Está en la página 1de 1

Los padres sobreprotectores contribuyen al sobrepeso de sus chicos.

A todos los chicos les gusta y necesitan jugar. Si pasan su tiempo libre con
entretenimientos que impliquen correr y saltar es mucho mejor ya que se divierten y
realizan actividad física al mismo tiempo. Sin embargo, muchos padres impiden que
los jovencitos hagan suficiente ejercicio mientras juegan ya que temen que tengan un
accidente.

A todos los chicos les gusta y necesitan jugar. Si pasan su tiempo libre con
entretenimientos que impliquen correr y saltar es mucho mejor ya que se divierten y
realizan actividad física al mismo tiempo. Sin embargo, muchos padres impiden que
los jóvenes hagan suficiente ejercicio mientras juegan ya que temen que tengan un
accidente.

A dichas conclusiones llegó un estudio realizado por la Universidad Estatal de Carolina


del Norte (Estados Unidos) y publicado en el American Journal for Preventive
Medicine.

Los autores estudiaron a las familias cuando usaban las plazas del barrio y notaron
que los padres que impiden que sus hijos jueguen libremente limitan demasiado sus
posibilidades de juego.

CORRER SANAMENTE

Para llegar a dichas conclusiones los autores trabajaron con profesionales entrenados
que se dedicaron a observar, durante ocho semanas, como los padres cuidaban y
guiaban a sus hijos en los juegos de la plaza.

Tuvieron en cuenta las edades aproximadas de los chicos, si eran varones o nenas y
cuanta actividad física estaban haciendo, es decir si esta era sedentaria, moderada o
intensa.

"Elegimos investigar los parques porque son espacios esenciales con los que cuenta
la comunidad para mantener a los chicos activos. Son gratis, accesibles y están al
servicio de las personas que tienen pocos ingresos", explicó Jason Bocarro, uno de los
autores.

El especialista observó que muchos padres se encuentran en una disyuntiva. Por un


lado, están preocupados por la seguridad de sus hijos y por eso tienden a evitar que
emprendan juegos muy activos o que impliquen riesgos.

Por otro lado, es fundamental que hagan actividad física para mantener su salud y
evitar el sobrepeso y la obesidad.

Bocarro explicó que este tema es especialmente preocupante hoy en día porque "la
obesidad infantil se está transformando en una epidemia. Sobreproteger es impedir
que los chicos corran y jueguen con sus amigos y vecinos, y que en vez de esto estén
en frente de la computadora y la televisión".

Por ese motivo el especialista recomendó que los parques y plazas se diseñen de
manera que los padres puedan cómodamente observar a sus hijos, ya que si ellos
están más tranquilos es más probable que dejen que los chicos corran y se muevan
cuanto quieran.

Más información en el sitio web http://WWW.NEOMUNDO.COM.AR