Está en la página 1de 6

1

Predica; 30 de JUNIO de 2019


MARAVILLOSO CAMBIO DEBIDO AL RESPLANDOR DE JESUCRISTO
Una cosa es armar un hermoso e impactante mensaje sobre la GLORIA de Dios y otra,
muy diferente, vivir una vida en medio del RESPLANDOR de la GLORIA de Dios. Una
cosa es predicar sobre las maravillas de la unción del Espíritu Santo y otra muy
distinta vivir en la plenitud de la unción del Espíritu Santo. Sólo nuestro Padre Celestial
por medio de Jesucristo y El Espíritu Santo puede transformar nuestra naturaleza humana,
por lo tanto, Dios nos llama a una relación íntima con Él mismo. El NUEVO PACTO que tenemos
con Jesucristo produce en nosotros un mayor resplandor que nunca se desvanecerá (Hebreos
8:13) “Al decir: NUEVO PACTO, ha dado por viejo al PRIMERO; Y lo que se da por viejo y
se envejece, está próximo a desaparecer”. Él incluso nos llama a crecer en una relación de amor
cada vez mayor en intimidad con Él que nunca se desvanece. (2 Corintios 3:14 al 18) “14
Pero el entendimiento de ellos se embotó; Porque hasta el día de hoy, cuando leen el
ANTIGUO PACTO, les queda el mismo VELO NO descubierto, el cual por Cristo es quitado.
15 Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el VELO ESTÁ PUESTO sobre el corazón
de ellos. 16 Pero cuando se CONVIERTAN al Señor, el velo se quitará. 17 Porque el Señor
es el Espíritu; Y donde está el Espíritu del Señor, allí hay LIBERTAD. 18 Por tanto, nosotros
todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la GLORIA del Señor, somos
TRANSFORMADOS de GLORIA en GLORIA en la misma imagen, como por el Espíritu del
Señor”. El ejemplo que nos da nuestro Padre Celestial, cuando Pablo se encontraba
encarcelado en Roma, y todo le hacía suponer que iba a ser ejecutado en poco tiempo.
(2 Timoteo 1:1-7) “1 Pablo, apóstol de Jesucristo por la VOLUNTAD de Dios, según la
promesa de la vida que es en Cristo Jesús, 2 a Timoteo, amado hijo: Gracia, misericordia y paz,
de Dios Padre y de Jesucristo nuestro Señor. 3 Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis
mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y
día; 4 Deseando verte, al acordarme de tus lágrimas, para llenarme de gozo; 5 Trayendo a la
memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre
Eunice, y estoy seguro que en ti también. 6 Por lo cual te aconsejo que AVIVES el FUEGO
del DON de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. 7 Porque no nos ha dado
Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”. Estando en esas
condiciones escribió a su amado hijo Timoteo para advertirle de algunas cosas que
estaban pasando en el presente y de cuáles iban a ser las características de los
tiempos que estaban por llegar en el futuro.

La GRAN realidad del origen DIVINO de la LUZ, como PRIMERA CREACIÓN de Dios,
reaparece en Isaías 60 para reflejar y concentrar los nuevos rumbos que tomaría la
esperanza en el pueblo que ya se encontraba disperso. (Isaías 60:1-2, 19,20) “1
Levántate, resplandece; Porque ha venido tu LUZ, y la GLORIA de Jehová ha nacido
sobre ti. 2 Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; Mas sobre
ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su Gloria. 19 El sol nunca más te servirá de luz
para el día, ni el resplandor de la luna te alumbrará, sino que Jehová te será por luz
perpetua, y el Dios tuyo por tu Gloria. 20 No se pondrá jamás tu sol, ni menguará tu luna;
Porque Jehová te será por LUZ PERPETUA, y los días de tu luto serán acabados”. La LUZ
DIVINA es un motivo constante en todas las Sagradas Escrituras, desde el Génesis hasta el
Apocalipsis. La luz se entrecruza desde el principio a fin de la salvación. (Génesis 1:3-
5) “3 Y dijo Dios: Sea la luz; Y fue la luz. 4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la
luz de las tinieblas. 5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la
mañana un día”. La luz está presente desde, principio al final del trabajo, de nuestro

SanaDoctrinaDeCristo® | “Más creyentes sobre sus rodillas orando significará más creyentes sobre sus pies evangelizando”. 1
2

Padre Celestial en toda la creación hasta la consumación: (Ap 21:1,2,23) “Vi un cielo
nuevo y una tierra nueva; Porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no
existía más. 2 Y yo Juan vi la SANTA CIUDAD, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de
Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. 23 La Ciudad no tiene necesidad de
sol ni de luna que brillen en ella; Porque la GLORIA de Dios la ilumina, y EL Cordero es su
LUMBRERA”; (Ap 22:5) “No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara,
ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos”.

Cada encuentro con Jehová Dios hay un resplandor que genera bendición: (Salmo
21:3,4) “3 Porque le has salido al encuentro con bendiciones de bien; Corona de oro fino has
puesto sobre su cabeza. 4 Vida te demandó, y se la diste; Largura de días eternamente y para
siempre”. En el camino y la experiencia de la fe cristiana, la expresión “ENCONTRARSE
CON DIOS” no es una bella emoción ni tampoco un bello sentimiento, para enmascarar
ciertas inclinaciones religiosas individuales o colectivas. La frase encierra un conjunto de
realidades a las que se ha tenido acceso mediante la Presencia Resplandeciente del Padre,
Jesucristo y El Espíritu Santo, cualquiera persona que siempre está viviendo con
sentimiento y emociones de su corazón la verdad es que nunca ha tenido la
EXPERIENCIA RESPLANDECIENTE en su corazón. Por esta razón, que cada vez que uno
afirme que nos hemos encontrado con Dios, entramos en un espacio de transformación
por medio de la GRACIA, no es posible que alguien diga que ha tenido varios encuentros con
Dios y siga siendo la misma persona. Porque la Razón es que Jehová Dios RESPLANDECE en
cada encuentro, ya que se concentra su LUZ en un punto pequeño.

El Cambio que produjo la LUZ concentrada de Jesucristo en Pablo; El Resplandor hizo que su
fidelidad fuera inquebrantable ante Dios en el cumplimiento de su ministerio en el Evangelio
como predicador, apóstol y maestro de los gentiles, lo que le había llevado a encontrarse a esta
situación (2 Timoteo 1:11,12) “11 Del cual yo fui CONSTITUIDO PREDICADOR,
APÓSTOL y MAESTRO de los gentiles. 12 Por lo cual asimismo padezco esto; Pero NO me
avergüenzo, porque YO SÉ a quién he CREÍDO, y estoy seguro que es poderoso para guardar
mi depósito para aquel día”. Además, señala también que este evangelio que predicaba no lo
había inventado él, sino que era el cumplimiento de "la promesa de la vida que es en Jesucristo"
que Dios había hecho durante siglos a la nación judía (2 Timoteo 1:1) “Pablo, apóstol de
Jesucristo por la VOLUNTAD de Dios, según la promesa de la vida que es en Cristo Jesús”.
No olvidemos que Pablo había sido perseguido ferozmente por algunos de sus
antiguos correligionarios judíos que le acusaban de haber abandonado la fe de sus
padres, por esta razón es que vuelve a reafirmar que el Señor Jesucristo es el
cumplimiento de las promesas hechas a la nación judía, y que él seguía sirviendo al Dios
de sus padres con limpia conciencia, sin haber tenido que renunciar a nada de lo que las
Escrituras decían (2 Timoteo 1:3) “Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores
con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día”. Por
supuesto, que la salvación es algo que todos los cristianos auténticos compartimos, y que nos
une en el CUERPO de Cristo que es la Iglesia.
Ahora bien, los recursos que Timoteo tenía a su disposición para cumplir estas exhortaciones
eran más que suficientes. En primer lugar, Pablo le recuerda que contaba con "EL PODER
DE DIOS" (2 Timoteo 1:7,8,12) “7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de
poder, de amor y de dominio propio. 8 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de
nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el
poder de Dios. 12 Por lo cual asimismo padezco esto; Pero no me avergüenzo, porque yo sé a

SanaDoctrinaDeCristo® | “Más creyentes sobre sus rodillas orando significará más creyentes sobre sus pies evangelizando”. 2
3

quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día”. En
segundo lugar, tenía a su disposición la "GRACIA" (2 Timoteo 1:9) “Quien nos salvó y llamó
con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la
GRACIA que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos”. Y en tercer
lugar, tenía el "Espíritu Santo que mora en nosotros" (2 Timoteo 1:14) “Guarda el buen
depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros”.

La AUTORIDAD apostólica es el resultado del Resplandor del llamado para ser


constituido para ser comisionado y enviado por Jesucristo mismo, y que se actúa como
su representante autorizado. Esto serviría también para respaldar a Timoteo frente a otros
que pudieran poner en duda su propio ministerio. Notemos también que Pablo destaca que
la dignidad de su ministerio se basa en dos hechos fundamentales: 1. "POR LA
VOLUNTAD DE DIOS". No había sido su propia elección, sino que fue un encargo divino que
le había llegado directamente de Jesucristo (Gálatas 1:1) “Pablo, apóstol (no de hombres ni
por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos)”. 2. "Según
la PROMESA de la VIDA que ES EN Cristo Jesús". Pablo fue hecho apóstol con EL FIN DE
PREDICAR el EVANGELIO que trae la vida a través de Jesucristo y que había sido antes
prometido por medio de los profetas del Antiguo Testamento y el mismo Señor Jesucristo. Esto
es muy importante porque si no fuera por esta razón, ni él apóstol Pablo ni ningún
otro después de Pablo hubiéramos sido constituidos apóstoles. Destaca la bondad
espontánea de Dios a través de Jesucristo, que trata con compasión y ternura al miserable. Es
el resultado de disfrutar de la gracia y la misericordia. Provienen "de Dios Padre y de Jesucristo
nuestro Señor". De esta forma se indica que el origen de estas bendiciones no es humano, sino
DIVINO: "DE DIOS PADRE".

Todos recordamos que la primera vez que Pablo fue encarcelado en Roma, fue debido
a que los judíos le acusaban de haber abandonado la religión de sus antepasados.
(Hch 24:14) “Pero esto te confieso, que según el CAMINO que ellos llaman herejía, así
sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están
ESCRITAS”. (Hch 26:6,7) “6 Y ahora, por la esperanza de la promesa que hizo Dios a nuestros
padres soy llamado a juicio; 7 Promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar
nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza,
oh rey Agripa, soy acusado por los judíos”. (Hch 28:20) “Así que por esta causa os he
llamado para veros y hablaros; Porque por la esperanza de Israel estoy sujeto con esta
cadena”. Pero éstas eran calumnias infundadas, porque él no había apostatado de la
ley de Moisés, ni había forjado una nueva religión según sus propias preferencias. Sus
antepasados eran miembros de la nación del pacto, eran sinceros, gente piadosa que adoraba
al Dios único de acuerdo a la ley. Y eran ellos los que le habían transmitido este conocimiento,
y ahora él continuaba sirviendo al mismo Dios "con limpia conciencia". Él había comprendido
que el cristianismo era la verdadera continuación y cumplimiento del Primer Pacto,
“Antiguo Testamento”. Para Pablo, creer en Jesucristo no significó en ningún
momento renunciar a la fe de sus padres, sino todo lo contrario. Sus antepasados creían
en la resurrección y Pablo también. Esperaban la venida del Mesías y Pablo proclamaba
que ya había hecho su aparición en la persona de Jesús de Nazaret. Por supuesto, para
llegar a estas conclusiones tuvo que pasar por un proceso en el que Jesucristo mismo le tuvo
que iluminar con su RESPLANDOR en el camino a Damasco. Y a pesar de que en el pasado
había hecho cosas contra el Nombre de Jesucristo por IGNORANCIA, cuando ahora
escribe desde la cárcel, está seguro de que adora a Dios con limpia conciencia.

SanaDoctrinaDeCristo® | “Más creyentes sobre sus rodillas orando significará más creyentes sobre sus pies evangelizando”. 3
4

Los casos en las Sagradas Escrituras dónde hubo un encuentro con Jehová Dios que generaron
bendición son múltiples pues van desde la más profunda intimidad (como en el caso de
Abraham al ser llamado a salir de Ur de los caldeos o Elías mediante el silbo apacible
y tierno) hasta la manifestación de Dios al ser humano de la forma más aparatosa
(como el mismo Elías al derrotar a los sacerdotes de Baal o Josué al detener el sol en
medio de una batalla). Pero estas realidades son ejemplos reales de fe no pueden
aplicarse automática o mecánicamente a otras personas en nuevos tiempos o
circunstancias, pues Dios trata con cada uno de maneras muy diferentes: Porque acaso
a la inmensa mayoría nunca le sucederá lo que, a Saulo de Tarso en las afueras de Damasco,
pero esto no implica que Dios no salga a nuestro encuentro siempre: En las páginas de su
Palabra Escrita, en el amor vivido de manera auténtica, en la amistad verdadera, en los
laberintos de la vida…

Cada encuentro con Dios genera bendiciones, las cuales deben ser evaluadas
mesuradamente y con el paso del tiempo, con toda prontitud, que el carácter humano
desea, casi siempre, aplicar los resultados de dichos encuentros. Encontrarse con Dios
plantea, como se puede apreciar en tantas situaciones, que las prioridades o criterios aplicados
para interpretar lo acontecido no sean los adecuados y se requiera tomar otro rumbo, como le
sucedió a tantos personajes de las Sagradas escrituras. Esta ruta del encuentro de Dios
es, en verdad, inabarcable en sus dimensiones de conexión con lo ETERNO, pero al
mismo tiempo es una forma de redención de la cotidianidad, que es justamente donde Jehová
Dios sale al encuentro para otorgar bendición, siempre y cuando exista también una
disposición para que este encuentro se proyecte en todas las áreas de la vida de quien
es objeto de esa visita. Como Iglesia, tenemos que resplandecer luego del encuentro con
nuestro padre Celestial. Por ejemplo, al bajar Moisés del monte Sinaí, traía consigo las
dos losas del testimonio y no se dio cuenta de que su rostro irradiaba luminosidad
porque había hablado con Jehová Dios. […] Los israelitas contemplaban cómo el rostro de
Moisés irradiaba luminosidad; luego Moisés volvía a ponerse el velo en el rostro y se lo dejaba
puesto hasta que entraba de nuevo a hablar con el Señor. (Éxodo 34:29,35) “29 Y aconteció
que descendiendo Moisés del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano,
al descender del monte, NO sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después
que hubo hablado con Dios. 35 Y al mirar los hijos de Israel el rostro de Moisés, veían
que la piel de su rostro era resplandeciente; y volvía Moisés a poner el velo sobre su rostro,
hasta que entraba a hablar con Dios”. Inevitablemente la LUZ DIVINA es la que te hace
resplandecer, esto es y debe de ser una realidad especialmente del siervo de Dios que
es llamado a resplandecer delante de la Iglesia. A semejanza de Moisés, quien, al
descender del encuentro con Jehová Dios, luego de recibir las tablas de la ley, tenía un rostro
resplandeciente, el pueblo de Dios de todas las épocas enfrenta el grandioso desafío de reflejar
la luminosidad de su Señor para encarnar su misión de servicio en el mundo. Ser “el
instrumento de Dios para ministrar la LUZ DIVINA”, como lo fue para Moisés que fue
una experiencia en el límite del conocimiento y de la comprensión de la VOLUNTAD de Dios que
encarnó con su propia persona, puesto que, al elevarse, física y espiritualmente, sobre sus
hermanos/as y así palpar de manera inmediata la cercanía de lo sagrado, toda su realidad se
colocaba al servicio de la luminosidad del Creador y Redentor.

Nuestro Padre Celestial por medio del apóstol Pablo nos Enseña que tenemos que
desarrollar nuestros ojos del entendimiento en (2 Corintios 4:3-6) “3 Pero si nuestro
EVANGELIO está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; 4 En los

SanaDoctrinaDeCristo® | “Más creyentes sobre sus rodillas orando significará más creyentes sobre sus pies evangelizando”. 4
5

cuales el dios de este siglo CEGÓ el ENTENDIMIENTO de los incrédulos, para que no les
RESPLANDEZCA la LUZ del EVANGELIO de la GLORIA de Cristo, el cual es la imagen de
Dios. 5 Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a
nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. 6 Porque Dios, que mandó que de las
tinieblas RESPLANDECIESE la LUZ, es el que resplandeció en nuestros corazones, para
ILUMINACIÓN del CONOCIMIENTO de la GLORIA de Dios en la faz de Jesucristo”. El
trabajo que el diablo está haciendo es cegar el entendimiento de los incrédulos para
que no les RESPLANDEZCA: La Luz, Que es Jesucristo. Del Evangelio, que son las nuevas
noticias y el alegre mensaje del, "EVANGELIO" usado para notificar Victorias en guerra o el
surgimiento de nuestro Rey, Jesucristo. De la Gloria de nuestro Padre Celestial que es en
Jesucristo, que es la Imagen de Jehová Dios. Satanás sabe que si entendemos y vemos la
LUZ del Evangelio y nos resplandece la Gloria de Jesucristo, nos perderá por completo
de su gobierno y nuestras vidas serán transformadas de una manera increíble.
(Efesios 1:17,18) “17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de GLORIA, os
dé ESPÍRITU de SABIDURÍA y de REVELACIÓN en el CONOCIMIENTO de ÉL, 18
alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza
a que ÉL os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos”.
Nuestro Padre Celestial por medio del Apóstol Pablo, nos señala que la Fe en el Señor
Jesucristo, requiere dos complementos espirituales de suma importancia "SABIDURIA
y REVELACION" de Él. Si alguien que se dice ser siervo de Dios, y no tiene la "SABIDURIA
y la REVELACION DIVINA", entonces hay algo que no encaja con lo que hasta aquí
hemos aprendido acerca del RESPLANDOR, de la Presencia de Jehová Dios, Jesucristo
y del Espíritu Santo. Pablo oraba sin cesar para que los creyentes de Efeso tuviesen estas
dos dadivas en sus vidas (v.17) y como consecuencia de ello la Iglesia tendría los siguientes
beneficios: Los Ojos de nuestro entendimiento serán alumbrados (a diferencia de los incrédulos
que están cegados). Sabremos cual es la esperanza a la que El nos ha llamado (conocer lo que
esperamos de Él). Sabremos cuales son las riquezas heredadas de Su Gloria (de su
RESPLANDOR). Sabremos cual es la supereminente grandeza de su PODER para con
nosotros los que creemos.

Cuando hablamos de encuentros con el Padre, Jesucristo y El espíritu santo, hablamos


de la, GLORIA DE DIOS QUE ALUMBRA. El hombre o la mujer de fe que ha abierto su corazón
al Señorío de Jesucristo y declara su vida bajo el PODER de las ESCRITURAS tiene la
posibilidad de recibir EL RESPLANDOR de la GLORIA DE DIOS sobre su vida, existen dos
fuentes de acuerdo a la PALABRA de Dios de las que emana RESPLANDOR DE SU GLORIA.
SU PALABRA: (Salmo 19:8) “Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el
corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos”. La Palabra viva de Dios tiene
el PODER de alumbrar los ojos del ser humano, de IRRADIARLE LUZ a sus pies y ser
LUMBRERA para su CAMINO. Por lo tanto, cada promesa que viene del Padre, tiene
poder de crear, cambiar, transformar y levantar todo conforme a su Gloria. Así dice
nuestro Padre Celestial de La Gloria: (Isaías 60:1,2) “1 Levántate, resplandece; Porque
ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. 2 Porque he aquí que tinieblas cubrirán
la tierra, y oscuridad las naciones; Mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista
su gloria”. Su PALABRA promete que LA GLORIA de Jehová nacerá y será vista sobre
nuestras vidas. Por lo tanto, de acuerdo a esta Palabra, LA GLORIA DE DIOS ES UNA
PROMESA DE DIOS PARA SU PUEBLO. Levántate es la acción de cambiar de una posición de
derrota, caída y fracaso. Resplandece es proyectar la luz que recibimos de Él. Ha venido
Tu Luz (Nuestra Luz es Jesucristo). Y la Gloria de Jehová ha nacido sobre ti (Nacer de nuevo

SanaDoctrinaDeCristo® | “Más creyentes sobre sus rodillas orando significará más creyentes sobre sus pies evangelizando”. 5
6

por el PODER de su Resplandor de su Presencia). Mientras en los incrédulos de la tierra


aumentan las tinieblas, en los Hijos de Dios amanecerá la luz de Jehová y sobre ellos
será vista SU RESPLANDOR. SU PRESENCIA ES SU RESPLANDOR: (Salmo 34:4 al 6) “4
Busqué a Jehová, y ÉL me oyó, y me libró de todos mis temores. 5 Los que miraron a ÉL
fueron alumbrados, y sus rostros no fueron avergonzados. 6 Este pobre clamó, y le oyó
Jehová, y lo libró de todas sus angustias”. La segunda fuente que garantiza el resplandor de
Jehová Dios sobre sus Hijos es la búsqueda de Su Presencia, cuando nos acercamos a El
recibimos su Luz y esto se proyecta a quienes nos rodean. (Isaías 61:1 al 3) “1 El Espíritu
de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar
buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar
libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; 2 A proclamar el año de la
buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; A consolar a todos los
enlutados; 3 A ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de
gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; Y serán
llamados ÁRBOLES de justicia, plantío de Jehová, para GLORIA suya”. El Padre Celestial
siempre está sobre nosotros, ungiéndonos con Propósito (ser enviados a los abatidos, los
quebrantados, los cautivos, los presos, los enlutados, los afligidos a predicarles, consolarles y
a ordenar que les de RESPLANDOR en lugar de ceniza), la ceniza simboliza luto, dolor, derrota
todo lo contrario a la Gloria de Dios.

LLAMADOS A SER PORTADORES DEL RESPLANDOR DE SU GLORIA. El pueblo de Dios


tenemos un llamado a levantarnos y resplandecer con el RESPLANDOR de Jehová Dios en
nuestras vidas, familias, ministerios y por consiguiente causar efectos en todos y en todo lo que
nos rodea, Somos llamados a ser PORTADORES de la GLORIA de Dios, así como la luna
irradia una LUZ que no es suya ni propia, si no que recibe la luz del Sol y la proyecta
en la oscuridad, de la misma manera la Iglesia debe irradiar de la Luz que resplandece
de LA PALABRA Y LA PRESENCIA del TODOPODEROSO. El resultado de la visitación de
Dios a su pueblo le da una nueva identidad y propósito, dignifica al hombre caído, esclavo y
fracasado en sus propios deseos y lo levanta como un PRODUCTO DE LA GLORIA DE DIOS. Esto
hace EL SEÑOR JESUCRISTO. (Isaías 62:1-4) “1 Por amor de Sion no callaré, y por amor
de Jerusalén no descansaré, hasta que salga como resplandor su justicia, y su salvación
se encienda como una antorcha. 2 Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los
reyes tu GLORIA; Y te será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová nombrará. 3 Y
serás corona de GLORIA en la MANO de Jehová, y diadema de REINO en la MANO del
Dios tuyo. 4 Nunca más te llamarán Desamparada, ni tu tierra se dirá más Desolada;
sino que serás llamada Hefzi-bá, y tu tierra, Beula; Porque el amor de Jehová estará en ti,
y tu tierra será desposada”. Hefzi-bá, "mi deleite está en ti". Beula, “futura condición
restaurada”. Jehová Dios no descansara hasta que salga como RESPLANDOR la obra de Justicia
y salvación que Él ha hecho en su pueblo, la cual hará visible su RESPLANDOR a los ojos de
las gentes y los reyes, y un nombre nuevo dado por Dios será la nueva identidad que
determinara la calidad de vida de aquellos que ahora son PORTADORES DE LA GLORIA DE DIOS.
como CORONA DE GLORIA en las manos de Dios será su Iglesia y diadema de su REINO.
Esta es la obra del Señor jesucristo: (Isaías 62:12) “Y les llamarán Pueblo Santo,
Redimidos de Jehová; y a ti te llamarán Ciudad Deseada, no desamparada”.
Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de
guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para
la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no
cambiar el texto).

SanaDoctrinaDeCristo® | “Más creyentes sobre sus rodillas orando significará más creyentes sobre sus pies evangelizando”. 6