Está en la página 1de 10

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA

FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y SOCIALES


ESCUELA DE ESTUDIOS DE POSTGRADO
DR. JOSÉ GUSTAVO GIRÓN PALLES.
CURSO DE CORRIENTES DEL PENSAMIENTO JURIDICO PENAL.

RESUMEN DE LA PELICULA EN NOMBRE DE LA ROSA.

Abril de 2019
La película se centra en dos personajes, el franciscano Guillermo de Baskerville y

su discípulo el joven novicio Adso de Melk, quienes llegan a una abadía

benedictina en las montañas italianas, famosa por su biblioteca, llena de obras

únicas, restringidas a los especialistas. Guillermo, ha venido a la abadía para

participar en una reunión entre los delegados del Papa y los líderes de la orden

franciscana, para resolver problemas doctrinales. Pero el éxito de este encuentro

se ve amenazado por una serie de muertes. Guillermo, auxiliado por Adso, se

sirve de su inteligencia, de su capacidad de observación y de su sentido común

para resolver toda una serie de misterios.

La inteligencia y los métodos racionales de Guillermo deben enfrentarse a las

supersticiones, a la ignorancia, al fanatismo y a la decadencia de monjes,

inquisidores y prelados.

El primer día de su estadía en la Abadía, fueron recibidos por el Abad, el cual le

explica la extraña y misteriosa muerte de Adelmo, el cual cayó desde una de las

ventanas del edificio por el barranco, golpeándose entre las rocas y encontrado

muerto sin haber un culpable, le pidió a Guillermo que se investigara el caso y le

autorizo hacer todo lo que fuera necesario para encontrar una respuesta y aclarar

el caso, menos que entrara a la biblioteca.

Esta era la mejor biblioteca y mas grande de todas las Abadías, por lo tanto, solo

se le permitía el paso al bibliotecario Malaquías, pero para todos los demás estaba

terminantemente prohibida la entrada.


En la Abadia, Guillermo se consigue con un viejo amigo llamado Ubertino de

Casale, que conversan de todos los momentos que habían pasado juntos. Están

Guillermo y Adso en la capilla conversando con Ubertino aparece un monje de

muy extraño aspecto, llamado Salvator que les hablo en un lengua casi

incomprensible. Guillermo al mirarlo tuvo una leve sospecha sobre el.

En el trayecto de ese día también Guillermo hablo con el monje Herbolario de

nombre Severino, tuvieron una conversación sobre los jardines y las hierbas de

toda la Abadía, luego les mostró todo el edificio y algunos caminos hacia muchos

lugares, después de el paseo, Guillermo le pregunto si llego a conocer a Adelmo,

pero este le contesto que no, que Adelmo convivía con muchos otros monjes de

los cuales siempre frecuentaban el scriptorium.

Al oír esto, Guillermo y Adso fueron a visitar el scriptorium en busca de alguna

pista, para saber sobre Adelmo, pero allí conocieron al bibliotecario Malaquías, el

cual les enseña el trabajo del monje que murió, en ese momento Guillermo

escucho una conversación entre unos monjes en el cual comentaron algo sobre

Adelmo, Berengario, el ayudante del bibliotecario y Venancio que al parecer

mantenían una bueno relación con Adelmo.

Aquí también conocieron a Jorge, un monje viejo, que era ciego que esperaba la

llegada del anticristo, este llego y comenzó una polémica con los otros monjes que

se encontraban allí presentes, respecto a los dibujos y la risa.


Guillerno y Adso salieron de la biblioteca, y allí se encuentran con Nicola, un

monje vidriero de la Abadía, el cual les comento las sobre cosas extrañas e

inexplicables que ocurrían en la biblioteca, al quedarse solos Guillerno y Adso,

sacaron sus conclusiones sobre la posible causa de muerte de el monje Adelmo y

de allí se van al comedor.

Llegaron a la mesa del Adab y este llamo a algunos de los monjes para que

pudieran colaborar con la investigación de Guillermo. Algunos de los monjes

atribuían que el hecho ocurrido se trataba de maquinaciones diabólicas. El

anciano Jorge, el que espera el anticristo, mantuvo un corto dialogo con ellos

sobre la risa de cristo. Un problema teológico y esencial de la época. Pero

Guillermo no creyó nada de esto, ni tampoco que Adelmo fue asesinado, sino que

se trataba de un suicidio. Luego los monjes se fueron cada uno a sus oficios,

Guillermo le confiesa a Adso su deseo por investigar la misteriosa biblioteca.

El segundo día de su estadía, Guillermo y Adso se levantaron temprano para

cumplir sus actividades en la iglesia, pero les llega la triste noticia de que ha

muerto otro hombre, el cual es Venancio, el especialista de la biblioteca, el cual

Guillermo había conocido un día antes. Cuando se acercaron estaba el hombre

en una tinaja repleta de sangre de cerdo, y inmediatamente lo llevaron con el

Herbolario para examinar el cadáver, pensaron que se trataba de un

envenenamiento. Guillermo tras su sospecha le pregunta al herbolario Severino si

en su laboratorio tenia veneno y este le respondió que si. Guillermo trata de

aclarar sus sospechas conversando con el.


Guillermo se fue a investigar a Bencio, sobre la muerte de Adelmo, para su

sorpresa le comentó que días antes, Adelmo, Venancio, Berengario y Jorge,

habían tenido una discusión muy fuerte sobre un libro escrito por Aristoteles, el

cual el monje Jorge, decía que no existía y estos dos fueron a conversar con

Berengario. Luego Guillermo y Adso fueron a conversar con Berengario, y este les

hablo que había visto a Adelmo mucho antes de morir, pasearse como un

fantasma por todo el cementerio. Guillermo saco sus propias conclusiones

creyendo así que Adelmo se suicido por ser atormentado por algo malo que había

hecho y este le contó a Berengario en el cementerio, pero Berengario estaba tan

asustado que creyó que había visto una visión.

Tras la investigación se fueron nuevamente a la cocina, lugar en el que son

testigos de una discusión entre el cocinero y Salvatore. Estando allí se les acerca

otro monje llamado Aymaro d’Alessandria quien les habla de su incomodidad en la

Abadía y los hechos misteriosos de la biblioteca. De pasar un rato investigando,

se van al scritorium para investigar sobre Venancio, pero en donde aparece Jorge

con quien sostuvieron un dialogo sobre la risa, en la que Jorge expresa que cristo

no reía y que la risa es mala. Guillermo después se acerca a la mesa del difunto

Venancio a ver si alguna pista, pero es interrumpido por el monje Bencio quien le

pide que termine su investigación, porque tenia algo importante que decirles.

Pero Guillermo y Adso tienen sus sospechas hacia Bencio porque los interrumpió,

así como si no quisiera que investigaran el escritorio del ya fallecido Venancio. El

monje Bencio les comenta que había visto algunos extraños comportamientos
entre Berrengario y Adelmo y que una noche vio a Adelmo correr de la celda de

Berengario y este le perseguía. Guillermo, con toda esta información deduce los

sucesos que pudieron haber ocurrido esa noche, y se levanta muchas sospechas

de muchos habitantes de la Abadía sobre l muerte de Venancio. Guillermo y Adso

deciden que tienen que entrar a investigar en la biblioteca como sea.

Al llegar la noche entraron al scritorium para revisar la mesa de Venancio, en la

cual encontraron un pergamino con muchas frases en Griego y al acercarla al

fuego aparecen unos símbolos. En lo que estaban allí, notaron que alguien los

estaba expiando y fueron a buscarlo pero no lo pudieron encontrar. Al volver a la

mesa de Venancio se dieron cuenta que no estaban ni los lentes, ni un libro que

estaba justo arriba de la mesa. Lograron entrar a la biblioteca pero luego de

recorrerla, se dan cuenta e que es un laberinto en el cual están extraviadas, luego

de un rato de dar vueltas, Adso comienza a tener visiones y se asusta, pero

pudieron conseguir la salida, pero aun no se dan por vencidos y esperan regresar

la siguiente noche.

Cuando salieron de la biblioteca se encuentran con el Abad que les comenta que

Berengario se encuentra desaparecido, al buscarlo por toda la Abadía, no

encuentran ni rastros, pero en su celda, solo estaba un paño lleno de sangre.

En el tercer día de la estadía de Guillermo y Adso, el Abad ordena a buscar al

monje Berengario. Adso estaba en la cocina cuando se le acerco Salvatore a

hablarle sobre fray Dulcino. Adso va a buscar a Guillermo para contarle su


conversación con Salvatore. Guillermo le comenta que ha logrado descifrar un

pergamino de Venancio, pero el Abad los llamo.

Se reunieron con el Abad el cual les comenta como sera sobre el nuevo delegado

de la Abadía. Una vez solo Guillermo y Adso intentan de nuevo entrar en la

biblioteca, tras observarla, lograron hacer un mapa, para entrar en la noche. Adso

se adelanto solo al edificio, para hojear algunos libros, luego se fue a la cocina, en

donde conoció una muchacha con la que se entrego al pecado, luego se quedo

dormido, pero cuando despertó, no estaba la muchacha, solo había quedado un

corazón de Buey y al verlo, este se desmaya. Guillermo al no encontrar a Adso

supuso que se había ido solo al edificio y lo fue a buscar. Al encontrarlo lo

despertó y este la contó lo que sucedió con la muchacha. Guillermo saco sus

conclusiones y pensó que quizás era una muchacha que vendía su cuerpo por

algo de comida y pensó en interrogar a Salvatore y al cocinero.

Luego se dirigen hacia el baño en el lugar donde se encuentran con el cuerpo de

Berengario ahogado en una bañera. Severino y Guillermo al analizar el cadáver de

Berengario, se dieron cuenta que tenia algunas manchas negras en la piel. Estos

piensan en alguna clase de veneno que pudo hacer que le aparecieran las

manchas. Adso y Guillermo interrogan a Salvatore, el cual les confiesa que deja a

entrar a jóvenes en la noche, para que tengas relaciones sexuales con ellos.

Luego de esto llega Severino el cual le da los lentes a Guillermo y relata que los

encontró entre la ropa de Berengario.


Guillermo consigue traducir el manuscrito, pero aun así no logra entenderlo. En

ese momento llego a la Abadía el Cardenal Del Poggeto y Bernardo Gui, estos

llegaron a interrogar a todos, para intentar averiguar sobre los acontecimientos

ocurridos.

Adso y Guillermo en la noche se volvieron a dirigir a la biblioteca, pero esta vez

con el mapa que habían hecho. Pero al salir se encuentran con un escándalo, ya

que los arqueros de Bernardo Gui, consiguieron a Salvatore, entrando a la Abadía

con la joven, la cual es acusada de brujería. En el quinto día se llevo a cabo la

junta entre los franciscanos y los hombres del papa que no fue nada razonable y

termino en una gran discusión. Entre esta reunión Severino manda a llamar a

Guillermo, a causa de un libro que encontró entre sus cosas. Luego de terminar la

reunión, al pasar un rato, les llega la noticia de que encontraron a severino muerto

en el Herbolario.

Severino estaba en el suelo con un charco de sangre y con la cabeza rota tras el

fuerte golpe, el lugar en donde se encontraba estaba todo regado, como si algún

hubiera buscado algo. Bernardo Gui acusa a Remigio del este crimen, ya que

tenia muchas sospechas sobre el. tras horas de interrogatorio Remigio confiesa

múltiples crímenes que cometió y otros que no cometió con tal que se terminara el

interrogatorio.

En el sexto día asisten todos a las oraciones de la Abadía, en la cual el

bibliotecario Malaquias no se encontraba presente. rato después apareció pero en


esto se desmaya en el suelo y queda muerto. Este también tenia la lengua y los

dedos negros. Nombrando así a Bencio de bibliotecario de momento. El Abad

hablo con Guillermo diciéndole que terminara sus investigaciones y se marchara

en la mañana y Guillermo se disgusto. Se fue a descansar a pesar de que esa era

su ultima noche para averiguar el misterio.

El séptimo día Guillermo y Adso consiguen la entrada al “finis africae” en donde

se encuentra Jorge, el que les revela todo lo que sucedía en la Abadía, ya que

este hombre era conocedor de todo. Guillermo le interroga y este le muestra el

libro que tanto buscaban, Jorge les comenta que algunos se matan entre otros y

algunos mueren envenenados al tocar el libro con los dedos húmedos con la

lengua, las paginas de este “libro maldito”. discuten un poco sobre los

franciscanos y una vez mas sobre el tema de la risa.

Jorge le afirma que todavía tenia que haber otra muerte mas y era la de el y

comenzó a comerse las hojas del libro envenenado, Guillermo al tratar de

impedirlo, Jorge apago la lampara y logro huir, Adso y Guillermo al final lograron

conseguir la lampara, la encendieron y fueron a buscar a Jorge, el cual antes de

ser atrapado, lanzo la lampara hacia unos libros y comenzaron a arder. Adso corre

por ayuda, pero este incendio fue imparable.

En el ultimo Folio, la Abadía ardió por tres días y tres noches y todo quedo en

ruinas. Guillermo y Adso tuvieron que separarse, a Adso le afecto mucho, ya que

este lo admiraba y le tenia mucho aprecio, pero Guillermo le dijo que era un joven

con un gran futuro y le regalo unos lentes para que lo recordara y se dieron un
abrazo de despedida para siempre. Adso muchos años después volvió a la

antigua Abadía a contemplar las ruinas y miserias que habían en ese lugar,

encontró en algunos rincones restos de libro que trato de reconstruir. Adso se

convierte en monje en un convento de su tierra de nacimiento en donde cuando

esta en su vejez, escribe para contar esta historia tan terrible y maravillosa

experiencia de vida.