Está en la página 1de 2

Para entender los conflictos que se produjeron en la revolución del Perú, el autor describe el

titulo del capitulo 5 como PERU, LA REVOLUCION AMBIGUA.

Pero ¿por qué? Ambigua porque la población estaba conformada por más de un millón de
habitantes, entre esos habitantes los indios eran el 57% del total, los mestizos eran el 29%, los
esclavos constituían el 4 % , la aristocracia blanca eran del 13% y cada grupo poseía distintos
intereses.

En vísperas de la revolución, Perú: contaba con una gran cantidad de indios casi 60% del total
concentrados en la región andina que practicaban agricultura de subsistencia y servían de
mano de obra para minas, obrajes y haciendas. La cantidad de esclavos era minima al igual que
la clase dominante criollo-hispánica que triplicaba el numero de esclavos con un 13% en el
Perú imperaban : los valores señoriales. La clase dominante que dominaba la tierra, los cargos
Públicos y el comercio era conservadora y no estaba dispuesta a ceder sus privilegios en aras
de la independencia, esta elite prefería la SEGURIDAD AL CAMBIO y no estaba preparada para
poner en peligro su predominio social por amor a las nuevas ideas de independencia. Dentro
de esta casta existía una fracción de liberales, que bregaba por reformas políticas e igualdad
para los criollos dentro del armazón colonial, que aparecieron en escena en época de los
desgraciados sucesos de la corona (1808- 1810) su Economía era poco significante, salvo por
las poco productivas explotaciones de plata con que contaba y el vulnerable monopolio de
comercio trasatlántico. El virrey Abascal se horrorizaba ante el pedido de libertad de comercio
que se le peticionaba por parte de estos constitucionalistas criollos en creciente oposición al
orden imperial. Este Virrey era extremadamente conservador y mostró su descontento ante el
avance constitucionalista en la metrópoli, de 1812, y con el a las medidas que tuvo que
implementar para aplastar las rebeliones.

La rebelión de pumacahua en el Peru:, dos rebeliones hicieron que la colonia se estremeciera


hasta los cimientos esto ayudo a que la economía se deprimiera mas, por la consiguiente
perdida de fuerza de trabajo y capital. La primera, iniciada en 1780 tras la implementación de
las “reformas borbónicas”, dirigida por el famoso Tupac Amaru. Esta rebelión fue de carácter
indigenista y reformista, por lo cual los criollos rápidamente se pasaron de bando temerosos
de perder sus privilegios. En 1814, por un breve tiempo coincidió el movimiento indio con el
criollo, en el cuzco, y Pumahuaca rompía así con el gobierno colonial, aportando sus huestes al
líder criollo José Angulo. tras una serie de victorias la fracción realista preparó la
contraofensiva al mando del general Juan Ramírez logrando doblegar a Pumahuaca para enero
de 1815, ejecutado este, al igual que todos los lideres criollos de la revuelta así se aseguro una
sólida base realista y en 1816, el virrey Abascal fue reemplazado en el cargo por Joaquín de
Pezuela.

Pezuela fue sorprendido por la expedición de san Martin que le arrebató chile, complicando su
situación, complicándose aún más hacia 1820( tras el motín del ejército español reclamando la
restauración de la constitución).

Era 1820 y San Martin estaba preparado para culminar su empresa. Para esto creo una costosa
pero importante armada naval costeada por los empréstitos ingleses , costaba mantener un
ejercito , a expensas de Chile , comandada por el británico Thomas Corcrame quien logro
importantes victorias para el bando revolucionario y mantuvo el dominio marítimo del pacifico,
a pesar de no simpatizar con la estrategia del libertador, estas diferencias harían mas adelante
el descontento hacia el libertador.
San Maritin creía que una fuerza extranjera no podía realmente liberar a Peru y que los nativos
debían luchar desde el interior. Su estrategia era bloquear Lima por tierra y por mar y evitar así
la necesidad de un asalto directo.

San Martin buscaba instaurar una monarquía, quería un gobierno fuerte para poder controlar
los focos de conflictos en el territorio que pudieran desatarse.

La cercanía de la expedición libertadora tuvo sus efectos y un creciente numero de municipios


se separaron del dominio colonial. Para 1821 la totalidad del norte de Peru había declarado la
independencia y comenzó a aportar hombres y recursos a la causa.

Por esos años gobernaba el reducto realista el virrey La serna quien evacuo la capital el 6 de
julio de 1821 y 6 días después entro San Martin pasando a ser este su protector supremo.

La táctica de la no violencia había triunfado pero el miedo de las clases altas del Peru estaba en
que entre las filas de San Martin estaban conformadas por indios salvajes que según ellos eran
indisciplinadas.

Otra mala era que San Martin seguía rehusándose a atacar a fuerzas realistas que se
apoderaron del tesoro en el Callao y se retiraron al interior sin disparar un solo tiro.

Esto causa su impopularidad, la flota dirigida por Cochrane decide no seguir bajo el mando del
libertador, por falta de paga a sus tripulantes y no estar de acuerdo con la forma de la
estrategia del libertador.

Al ser expulsados los españoles se les confiscaron sus posesiones y se le entregaban las
confiscaciones a generales y oficiales que prestaron servicios anteriormente, el libertador
quería quedar bien con todos influido por Monteagudo fundaron una nueva aristocracia.

Entre 1821 y 1824 los revolucionarios contaron con la ayuda indirecta de las irregulares
fuerzas de los montoneros de objetivos difusos, que ayudaron a entorpecer el avance y la
reorganización realista. Pero aun el interior estaba dominado por los peninsulares. Dada la
escasez de recursos con que se contaba para continuar la expedición San Martin, una economía
deprimida, una resistencia de los peruanos al no querer enrolarse en el ejercito activo para dar
el golpe final, una reacción contra la monarquía que intentaba proponer San Martin, se
propugnaban ideas liberales y de republicanismo sus difusores entre ellos Manuel Perez,
Francisco Pizarro .

Ante esto debilitado el libertador se dirigió a Guayaquil donde se encontraba Simón Bolívar
para lograr la cooperación en el tramo final de la emancipación del sur, sin concretar acuerdo,
por la situación de Guayaquil que era el puerto estratégico un centro de construcción y
comercial para la revolución, San Martin lo quería Anexar a Perú, y Bolívar a Colombia, Bolívar
disponía.

A su regreso y conspiración por medio Dimitió su cargo, frustrado, se preparo para el exilio.

En febrero de 1823 el ejercito peruano reemplazo a la junta por José de la Riva Agüero,
incapaces de gobernar o ganar la guerra, los españoles recuperaron Lima en Junio de ese año.