Está en la página 1de 2

Características de la funda de

móvil perfecta
Está claro que vivimos en la era de la comunicación y de la tecnología, no podemos
pasar mucho tiempo sin mirar el móvil y mucho menos sin llevarlo a cualquier parte.
El hecho de acudir con tanta asiduidad a ellos los han convertido en casi elementos
imprescindibles de nuestra vida, motivo por el que cuando los compramos, además de
por su elevado coste, queremos protegerlos constantemente de accidentes, derrame de
líquidos o caídas para que se mantengan eternos. Normalmente nos decantamos por
elegir una funda pero sin embargo muy pocas veces nos preocupamos de cuáles son
las características que toda buena funda debería garantizar a nuestro teléfono como
perfecta fórmula de la eterna juventud. O nos decidimos por el mejor diseño o
simplemente por la más barata pero, ¿realmente pensamos en el material y la
resistencia? La respuesta en la mayoría de los casos es no. Por esta razón vamos a
contarte cuales creemos que son las claves que debes tener en cuenta antes de comprar
una funda para tu smartphone, para que así compres la mejor y con las mejores
ofertas.

1. Forma y uso

La forma de la funda es muy importante y deberás elegirla en función de la utilidad


que le des al teléfono y sobre todo de lo que buscas conseguir con una funda. Así por
ejemplo tienes modelos que incluyen tapa a modo de libro que permite proteger tanto
la parte trasera como delantera de tu teléfono, asegurándote que la pantalla no va a
sufrir ningún daño, o al menos no aparentemente. Estas fundas son algo incómodas ya
que no te permiten ver enseguida cuantos mensajes te han llegado o la hora, algo muy
común, aunque cada vez hay más modelos que añaden una especie de ventanita. Si por
ejemplo lo único que quieres es proteger la parte lateral y trasera de tu terminal
entonces decántate por una funda tipo carcasa que rodeará el teléfono pero sin llegar a
tapar la pantalla. Una variante de esta última opción son aquellas que superan un poco
la parte superior permitiendo que puedas apoyar el móvil con la pantalla mirando
hacia abajo sin que esta se raye. Por otro lado también deberás fijarte en el uso. Elige
una funda que se ajuste a tus necesidades. Si necesitas proteger el móvil contra
movimientos bruscos quizá sea más apropiada una funda con mayor protección,
materiales aislantes de impactos y resistencia. Si en cambio estás constantemente en
movimiento necesitarás una que proteja el móvil cuando lo tienes dentro del bolsillo.

2. Material

El material también es muy importante puesto que de él dependerá realmente la


protección de nuestro terminal. Si quieres evitar roturas en caso de un golpe fuerte te
recomendamos que te decantes por una funda de foma o silicona, ya que es más
resistentes aunque son poco estéticas. Sin embargo si buscas precisamente que sea
"bonita" busca una de plástico duro, ya que además de destacar por su estilo a veces sí
que protege el teléfono aunque no con tanta seguridad como las anteriores. En los
últimos meses se han puesto muy de moda las fundas de metal, aunque añaden un
peso extra al móvil no muy recomendable. En lo que respecta al material también
puedes optar por adquirir las que los propios fabricantes ponen a la venta, que suelen
estar además especialmente indicadas para el terminal específico, ofreciendo una gran
protección.

3. Temperatura

Por último también es recomendable que le des importancia al tratamiento de la


temperatura de la funda, es decir, como dispersa el calor, ya que una funda que
retenga el calor y caliente aún más el terminal no es precisamente recomendable
puesto que puede dañar el dispositivo.

4. Con pantalla protectora

Hay varias fundas que además incluyen una lámina protectora para la pantalla, ideal
para que el polvo, la suciedad o el rayado no produzca ningún desperfecto en tu
smartphone. Las de plástico duro son las más recomendables ya que el vídrio podría
terminar dañando tu teléfono, mientras que plástico duro será igual de resistente y no
dañará la pantalla en caso de romperse tras un golpe.