Está en la página 1de 29

Armadura de Dios |1

"La armadura de Dios"


Efesios 6:10-20

JUC/REC - 2018
Armadura de Dios |2

INTRODUCCION:

 V.10-13: Efesios describe a un verdadero creyente, el cual estará viviendo


una vida fiel a Dios. Cada uno de ellos, puede tener la seguridad que estará, de
que estará involucrado en la guerra espiritual, que describe este pasaje.

A medida que los creyentes crecen y se hacen más fuertes, lo mismo sucede
con los ataques del diablo.

Un cristiano que no tiene conflicto, es uno que ha retrocedido en la batalla y


ha dejado su puesto en las primeras filas del servicio. Aun los ángeles enfrentan
oposición cuando ministran para él. El ángel enviado a Daniel (Daniel 10:13)
enfrentó una batalla contra un demonio por 21 días.

 V.10: Algo básico para la vida del creyente, es la preparación. El creyente que
vence es el que depende de Dios. El que confía en sus fuerzas, vivirá en
derrota. Por eso Pablo dijo "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece"
(Filipenses 4:13).

Hay que recordar, que la batalla contra Satanás ya fue ganada. En su crucifixión
y resurrección, Jesús destruyó a Satanás y su poder de pecado y muerte
(Romanos 5:18-21, 1° Corintios 15:56-57, Hebreos 2:14). La confianza en
Jesucristo es el punto de partida, para que una persona tenga victoria en su
vida.

La fortaleza viene a través de los medios de gracia, la oración, conocimiento y


obediencia a la palabra y fe en las promesas de Dios.

Tras años de ministerio, es posible que Timoteo tuviera temor por las
dificultades de la batalla. Pablo le escribió:

JUC/REC - 2018
Armadura de Dios |3

"Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de


dominio propio. Por tanto no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor
Jesucristo...". (2° Timoteo 1:6-8)

 V.11: Para poder estar firme, el creyente debe estar siempre vestido de esta
armadura. Debe convertirse en su única forma de vivir.

El termino estar firmes, se usaba para referirse al soldado, que defendía una
posición bajo ataque. Debemos siempre tener una actitud vigilante. A fin de
cuentas, luchamos contra el diablo.

El término "acechanzas" del griego "methodia", alude a método, sagacidad,


engaño, se usaba para el animal que acecha con cautela a su presa. Nuestra
época, ha visto muchas veces la acción de "espíritus engañadores" y "doctrinas
de demonios" (1° Timoteo 4:1), como la teología liberal, psicología y ocultismo.

Incluye la propagación de creencias y estilos de vida que corrompen y


condenan. Que llevan a la tentación, inmoralidad, mundanalidad, orgullo y
persecución de los santos (1° Juan 2:15-16).

 V.12-13: En ocasiones las sociedades parecen estables y por eso las personas
(y aun la iglesia) entran en un letargo, indiferencia y parálisis espiritual. Sin
embargo, una mirada bíblica de la situación, no deja espacio para ese
espejismo de falsa paz, la guerra entre Dios y Satanás, no ha disminuido,
sino que ha ido aumentando en intensidad.

Nuestro enemigo más grande, no son las personas, sino el ejercito de las
tinieblas. El cual también tiene rangos, principados, potestades, gobernadores.
Los cuales usan a los hombres caídos para sus acechanzas.

JUC/REC - 2018
Armadura de Dios |4

Los principados y potestades aparecen en pasajes como Colosenses 2:15 y 1°


Pedro 3:22. Los "gobernadores de las tinieblas de este siglo", son
demonios que seguramente se infiltraron en sistemas políticos del mundo, para
moldearlos conforme a patrones satánicos.

Pese a lo peligrosas que son estas fuerzas, el creyente no sigue bajo su


dominio y cuenta con los recursos del Espíritu Santo, para librarse de sus
maquinaciones.

Colosenses 1:12-13 dice "...dando gracias al Padre que nos hizo aptos para
participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la
potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo".

1° Corintios 10:13: "No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea


humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis
resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que
podáis soportar".

Por todo esto, es que debemos "tomar toda la armadura", si bien cuando
fuimos salvos, Dios puso a nuestra disposición todos los recursos, estos solo
pueden ser tomados mediante la obediencia. Así Dios nos da el poder, para
resistir en el día malo y seguir firmes.

Profundicemos: ¿de qué formas ataca Satanás?:

1. Haciendo que los creyentes duden de Dios, ya sea dudando de su


bondad, amor, poder y gracia. Por ejemplo cuando un creyente cae
víctima de la ansiedad, desanimo, depresión, ante situaciones difíciles.

JUC/REC - 2018
Armadura de Dios |5

2. A través de la persecución, mayormente a través de las presiones que


ejerce el mundo. Pero también, el enemigo actúa haciendo la vida fácil,
de esa forma el creyente deja de depender de Dios. Como dice MacArthur
"Muchos creyentes cuya fe es fortalecida en tiempos difíciles se dan
cuenta de que se les debilita cuando el campo de batalla está inactivo".

3. Por medio de la confusión y error doctrinal: Los creyentes que son


enseñados, caen fácil ante las ideas erróneas acerca de la salvación,
moralidad, la segunda venida, etc. El creyente que tiene confusión, no
puede ser usado por Dios, porque es "llevado por doquiera de todo viento
de doctrina" (Efesios 4:14).

4. Estorbando su servicio a Él: El enemigo se opone ferozmente a toda


vida fiel y todo ministerio efectivo (1° Corintios 16:9, 1° Tesalonicenses
2:18).

5. Ocasionando divisiones: Por eso Jesús oro tanto por la unidad de sus
seguidores (Juan 17:11, 21-23). La división es un fruto de la carne.

6. Persuadiendo a los creyentes a confiar en sus propios recursos: El


creyente puede caer en el error, de hacer las cosas sin oración y
dependencia de su poder.

"La doctrina correcta sin la devoción correcta es una deficiencia bastante


seria en la vida de muchos cristianos" (aparentemente, es lo que ocurrió
a la iglesia de Éfeso, según Apocalipsis 2).

JUC/REC - 2018
Armadura de Dios |6

7. Viviendo vidas hipócritas, es decir, creyentes que viven en


desobediencia, manteniendo una apariencia de piedad. En vez de acudir a
Dios a recibir limpieza y fortaleza.

8. Llevándonos a la mundanalidad, es decir, adecuándose a las formas de


pensar del mundo.

9. Tentándonos para desobedecer la ley de Dios, y que sucumbamos al


pecado.

Preguntas:

1. ¿Cómo describe Pablo el conflicto espiritual en que vivimos? (V.12), ¿vivimos


con conciencia, de la gravedad de dicho conflicto?

2. ¿Qué te parece que haya que vestir "Toda" la armadura? (V.13)

3. ¿Cuál es el resultado de vestir toda la armadura? (V.13).

4. ¿Qué partes componen esta armadura?, ¿te parece que sabemos suficiente,
sobre cómo vestir esta armadura?

5. ¿A qué te está llamando Dios?

JUC/REC - 2018
Armadura de Dios |7

EL CINTURON DE LA VERDAD:

 V.14: El soldado romano siempre levaba puesta una túnica. Se elaboraba con
un trozo cuadrado de tela, con aberturas para la cabeza y los brazos. Como las
batallas eran a corta distancia, una túnica suelta era peligrosa. Por ello, antes
de cada batalla, era ceñida al cuerpo, con un cinturón de cuero.

Esta expresión aparece en la Biblia (Lucas 12:35, 1° Pedro 1:13), era un


símbolo de presteza y preparación, propio de un soldado que toma en serio
la guerra.

El cinto es "la verdad", la cual encontramos en la Biblia. En su primera carta a


Timoteo, Pablo advierte que "el Espíritu dice claramente que en los postreros
tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a
doctrinas de demonios" (1 Ti 4:1).

"...por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las
artimañas del error" (4:4).

El griego "aletheia" (verdad) también alude a la actitud propia de la persona


veraz. El creyente debe ceñirse con la veracidad total.

Estar ceñidos con la verdad, supone dejar toda hipocresía y entregarse sin
reservas a Dios. Renovando el entendimiento, a fin de poder comprobar "cual
sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta" (Romanos 12:2).

A medida que el amor, el conocimiento y el entendimiento de Dios crezcan


siempre en nosotros, y cuando crecen también aumenta nuestro
compromiso con el Señor, para tener excelencia en todas las cosas, siendo la
meta última la gloria y alabanza de Dios.

JUC/REC - 2018
Armadura de Dios |8

Preguntas:

1. ¿Estoy preparado para interpretar adecuadamente la palabra de Dios?

2. ¿Cuánto dedico a renovar mi entendimiento, con la verdad?

3. ¿Estamos preparados para predicar la verdad?

4. ¿Cuáles son las situaciones mas difíciles, para vivir la verdad?

5. Según Lucas 4:1-13, ¿cómo reaccionó el Señor, frente al discurso del


enemigo?

JUC/REC - 2018
Armadura de Dios |9

LA CORAZA DE JUSTICIA:

 V.14: La coraza, protegía el torso, se hacía de cuero o telas, pero se recubría


con otros materiales. Algunas se hacían de metal.

¿A qué se refiere con justicia?:

No se refiere a la autojustificacion, como si el hacer buenas obras o tener


logros en el legalismo religioso, pudieran comprar a Dios. Filipenses 3:9 dice "no
teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo,
la justicia que es de Dios por la fe"

Tampoco está hablando de la "justicia imputada", que es aquella justicia


perfecta, que Dios pone en la cuenta de cada creyente redimido.

Esa justicia es dada por Dios, como dice 2° Corintios 5:21 "Al que no conoció
pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos
justicia de Dios en él". No nos puede mandar a vestirnos, de algo que ya
tenemos.

La justicia, con la que tenemos que vestirnos, es la justicia practica, que


consiste en una vida de integridad, de obediencia a la palabra de Dios.

En algunos pasajes se usa la expresión, "vestíos del nuevo hombre", el cual


debe apuntar a ser como Cristo mismo, en justicia y santidad (Colosenses
3:9-14, Efesios 4:24).

Según 1° de Juan 3:12, el primer homicidio tuvo como causa, el odio contra
quien vivía en justicia. La vida santa del creyente, es testimonio para algunos,
pero genero el odio de los impíos.

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 10

Hay que recordar una cosa, no es la armadura del creyente, sino la que Dios
da al creyente. Las obras de justicia, en que el creyente anda, han sido
preparadas de antemano por Dios, con ese mismo propósito, dotarle de la
justicia que le mantiene firme.

En ese sentido, depende del poder de Dios, no de fuerzas humanas, pero se nos
insta a vivir en ella, a decidirnos a actuar, para ser mas santos. Esa es la
diferencia con la "justicia imputada", porque en ella, nada pudimos hacer para
obtenerla ni para mantenerla.

La falta de justicia practica, trae los siguientes problemas:

a) La pérdida del gozo: Muchos de los problemas emocionales, que los


creyentes experimentan, no vienen de las circunstancias ni de otras
personas, sino de la falta de santidad.

El mismo David, cuando pecó gravemente, dijo "devuélveme el gozo de


tu salvación" (Salmo 51:12).

En ocasiones, un discipulado liviano solo otorga una coraza de papel, que


consiste en programas, actividades, terapias, cuando en realidad, se debe
apuntar a la virtud, a la armadura piadosa de una vida santa.

Como consecuencia, hay creyentes, que no están dispuestos a confrontar


y abandonar su pecado.

b) La infructuosidad: El creyente desobediente, es improductivo en las


cosas del Señor. Cualquier logro que parezca alcanzar, será una cascara
ilusoria y superficial, sin fruto espiritual por dentro.

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 11

c) La perdida de recompensas: Sin importar lo que haga el creyente


mundano y carnal, siempre carecerá de valor y nunca será digno de la
aprobación y bendición de Dios.

d) Trae oprobio a la gloria de Dios: Por causa de creyentes superficiales,


se deja mal el nombre de Dios.

Romanos 2:23-24 dice "Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la


ley deshonras a Dios? Porque como está escrito, el nombre de Dios es
blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros".

Pablo se pregunta en Romanos 6:1-2 ""¿Qué, pues, diremos?


¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna
manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún
en él?".

Los deseos carnales y todas las demás formas de pecado son parte del arsenal
de Satanás con el que libra una guerra a muerte contra nuestras almas.

Por lo tanto, nuestra armadura debe incluir la coraza de justicia, la santidad


genuina del cristiano genuino que siempre está "llevando cautivo todo
pensamiento [suyo] a la obediencia a Cristo" (2 Co. 10:5), y cuya mente está
siempre puesta "en las cosas de arriba, no en las de la tierra" (Col. 3:2).

"La noche está avanzada", dice Pablo, "y se acerca el día. Desechemos, pues,
las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz ... vestíos del Señor
Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne" (Ro. 13:12, 14).

Preguntas:
1. ¿En que áreas tu justicia se ve más atacada?
2. ¿De qué formas podemos vestir la coraza de justicia?

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 12

EL CALZADO DE LA DISPOSICION DE PREDICAR EL EVANGELIO:

 V.15: Los zapatos de un soldado son muy importantes, porque su vida puede
depender de ello. Al marchar sobre caminos ásperos y ardientes, requiere
mucha protección.

Un soldado cuyos pies estén heridos no puede combatir bien, ni podría


siquiera mantenerse en pie, no puede manejar apropiadamente sus armas ni
avanzar.

Los zapatos del soldado de aquella época, estaban hechos de materiales


resistentes y tenían en la suela incrustaciones de metal para darle mayor
estabilidad.

El calzado espiritual de un creyente, es muy importante en su guerra contra las


acechanzas del diablo. Si no está vestido con el apresto del evangelio de la paz,
está destinado a tropezar, caer y sufrir muchas derrotas.

El término "apresto" significa preparación y alistamiento, alude a "estar


dispuesto". Por eso muchos lo han interpretado a estar siempre listo para
predicar el evangelio de la paz.

Romanos 10:15 dice: "¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está
escrito: !!Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que
anuncian buenas nuevas!"

Sin embargo, también hay otra dimensión, el contexto del pasaje es la guerra
de los santos contra el diablo.

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 13

Por ello, el pasaje alude a la convicción del creyente, de que por medio de
Cristo, está en paz con Dios.

Los incrédulos, carecen de esperanza y son enemigos de Dios. Por eso Efesios
2:3 dice "...y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás".

Romanos 5:10 concluye "Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados


con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos
salvos por su vida".

Por eso Jeremías (6:14) reprendió a los falsos profetas de su tiempo, que
daban falsas esperanzas al pueblo "Ofrecen curas superficiales para la herida
mortal de mi pueblo. Dan garantías de paz cuando no hay paz".

Sin embargo, los creyentes fuimos "Justificados, pues, por la fe, tenemos
paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo" (Romanos
5:1).

En otras palabras, vestir esta pieza de la armadura, significa mantenerse


firmes en la confianza plena del amor de Dios.

Aspectos prácticos:

a) El predicar el evangelio de paz, debe ser una prioridad, porque no hay


otra forma en que una persona, pueda estar en paz con Dios.

No importa cuáles sean los esfuerzos o religiones que el hombre invente.

Hechos 4:12 dice: "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro
nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos".

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 14

b) Cada vez que el enemigo venga a atacarnos, nuestros pies deben estar
arraigados con firmeza, en el terreno sólido del evangelio de la paz.

Ahora somos hijos de Dios y nuestro Padre celestial nos ofrece todos sus
recursos para "fortalecernos en el Señor, y en el poder de su
fuerza" (Ef. 6:10).

Preguntas:

1. ¿De qué manera este pasaje nos anima, para esos casos en que
pecamos?

2. De acuerdo a esta enseñanza ¿que debemos hacer cuando el diablo


ataque nuestra mente?

3. ¿Como podemos vestirnos de mejor manera, con esta pieza de la


armadura?, ¿a que te esta llamando Dios? (Ver Romanos 8:28-39).

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 15

EL ESCUDO DE LA FE:

 V.16: El soldado romano usaba dos tipos de escudo:

Uno redondo de unos 60 centímetros, que se usaba para detener golpes de


espada.

El segundo tipo era el "Thureos", que es al que se refiere Pablo aquí. Este
escudo era de 80x120 centímetros y protegía todo el cuerpo del soldado. Estaba
hecho de madera y recubierto con metal o cuero.

La palabra "Fe" en la Biblia, se usa en varios sentidos:

En ocasiones se usa como sinónimo de "conjunto de creencias cristianas"


(por ejemplo, 1° Timoteo 4:1,6).

Sin embargo, aquí se usa para describir la confianza personal en Dios. La fe


en Cristo que se apropia de la salvación y continúa trayendo bendición y
fortaleza a medida que confía en Él para recibir provisión y ayuda diarias.

El común de la gente, dice "tener fe en algo", incluso en un ser superior. Pero


esa no es la fe que salva.

La fe salvadora Consiste en depositar una confianza total en su Hijo como


el Salvador crucificado, sepultado, resucitado y ascendido; obedecer las
Escrituras como su Palabra infalible con plena autoridad; y esperar con amor la
segunda venida del Señor.

La gran declaración de Habacuc de que "el justo por su fe vivirá" (Hab. 2:4)
es citada y reafirmada en dos ocasiones por Pablo (Ro. 1:17; Gá. 3:11), y una
vez por el escritor de Hebreos (10:38).

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 16

En el siglo primero, una de las armas más temibles, eran las flechas
incendiarias. En estas la punta se envolvía en tela impregnada de brea y se
encendían antes del lanzamiento.

El daño era devastador. La mejor defensa contra eso, era el escudo, el cual se
sumergía en agua, para apagar esos dardos de fuego.

Los dardos de fuego, que debe enfrentar el creyente, son Las tentaciones:

Satanás bombardea de manera continua a los hijos de Dios con tentaciones a la


inmoralidad, el odio, la envidia, el enojo, la codicia, el orgullo, la duda, el temor,
la desesperanza, la desconfianza y todos los demás pecados.

La tentación inicial de Satanás a Adán y Eva, fue hacerles dudar de Dios y


hacerles creer en las mentiras diabólicas. Toda tentación es la tentación a
desconfiar de Dios y poner una división entre nosotros y el salvador.

Un ejemplo típico de esto, es el intento por justificar el matrimonio con un


incrédulo. Hay creyentes que dicen "es algo tan hermoso, que debe ser de
Dios".

Estos dardos, buscan socavar la confianza en Dios, en especial en sus


promesas. que "Él abrirá las ventanas de los cielos y derramará bendiciones
sin medida sobre sus hijos fieles" (Malaquías 3:10).

Que el "suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria" (Fil.
4:19), que Él ya "nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares
celestiales en Cristo" (Ef. 1:3), y cientos de otras maravillosas promesas
divinas.

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 17

Los dardos de fuego, provienen del "maligno" y sus hordas de demonios. La


única forma de estar firmes, es tomando el escudo de la fe.

"Toda palabra de Dios es limpia; él es escudo a los que en él esperan"


(Proverbios 30:5).

David nos recuerda que "acrisolada [es] la palabra de Jehová; escudo es a


todos los que en él esperan" (Sal. 18:30).

"Esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe" (1° Juan. 5:4).

Preguntas:

1. ¿En qué consiste el escudo de la fe?

2. ¿A qué se refiere con dardos de fuego?

3. ¿Cuáles son los dardos, que mas debilitan tu vida?

4. ¿Cómo podemos tomar este escudo, de forma práctica?

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 18

EL YELMO DE LA SALVACION:

 V.17: El yelmo o casco del soldado romano, estaba hecho de cuero, recubierto
con placas metálicas o derechamente de metal, que había sido moldeado o
martillado. Por lo general, tenían unas lengüetas que protegían el rostro.

El hecho de que el yelmo, esté relacionado con la salvación, indica que los
golpes de Satanás, están dirigidos a la seguridad y certidumbre del
creyente en Cristo.

Hay dos armas muy peligrosas de Satanás, el desanimo y la duda.

La primera arma es el desanimo, para ello apunta a nuestros fracasos,


pecados, problemas sin resolver, mala salud o cualquier otra cosa que parezca
negativa.

Eso con el fin de hacernos perder la confianza en el amor y cuidado de


nuestro padre celestial.

El desanimo puede venir justo después de un momento de éxito. El profeta


Elías, había orado para que lloviera fuego del cielo, había matado a 400 profetas
de Baal y Dios le había confirmado que volvería a llover. Pero la reina Jezabel le
dijo que lo iba a matar y el profeta tuvo miedo y huyó. Pero el Señor lo buscó y
le dijo que él estaba en control de todo y que 7000 israelitas, aun no se habían
postrado ante Baal (1° Reyes 18:27, 19:18).

Job dijo "He aquí, aunque él me matare, en el esperare" (Job 13:15). El


libro de Job demuestra el carácter de la verdadera fe que salva, al revelar que
no está conectada con los beneficios y bendiciones que una persona tiene o
pierde.

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 19

Algunas veces, el desanimo puede venir por un trabajo evangelistico, que fue
infructuoso, un cónyuge inconverso, una sanidad que no llega.

Por eso útil recordar, lo que Pablo dijo: "Bástate mi gracia; porque mi poder
se perfecciona en la debilidad".

Necesitamos asimismo responder como lo hizo Pablo: "Por tanto, de buena gana
me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de
Cristo" (2 Co. 12:9).

También nos resulta de ayuda recordar al lado del apóstol que "ahora está más
cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos" (Ro. 13:11).

Algunos creyentes piensan que la única responsabilidad del creyente, es


dejar a Dios hacer lo suyo. Se ha pretendido que la declaración hecha al rey
Josafat "no es vuestra la guerra, sino de Dios", significa que los creyentes solo
tienen que sentarse a ver con pasividad cómo obra Dios.

Sin embargo, la vida rendida de verdad a Dios, es una vida de obediencia y


de acción. Es una vida agresiva, que confronta al enemigo.

En Efesios pablo exhorta: "os ruego que andéis como es digno de la vocación
con que fuisteis llamados" (4:1).

En este mismo pasaje dijo "fortaleceos" y "vestíos", "resistid en el día


malo". Pablo no habla de una rendición pasiva, sino de lucha, compromiso y
disciplina.

Pedro dice en su epístola "poniendo toda diligencia... añadid".

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 20

Los cristianos no son espectadores pasivos de la obra de Dios. Son llamados


corredores y luchadores (1 Co. 9:24; He. 12: 1), peleadores (1 Co. 9:26),
soldados (2 Ti. 2:3), hacedores de buenas obras (Tit. 3:8), oponentes de
Satanás (1 P.5:8- 9), buscadores de la perfección en la santidad (2 Co. 7:1), y
muchas otras designaciones que denotan obediencia activa.

Colosenses plantea el equilibrio "para lo cual también trabajo, luchando según la


potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí" (1:29).

La otra arma de Satanás, es la duda: El diablo también trata de hacernos


dudar, sobre las promesas de Dios, incluida la salvación.

Jesús dijo "Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz"


(16:33).

¿Cómo es posible que un corazón que duda tenga paz? ¿Cómo puede una
persona que vive en incertidumbre continua acerca de su salvación recibir
consolación de esas promesas.

Por esa razón Pablo pudo declarar con confianza plena que "ni la muerte, ni la
vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni
lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor
de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro" (Ro. 8:38-39) y "que el que
comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo"
(Fil. 1:6).

Cabe señalar, que ponerse el casco, no se refiere al momento de la salvación,


porque los únicos que están involucrados en esta lucha sobrenatural contra
Satanás y sus fuerzas demoníacas, son aquellos que ya han sido salvos.

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 21

Se extiende a la santificación y especialmente a la glorificación, momento


en que tendremos la victoria definitiva.

Como dijo Pedro "que según su grande misericordia nos hizo renacer para una
esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una
herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos
para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para
alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo
postrero" (1 P. 1:3-5).

Esa es la salvación que se constituye en nuestro yelmo, en la perspectiva futura


e indudable del cielo, nuestra salvación última, "la cual tenemos como
segura y firme ancla del alma" (He. 6:19).

Preguntas:

1. ¿Cuales ataques dirige el diablo, contra la seguridad de la salvación?

2. ¿Cómo podemos vestir esta pieza de la armadura?

3. ¿A qué te está llamando Dios?

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 22

LA ESPADA DEL ESPIRITU, QUE ES LA PALABRA DE DIOS:

 V.17: La espada que describe aquí, es la "Machaira", que medía unos 30


centímetros, era la espada regular que usaban los soldados que se desplazaban
a pie.

Nótese que la traducción mas precisa es "del Espíritu". Para indicar que el
Espíritu Santo es el origen de la espada. Él es quien nos enseña y nos trae a la
mente la palabra de Dios (Juan 14:26).

Pablo especifica que esta espada, es la Biblia, la palabra de Dios.

Thomas Guthrie dijo: "La Biblia es un arsenal de armas divinas, un laboratorio


de medicinas infalibles, una mina de riquezas inextinguibles. Es un mapa de
carreteras para todos los caminos, una carta de navegación para todos los
mares, una cura para todas las enfermedades y un bálsamo para todas las
heridas...".

Si inspiración e inerrancia está acreditada por textos como 2° Timoteo 3:16 y


2° Pedro 1:20-21.

Por eso el Salmo 19:7-8 afirma "la ley de Jehová es perfecta, que convierte el
alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. Los
mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; el precepto de
Jehová es puro, que alumbra los ojos".

"El que es de Dios", dijo Jesús, "las palabras de Dios oye; por esto no las
oís vosotros, porque no sois de Dios" Un. 8:47).

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 23

Aquellos que escuchan la Palabra de Dios y la atienden, dan evidencia de que


pertenecen a Dios, y aquellos que niegan y contradicen su Palabra dan
evidencia de que no le pertenecen.

La Biblia afirma sobre sí misma, que es inspirada, es útil para instruir, es la


verdad, es la medio para crecer espiritualmente y es la fuente de poder para
tener victoria, porque es el arma más poderosa contra Satanás.

Hebreos 4:12 dice: "Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante
que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las
coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del
corazón".

La espada del Espíritu es un arma que tiene dos usos:

a) Es un arma defensiva, capaz de desviar los golpes del enemigo. Sin


embargo, a diferencia del escudo que provee una protección amplia y
general.

La espada hay que saber usarla, y emplearla en el momento preciso.


Un ejemplo de eso, es el episodio de Mateo 4:4-10, donde Jesús usó
pasajes de Deuteronomio, para demoler 3 tentaciones especificas.

Por lo anterior, el creyente que no conoce la palabra de Dios, no puede


usarla bien en la batalla. El diablo va a ver los aspectos en que somos
ignorantes o hay confusión y ahí va a atacar.

La espada no es un arma que se usa de forma indiscriminada, sino que


con mucha precisión (Por eso Pablo no usa Logos, sino Rhema). La vida
del creyente, no puede estar cimentada en experiencias pasadas o en
sentimientos.

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 24

Pablo aconsejó a Timoteo: "Procura con diligencia presentarte a Dios


aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que
usa bien la palabra de verdad" (2 Ti. 2:15).

Los creyentes fieles de Apocalipsis 12 "le han vencido [al acusador]


por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio
de ellos" (v. 11).

b) Es también un arma ofensiva: Cuando es predicada, trae el juicio de


Dios y presenta de forma irrefutable la evidencia del pecado y la culpa
(Ver Hebreos 4:12-13). Solo ella puede llevar a las personas a la
salvación.

Por todo lo anterior, el enemigo tratara de menoscabar la palabra de


Dios y destruir a quienes la predican y enseñan.

Esto también enfatiza, que no se trata de predicar cualquier cosa sobre


Dios, sino el evangelio de salvación. El creyente que no explica bien
las verdades bíblicas, no puede ser un testigo efectivo.

En conclusión, debemos someternos a un estudio disciplinado de la Biblia. Si


no entendemos es por desinterés o negligencia. En la aproximación a la Biblia,
hay varios enfoques:

a) Hay algunos que no la leen.

b) Otros que leen, pero solo para tener información.

c) Y algunos que acuden para ser enseñados por Dios y crecer en


conocimiento. Esos son los que la aman y la aplican.

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 25

Preguntas:

1. ¿De qué forma estudias la Biblia?

2. ¿Te has capacitado para interpretarla correctamente?

3. ¿Has tenido la experiencia, de que tu tiempo con la palabra, te ha


ayudado a crecer?, ¿a predicar el evangelio?, ¿A qué te está llamando
Dios?

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 26

LA ORACION:

 V.18-20: La victoria sobre Satanás y sus huestes, en la gran guerra espiritual


en que estamos, demanda un compromiso incesante y diligente con la oración.

Si bien la oración no se nombra, como una parte de la armadura. Es un aspecto


fundamental, porque cada parte de la armadura que vestimos, debemos hacerlo
con oración.

La oración es el mismísimo aire que el soldado de Cristo respira. Es la


estrategia que cubre todos los aspectos de la guerra, que se está librando en el
campo espiritual.

Jesús urgió a sus discípulos a orar siempre y no desmayar (Lucas 18:1). El


sabe que cuando la batalla se pone dura, los soldados se cansan, se debilitan y
se desaniman con facilidad. Por eso Pablo dice como advertencia final es
"orando en todo tiempo".

 V.18: "orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y


velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos".

Pablo reitera "todo", "toda", "todos", con eso quiere resaltar los énfasis, de la
oración:

a) La clase de oración: "Oración" alude a peticiones generales, mientras


que "suplicas" a peticiones especificas. El uso de ambas, alude a que
debemos involucrarnos en toda clase de oración, en toda circunstancia.

Pablo dijo "Quiero pues que los hombres oren en todo lugar" (1° Timoteo
2:8).

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 27

b) La frecuencia de la oración: Diversos pasajes indican, que debemos


orar en todo tiempo. Dice Hechos 2:42, que la iglesia primitiva
"perseveraba en las oraciones...".

En muchas de sus cartas, Pablo llamó a que sus lectores se dedicaran a la


oración (Filipenses 4:6, Colosenses 4:2, 1° Tesalonicenses 5:17).

David Dijo "Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, y él oirá mi


voz ... Dios oirá" (Sal 55:17, 19).

No existe un solo momento en que no necesitemos orar, ni tiempo en que


Dios no esté dispuesto a escuchar. No puede haber una relación personal
con Dios, sin una vida de oración.

Por eso Jesús enseñó en Mateo 6, una oración modelo, para aprender a
poner toda nuestra vida, necesidades, gratitud y petición de ayuda,
delante de Dios1.

c) El poder de la oración: Pablo afirma que la oración, debe hacerse "En el


Espíritu".

Esto significa, que debemos orar, en el nombre de Cristo, de acuerdo a su


naturaleza y voluntad, orar en armonía con el Espíritu Santo.

En Romanos 8:26-27 Pablo lo aclara, que es el Espíritu quien "nos


ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no
lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos
indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención
del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los
santos".

1
Para un estudio de esa oración, ver "Estudios de virtud" JUC/REC.

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 28

MacArthur comenta, que orar en el Espíritu es "alinear nuestra mente y


deseos con su mente y deseos, los cuales son consecuentes con la
voluntad del Padre y del Hijo... A medida que nos sometemos al Espíritu
Santo obedeciendo su Palabra y descansando en su dirección y fortaleza,
seremos llevados a una comunión estrecha y profunda con el Padre y con
el Hijo".

d) El proceder de la oración: El creyente debe "velar... con toda


perseverancia". El verbo griego "perseverar" alude a ser asiduo y
constante, actuar con fervor, valor y resistencia.

En Lucas 11:9-10 Jesús dijo "Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y


hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el
que busca, halla; y al que llama, se le abrirá".

Jesús prometió, "lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si
algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré (Juan 14:13-14).

Con todo, nuestros principales motivos de oración, debieran ser las


necesidades espirituales, nuestra lucha contra las tentaciones, el perdón,
la conversión de los perdidos. Por eso Pablo llama a orar "por todos los
santos".

Incluso al solicitar oración por él mismo, el propósito y motivación de


Pablo eran carentes de egoísmo, la meta seguía siendo el avance del
evangelio, que todo redundara en ánimo para otros creyentes y
que su Señor fuera glorificado.

JUC/REC - 2018
A r m a d u r a d e D i o s | 29

 V.19-20: "y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra
para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio, por el cual
soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo
hablar".

Pablo no solicitaba oración, por sus enfermedades ni por sus prisiones, sino
para que Dios le diera poder para predicar. Para nunca ceder a la tentación
de callar el evangelio.

El apóstol quería que sus hermanos en la fe, oraran por su victoria en la guerra
espiritual que este ministerio provocaba. Pablo confrontaba al enemigo cara a
cara y sabía que no estaba en capacidad de ganarle en sus propios recursos.

Dios no puede utilizar a la persona autosuficiente, porque esa persona no siente


que necesita de Dios. Es el creyente humilde que conoce su propia necesidad y
su auténtica pobreza de espíritu, aquel a quien el Señor puede usar y
bendecir en gran manera.

Esto también nos recuerda la importancia de orar por los lideres, si Pablo
necesitaba la oración de la iglesia, con mayor razón los siervos de hoy. El
enemigo hará todo lo posible, por debilitar, distraer y desacreditar a los
hombres dotados y comisionados por Dios.

Preguntas:

1. ¿Por qué es tan importante la oración?

2. ¿Cuando y como debemos orar?

3. ¿Qué significa "orar en el Espíritu"?

4. ¿A qué te está llamando Dios?

JUC/REC - 2018