Está en la página 1de 14

Oscar Andrés Prieto Cruz.

Universidad Externado de Colombia.


Bogotá, Colombia.

LA CONSTRUCCION SOCIAL DE LA CONTAMINACION ATMOSFERICA: EL


CASO DE NOBSA, COLOMBIA

Introducción

En la región del Valle de Sogamoso (Boyacá) (ver mapa en anexos) funciona un


corredor industrial de grandes, medianas y pequeñas empresas paralelo a una
producción artesanal que tiene que ver con la alfarería. Los alfareros artesanales
de la región se dedican al oficio de cocinar materiales como la piedra caliza y el
barro para producir tejas, ladrillos y cal. En el municipio de Nobsa (Boyacá) (ver
mapa en anexos) es donde se ubica el sector productor de cal y su modo de
producción es altamente contaminante porque arroja material particulado1 a la
atmosfera, ese material particulado es un residuo de su modo de producción. Si
bien en Nobsa también funcionan empresas como Cementos Holcim y Acerías
Paz del Río, la culpa mayor sobre la contaminación del aire en la región recae
sobre el sector productor de cal porque los desechos que arrojan al aire se hacen
más evidentes debido a su forma rudimentaria y poco tecnificada de producción.

La contaminación atmosférica se mide de acuerdo a la cantidad de material


particulado y el tamaño de estas sustancias en una cantidad de aire expresada en
metros cúbicos, la presencia de este tipo de materiales entra a las vías
respiratorias y puede causar daños en la salud de las personas. Sin embargo este
aspecto físico y químico de la contaminación ambiental, si bien representa un
problema ambiental y de salubridad, no hace que se convierta automáticamente
en un problema de tipo social porque no siempre hay una conciencia del problema

1Se entiende por Material Particulado (PM) como el conjunto de sustancias sólidas y líquidas que
se encuentran suspendidas en la atmosfera. En este caso de estudio, el PM contaminante es
arrojado a la atmosfera por distintas acciones del ser humano, es decir, es antropogénica.
en la población que tiene formas específicas de percibir su territorio y de abordar
sus problemas ambientales.

Existe una separación entre el daño ambiental y la conciencia ambiental. El daño


ambiental hace referencia a todos los factores físicos y químicos que hacen
evidente algún grado de contaminación ambiental, por ejemplo, la contaminación
del aire que se mide por medio de los centros de monitoreo. La conciencia
ambiental es el grado de percepción que tiene el grupo social frente al daño
ambiental. Puede que exista un daño ambiental, pero si no hay conciencia
ambiental por parte del grupo social entonces no se convierte en un problema
relevante. Cada sociedad elige el tipo de riesgos que quiere asumir y el tipo de
riesgos y preocupaciones que ignora (LEZAMA, 2004:15).

En la emergencia e internalización de los problemas ambientales en una sociedad


son varios los elementos que desempeñan un papel constitutivo en el proceso. La
preocupación por cierto tipo de problemas ambientales obedece a factores
económicos, políticos e ideológicos que hacen que la sociedad se preocupe o
ignore determinado problema y las estrategias para actuar frente a éste. Desde
esta perspectiva, los problemas ambientales son socialmente construidos por los
diversos actores que intervienen e influyen en la construcción del medio ambiente
y en la construcción de la relación sociedad- naturaleza, dichos actores tienen
determinados intereses que influyen y direccionan su acción en el grupo social.

La presente investigación indaga sobre la percepción de la contaminación del aire


en Nobsa, desde la mirada de los diferentes actores que se ven involucrados en la
contaminación del aire. A grandes rasgos, se quiere abordar y entender la
construcción del medio ambiente en Nobsa; la relación entre sociedad y
naturaleza; y averiguar la relevancia que se le da a la contaminación del aire por
parte de los actores involucrados en la problemática.

Se identifican dos tipos de actores: por un lado están los actores internos, que
corresponden al sector productor de cal y al sector industrial de carácter
empresarial, cuyas formas de producción emiten residuos que contaminan el aire.
Por otro lado, se encuentran los actores externos que corresponden a los
organismos y entidades encargados del control y monitoreo de los niveles de
contaminación atmosférica cuya acción y gestión puede incidir en la manera como
se trata el problema de contaminación en el municipio.

La investigación se orientó alrededor de dos tesis principales. La primera es que la


contaminación atmosférica en Nobsa es una construcción social de sus propios
habitantes y de los actores que intervienen en ella. Cada actor tiene una visión
diferente sobre el estado de la calidad del aire del municipio, dicha visión se
construye de acuerdo a su carga cultural, social y hasta económica. La segunda
tesis es que el modo de producción artesanal de los caleros es diametralmente
opuesto al de corte industrial y empresarial de las grandes y medianas empresas
del municipio y a veces entran en conflicto. Esto se refleja en el grado de
crecimiento económico de ambas economías; en el pasivo ambiental dejado en el
territorio; y fundamentalmente en las leyes y en las instituciones de control
ambiental que se encargan de regular y monitorear ambos tipos de economías.

La construcción social de los problemas ambientales

Como se dijo en la introducción de este documento, la investigación parte del


supuesto sociológico de que los problemas ambientales tienen una dimensión
social que permite a las comunidades reconocer y jerarquizar los diferentes tipos
de problemas ambientales que se vislumbran dentro de sus territorios. En síntesis,
se parte de la idea de que la contaminación atmosférica en Nobsa es una
construcción social de sus habitantes y de los actores inmiscuidos en ella (internos
y externos). A continuación se presentará el modelo teórico y metodológico que
guió esta investigación.

Sobre el planteamiento de la contaminación atmosférica como construcción social


se tomaron como referencia los aportes teóricos de Lezama, quien expone que, a
pesar de que la contaminación del aire sea un problema que tiene una existencia
física, este problema será socialmente relevante en la medida en que adquiera
una percepción y una valoración por parte de la comunidad que se sienta
afectada. El proceso por el cual se pasa de un riesgo físico a un riesgo
socialmente reconocido; en otras palabras, de un riesgo potencial a un riesgo real,
se encuentra determinado por el conjunto de las normas sociales, los símbolos
sociales, la ideología y el poder. En este orden de ideas, se establece que “son las
sociedades las que le dan sentido, importancia y jerarquía a los problemas, no son
éstos por sí mismos los que se imponen a la conciencia y percepción” (LEZAMA,
2004; 16).

Sumado a lo anterior, hay que tener en cuenta que en el proceso de la


internalización y en la manera en que se construyen socialmente los problemas
ambientales, juegan un papel muy importante la ideología y la política. Estos dos
factores aparecen como generadores de sesgos en cuanto a lo que es riesgoso y
lo que es seguro. En todas las sociedades existen determinados tipos de actores o
grupos sociales cuyos intereses pueden determinar, o por lo menos influir, en la
aparición y/o desaparición de un problema ambiental y sus formas de
comunicación en la esfera pública, esto es el resultado del ejercicio del poder y el
nivel de influencia que tiene cada actor social.

Para la parte metodológica, se tomaron en cuenta los aportes del sociólogo


alemán Klaus Eder (Eder, 1996), quien concibe a la naturaleza como una
construcción social y plantea una historia humana de la naturaleza que se divide
en tres dimensiones interconectadas: una construcción normativa, una
construcción cognitiva y una construcción simbólica. Lo cognitivo se refiere a la
percepción de la naturaleza, cada individuo percibe la naturaleza de acuerdo a su
relación particular con ella y moldeado por su cultura. Lo normativo se refiere a un
aspecto moral y se refiere al conjunto de normas y reglas establecidas por las
instituciones sociales para regular la relación de los individuos con la naturaleza.
Lo simbólico se refiere al significado que se le otorga a la naturaleza. (GARAVITO,
2010: 6-7).
De esta forma, la construcción del modelo teórico y metodológico de esta
investigación responde a los supuestos de que, tanto la naturaleza como el
problema de contaminación atmosférica de Nobsa, son construcciones sociales de
los actores que intervienen o influyen en el territorio. Estas construcciones sociales
se crean y re-crean de acuerdo a los intereses económicos, ideológicos y políticos
de cada actor social, además de su carga cultural. En este orden de ideas, la
investigación se centró en indagar sobre el proceso por medio del cual se aborda y
se construye socialmente el problema de la contaminación atmosférica en Nobsa,
a partir de las dimensiones cognitiva, simbólica y normativa.

Para cumplir con este objetivo, se hizo una revisión del conjunto de normas, leyes
y resoluciones que regulan las emisiones de gases que tienen origen
antropogénico a nivel nacional, departamental y local. También se realizó una
revisión de prensa para indagar desde qué años se comienza hablar de la
contaminación atmosférica y de qué forma se aborda este problema en la prensa.
Por último se realizaron diferentes entrevistas a los actores involucrados en el
problema para conocer su visión sobre éste.

Cabe recordar que los actores se encuentran clasificados en internos y externos.


Para los actores internos se logró realizar entrevistas a algunos caleros del
municipio y a los representantes de la fundación social de la empresa Acerías Paz
del Río. Para los actores externos se realizó entrevistas a diferentes funcionarios
de la alcaldía municipal. Adicionalmente se entrevistó a representantes de la
comunidad y líderes comunales para conocer la visión que tienen algunos
habitantes del municipio sobre la calidad del aire.

El negocio de la cal

El municipio de Nobsa es reconocido por la riqueza minera que alberga sus


montañas. El mineral que más se explota en la región es la piedra caliza, pero
también se encuentran yacimientos de hierro. Los habitantes del municipio
aprovecharon su potencial minero para explotar las minas de piedra caliza y
mediante un proceso de cocción dentro de un horno artesanal, la caliza se
convertía en cal. Según la autora Elba Luz Guauque, en su obra “Nobsa un paso
en la historia” (GUAUQUE, 2006: 121) el primer horno para la calcinación de cal
se construyó hacia el año de 1850 y utilizaba como combustible leña. La fama de
la piedra caliza y el aprovechamiento de la cal de Nobsa son centenarios, esta
riqueza viene a explotarse de manera más racional en la vereda de Las Caleras
hasta finales del siglo XIX.

De la leña se pasó al carbón mineral como combustible, aprovechando los


yacimientos del mineral que existen en los municipios vecinos. Con el tiempo la cal
de Nobsa ganó fama y el producto se comercializaba en toda la región, llegó al
punto de comercializarse hasta en la capital de la república. El oficio de la calería
se fue posicionando como actividad económica de gran importancia en el
municipio, bastantes familias devengaban el sustento económico de esta actividad
que proveía varios empleos debido a las múltiples funciones y trabajos que
requería la producción de cal.

El negocio de la cal se popularizó en esta región y se llegaron a construir


aproximadamente 180 hornos artesanales y rudimentarios que operaban al mismo
tiempo y con toda su capacidad. Esta situación generó el problema ambiental más
antiguo y apreciable del municipio, ya que generaba un impacto visual muy
grande, pues las partículas volátiles se condensaban y acumulaban en el aire,
disminuyendo la capacidad visual de los conductores que transitaban por la
carretera y llegando incluso a ocasionar accidentes de tránsito. Los dolientes de
esas víctimas culparon a la alcaldía municipal indirectamente, por no controlar
esas emisiones de humo.

La entidad avalada para el control y monitoreo ambiental en el departamento de


Boyacá es la Corporación autónoma de Boyacá, Corpoboyaca. Esta corporación
comenzó a regular el problema de contaminación ambiental, no sólo en Nobsa
sino en todo el valle de Sogamoso, desde el año 1999, en el cual emitió una
resolución para que los caleros dejarán de utilizar carbón como combustible y lo
sustituyeran por coque. Con este producto se reducía sustancialmente la cantidad
de partículas volátiles emitidas por la calcinación del carbón.

Sin embargo, los altos precios del coque en aquella época y la falta de una
conciencia ambiental por parte del gremio calero, motivó que los caleros siguiera
cocinando la piedra caliza con carbón. Esta situación provocó que Corpoboyaca
continuara emitiendo resoluciones con el fin de reducir el grado de contaminación
atmosférica que ya posicionaba al valle de Sogamoso como una de las regiones
más contaminadas del país. Dentro de las medidas adoptadas por Corpoboyaca
se destacan las siguientes: orden de sellamiento para aquellos hornos que se
encuentran ubicados en inmediaciones del perímetro urbano o de la carretera
principal; instauración de un “pico y placa” ambiental; programas de reconversión
tecnológica para instalar filtros, ductos y chimeneas en los hornos que quieran
seguir operando.

Como última medida, la corporación se encuentra actualmente ejecutando un


proyecto de compra de fuentes contaminantes, es decir, Corpoboyaca destinó
recursos económicos para comprar el horno de las personas que quisieran
venderlo con el fin de demolerlo y acabar con esa fuente de contaminación.

Actualmente, es notorio el cambio en el municipio, puesto que ya no se ve la nube


de humo que solía permanecer sobre el cielo nobsano. La mejoría en la calidad
del aire se debe principalmente a dos factores: la cocción de la caliza con coque y
las bajas ventas que hay en el negocio de cal, puesto que esta actividad
económica ya no es tan rentable como en años anteriores. Hoy en día el
panorama es que son muy pocos los caleros que se siguen dedicando a este
negocio en comparación con el pasado. Ellos esperan que el negocio de la cal se
vuelva a reactivar una vez concluyan sus proyectos de reconversión tecnológica,
mientras tanto cocinan la piedra caliza con el coque y esperan a la orilla de la
carretera que pase algún cliente esporádicamente para comprar aunque sea un
bulto de cal.

La industrialización del campo

El desarrollo de Nobsa en todas sus dimensiones ha estado marcado e


influenciado por las grandes factorías que hacen presencia en su territorio, la
historia del municipio desde la segunda mitad del siglo XX en adelante se ha
construido prácticamente en paralelo al asentamiento y desarrollo de dichas
factorías, marcando y definiendo procesos de urbanización y de producción en
Nobsa.

El aspecto económico ha beneficiado a una gran parte de los habitantes de Nobsa


porque ha contribuido a presentar alternativas laborales. El desarrollo de la
industria generó la migración de mano de obra de diversas regiones del país que
buscaban trabajo en las empresas industriales de Nobsa, de esta forma, muchas
personas optaron por residenciarse en el municipio al ser vinculadas a alguna de
las empresas.

Sn embargo, estas mismas empresas industriales han generado otra serie de


aspectos no tan beneficiosos para el municipio, y que probablemente, son
consecuencias no deseadas del mismo crecimiento económico. Uno de estos
aspectos tiene que ver con el riesgo ambiental que corre el municipio a causa de
los procesos productivos que llevan a cabo las empresas, y el otro aspecto, tiene
que ver con la entrada del neoliberalismo al país cuya política de fomentar la
inversión extranjera trajo como consecuencia que las empresas de esta región,
abanderadas de la industria nacional, capitalizaran la mayor parte de sus acciones
a multinacionales extranjeras.

La empresa Acerías Paz del Río se encuentra ubicada en el corregimiento de


Belencito, antigua hacienda Belencito. En esta región de Boyacá, antes de la
constitución de la empresa, los habitantes mantenían relaciones pre-capitalistas
con los dueños de la tierra. Estas relaciones de aparcería se fueron transformando
en unas de tipo proletario e industrial, los campesinos que habitaban esta región
tuvieron que vivir un proceso de cambio cultural y social por causa de un gran
proyecto industrial que fue dirigido como política de Estado.

En el año 1954 empezó a operar la empresa, dando inicio al proceso de


transformación anteriormente descrito, y por supuesto, comenzando a dejar el
pasivo ambiental que aun hoy en día se mantiene en el territorio. Después de
varias décadas de prosperidad, para finales de los años noventa, la empresa no
generaba mayores dividendos y entra en un período de crisis económica muy
fuerte. Para contrarrestar estos efectos negativos en la economía de la empresa,
el gobierno nacional decide subastar la compañía, fue así como la multinacional
de origen brasilero Votorantim se hizo acreedora del 72,6% de las acciones de la
compañía. La empresa que fue el símbolo nacional de la industrialización y el
crecimiento económico del país, pasó a manos de un grupo de inversores
brasileros.

Conclusiones

Si bien existen normas y consensos ambientales que regulan a nivel global,


nacional y local el estado del medio ambiente, el uso y el acceso a los recursos,
entre otras consideraciones, resulta un hecho controversial que estas legislaciones
no se aplican de igual manera a todos los actores económicos que causan un
pasivo ambiental en los territorios. Mientras que las normas y los castigos se
endurecen para los pequeños productores, para las grandes empresas cada vez
es más fácil adquirir una licencia ambiental o un permiso de explotación. Esto
sucede porque la gran industria puede movilizar una gran cantidad de recursos
económicos e influencias políticas para lograr agilizar los trámites necesarios a la
hora de conseguir un aval jurídico para su producción.

En este orden de ideas, se pone de manifiesto que en el momento en que una


comunidad se enfrenta a un problema ambiental, este es reconocido y tratado por
los diversos actores que influyen en el territorio de diversas maneras. No basta
con que se reconozca el problema de contaminación del aire que se tiene en
Nobsa para encontrarle una solución institucional. El reconocimiento de esta
problemática pasa sobre todo por un factor de tipo económico, pues la principal
causa de la contaminación del municipio es su contexto de industria pesada y
artesanal. Si bien los índices de contaminación del aire han disminuido
notoriamente por causa de la regulación hecha a las caleras, existe la sensación
de que durante este proceso se atacaron a los pequeños productores y se les
atribuyó toda la responsabilidad de la contaminación, mientras que la industria
pesada continua con sus emisiones y sus operaciones de producción porque
aparentemente el gobierno y sus instituciones competentes mantienen bajo control
y dentro de la norma ambiental a dichas empresas.

Para concluir, hay que decir que los problemas ambientales deben tratarse y
mitigarse de manera integral, no simplemente desde sus aspectos técnicos, físicos
y químicos. Los problemas ambientales que tienen una causa antropogénica,
exigen la búsqueda de soluciones desde la interdisciplinariedad para encontrar
caminos alternos a los obstáculos económicos, políticos y culturales que median
en la construcción y en la mitigación de problemas ambientales.
Bibliografia

Garavito, L. (2009). La indagación sociológica contemporánea sobre la


“naturaleza”. Territorios, 20-21, pp. 207-217.

Guauque, E. L. (2006). Nobsa un paso en la historia. Alcaldía municipal de Nobsa.

Lezama, J. L. (2004). La construcción social y política del medio ambiente. México:


El Colegio de México.
ANEXOS

Fuente: sitio web del municipio de Pajarito, Boyacá. http://www.pajarito-


boyaca.gov.co/mapas_municipio.shtml?apc=bcMapas%20Pol%EDticos-1-&x=2785557
Fuente: Sitio web del municipio de Tota, Boyacá. http://www.tota-
boyaca.gov.co/mapas_municipio.shtml?apc=bcxx-1-&x=2662077
Fuente: Sitio web del municipio de Nobsa, Boyacá. http://www.nobsa-
boyaca.gov.co/mapas_municipio.shtml?apc=bcxx-1-&x=1475937

También podría gustarte