Está en la página 1de 2

Latinoamérica y Estados Unidos: ¿Dependencia o independencia?

A lo largo de nuestra historia como humanidad, el hombre ha buscado el progreso y evolución


tanto personal como socialmente. Hemos creado sociedades, culturas y estructuras
gubernamentales que se extienden y dependen unas entre otras; desde imperios hasta
monarquías y democracias. Latinoamérica siendo uno de los lugares donde estos cambios se
han dado radicalmente en un relativo cortó periodo de tiempo, al seguir el ejemplo de Estados
Unidos en busca de su independencia de las monarquías que alguna vez los habían conquistado,
en la actualidad esto no ha cambiado.

Estados Unidos, por su parte se jacta de ser uno de los países más poderosos gracias a la
sociedad capitalista en la que nos regimos. Este país se considera uno primer mundista, donde
existe una estabilidad en todos los ámbitos sociales, económicos, políticos y culturales.
Latinoamérica por su parte, se conforma por naciones clasificadas como tercer mundistas,
donde principalmente el desarrollo político y económico se han visto afectados o de un lento
crecimiento.

Es por todos estos factores que los países latinoamericanos han seguido y tratado de recrear
patrones y modelos políticos y económicos para implementarlos ellos mismos. Estos han tenido
contacto con Estados Unidos desde el siglo XVIII, y desde fines del siglo XIX esta relación ha sido
de vital importancia para la historia del continente americano. Esta relación no siempre ha sido
fácil, dado a los contextos de cada nación y situaciones internas, sobre todo al finalizar la
segunda guerra hasta los años noventa.

Con la instalación de bases militares estadounidenses en Brasil y el apoyo de las naciones


latinoamericanas durante este periodo fue de gran importancia, sin embargo esta relación
cambio al finalizar la guerra y el inicio de la guerra fría.

Fue durante la cumbre del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca en la que se buscaba
rectificar la alianza militar entre el país norteamericano y las naciones de América Latina, donde
Allende destaco la inminente transformación del capitalismo financiero y la importancia de la
evolución industrial dentro de las cuales se veía afectado Latinoamérica, además de destacar en
su discurso la existencia de dos grupos existentes en el continente: “Estados Unidos, por sí solo
un país continente… del otro, están las 20 repúblicas latinoamericanas”. Fue imposible para
América Latina negociar o pactar un acuerdo de igualdad con el país norteamericano, marcando
a cada país latinoamericano con el fenómeno de la dependencia hacia la gran potencia mundial.
En su discurso Allende planteó las dificultades existentes en las relaciones interamericanas, por
lo que Estados Unidos dio una nueva solución para América Latina, donde se dictaba el
préstamo o ayuda económica y financiera a estas naciones a través de capitales privados.