Está en la página 1de 12

La música y el

aprendizaje
Para Asociación Proyecto Autismo (ASPAU), (2017). "La música es esencial en un
ambiente que pretende estimular las funciones neurológicas. Los niños responden a
la música con baile, juegos, se divierten. La música transforma el medio ambiente y
concluyen en que la música es un gran estímulo"

Para Díaz. (2008). El aprendizaje ha sido siempre un proceso duro y difícil, tanto para
el maestro/a como para el alumno/a, pero antiguamente no se disponía de la
cantidad de materiales e ideas que hoy día poseemos nosotros.

Antes, la educación se basaba en la transmisión de conocimientos de forma natural y


simple, y hoy en día, poseemos unas técnicas y unas estrategias que hacen que esa
transmisión sea placentera para el maestro/a e interesante para el alumnado,
favoreciendo una participación activa e incluso el aprendizaje por sí mismo y de
forma autónoma, con lo que la mera transmisión de los conocimientos pasa a ser
actualmente un proceso satisfactorio de aprendizaje motivador.

Aún así, no siempre el proceso de enseñanza-aprendizaje resulta placentero y


motivador, sino que en algunas ocasiones el alumnado puede llegar a ver el
aprendizaje como algo “aburrido”, que le obligan a hacer. Esto puede ser debido a un
escaso interés del niño/a por obtener determinados conocimientos relativos a la
materia, por una escasa motivación del maestro/a en la escuela durante el proceso
de enseñanza-aprendizaje, por el insuficiente uso de los recursos educativos, como
instrumentos musicales, cintas de audio, entre otros.…, por el carácter monótono en
el proceso de enseñanza de algunos docentes o por el ambiente familiar en el que
el alumno/a se desenvuelve, un factor muy importante en la vida y en el progresivo
desarrollo del niño.

Poco a poco, se están introduciendo en las aulas más recursos motivadores que
favorecen el aprendizaje del alumnado, despertando su interés y ofreciéndoles así
un aprendizaje más significativo que conecta cada vez más con su realidad social y
con su vida personal.

La música es un recurso atractivo que puede favorecer el aprendizaje debido a la


importancia que tiene hoy día en nuestras vidas, y por ello es conveniente trabajarla
desde todas sus dimensiones, ya que no sólo se debe limitar al estudio musical en sí
mismo, en su hora correspondiente, sino también es conveniente favorecer un
acercamiento y disfrute al proceso musical, que puede estar globalizado en los
demás aprendizajes de las diferentes áreas, que se produzcan en el aula.

Cualquier tema educativo puede relacionarse con la música, en los conocimientos


de los cursos de infantil, donde este recurso está muy presente actualmente,
podemos encontrar canciones, tanto infantiles como populares, cuentos sonoros,
dramatizaciones, entre otros, relacionados con diferentes centros de interés como
la navidad, el otoño…

A través de la organización por rincones, dentro del aula, podemos descubrir el


“rincón de la música”, un espacio delimitado de la clase, donde los alumnos podrán
manipular de forma libre los instrumentos musicales que allí se encuentren, como
maracas, triángulos, claves… y otros instrumentos de percusión propios a su edad.
Según Shinichi Suzuki (violinista, educador y filósofo) la habilidad musical no es un
talento innato, sino una destreza que puede ser desarrollada. “Cualquier niño a quien
se entrene correctamente puede desarrollar una habilidad musical, de igual modo
que todos los niños desarrollan la capacidad de hablar su lengua materna”.

Por ello, desde la educación infantil es adecuado que el niño esté en continuo
contacto con la música, para que pueda desarrollar aspectos musicales con la misma
fluidez que se expresa verbalmente y para inculcar en sus vidas un progreso musical
que, con el paso del tiempo, llegará a potenciarse en mayor o menor medida.

Además, hasta los seis años, los niños están en el pleno descubrimiento de su
cuerpo, por ello es interesante enseñarles que el cuerpo es el instrumentos más
valioso, con el se pueden hacer infinidad de sonidos, al igual que con su voz, y que a
través del movimiento se pueden expresar multitud de sensaciones. Todos estos
tipos se expresiones se pueden desarrollar en competencia con otras áreas, como
pueden ser la expresión plástica o la expresión corporal.

Cabe destacar otro método de la enseñanza musical, el método de Jacques


Dalcroze (1865-1950), que dice que “El cuerpo es la fuente, el instrumento y la
acción primera de todo conocimiento ulterior”; por ello es conveniente realizar
actividades que favorezcan la toma de conciencia corporal, la contracción y
relajación muscular, el estudio de actitudes estéticas, la utilización del espacio, la
memorización de gestos, la ejercitación de reacción auditiva, la localización relativa
del sonido y el desarrollo de las cualidades musicales.

Otra actividad a desarrollar en esta edad puede ser la realización de un instrumentos


mediante reciclaje, por ejemplo unas maracas, para hacer entre todos un grupo y
tocar diferentes ritmos. Este ejercicio tiene un enfoque globalizador, ya que además
del aspecto musical, en el niño se trabajan otros principios fundamentales para su
desarrollo, como puede ser la motricidad fina, una educación en valores, un trabajo
en grupo, y todo ello de forma lúdica, participativa y libre, favoreciendo así un
aprendizaje autónomo.

Mediante esta actividad también se pueden trabajar los conceptos de sonido y


silencio, proponiendo entre todos una pequeña señal, que realizará el profesor, y
mediante la cual todos dejarán de tocar su instrumento. Tras tener estos conceptos
claros podemos introducir poco a poco otros más complejos como la noción de
ruido, de velocidad…

Pero la música como aprendizaje globalizado no se limita solo a los cursos infantiles,
sino que en cursos superiores también puede estar presente en todas las materias,
y especialmente se tratará en el área de música, en las horas correspondientes, con
el especialista.

Es cierto, que en estas edades más avanzadas, el proceso de enseñanza-aprendizaje


suele ser más formal y complicado, pero, ¿por qué no darle un toque de innovación
y motivación?
Como por ejemplo, durante las actividades individuales se puede poner de fondo
alguna obra clásica, fomentado un trabajo en silencio e inculcarles cultura musical y
trabajando, a su vez, contenidos de forma globalizada.

Así los alumnos conocerán a los grandes músicos de la historia, y algunas de sus
obras, y poco a poco con el paso de los días, y sin darse cuenta reconocerán en una
película o un video que estén viendo, una canción que ellos recuerdan, y podrán
decir, por ejemplo: “Esto es la flauta mágica, de Mozart”.

Esta es una entre muchas posibilidades, que ofrece la música para trabajar diferentes
contenidos de una manera más dinámica, ya que puede ser un recurso atractivo para
captar el interés y la atención del alumno/a, y favoreciendo en este un sentimiento
de apreciación hacia el hecho musical y hacia obras propias de la cultura andaluza.

También es importante en la educación conocer a nuestros alumnos, y que ellos nos


conozcan a nosotros, para así poder establecer una relación de
interacción-cooperación. Por ello considero conveniente utilizar la música para tal
acercamiento, y propongo que el alumnado, sobre todo los de cursos más avanzados,
y nosotros mismos, llevemos a clase una canción que nos guste, para escucharla y
poder analizarla entre todos.

Todo el mundo tiene una canción preferida, un estilo de música predominante, un


artista favorito...todos esos aspectos musicales de la vida cotidiana han de ser
desarrollados y compartidos en la escuela, y si pueden ser trabajados para favorecer
el aprendizaje de otras áreas, pues mucho mejor.
¿Cómo la música nos ayuda a aprender?

Sabemos desde hace mucho tiempo que la música es vehículo de la emoción. Ayuda
a los bebes a dormirse acunados. ¿Pero sabías que la música pude ayudarnos en
nuestros aprendizajes? Numerosos estudios muestran que el aprendizaje de la
música mejora las capacidades cognitivas de niños, adultos, e incluso personas con
Alzheimer.

Música y aprendizajes

Siempre según Bolduc, el estudio de la música mejoraría la capacidad del


pensamiento abstracto desde edades muy tempranas.

Las actividades de escucha, de discriminación sonora y los juegos rítmicos ayudaran


a estimular el desarrollo de la conciencia fonológica antes de la entrada al colegio.
Además la práctica musical desarrolla también las capacidades motoras como la
coordinación de los gestos, el tono o la orientación espacial. Han constatado que los
jóvenes músicos tienen una mejor planificación y ejecución de los movimiento. Las
campanas musicales son una excelente herramienta para trabajar estos sentidos.

En definitiva la música es también beneficiosa para las relaciones sociales ya que


permite al niño desarrollar su capacidad para expresar las emociones. Según un
estudio realizado en 2011 por dos científicos alemanes, la práctica de la música
puede aumentar el espíritu de la cooperación en los más pequeños.

Música y conciencia fonológica

Según Jonathan Bolduc, investigador de la universidad de Montreal, las actividades


musicales favorecen el desarrollo de la conciencia fonológica y más concretamente
las habilidades para percibir, segmentar y manipular las rimas, las silabas y los
fonemas. El investigador analizó la relación entre el despertar escrito y la música en
los niños de 5 a 6 años en estudios sucesivos.

Música y memoria auditiva

Jonathan Bolduc ha observado también que los adultos que estudiaron música desde
muy pronto tienen una memoria auditiva más grande. Esta observación, la obtiene de
investigaciones realizadas a principios del año 2000, y hoy en día es reconocido por
la comunidad científica.

En general, observó que la escucha y sobre todo el aprendizaje de la música puede


tener un cierto impacto en el desarrollo de la memoria en general. Imágenes
cerebrales muestras que la región del lóbulo temporal izquierdo, ligado a la memoria
verbal, está más desarrollado en los niños y adultos que practican la música
regularmente.
Música y estimulación cognitiva

Una cosa es cierta para los científicos hoy: la música es más que un simple
pasatiempo o que un arte como los demás. Toca profundamente nuestro cerebro,
enlazando la actividad de númerosos circuito corticales. Así que, seamos músicos o
no, la simple escucha o la práctica regular de la música y/o del canto refuerza la
plasticidad cerebral, mejora la memoria, reduce el estrés y ralentiza el
envejecimiento cognitivo.

Música y Montessori

La pedagogía Montessori opta por el material educativo altamente sensorial para un


descubrimiento activo del mundo para los niños más jóvenes Y la musicalidad está a
menudo integrada en su aprendizaje. Así, como el tacto es muy importante, el
material sonoro también lo es, sobre todo las campanas y caja de sonidos. Este
material tiene como objetivo la discriminación auditiva y la facultad de
concentración.

Efectos de la música en el Cerebro de los niños

La música es un elemento esencial en el desarrollo y aprendizaje de los niños/as. La


música no solo ayuda a que nuestros niños/as se relajen, sino que también ayuda a
desarrollar la memoria y el sentido de coordinación del bebé.

Aquellos niños/as que crecen escuchando música, cantando canciones, y


moviéndose al ritmo de la música gozan de un mejor sistema sensorial, creando más
enlaces en las conexiones neuronales del cerebro.

Estudios demuestran que aquellos niños/as que participan activamente en


actividades relacionadas con la música son aquellos que hacen las mayores
conexiones, porque la música en los niños/as provoca:

• Un aumento en la capacidad de memoria, atención y concentración de los


niños/as.
• Mejora la habilidad para la resolución de problemas matemáticos y de
razonamiento complejo.
• Hace que los niños/as puedan expresarse.
• Al combinarse con el baile, estimula los sentidos, el equilibrio y el desarrollo
muscular.
• Estimula la creatividad y la imaginación infantil.
• Enriquece el intelecto.
• Hace que los niños/as puedan interactuar entre sí.
• Aumenta la auto-estima de los niños/as.

La música tiene un efecto profundo en el estado de ánimo, en la inteligencia, en la


memoria y en el lenguaje; como también en la salud y en sistema inmunológico. El
impacto de la música lo vemos todos los días…manipula nuestro estado de ánimo,
enriquece nuestras vidas, y envuelve nuestras mentes.
¿Cómo afecta la música en nuestros niños/as?

Inteligencia—El escuchar música durante la infancia contribuye a crear ciertos


patrones en el cerebro. Nuestros niños/as nacen con billones de neuronas en el
cerebro. Si estas neuronas no son utilizadas se pierden con el tiempo. Que los
niños/as reciban estimulo a través de la música hace que más neuronas funcionen en
el cerebro…y mientras más neuronas se desarrollen, mas fácil se les hará aprender
nuevas cosas y desarrollar nuevos talentos.

Memoria—Los niños/as pueden acordarse de música que han escuchado ya desde los
tres meses de vida. Además, el escuchar música también ayuda a los niños/as a
acordarse de cómo hacer ciertas cosas, es decir, que si nuestros niños/as aprenden
a realizar cualquier tipo de tarea mientras escuchan música, favorece a que la
siguiente vez que vuelvan a oír dicha melodía, recuerden con facilidad la tarea
realizada y por tanto les sea más fácil volver a reproducirla.
Entendimiento—El entendimiento y el lenguaje son ayudados por la habilidad de
procesar información más rápidamente. Aquellos niños/as que escuchan música de
manera regular tienen un mayor CI (Cociente Intelectual). La habilidad de entender
y procesar el lenguaje se consigue al entender los varios sonidos que crea el
lenguaje hablando. Los niños/as que suelen estar expuestos a la música se
acostumbran a escuchar diferentes sonidos complejos, los cuales les ayudaran a
discernir el lenguaje.

Emociones—Las emociones y los estados de ánimo están directamente vinculados a


la música. Es difícil para nosotros los adultos sentirnos felices durante una canción
triste, como sentirnos tristes con una canción alegre. Y así mismo es para los
niños/as. La música suave los ayuda a calmarlos, mientras que la música creativa los
ayuda a estimularlos/activarlos.

Salud—La música puede tener un impacto poderoso en la salud. La música ayuda a


restaurar las respiraciones, las cuales nos calman físicamente y nos ayuda con la
presión arterial y los latidos cardíacos. La música también tiene el efecto de aliviar el
dolor y promover la mejora física. (queteescuchen.com, 2015).

20 beneficios de la música en las escuelas

Casi todo el mundo disfruta de la música, puede ser escuchándola , cantando o


tocando algún instrumento. Y aunque este interés por ella sea casi universal algunas
escuelas no incluyen la música en sus programas educativos. Esto es un error,
ademas de que la clase de música les resulta muy agradable a los estudiantes , esta
materia “de relleno” enriquece su vida y educación de muchas maneras. A
continuación mencionaremos 20 de estos beneficios que la hacen importante.

1. La educación Musical ayuda a desarrollar el lenguaje y razonamiento: Los


estudiante que comienzan su educación musical desde pequeños desarrollan las
areas del cerebro relacionadas con el lenguaje y razonamiento. El Lado izquierdo del
cerebro esta mas desarrollado para la música y las canciones puede ayudar a adherir
esa información en sus mentes.

2. Ejercita la memorización: Incluso cuando se toca leyendo una partitura, los


estudiantes de música están usando su memoria. La habilidad de memorizar les
puede ayudar a un estudiante en más lugares que solo la escuela.

3. Los estudiantes aprenden a mejorar su trabajo: Aprender música incrementa la


destreza en el trabajo, y los estudiantes aprender a siempre mejorar su trabajo. Este
sentido de mejora puede aplicarse en todas las materias.

4. Incrementan su coordinación:Los alumnos que practican su instrumento mejorar


su coordinación ojo-mano. Como sucede en los deportes, los niños pueden mejorar
sus habilidades motrices al aprender música.
Entendimiento—El entendimiento y el lenguaje son ayudados por la habilidad de
procesar información más rápidamente. Aquellos niños/as que escuchan música de
manera regular tienen un mayor CI (Cociente Intelectual). La habilidad de entender
y procesar el lenguaje se consigue al entender los varios sonidos que crea el
lenguaje hablando. Los niños/as que suelen estar expuestos a la música se
acostumbran a escuchar diferentes sonidos complejos, los cuales les ayudaran a
discernir el lenguaje.

Emociones—Las emociones y los estados de ánimo están directamente vinculados a


la música. Es difícil para nosotros los adultos sentirnos felices durante una canción
triste, como sentirnos tristes con una canción alegre. Y así mismo es para los
niños/as. La música suave los ayuda a calmarlos, mientras que la música creativa los
ayuda a estimularlos/activarlos.

Salud—La música puede tener un impacto poderoso en la salud. La música ayuda a


restaurar las respiraciones, las cuales nos calman físicamente y nos ayuda con la
presión arterial y los latidos cardíacos. La música también tiene el efecto de aliviar el
dolor y promover la mejora física. (queteescuchen.com, 2015).

20 beneficios de la música en las escuelas

Casi todo el mundo disfruta de la música, puede ser escuchándola , cantando o


tocando algún instrumento. Y aunque este interés por ella sea casi universal algunas
escuelas no incluyen la música en sus programas educativos. Esto es un error,
ademas de que la clase de música les resulta muy agradable a los estudiantes , esta
materia “de relleno” enriquece su vida y educación de muchas maneras. A
continuación mencionaremos 20 de estos beneficios que la hacen importante.

1. La educación Musical ayuda a desarrollar el lenguaje y razonamiento: Los


estudiante que comienzan su educación musical desde pequeños desarrollan las
areas del cerebro relacionadas con el lenguaje y razonamiento. El Lado izquierdo del
cerebro esta mas desarrollado para la música y las canciones puede ayudar a adherir
esa información en sus mentes.

2. Ejercita la memorización: Incluso cuando se toca leyendo una partitura, los


estudiantes de música están usando su memoria. La habilidad de memorizar les
puede ayudar a un estudiante en más lugares que solo la escuela.

3. Los estudiantes aprenden a mejorar su trabajo: Aprender música incrementa la


destreza en el trabajo, y los estudiantes aprender a siempre mejorar su trabajo. Este
sentido de mejora puede aplicarse en todas las materias.

4. Incrementan su coordinación:Los alumnos que practican su instrumento mejorar


su coordinación ojo-mano. Como sucede en los deportes, los niños pueden mejorar
sus habilidades motrices al aprender música.
5. Brinda un sentimiento de logro: Aprender a interpretar una pieza musical en un
nuevo instrumento puede ser todo un reto, pero un reto que se puede completar.
Los estudiantes que aprender a tocar una canción o a tocar un acorde de manera
correcta los hace sentir orgullosos de poder lograr avanzar en su instrumento.

6. A los niños les agrada más el ir a la escuela: Incluir una materia que les agrade a
los alumnos como la música, puede ayudar a que les agrade asistir a la escuela. Los
alumnos de clase de música son más propensos a asistir a todas sus clases y ser
aplicados en todas las materias.

7. Exito en la sociedad: La música es un lazo con nuestra sociedad y puede formar


habilidades y carácter. Estudiantes en una banda, orquesta o coros son menos
propensos al abuso de sustancias a lo largo de su vida. La educación musical también
contribuye al desarrollo intelectual de los niños.

8. Desarrollo emocional: Los estudiantes de música pueden ser estar más


desarrollados emocionalmente, con empatía hacia otras culturas. También tienen
tendencia a tener una mayor auto estima y enfrentar mejor situaciones de ansiedad.

9. Aprenden a reconocer patrones: los niños pueden desarrollar sus habilidades


matemáticas y de reconocimiento de patrones con la ayuda de la educacion musical.
Tocar un instrumento ofrece repetición de patrones de manera divertida.

10. Mejores resultados en pruebas estandarizadas: Los estudiantes que tienen


experiencia interpretando música o con cursos de apreciación musical obtienen
mejores resultados en pruebas estandarizadas. Un reporte indica que los estudiantes
de música obtienen en promedio 63 puntos más alto en habilidades verbales y 44
más alto en habilidades matemáticas.

11. Mejores habilidades auditivas: Los músicos pueden detectar información


significativa entre los elementos de sonido, como el significado emocional de un
llanto de un bebé. Los estudiantes que practican música tienen una mejor atención
auditiva

12. La música estimula la imaginación y la curiosidad: Introducir música desde los


primeros años de la infancia ayudan a desarrollar una actitud positiva al aprendizaje
y la curiosidad. La educación artística desarrolla el cerebro y estimula la imaginación
de los niños.

13. La música puede ser relajante: Los estudiantes pueden enfrentar el estrés al
aprender a tocar música. La música tranquila ayuda a los niños a relajarse

14. Los instrumentos musicales pueden enseñar disciplina: Los niños que aprender a
tocar un instrumento musical pueden aprender una valiosa lección de disciplina.
Tendrán que dedicar tiempo para practicar y así poder tocar de mejor manera su
instrumento, lo cual requiere de disciplina.
15. Los prepara para la economía creativa: Invertir en educación creativa prepara a
los estudiantes a ser parte de la fuerza de trabajo del siglo XXI. La nueva economía
ha creado más carreras artísticas, y estos podrían crecer más rápido en el futuro que
otros.

16. Desarrolla el pensamiento creativo: Los niños que estudian artes pueden
aprender a pensar creativamente. Este tipo de educación puede ayudarles a resolver
problemas y pensar “Fuera de la caja” y darse cuenta que puede existir más de una
respuesta correcta.

17. La música puede desarrollar la inteligencia espacial: Los estudiantes que estudian
música pueden mejorar el desarrollo de su inteligencia espacial, la que les permite
percibir el mundo exterior de manera mas precisa y crear imágenes mentales.

18. Los niños pueden aprender a trabajar en equipo: Muchos programa de educación
musical necesitan del trabajo en equipo al formar una banda, orquesta o coro. En
estos grupos los estudiantes aprenderán como trabajar juntos.

19. Enseña a tomar riesgos: Presentar una pieza musical puede causar miedo y
ansiedad. Hacerlo enseña a los niños a tomar riesgos y a enfrentar los miedos, lo que
ayudara a que sean más exitosos y alcanzar su potencial

20. Mejora la autoconfianza: Con el apoyo de padres y maestros los alumnos que
están tocando un instrumento musical pueden construir su confianza y orgullo. La
educación musical contribuye a un mejor desarrollo de la comunicación en los
estudiantes. (queteescuchen.com, 2015).
Referencias

Diaz, L. (2008). La Música como Parte del Aprendizaje Educativo. Recuperado de:
http://www.filomusica.com/aprendizaje.html

Dina, B. (2013). Influencia de la Música en los niños. Recuperado de:


http://es.slideshare.net/cachuflinhermoso/trabajo-infopedagogia-grupal-18056463?n
ext_slideshow=1

Hoptoys (2016).¿Cómo la música nos ayuda a Aprender? Recuperado de:


http://bloghoptoys.es/como-musica-ayuda-aprender/

queteescuchen.com (2014). Efectos de la Música en el Cerebro de los Niños.


Recuperado de:
http://quetescuchen.com/efectos-de-la-musica-en-el-cerebro-de-los-ninos/

queteescuchen.com (2015). 20 Beneficios de la Música en las Escuelas. Recuperado


de: http://quetescuchen.com/20-beneficios-de-la-musica-en-las-escuelas/