Está en la página 1de 2

COMUNICACIÓN PÚBLICA Y POLÍTICA

ESTUDIANTE: AGUSTIN AGUILAR

LA IMPORTANCIA DE LOS MOVIMIENTOS SOCIALES EN LA OPINIÓN


PÚBLICA

La sociedad está compuesta por individuos que forman un grupo. La sociedad, desde este
punto de vista, evoluciona de forma constante. Uno de los factores que influye en la
transformación social de un pueblo son las corrientes sociales, movimientos cuyo auge fuerte
marca una tendencia que se convierte en moda o al menos, ejerce una gran influencia en el
sistema. Un movimiento social es aquella corriente que persigue un objetivo concreto y lucha
por conseguirlo a través de un plan de acción determinado.

Un movimiento social, en primer lugar, busca ser escuchado para el planteamiento de algunos
cambios o para la defensa de algunos derechos sociales, por ejemplo. Un movimiento social
puede estar encabezado por un líder en concreto o por un grupo cultural. Existen movimientos
sociales de carácter muy diferente. Hay que destacar que uno de los principales objetivos de
este movimiento es estudiar el cambio surge en un contexto concreto de cierto desencanto,
de esta forma, generar una ideología que ayude a progresar la colectividad de una población.
Pero, conviene puntualizar que los movimientos sociales no siempre luchan y se movilizan
para favorecer ciertos cambios. Existen casos en los que un movimiento social puede
perseguir, precisamente, que no se produzcan ciertos cambios en el sistema presente.

Las diferentes posturas que surgen de algún movimiento social genera una opinión pública
en un grupo determinado, donde muchas personas alzan su voz para manifestar su
descontento, disgusto o por el contario su apoyo respecto a la temática que se debate en dicho
movimiento. Para poder entender la importancia de la opinión pública debemos comenzar
por describir el fenómeno. Se entiende por opinión pública la postura que la mayor parte de
una sociedad o comunidad pueden tener sobre determinado evento o situación. Por eso, tiene
ciertas características que la diferencian de la mera opinión personal que un individuo puede
tener ya que al ser masiva tiene obviamente mayor influencia en el desarrollo de los hechos
sociales y políticos y por lo tanto es más tenida en cuenta por los gobernantes o sectores
poderosos a la hora de tomar decisiones sobre algo.

Es claro que la opinión pública existió siempre que existió una sociedad o comunidad
humana. Sin embargo, el concepto se aplica especialmente al fenómeno que aumentó de
manera significativa en las últimas décadas del siglo XX cuando los medios de comunicación
permitieron masificar las noticias y eventos mundiales permitiendo que las poblaciones
tomaran mayor conciencia sobre la situación y la realidad tanto en su propio país como en el
exterior. Actualmente, si bien es muy común y cada vez más visible el desarrollo de acciones
como marchas y protestas en contra o a favor de tal o cual decisión o medida, la realidad nos
muestra que la mayor parte de la población demuestra su opinión, aquella que contribuye a
formar la opinión pública, en el día a día, en el ámbito doméstico, en el ámbito laboral, en
espacios de sociabilidad informal, dichas manifestaciones son generadas comúnmente por un
movimiento social, ya sea relacionada con el feminismo, lo ambiental, de los derechos
humanos u otros organismos.

La importancia del movimiento social juega un rol esencial en la opinión pública desde un
punto de vista político o cultural debido que, en ella puede estar marcado el camino de una
buena gestión que debe ejercer el gobierno o la misma comunidad, de esta forma ayuda a
contribuir un progreso para la ciudadanía e incluso decidir su comienzo y su fin sin la
necesidad de recurrir a las intervenciones de los entes gubernamentales.