Está en la página 1de 6

DEFINICIÓN DE BAUTIS MO

El primero de los sacramentos del cristianismo recibe el nombre

de bautismo. A través de él, se concede el carácter cristiano a una persona.

Por ejemplo: “Ricardo me invitó al bautismo de su hijo”, “El día de tu bautismo

llovía muchísimo y llegamos empapados a la iglesia”, “En mi opinión, el

bautismo debería ser una elección de cada uno y no una imposición de la

familia”.

El verbo bautizar deriva de un vocablo griego que tiene el significado de

sumergir y aunque hace referencia directamente al primer ritual iniciático del

cristianismo también se utiliza para referirse a cualquier rito de

iniciación independientemente de la religión en la que se realice. Puede

utilizarse para referirse a cualquier ritual que consista en un acto de purificación

que limpie a un individuo de sus malos actos y lo prepare para una nueva vida.

La noción de bautismo se utiliza, por otra parte, en contextos diferentes al

religioso. En dichos casos, se entiende por bautismo a una iniciación o un debut.

Si un jugador de fútbol anota el primer gol de su carrera, puede hablarse de

su “bautismo en la red”. Algo similar puede expresarse sobre un escritor que

tiene su “bautismo literario” con la edición de su primer libro.

La frase “bautismo de fuego” sirve para referirse a aquellos individuos que

entran por primera vez en combate; también se le llama así a la primera

actuación de una persona en una determinada actividad: “El flamante ministro

de Economía tuvo su bautismo de fuego al reunirse con los acreedores de los

bonos estatales”.

El bautismo cristiano a lo largo de los siglos


En el caso del cristianismo, el bautismo se encuentra relatado en los Evangelios,

donde se explican las razones por las cuales los seguidores de Cristo deben

bautizarse.

Hasta el siglo IV d.C este ritual se

realizaba mediante la inmersión. De hecho, hasta entonces solían realizarse en

las orillas de un río o en pilas bautismales amplias, donde el individuo se

introducía y era sumergido para su purificación.

Hasta ese momento, el ritual se realizaba en personas adultas que ya eran

responsables, que conocían las leyes de la religión y aceptaban de forma


consiente el aferrarse a esta fe: en un acto voluntario que les permitía ingresar

en lacomunidad de creyentes. Posteriormente este ritual se convirtió en un

gesto casi automático que perdió la verdadera relevancia de sus orígenes. No

obstante es importante señalar que una persona es ungida con agua para

simbolizar que de este modo se purifica e inicia su vida religiosa, y por eso este

gesto debería asumirse en pleno dominio de las facultades.

La forma en la que se lleva a cabo este ritual en la actualidad puede variar en

cada iglesia, aunque los elementos principales de esta ceremonia son las

mismas. El sacerdote cristiano se acerca al individuo que está por ser bautizado

y rocía con agua su frente, mientras invoca a laSantísima


Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) a través de una oración. Con este
ritual, quien recibe el bautismo se hace partícipe de la muerte y resurrección

de Cristo y se integra a la comunidad de la iglesia.

El bautismo también supone el perdón del pecado original (aquel cometido

por Adán y Eva) y de cualquier otro pecado que hubiese en el individuo al que

se bautiza.

Una de las cosas que muchas personas creyentes y no creyentes critican

es que este ritual al día de hoy se realiza cuando la persona todavía no tiene

capacidad de raciocinio desarrollada (generalmente durante el primer año de

vida); son sus padres quienes deciden bautizarla sin que el individuo pueda

optar por otro tipo de religión al no poder escoger qué tipo

de espiritualidad desean desarrollar.

Lee todo en: Definición de bautismo - Qué es, Significado y


Concepto http://definicion.de/bautismo/#ixzz3dS28tALF

El Significado del Bautismo


Si el Bautismo no tiene poder de salvación, entonces; ¿Cuál es el significado
del Bautismo? El bautismo tiene importancia para cada creyente por la
aparición frecuente dentro del Nuevo Testamento (115 referencias claras).

Primeramente, el Bautismo es una declaración pública de la fe de uno en


nuestro Señor Jesucristo. La Escritura declara que nostros tenemos que
profesar abierta y públicamente a Cristo. No ha de haber “santos silenciosos.”
Por lo tanto el Bautismo debe seguir inmediatamente la experiencia de
Salvación porque al hacerlo, proclamamos la obra de Cristo hecha en nosotros
(Mateo 10:32).

También, el Bautismo es la representación grafica ideal de lo que Cristo ha


hecho por todos los pecadores a través de Su muerte, entierro, y resurrección.
El Bautismo ejemplifica como el nuevo creyente ha roto con su pasado,e inicia
una vida nueva, una vida resucitada, mediante su nacimiento nuevo en Cristo.

Así que, el Bautismo es una identificación personal con Cristo y con Su Iglesia
(Galatas 3:27).
El Bautismo dice “Yo pertenezco a Jesucristo, le honro como testigo y de Su
Iglesia. El Bautismo es el sello de nuestro compromiso con Cristo. Reconoce la
responsabilidad de su Iglesia para enseñar y practicar esta ordenanza definido
en las Escrituras. En muchas formas, el Bautismo es semejante a un anillo de
Bodas. Tú puedes estar casado sin el anillo, pero el anillo refleja el compromiso
y enlace de tu vida a otra. Cristo compara la relación entre esposo/esposa a Él
mismo y Su novia, la Iglesia. El Bautismo es importante tanto por identidad
como por obediencia.

El Momento del Bautismo


Para la pregunta más comú:” ¿Cuándo debo bautizarme?”, la respuesta es
simple—inmediatamente después que pones tu fe y confianza en Jesucristo.
Este es el patrón del nuevo Testamento (Hechos 2:41). Aún hay que aclarar un
tema que debemos observar.

El Bautismo debe ser después de la salvación nunca antes. La experiencia del


Bautismo, no importa que sincera haya sido, es inadecuada si ocurrió antes de
comprender el significado de su arrepentimiento y fe en el Señor Jesucristo. Así
que si fue bautizado antes de tu experiencia de salvación, debes seguir a Cristo
en el bautismo como un creyente.

¿Es el Bautismo un requisito para membresía en la iglesia?

Personas llegan a Prestonwood de iglesias de diversas denominaciones y


antecedentes eclesiásticos que no comparten nuestras doctrinas, creencias o
prácticas. En muchos casos hay diferencia referente al tema del Bautismo. Por
esta razón, buscamos orientar claramente y explicar a los creyentes cómo
seguir a Cristo en el Bautismo.

El Bautismo no es asunto de preferencia personal; sino de mandato en la


Escritura. Por lo tanto, creemos que la práctica apropiada del bautismo es
importante en la vida de cada miembro de nuestra Iglesia.

En Prestonwood requerimos a quienes no han sido bautizados por inmersión o


que vienen de Iglesias con diferentes prácticas que no comparten nuestra
perspectiva del propósito y práctica de Bautismo, que sean bautizados.

Nuestra meta no es de poner en duda la experiencia personal de salvación ni


de disminuir su herencia Cristiana sino de unir nuestra membresía en creencia
y práctica. Obediencia a Cristo y Su Palabra es el punto de partida para el
crecimiento y compañerismo juntos.

El Método del Bautismo


¿Cómo debo bautizarme? Aunque éste ha sido un tema de confusión para
algunos, la Escritura es bien clara en la forma o método del Bautismo. El
Bautismo es una imagen que nos identifica con Cristo, Su muerte, Su entierro y
resurrección – cualquier variación a esta representación gráfica podría interferir
con el mensaje del bautismo.

La palabra “Bautismo” es una adaptación de la palabra griega “baptizo” dada


en el Nuevo Testamento. Está claro que esta palabra precisamente significa
“inmersión,” “sumergir,” o “colocar bajo de.” La Escritura nos dice que cuando
Jesús fue bautizado, subió luego del agua. Felipe y el etíope vinieron a un lugar
con mucha agua. El rio Jordán seguidamente es mencionado en las Escrituras
como un lugar donde ocurrieron Bautismos.

La Explicación de la Escritura
En Romanos 6:4-5 vemos el Bautismo usado para describir la nueva vida que
ahora vivimos en Cristo. En Hechos 16:31-34, vemos creyentes nuevos siendo
bautizados, anotando el hecho de que esta acción es un símbolo externo de
una realidad interna de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas. Por lo tanto
nuestro motivo en el bautismo es de obediencia a Cristo y para la Gloria de
Cristo y Su Iglesia.

El estímulo de los creyentes del Nuevo Testamento


A lo largo del Nuevo Testamento, el bautismo fue la primera respuesta de esos
creyentes sedientos. Considera a Felipe y el eunuco Etíope (Hechos 8:26-38),
Pedro y Cornelio (Hechos 10:47-48), Pablo y el carcelero en Filipo (Hechos
16:25-34).

El ejemplo de nuestro Señor, Cristo Jesús


Jesús inició su ministerio público con el Bautismo (Mateo 3:13, 17). Él no tenía
necesidad de ser salvo; pero a través del Bautismo Cristo se estaba
identificando con nosotros—a esos que había venido a salvar. En el Bautismo
Cristo estaba diciendo, esto es lo que he venido a hacer por tí. Él murió en la
cruz, fué sepultado y resucitó de nuevo. Entonces tuvo razón Juan El Bautista
cuando dijo de Jesús al bautizarlo, “He aquí el Cordero de Dios, que quita el
pecado del mundo.”
El Motivo del Bautismo
¿Porqué somos bautizados? El Bautismo no solo muestra nuestra identificación
con Jesucristo sino también nuestro deseo de vivir una vida en obediencia a Él.
Jesús dijo “Si me amáis, guardad mis mandamientos.” (Juan 14:15). Cuando
nosotros obedecemos a Cristo, demostramos nuestra confianza en Él y nuestra
sumisión a su mandato. Amar a Cristo significa expresar ese amor en formas
que le agraden. Motivados por amor y gratitud, nosotros seguimos a Cristo en
el Bautismo.

También podría gustarte