Está en la página 1de 2

FÁBRICA Y VENTA DE MEDICAMENTO A BASE DE TAYA

Uso medicinal de la Taya:


Actúa contra la amigdalitis al hacer gárgaras con la infusión de las vainas maduras y como
cicatrizante cuando se lavan heridas con dicha infusión. Además, la tara es utilizada contra
la estomatitis, la gripe y la fiebre.
Porcentaje de Taninos: entre 40 y 60% expresados como ácido tánico.
Preparación de medicamentos:
 Maceración: Para este preparado utilizas una cucharadita de la planta medicinal por
taza, y la colocas en agua durante unas 12 horas, conservando a temperatura natural.
Con este procedimiento se busca extraer al máximo las propiedades vitamínicas y
de minerales de la planta sin verlos reducidos por el proceso de cocción. Cuando
vayas a consumir tu maceración, debes calentarla apenas un poco, colar y bebértela
sin azúcar u otro endulzante.

 Infusión: Esta es la forma de preparar un té normal. Utilizaremos una cucharadita


de la planta por cada taza y le vertemos encima el agua hirviendo. Tapamos y
dejamos reposar unos minutos. La infusión es un procedimiento muy utilizado con
las partes tiernas de la planta, como las hojas y las flores, pero también pueden
realizarse infusiones de raíces siempre y cuando las utilicemos en forma de extracto
o nosotros mismos las piquemos muy finamente. Para estos casos, tendremos que
dejar reposar la bebida unos 30 minutos.

 Decocción: En este caso calentaremos a fuego bajo el agua con las hierbas ya
incluidas. Una vez que la decocción ha hervido, la colamos y bebemos de
inmediato. La decocción es una forma de preparar las partes más toscas de la planta,
como el tallo y las raíces, para obtener más fácilmente sus propiedades medicinales.

 Tisana: Una tisana es muy parecida a una infusión, por lo que podremos ver que se
utilizan los términos como sinónimos, pero en realidad son preparados diferentes.
Para preparar una tisana, hervimos el agua y la vertemos sobre las hierbas (siempre
una cucharadita por taza), tapamos y reservamos por un momento, para luego volver
a calentar por 5 minutos más y dejamos reposar unos minutos para finalmente beber
nuestra preparación.

 Jarabes: Para preparar un jarabe, necesitaremos mezclar una decocción o


maceración de la hierba que utilizaremos con la misma cantidad de miel. Aunque
también puedes añadir la miel o el azúcar a la maceración o decocción cuando se
están preparando, obteniendo así un jarabe más espeso y sabroso.
NOTA: utilizar un recipiente de vidrio y no almacenarlo por más de 2 meses. También ten en cuenta que cuando utilizas hierbas recién
cortadas, debes utilizar el doble que cuando están secas y reducir la dosis a la mitad cuando el remedio es para un niño.

También podría gustarte