Está en la página 1de 16

FACULTAD DE MEDICINA - ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA

HUMANA DEPARTAMENTO ACADÉMICO DE CIENCIAS CLÍNICAS


ASIGNATURA DE EPIDEMIOLOGÍA

SEMINARIO O4:

PREVALENCIA DE ENFERMEDADES
OCUPACIONALES EN PERSONAL DE
SALUD

 DOCENTE:
o Dr. MIGUEL ORTEGA CARRASCO

 SEMESTRE:
o 2019 – I

 CICLO:
o 7°

 ALUMNOS:
o DIAZ GIL, LUZ KAREN 201510051
o LIMACHE PANTA, RONALD 201610200
o RAMOS GIL, ROSARIO 201410076
o TARRILLO ESPINOZA, CRISTHIAN 20131172
o TORRES RODAS, ANABELLY 201410083

Pimentel, 25 de Junio del 2019


I. INTRODUCCIÓN

Según la O.M.S. la salud laboral tiene como objetivo "fomentar y mantener


el más alto nivel de bienestar físico, mental y social de los trabajadores en
todas las profesiones, prevenir todos los daños a la salud de éstos por las
condiciones de su trabajo, protegerlos en su trabajo contra los riesgos para
la salud y colocar y mantener al trabajador en un empleo que convenga a
sus aptitudes psicológicas y fisiológicas".

Por ello entendemos que los objetivos de la salud laboral son la


"prevención de la enfermedad profesional, del accidente de trabajo, del
disconfort del trabajador y de la promoción de la salud".

La vigilancia de la salud se define como "el control y seguimiento del


estado de salud de los trabajadores con el fin de detectar signos de
enfermedades derivadas del trabajo y tomar medidas para reducir la
probabilidad de daños o alteraciones posteriores de la salud".

Por todo ello se puede manifestar que las alteraciones de la salud de los
trabajadores, es decir las patologías, ocasionadas por las condiciones de
trabajo, se clasifican en patologías específicas o inespecíficas, según exista
o no una clara relación de causa efecto entre las condiciones de trabajo y las
alteraciones del estado de salud del trabajador:

a. Patología laboral específica, en la que existe una relación directa


entre el trabajo y las lesiones o alteraciones funcionales del
trabajador y a su vez la constituyen los "accidentes de trabajo" y
las enfermedades profesionales".

b. Patología laboral inespecífica, cuando existe una influencia o


relación con el trabajo, y la constituyen las enfermedades del
trabajo y las enfermedades relacionadas con el trabajo.
II. OBJETIVOS

 Analizar y comprender la prevalencia de enfermedades


ocupacionales.
 Analizar las categorías que causan alteraciones en la salud de los
trabajadores.
 Analizar los riesgos para la salud de los trabajadores del sector salud.
III. MARCO TEÓRICO

1. DEFINICIÓN

Desde su inicio, la actividad laboral del ser humano ha permitido


transformar el mundo, aunque también ha generado riesgos y
enfermedades relacionadas al trabajo. El dinamismo económico social y
las nuevas formas de trabajo han introducido nuevos riesgos y
enfermedades ocupacionales emergentes siendo su vigilancia continua,
conocimiento y abordaje indispensables para alcanzar la salud de los
trabajadores. La salud ocupacional, rama de la salud pública, constituye
uno de los cimientos fundamentales en el desarrollo de un país. El
abordaje de la “salud del trabajador”, en un contexto integral y
multidisciplinario, no sólo analiza los hechos mórbidos que ocurren a
razón de las condiciones de trabajo y riesgos ocupacionales sino también
las condiciones en las cuales se vive y se trabaja. La población
trabajadora constituye la mitad de la población del mundo. Se estima que
la carga global de enfermedad por accidentes y enfermedades
relacionadas al trabajo es de 2,78 millones de muertes, lo que representa
el 5% del total de muertes a nivel mundial, que en su mayoría
corresponden a enfermedades relacionadas al trabajo (86,3%) y
accidentes mortales (13,7%); es decir, cada día mueren más de 7 500
personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas al trabajo.

Analizaremos en forma general el estado de avance del Perú como país


miembro OMS que ha participado y se ha adherido al Plan de Acción
sobre la Salud de los trabajadores en base a las líneas estratégicas de
acción propuestas

Elaborar Y Actualizar La Legislación Y Los Reglamentos Técnicos


Sobre La Salud De Los Trabajadores

Ya se cuenta con la Ley General de Seguridad y Salud en el Trabajo, su


reglamento y modificatorias que aplican a todos los sectores económicos
y a nivel nacional, un Sistema Nacional de Seguridad y Salud con
conformación tripartita (Estado, trabajadores y empleadores) y un marco
normativo relacionado. Sin embargo, no se ha alcanzado un adecuado
cumplimiento en todos los sectores. Así mismo, se requiere armonizar la
legislación y normativa relacionada a la salud de los trabajadores y
trabajadoras entre los organismos y ministerios correspondientes. En
relación a la vigilancia de la salud de los trabajadores y normas
específicas se requieren su revisión, actualización y sistematización.
Desde el 2017 se cuenta con el Plan Nacional de Seguridad y Salud en el
Trabajo 2017-2021 cuyos ejes de acción están alineados a los convenios
y organismos internacionales, su desarrollo y cumplimiento debe ser
prioritario.

Identificar, Evaluar, Prevenir Y Controlar Las Condiciones Y


Exposiciones Peligrosas En El Trabajo

La identificación y evaluación de las condiciones de trabajo y exposiciones


peligrosas requiere atención por parte del Estado. Actualmente, se cuenta
con normativa sectorial en minería, hidrocarburos, electricidad, pesquería,
construcción entre otras; sin embargo, no se ha implementado normativa
en el sector agrícola que representa el mayor porcentaje de la PEA.
También es necesario ver las estrategias para abordar al sector de la
economía informal (representa cerca del 71% de los trabajadores) cuya
siniestralidad es presumiblemente significativa. Se debe fortalecer la
implementación de programas de prevención e intervención de
desórdenes músculo-esqueléticos, cáncer profesional, riesgos
psicosociales y control de violencia en lugar de trabajo.

Aumentar El Acceso Y La Cobertura De Los Servicios De Salud


Para Los Trabajadores

Rantanen et al. estimaron una cobertura baja de los servicios de salud


ocupacional (SSO, del inglés occupational health services) en el Perú
(aproximadamente el 10% de cobertura reportada). En los últimos cinco
años ha habido un crecimiento exponencial de los SSO para los
trabajadores formales, que inicialmente se enfocaron en la realización de
evaluaciones médicas ocupacionales y posteriormente en el
establecimiento de SSO en las empresas; este crecimiento requiere
estandarizar y supervisar su práctica por los organismos responsables,
tomando como base el cumplimiento de los principios éticos, técnicos
basados en evidencia científica, alineados a los estándares
internacionales y de calidad. La OMS enfatizó recientemente la
revitalización de los servicios de atención primaria y la integración de
servicios básicos de salud ocupacional en el sistema; la experiencia de
otros países podría evaluarse y aplicarse a nuestra realidad. Por otro lado,
uno de cada 16 trabajadores de la PEA y uno de cada 10 trabajadores
que realizan actividad de alto riesgo está asegurado: se debe revisar el
listado de actividades de alto riesgo y a mediano plazo implementar el
aseguramiento universal.

Uno de los principios básicos para el desarrollo de SSO de acuerdo al


convenio N° 161 de la OIT es organizarlos con equipos multidisciplinarios,
los mismos que requieren formación y competencias específicas para su
ejercicio, trabajo que debería realizarse en conjunto con las
universidades, colegios profesionales y sociedades científicas.
Promover La Salud, El Bienestar Y El Trabajo Saludable En El Lugar
De Trabajo

Se ha descrito que una adecuada atención integral de la salud de los


trabajadores mejora la productividad. En este sentido, se debería adoptar
el modelo de gestión de entornos saludables en el lugar de trabajo
propuesto por la OMS y desarrollar la aplicación efectiva basada en la
evidencia de intervenciones prácticas en promoción de la salud, bienestar
laboral y calidad de vida en el trabajo.

Fortalecer La Capacidad De Diagnóstico, Los Sistemas De


Información, La Vigilancia Epidemiológica, Y La Investigación De
Enfermedades, Los Accidentes Y Las Muertes De Trabajo

La adecuada gestión de la información es indispensable para la vigilancia


de la salud del trabajador. Es necesario implementar un sistema integrado
y homogéneo de información de notificación de accidentes, enfermedades
y muertes en el trabajo. Así mismo, se deben desarrollar protocolos o
guías de diagnóstico de enfermedades profesionales que faciliten su
reconocimiento y promover la investigación a fin de generar conocimiento
y evidencia para los responsables de políticas y toma de decisiones.
Finalmente concluimos que la salud de los trabajadores debe ser una
prioridad para todos los sectores y más para el sector salud; es necesario
el trabajo en conjunto con las instituciones, sociedades científicas y
organismos vinculantes de manera armonizada y consensuada para
fortalecer los lineamientos propuestos teniendo como finalidad primordial
la prevención, protección y promoción de la salud de los trabajadores y
trabajadoras formales e informales en todos los rubros de actividad
económica y regiones del país.

2. EVOLUCIÓN DEL CONCEPTO DE SALUD ENFERMEDAD

3. ENFERMEDADES PROFESIONALES Y ENFERMEDADES


OCUPACIONALES

Las alteraciones en la salud relacionadas con el trabajo pueden agruparse


en las siguientes categorías:
Accidente de trabajo
En términos científicos y con el objetivo de la prevención se entiende como
accidente de trabajo a la ruptura en el equilibrio necesario entre el hombre
y sus condiciones de trabajo.
Es un evento no planeado, dado en la relación compleja del individuo y su
ambiente de actividad productiva que da como resultado un deterioro de
esa relación.
Representa un daño y un sufrimiento para el trabajador y daños para el
proceso productivo (pérdidas de tiempo y productividad, rotura de
equipos, pérdida de materiales, etc).
Un accidente de trabajo es siempre el resultado de la interacción de
múltiples factores entre los que se destacan los propios del medio
ambiente de trabajo (condiciones físicas ambientales de trabajo, equipos
de trabajo, organización de trabajo, ritmos de trabajo, relaciones de
trabajo, etc.) y los del individuo (características antropológicas, carga,
fatiga, calificación, nutrición, estado de salud, etc.).
El subregistro de accidentes de trabajo es un hecho sumamente grave,
entre las razones que explican este fenómeno encontramos desde
trabajadores que muchas veces prefieren no denunciarlos por temor al
despido o para continuar percibiendo la totalidad de su salario o porque
no identifican el hecho como accidentes de trabajo (Ej.: heridas punzantes
en el personal sanitario) o porque los trámites para formalizar tal denuncia
implican procedimientos burocráticos de alta complejidad, hasta
empleadores que evaden su responsabilidad (trabajo tercerizado o
informal) o eludiendo el pago de primas más costosas por su
siniestralidad.

Enfermedades Profesionales:
Las enfermedades profesionales, desde una concepción médico legal, se
definen como cualquier condición anatomopatológica debida a la acción
específica de las condiciones de trabajo y medio ambiente laboral, es decir
son aquellas causadas directa y exclusivamente por un agente de riesgo
propio del medio ambiente de trabajo.
Tienen consecuencias directas sobre el expuesto causando alteraciones
reversibles, irreversibles (incapacidad) o muerte y algunas veces
repercusiones sobre sus descendientes.
criterio para definir una patología como profesional se basa en la
presencia en el medio ambiente de trabajo de un agente de riesgo
reconocido científicamente como tal, condiciones de exposición
determinadas por las características de la actividad desarrollada y entidad
nosológica definida, unidos por una relación de causalidad basada en
criterios anatomoclínicos y epidemiológicos que demuestren mayor
incidencia en la población expuesta que en la población general, confronta
con el criterio legislativo de listas cerradas que hacen que lo que en un
país resulta enfermedad profesional no lo sea para otro.
El reconocimiento de ellas es lento, costoso y conflictivo, especialmente
en el caso de nuevas materias primas, procesos o productos. El
subregistro es todavía más grave que en los accidentes de trabajo.
Entre las razones que explican el limitado conocimiento y denuncia de las
enfermedades profesionales podemos citar:
a) su naturaleza insidiosa que dificulta su identificación y detección
precoz,
b) la falta de especificidad en la semiología de algunas de ellas que las
confunde con otras enfermedades no profesionales,
c) tal vez la principal razón, radique en la escasa preparación que el
personal de salud tiene sobre la etiopatogenia y diagnóstico de las
enfermedades profesionales.

Enfermedades y lesiones relacionadas con el trabajo:


Un comité de expertos de la OMS recomendó que además de las
enfermedades profesionales reconocidas se introdujera el término
"enfermedad relacionada con el trabajo", para aquellas enfermedades en
las cuales las condiciones y medio ambiente de trabajo influyen
considerablemente.
Se constituye así un grupo muy amplio de enfermedades que si bien no
reconocen como único agente causal al trabajo, pueden verse
desencadenadas, agravadas o aceleradas por factores de riesgo
presentes en el medio ambiente de trabajo.
Para ilustrar al lector citaremos algunos ejemplos:
Enfermedades cardiovasculares: La hipertensión arterial y la enfermedad
coronaria son dos ejemplos de enfermedades de alta incidencia en la
población que pueden desencadenarse, agravarse o acelerar su
evolución en condiciones de trabajo que expongan al individuo a
situaciones de estrés térmico, sobrecarga física, turnos rotativos o estrés
mental por sobrecarga psíquica de trabajo.
Enfermedades músculo-esqueléticas: Los dolores de la región lumbar, de
los hombros o de la nuca se ven con mucha más frecuencia entre
trabajadores cuyas condiciones de trabajo les exigen una sobrecarga
mayor a dichos segmentos corporales ej.: choferes, enfermeros, y toda
otra actividad que implique trabajo manual pesado, posturas incómodas o
estáticas por períodos de tiempo prolongado inclinaciones o torsiones
frecuentes y el deficiente diseño ergonómico de los lugares de trabajo.
Enfermedades psicosomáticas: Las inadecuadas condiciones y medio
ambiente de trabajo se relacionan en forma directa, aunque no mono
causal, con la aparición de enfermedades como el consumo y
dependencia de alcohol, tabaco o drogas de abuso y afectan a
trabajadores expuestos a situaciones de alto estrés ya sea por sobrecarga
física o psíquica, migración, ansiedad o temor.
El trabajo en turnos rotativos se vincula a la presencia de úlceras,
perturbaciones del sueño, apetito y trastornos gastrointestinales.
Envejecimiento precoz, alteraciones de la reproducción y cáncer: Son
otros de los problemas de salud que sabemos se desencadenan, aceleran
o agravan por las condiciones de trabajo.
El simple análisis de estos ejemplos demuestra la dimensión de la
problemática
de la salud relacionada con el trabajo. Un ambiente de trabajo saludable
es esencial, no sólo para lograr la salud de los trabajadores, sino también
para hacer un aporte positivo a la productividad, la motivación laboral, el
espíritu de trabajo, la satisfacción en el trabajo y la calidad de vida general.

4. RIESGOS PARA LA SALUD DE LOS TRABAJADORES DE SALUD

El espacio de trabajo en el sector de la salud no escapa a las


consideraciones antes presentadas. Introducir la salud de los trabajadores
del sector salud en las políticas de gestión del sector resulta ser prioritaria,
sobre todo si concebimos la necesidad de una reformulación del sector.
De acuerdo a la opinión de Jaime Breilh se “han acumulado muchos
estudios que demuestran la existencia de procesos destructivos que, de
modo abierto o encubierto, deterioran a los profesionales de distinto tipo
y trabajadores de la salud que laboran en unidades hospitalarias.” El
análisis de las condiciones de trabajo en los servicios de salud es
técnicamente complejo y en general poco considerado en las políticas de
gestión de los servicios. La siguiente clasificación identifica factores de
riesgos presentes en los diferentes procesos laborales existentes en los
servicios a la salud. Es también posible identificar factores protectores
para la salud laboral que integran los también llamados procesos
saludables. A modo de ejemplo señalamos como parte de estos procesos,
el sentido de pertenecía y la jerarquización del rol por lo social.

4.1. GRUPO I: FACTORES VINCULADOS AL MICROLIMA


Existen áreas, particularmente en plantas físicas de sanatorios y/u
Hospitales en que estos aspectos cobran gran peso como
determinantes de disconfort en el personal del área. En particular
hacemos referencia a la sobrecarga térmica (exposición a calor) a
la que esta muchas veces sometido el personal de los Lavaderos,
Cocinas y Centros de Materiales. Esta carga de calor está
básicamente determinada por la existencia de fuentes de calor
(hornallas, hornos, secadoras, autoclaves, etc.) en un microclima
de elevada tensión de vapor ambiental. La situación de sobrecarga
térmica por calor húmedo resulta ser de difícil manejo, en particular
por encontrase bloqueado uno de los mecanismo fisiológicos de
disipación del calor interno como es el de la evaporación del sudor.
Es necesario mejora los mecanismos de extracción del vapor sobre
las fuentes así como lograr la inyección de aire fresco al ambiente.
4.2. GRIPO II: FACTORES CONTAMINANTES
Son aquellos factores de riesgo propios de los procesos
particulares de trabajo, que por su naturaleza son factores de
riesgos físicos, químicos y biológicos.

Se destacan dentro de los factores de riesgo físicos, la exposición


a radiaciones ionizantes. El personal de salud más expuesto
corresponde a los servicios de: radiología, radioterapia y medicina
nuclear.

Dentro de los factores químicos de riesgo ocupacional


destacamos la exposición a citostáticos, gases anestésicos, oxido
de etileno y diferentes antisépticos y /o desinfectantes.

 Con relación a los citostáticos el mayor riesgo está vinculado


a la preparación y/o administración de los mismos.
Destacando como vías de ingreso la respiratoria por la
formación de aerosoles durante la preparación y la vía
dérmica por contacto directo. El riesgo descrito en el
personal es mutagénico cancerígeno. Las acciones sobre el
ambiente son las que hay que priorizar en particular en la
preparación de la medicación. Los procedimientos de
preparación de medicación citostática vía parenteral
deberán realizarse en cabinas de flujo laminar vertical (clase
II, tipo B).Como medidas transitorias se deberá destinar un
área exclusiva para la preparación de los citostáticos, bien
ventilada y el personal haciendo uso de mascarilla,
protectores oculares, doble par de guantes desechables de
látex, así como batas con mangas de puño cerrados. La
supervisión del personal en cuanto al grado de cumplimiento
de las medidas de seguridad, así como el control de salud
del personal expuesto resulta ser relevante.

 De por sí el block quirúrgico es un lugar de trabajo


contaminado por gases y vapores anestésicos tanto por
salida de gases excedentes del circuito anestésico y de
respirador mecánico por escape de circuito. Han sido
descriptos en lo expuesto daños hepáticos, abortos y
malformaciones. La incorporación tecnológica, tanto en
fármacos como en equipos, así como mantener buenos
niveles de ventilación son las acciones correctivas más
eficaces para el control ambiental en los quirófanos.
 En cuanto al óxido de etileno resulta ser un riesgo para el
personal de Centro de Materiales que esterilizan con
cámaras de dicho gas. Están descriptos efectos agudos
(irritante cutáneo-mucoso) y efectos crónicos en la esfera
neurológica reproductiva y probable acción cancerígena.
Con relación a los diferentes antisépticos y desinfectantes
es de destacar la importancia que los mismos tienen en la
génesis de dermatosis profesional.

 El formaldehído es un contaminante habitual en los


laboratorios, en particular de anatomía patológica, con
efectos irritante y alergizante para el personal expuesto. En
los mismos están descritos eccema de contacto y asma. El
formaldehído es considerado como un probable
cancerígeno humano. Las medidas tendientes a controlar
las emisiones de los vapores, así como la aspiración
localizada sobre las fuentes son las medidas recomendadas
para el control de la exposición.

Dentro de los riesgos biológicos destacamos el problema de la


Hepatitis B y C y HIV. Tienen en común como formas de
transmisión la parenteral y o exposición en mucosas de origen
accidental. Siendo estimado el riesgo de transmisión muy superior
para la Hepatitis B que en el caso de HIV. El mecanismo más
frecuente es la exposición accidental parenteral, siendo la
maniobra de encapuchar la aguja, una causa muy habitual de
accidente. La vacunación del personal expuesto es la acción
preventiva más eficaz, en el caso particular de la Hepatitis B,
conjuntamente con todas aquellas medidas para el descarte seguro
de materiales corto-punzantes y de las diferentes muestras
biológicas.

4.3. GRUPO III: PROCESOS PELIGROSOS VINCULADOS A LA


FATIGA FÍSICA
Los factores de riesgo vinculados a la carga física, tanto estática
como dinámica, son relevantes dentro del personal auxiliar de
servicios y de enfermería de los diferentes servicios de salud.
Siendo determinado por el levantamiento de pesos en posiciones
incómodas, por ejemplo, movilización de pacientes y posturas de
pie prolongadas entre otros aspectos. Esto último es explicativo de
la elevada frecuencia de trastornos ósteo-articulares y musculares,
en particular de la columna vertebral, en el personal sanitario. El
dolor bajo de espalda es causa frecuente de molestia y ausentismo
entre el personal auxiliar y de enfermería. Por tal motivo resulta
necesario instrumentar programas de protección e higiene de la
columna vertebral dentro del personal de los centros asistenciales.

Son frecuentes también las lesiones de tipo tenosinovitis, en


miembros superiores, en particular en trabajadores de áreas de
apoyo y o producción con importante actividad manual repetitiva.
Este tipo de patología es denominada como lesiones a esfuerzo
repetitivo o disturbios osteo-mio-articulares por sobre uso,
expresan en definitiva una mala organización de las tareas.

4.4. GRUPO IV: FACTORES DE RIESGOS VINCULADOS A LA


ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO Y LOS TIEMPOS DE
DESCANSO
Los factores propios de la organización del trabajo se los vincula
estrechamente con aspectos que hacen a la satisfacción del
trabajador, así como en la identificación como ser social. El
hombre, por tanto, tiene necesidades de ser satisfechas por el
trabajo que cuando el mismo no lo es, entra en conflicto, siendo la
misma causa potencial de carga mental, estrés entre otros
aspectos.

Haremos mención algunos de estos factores que son del área


psico-social y en gran medida condicionante de estrés dentro del
personal sanitario. Tiempo de trabajo, turnos, tiempos de
descanso, el contenido del trabajo, la remuneración entre otros
componentes.

 El trabajo a turno, así como el trabajo nocturno son


frecuentes e importante factor de riesgo psico-somático al
romper, este modelo de organización, con los ciclos
biológicos y sociales del trabajador. Siendo una importante
causa de fatiga y desgaste psíquico.

 El contenido propio del trabajo (vida-muerte) así como el


multiempleo son importantes estresantes para el trabajador
de la salud. Últimamente se ha destacado la presencia del
llamado Síndrome de Burnout entre el personal sanitario.
Maslasch y Jackson (1986) definieron al síndrome de
burnout como un síndrome de agotamiento emocional,
despersonalización y bajos sentimientos de realización
personal, que se observa básicamente entre trabajadores
cuyo objetivo de trabajo son las personas. Desde las
corrientes cognitivas se interpreta la generación del
síndrome como una respuesta al estrés laboral resultado del
fallo percibido de las estrategias empleadas.

5. ESTUDIOS OBSERVACIONALES Y CORRELACIONES


IV. CONCLUSIONES

 La población trabajadora constituye la mitad de la población del


mundo. Se estima que la carga global de enfermedad por accidentes
y enfermedades relacionadas al trabajo es de 2,78 millones de
muertes, lo que representa el 5% del total de muertes a nivel mundial,
que en su mayoría corresponden a enfermedades relacionadas al
trabajo (86,3%) y accidentes mortales (13,7%); es decir, cada día
mueren más de 7 500 personas a causa de accidentes o
enfermedades relacionadas al trabajo.
 las categorías que causan alteraciones en la salud de los
trabajadores. accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y
enfermedades y lesiones relacionadas con el trabajo.
 Los riesgos para la salud de los trabajadores del sector salud se
agrupan en: Grupo I(factores vinculados al Microclima), Grupo
II(factores que clásicamente se definen como contaminantes) y Grupo
III(procesos peligrosos vinculados a la fatiga física).
V. BIBLIOGRAFÍA

 César Cano Candiotti, José Francia Romero. Estado de avance de la


salud de los trabajadores en Perú. Perú 2018. [Citado el 22 de Junio
del 2018]. Disponible en:
http://www.scielo.org.pe/pdf/amp/v35n1/a01v35n1.pdf

 José Valle. Salud Ocupacional en Perú: Situación y Evolución,


tendencias en enfermedades ocupacionales. Perú 1027. [Citado el 22
de Junio del 2018]. Disponible en: https://bsginstitute.com/bs-
campus/blog/Salud-Ocupacional-en-Peru-Situacion-y-Evolucion-121

 Dr. Héctor A. Nieto, Dr. Fernando Tomasina. La Salud de los


trabajadores de la salud: Estrategias e intervenciones. Argentina
2003. [Citado el 22 de Junio del 2018]. Disponible en:
file:///C:/Users/vallery/Desktop/Rosario/Epidemiolog%C3%ADa/IV%2
0UNIDAD/Seminario%20%2304/m4-lp-estrategias-
NietoTomasina_borrador_1_.pdf