Está en la página 1de 1

533 ¿Hasta cuándo, hijo querido?

q = 60
Rem Do Fa Do Fa Do7
3 œœ ..
&b 4 Œ Œ { _œjœ
œ
_œœ œœ l œ
œœ œœ
_
_œ _œ “
_ œ. l
¿Has– t a cuán– do, hi– jo que– ri– do, has– ta
Fa Do Rem Do 1 Fa 2 Fa Solm Re

&b œœ .. œœ œœ ! ˙˙ œœ ..
jœœ _
_œ _
_œ ”{ ˙˙ # œœ !
cuán– do has de pe– car? ¿has– t a car? No me

Solm La Solm Rem La7 Re La Rem La7


b œ œœ .. # œœ œœ .. œœ ˙ ,
& “{ œ œ
œ l ˙ œœ .. # œœ l œœ .. œ
#_jœœ œ œœ !
se– as tan in– gra– to, llo– ra pues t u i – ni– qui–
1 Rem Solm Re7 2 Rem D.C.

&b ˙˙ œœ .. # œœ ˙˙ ..
”{ /
dad. No me dad.

1. ¿No me ves aquí clavado, 4. Expiré por darte vida,


en el leño de la Cruz? y aun se abrió mi Corazón;
Hijo mío, así me has puesto ¿y me niegas una lágrima,
con tu horrenda ingratitud. por seguir tu vil pasión?.

2. Las espinas que laceran 5. Hijo, arrójate en mis brazos,


mi divina y pura sien, soy tu Padre, soy tu Dios.
son aquellos pensamientos Nada temas, que en mi pecho
que tú tienes contra el bien. hallarás dulce perdón.

3. ¿No me ves pobre y desnudo


y en escarnio sin igual?
Tus nefastas impurezas
son las causas de mi mal.

-1303-