Está en la página 1de 2

3/04/2019

SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO


JULIANA PRIETO SANTIAGO -1558051

GRUPO IV
ENFERMEDAD
Depresión
Episodios depresivos

Se conoce como depresión laboral al sentimiento de tristeza profunda, desánimo


continuado, falta generalizada de energía

y motivación asociada al trabajo, Irritabilidad y salidas de tono en el ambiente


laboral, baja concentración y pobre rendimiento, aumento del tiempo requerido para
realizar las funciones diarias, incremento de errores en su trabajo Condiciones de
trabajo especialmente estresantes y demandantes

De acuerdo con expertos, existen diversos factores que pueden desencadenar la


depresión laboral, la mayoría de ellos están relacionados con las presiones en el
trabajo, un grado de responsabilidad mayor al que un empleado puede soportar no
acordes con el salario, un ambiente laboral donde la tensión y desconfianza se
encuentran presentes, Problemas de comunicación y conflictos con compañeros o
superiores, Falta de valoración y reconocimiento del trabajo que desempeña el
empleado.

CODIGO CIE 10
F32
AGENTES CIE -10 ETIOLÓGICOS I FACTORES DE RIESGO OCUPACIONAL

Puede presentarse en cualquier trabajador y puesto, su gravedad dependerá de la,


exposición a los agentes causales presentes en el ámbito laboral. Esta enfermedad
se presenta en trabajadores de los sectores de servicios, educativo e industrial.
secretarias, empleados con funciones administrativas, administradores, contadores,
maestros, médicos, entre otros

MEDIDAS DE PREVENCION O ACCIÓN EN LAS ORGANIZACIONES


 El diagnóstico temprano de la situación es fundamental para que la afección
no se convierta en un problema mayor y resulte más sencillo recuperar el
estado normal de salud de la persona afectada.

 La persona conocedora de la situación puede prestar su apoyo, pero nunca


desvelar la afección al resto de los compañeros, ni, aunque considere que
sea algo beneficioso para el trabajador con depresión laboral.

 baja temporal y que la persona se reincorpore al trabajo cuando su salud


y estado de ánimo se encuentre de nuevo en las condiciones adecuadas.

 En el caso de la depresión laboral, suele ser recomendable que la persona


vaya adquiriendo de nuevo el hábito y horario normal de trabajo de forma
progresiva.

 La terapia psicológica puede ser acompañada por las soluciones anteriores,


en caso de que el profesional acepte y recomiende su uso, con el objetivo
de agilizar el camino y apoyar al proceso terapéutico para devolver a la
persona afectada su estado anímico habitual.

 Crear departamentos que se dedican en exclusiva al cuidado de la salud de


los trabajadores. Estos departamentos se encargan de la concienciación y
prevención de enfermedades derivadas del trabajo y de accidentes laborales.