Está en la página 1de 28

Contenido

3 Prólogo
5 El árbol en la ciudad
6 Antecedentes
6 Convenio 055 de 2007
Objetivo general
Objetivos específicos
Fase de diagnóstico fitosanitario
9 Principales insectos plaga y enfermedades presentes en el
arbolado urbano de la localidad de Chapinero.
9 Escamas cerosas, Ceroplastes spp. (Hemíptera: Coccidae).
10 Cochinillas algodonosas o harinosas, Pseudococcus
spp. (Hemiptera: Coccidae).
12 Escama verde, Pulvinaria psidii (Hemíptera: Coccidae).
14 Escama algodonosa o acanalada, Icerya montserratensis
(Hemíptera: Margarodidae).
15 Escama hemisférica, Saissetia coffeae
(Homóptera: Coccidae).
16 Calophya schini Tuthill (Hemíptera: Psyllidae).
17 Chinche del urapán, Tropidosteptes chapingoensis Carvalho
& Rosas (Hemiptera: Miridae).
18 Escamas agalla (Hemiptera: Kermesidae) en Roble (Quercus
humboldtii).
18 Aconophora sp. (Hemiptera: Membracidae) en chicalá (Tecoma
stans).
20 Sangalopsis sp (Lepidoptera: Geometridae) en sangregado
(Croton spp).
22 Síntoma de «escoba de bruja» en sangregado (Croton sp).
23 Psílido del escudo, Glycaspis brimblecombei Moore (Hemíptera:
Psyllidae) en eucalipto (Eucaliptus spp).
25 Plan de manejo fitosanitario en la localidad de Chapinero.
27 Bibliografía
29 Glosario

2
Prólogo

El Programa de Arborización Urbana de la ciudad de Bogotá


tiene entre sus aspectos fundamentales la articulación de esfuer-
zos interinstitucionales para la atención y el mantenimiento del
patrimonio arbóreo de la ciudad, así como el empoderamiento
de las instituciones públicas para que asuman adecuadamente
su manejo.

En este marco se circunscribe la ejecución de estrategias coordi-


nadas de trabajo institucional, de las cuales surgió el documento
que hoy tiene en sus manos, producto del Convenio 055 de 2007
suscrito entre la Alcaldía Local de Chapinero y el Jardín Botánico
de Bogotá José Celestino Mutis. Su objeto fue «Aunar recursos
técnicos, administrativos y financieros para el mejoramiento
de la sanidad vegetal del arbolado urbano joven y adulto de la
Localidad de Chapinero del D.C.».

En el año 2007 se llevaron a cabo el Censo del Arbolado Urbano


de Bogotá, CAU, y el Plan Local de Arborización Urbana, PLAU,
de Chapinero. El primero indicó que la localidad contaba con
47.956 árboles ubicados en espacio público y el segundo que al-
rededor de 8.175 de ellos se encontraban en estado crítico desde
el punto de vista fitosanitario.

Con base en lo anterior, y teniendo en cuenta el conocimiento del


autor respecto a las condiciones de salud del arbolado urbano
de Bogotá, se hizo un estudio por parte del Jardín Botánico para
diagnosticar en campo esta problemática de salud vegetal de la
localidad.

En el desarrollo de las actividades, y como primer reporte para


el país, se detectó la presencia del insecto plaga de carácter
cuarentenario Glycaspis brimblecombei en ejemplares de eu-
calipto, Eucalyptus sp. y la enfermedad «escoba de bruja» en
ejemplares de sangregado, Croton spp., situaciones sin prece-
dentes en el país.

3
Con base en el diagnóstico presentado se elaboró un plan de
manejo fitosanitario a corto y mediano plazo, el cual incluyó la
intervención de 918 árboles: los ejemplares de sangregado se
reportaron para ser talados y los eucaliptos se proyectaron para
su manejo.

En este documento el lector podrá conocer los procesos que


llevaron a la ejecución de estas acciones. Aborda las condiciones
del árbol en el contexto urbano, expone los resultados del
diagnóstico fitosanitario y la identificación de los principales
limitantes de salud que presentan los árboles, describe la
generalidad de la problemática investigada y aborda los aspectos
técnicos y operativos para el manejo fitosanitario.

Este documento es la representación de la gestión, apoyo y volun-


tad del personal del Jardín Botánico José Celestino Mutis y de la
Alcaldía Local de Chapinero. Tanto a ellos, como a la comunidad
que ha hecho suya la preocupación por el cuidado de los árboles
de su localidad, enviamos un sincero saludo de agradecimiento.

Herman Martínez Gómez Blanca Inés Durán Hernández


Director Alcaldesa
Jardín Botánico de Bogotá Localidad de Chapinero
José Celestino Mutis.

4
El árbol en la ciudad

En condiciones urbanas el árbol se encuentra sometido a con-


diciones adversas de tipo biótico y abiótico. Los problemas de
tipo abiótico se refieren a todo aquello relacionado con un medio
ambiente desfavorable: suelos (toxicidad, propiedades físicas y
químicas adversas y limitado sustrato para el desarrollo adecua-
do de raíces), déficit o exceso hídrico, contaminación ambiental y
cambios extremos de temperatura.

Los factores bióticos se relacionan principalmente con la ocurren-


cia de plagas, enfermedades y daño antrópico —heridas infligidas
al árbol de manera intencional o indirecta por el hombre—. Es
posible que la ocurrencia de un problema biótico sea consecuen-
cia indirecta de factores de tipo abiótico, ya que la alteración de
la fisiología de la planta puede debilitar sus defensas naturales
contra plagas y enfermedades.

De acuerdo con Birks y Robinson (2000) los problemas fitosanita-


rios en especies forestales ocasionan debilitamiento, crecimiento
lento, baja calidad o cantidad en sus productos —madera, follaje,
componentes estéticos— y pérdida total de los ejemplares. La
valoración de estos efectos cambia dependiendo del ambiente
en el cual se encuentra el árbol. Por ejemplo, cuando se trata de
árboles urbanos la importancia y las estrategias de acción son
diferentes a las utilizadas cuando se trata de árboles involucrados
en sistemas de producción intensiva —bosques para explotación
maderable—.

5
Antecedentes
El Plan Local de Arborización Urbana, PLAU, de Chapinero reporta 8175 árboles
(17% del total) en estado crítico desde el punto de vista fitosanitario. El urapán es
la especie más abundante de la localidad y es la que presenta el mayor grado de
incidencia —porcentaje de individuos afectados—. En segundo lugar se encuentra el
sauco (Sambucus nigra), especie que ocupa los primeros lugares de afectación por
casi todos los síntomas que se presentan en las hojas, aunque con bajos porcentajes
de afectación en la mayoría de los casos. En el falso pimiento (Shinus molle) el censo
del arbolado urbano, CAU, detectó importantes limitantes fitosanitarios al igual que en
el sangregado (Croton spp.).

Convenio 055 de 2007


Objetivo general
Aunar recursos técnicos, administrativos y financieros para el mejoramiento de la
sanidad vegetal del arbolado urbano joven y adulto de la localidad de Chapinero del
Distrito Capital.

Objetivos específicos
1. Realizar un diagnóstico fitosanitario detallado de los árboles identificados por
el PLAU.
2. Efectuar la identificación taxonómica de las plagas encontradas en el diagnós-
tico sanitario.
3. Socializar con la comunidad y con la administración local la problemática fitos-
anitaria identificada y las medidas correctivas previstas para su control.
4. Realizar la intervención sanitaria de los árboles enfermos emplazados en el
espacio público de la localidad de Chapinero.
5. Identificar en la base cartográfica del Censo del Arbolado Urbano, CAU, del
Jardín Botánico los individuos intervenidos a través del Convenio.
6. Realizar un plan de intervención sanitaria que debe ejecutarse a mediano y
largo plazo.

Fase de diagnóstico fitosanitario


Los resultados del estudio arrojan que:
1. El CAU indica que la localidad de Chapinero cuenta con 4677 árboles de

6
urapán (Fraxinus chinensis), de 7. Sangregado (Croton spp.). La prin-
los cuales 3250 presentan afec- cipal limitante fitosanitaria de esta
tación por el chinche del urapán especie arbórea en la ciudad de
(Tropidosteptes chapingoensis). Bogotá ha sido el insecto defoliador
2. Caucho sabanero (Ficus soatensis). Sangalopsis sp. La localidad cuenta
De 1102 ejemplares censados en con 415 ejemplares de sangregado,
la localidad se detectaron 620 con de los cuales 124 están atacados
algún grado de afectación por el por el insecto plaga en mención.
complejo Hemíptera. Cabe mencionar que se detectó
una nueva patología que afecta de
3. Falso pimiento (Shinus molle). De
manera extrema a esta especie y
los 498 árboles de esta especie
cuya sintomatología corresponde al
329 presentaron ataque por parte
síndrome denominado «escoba de
de insectos pertenecientes al orden
bruja».
Hemíptera.
8. Jazmín del Cabo, laurel huesito
4. Eugenia (Eugenia myrtifolia). En
(Pittosporum undulatum). Se de-
la localidad hay 468 ejemplares
tectó la presencia de insectos de la
de los cuales 149 estaban afecta-
familia Coccidae afectando ejem-
dos por insectos plaga del orden
plares ubicados en espacio públi-
Hemíptera.
co. Se observaron cuatro géneros
5. Sauco (Sambucus nigra). Esta actuando tanto de manera aislada
especie arbórea tiene un alto como en combinación que afectan
peso específico en el arbolado de a 138 jazmines.
esta localidad ya que cuenta con
9. Chicalá, flor amarillo (Tecoma
2520 ejemplares plantados, de los
stans). De los 561 ejemplares sem-
cuales 29 fueron observados con
brados 18 evidenciaron ataque de
ataque de la cochinilla harinosa
escama globosa (Saissetia coffeae)
Pseudococcus sp.
y de chinche (Aconophora sp.),
6. Roble (Quercus humboldtii). Se los cuales son importantes debido
detectaron dos problemas fitosani- al daño ocasionado a la planta. El
tarios en esta especie: una enfer- diagnóstico de campo halló también
medad foliar —que se diagnosticó
afectación por áfidos y por la enfer-
como mildeo polvoso (Oidium sp.
medad denominada mildeo polvoso,
Link)— y la escama agalla (Kermes
los cuales no constituyen una gran
sp.), lo que indica un porcentaje de
amenaza a corto plazo.
participación del 27.08 por ciento y
del 2.33 por ciento respectivamen-
En conclusión en la localidad de Cha-
te, si se tiene en cuenta que esta
pinero, de acuerdo con el diagnóstico
localidad cuenta con 735 robles.

7
mencionado, se identificaron nueve 3500

especies arbóreas que presentan impor-


tantes problemas de salud, en su mayo- 3000

ría de tipo entomológico por afectación

Número de árboles afectados


2500
de insectos plaga del orden Hemíptera,
insectos poco estudiados en el país y de 2000

difícil manejo debido a su alta capacidad


1500
de reproducción, dispersión, adaptabili-
dad y desarrollo de estructuras de pro- 1000

tección.
500

Estas características hacen que su 0


manejo sea dispendioso y que se em- Falso Caucho Eugenia Sauco
pimiento sabanero
Roble Urapán Sangregado Jazmín Chicalá

prenda de manera periódica, lo cual im- Figura 1. Especies arbóreas con importantes
plica abordar un complejo de estrategias limitaciones fitosanitarias en el arbolado urbano
enmarcadas en un esquema de manejo de la localidad de Chapinero (Bogotá, Colombia,
integrado de plagas, MIP, cuyos resulta- julio de 2008).
dos se reflejan a mediano y largo plazo.
700

El total de árboles afectados por proble-


mas entomológicos importantes fue de 600

4891, lo cual corresponde al 10.2 por


Número de árboles afectados

500

ciento del arbolado urbano de la locali-


dad. De acuerdo con el CAU el 17 por 400

ciento de los árboles de esta localidad 300

está en estado crítico, identificando al


caucho sabanero, al roble y al falso pi- 200

miento, especies que concuerdan con lo 100

analizado en el presente documento.


0
Falso Caucho Eugenia Sauco Roble Sangregado Jazmín Chicalá
pimiento sabanero
En la Figura 1 se sintetiza el estado de
salud de las principales especies arbó- Figura 2. Especies arbóreas con importantes
reas. Se evidencia al urapán como la es- limitaciones fitosanitarias en el arbolado urbano
de la localidad de Chapinero, sin tener en cuenta
pecie más afectada, seguida del caucho
el urapán (Bogotá, Colombia, julio de 2008).
sabanero y del falso pimiento. En tanto
que eugenia, roble, sangregado y jazmín
ocupan el tercer lugar; chicalá y sauco Teniendo en cuenta que el chinche del
les siguen en el nivel de importancia a urapán es una plaga que se encuentra
intervenir. distribuida por toda la ciudad, su manejo

8
a nivel local es inviable. Descartando falso pimiento (Figura 5). También se de-
al urapán (Figura 2), las especies ve- tectó Ceroplastes spp. en jazmín.
getales a intervenir a mediano y largo
plazo son el caucho sabanero y el falso Estas escamas cerosas deben su
pimiento —debido a la gran cantidad de nombre a la gran cantidad de goma
árboles a tratar— y a corto plazo euge- cerosa que secretan sobre su cuerpo a
modo de protección; tienen una aparien-
nia, roble, sangregado, jazmín, chicalá y
cia distintiva, que a la distancia parecen
sauco —debido al bajo número de indi-
un pequeño trozo de chicle adherido al
viduos y a los limitantes fitosanitarios a hospedero, usualmente en las ramas
abordar—. (Kosztarab 1996).

A continuación se hace referencia es- Se alimentan de la savia de la planta. Las


pecífica a las principales plagas y en- altas infestaciones pueden ocasionar
fermedades que afectan a las especies una defoliación prematura y la muerte
arbóreas de la localidad de Chapinero. de las ramas; cuando se hacen crónicas
Se describe inicialmente la problemática pueden ocasionar la muerte de la planta
fitosanitaria y luego las especies vegeta- (Stimmel 1998).
les afectadas.
Kondo (2001) indica que C. cundinamar-
censis fue descrito por primera vez por
Mosquera (1979) como huésped del falso
Principales insectos plaga pimiento, quien lo reportó como insecto
y enfermedades presentes plaga en 1984 en la localidad de Suba
en el arbolado urbano de la ciudad de Bogotá.
de la localidad de Chapinero.
Escamas cerosas, Ceroplastes
spp. (Hemíptera: Coccidae).

En el diagnóstico de campo, corrobora-


do con el de laboratorio, se pudo veri-
ficar la presencia de escamas cerosas
Ceroplastes cundinamarcensis (Figuras
3 y 4) y Ceroplastes bicolor, que afectan
a ejemplares de falso pimiento. C. cun-
dinamarcensis también se observó en
caucho sabanero, chicalá y guayacán Figura 3. Alta infestación de Ceroplastes cundi-
de Manizales (Lafoensia acuminata), en namarcensis recubriendo rama de falso pimiento
en una zona verde de Bogotá.
tanto que C. bicolor solo se reportó en

9
a b

Figura 4. Foto (a): primer plano de una alta infestación de escama cerosa en
ramas de falso pimiento. Nótese la coloración negra como consecuencia de
la fumagina en las ramas. (b): microfotografía (20X) de ninfas Ceroplastes
cundinamarcensis.

a b

Figura 5. Foto (a): alta infestación de la escama cerosa Ceroplastes


bicolor en ramas de falso pimiento. (b): microfotografía (20X) de
hembra adulta de C. bicolor.

Cochinillas algodonosas o harinosas,


Pseudococcus spp. (Hemíptera: Coccidae).

En el arbolado urbano de Bogotá, D.C. se ha detectado la presencia de cochinillas al-


godonosas o harinosas en caucho sabanero, eugenia, sauco, jazmín y liquidámbar.
Los árboles afectados presentan masas algodonosas de color blanco y de forma irre-

10
gular en el tronco y, en etapas avanza- reporta a Pseudococcus calceolariae
das, suelen estar situadas en las ramas (Maskell), la cual es una especie alta-
(Figura 6). Estos parches algodonosos mente polífaga, es decir, que se alimenta
corresponden a la acumulación de ovi- de varias especies, la cual ha sido repor-
sacos —cada uno de los cuales alberga tada como plaga de cítricos en California
cientos de huevos— y de estados ma- e Italia.
duros e inmaduros del insecto (Figura
7b). Los adultos y las ninfas tienden a Las cochinillas algodonosas se alimen-
ubicarse en las axilas de las hojas y en tan del floema de la planta y excretan una
los frutos del árbol. sustancia azucarada, miel de rocío, la
cual es sustrato para el establecimiento
Toloza y Pinzón (2002) reportan el ataque de hongos que se alimentan de materia
de Pseudococcus calceolariae (Maskell) orgánica en descomposición, saprófitos
en caucho sabanero en Bogotá, en tanto que ocasionan la presencia de fumagi-
que en sauco probablemente se trate na, de color negro, que recubre hojas,
de Pseudococcus viburni, de acuerdo ramas y troncos del árbol infestado y
con las observaciones de laboratorio que obstruyen la fotosíntesis generando
(Figura 7c). la muerte de las ramas (Daane y Bentley
2003).
Dentro de las especies de Pseudococci-
dae que han tenido o tienen importan-
cia en la economía agrícola mundial se

Figura 6. Colonia
de Pseudococcus
calceolariae en
tronco de caucho
sabanero (a)
y de posible
Pseudococcus
viburni y sauco (b).
En altas
infestaciones las
colonias de estos
insectos pueden
ubicarse en
ramas primarias
y secundarias del
a b árbol afectado.

11
Figura 7. Foto (a):
hembra adulta de
Pseudococcus
calceolariaea.
(b):detalle
microscópico de
masa de huevos.
(c): hembra
a b adulta de posible
Pseudococcus
c viburni.

das de manera regular en las ramas. En


condiciones de un ataque severo estos
parches abarcan el tronco del árbol. De
manera similar al caso de las cochini-
llas harinosas, antes mencionadas, las
masas algodonosas corresponden a
ovisacos (Figura 9b y 9c), pero se dife-
Escama verde, Pulvinaria psidii rencian en campo por su distribución y
(Hemíptera: Coccidae). patrón de ubicación.

El trabajo de campo, las observaciones La escama verde ataca un gran número


de laboratorio y la literatura internacional de hospederos incluyendo aguacate, cí-
consultada indican que la escama verde tricos y café. Se alimentan del floema de
que afecta al caucho sabanero en Bogotá la planta y tienden a ubicarse en las hojas
corresponde a Pulvinaria psidii (Figura y meristemos apicales de la planta hos-
9a), la cual se presenta principalmente pedera (Figura 8b). El daño causado por
en árboles adultos. Ocasionalmente se una gran población al alimentarse puede
ha observado en chicalá cuando el árbol ocasionar defoliación y reducción en el
está cercano a un ejemplar de caucho vigor de la planta. Al igual que otros insec-
sabanero con alta infestación de este tos de cuerpo blando, tales como áfidos y
insecto (Figura 8). cochinillas, excretan miel de rocío.

Los árboles afectados muestran una alta Los huevos, 260 en promedio, son depo-
presencia de fumagina en la lámina foliar sitados debajo del cuerpo del adulto en
y un sensible decaimiento. El signo más un saco de secreciones cerosas blancas.
evidente del ataque de esta plaga es la La hembra adulta es ovoide y alcanza de
presencia de masas blancuzcas de tex- 2 a 3 mm de longitud, su color es verde y
tura algodonosa, principalmente situa- sus ojos negros (Mau y Kessing 2007).

12
Figura 8. Fotos
(a) y (d): ovisacos
de Pulvinaria
psidii recubriendo
parcialmente una
rama de caucho
sabanero.
(b): esta escama
también se sitúa
a b en las hojas, con
mayor frecuencia
c d en el envés a
lo largo de la
nervadura central.
(c): ataque del
insecto en chicalá.

a b

c
Figura 9. Foto (a): detalle
microscópico de hembra
adulta de P. psidii.
(b): antes de morir la
hembra emite un ovisaco
debajo del cuerpo.
(c): detalle del ovisaco
depositado por la hembra.

13
Escama algodonosa o acanalada, Esta especie es muy común en Puerto
Icerya montserratensis (Hemiptera: Rico y es similar en su apariencia a
Margarodidae). Icerya purchasii Maskel.

En el arbolado urbano de Bogotá hasta La especie más conocida y ampliamen-


el momento se ha detectado la presencia te distribuida es la escama algodonosa
de Icerya montserratensis como hués- Icerya purchasi, insecto originario de
ped principalmente de jazmín del Cabo Australia que afecta principalmente a cí-
(Figura 10) y ocasionalmente del caucho tricos y al mango. El nombre de escama
sabanero. algodonosa se debe al color blanco de
las hembras adultas, que presentan un
De acuerdo con Kondo (2001) este in- aspecto de borlas de algodón y que co-
secto plaga fue reportado por Figueroa rresponden al ovisaco ceroso en el cual
Potes 1946 y 1952, Ochoa 1989, en se incuban entre 500 y 1000 huevos.
los departamentos de Cundinamarca, Pueden llegar a medir hasta 10 mm.
Tolima y Valle del Cauca, atacando a Existe abundante emisión de miel de
leguminosas. rocío (Sermeño y Navarro 2000).

Figura 10.
Foto (a): alta
infestación
a b
de Icerya
montserratensis
c en rama de
jazmín del Cabo
(Pittosporum
ondulatum).
(b): primer plano
de la hembra.
(c): microfoto de
hembra adulta.

14
Escama hemisférica, Saissetia muchas plantas espontáneas (Hill 1983).
coffeae (Homóptera: Coccidae). La hembra deposita de 500 a 2500
huevos en una cavidad bajo su cuerpo
En Bogotá S. coffeae se ha detectado donde los protege durante un corto pe-
como insecto plaga en varias especies ríodo de tiempo (Ibrahim 1985).
arbóreas en todas las localidades de
la ciudad, afectando principalmente al La hembra adulta es de forma convexa,
falso pimiento, eugenia y chicalá. En la de color amarillo marrón brillante y de
Figura 11 se puede observar alto grado textura lisa y pulida (Zimmerman 1948).
de severidad de esta escama y el detalle Las colonias de S. coffeae extraen gran-
microfotográfico de estados ninfales y des cantidades de savia, lo que produce
de adultos del insecto. un gran debilitamiento del árbol o de la
planta; además, atraen hormigas gracias
a sus secreciones. Las hojas crecen
Los reportes internacionales indican que
anormalmente y presentan manchas ne-
los principales hospederos de esta plaga
cróticas (Hill 1983).
incluyen té, cítricos, guayaba, mango y

Figura 11. Fotos a b


(a) y (b): alta
infestación de S.
coffeae en chicalá c d
y falso pimiento
respectivamente.
(c): superposición
de estados ninfales.
(d): huevos bajo
el cuerpo de una
hembra.

15
Calophya schini Tuthill es muy fuerte estas caen prematura-
(Hemiptera: Psyllidae). mente, pero generalmente no llegan a
matar el árbol.
Uno de los síntomas predominantes en
los ejemplares de falso pimiento que El daño ocasionado por las ninfas duran-
hacen parte del arbolado urbano de te su desarrollo consiste en la formación
Bogotá es la presencia de agallas cuyo de agallas abiertas al introducir toxinas
agente causal es Calophya schini. con su saliva. Las agallas y la distorsión
de los foliolos pueden provocar una defo-
Como todos los hemípteros este insec- liación extensiva cuando la población de
to posee un aparato bucal succionador los insectos es alta. Además, las ninfas
(Meyer 2004). Causa daños en las hojas secretan miel de rocío lo cual propicia la
deformándolas y cuando la infestación ocurrencia de fumagina (Figura 12).

a b

c Figura 12. Foto (a):


agallas foliares en falso
pimiento.
(b): vista macroscópica de
agallas vacías.
(c): ninfa de Calophya
schini, agente causal de
las agallas foliares en
falso pimiento. El círculo
destaca la ocurrencia de
fumagina (hongo saprófito)
ocasionada por las
secreciones azucaradas
del insecto.

16
Chinche del urapán, Tropidosteptes
chapingoensis Carvalho & Rosas
(Hemiptera: Miridae).

Uno de los insectos plaga más conoci-


dos por el daño ocasionado al urapán en
Bogotá es el chinche T. chapingoensis
(Figura 13). En Méjico se ha encontrado
atacando a Fraxinus uhdei, principal-
mente en áreas urbanas.

En Bogotá el brote de esta plaga se de-


tectó a partir de 1993 y a la fecha ha pro-
vocado un deterioro generalizado de los
árboles de urapán. Se identificó como T.
chapingoensis y se considera que fue
introducida de Méjico (Pinzón 1997).
a

Figura 13. Foto (a):


daño necrótico y de
clorosis en la lámina
foliar causado por la
actividad alimentaria
de T. chapingoensis
en urapán en la
ciudad de Bogotá.
(b): primer plano
de un adulto del
insecto.

17
Escamas agalla (Hemiptera:
Kermesidae) en Roble
(Quercus humboldtii).

En robles del arbolado urbano


en 2006 se detectó la presencia
de escamas agalla, en varias
localidades, incluyendo la de
Chapinero, que ocasionan un
grave daño al árbol como se
observa en la Figura 14.
Figura 14. Árbol de
roble ubicado en
Turner (2005) menciona que los insectos espacio público de
escama agalla han sido reportados Bogotá con presencia
como plaga en robles (Quercus altamente severa de
spp.) del hemisferio norte. Estos son escamas agalla.
succionadores de savia, que ocasiona
desarrollo vegetativo pobre, muerte de del cuerpo de la hembra y coloración
ramas, distorsión foliar y acumulación variable entre amarillo dorado a rojo púr-
de fumagina. pura y color amarillo claro de las prime-
ras ninfas presentes bajo el cuerpo de la
Kondo & Williams (2004) reportan por hembra.
primera vez en Colombia una nueva es-
pecie de escama agalla perteneciente
a Akermes sp, siendo hospedero de la Aconophora sp. (Hemiptera:
guayaba y del aguacate en el Valle del Membracidae) en chicalá
Cauca. (Tecoma stans).
La descripción hecha por Kondo, al En especímenes de chicalá en Bogotá
menos de manera general, correspon- se observó la presencia de un insecto
de con lo encontrado en los robles de succionador de savia perteneciente a la
Bogotá como se puede observar en la familia Membracidae (Figura 16).
Figura 15. Por lo descrito es probable
que la escama globosa del roble en El diagnóstico de laboratorio indicó
Bogotá pertenezca al género Akermes. que pertenece al género Aconophora.
Cuya descripción es: cuerpo de forma Quintero et al (2007) reportan la pre-
globosa, alta esclerotización, rugosidad sencia de Aconophora elongatiformis en
y línea estrecha en la mitad del dorso ejemplares de chicalá en Bogotá.

18
a b

c d

Los insectos de esta familia se carac-


terizan por tener un pronoto grande y
Figura 15. Fotos (a) ornamentado que muchas veces semeja
y (b): escama agalla cuernos, jorobas o espinas, aparente-
que afecta al roble en mente como mecanismo de camuflaje.
la ciudad de Bogotá. Perforan los tallos vegetales con su apa-
(c): forma globosa, rato bucal, succionan la savia y excretan
alta esclerotización,
miel de rocío.
rugosidad y línea
estrecha en la mitad del
dorso del cuerpo de la Generalmente se ubican en ramas de
hembra. menos de 1 cm de diámetro y se alimen-
(d) primeras ninfas tan de su savia, las hojas adquieren un
presentes bajo el cuerpo color amarillento y posteriormente se
de la hembra. desprenden ocasionando la muerte de
la rama.

19
Figura 16. Foto (a):
rama de chicalá
altamente infestado
por Aconophora
sp. en la ciudad de
Bogotá.
(b): detalle de un
adulto del insecto.

Sangalopsis sp.
(Lepidoptera:
Geometridae) en a
sangregado (Croton spp.).
b

En esta especie arbórea del


arbolado de Bogotá se ha
observado la presencia de un
insecto plaga que puede oca-
sionar la defoliación parcial
o total del ejemplar afectado.
El adulto de este insecto es
una polilla perteneciente a
Sangalopsis sp. y la acción de
herviboría es ocasionada por
los estados larvales (Figuras
18c y 18d).
Al eclosionar la larva el corion del huevo
De este insecto plaga es poco lo que se se torna translúcido (Figura 17d).
conoce en el ámbito nacional. No hay
reporte de estudios publicados sobre su En el último estado de desarrollo la larva
biología para Bogotá. tiende a ubicarse en forma de colonias en
el tronco del árbol atacado (Figura 18e).
La hembra oviposita sus huevos de En campo se ha observado que el fuste
manera agrupada en el envés de la hoja puede ser colonizado por larvas y pupas
en áreas comprendidas entre las nerva- hasta en un 90 por ciento del mismo
duras (Figura 17a). Los huevos son de (Figura 18f). Los adultos son polillas de
color verde claro a grises dependiendo color negro con manchas naranja en las
del estado de su desarrollo (Figura 17b). alas (Figura 17e).

20
a b c
d e Figura 17. Foto (a):
oviposición agrupada de
huevos de Sangalopsis sp.
(b): diferentes estados de
desarrollo de los huevos.
(c): luego de que las
larvas eclosionan tienden
a dispersarse. (d): larva
recién eclosionada. (e):
comportamiento de cópula de
los adultos.

Figura 18. Fotos


(a) y (b): los
primeros ataques de
Sangalopsis sp. en
sangregado tienden a
ubicarse en el tercio
superior y medio del
dosel del árbol. (c):
larva del insecto. (d):
daños ocasionados
a b c por la acción de
herviboría en la
d e f lámina foliar por parte
del insecto. (e) y (f):
las larvas tienden a
ubicarse en el fuste
del árbol tendiendo
a colonizarlo
totalmente.

21
Síntoma de «escoba de bruja» La reducción en el área foliar de la planta
en sangregado (Croton sp.). disminuye significativamente la capaci-
dad fotosintética. Todo esto junto con la
En 2008 se encontró por primera vez en muerte de los tejidos vasculares ocasio-
la ciudad de Bogotá y más específica- na a corto plazo la muerte del individuo
mente en la localidad de Chapinero evi- afectado (Figura 19).
dencia de «escoba de bruja» —Witches’
broom— en sangregado. Los síntomas La literatura describe este síntoma como
son atrofia drástica del crecimiento de el crecimiento en forma de escoba o de
las hojas y su agrupación en masa de proliferación en masa causada por la
manera desordenada (Figura 19). La dis- densa agregación de ramas de las plan-
minución del crecimiento del área foliar tas leñosas (Agrios 2005). Este mismo
es extrema, reduciéndose en más del 90 autor menciona que los agentes cau-
por ciento; se presenta también un ex- sales de esta enfermedad pueden ser
cesivo acortamiento de los entrenudos. virus, fitoplasmas, bacterias y hongos
Dentro de los síntomas de la enferme- fitopatógenos.
dad cabe destacar la muerte de tejido
vascular (Figura 20). Es importante mencionar que este es el
primer reporte realizado sobre esta en-
La alteración severa en el crecimiento fermedad en sangregado en el arbolado
de la masa vegetativa puede implicar público de Bogotá y probablemente en el
alteraciones drásticas en el normal fun- ámbito mundial por ser esta una especie
cionamiento de la genética de la planta. nativa.

a b c

Figura 19. Síntomas de «escoba de bruja» en sangregado. Foto (a): árbol adulto muerto
a causa de la enfermedad. (b) y (c): los síntomas se evidencian en campo por la excesiva
disminución del área foliar y por la proliferación en masa de tejidos vegetales.

22
Figura 20. Foto (a):
atrofia extrema del
crecimiento de la
lámina foliar —círculo
— y disminución en
la distancia de los
entrenudos en las
ramas. (b): muerte
a b del tejido vascular
—flecha—.

En la Figura 21 se destacan los signos


Psílido del escudo, Glycaspis que pueden indicar la presencia de este
brimblecombei Moore insecto en campo y la alta producción de
(Hemiptera: Psyllidae) en miel de rocío que favorece la aparición
eucalipto (Eucaliptus spp.). de fumagina, así como también la alta
presencia de ninfas del insecto.
En Chapinero se detectó en 2008 la pre-
sencia del psílido del escudo afectando Los registros microfotográficos (Figura
a ejemplares de eucalipto. La presencia 22) se compararon con lo reportado en
de este insecto plaga no estaba reporta- la literatura científica y se confirmó la
do en el país, por lo que se convierte en presencia de esta plaga en la ciudad de
el primer registro para Colombia. Bogotá.

Figura 21.
Foto (a): signo
observado en
campo: gran
acumulación de
ninfas del insecto
en el envés
de la hoja.
a b (b): alta presencia
de miel de rocío
resaltado con la
—flecha—.

23
G. brimblecombei es una plaga originaria como adulto como ninfa. Sin embargo
de Australia que fue registrada por pri- son principalmente las ninfas las que
mera vez para el continente americano provocan el daño. El insecto induce el
en Los Ángeles en 1998 de acuerdo con crecimiento de fumagina debido a la
Ide et al (2006). gran producción de miel de rocío sobre
la superficie de las hojas infestadas.
Los huevos son de forma ovoide y de
color amarillento. Son puestos individual- El ataque de este insecto provoca pérdi-
mente o en grupos dispersos sin ningu- da de follaje, reducción del crecimiento y,
na protección. Las ninfas son de color tras varias defoliaciones sucesivas, mor-
anaranjado amarillo, el tórax es anaran- talidad de las ramas y del árbol comple-
jado y los rudimentos alares son grises to. El vigor del árbol se reduce y queda
oscuros. Las ninfas forman una cubierta expuesto al ataque de otros insectos y
protectora cónica de color blanco com- hongos que provocan su muerte.
puesta principalmente por una secreción
azucarada cristalizada que se asemeja a
una escama.
Figura 22. Foto (a):
Glycaspis brimblecombei es un insecto posturas en forma
succionador de savia de las hojas tanto agregada de Glycaspis
brimblecombei.
(b): escudo protector de
forma cónica al interior del
cual se ubican las ninfas
del insecto.
(c) y (d): detalle de una
ninfa a la cual se le retiró
el escudo protector.
(e): adulto del insecto.

a b
c d e

24
En Brasil el psílido del escudo se reportó gadoras portátiles operadas a motor y
por primera vez en 2003 (Wilcken et al semiestacionarias— (Figura 23), podas
2003), en Venezuela en 2008 (Diodato fitosanitarias —para eliminar ramas al-
L. y M. Venturini) y en Colombia en 2008 tamente infestadas—, remoción física
se detectó por primera vez por parte de plagas y fertilizaciones específicas,
del Jardín Botánico de Bogotá en ejem- todas con el fin de restaurar las funcio-
plares de eucalipto en la localidad de nes fisiológicas normales de los árboles
Chapinero. afectados.

Se tuvieron en cuenta los estados fisio-


Plan de manejo fitosanitario lógicos de las plagas y enfermedades a
en la localidad de Chapinero. manejar. Para el caso de Sangalopsis
sp. se eliminaron colonias de larvas y
Con base en el diagnóstico fitosanitario pupas adheridas al fuste de los árboles
del arbolado urbano de la localidad de afectados. Posteriormente se realizaron
Chapinero, y en el marco del Convenio aspersiones foliares con insecticidas
ya mencionado, se diseñó un plan de de bajo impacto ambiental, tales como
manejo fitosanitario encaminado a piretrinas y aplicaciones de la bacteria
insecticida Bacillus thuringiensis con es-
abordar las problemáticas susceptibles
pecificidad para lepidópteros. El número
de manejo a corto plazo. En el presen-
promedio de aplicaciones foliares fue de
te documento se hace referencia a los
tres por ejemplar afectado, con un inter-
aspectos generales desarrollados en
valo semanal, con el objetivo de reducir
el plan.
la densidad poblacional del insecto plaga
tratado. Paralelamente se realizaron fer-
Las intervenciones fitosanitarias se enfo-
tilizaciones foliares con humus líquido
caron en Sangalopsis sp. (insecto plaga
con el objeto de promover la emisión de
de sangregado), Pseudococcus sp. (en
brotes vegetativos en el árbol.
eugenia), Ceroplastes cundinamarcen-
sis (en guayacán de Manizales), mildeo
En el caso de Pseudococcus sp. en eu-
polvoso (Oidium Link) (en roble) y en el
genia se realizaron podas fitosanitarias
complejo Hemiptera que afecta a los
de las ramas altamente afectadas por
cauchos sabaneros de la localidad.
el insecto plaga y se desarrollaron as-
persiones foliares con aceite agrícola y
Las prácticas operativas para realizar
jabón potásico, productos indicados para
el manejo en mención en el contex-
el manejo del insecto plaga en mención.
to del Manejo Integrado de Plagas y
Se realizaron en promedio tres interven-
Enfermedades, MIPE, consistieron en
ciones de acuerdo con la severidad de la
aspersiones foliares —mediante fumi-
afectación.

25
Para el caso de Ceroplastes cundina- En caucho sabanero el problema del
marcensis en guayacán de Manizales complejo hemiptera se abordó mediante
se efectuaron podas fitosanitarias de las la remoción física de los insectos con la
ramas altamente afectadas por el insec- aplicación de agua a presión mezclada
to. Posteriormente se realizaron asper- con jabón potásico y con aspersiones
siones foliares con aceite agrícola dirigi- foliares con aceite agrícola.
das a disminuir la población de ninfas de
primer y segundo estado de desarrollo o En el año 2009 se efectuó manejo fitosa-
instar, susceptibles de manejo mediante nitario en 918 árboles: 174 sangregados,
el método en mención. 200 falsos pimientos, 26 cauchos saba-
neros, 170 eugenias, 6 guayacanes de
En roble, para el manejo de mildeo pol- Manizales, 340 robles y dos acacias. Se
voso, se hicieron aspersiones foliares evidenció una recuperación sensible de
con fungicidas sistémicos con ingre- los árboles tratados.
diente activo Benomil y Tebuconazole,
en mezcla con humus líquido, realizán- Sin embargo, se requiere continuar con
dose dos tratamientos a los árboles la aplicación de los tratamientos fitosani-
afectados. tarios y hacer el seguimiento agronómico
correspondiente, ya que la problemática
descrita no es exclusiva de la localidad
de Chapinero sino de la ciudad de Bogotá
en general.

Figura 23. Uso de fumigadoras semiestaciona-


rias (izquierda) y portátiles de motor (derecha)
en labores de manejo fitosanitario en la
localidad de Chapinero (mayo de 2009).

26
Bibliografía

Agrios G. 2005. Plant pathology. 5ta edición. Elservier Academic


Press. USA. Pp. 901-922.
Cibrian, T. D., R. Campos B., J. T. Méndez M. y J. Flores L. 1991.
Diagnóstico fitosanitario de las áreas arboladas del Paseo de la
Reforma de Méjico (Monumento a la Independencia – Glorieta de
la Palma). D.D.F.– UACh. Pp. 40-44.
Cibrian, T. D., R. Campos B., J. T. Méndez M., J. Flores L. y H.
Yates III. 1995. Insectos forestales de Méjico. Pub. No. 6. UACh,
SARH. USDA. Nat. Resources Canadá. FAO. 453 p.
Daane, K. and Bentley W. 2002. General biology mealybug.
University of California Cooperative Extension.
Hill, D.S. 1983. Agricultural insect pests of the tropics and their
control. Second Edition. Cambridge University Press; Cambridge,
London, New York, New Rochelle, Melbourne, Sydney. 746 p.
Ibrahim, A. G. 1985. The effects of temperature on the develop-
ment of hemispherical scale, Saissetia coffeae (Walker). Pertanika.
8(3): 381-386.
Jardín Botánico José Celestino Mutis. Plan Local de
Arborización Urbana, PLAU, de Chapinero, 2007. En http://
www.jbb.gov.co/plaus/PLAU/PLAU%20CHAPINERO/, consulta
mayo de 2009.
Kondo, T. 2001. Las cochinillas de Colombia (Hemíptera:
Coccoidea). En: Biota Colombiana. Vol 2, No 1 (2001); p. 31-48.
Kondo, T. & Williams M. 2004. Una nueva especie de escama
blanda mimercófila en Colombia del género Akermes Cockerell
(Hemíptera: Coccoidea: Coccidae). Revista Colombiana de
Entomología, 30 (2): 137–141.
Kosztarab, M. 1996. Scale insects of northestern North
America. Virginia must. Nat. Hist. Spec. Publ. No. 3. Martinsville,
VA . 650 pp.

27
Mau Ronald, F.L y Kessing, Jayma L. Martin (2007), Pulvinaria
Psidii. En http://www.extento.hawaii.edu/kbase/crop/Type/p_psidii.
htm (2008).
Pellizzari, G. 1997. Grapevine. p. 323-331. In: Y. Ben-Dov & C. J.
Hodgson (eds.) Soft Scale Insects: Their Biology, Natural Enemies
and Control. World Crop Pests, vol 7B. Elsevier, Amsterdam.
Pinzón, F. O. P. 1997. La chinche (Tropidosteptes chapingoensis
Carvalho) del urapán. Sociedad Colombiana de Entomología. XXIV
Congreso. Colombia. Pp. 220-224.
Qintero P., Pinzón O., Ruiz J., Wanumen A. 2007. Mulsatina mexi-
cana Chapin (Coleóptera: Coccinelidae) depredador de los chupado-
res de savia de árboles ornamentales de Bogotá. Revista Colombiana
Forestal. Vol. 10 No 20 – Diciembre 2007. Pp 148 – 160.
Stimmel, J. F., 1998. Wax scales, Ceroplastes spp Homóptera:
Coccidae. Regulatory Horticulture. Entomology Circular No. 191. Vol.
24. No. 2. Pensylvania Dept. of Agriculture.
Sermeño, J. M. y Navarro J. A. 2000. Identificación de los insectos
de la superfamilia Coccoidea con énfasis en la cochinilla rosada del
hibiscus Maconellicoccus hirsutus (Green). San Salvador. Proyecto
Oirsa.
Toloza, A. y Pinzón, P. Entomofauna asociada a las especies arbó-
reas ornamentales de Bogotá: caracterización biológica, hábitos, ene-
migos naturales y fluctuación poblacional de Pseudococcus calceola-
riae Maskell, en Ficus andicola Standley. Bogotá: Universidad Distrital
Francisco José de Caldas. Centro de Investigaciones y Desarrollo
Científico, 2002. 8 p.
Turner et al. 2005. Kermes Scales (Hemíptera: Kermesidae) on Oaks.
Fla. Dept. of Agriculture & Cons. Svs. Entomology Circular No. 416,
June 2005.
Zimmerman, E. C. 1948. Saissetia hemisphaerica (Targioni-Tozzetti).
1948. In: Insects of Hawaii, Volume 5 Homóptera: Sternorhycha.
University of Hawaii Press, Honolulu. 464 p.

28