Está en la página 1de 2

Estudiantes de música, con mejores notas en matemáticas

y ciencia
Según un estudio de Estados Unidos, también se les facilita el aprendizaje de
idiomas.

Los alumnos de secundaria que aprenden música se desempeñan mejor en otras materias como
las matemáticas, la ciencia y la lengua que sus compañeros sin estudios musicales, según un
análisis que publicó la revista Journal of Educational Psychology.

"En los sistemas de educación pública de América del Norte, los cursos de artes,
incluidos los de música, comúnmente reciben menos recursos que aquellos
considerados como 'académicos', incluidas las matemáticas, la ciencia y el inglés",
señaló uno de los autores del estudio, Peter Gouzouasis, de la Universidad de
Columbia Británica, en Canadá.

Para esta investigación, los expertos usaron los registros académicos de 112.916
alumnos que comenzaron el primer grado entre 2000 y 2003; completaron los tres
últimos años del secundaria e hicieron el examen estándar de matemáticas, ciencia
e inglés (en el décimo o el duodécimo grado). De esos alumnos, sobre el 13 por
ciento había participado por lo menos en un curso de música entre los grados
décimo y duodécimo.

Cómo la neurociencia nos puede ayudar a controlar la procrastinación

Adolescentes que duermen siesta son más felices y mejores estudiantes

‘Bebés robot’ para frenar embarazo adolescente en Caldas, Antioquia

Para el análisis se tuvieron en cuenta cursos como banda de concierto, piano de


conservatorio, orquesta, banda de jazz, coro de concierto y jazz vocal. Los autores
del estudio no consideraron cursos de música general o de guitarra porque no
requerían de una experiencia musical previa, y en el caso del primero, no exigían
crear música o practicarla. "Los estudiantes que participaron en música, que
obtuvieron un mayor desempeño en esa materia y estuvieron muy implicados
en ella tuvieron mejores notas en los exámenes de todas las
asignaturas,mientras que estas asociaciones fueron más pronunciadas para
aquellos que tomaron música instrumental más que vocal", dijo Gouzouasis.

El investigador subrayó que "de media los menores que aprendieron a tocar un
instrumento musical durante muchos años y ahora tocan en una banda y orquesta
del instituto de secundaria tienen el equivalente a un año de adelanto respecto
a sus pares en capacidades de inglés, matemáticas y ciencia".

Un dato que sorprendió a los académicos fue la consistencia de la relación entre la


música y esas tres asignaturas, que se mantuvo en alumnos de diferente sexo, etnia
y antecedentes socioeconómicos, entre otros. "Aprender a tocar un instrumento
musical y tocar en un grupo es muy exigente. Un estudiante que tiene que
aprender a leer las notas musicales desarrolla la coordinación ojo-mano,
capacidades de escucha y de equipo para tocar en un grupo y desarrolla
disciplina para practicar", destacó Gouzouasis. "Todas estas experiencias de
aprendizaje desempeñan un papel en promover las capacidades cognitivas de los
menores y su autoeficacia", indicó el experto.