Está en la página 1de 13

GEOFIELD EXPLORACIONES

GÉNESIS DE ROCAS INTRUSIVAS ASOCIADAS A LA


MINERALIZACIÓN DE PÓRFIDO CUPRÍFERO Y
RECONSTRUCCIONES PALEOTECTÓNICAS DE LA REGIÓN
ANDINA.

1 2 3
M. MUÑOZ , G. BERTRAND , H. P. EPTALI

RESUMEN

En el presente Paper estudia e integra la petrogénesis de rocas ígneas: intrusivos syn- y post-mineralización
de los pórfidos cupríferos. El estudio es la recopilación y síntesis que incorpora la información muestran un
condicionamiento de primer orden en la composición isotópica de los magmas andinos cenozoicos por dos
grandes variables: (1) la arquitectura litosférica heredada, y (2) los procesos tectónicos mayores que han
moldeado esta litósfera durante la construcción del orógeno moderno (Muños, 2011). Esto incluye tanto
magmas estériles como magmas asociados a la mineralización de pórfido cuprífero.

De acuerdo con los conceptos de tectónica de transcurrencia en una margen oblicua - transpresional
(Sylvester, 1988., Saint Blanquat, et al,. 1998), se interpreta que las condiciones transpresionales son
preferentemente intruidos por magmas en zonas de baja presión, causando un sobrepresionamiento y
expulsando magma granítico. Esta cinemática transpresional puede crear adelgazamiento cortical y generar
fusiones parciales del manto superior con generación de granitos. De acuerdo a estos análisis e
interpretaciones dichos conceptos pueden ser un ejemplo claro aplicado al marco tectónico la zona de
subducción en Perú y Chile. Se han establecido diferentes direcciones de convergencia de la placa oceánica
desde el Cretáceo superior (70 Ma) hasta el presente (Pardo y Molnar, 1987; Bertrand, et al., 2011). La placa
subductada tenía un mayor ángulo, poca velocidad y era relativamente fría, esto se tradujo en una mayor
participación de la cuña mantélica, provocando una mayor flujo geotérmico y adelgazamiento cortical. Este
adelgazamiento de la litósfera provocó la generación de un trasarco con depositación marina y un
magmatismo pasivo. Este régimen dextral provoco anomalías distensivas y formación de cuencas tipo pull-
apart, por donde se emplazaron los cuerpos intrusivos asociados a los mayores DPC conocidos en el sur de
Perú. En resumen puede decirse para la cinemática de subducción, que la generación de un DPC, necesito
por lo menos tiempo de estabilidad tectónica (velocidad constante?) por más de 10 Ma, y en el cual las
condiciones para una zona de homogenización del magma: MASH (magma, asimilación, almacenamiento y
homogenización; modelo de Hildreth y Moorbath (1988), fueron favorables, para generar un yacimiento
económico.

Los antecedentes estudiados indican que la composición isotópica observada es, en gran medida, una
característica primaria que resulta de la evolución temprana de los magmas que ascienden desde el manto
en zonas MASH de la litósfera profunda. Ello sugiere una fuente común e indica que ambos eventos derivan
del dominio MASH inferido bajo la CPW. Bajo el marco de la evolución tectónica y magmática cenozoica, se
ha considerado que la ocurrencia de fusión por deshidratación en este dominio es un proceso fundamental
en la génesis de los magmas. Este proceso puede considerarse como clave en la generación de los
depósitos gigantes de pórfido cuprífero, pero no exclusivo de la generación de los yacimientos este tipo.

1
GEOFIELD EXPLORACIONES

1. INTRODUCCIÓN arco actual en la Cordillera Principal (Mpodozis &


Ramos, 1989; Charrier & Muñoz, 1994). A través de
Los depósitos de tipo pórfido cuprífero constituyen la esta evolución, varios de los arcos desarrollados en
principal fuente explotable de Cu en el mundo y son el margen han culminado su evolución, previo al
además reservorios importantes de Mo y, en menor cese definitivo de la actividad y posterior migración,
medida, Au. Su formación es el resultado de con la generación puntual, espacial y
procesos magmáticos e hidrotermales que operan temporalmente, de pórfidos cupríferos. Esta
en arcos volcánicos asociados a subducción. Aún asociación entre arco magmático y pórfidos
así, ello constituye una anomalía en la evolución de cupríferos ha dado lugar a franjas de depósitos de
la actividad de los arcos que los contienen puesto distintas edades (asociadas a distintos arcos) a lo
que corresponden a procesos localizados, breves en largo del margen continental (Camus, 2003 y
el tiempo, y con características químicas y referencias ahí citadas). En un marco más amplio,
mineralógicas particulares. Debido a su importancia estas conforman algunas de las franjas
económica, estos depósitos han sido objeto de metalogénicas más importantes reconocidas en
innumerables estudios desde la óptica de diversas Chile.
disciplinas. Además de generar una caracterización
para ellos, estos estudios han apuntado a establecer El estudio de la génesis de rocas intrusivas
las condiciones propicias para su formación, asociadas a la mineralización de pórfido cuprífero es
aspectos que son fundamentales, tanto para problemático. Los múltiples eventos de alteración y
entender su génesis como para el desarrollo de mineralización sobreimpuestos en los depósitos
herramientas de exploración. alteran pervasivamente las rocas hospedantes, lo
que influye negativamente en la toma de datos
Actualmente, la asociación directa entre la cuando se pretende estudiar características
mineralización y la actividad magmática está fuera geoquímicas primarias. Esto restringe el uso de
de discusión. Sin embargo, existen diversos técnicas analíticas tradicionales y resalta la
aspectos relacionados a la génesis magmática que necesidad de la aplicación de técnicas más
no han sido resueltos y son materia de controversia. penetrativas para avanzar en el estudio de la
¿Corresponden los altos contenidos de metales formación de este tipo de depósitos (Muñoz, 2011).
preciosos a una característica de los magmas
adquirida en la fuente o son producto de procesos
posteriores de enriquecimiento?, ¿Cuáles son las 2. GÉNESIS DE ROCAS INTRUSIVAS
condiciones particulares que propician la generación ASOCIADAS A LA MINERALIZACIÓN DE
de un magma productor de pórfidos cupríferos con PÓRFIDO CUPRÍFERO: ANTECEDENTES,
respecto a uno estéril?. Cualquier estudio que se MODELOS E HIPÓTESIS
refiera a estos temas debe considerar, además,
como se insertan estos sistemas dentro de la 2.1. Aspectos Generales
evolución del arco volcánico que los contiene y la
corteza en la que se desarrolla éste, ya que ello A escala global, la formación de los yacimientos de
constituye el marco geológico y geodinámico global pórfido cuprífero está asociada a actividad
que ineludiblemente condicionará la evolución y magmática de afinidad calcoalcalina de márgenes
composición final de los magmas. convergentes.
Varias características composicionales de los
El margen continental chileno es propicio para el magmas de arco, como los altos contenidos de H2O
estudio de los aspectos relativos a la formación de y S, entre otros, hacen de ellos potenciales
pórfidos cupríferos producto de los numerosos productores de este tipo de depósitos y son el
depósitos de este tipo que hospeda. Su evolución resultado del proceso de subducción. De este modo,
geológica ha estado ligada a abundante actividad la génesis de rocas intrusivas asociadas a la
magmática y volcánica como consecuencia de la mineralización se enmarca dentro del mismo
continua convergencia, al menos desde el Jurásico, esquema global de formación y evolución de
entre las placas Nazca y Sudamericana. Esta magmas en estos ambientes. Las rocas ígneas
interacción ha dado lugar al desarrollo de sucesivos formadas en márgenes convergentes asociados a
arcos a lo largo del margen, los que son subducción son el resultado de procesos
progresivamente más jóvenes hacia el este, desde magmáticos multi-estadio y multi-componente. Los
el arco jurásico en la Cordillera de la Costa hasta el distintos materiales con los que puede interactuar un

2
GEOFIELD EXPLORACIONES

magma a través de las distintas etapas de su cristalización y asimilación en zonas corticales someras. Modificado de Pearce &
Peate (1995) y Richards (2003).
evolución, desde su formación hasta los estadios
tardíos durante el emplazamiento, condicionarán su
composición final.
Las características particulares y la configuración
Clásicamente, se considera que los magmas de arco global del margen convergente son también
son producto de la fusión hidratada de la cuña condicionantes de la evolución y composición final
astenosférica, siendo los volátiles y otros de los magmas. Así, por ejemplo, el ángulo de
componentes aportados por los agentes llevados a subducción, la velocidad de convergencia, el
la fuente durante la subducción (corteza oceánica, régimen termal de la zona de subducción, y el
sedimentos, productos de la erosión por subducción, espesor de la litósfera sobre la zona de generación
etc., Fig. 1). Las características químicas distintivas de magmas, condicionarán aspectos como la
que presentan los magmas de arco se atribuyen al eficiencia del aporte de volátiles y otros
metasomatismo de la cuña astenosférica por los componentes a la fuente, el grado de fusión parcial,
fluidos y/o fundidos aportados durante este proceso y los procesos de evolución composicional de
por la losa oceánica (e.g., Tatsumi et al., 1986; magmas en la fuente (Fig. 1). Así mismo, durante el
Tatsumi, 1989; Peacock, 1993; Pearce & Peate, tránsito de los magmas a través de la litósfera
1995). Dentro de estas se encuentran los altos sobreyacente, características tales como el espesor
contenidos de H2O y S, el carácter oxidado respecto cortical y litosférico, su composición química y
de otros magmas derivados del manto, el mineralógica, y el estado termal y de stress al que
enriquecimiento de elementos LILE (large ion ésta está sujeta, condicionaran procesos como la
lithophile elements) sobre elementos HFSE (high evolución química y mineralógica de los magmas, y
field strength elements), y el empobrecimiento la eficiencia de los procesos MASH (meeting,
relativo de Nb, Ta y Ti, entre otras assimilation, storage, homogenization, Hildreth &
Moorbath, 1988) y de contaminación cortical (Fig. 1).

Los depósitos de pórfido cuprífero constituyen


anomalías químicas y mineralógicas en la corteza
que se caracterizan por presentar altos contenidos
de S y K y, subordinadamente, de elementos de
interés económico como Cu y Mo (± Au, Ag). Su
concentración es el resultado de la actividad de
sistemas hidrotermales que derivan de la exolución
de fluidos de magmas de composición intermedia a
ácida. Estos magmas, que constituyen la principal
fuente de los elementos posteriormente
concentrados en los yacimientos (e.g., Gustafson &
Hunt, 1975; Burnham, 1979; Cline & Bodnar, 1991),
muestran una fuerte signatura mantélica y
Fig. 1 Figura esquemática de un margen continental activo y los principales evidencian una limitada contaminación cortical (e.g.,
procesos que afectan la composición y evolución de los magmas formados en Clark, 1993; Mathur et al., 2000). Cabe destacar
estos ambientes. Procesos asociados a la deshidratación de la losa oceánica
que, en muchos casos, se ha reportado para las
subductada: (1) deshidratación y pérdida de fluidos en el antearco, (2)
deshidratación e hibridación del componente de subducción y del manto, (3)
intrusiones asociadas a la mineralización una
arrastre del manto metasomatizado inducido por la subducción, (4) signatura química similar a la de las adakitas
deshidratación profunda de distintas fases minerales, (5) inicio de la fusión (Oyarzún et al., 2001; Rabbia et al., 2000; Reich et
hidratada del manto por sobre los 1000-1100ºC, (6) migración de fundidos a la al., 2003; Kay et al., 2005; Richards et al., 2007;
base de la columna de fusión. Procesos asociados a la fuente mantélica: (7) flujo Shafiei et al., 2009). En términos del marco
astenosférico inducido por la subducción, (8) aporte de material a la columna de
geodinámico global, la formación de los depósitos de
fusión por advección del manto astenosférico, (9) enriquecimiento de la
astenósfera producto de la delaminación del manto litosférico subcontinental,
pórfido cuprífero está asociada a las etapas finales
(10) fusión por descompresión a partir de, aproximadamente, 60 km de de ciclos tectono-magmáticos desarrollados en la
profundidad. Procesos en la litósfera superior: (11) segregación de fundidos a la litósfera superior. Esto es, junto con, o posterior a, la
base de la litósfera sobreyacente, (12) zona de interacción y cristalización de los ocurrencia de eventos compresivos en la corteza y
magmas provenientes del manto en niveles litosféricos profundos (MASH),(13) durante las etapas finales de la actividad de los
arcos magmáticos que los contienen, previo al cese

3
GEOFIELD EXPLORACIONES

o migración de su actividad (e.g., Maksaev & Zentilli, de Mg, Cr y Ni, relativo a lo esperado en este
1988; McKee & Noble, 1989; Richards, 2003, 2005; modelo, fueron explicados como producto de la
Sillitoe & Perelló, 2005). interacción variable de los fundidos con la cuña
astenosférica peridotítica durante el ascenso.
Las rocas intrusivas asociadas a la mineralización
de pórfido cuprífero han sido objeto de innumerables La fusión de corteza oceánica durante la subducción
estudios. El origen de los contenidos anómalamente es un tema controversial. De acuerdo a los modelos
altos en los componentes que sustentan la actividad clásicos de la evolución termal de la losa oceánica
hidrotermal y constituyen la alteración y en estos ambientes, ésta sufre una progresiva
mineralización es un tema ampliamente debatido. Se deshidratación de acuerdo a los cambios
han propuesto numerosos modelos e hipótesis para metamórficos que se suceden con el aumento de la
explicar estas características. Ellos invocan una presión y temperatura (Tatsumi et al., 1986; Tatsumi,
variada gama de procesos y componentes 1989; Schmidt & Poli, 1998; Forneris & Holloway,
involucrados desde la zona de generación de 2003). Aún así, algunos estudios han indicado que,
magmas, en la cuña astenosférica, hasta la zona de bajo condiciones particulares la temperatura
emplazamiento final, a niveles corticales someros. alcanzada durante la subducción puede ser lo
Los principales de estos se revisan a continuación, suficientemente alta para que la losa oceánica
donde se destacan fundamentalmente aquellos que alcance la fusión. Esto ocurriría en el caso de la
podrían considerarse como anómalos dentro del subducción de una corteza oceánica joven y boyante
esquema clásico de generación magmática en (< 25 m.a.; Defant & Drummond, 1990) o cuando la
márgenes continentales activos. losa oceánica alcanza temperaturas anómalamente
altas a baja profundidad. Esto último ocurriría en
2.2. Consideraciones Preliminares sobre el casos como el de una subducción subhorizontal y/o
Magmatismo “Adakítico” de velocidad de convergencia baja a nula (Peacock
et al., 1994; Gutscher et al., 2000); subducción de un
Siguiendo el trabajo de Kay (1978), las adakitas ridge oceánico (Kay et al., 1993; Guivel et al., 2003),
fueron definidas por Defant & Drummond (1990) subducción de una corteza oceánica desgarrada
sobre un conjunto de rocas de arco, extrusivas e (Gao et al., 2007; König et al., 2007) o de una
intrusivas, de la isla de Adak en las Aleutianas. ventana astenosférica (Yogodzinski et al., 2001); y
Químicamente, corresponden a una clase de rocas subducción en una convergencia de alta oblicuidad
andesíticas a dacíticas, con ausencia de unidades (Yogodzinski et al., 1995).
más básicas, de altos contenidos de Na2O (3,5-7,5
wt%), Sr (>400 ppm), Ni (24 ppm) y Cr (36 ppm), Defant & Drummond (1990, 1993) introdujeron el
altos Mg# (~0,51), patrones de tierras raras (REE) uso de dos diagramas químicos para diferenciar las
muy fraccionados (La/Yb>8), y bajos contenidos de adakitas de las rocas de arco clásicas, Sr/Y versus Y
tierras raras pesadas (HREE; Yb<1,8 ppm; Y<18; y La/Yb versus Yb. El primero destaca el rol del
Defant & Drummond, 1990, 1993; Drummond & fraccionamiento de granate en magmas adakíticos,
Defant, 1990; Martin, 1999, Martin et al., 2005). excluyentemente, respecto del fraccionamiento de
Adicionalmente, estas rocas presentan una plagioclasa en magmas derivados de la cuña
signatura isotópica no radiogénica de Pb y Sr lo que astenosférica metasomatizada. El segundo enfatiza
descarta un origen a partir de contaminación cortical. el marcado empobrecimiento de HREE relativo a las
Según los autores, a excepción de los altos tierras raras livianas (LREE) en los magmas
contenidos de Mg, Cr y Ni, la composición química adakíticos respecto de los magmas de arco en
de las adakitas corresponde a aquella de magmas general, también producto de la presencia de
derivados de la fusión de un protolito máfico con un granate. Ambos diagramas han sido frecuentemente
arreglo mineralógico residual, de alta presión, con utilizados en la literatura como un criterio
granate y sin plagioclasa. Esto fue corroborado más diagnóstico. Ello ha generado que un amplio
tarde en los estudios experimentales de Rapp et al. espectro composicional de rocas intermedias a
(1991), Sen & Dunn (1994), Wolf & Wyllie (1994), y ácidas, de alto Sr/Y y alto La/Yb, sean consideradas
Rapp & Watson (1995). De este modo, y enmarcado como adakíticas o tipo-adakitas, más allá de las
en el contexto geodinámico de las Aleutianas, fue implicancias petrogenéticas de esta clasificación. En
propuesto que las adakitas derivan de la fusión de la el caso de marcos geodinámicos favorables a la
corteza oceánica subductada cuya edad es hipótesis de fusión de corteza oceánica, se han
relativamente joven (< 25 m.a.). Los contenidos altos caracterizado variaciones en la composición química

4
GEOFIELD EXPLORACIONES

adakítica de acuerdo al grado de interacción de los algunas características químicas de las adakitas
fundidos con la cuña astenosférica peridotítica clásicas (Richards & Kerrich, 2007 y referencias ahí
durante el ascenso (e.g., Rapp et al., 1999; Martin et citadas). Invariablemente, estas rocas son de
al., 2005). Por el contrario, en contextos composición intermedia a ácida, aunque algunas
desfavorables a este proceso, el origen de la clases incluyen miembros más básicos. En muchos
composición adakítica ha sido atribuido a procesos casos se han reportado patrones fraccionados de
magmáticos que ocurren en la litósfera superior. En REE, bajas concentraciones de HREE e Y, altos
márgenes convergentes, el protolito necesario para contenidos de Sr y Na2O, y altas razones Sr/Y y
generar magmas de composición adakítica se La/Yb. Estos dos últimos parámetros han sido
encuentra no sólo en la corteza oceánica ampliamente utilizados para resaltar la signatura
subductada sino, también, en la base de la corteza tipo-adakita que presentan estas rocas. Los
continental engrosada (> 40-45 km). Los fundidos contenidos de Ni y Cr son variables en los distintos
derivados de esta fuente poseen composiciones depósitos, y los Mg# suelen ser inferiores a 0,51. Se
químicas similares a las de las adakitas, pero con han propuesto numerosos modelos para explicar la
contenidos menores de Na, Mg, Cr y Ni (Atherton & génesis de magmas asociados a la mineralización,
Petford, 1993; Petford & Atherton, 1996; Martin et la mayoría de los cuales han considerado procesos
al., 2005). Aún otros procesos magmáticos han sido que den cuenta de la signatura tipo-adakita de estas
invocados como responsables de la generación de rocas (ver secciones siguientes). Una vez más, si
rocas de esta composición. Este el caso de magmas bien estos consideran aspectos químicos
que: (1) se hayan equilibrado en la corteza con una fundamentales, la carencia de una caracterización
mineralogía de alta presión granatífera y carente de isotópica adecuada ha mermado la posibilidad de
plagioclasa (Rapp & Watson, 1995; Richards et al., una evaluación más rigurosa. Finalmente, se debe
2007); (2) deriven de una diferenciación extensiva notar que las rocas presentes en estos depósitos se
en grandes cámaras magmáticas (Stern & Skewes, encuentran pervasivamente alteradas por la
2005; Richards & Kerrich, 2007); y (3) deriven de la actividad hidrotermal. Ello constituye un problema
diferenciación de magmas de arco altamente mayor cuando se pretende caracterizar aspectos
hidratados y oxidados producidos por un alto grado químicos primarios y, con ello, asignar una afinidad
de fusión parcial (Sellés et al., 2004; Rodríguez et geoquímica. En el caso de las características
al., 2007). adakíticas, las determinaciones de concentración de
Ni, Cr, Mg y, particularmente, de Na y Sr,
Las rocas de composición adakítica sin duda constituyen parámetros poco confiables ya que
representan una singularidad dentro del espectro suelen comportarse como móviles durante estos
composicional común de los magmas de arco. La procesos.
diversidad de procesos y componentes involucrados
en la génesis magmática en estos ambientes hacen 2.3. Procesos Sublitosféricos: la Cuña
fundamental para su estudio una caracterización Astenosférica y la Losa Oceánica
adecuada de la química y, en particular, de la Subductada
isotopía. En este sentido, se deben destacar los
resultados obtenidos por Bindeman et al. (2005) en Como fue mencionado anteriormente, la
isotopía de O de numerosas adakitas consideradas metasomatización del manto por los fluidos/fundidos
como clásicas a nivel mundial. Estas rocas muestran aportados por la losa oceánica subductada
casi invariablemente una signatura en equilibrio corresponde al proceso más importante de la
isotópico con peridotitas mantélicas, cuestionando generación magmática en márgenes convergentes.
fuertemente la hipótesis de fusión de corteza Este proceso es responsable de los cambios
oceánica involucrada incluso en la generación de las químicos y mineralógicos que modifican el manto
adakitas clásicas. Estos resultados enfatizan la astenosférico y condiciona, en parte, el grado de
necesidad de nuevos estudios en los que las fusión parcial (e.g., Tatsumi et al., 1986; Tatsumi,
determinaciones isotópicas, de sistemas estables y 1989; Pearce & Peate, 1995).
radiogénicos, son herramientas valiosas en la
investigación de los procesos magmáticos El alto estado de oxidación de la cuña astenosférica,
involucrados en la génesis de estas rocas. con respecto a otras rocas mantélicas no
relacionadas a subducción, es también producto del
A nivel mundial, las intrusiones relacionadas a la metasomatismo al que ésta está sometida. A su vez,
mineralización de pórfido cuprífero comparten ello controla la especiación y solubilidad del S,

5
GEOFIELD EXPLORACIONES

además de la estabilidad de fases residuales en el neutral. Una vez allí, es esperable que ellos
manto durante la fusión parcial (e.g., Mungall et al., induzcan localmente fusión parcial y estén
2002). En condiciones mantélicas los elementos sometidos a procesos de asimilación y mezcla, que
calcófilos y siderófilos, como el Cu y el Au, se culminen ya sea con la cristalización completa del
particionan fuertemente a fases sulfuradas con nuevo magma o con un nuevo ascenso por
respecto a los fundidos silicatados. Bajo condiciones diferencias de densidad producto de su
oxidantes, las fases sulfuradas son progresivamente fraccionamiento (Fig. 2). En términos generales, el
desestabilizadas y aumentan la solubilidad del S y resultado de todos estos procesos es la generación
las fases sulfatadas disueltas en los fundidos de magmas relativamente homogéneos que son
(Carroll & Rutherford, 1985; Mungall et al., 2002). De producto de la hibridación de magmas derivados del
este modo, el aumento de la fugacidad de oxígeno manto, y cuyas características químicas e isotópicas
genera que elementos como el Cu y Au se son particulares del dominio MASH que enmarca su
comporten como incompatibles durante la fusión formación (Muñoz, 2011).
parcial del manto y puedan ser concentrados en los
fundidos, al mismo tiempo que estos últimos
aumentan sus contenidos de S. Así, como señala
Richards (2003), todos los magmas primarios de
arco debieran contener relativamente altas
concentraciones de estos elementos con respecto a
otros magmas más reducidos derivados del manto.

Mungall (2002) ha indicado que los fundidos


provenientes de la losa oceánica son más eficientes
en oxidar la cuña astenosférica que los fluidos. Bajo
esta hipótesis, la adición de un componente de
subducción fundido a la fuente astenosférica
promovería la generación de magmas
particularmente enriquecidos y potencialmente
mineralizadores. Ello explicaría, además, la
composición química similar a la de las adakíticas
Fig. 2 Figura esquemática de la hibridación y evolución de magmas
que frecuentemente se ha reportado para las rocas derivados del manto mediante procesos MASH en la litósfera
intrusivas asociadas a mineralización (Oyarzún et profunda. Tomado de Richards (2003; modificado de Hildreth [1981] y
al., 2001; Reich et al., 2003; Kay et al., 2005; Huppert & Sparks [1988]).
Richards & Kerrich, 2007; Shafiei et al., 2009).
En la última década, varios autores han destacado la
2.4. Procesos en el Manto Litosférico posibilidad de fusión de la litósfera superior
Subcontinental y la Corteza Inferior profunda, modificada por el magmatismo de arco,
como un proceso capaz de generar magmas
La mayoría de los procesos magmáticos a niveles relacionados a la mineralización de pórfidos de
litosféricos profundos pueden considerarse como Cu±Mo±Au (Kay & Mpodozis, 2001; Richards et al.,
parte de los procesos MASH (Fig.2). Estos fueron 2009; Shafiei et al., 2009). El magmatismo de arco
definidos por Hildreth & Moorbath (1988) para es, esencialmente, un medio de transporte de
explicar las variaciones composicionales que material de la losa oceánica y el manto astenosférico
muestra el volcanismo actual en la Zona Volcánica a la litósfera sobreyacente. La diferenciación
Sur de los Andes, aunque se considera que ellos temprana de los magmas primarios ascendentes
operan a nivel general en los márgenes desde el manto en la litósfera profunda resulta en la
continentales activos. Los autores postulan la formación de cumulados hidratados de composición
existencia de zonas de fusión, asimilación, máfica a ultramáfica (Rudnick & Fountain, 1995). En
almacenamiento y homogeneización bajo los estas zonas, la acumulación de anfíbola y de fases
grandes centros magmáticos. Estas zonas se residuales sulfuradas puede almacenar cantidades
ubicarían en la corteza inferior o en la transición importantes de agua y metales en la litósfera
corteza-manto, lugar donde los magmas basálticos superior (e.g., Jagoutz et al., 2007; McInnes et al.,
primarios que ascienden desde la cuña 1999; Davidson et al., 2007; Richards, 2009). De
astenosférica alcanzan un nivel de flotabilidad

6
GEOFIELD EXPLORACIONES

este modo, después de periodos prolongados de 1991; Cline, 1995). Por otra parte, para la formación
magmatismo, las raíces litosféricas constituyen un de un depósito gigante (10-100 Mt Cu), como El
reservorio fértil de donde extraer magmas Teniente, se estima que es necesario un volumen de
3
potencialmente formadores de depósitos. magma del orden de 102-103 km (e.g., Dilles &
Adicionalmente, la fusión de un protolito como éste Proffett, 1995; Cloos, 2002; Richards, 2003, 2005;
generaría magmas con características Stern & Skewes, 2005). Estas estimaciones
composicionales similares a las de las adakitas. disminuyen cerca de un orden de magnitud cuando
se consideran composiciones más máficas. Aún así,
Complementariamente al modelo acumulativo persiste una gran discrepancia entre el volumen
anterior, Core et al. (2006) han propuesto un modelo requerido para generar la mineralización que
de generación para los magmas asociados a la albergan los depósitos gigantes y el volumen real de
mineralización de pórfido cuprífero de Bingham intrusiones en ellos, las que son además de
(Utah, EEUU). Estos derivarían de una fuente composición predominantemente ácida.
puntualmente enriquecida en Cu ubicada en la
corteza inferior. Según los autores, las fuentes Las consideraciones de balance de masa expuestas
profundas ricas en Cu pueden corresponder a sustentan la hipótesis de la existencia de cámaras
terrenos metamórficos que contienen depósitos de magmáticas de grandes dimensiones, en niveles
Cu, o bien, a cumulados de sulfuros en intrusiones corticales medios, que constituyan la fuente de los
máficas. En el primer caso, la distribución elementos necesarios para la formación de este tipo
heterogénea de la fuente rica en Cu puede producir de depósitos, o al menos de los de mayor tamaño
depósitos de pórfido cuprífero aislados como el (e.g., Dilles & Proffett, 1995; Cloos, 2002; Richards
yacimiento de Bingham. En el segundo caso, la 2003, 2005; Stern & Skewes, 2005; Fig. 3). Bajo
distribución más homogénea de la fuente esta hipótesis, las intrusiones presentes en los
enriquecida puede producir provincias de este tipo yacimientos representan apófisis enraizados en
de depósitos, como ocurre en los casos de cámaras más profundas cuyo rol es el de transportar
Indonesia, Papua Nueva Guinea y Chile, Perú entre los productos de la diferenciación de estas últimas
otros. (Fig. 3). Se debe notar que uno de los elementos
fundamentales para formar y mantener una cámara
2.5. Procesos en la Corteza Superior magmática de grandes dimensiones es la tasa del
aporte de magma (e.g., Cruden, 1998; de Saint-
La corteza superior es la zona donde se forman los Blanquat et al., 2001). Si ésta es adecuada y se
depósitos de pórfido cuprífero. Estos son el mantiene en el tiempo, proveerá del calor y material
resultado de la actividad magmático-hidrotermal de necesario para que la cámara pueda crecer y se
intrusiones subvolcánicas emplazadas a menos de 5 mantenga fundida y en evolución. Adicionalmente, el
km de profundidad. Siendo ésta la zona de aporte sostenido de magma puede proveer de
explotación, y por ello una zona accesible, se han elementos como S y Cu que, a través de la
realizado innumerables estudios acerca de los evolución, se verán enriquecidos en los productos
procesos de formación de estos depósitos (e.g., de la diferenciación (e.g., Cline & Bodnar, 1991;
Lowell & Gilbert, 1970; Sillitoe, 1973; Gustafson & Cline, 1995; Cloos, 2002; Richards, 2003, 2005;
Hunt, 1975; Tosdal & Richards, 2001). Actualmente, Stern & Skewes, 2005).
existe un amplio consenso en el rol de los intrusivos
como fuente de los elementos que conforman los
yacimientos. De este modo, éstos se emplazan ya
con una composición adecuada para originar la
actividad hidrotermal y la consecuente alteración y
mineralización.

En términos volumétricos, los intrusivos asociados a


3
estos depósitos no superan los 100 km . Aunque la
concentración de Cu en magmas intermedios a
3
ácidos es bastante baja, se calcula que ~30-80 km
de un magma de estas composiciones es suficiente
para formar un depósito de pórfido cuprífero de un
tamaño moderado (1-10 Mt Cu; Cline & Bodnar,

7
GEOFIELD EXPLORACIONES

placa de Nazca también sufriría una deformación


significativa alrededor de la zona de transición del
manto, y que la ausencia de reflectividad a 410 km
de profundidad en el área del arco posterior sugiere
complejidades estructurales de la placa de
subducción.

Fig. 3 Figura esquemática del sistema magmático involucrado


en la generación de depósitos de pórfido cuprífero en la
corteza superior. Los stocks y diques presentes en los depósitos
corresponden a apófisis enraizados en cámaras magmáticas
profundas. Ellos son producto de la diferenciación en estas
cámaras y actúan como agentes de transporte de los
elementos que constituyen la mineralización y alteración a
niveles corticales someros. Tomado de Richards (2003).

3. RECONSTRUCCIONES PALEOTECTÓNICAS
DE LA REGIÓN ANDINA.

3.1 La zona de subducción andina.

El margen andino es el resultado de la subducción


hacia el este de la placa de Nazca debajo de
Sudamérica, a relaciones de convergencia de varios
cm / año pero que no son constantes a lo largo del
tiempo (Pardo-Casas y Molnar, 1987). Según las
firmas de tomografía sísmica (e. g, Engdahl et al.,
1995; Liu et al. 2003), la historia de subducción y la
geometría de la zona de subducción andina parecen
mucho más simples que las de la zona de
subducción de Tethyan. El ángulo de subducción Fig. 4 mapa esquemático de las dos zona de subducción Andina con
variable (desde las zonas de subducción planas en velocidades de la placa (verde) fosa- normal Velocidades de migración
el centro de Perú y el norte de Chile hasta la zona de la fosa (rojo) y velocidades de la placa de subducción normal de la
de subducción inclinada debajo de Bolivia) se fosa (azul), calculadas con el marco de referencia del hotspot Indo-
atlántico de O’Neill et al. (2005). La zona de subducción andina actual
atribuyó por primera vez a los desgarros de la placa,
se compone principalmente de un solo segmento de 7.500 km de
pero Cahill e Isacks (1992) sugirieron que las longitud. Modificado después de Schellart et al. (2011)
flexuras de la placa eran más apropiadas para
explicar la ubicación de terremotos y las soluciones
del mecanismo focal. En profundidad, la placa de Las características cinemáticas relacionadas con
Nazca penetra en el manto inferior debajo del centro las relación de convergencia entre la placa de
de Sudamérica, pero se desviaría en la zona sur Nazca y América del Sur (Fig. 4) no se comprenden
(Engdahl et al., 1995). Recientemente, Contenti et bien ya que aún se proponen nuevos modelos:
al. (2012) sugirieron que debajo de Perú y Brasil, la Quinteros y Sobolev (2013) sugirieron que la

8
GEOFIELD EXPLORACIONES

penetración de la placa en el manto inferior fue la la subducción andina no es aleatoria. Muestra, al


causa principal que explica la disminución de la menos para los depósitos de Cenozoico (118 de los
razón de convergencia de 20-25 Ma en el norte de 155), concentraciones a lo largo de segmentos
chile. Sin embargo, las variaciones de la velocidad específicos de la zona de subducción y durante
de subducción a lo largo de la zona de subducción distintos períodos de tiempo. En la Figura 5,
andina (números azules en la Fig. 4) también se trazamos sus edades en función de su longitud y su
atribuyeron a diversos ángulos de subducción, que distribución geográfica con simbología basada en la
podrían aumentar o disminuir el acoplamiento de la edad. Muestra que la ocurrencia de depósitos está
placa superior-inferior (Martinod et al., 2010). Sin organizada en tres "grupos" espaciales y temporales
embargo, tenga en cuenta que la fosa avanza en la distintos (o grupos de depósitos vecinos separados
parte central de la zona de subducción andina de otros por brechas espaciales y / o temporales
(valores positivos de números rojos) donde la significativas), que son de los más antiguos a los
velocidad de subducción es alta, mientras que más jóvenes:
retrocede donde las velocidades de subducción son
bajas (Colombia y el sur de Chile). 1. Paleoceno -inferior Eoceno los depósitos del de la
Cordillera central (16 depósitos);
3.2 Distribución de en los Andes de depósitos
2. Eoceno superior- oligoceno inferior los depósitos
tipo pórfido de cobre.
de la Cordillera central (36 depósitos);
Los depósitos de Pórfidos Cu en los Andes han sido
3. Depósitos del mioceno de la Cordillera central y
el tema de numerosos estudios, desde la escala de
norte (66 depósitos);
margen a depósito (e. g, Sillitoe, 1977, 1986, 1988;
Sillitoe et al., 1982; Petersen y Vidal, 1996; Noble y
McKee, 1999; Kay y Mpodosis, 2001; Richards et al.,
2001; Masterman et al., 2005; Gow and Walshe,
2005; Hollings et al., 2005; Schütte et al., 2011).
hemos compilado una lista de depósitos de Cu
pórfido a lo largo de la subducción andina. Esta
compilación se basa en los datos extraídos (por
orden de contribución decreciente): 1) la base de
datos “Depósitos de cobre pórfido del mundo” de
USGS (Singer et al., 2008) y 2) Los “Andes base de
datos de la BRGM (e. g, Billa et al., 2004). Contiene
155 depósitos de pórfido tipo Cu. La Tabla 1
proporciona una síntesis de estos depósitos con su
país, nombre, latitud y longitud (coordenadas
geográficas WGS84, grados decimales), clase
(según el potencial total de Cu) y edad de
mineralización (ya sea edad absoluta o edad
mediana de la serie estratigráfica o etapa a la que
pertenece). Estos depósitos se distribuyen a lo largo
de la subducción andina, desde la latitud 9 ° N a 45 °
S y su edad varía de 4.7 ( Plioceno inferior) a 291.5
Ma (Pérmico inferior). Fig. 5 Distribución espacial y temporal de los depósitos de Cu pórfido a
lo largo de la subducción andina. a) Mapa actual de la distribución de
la mineralización en función de su edad, desde el Jurásico al Plio-
(Bertrand et al., 2014) la distribución espacial y
Pleistoceno. b) Sección longitudinal de la distribución de depósitos en
temporal de los depósitos de Cu pórfido a lo largo de

9
GEOFIELD EXPLORACIONES

función de la edad de la mineralización. En ambas representaciones, con América del Sur está pobremente restringida
definimos tres grupos distintos (elipse de guiones rojos). antes del Eoceno, y debido a que el grupo 3 está
bastante pobremente muestreado (16 depósitos,
Estos grupos encajan, al menos temporalmente, con
versus 36 y 66 para los grupos 2 y 3,
los identificados previamente por Singer et al.
respectivamente), hemos centrado nuestro estudio
(2005). Se podría argumentar que el grupo 3 puede
en los grupos 2 y 3. reemplazado estos dos grupos
dividirse en varios grupos más pequeños. Existe, por
en su contexto paleocinemático. El diagrama (Figura
ejemplo, una clara brecha espacial de depósitos en
6) muestra que ambos grupos se colocaron en un
el sur de Perú durante el Mioceno (ver puntos
contexto cinemático que se caracteriza por una tasa
naranjas en la Figura 5). Además, la identificación
relativamente alta de convergencia de placas
de solo tres grupos puede parecer insuficiente
(aproximadamente 10 a 17 y 14 cm / año para los
cuando algunos autores han descrito cinturones de
grupos 2 y 3, respectivamente), seguido brevemente
Cu de pórfido más numerosos y detallados a lo largo
por una drástica disminución de esta razon (hasta
de los Andes (e.g, Sillitoe y Perello, 2005). Pero el
aproximadamente 7 a 8 y 11 cm / año para los
punto importante aquí es que el emplazamiento de
grupos 2 y 3, respectivamente) en períodos de
depósitos de pórfido a lo largo de la subducción
tiempo de ~ 15 Myrs separados por ~ 5-10 Myrs.
andina
Aunque las velocidades absolutas son diferentes,
este contexto cinemático (relación de convergencia
alta y luego decreciente)

Fig. 6 Relaciones entre las direcciones de convergencia y los mayores


yacimientos de PCDs entre Perú y Chile. Notese la correspondencia
entre los dos lineas de desplazamiento de la placa de Nasca. La
relativa estabilidad y velocidades de convergencia en varios tramos
con un convergencia oblicua de N 45-50° representa el mayor
cizallamiento propicios para la generación de DPC. Tomado y
modificado de Macksaev y Zentilli, (1999)
Fig. 7 razón de convergencia en función del tiempo de la placa de
3.3 Contexto paleotectónico de los depósitos Nazca con respecto a Sudamérica fija, mostrando el contexto
de pórfido de cobre andino. cinemático en el que se emplazaron los grupos de depósitos pórfido Cu
(áreas de color gris claro) a lo largo de la subducción andina desde el
Bertrand et al., (2014) trazo la velocidad de la placa Eoceno; Las flechas grises muestran una desaceleración a largo plazo
de Nazca con respecto a América del Sur de las tasas de convergencia.

(coordenada arbitraria 20 ° S y 72 ° W, en el borde


este de la placa), utilizando las PLACAS UTIG y los
modelos cinemáticos globales de EarthByte. Debido
a que la cinemática de la placa de Nazca en relación

10
GEOFIELD EXPLORACIONES

3 CONCLUSIONES and the origin of the Andean orogeny and the


Bolivian orocline. Nature 480, 83-86
En términos globales, muestran que la composición
isotópica de los magmas andinos cenozoicos está Camus, F., 2003. Geología de los Sistemas
condicionada principalmente por dos grandes Porfíricos en los Andes de Chile. Servicio Nacional
variables: (1) la arquitectura litosférica heredada, y de Geología y Minería, 267 p. Santiago.
(2) los procesos tectónicos mayores que han
moldeado esta litósfera durante la construcción del Contenti S, Gu YJ, Okeler A, Sacchi MD, 2012.
orógeno actual. Esto es válido tanto para los
Shear wave reflectivity imaging of the Nazca-South
magmas asociados a la mineralización de pórfido
America subduction zone: stagnant slab in the
cuprífero como para aquellos estériles.
mantle transition zone? Geophys. Res. Lett., 39,
L02310, doi:10.1029/2011GL050064
Las características cinemáticas relacionadas con las
relación de convergencia entre la placa de Nazca y
Charrier, R. & Muñoz, N., 1994. Jurassic Cretaceous
América del Sur está dada por la penetración de la paleogeographic evolution of the Chilean Andes at
placa en el manto inferior causa principal que explica 23º-24ºS Latitude and 34º-35ºS Latitude: a
la disminución de la razón de convergencia en el comparative analysis. En: Tectonics of the Southern
norte de chile. Sin embargo, las variaciones de la Central Andes, Springer-Verlag, p. 233-242.
velocidad de subducción a lo largo de la zona de
subducción andina también se atribuyeron a Cline, J.S. & Bodnar, R.J., 1991. Can economic
diversos ángulos de subducción, que podrían porphyry copper mineralization be generated by a
typical calc-alkaline melt? Journal of Geophysical
aumentar o disminuir el acoplamiento de la placa
Research (96):8113-8126.
superior-inferior.
Defant, M.J. & Drummond, M.S., 1993. Mount St.
Se concluye de la cinemática de subducción, que la Helens: potential example of the partial melting of
generación de depósitos de pórfidos cupríferos, the subducted lithosphere in a volcanic arc. Geology
necesita por lo menos tiempo de estabilidad (21): 547-550.
tectónica por más de 10 Ma, y en el cual las
condiciones para una zona de homogenización del Guillaume Bertrand. Distribution of porphyry copper
magma: MASH (magma, asimilación, deposits along the western Tethyan and Andean
almacenamiento y homogenización; modelo de subduction zones: Insights from a paleotectonic
approach.Ore Geology Reviews, Elsevier, 2014, 60,
fueron favorables, para generar un yacimiento
pp.174-190.
económico.
Hildreth, W. & Moorbath, S. 1988. Crustal
contributions to arc magmatism in the Andes of
4 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Central Chile. Contribution Mineral Petrology Nº 98,
pp. 455-489.

Bindeman, I.N., Eiler, J.M., Yogodzinski, G.M., Kay, S.M., Godoy, E. & Kurtz, A., 2005. Episodic arc
Tatsumi, Y., Stern, C.R., Grove, T.L., Portnyagin, M., migration, crustal thickening, subduction erosion,
Hoernle, K. & Danyushevsky, L.V., 2005. Oxygen and magmatism in the south-central Andes.
isotope evidence for slab melting in modern and Geological Society of America Bulletin (117): 67-88.
ancient subdution zones. Earth and Planetary
Science Letters (235): 480-496. Lowell, J.D. & Gilbert, J.M., 1970. Lateral and
vertical alteration - mineralization zoning in porphyry
Cahill T, Isacks BL, 1992. Seismicity and shape of ore deposits. Economic Geology (65): 373-407.
the subducted Nazca plate. J. Geophys. Res., 97,
17,503-17,529. Capitanio F.A., Faccenna C., Zlotnik
S. and Stegman D.R., 2011. Subduction dynamics

11
GEOFIELD EXPLORACIONES

Liu, KH, Gao SS, Silver PG, Zhang Y, 2003, Mantle Richards, J.P., 2005. Cumulative factors in the
layering across central South America, J. Geophys. generation of giant calc-alkaline porphyry Cu
Res., 108, 2510, doi:10.1029/2002JB002208 deposits. En: Porter, T.M. (ed.), Super Porphyry
Copper & Gold Deposits: A Global Perspective, PGC
Maksaev, V. & Zentilli, M., 1988. Marco Publishing, Adelaide, v. 1, p. 7-25.
metalogénico regional de los megadepósitos de tipo
pórfido curprífero del norte grande de Chile. V Richards, J.P. & Kerrich, R., 2007. Adakite-like
Congreso Geológico Chileno: B181-B212. Santiago. rocks: their diverse origins and questionable role in
metallogenesis. Economic Geology (102): 537-576.
Mathur, R., Ruíz, J. & Munizaga, F., 2000.
Relationship between copper tonnage of Chilean Shafiei, B., Haschke, M. & Shahabpour, J., 2009.
base-metal porphyry deposits and Os isotope ratios. Recycling of orogenic arc crust triggers porphyry Cu
Geology (28): 555-558. mineralization in Kerman Cenozoic arc rocks,
southeastern Iran. Mineralium Deposita (44): 265-
Martinod J, Husson L, Roperch P, Guillaume B, 283.
Espurt N, 2010. Horizontal subduction zones,
convergence velocity and the building of the Andes, Sillitoe RH, 1980. The Carpathian-Balkan porphyry
Earth Planet. Sci. Lett., 299, 299-309 copper belt – a Cordilleran perspective. European
Copper Deposits International Symposium, Bor,
Mungall, J., 2002. Roasting the mantle: slab melting Yugoslavia, 18-22 September 1979, Proceedings,
and the genesis of major Au and Au-rich Cu 26-35
deposits. Geology (30): 915-918.
Sillitoe RH, 1986. Space-time distribution, crustal
Muñoz, M., Charrier, R., Maksaev, V., Fanning, C.M. setting and Cu/Mo ratios of central Andean porphyry
& Deckart, K., 2009. Source constraints of the El copper deposits; metallogenic implications. Special
Teniente porphyry Cu-Mo magmas: Hf-O isotopic Publication of the Society for Geology Applied to
composition from single zircon crystals. Actas XII Mineral Deposits, 4, 235-250.
Congreso Geológico Chileno: S11-11. Santiago
Sillitoe RH, 1988. Epochs of intrusion-related copper
Oyarzún, R., Márquez, A., Lillo, J., López, I. & mineralization in the Andes. J. South Amer. Earth
Rivera, S., 2001. Giant versus small porphyry copper Sci. 1, 285-311
deposits of Cenozoic age in northern Chile: adakitic
versus normal calc-alkaline magmatism. Mineralium Sillitoe, R.H. & Perelló, J., 2005. Andean copper
Deposita (36): 794-798. province: tectonomagmatic settings, deposit types,
metallogeny, exploration, and discovery. Economic
th
Pardo-Casas, F & Molnar, P. (1987).- “Relative Geology 10 Anniversary Volume: 845-890.
motions of the Nazca (Farallón) and South American
plates since late Cretaceous time: Tectonics. Vol. 6. Sillitoe RH, 2010. Porphyry copper systems. Econ.
Pp. 233-248. Geol. 105, 3-41 Sillitoe RH, Jaramillo L, Damon PE,
Shafiqullah M, Escovar R, 1982. Setting,
Pearce, J.A. & Peate, D.W., 1995. Tectonic characteristics and age of the Andean porphyry
implications of the composition of volcanic arc copper belt in Colombia. Econ. Geol. 77, 1837-1850
magmas. Annual Reviews of Earth and Planetary
Sciences (23): 251-285. Singer DA, Berger VI, Moring C, 2008. Porphyry
copper deposits of the World : database and grade
Quinteros J, Sobolev SV, 2013. Why has the Nazca and tonnage models, 2008. U.S. Geological Survey
plate slowed since the Neogene? Geology, 41, 31-34 Open-File Report 2008-1155, 45 p.

Richards, J.P., 2003. Tectono-magmatic precursors Sylvester, Arthur G (1988).- Strike-slip faults.
for porphyry Cu-(Mo-Au) deposit formation. Geological Society of America Bulletin, vol. 100, n.
Economic Geology (98): 1515-1533. 11, pp. 1666-1703, November.

12
GEOFIELD EXPLORACIONES

Tatsumi, Y., Hamilton, D.L. & Nesbitt, R.W., 1986.


Chemical characteristics of fluid phase released from
a subducted lithosphere and the origin of arc
magmas: evidence from high pressure experiments
and natural rocks. Volcanology and Geothermal
Research (29): 293-309.

ENVÍO DE ARTÍCULOS

Cualquier inquietud y sugerencia respecto al paper,


envíela a este e-mail:
geofield.exploraciones@gmail.com

13