Está en la página 1de 2

DOS BANDERAS NEGRAS 2019 EN EL LITORAL DE

GRANADA
En Granada todo sigue casi igual. Poco ha cambiado la cosa desde el anterior informe del año 2018.
Sólo hay tres depuradoras en la costa que, según datos de la junta de Andalucía, depuran correctamente; el
resto de las poblaciones vierten directamente al mar.

Por impacto urbanístico:

1ª.- Playa del Peñón y la Guardia (Salobreña).


La urbanización de la playa, llamada TH-1 en la jerga urbanística, ya ha terminado con las huertas de toda la
vida y ha urbanizado la zona.
La construcción de los prometidos cuatro hoteles de lujo todavía se hace esperar, aunque, eso sí, cada vez que
hay elecciones los regidores municipales se hacen la foto con los promotores, asegurando que antes de que
acabe el año empezará la construcción.
Ahí queda la zona con sus carreteras y farolas y los charcos que se forman cada vez que llueve al proyectarse
sobre una zona inundable.

TH-1 esperando la urbanización

Por vertidos sin depurar:

2ª.- Playa de las Azucenas (Motril).


Sigue recibiendo vertidos de aguas residuales por la Rambla de los Álamos, que usan los

1
responsables de la depuradora como aliviadero cuando les viene bien. Además, los
temporales van descubriendo las toneladas de escombros y basuras que estaban
camufladas bajo la arena.

Zona de “servidumbre” en la playa Granada

La Playa de Poniente (Motril) se inunda cada vez que hay temporales o lluvias, y sigue
recibiendo directamente las aguas residuales de los polígonos industriales cercanos.

En la playa de Cantarriján (Almuñécar), a la que hay que acceder en transporte público o


andando durante la temporada estival, se ha proyectado la construcción de un
aparcamiento, estando pendiente de autorización administrativa.

Todas las urbanizaciones entre Almuñécar y Salobreña vierten directamente sus aguas
residuales a los barrancos y de ahí al mar.

Desde Motril hasta Almería, los invernaderos siguen asfixiando las playas y llenando de
plásticos y residuos toda la zona, llegando a culminar en las playas de la Rábita, famosas
en el mundo entero por sus residuos.