Está en la página 1de 2

Argumento

En medio de una cacería en el bosque tropical Mesoamericano, Garra Jaguar (Rudy


Youngblood), su padre Cielo Pedernal (Morris Birdyellowhead) y sus compañeros de tribu
encuentran un grupo de refugiados abrumados. El líder del grupo explica que sus tierras
fueron devastadas y que ahora buscan un nuevo comienzo. Después de intercambiar
alimentos, los refugiados continúan su camino por el bosque con el permiso de los
cazadores. Al regresar a la aldea Cielo Pedernal le dice a su hijo que los visitantes estaban
infectados por el miedo, advirtiéndole que nunca debe dejar que la infección se propague en
la tribu.

Al amanecer del siguiente día, la aldea es asaltada por un grupo de atacantes liderado por
Lobo Cero (Raúl Trujillo), quienes incendian las chozas, asesinan a varios aldeanos,
incluyendo a Cielo Pedernal y toman cautivos a los adultos sobrevivientes. La esposa
embarazada de Garra Jaguar, Siete (Dalia Hernández) y su joven hijo Tortugas Corren
(Carlos Emilio Báez) logran escapar escondiéndose en una fosa profunda que sirve como
depósito de agua pero quedan atrapados cuando Garra Jaguar es capturado. Los atacantes
llevan a los prisioneros en una marcha forzosa a través de la jungla, dejando a los niños de
la tribu desamparados en los remanentes de la aldea.

En medio del viaje, Hoja Coca (Israel Ríos), un cautivo malherido es asesinado por el
sádico Ojo Medio (Gerardo taracen) provocando la ira de Lobo Cero, quien amenaza de
muerte a su camarada si vuelve a matar a un prisionero sin permiso. Al acercarse a la
ciudad Maya de donde provienen los asaltantes, el grupo encuentra un bosque destruido y
una tribu arrasada por una enfermedad desconocida. Una pequeña niña (Maria Isidra Hoil)
quien porta la enfermedad, profetiza la muerte de Lobo Cero y sus guerreros, así como el
fin del mundo Maya.

Al llegar a la ciudad las mujeres prisioneras son vendidas como esclavas mientras los
hombres son llevados a la cima de una pirámide de escalones para ser sacrificados frente al
rey Maya (Rafael Vélez) y su reina (Diana Botello).

Gracias a la llegada de un eclipse solar y las supersticiones Mayas sobre este evento, Garra
Jaguar y otros evaden la ejecución en la pirámide pero son llevados a las afueras de la
ciudad para ser liquidados. Lobo Cero y sus hombres le ofrecen la libertad a los hombres
cautivos si pueden sobrevivir una práctica de tiro con lanzas. Después de la muerte de unos
prisioneros, Garra Jaguar es herido de gravedad pero logra matar a Roca Cortada (Ricardo
Días Mendoza), el hijo de Lobo Cero y escapa hacia la jungla.

Lobo Cero organiza a 8 camaradas para perseguir y matar a Garra Jaguar quien pese a estar
herido posee la ventaja al haber vuelto a su bosque nativo, donde su esposa estaba. La
mayoría de los perseguidores, incluyendo Ojo Medio y Lobo Cero son asesinados uno por
uno por trampas tendidas por Garra Jaguar hasta que solo quedan dos hombres
persiguiéndolo.
Una pesada lluvia empieza a caer amenazando con ahogar a la familia de Garra Jaguar,
quienes aun permanecen atrapados en la fosa pese a varios intentos de escape. Siete da a luz
a otro hijo, quien nace en medio de la creciente inundación. Mientras tanto, los dos
cazadores persiguen a Garra Jaguar hasta la costa donde los tres presencian naves de
colonizadores ancladas en la orilla de la playa y conquistadores acercándose en botes
portando una cruz. Los dos perseguidores deciden quedarse, hipnotizados por la presencia
de los europeos, mientras Garra Jaguar escapa, logrando regresar a tiempo para salvar a su
familia del foso inundado.

Tiempo después, la familia observa las naves españolas desde la lejanía, Garra Jaguar
decide no tomar el riesgo de acercarse a los conquistadores, diciéndole a su familia que
deben adentrarse en la jungla, en busca de un nuevo comienzo.