-

174 175
242 243 contestando P3A + , pues el rey vol- 21. P6A + , R1C; 22. T x P T , T 7 C + ;
Forgacz Kupcbick vería a 5T, y después de T7C + se 23. R5T, T 7 T + ; 24. R4C, T x P ?
infiltraría hacia 6C. Esta maniobra
proporcionaría aún mayor actividad Mejor era 24... T 7 C + ; 25. R3A,
a la torre blanca. T x P ; 26. T7R, T x P ; 27. P6T, T5T;
28. P7T, R2T; 29. T x P + , R3C, y las
negras consiguen tablas.
15... T3A; 16. P5C?
25. T7R, T x P ?
Demasiado pronto. Las negras tie-
nen ahora contrajuego. En cambio, Pierde sin remedio. Todavía era
ganaba fácilmente 16. T7C!, T3T; 17. bueno 25... T 7 C + ; 26. R3A, T7TR;
P5C, P T x P ; 18. P T x P , P x P (18... 27. T x P R , R2T!; 28. P6T, R3C, con
T x P ; 19. P6C); 19. R x P , T x P ; 20. buenas probabilidades de tablas.
P6A+, etc.
26. P6T!, T x P + ; 27. R5C, T8D;
Berstein Capablanca 28. P7T, T 8 C + - 29. R5A, T8A+; 30.
16 P T x P ; 17. P T x P , T1A; 18.
R4D, T8D+ ; 31. R5R, T 8 R + ; 32. R6A,
Juegan las negras T7C, T1T+ ; 19. R4C, P x P ; 20. R x P ,
T8TR; 33. T8R+, R2T; 34. P8T=D,
dad de la casilla 3CR, y su torre ha T7T.
T x D ; 35. T x T , R3C; 36. R x P , R x P ;
de permanecer vigilante en defensa 37, R x P , R4A; 38. R5R. Negras aban-
La posición 243 proviene de una
del peón 3D. Pero ¿cómo se realiza donaron.
partida Capabianca-Kupchick (Haba- La torre ha alcanzado la libertad.
esta superioridad?
na. 1913).
Las blancas jugaron 1. T1R, con
la intención de seguir T1TD y T7TD
1 R2C; 2. T3T, T1CR; 3. T3T,
(o eventualmente T8TD, para crear
T2C; 4. R2R, R3T; 5. T6T, T2R; 6.
un zugzwang), pero las negras con-
R3D, R2C.
testaron 1... T1AR!, v si ahora 2.
T1TD, sigue 2... R2R+'; 3. R6C, T5A;
Las negras mantienen una táctica
4. T7T + , R1A; 5. TST + , R2R; 6.
expectante, pues, por otra parte, no
R x P , T x P ; 7. R x P , R 3 A = . Si 2.
se ve claramente de qué manera pue-
T6R, las negras pueden contestar
de irrumpir Capablanca en la posi-
2... R 1 C + ; 3. R6C, T5A; 4. T8R +
ción enemiga.
T1A.
La partida siguió: 2. P5C, R 1 C + ; 7. P4TR, R1A; 8. T5T, R2D; 9.
3. R4C, P x P ; 4. R x P , T7A; 5. T6R, T5C, T2A; 10. R3A, R1A.
T7A; 6. T x P , T x P , y ambos juga-
dores acordaron tablas. Las blancas llevan su rey hacia la
casilla 5T. No conseguirían nada las
La maniobra que conduce a la vic- negras oponiéndose con R2C-R3T,
toria e s : porque la torre blanca, que posee la
única columna abierta, podría llegar
1. P5C!, P x P - 2. R x P , T2D; 3. a dominar la casilla 7CR, con la co-
P6T, P x P + ; 4. T x P , R2C; 5. T6C + , laboración del PTR.
R2A; 6. R5A, T2T!
11. R4C, T3A; 12. R5T, R2C; 13.
En caso dt. 6... T1D, sigue 7. T6T, P4T, P3TD; 14. P5T, T3T; 15. P4C.
R2C; 8. T6A ±.
Ahora ya se dibuja el plan estra-
7. T6T, R2C. tégico de Capablanca. Después de
No hay mejor defensa. P5C, y el consecuente cambio de
dos peones por bando, queda la ame-
8. T x P , T5T; 9. R6R, T x P ; 10. naza P6A + , que ganaría el peón de
T6A, y ganan. 2AD. Nada conseguirían las negras

176 177
CAPÍTULO XVII

FINALES CON MAYOR CANTIDAD DE PEONES


LA VENTAJA DE MATERIAL ES INSUFICIENTE

En este capítulo haremos mención P4TD, con la amenaza 4. P5T, que


de unas cuantas posiciones en las sellaría la derrota de las negras. Por
que uno de los bandos tiene un peón ello, Rubinstein jugó:
de ventaja, pero el oponente dispone
de recursos suficientes para, jugan- 1... T7D!; 2. T x P + , R4C; 3. R1R.
do correctamente, salvar la partida.
El avance inmediato de los peones
244 del flanco de dama (3. P4TD, P5A;
Rubinstein 4. P5T, P6A; 5. R1R, T7R+) conduci-
ría rápidamente a tablas, porque las
blancas tendrían que repetir juga-
das: 6. R1A, T7A; 7. R1R, T7R+.
A 6. R1D, sigue 6... TxPA; 7. P6T,
P6R; 8. P7T, T7D+ ; 9. R1A, P7A, etc.
3 T7A; 4. T5C!, R5C!
Las negras quieren realizar su prin-
cipal amenaza P5A-P6A. Tarrasch tra-
ta de impedir esta maniobra por to-
dos los medios.
5. P3T+.
Tarrasch
De lo contrario, después de 5...
Juegan negras P5A y 6... R6A, las blancas aún co-
rrerían el riesgo de perder.
En la partida Tarrasch-Rubinstein
(San Sebastián, 1911, diagrama 244), 5. . RxP; 6. TxP, TxPC; 7. T4A.
el juego activo del rey y la torre
del bando negro salvan una posición O 7. P4T, T7T; 8. P5T, R5C: 9.
que a primera vista, parece sin es- T5R, R6A =.
peranza. A la instintiva jugada 1...
T3D, seguiría 2. R2R, y luego 3. 7 TxPT; 8. TxP, P4T.

179
Lanzando a la lucha su última re- gurar con ello la ocupación de la Jugada única, Si el peón avanza 13. T2AD ,no conseguirían nada p o r
serva, el peón libre TR. casilla 6AR con el rey y lograr el u n a casilla m á s , las negras pierden 13... P5T; 14. T8A, T 2 C + ; 15. T7A,
empate. irremisiblemente (v. diagrama 85). T1C.
9. P4AD, R7C; 10. T4A, T7A; 11.
T4T, R6A. 5.. P5A!; 6. P R x P , R6A; 7. P3T, 6. R5A, T1TD; 7. R5C, T1C+. 13. R6A, T 3 C + .
T 8 T + . Tablas.
Perdería 11... T x P A R ; 12. T 2 T + , Las blancas se atienen al método Las negras pierden después de 13...
R x T ; 13. R x T . 246 de Grigoriew. El rey ha de alcanzar T2T; 14. R6C, T1T; 15. P7T, P4T;
Gawlikowsky una casilla en diagonal delante del 16. R7C, T x P + ; 17. T x T ! , P5T; 18.
12. R1D, T x P A R ; 13. P5A, R6R; peón, con otra intermedia; aquí, la R6A, R6A; 19. R5D, P6C; 20. P3T!,
14. T x P , R5D. Tablas. 6AD (véase diagrama 56). P7C (o 20... R7C; 21. R4R); 21. T7CR,
R7A; 22. R4R, P8C = D; 23. T x D ,
245 8, R6A, T1TD. R x D ; 2 4 . R3A!
Smyslow
Pero el rey solo no es suficiente 14. R5A.
p a r a conseguir que el peón reanude
la marcha. El intento 14. R7D, T 2 C - ; 15. R6R,
T2T; 16. R6A, R5A; 17. T4T + , R6A:
9. T2T! 18. R5C, R7C!; 19. T 2 T + , R6T!; o
19. T x P , R + P; 20. T4TD, R6C, con-
Por esto, las blancas deciden sa- duce a tablas. El hecho de que se
crificar el peón de rey, con objeto mantenga el peón TR, preserva a las
de llevar adelante el peón TD, apo- negras de la derrota.
yado p o r la torre desde atrás. Para
Talmaiiow las negras, la defensa se está ponien- 14... T4C + .
Juegan las negras do difícil.
La continuación 14... T1C; 15. P7T,
La posición 246 proviene de !a par- 9 . R x P ; 10. P5T, P5C! T1TD; 16. R6A, P4T; 17. R7C, T x P + ;
tida Taimanow Gawlikowsky (Lodz, 18. T x T , P5T; 19. R6A, llevaría a la
Lilienthal posición perdida que ya hemos visto
1955). La superioridad de un peón no ¡La manera exacta de llevar la de-
Juegan las negras es suficiente p a r a ganar. Todos los anteriormente.
fensa! Las negras han de crear un
peones blancos están aislados y el peón libre. Cuando llegue el mo-
central de la línea de rey puede ser 15. R4A?
La posición del diagrama 245 pro- mento de sacrificar la torre p o r el
cede de una partida Lilienthal-Smys- bloqueado fácilmente p o r el rey ne- peón TD han de haber llegado al
low (Torneo m a t c h 1941). Las blan- gro. El único peligro p a r a las ne- final de rey y torre contra rey y Las blancas desperdician la opor-
cas tienen un peón más, y los peo- gras es el peón libre de TD. peón, con el rey blanco lo suficien- tunidad de ganar, lo que hubieran
nes negros son fácilmente, atacables. La partida prosiguió: temente alejado p a r a conseguir ta- conseguido jugando 15. R6D!
En estos casos, una defensa pasiva blas. El hecho de que en el flanco
de los peones débiles equivale a re- Consideremos las siguientes líneas:
1 R4R. de rey existan los dos peones de
signarse sin esperanza. Pero en la t o r r e complica algo la misión de a) 15... T 3 C + : 16. R7R, T 2 C + ; 17.
posición del diagrama las negras Jugado rutinariamente. Desde lue- las negras. R6A, T2T; 18. R5C, R6A; 19. R4T, y
pueden aprovechar la magnífica si- go, el peón libre central tiene que decide el zugzwang. Por ejemplo,
tuación centralizada de su rey, mien- ser bloqueado p o r el rey, pero había 11. R7C, T1CR; 12. P6T, T2C+? 19... R5A; 20. T3T, R4A; 21. T4T;
tras su oponente está relegado a la que p r e s t a r preferente atención al o 20... P4T; 21. T5T, R6A; 22. T2T ± .
primera horizontal; esto vale las ta- peón TD blanco. Conducía a tablas Jugando directamente 12... P4T;
blas. sin dificultades 1... T 6 T + ; 2. R4D, 13. P7T, P5T; 14. P8T=D, T x D ; 15.
T6T; 3. R4A, T1T; 4. R3C, T 1 C + ; b) 15... T1C; 16. P7T, T1TD; 17.
T x T , R6A!, se llegaba a una posición R6A, P4T; 18. R7C, T x P + ; 19. T x T ,
Se continuó: 1... P4C!; 2. T x P , 5. R3A, T1TD; 6. R2C, T 1 C + ; 7. R1T, de tablas que m á s tarde se produjo
R4R. El principal triunfo de las P5T; 20. R6A, etc.
T x P T D ; 3. T 6 T + , R4R; 4. T x P , en la partida. En lugar de 15... R6A!,
R5R; 5. T x P . blancas, el peón TD, quedaría in- pierde 15... P6C; 16. T 4 T + , R4A; 17. 15... T1C; 16. P7T, T1TD; 17. R5C,
movilizado p o r m u c h o tiempo. P3T y 18. T4CR. O 16... R6A; 17. P4T; 18. R6C, R6A.
Limpieza total de peones negros T x P , P7C; 18. T 3 T + , R7A; 19. T3CR
en el flanco de d a m a . Las negras aún 2. R3D, T 6 T + ; 3. R4A, T6T; 4. y las blancas ganan. También era posible 18... P5T; 19.
van a sacrificar otro peón para ase- R4C!, T1T; 5. P4TD, T 1 C + . Si a 12... P4T, blancas contestaban R7C, T x P + ; 20. R x T , R6A.

180 181
19. R7C, T x P + ; 20. R x T . puede estimarse la posición como
igualada. sigue 14... T x P ; 15. P8T=D, T1C+ y 248
Si 20. T x T , las tablas son fáciles las negras se salvarían. Matíison
de obtener: 20... R7C; 21. T 2 T + , 1. R2A, R1C; 2. P4T.
R6T, seguido de P5T y P6C. 14. T4C!
Como quiera que el rey blanco
no puede pasar al flanco de dama, Las blancas ganarán la torre, con-
20... P5T; 21. T4T. servando el peón caballo dama. El,
y el peón 5D a la larga se va a per-
der, las blancas se preparan para en un pripcipio, insignificante peón
La única jugada que impide 21... doblado, va a decidir de manera in-
P6C, pues seguiría 22. T x P , que ga- una r u p t u r a en el flanco de rey.
Pero este intento puede prevenirse esperada el resultado de este exci-
naría. Pero las negras tienen un me- tante final de partida.
dio para salvar ia partida. fácilmente.

2 P4T; 3. P4C, P x P ; 4. R3C, R2A; 14... P4D; 15. P7T, T7TR; 16, P8T
21... P6T!; 22. T2T, P6C; 23. T 3 T + , = D , T x D + ; 17. R x T , P5D; 18. T8C!
5. R x P , R2R?
R7C; 24. P x P , P7T; 25. T2T + , R x P .
Tablas. Bastaba p a r a lograr tablas 5... R3A; Después de 18. R7C?, P6D; 19. R6A,
247 y aún 5... T x P D ; 6. P5C. T4A; 7 P7D; 20. T1C, P5R, ganarían las ne-
Kotow P6C, T1A; 8. P7C, T1CD; 9. P5T, gras. Con la jugada del texto, los Treybal
R3A; 10. T5C, R3R; 11. R5C, R2D; peones quedan detenidos. Por ejem-
plo, 18... P6D; 19. T8D, P5R; 20. T4D Juegan las negras
12. R6C, R3A; 13. T3C, T x P ; 14.
T x T , R x T ; 15. R x P , P5R, y tablas. y las blancas ganan porque el rey
Las negras quieren bloquear el PCD negro no tiene acceso a su casilla 1... T2A.
blanco con el rey y, tras la toma del 4AD (5AD para las blancas). Nada
PD blanco, ganar con los dos peones cambiaría jugando primero 18... P5R; A 1... T5D + , sigue 2. R3A, con la
libres y unidos que quedarían en 19. T8D, P6R;20. T x P . amenaza P3A+.
las líneas de rey y de dama. Desgra-
ciadamente, este plan se convertirá 18... R4D; 19. R7C, P5R; 20. T8D + , 2. P5A, P4C; 3. P x P , P x P ; 4.
en p u r a fantasía. R5A; 21. P5C! P6R, P x P ; 5. P x P , P5A; 6. T3R!

6. R5A, R2D. Sólo conseguiría tablas 21. R6A, Una jugada muy buena, no fácil de
P6D (21... P6R; 22. T8R, P6D; 23. ver. La situación de la torre, detrás
Es ya tarde para volver a 6... R2A. T 4 R + ! ) ; 22. T8R, P7D; 23. T x P + , de su peón libre, también va a deci-
por 7. P5T, R1A; 8. R6C, R1C; 9. R6A; 24. T3R + , R5A; 25. T4R+. dir aquí el resultado de la lucha.
Aronin T3AD, R1A; 10. T8A + , R2R; 11. La rutinaria jugada 6. T7D sólo da-
T7A+, R1D; 12. T x P , T x P C ; 13. 21... P6R; 22. P6C, P7R; 23. T8R, ría tablas después de 6... T1A; 7.
P6T, y 14. P7T ± . P6D; 24. P7C, P7D; 25. P8C=D, P8D P7R, T1R; 8. R5R, P6T; 9. R6A, P7T;
Reproducimos en el diagrama 247
= D ; 26. D4A+, R6D; 27. D3A+, R5D; 10. T1D, P x P .
una posición de la partida Aronin-
Kotow (XXVII Campeonato ruso). 7. P5T. 28. T8D +. Las negras abandonaron.
La misma no es fácil de enjuiciar. 6... T2CR.
La ventaja de las blancas consiste Si 7. T3C; 7... T x P D ; 8. T x P + , En la posición 248, que ha sido to-
en un peón de más, apoyado desde R3A; 9. P5T, P5R+ conduciría a ta- mada de una partida Treybal-Matti- Algo mejor era 6... P x P ; 7. P x P ,
atrás con la torre y que ha de blo- blas. son del Torneo de Carlsbad, 1929, T2CR; 8. R5A, T6C; 9. T4R+, R x P ;
quear el rey negro. Contrariamente, las negras tienen un peón de m á s . 10. P7R, T1C; 11. P8R=D, T x D ; 12.
7 T x P D ; 8. T3C, T7D? Esta superioridad material no tie- T x T . Pero las blancas aún podrían
la desventaja está en la debilidad
del peón 5D, y que hay dos peones ne valor, toda vez que el peón de ganar, por ejemplo - 12... R7A; 13.
Las negras juegan todavía p a r a m á s está doblado en la línea TR. T8A+, R6D; 14. T8CD, R5A; 15. R4R,
doblados en la línea a CD; además, ganar, prescindiendo de la fuerte res-
el peón libre de rey negro es fuerte. Más importante es el hecho de que P5C; 16. T8A + , R6C; 17. R3D, P6T;
puesta 8... P 5 R + . las negras no pueden cambiar las 18. T8TR, R7T; 19. T x P , P6C; 20.
Pero las negras no pueden, por lo
menos de momento, capturar el peón torres, en atención a que uno de R3A, P7C; 21. T6T + , R8C; 22. T6CD.
9. T x P + , R3A; 10. P6T, T 7 A + ; 11. los peones blancos coronaría dama. O 12... R6A; 13. T8A+, R6D; 14. T8
5D, toda vez que el peón 4CD empe- R6C, T 7 C + ; 12. R7A, T 7 A + ; 13.
zaría a correr. Hay una diferencia Por ejemplo, I... T x T ; 2. P x T , P6T; CD, P6T; 15. T x P , P7T; 16. T4TR.
R8C, T x P . 3. R3A, P5A; 4. P C x P , R4A; 5. P5AR,
en relación con posiciones análogas
que hemos visto; aquí ambas torres R3A; 6. P4D. A pesar del peón de 7. P x P , P X P ; 8. R4A, T1C; 9. P7R,
Ahora se comprende el motivo de menos, las blancas son las que tie-
están en zugzwang. En conjunto, los anteriores jaques. Si 14. P7T, T1R; 10. R5A, P6T; 11. R6R, P7T;
nen más probabilidades de ganar. 12. T3TR. Negras abandonan.
182
183
CAPÍTULO XVIII

FINALES CON MAYOR CANTIDAD DE PEONES


PEQUEÑAS VENTAJAS DE POSICIÓN

La realización de pequeñas ven- El ejemplo 249 ha sido extraído


tajas posicionales en un final de to- de la partida Flohr-Vidmar (Notting-
rre tropieza casi siempre con gran- ham, 1936). La ventaja de las blan-
des dificultades. Requiere elevado cas se concreta en los débiles y ais-
dominio técnico y, a veces, ante lados peones enemigos de 3TD y
una defensa exacta, no puede llegar- 3AD y, además, en la situación ac-
se -a forzar la victoria. Por otra par- tiva de la torre propia. Pero si las
te, no es fácil conducir la defensa negras consiguen llegar con su rey a
p o r el bando débil y conocidos maes- la casilla 3D y, como consecuencia,
tras, y aún grandes maestros, co- pueden jugar P4AD, la ventaja blan-
meten errores que llevan directa- ca desaparecería. Por ello, y ante
mente al desastre. Vamos a ver al- todo, las blancas han de centralizar
gunos ejemplos ilustrativos. su rey y bloquear las casilla 5AD.

249 I, R2R, R2R; 2. R3D, R3D: 3. T5T,


T1TD; 4. R4D.
Vidmar
El rey blanco ha llegado oportu-
namente a la casilla 4D, e impide
el avance P4AD enemigo. En su vis-
ta, las negras han de decidirse ahora
por un plan defensivo. Consideremos
antes las posibilidades de ataque de
las blancas.
En el flanco de dama, las blancas
pueden aprovechar la inmovilidad
del peón TD para poner en práctica
la maniobra P4C-P4T-P5C. Pero el
análisis demuestra que, después de
P4CD, las negras pueden jugar R2A
y si R5A, el peón blanco de 3R que-
FIohr da huérfano de toda protección. En

185
otras palabras, el flanco de dama 11. T7R, P4TD!; 12. T x P , P x P ; 13.
negro puede considerarse lo suficien- P x P , T5T; 14. T7CR, T x P + ; 15. niobra blanca. El rey negro ha de 1904). La partida tenía gran impor-
temente asegurado como p a r a que R3A, T5TR; 16. P3T, T3T; 17. R4C, elegir un flanco p a r a permanecer en tancia p a r a el primer lugar de la
las blancas tengan que buscar la P4A; 18. R5C, T1T; 19. T x P + , R4C; él, y el blanco tomará la dirección clasificación. No se puede enjuiciar
decisión en otro sector del tablero. 20. T7C, P5A; 21. P4T, T1AD. El opuesta. fácilmente la posición. Todos los peo-
Las blancas pueden intentar el si- peón negro es muy peligroso. nes blancos están aislados. Las ne-
guiente p l a n : P4CR-P4TR y P4R, que 17... R3D. gras pueden capturar un peón con
ampliaría la efectividad de su torre. 10. R4A, P3TR. 1... T6C; 2. T2T, T6D, pero el peón
Por esta causa, sería peligroso p a r a La alternativa 17... R3A no es me- libre de TD resultaría muy peligro-
la defensa limitarse a jugadas de es- Una i m p o r t a n t e debilitación. Aun- j o r : 18. T5AD, T2AD; 19. T5T, T2TD; s o : 3. P4TD, T x P D ; 4. P5T, T5AD;
que la táctica pasiva 10... T1T; 11. 20. R4D, R3R; 21. R5A, T2D; 22. 5. P6T, T1A; 6. P7T, T1TD, y las
pera.
T x P , T6D; 23. TxP-t-, R2A; 24. P4T, negras ya no pueden ganar de nin-
R5C, T2T; 12. R6T, R3R tampoco sal-
T x P ; 25. T x P ± . guna de las maneras. Pero el rey
«... P4AR. varía a las negras.
blanco puede marchar hacia la linea
La maniobra blanca p a r a ganar e s : de dama y si las negras quisieran
Es comprensible que las negras se P4CR-P4TR-P5TR; después del cam- 18. T8R, P4A.
tomar el peón 7TD, cambiando las
decidan por esta jugada. Impide bio de peones P x P y P x P , decide torres, el final de peones estaría
P4CR y, en caso de P4R, se cam- la e n t r a d a en acción de la torre El final de peones, después de 18...
T 2 R + ; 19. T x T , R x T ; 20. R5R, está perdido sin remisión. Por ello, Ru-
biarían dos peones p o r bando. La blanca p o r la línea CR. binstein j u g ó :
disminución del material favorece Es impresionante la m a n e r a con perdido absolutamente para las ne-
al defensor. que las blancas fuerzan la victoria gras.
en la continuación (véase el diagra- 1 T1T;2. T3A.
5. P4CD, T1CD? ma 250). 19. T8D + , R3A.
250 Las blancas están ante una elec-
Había que jugar aquí 5... R2A; 6. Vidmar Si 19... R2A, decide 20. T8TR, P x P ; ción difícil. Spielmann renunció a
R5A, R2C; 7. R6D, T1R; 8. T3T, P5D!; 21. T7T + , R1C; 22. T x T , R x T ; 23. 2. T2T p o r 2... T5T, y al parecer,
9. P x P , T7R; 10. T3A, T x P C ; 11. P x P , R3C; 24. R5A, R4C; 25. R6C, podrían conseguir tablas. La conti-
T x P , T x P T R ; 12. P4T, P4C =. La R x P ; 26. R x P , P4T; 27. R6C, P5T; nuación podría ser:
colocación del rey negro en las casi- 28. P6T ± . 2. T2T, T5T; 3. R3C, R2R; 4. R3A,
llas 2CD o 3CD permite a la defensa R3R; 5. R4R, P4C (o 5... P 4 D + ; 6.
Ja liberación de su torre p a r a contra- 20. T8A + , R3C; 21. T x P , T2T; 22. R3D, R3D; 7. R3A, R3A; 8. R3D, R4C;
atacar p o r la línea de rey. En todo T5R, R3A; 23. T 6 R + , R4C; 24. R5A, 9. T 2 C + ) ; 6. T1T, P3A; 7. T2T, P 4 A + ;
caso, las negras siempre podrían ob- T 2 A + ; 25. T6A. Negras abandonan. 8. R3D, R4D; 9. R3A, T5A+; 10. R3C,
tener una situación de defensa activa. T x P ; 11. P4TD, T6D + (11... R3A;
251 12. P5T, R2C; 13. P6T+, R2T; 14.
6. P3TD, T1TD. Rubinstein T5T, TSAR; 15. T5D, T x P ; 16, T x P ,
T6A+; 17. R4A, T x P ; 18. T6CR,
En la casilla 3CD, la torre estaría P5C; 19. R5C, T 6 C + ; 20. R 5 T = ) ; 12.
aún peor colocada. Las negras po- R4C, T x P ; 13. P5T, T1T; 14. P6T,
drían caer fácilmente en un zugz- R5R; 15. P7T, T1T; 16. R5C, R6A;
Flohr
wang. 17. R 6 C = .
11. P4TR, R3R; 12. R4C, T1T. 2... T5T; 3. T3D, R2R; 4. R3C, R3R;
7. P4R!
5. R3A, R4D;6. R2R.
Si 12... R2A, también seguiría 13.
La única posibilidad de poder pa- P5T.
sar ai debilitado flanco de rey. Cuando las blancas jugaron 2.
13. P5T!, P4C. T3A ya habían calculado llegar a
esta posición. El peón blanco 4D no
7... P A x P ; 8. P x P , P x P ; 9. R x P , se puede t o m a r por 7. R3R, y el peón
T2T? Tampoco sirve 13... P x P + ; 14.
lejano valdría a las blancas tablas,
R x P , T1CR; 15. P4C, R3D; 16. T x P .
por lo menos. En todo caso, se po-
También había m á s esperanza pa- Spielmann dría aprovechar también el peón
ra salvarse si, en lugar de la jugada 14. P3C, T2T; 15. R3A, T1T; 16. TR, que al bloquear los peones do-
del texto, las negras hubieran contes- R4R, T2T; 17. T 5 R + ! blados de la línea CR, limitaría la
tado 9... R2A; 10. T5R! (10. R4A, En el diagrama 251 reproducimos
una posición de la partida Spiel- actividad negra en este flanco. En
T1A + ; 11.R3C, R3C = ): 10... R3C; Aquí está el refinamiento de la ma- apuro, Rubinstein encuentra una po-
mann-RubinMein (San Petersburgo
186
187
252 El rey negro está muy activo. El
sibilidad p a r a crear nuevas dificul- 19. R3D, T4A (después de 19... T4C; peón 3CR será su objetivo, pero an-
Vidmar
tades a las blancas. 20. T1T+, RSC; 21. R4D, las negras tes que nada, las negras tienen que
incluso correrían el riesgo de per- impedir que el rey blanco penetre
6 . . P 4 C ! ; 7 . T3CD?. P3A. d e r ) . 20. R4D, T7A; 2Í. T7C, T x P ; hacia la casilla 5CD.
22. T x P conduce a una posición en
Todavía, como antes, 7... T x P se la que las blancas tienen grandes po- 7... T 6 R + ; 8. R4A, T 5 R + ; 9. R3C,
contestaría con 8. T3D! Si 7... R x P , sibilidades de alcanzar el empate. R6A; 10. T6C, T 5 C + ; 11. R3T, R7A!
seguiría 8. T7C; T x P ; 9. T x P , T x P ;
10. T x P , y quedaría sobre el tablero 17.. P 5 D + ; 18. R2D, T4AR!; 19. Preparación para T5D y T6D.
muy escaso material p a r a ganar. O R1R.
bien 8... P3A; 9. T x P , T x P ; 10. P4 12. P3C, T5D; 13. R2C.
TR, P x P ; 11. T4C + , R3A; 12, T x P , O 19. P5T, T x P + ; 20. R1R, T7C
T7T+. Al parecer, ambos adversa- (no 20... T7TR, por 21. T4T + , R4C;
O 13. T x P , R x P ; 14. T x P A , R x P ;
rios eran de la opinión de que las 22. P6T!): 21. P6T, T1C; 22. P7T
15. T6A, T5C y el peón TD es m á s
blancas mantenían muy buenas chan- T1TD: 23. R2D, R4A; 24. R3D
ces de tablas. Nosotros creemos que fuerte que el peón AD.
R3C: 25. R x P , T x P T .
éstas son muy limitadas y que, p a r a Duras
obtenerlas, se han de salvar gran- 19.. R5C. 13 T6D; 14. T x P , R x P ; 15. T x
des dificultades. PA, R x P ; 16. T6A, R5C; 17. T x P ,
Ahora se bloquea el peón con el La posición 252 proviene de la RxP.
rey p a r a d a r libertad a la torre en partida Duras - Vidmar (Carlsbad,
8. R3R, R5A; 9. T3D, P4D; 10. R2D, 1911). De primera impresión, las Más fuerte era 17... P5T, aunque
T1T. su labor de ataque a los peones
blancos que restan. blancas tienen una posición satisfac las negras podían obtener claras
toria, porque su torre puede pasar probabilidades de tablas después de
Se va dibujando el plan de las 20. R2R, R4T! primero al ataque de los peones ne- 18. T6C + , R x P ; 19. P4C, P x P ; 20.
negras. Las blancas quedarán zugz- gros del flanco de d a m a sin pérdida P5T.
wang. La torre no tiene j u g a d a ; de tiempo. El peón de más que tie-
Sería malo 20... T4T; 21. R3D,
quedan 11. R3R, o bien 11. R2R, si- nen las negras está sobradamente 18. P4C„ P x P ; 19. T x P + , T5D; 20.
guiendo 11... T1CD; 12. R2D, T 7 C + ; T x P ; 22. T x T , R x T ; 23. R x P = .
compensado. Pero un profundo aná- T5C, P5T; 21. R3T!, P6T; 22. T2C,
13. R3R, T7T. Y la jugada 11. R2A, lisis de la posición demuestra que R6C; 23. T3C+, R5C; 24. T2C.
que es la que sigue en el texto. 21. T3T, T5A;22. T2T.
la aproximación del rey negro al
O 22. R1A, T5T; 23. R2C, R5C!; 24. centro del tablero acarreará muchas Perdería 24. T x P , R x T ; 25. P5T,
11. R2A, T2T!; 12. R2D, T2R! dificultades a las blancas.
T1T, P6D; 25. P5T, P7D; 26. P6T, R5C. El rey negro llega todavía a
T1T; 27. P7T, T1T. 28. R3A, T x P + . La partida prosiguió: tiempo.
Ahora 13. R2A sería contestada
con 13... T 7 R + ; 14. T2D, T x T + ; 15. 22... T5T; 23. R3D, T x P + ; 24. R x P , 1. T8D+, R2A; 2. T8CD, R3A! 24... R6C; 25. T3C+ , R7C; 26.
R x T , R6C! +. Las blancas tienen, T 5 T + ; 25. R3D, T x P ; 26. T2R, T5AR;
pues, que ceder el peón 4D a cam- T2C + , R8C; 27. T1C + . R7A.
27. R3R, R3C; 28. T2A, R2C; 29. T1A, Si 3. T x P , seguiría 3... R4R; 4.
bio de poder avanzar el peón TD. T6T, R5D; 5. T x P , R6A; 6. T x P , La continuación de este interesan-
T5TD; 30. T1TR, R3A; 31. T7T, T2T; te final, que debía haber terminado
32. R4R, R3D; 33. R5A. R x P ; 7. P5T, R5C; 8. T5CR, P3T;
9. T4C, R x P , y las negras tienen in- en tablas, ha sido ya analizado en
13. T3A + , R x P ; 14. P4TD!, T2T;
15. T3T, T4T. discutible ventaja p o r la debilidad el ejemplo 126.
Se aproxima ya, irremediablemen-
te, el fin. del peón AD blanco.
El traspaso a un final de peones En el diagrama 253 está reproduci-
sería todavía desventajoso p a r a las 3. R2A, R 4 R ; 4 . T x P . da la posición del final de la partida
33... P 3 C + ; 34. R x P , T x T ; 35. Marshall-Rubinstein (Carlsbad, 1929).
negras. Por ello, bloquean el peón, R x T , R4R; 36. R6C, P5C. Las blan
y entretanto, t r a t a n de reforzar la A 4. R3R viene 4... R 3 D + ; 5. R3D, Las piezas negras están activas, y el
cas abandonaron. peón AR blanco ha perdido el con-
posición. R2A, y los peones del flanco de d a m a
quedan protegidos. Aunque después tacto con su base; en una palabra,
La magnífica conducción de este
16. T1T, R5A; 17. R3R? de 6. T8T, no se ve cómo podrían las negras tienen une pequeña ven-
final por parte de Rubinstein mere-
las negras valorizar su pequeña ven- taja, y, a mayor abundamiento, son
ce la alta calificación que le conce-
Hasta ahora, Spielmann se defen- taja de material. m a n o . La atrayente jugada 1... R3A
dió el propio Spielmann. Este escri-
dió encarnizadamente. Pero aquí condenaría a las negras, después de
bió m á s tarde. «Este final tendría
omite la posibilidad de un contraata- 4... R3D; 5. R3A, P3T; 6. P4T, P4T; 2. T2A?, R4C, a una melancólica de-
que figurar en todos los libros de-
que. 17. T1A+, R5C; 18. T1C+, R x P ; 7. T8C. fensa. Pero a 1... R3A, las blancas
dicados a los finales de torre».

188 189
nudo ocurre, en la práctica de la la efectividad de la torre. Técnica-
253 peón CR negro, a cambio de los partida sobre el tablero, que se des- mente, llamamos a esto ampliación
Rubinstein blancos TD y CD, el peón TD estaría mejoran las m á s prometedoras posi- del espacio de lucha. Las blancas
m á s cerca de su casilla de transfor- ciones. debían proseguir tranquilamente con
mación. Alekhine había sufrido un e r r o r R2R-P4R-P4AR y P5R. Las negras,
En esta difícil situación, las blan- en la apertura, que permitió a Capa- cohibidas p o r la necesaria defensa
cas encuentran el único plan exacto blanca apoderarse de la única línea de los peones AD y AR, poco po-
p a r a la defensa: acudir con el rey al abierta, p o r la que la torre blanca drían hacer p a r a evitarlo, y habrían
flanco de dama. Aunque se pierdan llegó hasta le séptima horizontal de defenderse en muy precarias con-
los peones AR y CR, si es a cambio hostilizando desde allí los peones diciones.
del peón CR negro, el final de tres enemigos. Como no se podía dispo-
contra dos en el mismo flanco debe ner de ninguna otra vertical abierta 4... R3A!; 5. T5T, R3R.
terminar en tablas. y, en consecuencia, faltaba u n a base
p a r a organizar el contrajuego por la Era a considerar también la acti-
5. R1R!, P5T; 6. R1D, R3A; 7. parte adversaria, tal penetración de va jugada 5... T1CD. Si 6. T6T, P5C!;
T6D+, R2R; 8. T 6 R + , R2A; 9. R2A!, la torre blanca representaba una 7. P x P , T x P ; 8. T x P + , R4R; 9.
T6C; 10. T6C, T6AR; 11. T6D, T5A apreciable ventaja, que podía llegar R2R, P6T; 10. T6T, T 7 C + ; 11. R3A,
12. T7D + , R3A; 13. P 5 C + ! ; R x P A a ser decisiva. P7T. El peón libre TD limita la acti-
Marshall 14. TxPCR, T 5 A + ; 15. R3D, P4C vidad de la torre blanca.
16. T8C, R5C; 17. T7C. 1... T1A.
pueden contestar asimismo 2. R3A! 6. R2R.
Ambos jugadores, de común acuer- Las negras están ante un dilema
y, después de 2... R x P ; 3. T7R, se ha-
do, declararon la partida tablas. 17... y se deciden p o r la defensa pasiva.
bría nivelado el juego. La partida Alekhine vio, naturalmente, que 1... Capablanca se dio cuenta de que
continuó así: T4A; 18. T6C, R5T; 19. T8C, T x P ? ; 6. P x P , P x P ; 7. T x P C , T6A! igua-
20. T x T , R x T ; 21. R4D conduciría T1C; 2. T7A, P5C; 3. P T x P , P x P ;
4. P x P , T x P ; 5. T x P , P4T! condu- laba ¡a partida.
1 T4D!; 2. P4C, T6D. a un final de peones ganado p o r las
blancas. cía a un final de cuatro peones con-
tra tres en ei mismo flanco. Como 6... P x P .
Rubinstein inicia un bloqueo. Tras 254 ya hemos visto en el capítulo X I I I ,
haber provocado 2. P4C, corta el Alekhine la ventaja de un peón no siempre Malo sería 6... R3D; 7. R3D, R4A;
paso del rey blanco hacia sus peones basta para ganar, pero Alekhine no 8. P x P , R3C; 9. T6T+!, R x P ; 10.
del flanco derecho. quiso e n t r a r en un largo y difícil T7T, T1AR; 11. R 3 A ± .
final p a r a la defensa con un peón
3. R2A, T6CD! de menos. 8. T5AD!

La torre blanca estará sujeta a la 2. R1A. 7. T x P , R4D; 8. T5T + , P4A; 9.


defensa del peón 2CD, el peón 2CD T7T, T1CD! daría una vuelta a la
negro queda protegido y el rey negro Naturalmente, no 2. T7T, por 2... posición, que ahora pasaría a ser
amenaza infiltrarse hacia su casilla T1D!; 3. T x P , T 8 D + ; 4. R2T, T8AD. ventajosa p a r a las negras.
4CR.
2..., R2C; 3. T7T, P5T. 7... R3D; 8. TxP4A, T1TD.
4. T2D!
Las negras omiten la última posi- Las negras mantienen la igualdad
Para impedir de inmediato 4... bilidad de llegar al citado final con de material, pero no la posicional,
R3A, pues seguiría 5. T6D + , R4R; un peón de menos, al no jugar 3... pues su torre tiene que quedar su-
6. T6C. Las blancas perderían sus Capablanca P5C. Las blancas no podrían contes- jeta a la defensa del peón TD.
peones del flanco izquierdo, pero los tar 4. T x P por 4... P6C! y las negras
peones libres en las líneas AR y CR ganarían. 9. T4D+!, R3R; 10. R3D, P4AD.
El diagrama 254 representa una
asegurarían las tablas. posición de la 5." partida del match 4. P4AD?
para el campeonato del m u n d o de Única jugada. Las blancas amena-
1927 entre Capablanca y Alekhine. zaban 11. R4A y si 11... T4T; 12.
4... P4T. Una jugada p r e m a t u r a , que no con-
Las anteriores jugadas habían sido R4C, T4AR; 13. T2D.
cuerda con las n o r m a s fundamenta-
El peón quiere llegar hasta 5T, D3AD, D x D y P x D . Capablanca ofre- les conocidas p a r a el t r a t a m i e n t o 11. T4T, P4T; 12. P4C.
con lo cual el flanco de d a m a blanco ció el cambio de damas p o r creer de esta clase de finales. El justo
quedaría definitivamente bloqueado. que la ventaja posicional de las blan- plan estratégico consiste en ampliar 12. R4A, R3D; 13. R5C ganaba un
Si m á s adelante interesa perder el cas bastaba p a r a ganar. Pero a me-
191
190
peón, pero después de 13... T1C+; 1. R2C no serviría, por 1... T5T, 256 biarse el peón TD por el peón AD
14. RxP, T7C; 15. T4AR, P4A, el rey y si 2, T4A, decidiría 2... P4D. Una Lowenfisch negro, pues a 7... P7A sigue 8. T7AD
blanco queda fuera de juego. Para defensa pasiva en esta posición es y habiendo perdido el rey negro su
evitar 16... R4D y 17... P5AD, las inaceptable. Por ello, Sokolski jugó casilla refugio junto al peón AD, las
blancas tendrían que jugar en se- lo único bueno que se podía hacer: blancas harían aún sin su peón TD.
guida 16. P4C. Podría seguir enton- intentar el desarrollo de su juego
ces 16... PAxP; 17. PxP, P5T; 18. a toda costa. i... R3R!; 7. T6T+, R4D; 8. TxP,
T6A+, R4D; 19. TxP, P5A, y las P6A; 9. T8T, T8TD!; 10. T8AD, TxP.
probabilidades estarían a favor de 1: P4D+ !, R3A.
las negras. Ahora se pone de manifiesto la
A 1.. R4D, puede seguir 2. PxP, debilidad del peón doblado CR. Aun-
12... PxP; 13. TxP, R3D; 14. T4 PCxP; 3. T3D+, R4R; 4. P4R!, que las blancas tengan tres peones,
AR, P4A; 15. T4T. T6T+; 5. R2R, T7T+; 6. R3A =. por uno su contrario, en el flanco
Si en la jugada 5 las negras cambian de rey, no pueden crear dos peones
Más lógica parece 15. P4T, y si las torres, el final de peones es libres y unidos. A 11. P4A sigue 11...
15... R4D, entonces 16. P5T ±. Las favorable a las blancas. P5C!; 12. R1C, R5D; 13. R2A, T7T+;
negras, empero, podrían contestar Ellskases
14. R1A, T7D! (amenaza 15... P7T y
15... T4T; 16. R4A (16. P5T, P x P ; 2. PxP, PDxP. 16... T8D+); 15. T8D+, R6R; 16.
17. TxP, P5A+); 16... R4R y no se T8R+, R6D; 17. T8D+, R7A; 18. T8
aprecia que la posición blanca haya 1. T6D + .R4A; 2. T6AD. AD, R7C; 19. T8C + , R8A; 20. P5A,
mejorado. Después de 2 ...PCxP; 3. P5T, R2R; P7A; 21. P6A, T3D; 22. T8AR, R1D,
4. T3C, R2D, las posibilidades no son y negras ganan.
malas para las blancas. En cambio, Caso contrario, las negras juegan
15... R4D; 16. R2A, T3T; 17. R3A. sería flojo 3. R4R. R2R; 4. R5D, 2... T3R, y esta torre se pondría de-
Dado por tablas. R2D y las blancas no pueden impedir trás de su peón AD para apoyar el 11. R3T, R5D; 12. R4C.
la maniobra T1R - T4R+. avance.
255 Todavía hay que perder un tiem-
Cholmow 3. T3D, R2R; 4. P5T, T8T; 5. R4R, 2... T8R+; 3. R2T, T8AD; 4. T7A. po, porque después de 12. P4A, P x P ;
T8CD; 6. PxP, PxP; 7. R5R, P3A+. 13. PxP, P7A+; 14. R4C, T6AD el
Las blancas ganan un peón, pero asunto estaría liquidado.
a cambio, el peón AD negro se ma-
A 7... TxP, sigue 8. P6A+, R1R; nifestará muy peligroso. 12..T4T; 13. P4A, T4AD!
9. R6D, P5A; 10. T1D; y si 10... T6C,
entonces 11. R7A, T6D; 12. T1TR. 4. . P4C! También este procedimiento (in-
terposición de una barrera) es muy
8. R5D, T x P ; 9. T3T. Acordaron Para evitar que las blancas pue- importante requisito en los finales
tablas. dan tener también un peón libre en de torre.
el flanco de rey es indispensable la
El final de peones, después de 9... conservación de este peón CD. 14. T8D+, R6R; 15. T1D.
T4T; 10. TxT, P x T ; 11. RxP, P5T;
12. R4C, R3D; 13. RxP, R4R; 14. 5. TxP, P5A; 6. T5T+? Tampoco 15. T8R+, con el intento
R5C, R5R; 15. R5A, R6A: 16. R6D, de separar el rey hacia la línea AR,
R x P C ; 17. R6R, R6T; 18. R x P . Momento crítico. Las blancas han salvaría. Después de 15... R7A; 16.
Sokolsky P5C; 19. R6R. P6C; 20. P6A, es de supuesto que el rey negro ha de re- T8TD, P7A; 17. T1T, P x P ; 18. PxP,
tablas. gresar a una de las casillas 3AR o P8A=D; 19. TxD, TxT, vendría co-
El final del diagrama 255 procede La posición 256 se produjo en la 3CR, pues caso contrario ganarían mo en la continuación de la partida.
de una partida Sokolski-Cholmow partida Eliskases-Lówenfisch (Mos- el PTR sin perder ningún tiempo.
(XXI Campeonato ruso). La ventaja cú, 1936). La ventaja de las negras Para asegurar las tablas, las blancas 15... P7A; 16. T1AD, PxP; 17. PxP,
posicional de las negras salta a la está en el peón libre de AD. Ade- podían haber puesto en práctica una R7D; 18. T1TD, P8A=D; 19. TxD,
vista. La torre está en posesión de más, los peones blancos del flanco maniobra cuya significación hemos TxT!
la única línea abierta, la de TR, y de rey están algo desvalorizados por manifestado reiteradamente en el
el rey está centralizado en la casilla el doblado en la línea CR. Por ello, transcurso de esta obra, o sea, el No hay que alejar todavía más al
4R. Se amenaza la entrada de la las posibilidades de las blancas de aislamiento del rey contrario de su rey negro de los peones.
torre por 8T y atacar al peón blan- nivelar la partida están en el ataque peón o peones libres. Después de 6.
co 4TD. La jugada de las blancas de los peones negros desde atrás. T7R!, P6A; 7. P4T!, habrá que cam- 20. R5C.

192 193
7. — TEORÍA FINALES TORRE
No es difícil comprobar que des- no es suficiente p a r a ganar. Si el rey
pués de 20. P5A, R6R; 21. R5C, R5R; negro pudiera desplazarse hacia el
22. R6C, R4R; 23. P6A, T1A (o T6A) peón blanco de 2TD, aún habría pers-
nada se ha salvado. pectivas. Pero las blancas pueden
cortarle el paso en la linea de rey
20... R6R; 21. P5A, R5R; 22. P4C, con la torre, y sólo podría pasar la
R4R; 23. R6C, T 3 A + ; 24. R7C, T3TD. barrera si las blancas procedieran
con poca atención.
Naturalmente, si 24... R5A?; 25. Se continuó: 1... T 6 T + ; 2. R2C,
P6A. Tablas. R2C (mejor era 2... P4C); 3. P3A?
(3. P4T conducía a unas elementales
25. R7A, R5A; 26. R7R, R4C! tablas); 3... P4C; 4. R3C, R3C; 5.
T2AD, P3A (preparación de 6... P4TR,
que no se puede jugar en seguida
Las blancas abandonaron porque
por 6. T 6 A + ) ; 6. T2T (las blancas
pierden ambos peones.
podrían obtener tablas sacrificando CONCLUSIÓN
su p e ó n : 6. T6A, T x P ; 7. P4T,
257 P x P + ; 8, R x P , T5T; 9, R3C, T6T;
Talraanow 10. T7A, P4TD; 11. T7T, T8T; 12.
R4T, con la amenaza P4A); 6... P4TR; El lector que haya tenido la pa- se podrá jugar con corrección si
7. T2AD. ciencia de seguir con los autores el no se conocen a fondo los ejemplos
Se iba la mano hacia 7. P4T. Pero nada cómodo camino del estudio de tratados en los diagramas 30 al 33.
los finales de torre contenidos en En la presente obra puede encontrar
después de 7... P T x P ; 8. R x P (8.
la obra, desde los m á s sencillos el lector el análisis de un gran nú-
P x P , P4A = F ) ; 8...P4A+; 9. R3C, P5C;
hasta los más complicados, quizás mero de finales de torre y peón con-
10. T2AR, R4T; 11. R4A, T5T+, las espere como último ciertas fórmu- tra torre.
blancas estarían en una situación las o recetas fijas para el exacto
difícil. tratamiento de estos finales. No las
Tomar el peón AR negro sería pe- encontrará. El exacto tratamiento, 2. La torre es una pieza de efec-
ligroso p o r 12. R x P , P6C; 13. T1A, incluso en los finales simples, de- tividad a distancia, y puede forzar
P7C; 14. T1CR, T x P , seguido de 15... pende de muchas finezas posiciona- al rey enemigo, por medio de jaques,
R x P . Las negras amenazan avanzar les, cuyo atomizado análisis no es a moverse hacia las casillas extremas
el peón TD hasta 6T, v jugar la torre posible sin desmesurada fatiga y rei- del tablero. A menudo, esta perse-
a 7CD. teración. Habría que trabajar con cución del rey constituye la única y
minuciosidad y detención exhausti- exacta forma de defensa.
Iliwitzkl
7... P 5 T + ; 8. R2A, P3T; 9. T2C, va cientos de variantes, p a r a llegar
T6A; 10. R2C, P4T; 11. T2AR, T6T; a tan complejo conocimiento ajedre- 3. El resultado de la lucha pue-
En la partida Iliwitzki-Taimanow, 12. R1A, R2A; 13. P4A, P x P ; 14. cista. Lo importante es que las ideas de depender, con frecuencia, de que
del XXII Campeonato ruso, en la T x P , R3C; 15. T2A. El último error. fundamentales explicadas se com- el rey encuentre protección contra
jugada 30 se llegó a la posición que Después de 15. T5A!, había chances prendan, que se conserve memoria jaques en las pro-imidades de urt
reproduce el diagrama 257. Es una de tablas. Las blancas abandonaron, de ellas y, sobre todo, que haya sen- peón libre. Recuérdese la regla de
clara posición de tablas. La pequeña porque el análisis de la posición de- tido p a r a aplicarlas. la casilla de escape.
ventaja de las negras, que consiste mostró que después de 15... T x P T R ,
en la mayor actividad de su torre, las negras ganan sin gran dificultad. A continuación indicamos algunas
reglas generales que la experiencia 4. Una torre en la séptima ho-
de muchos años ha acumulado, y rizontal, cortando el paso al rey
que pueden ser útiles al lector p a r a enemigo, representa una base para
ayudarle a encontrar el camino jus- el emprendimiento de movimientos
to ante el confuso laberinto de va- tácticos. En particular, la conjun-
riantes que, con frecuencia, se pre- ción de fuerzas del rey, torre y peón
sentan en la práctica de la partida. es peligrosísima para el rey contra-
rio limitado a la banda, sobre todo
1. El final básico, fundamental, si el rey tiene protección contra ja-
es el que se reduce a torre y peón ques. La creación de tal cubierta
contra torre. El difícil final con los utilizando un peón contrario, puede
peones de alfil o de torre, raramente verse en el diagrama 125.
194
195
5. El bloqueo de un peón aislado peones libres, para que no pueda COLECCIÓN ESCAQUES
protegido por su torre, ha de hacer- apoyar su avance.
se con el rey. La centralización del
rey es, en general, muy importante 12. En la creación de un peón
en la conducción de los finales de 1 Finales de peones. — I. Maizelis.
libre, y en su avance, están a me-
torre. nudo las únicas posibilidades de 2 Finales de alfil y de caballo. — Y. Averbach.
salvación. 3 Teoría de finales de torre. — Lówenfish y Smyslov.
6. Si una torre ataca un peón y 4 Teoría do aperturas, tomo I: Abiertas. — V. N. Panov.
la torre contraria está condenada a 13. Si la torre enemiga se encuen- 5 Teoría de aperturas, tomo II: Cerradas. — V. N. Panov.
una defensa pasiva, el bando que tra en una posición pasiva, procure 6 Defensa india de rey. — P. Cherta.
posea la torre activa puede crear las ampliar el campo de acción de la
condiciones precisas para ganar. Con torre propia, aumentando su efec- 7 Táctica moderna en ajedrez, tomo I. — L Pachman.
ello no se habrá conseguido todo, tividad. 8 Táctica moderna en ajedrez, tomo II. — L Pachman.
pero puede ser el principio del fin. 9 Estrategia moderna en ajedrez. — Ludek Pachman.
14. Si posee usted un peón libre, 10 La trampa en la apertura. — B. Weinstein.
7. Cuando una torre apoya un ingeníese para interceptar la acción 11 Aperturas abiertas. — L Pachman.
peón libre desde atrás, puede traer de la torre contraria, interponiendo 12 Aperturas semiabiertas. — Ludek Pachman.
malas consecuencias para el bando la propia como una barrera.
defensor, a menos que pueda blo- 13 Gambito de dama. — Ludek Pachman.
quear el peón con el rey. 15. Es mejor una posición activa 14 Aperturas cerradas. — Ludek Pachman.
con un peón de menos, que una po- 15 El arte del sacrificio en ajedrez. — R. Spielmann.
8. La torre tiene que colocarse sición con material igual, pero pa- 16 Cómo debe jugarse la apertura. — A. Suetin.
detrás de los peones libres propios siva. Véase el diagrama 187.
17 Teoría de los finales de partida. — Y. Averbach.
para hacerlos progresar hacia su
casilla de transformación. También 16. El estudio de los finales con 18 El arte de la defensa. — llia Kan.
ha de ponerse detrás de los peones poco material (torre y peón contra 19 Táctica del medio juego. — I. Bondarewsky.
libres contrarios para frenar su torre y peón, torre y dos peones con- 20 La estructura de peones centrales. — B. Persits.
avance. tra torre y un peón) le facilitará el 21 La perfección en ei ajedrez. — Fred Reinfeld.
estudio de los finales con mayor
cantidad de peones. 22 El gambito de rey. — Paul Keres.
9. Si se tiene que bloquear con
la torre un peón contrario, libre y 23 Lecturas de ajedrez. — Yuri Averbach.
avanzado, se cae a menudo en una 17. La simplificación de un final 24 200 celadas de apertura. — Emil Geienczei.
posición de zugzwang. con gran cantidad de peones y su 25 Defensa siciliana. Variante Najdorf. — P. Cherta.
reducción a otro menos complicado 26 Ajedrez de entrenamiento. — A. Koblenz.
10. Aisle al rey contrario de los que peí-mita un cálculo más preci- 27 Jaque mate. — Kurt Richter.
peones libres propios, para que no so, es un importante procedimiento
pueda salir a su encuentro. técnico, que ha de aplicarse, no obs- 28 Combinaciones en el medio juego. — P. A. Romanowsky.
tante, discrecionalmente y con pleno 29 La defensa Pire. — G. Fridshtein.
11. Aisle al rey contrario de sus conocimiento de causa. 30 El sentido común en ajedrez. — E. Lasker.
31 Ajedrez elemental. — V. N. Panov.
32 La apertura catalana. — Neudstadt.
33 El ataque y la defensa. — Hans Müller.
34 Defensa siciliana. Variante Paulsen. — P. Cherta.
35 La psicología en ajedrez. — Krogius.
36 El arte del análisis. — Paul Keres.
37 Bobby Fischer. — Pablo Moran.
38 Partidas decisivas. — L. Pachman.
39 200 partidas abiertas. — D. Bronstein.
40 El match del siglo: Fischer-Spassky. — L. Pachman.
41 ABC de las aperturas. — V. N. Panov.
42 La batalla de las ideas en ajedrez. — A. Saidy.
43 Ataques al rey. — B. F. Baranov.
44 Capablanca. — V. N. Panov.
196 45 Los niños prodigio del ajedrez. — P. Moran.
46 Tablas. — L. Verjovsky.
47 Leyes fundamentales del ajedrez. — I. Kan.
48 Ajedrez y matemáticas. — Fabel, Bonsdorff y Rühimaa.
49 El laboratorio del ajedrecista. — A. Suetin.
50 Cómo piensan los grandes maestros. — P. Schmidt.
51 Defensa siciliana. Variante del Dragón. — E. Gufeld y E. Lazarev.
52 Psicología del jugador de ajedrez. — Reuben Fine.
53 Los campeonatos del mundo. De Steinitz a Alekhine. — P. M o r a n .
54 Los campeonatos del mundo. De Botvinnik a Fischer. — Gligoric.
55 Viaje al reino del ajedrez. — Averbach y Beilin.
56 Anatoli Karpov. — Á n g e l Martín.
57 Alekhine. — Kotov.
58 3 0 0 Miniaturas. — Roizman.
59 Errores típicos. — Persits y V o r o n k o v .
60 La defensa Alekhine. — Eales y W i l l i a m s .
61 Finales artísticos. — Kasparian.
62 Diccionario de ajedrez. — Ramón Ibero.
63 Curso de aperturas. Abiertas. — Panov y Estrin.
64 Curso de aperturas. Semiabiertas. — Panov y Estrin.
65 Curso de aperturas. Cerradas. — Panov y Estrin.
66 Defensa siciliana. Variante Scheveningen. — A. N i k i t i n .
67 Práctica de las aperturas. — L. Pachman.
68 Práctica del medio juego. — L. Pachman.
69 Práctica de los finales. — L. Pachman.
70 Ajedrez y computadoras. — Pachman y Kühnmund.
71 Técnicas de ataque en ajedrez. — R. Edwards.
72 El contraataque en ajedrez. — Damski.
73 El mundo mágico de las combinaciones. — Koblenz.
74 Problemas de ajedrez. — C. Séneca.
75 Tratado de ajedrez superior. — Y. B. Estrin.
76 De la apertura al final. — E. M e d n i s .
77 Fundamentos estratégicos del ajedrez. — Estrin.
78 Kasparov, campeón del mundo. — Á n g e l Martín.
79 Ajedrez práctico. — R. Edwards.
80 Ajedrez magistral. — Kopec y otros.
81 Ajedrez moderno. — B. Pandolfini.
82 Ajedrez por campeones. — B. Pandolfini.
83 Defensa siciliana. Variante Sveshnikov. — Adorjan.