Está en la página 1de 5

DERECHO A LA LIBERTAD DE

EXPRESION

La libertad de expresión es un tema que divide a muchos sectores de


la población, por una lado encontramos leyes muy radicales y que
buscan limitar esta ley con el fin de evitar un discurso de odio, el
discurso se odio es la excusa que se encuentra para censurar todos
los discursos que a criterio de la sociedad alimenten un dogma que
es dañino para algunos sectores de la sociedad y evitar que se viole
su derecho a no ser ofendido, en mi opinión esto no es más que un
disfraz.

Si repasamos la historia de las leyes que limitan la libertad de


expresión veremos que los primeros en proponerla fueron los
Sovieticos, quienes buscaron implantar alguna sanción al “discursó
del odio” por la connotación que en ese entonces tenía la Unión
Soviética es lógico pensar que esta idea sería la excusa perfecta para
neutralizar otras ideas políticas, económicas y sociales, ahora vemos
que en la actualidad eso es lo que sucede, vemos gobiernos que bajo
la esta excusa castigan las críticas hacia ellos, e incluso en algunos
países llegaron al punto castigar ideas religiosas y políticas, es
importante resaltar que estas solo eran ideas, es lógico entender que
el discurso de odio nos permite fiscalizar incluso el pensamiento de
las personas con la finalidad de probablemente sesgar a la población
con una determinada corriente, con esto no quiero decir que la
censura de ideas que pretendan dañar a otras personas sea una mala
idea, el problema con esto es que la forma en la que se mide puede
ser muy maleable y acomodarse a las necesidades de un sector de la
población, es por eso que hago la comparación preferimos la
existencia del discurso del odio que puede prestarse para cometer
abusos en contra de la población o dejar existir una idea radical que
muy probablemente no pase de ser solo una idea sin adeptos debido
a su contenido.

Además es muy probable que con o sin censura las ideas radicales
siempre estarna ahí y nunca dejaran de existir

En mi opinión la censura de ideas no es la mejor opción ya que está


muy susceptible a cambios de acuerdo a la sensibilidad de cada uno,
esto quiero decir que es muy subjetiva. Debido a esto es que no
puede existir una libertad de expresión completa ya que es muy
probable que siempre se daña a otra persona.

En cuanto a la otra opción, la existencia de una idea radical, vemos


que la solución a esta sería criticar y atacar sus puntos débiles, que
por cierto al ser esta una idea radical debe tener demasiadas, y poner
sobre la mesa todo lo malo que hay con esta.

Es por eso que en mi opinión la mejor forma de ejercer la libertad de


opinión sería una en la cual al recibir el mensaje de una idea, poder
ejercer tu derecho a protestar y expresarte en contra o favor.

La única forma de desafiar ideas prejuiciosas es confrontándolas


públicamente y destruirlas con argumento sólidos, pero si nuestra
respuesta es intentar censurar a estas, eso no nos garantizara su
eliminación ya que ni siquiera pudimos enfrentarlas y mucho peor que
las personas que tienen esta ideas ni siquiera pueden exponerse.

Si realmente quieres una sociedad en la que la libertad de expresión


sea ideal debes dejar que toda clase de ideas fluyan y no censurarlas
con el fin de evitar que estas ideas se victimicen y utilicen esto como
argumento para transformar a sus creadores en una especie de
mártires.

En el Perú vimos que muy a menudo se pretendió censurar ideas


relacionadas con el terrorismo, justificando “apología al terrorismo”, si
contrastamos esto con lo anteriormente expuesto vemos que es muy
probable que este idea y su portador sean glorificados por cierta
grupo de personas, y así aumenta la cantidad de seguidores de estos
grupos. En cambio si hubiésemos dejado que esta idea se dé a
conocer y sea expuesta y si además la hubiésemos refutado
correctamente probablemente el terrorismo en el Perú no hubiese
tenido tanto impacto.

Ahora vemos que la definición de libertad de expresión varía mucho


de acuerdo a la orientación política que tengas, derecha o izquierda,
esto no solo ocurre en el Perú sino que también ocurre en otras partes
del mundo. Es común ver a la derecha censurar discursos que según
su criterio apoyen al terrorismo pero por él otro lado vemos que la
izquierda trata de defenderlos mostrando a los terroristas como
victimas e intentando censurar las opiniones que digan lo contrario.

Con lo anterior vemos que muy a menudo la clase política usa las
limitaciones de la libertad de expresión a su favor concibiendo de
esta forma su propia “Libertad de Expresión” poniendo al descubierto
lo subjetivo que podría llegar a ser las limitaciones de la libertad de
expresión.

En el mundo existen muchos casos de personas que efectivamente


tiene ideas radicales pero al ser censuradas por el gobierno se
etiquetaban a ellos mismos como “Victimas” del gobierno que
intenta callarlos y si pese a todo eso seguimos intentado censurarlos
realmente no conseguiremos callarlos más bien le estaríamos dando
la razón.

En conclusión la libertad de expresión es uno de los pilares para que


la sociedad aun siga funcionando, de lo anteriormente expuesto
también concluimos que si intentamos acotar esta libertad de
expresión vemos que en mano equivocadas se transforma en una
arma para someter pueblos e intentar controlar el pensamiento de la
gente, además que el criterio que se usa para estas acotaciones es
demasiado subjetivo