Está en la página 1de 6

BENEMÉRITO INSTITUTO NORMAL DEL ESTADO

"GRAL. JUAN CRISÓSTOMO BONILLA"

LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR

CURSO. ESTRATEGIAS DE TRABAJO DOCENTE

DOCENTE. MIRIAM DURAN QUIROZ

ALUMNA. CAROLINE TÉLLEZ GÓMEZ

CUARTO SEMESTRE, GRUPO “C”

ENSAYO FINAL

“ASPECTOS A MEJORAR EN MI PRÁCTICA DOCENTE Y

PROPUESTA DE LO QUE PODRÍA HACER EN FUTURAS

PRÁCTICAS”
INTRODUCCIÓN

En el siguiente escrito se presentará un análisis reflexivo de aquellos aspectos


positivos y negativos que se han visto inmersos en mi intervención de dos semanas
en la comunidad de Huejotzingo; intervención llevada a cabo en el segundo año de
preescolar con 33 alumnos.
Es de suma importancia realizar un análisis reflexivo de la propia intervención en el
aula ya que así, se podrá tener un cambio significativo en aquellos aspectos
negativos de la práctica, y con ello poder generar un cambio significativo en las
siguientes intervenciones, así como también tener un apoyo o sustento de aquello
que se realizó, es decir la fundamentación teórica de las acciones que se llevaron a
cabo dentro del aula.
Dentro de este ensayo se podrá observar el proceso del análisis reflexivo y de critica
hacia la practica docente, así como la capacidad de argumentación, se analizaron
dichos acontecimientos mediante procesos metodológicos. Observaciones de la
educadora y diarios de clase fueron algunos de los referentes para realizar la
reflexión sobre mi practica docente y superar las problemáticas cotidianas que se
presentaron durante las sesiones de clase y así poder tener una mejora.
DESARROLLO
En la práctica docente se puede tener diversas experiencias de las cuales se puede
generar un aprendizaje muy significativo, tanto por parte del alumno como del
docente que esta frente a grupo, ya que al llevar a cabo dicha intervención hace que
el docente en formación tenga un conocimiento más amplio de lo que implica dicha
acción y así poder crear sus propias estrategias que le sirvan para llevar a cabo las
actividades ya planeadas.
Así como también el aprender a ser crítico consigo mismo conforme a las
intervenciones que va llevando a cabo, sin dejar a un lado aquellas observaciones
que en un principio se realizaron para poder crear una planeación.
El ser crítico o reflexivo se puede entender como aquel análisis que se realiza para
sacar conclusiones de todo aquello que se realizó “bien o mal” dependiendo la
capacidad reflexiva de cada persona.
La reflexión implica el desarrollo de estrategias y técnicas para tratar la complejidad,
la incertidumbre, la singularidad y los conflictos de valor inherentes a las situaciones
de la práctica. (Schön, 1998)
se puede concebir a la reflexión de la práctica docente como una herramienta que
nos sirve para poder crear un cambio en nuestra forma de actuar, en nuestras
concepciones, en nuestras prácticas rutinarias, en la forma en nos vamos
desenvolviendo en el aula y el desarrollar los procesos de enseñanza y aprendizaje.
Como ya se mencionaba el docente en formación se va creando de procedimientos,
estrategias y técnicas que le ayudaran a que los alumnos desarrollen competencias
y habilidades en diversos campos y áreas, así como problemáticas en la vida
cotidiana.

Realice mi práctica docente en el segundo año, grupo “B” el cual esta compuesto
por un total de 33 alumnos, todos ellos de edad entre los 3 a 4 años, en la comunidad
de Huejotzingo, puebla. Practica llevada a cabo del 3 al 14 de junio del 2019, en
prácticas anteriores pude tener un conocimiento más amplio de la forma en que
trabajan los alumnos, por consiguiente, esta jornada se llevó a cabo considerando
aquellas características que tenía el grupo en general.

A continuación realizare un análisis reflexivo de mi práctica docente con respecto a


las experiencias vividas durante estas dos semanas; como ya se había tenido
anteriormente un análisis de aquellos errores cometidos, pude llevar a cabo una
mejor practica ya que considere aquellas observaciones que la educadora a cargo
del grupo me realizo, una de ellas fue el pase de lista, fecha y el orden del día, ya
que en esta jornada se tomó en cuenta y pude notar que los alumnos de segundo
año no tiene un conocimiento significativo acerca de la noción del tiempo, es decir
de los días de la semana y el mes.
“práctica de asignar sitios específicos a cada niño, permite al docente comprobar
la asistencia con una mirada”. (Ph. W. Jackson (2001)
Una estrategia que pude implementar en aquel momento que note dicha situación
es el cantar, ya que algo que le gusta a todo el grupo es cantar, les enseñe la
canción de los días de la semana y aprovechando que se tenía a la mano los
nombres de dichos días de la semana, conforme se iba cantando iba señalando el
nombre correspondiente y así ellos solos pudieron notar que, si un día antes fue
lunes, hoy seria martes.
Una problemática en la que me vi inmersa durante esas dos semanas de practica
fue la disciplina de ciertos integrantes del grupo, ya se había tenido una observación
de la conducta de dichos alumnos y ha sido considerada para esta jornada como
falta de interés por parte de los alumnos, tomada como error en las actividades, sin
embargo pude percatarme de que no se debía a eso, si no, que aquellos alumnos
no tenían un conocimiento de lo que implica seguir normas o reglas dentro del aula.
Una de las funciones de la disciplina es crear una forma de trabajo en la cual las
tareas o actividades planificadas para el aula pueden ser realizadas de manera más
eficiente, la disciplina es un elemento necesario para que la vida y actividad escolar
se lleven a cabo con mayor facilidad y cuyos integrantes conciban la disciplina como
el dominio de sí mismo para ajustar la conducta a las exigencias del trabajo o
estudio, contribuyendo a la convivencia de la vida escolar (García y otros, 1994)
Basándome en dicho autor pude crear un análisis de aquellos aspectos que se
deben trabajar dentro del aula y con el grupo en general, generando en ellos una
iniciativa hacia su propio aprendizaje y autocontrol, así como el conocimiento de
reglas y normas que se establecen no solo en el aula. Yo lo trabaje bajo acuerdos,
ya que en el libro “Acuerdos escolares de convivencia, orientaciones para su
elaboración” Los Acuerdos son actitudes y acciones específicas que los integrantes
de la comunidad escolar convienen llevar a cabo con el objetivo de crear un
ambiente de convivencia positivo, idóneo para el aprendizaje. En ese sentido, los
Acuerdos de Convivencia requieren del ejercicio de las habilidades
socioemocionales de quienes integran la comunidad escolar, para así enriquecer y
hacer más significativa la vida en conjunto. (Arango, J., Demenegui, D., Sánchez,
P., Contreras, S., Jiménez, S., Riveroll, R., Ramírez, F., Zarrabal, R., Pérez, Z.,
Manríquez, J., Niembro, M., Perea, M., y Salazar, D., 2015).

Una de las causas de que mis actividades no pudieron llegar a lograrse como se
esperaba o como se tenia planeado fue mi tono de voz, ya que basándome en las
observaciones de la educadora a cargo y haciendo una reflexión del porque en
algunos momentos, el grupo se salía de control y al llamarles la atención no
atendían; mi estrategia fue cantarles y así regresar su atención hacia mí, pero, en
algunas ocasiones no funcionaba, así que lo referente fue que en entonación de
voz. Aun no logro adquirir una entonación de voz adecuada al dar indicaciones
cuando el grupo no esta prestando atención, mi voz suele ser muy dulce, no muestro
“autoridad” en mi entonación.
Pero dentro del proceso comunicativo, por encima del contenido de lo que se dice,
el mayor peso lo constituyen los gestos y las características de la voz a las que se
les atribuye la transmisión de los estados emocionales del individuo (Itza, 1993)
CONCLUSIÓN

A partir de la realización de este análisis reflexivo puedo concluir que la reflexión de


la practica docente sienta las bases para poder considerar un objeto de mejora que
contribuya a darle sentido a dicha práctica al desarrollar la capacidad como
docentes en formación para reflexionar y analizar la propia práctica.
Haber realizado un análisis de mi practica a sido bastante satisfactorio para poder
ser consiente de aquellas acciones que no se estaban trabajando de manera
“correcta” y así poder implementar una estrategia que ayude a mejorar mi
desempeño frente a grupo, tomando en cuenta diversos aspectos.
Así como también me ayudo a ser critica con mi persona con la única finalidad de
mejorar.
Finalmente realizar un análisis reflexivo de aquellas actividades y estrategias que
implementé en el jardín de niños me ayudo para poder ver aquellas competencias
que han sido alcanzadas durante cierto periodo de tiempo.
BIBLIOGRAFÍA

Arango, J., Demeneghi, D., Sánchez, P., Contreras, S., Jiménez, S., Riveroll, R.,
Ramírez, F., Zarrabal, R., Pérez, Z., Manríquez, J., Niembro, M., Perea, M., y
Salazar, D. (2015). Lineamientos para la Gestión de la Convivencia en Escuelas de
Educación Básica y Media Superior del Estado de Veracruz. Recuperado de:
http://ebasica.sev.gob.mx/difusion/convivencia-escuelas/

GARCÍA y otros (1994). Comportamiento en el aula. Editorial de la Universidad de


Costa Rica. San José.

Itza, E.D. (1993). El lenguaje: estructuras, modelos, procesos y esquemas: un


enfoque pragmático. Oviedo: Universidad de Oviedo.

MÁRQUEZ GUANIPA, Jeanette; DÍAZ NAVA, Judith y CAZZATO DÁVILA,


Salvador. (Enero - Abril 2007). La disciplina escolar. aportes de las teorías
psicológicas . Revista de Artes y Humanidades UNICA, 18, 126 - 148.

Ph. W. Jackson. (1992). La vida en las aulas. Madrid: Morata.

Schön, D. (1998). “La estructura de la reflexión desde la acción” en El profesional


reflexivo. Como piensan los profesionales cuando actúan, Buenos Aires, Temas de
Educación, Paidós, 123-153.

También podría gustarte