Está en la página 1de 8

Formalidades aduaneras previas al desaduanamiento

Solicitud de autorización de embarque. Es el acto mediante el cual la autoridad aduanera permite la exportación de
mercancías respecto de las cuales el exportador o su agente de aduana ha presentado la solicitud con los requisitos exigidos
para ello.

La solicitud de autorización de embarque deberá presentarse a través de los servicios informáticos electrónicos, en la que
se debe indicar la administración aduanera con jurisdicción en el lugar donde se encuentre la mercancía y cumplir con el lleno
de los requisitos establecidos para su aceptación.

Documentos soporte de la solicitud de autorización de embarque. Los documentos soporte deben obtenerse antes de
la presentación y aceptación de la solicitud de autorización de embarque, según lo señalado a continuación:

1. Documento que acredite la operación que dio lugar a la exportación.

2. Vistos buenos o autorizaciones, cuando a ello hubiere lugar.

3. Mandato aduanero cuando la declaración aduanera se presente a través de una agencia de aduanas.

4. Constancia de pago de retenciones, regalías, cuotas de fomento, tasas o cualquier impuesto exigible, cuando a ello
hubiere lugar.

5. Cualquier otro documento exigido por norma especial.

6. Certificado de usuario final para la exportación de armas, municiones y explosivos, conforme lo contempla el Tratado
Comercio de Armas.

La contribución cafetera, los certificados de inspección sanitaria y fitosanitarios expedidos por el Instituto Colombiano
Agropecuario, ICA, o el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, incluidas las autorizaciones
emitidas por parte de otra autoridad competente, que se requieran como documento soporte de la solicitud de autorización
de embarque, deberán presentarse al momento del embarque de las mercancías.

No se exigirá la declaración aduanera de importación como documento soporte de la solicitud de autorización de


embarque, cuando se trate de la exportación de residuos o desechos peligrosos de que trata la Ley 253 de 1996 que aprueba
el Convenio de Basilea. Tampoco se exigirá dicho requisito, cuando se trate de la exportación de bienes considerados como
residuos de aparatos eléctricos o electrónicos, Raees, resultado del cumplimiento de planes de gestión de devolución de
productos pos consumo o programas de recolección y gestión de productos pos consumo establecidos o promovidos de
manera voluntaria por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible o por la autoridad competente, que se encuentren
consagrados en resolución expedida por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

NOTA: La Ley 253 de 1996 aprobó el Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los
desechos peligrosos y su eliminación, hecho en Basilea el 22 de marzo de 1989.

Aceptación de la solicitud de autorización de embarque. La solicitud de autorización de embarque se aceptará cuando:

1. Se cuente con los documentos soporte vigentes de que trata el artículo 334 del decreto 390/16, con el cumplimiento
de los requisitos legales a que haya lugar.

2. Se tenga la autorización como agencia de aduanas para operar en la jurisdicción donde se presenta la declaración
aduanera, cuando el declarante actúe a través de estas.

3. Se llene en forma completa y correcta la solicitud de autorización de embarque.

La solicitud de autorización de embarque deberá encontrarse aceptada con anterioridad al ingreso de la mercancía a la
zona primaria aduanera, salvo las excepciones establecidas por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

Una vez aceptada la solicitud de autorización de embarque podrá ser modificada a través de los servicios informáticos
electrónicos, siempre y cuando no se haya efectuado el ingreso de las mercancías al lugar de embarque.

Así mismo, la solicitud de autorización de embarque podrá ser invalidada a través de los servicios informáticos
electrónicos, cuando el exportador desista de efectuar la exportación, siempre y cuando no se haya determinado embarque
directo o aforo.

No obstante, de manera excepcional y previa justificación, la autoridad aduanera podrá autorizar la invalidación de las
solicitudes de autorización de embarque, de manera posterior al momento determinado en el inciso anterior y hasta antes
de haberse efectuado el embarque de las mercancías, sin perjuicio de los controles correspondientes conforme lo determine
la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

Vigencia de la solicitud de autorización de embarque. La solicitud de autorización de embarque tendrá una vigencia de
un (1) mes, contado a partir de la fecha de su aceptación. Vencido este término, deberá tramitarse una nueva solicitud de
autorización de embarque para realizar la exportación.

Dentro del término de vigencia de la solicitud de autorización de embarque se deberá producir el traslado e ingreso de la
mercancía a zona primaria y la operación de embarque de la misma de acuerdo con lo señalado en el artículo 345 de este
decreto, salvo que por circunstancias comprobadas por la autoridad aduanera, la operación de embarque se hubiere
realizado o deba realizarse por fuera de dicho término, siempre y cuando la entrega de la mercancía al transportador se haya
producido dentro del término fijado en el presente artículo (§ D. 390/2016.ART. 345.).

Así mismo, el término señalado en el presente artículo, se suspenderá cuando la autoridad sanitaria o de control policivo,
ordenen un tratamiento especial de control propio de dichas autoridades, hasta la decisión final.

Cuando se trate de exportaciones fraccionadas, la solicitud de autorización de embarque global podrá tener una vigencia
superior a un (1) año, conforme a la vigencia del contrato de suministro.

Solicitud de autorización de embarque global. Procede cuando la exportación se efectúe en forma definitiva, al amparo
de un único contrato de suministro con embarques fraccionados, con datos definitivos o provisionales. En este caso el
contrato se constituye en documento soporte de la solicitud de autorización de embarque global.

Aduanas y rutas especiales. En casos especiales, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales podrá disponer que
algunas mercancías puedan ser exportadas por determinadas aduanas, y señalar las rutas nacionales para realizar el
transporte interno.

Traslado a la zona primaria aduanera. El traslado de las mercancías objeto de exportación al lugar de embarque por
donde se efectuará su salida del territorio aduanero nacional deberá ser efectuado con una planilla de traslado elaborada a
través de los servicios informáticos electrónicos, en los términos y condiciones que establezca la Dirección de Impuestos y
Aduanas Nacionales.

Desaduanamiento en la exportación

Ingreso de mercancías a zona primaria aduanera. Una vez ingrese la mercancía a zona primaria, el titular de la zona debe
informar a través de los servicios informáticos electrónicos, sobre el ingreso de la misma con la fecha y hora de recepción.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales avisará el ingreso de las mercancías a la zona primaria, en los cruces de
frontera o cuando la mercancía que se exporte salga con el viajero.

Para los efectos previstos en este artículo, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales establecerá el área que
constituye zona primaria aduanera en los puertos, aeropuertos y cruces de frontera.
En casos debidamente justificados, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales podrá establecer los eventos en los
cuales se autoriza el ingreso de mercancías objeto de exportación a la zona primaria aduanera sin la presentación de la
solicitud de autorización de embarque.

Determinación de embarque directo o de la diligencia de aforo. Efectuado el ingreso de la mercancía contenida en la


solicitud de autorización de embarque a la zona primaría aduanera, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales a través
de los servicios informáticos electrónicos, con fundamento en criterios basados en técnicas de análisis de riesgo, determinará
el embarque directo o el aforo documental o físico de la mercancía. También se podrá efectuar el aforo por solicitud expresa
en la solicitud de autorización de embarque.

No procederá el embarque, y por tanto se cancela automáticamente el embarque directo, determinado a través de los
servicios informáticos electrónicos, cuando otra autoridad de control no autorice la salida de la mercancía del territorio
aduanero nacional y así lo informe la entidad competente a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

Diligencia de aforo. La diligencia de aforo comprende la verificación de la naturaleza, descripción, estado, cantidad, peso,
medida, precio, clasificación arancelaria, cumplimiento de la legislación aduanera y demás disposiciones en materia de
comercio exterior. Deberá realizarse en forma continua y concluirse a más tardar el día hábil siguiente en que se comisione
al aforador a través de los servicios informáticos electrónicos, salvo cuando por razones justificadas se requiera de un período
mayor, caso en el cual se podrá autorizar su ampliación, por una sola vez, hasta por un término de cinco (5) días hábiles, en
los casos determinados por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

El aforador deberá acceder a los documentos soporte directamente a través de los sistemas informáticos dispuestos para
tal fin, salvo situaciones de contingencia, en cuyo caso el declarante presentará el original de los documentos soporte.

El declarante o el agente de aduanas deberá asistir a la diligencia de aforo y prestar la colaboración necesaria, salvo cuando
se trate de aforo documental, en cuyo caso únicamente se debe prestar la colaboración que les sea requerida.

El acta en la que se plasma la actuación de aforo se elaborará a través de los servicios informáticos electrónicos, dejando
constancia de la fecha y hora en que se inicia y termina la diligencia, el resultado de la actuación con el sustento legal y la
explicación técnica que corresponda, los argumentos u objeciones del declarante en el caso que se presenten y la firma de
quienes en ella participaron. Para todos los efectos, el acta así suscrita se entenderá notificada al declarante.

El aforo podrá realizarse en las instalaciones del exportador, cuando goce del tratamiento especial previsto en el numeral
3.7 del artículo 35 de este decreto (§ D. 390/2016.ART. 35.).

Así mismo, el exportador podrá solicitar autorización, a través de los servicios informáticos electrónicos, para que el aforo
se realice en lugar diferente a la zona primaria aduanera, cuando así lo requiera la naturaleza de las mercancías, o en razón
de su embalaje, peligrosidad u otra circunstancia que lo amerite, o cuando las mercancías deban embarcarse o salgan por
una aduana diferente a aquella donde se presente y acepte la solicitud de autorización de embarque y dichas mercancías se
encuentren en las instalaciones del exportador.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales podrá establecer las condiciones especiales en que se realizará la
diligencia de aforo, de acuerdo con la naturaleza de las mercancías y la logística de la operación de embarque.

El término de vigencia de la solicitud de autorización de embarque previsto en el artículo 336 de este decreto se
suspenderá desde la determinación de aforo y hasta que finalice esta diligencia con la autorización o no del embarque (§ D.
390/2016.ART. 336.).

Inspección simultánea de las mercancías de exportación. Cuando en los lugares de embarque las mercancías objeto de
aforo deban ser sometidas a un control que incluya la inspección de las mismas por parte de otras autoridades competentes,
la diligencia se coordinará dando cumplimiento a las disposiciones legales vigentes garantizando que la misma se realice de
manera simultánea.

Resultados de la diligencia de aforo. La autoridad aduanera, previa comprobación del cumplimiento de las normas
aduaneras y de comercio exterior, podrá:

1. Autorizar el embarque cuando:

1.1. Practicado el aforo documental, se establezca la conformidad entre lo declarado en la solicitud de autorización de
embarque y la información contenida en los documentos soporte.

1.2. Practicado el aforo físico, se establezca la conformidad entre lo declarado en la solicitud de autorización de embarque,
la información contenida en los documentos soporte y la mercancía o cuando practicado el aforo físico no intrusivo, no se
encuentren indicios de mercancías diferentes o en cantidades mayores.

1.3. Se detecte que los precios consignados presentan niveles anormales en relación con el tipo de producto, sus
características o condiciones de mercado. El aforador debe dejar constancia en la respectiva acta e informar a la autoridad
competente.

1.4. Se encuentre que la cantidad sometida a aforo es inferior a la consignada en la solicitud de autorización de embarque.
El aforador dejará constancia del hecho en la respectiva acta. En este caso, la solicitud de autorización de embarque se
entenderá modificada y procederá el embarque sólo para la cantidad verificada en la diligencia de aforo.

1.5. Se encuentre que la cantidad sometida a aforo es superior a la consignada en la solicitud de autorización de embarque.
El aforador dejará constancia del hecho en la respectiva acta. En este caso, la solicitud de autorización de embarque
procederá sólo para la cantidad amparada en dicho documento, debiéndose tramitar una nueva solicitud de autorización de
embarque para la cantidad sobrante.

1.6. Se subsane en debida forma, la causal que dio origen a la suspensión o no autorización del embarque.

Los casos señalados en los numerales 1.3 y 1.5 no constituyen infracción sancionable; sin embargo, la operación de
comercio exterior podrá ser calificada como de alto riesgo a efectos de los controles aduaneros. En el evento indicado en el
numeral 1.5, cuando se trate de mercancías que debían pagar contribuciones, regalías o cualquier otro derecho o impuesto
a la exportación, se aplicará la sanción prevista en el presente decreto.

2. Suspender la autorización de embarque cuando:

2.1. El titular de un derecho de propiedad intelectual solicite la suspensión provisional de la exportación, por presunción
de mercancías afectadas de piratería o marca falsa, de conformidad con lo previsto en el artículo 613 de este decreto. Dicha
solicitud puede generarse igualmente cuando exista previo aviso de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales. Si la
mercancía vinculada al posible delito se encuentra en el lugar de embarque, se ordenará su traslado inmediato a un depósito
temporal ubicado en el mismo lugar, para que se surtan los procedimientos de que trata el título XVIII de este decreto (§ D.
390/2016.ART. 613.).

2.2. Exista orden de autoridad competente. Esta causal se subsana cuando la autoridad competente así lo determine. Si
la mercancía se encuentra en el lugar de embarque, se podrá hacer el traslado a un depósito temporal.

2.3. Se trate de una suspensión ordenada por autoridad sanitaria. En este evento, la mercancía debe permanecer en el
sitio correspondiente del lugar de embarque, para que se surtan los procedimientos que ordene dicha autoridad.

En estos casos se suspende el término de la solicitud de autorización de embarque señalado en el artículo 336 de este
decreto (§ D. 390/2016.ART. 336.).

3. No autorizar el embarque cuando:

3.1. Se encuentre que se trata de mercancía diferente a la descrita en la solicitud de autorización de embarque.

3.2. Se detecte que la mercancía está sujeta a restricciones o requisitos especiales y no los cumple; o sobrepase los cupos
establecidos.

3.3. Se detecten omisiones o errores en la subpartida arancelaria o en la descripción de la mercancía descrita en la solicitud
de autorización de embarque que no conlleven a que se trate de mercancía diferente.

3.4. Exista orden de autoridad competente.

3.5. Se encuentre mercancía contaminada, en mal estado o vencida, en cuyo caso el aforador debe avisar a la autoridad
sanitaria competente, y ponerla a su disposición.

3.6. Se encuentre mercancía de prohibida exportación.

3.7. Cuando se detecte que el proveedor o el solicitante del régimen o el destinatario en el exterior sea una persona
inexistente.

En los eventos previstos en el numeral 3.1 se aplicará la sanción que corresponda en el presente decreto. En el caso
señalado en el numeral 3.6 procederá la aprehensión y decomiso.

Cuando en los cruces de frontera la autorización de embarque haya sido suspendida, la mercancía deberá ser trasladada
de manera inmediata al depósito temporal que determine el declarante o agencia de aduanas, hasta que exista un
pronunciamiento de la autoridad competente. El declarante y el depósito temporal deberán garantizar el ingreso de la
mercancía el mismo día en que se determine la suspensión de la autorización de embarque por parte de la autoridad
aduanera, so pena de la imposición de la sanción que corresponda.

Operación de embarque. Comprenderá el cargue en el medio de transporte para la salida de la mercancía del puerto,
aeropuerto o cruce de frontera, con destino a otro país.

Cuando las mercancías deban embarcarse por una aduana diferente a aquella en donde se presente y acepte la solicitud
de autorización de embarque, el traslado se hará con la planilla de traslado en la que se deberá consignar la operación de
traslado y la aduana de destino por donde se embarcará la mercancía. En la aduana de salida definitiva no se practicará aforo
a las mercancías, siempre que las unidades de carga y los medios de transporte vengan en buen estado, cuenten con los
dispositivos electrónicos de seguridad exigidos y no presenten signos de haber sido forzados o violados, ni se haya reportado
anomalía en su operación durante el viaje. En caso contrario, se practicará aforo cuando lo determine el sistema de gestión
del riesgo.

En el modo marítimo se podrán exportar mercancías cuya salida efectiva se realice por un puerto ubicado en una
jurisdicción aduanera diferente al puerto de embarque inicial. Para realizar esta operación se deberá presentar una
declaración aduanera de exportación con datos definitivos o provisionales en el puerto de embarque inicial, siempre y cuando
tal operación esté amparada con un único documento de transporte internacional, en el que se indique el destino final en el
exterior. El traslado de la mercancía se hará al amparo de la solicitud de autorización de embarque o de la declaración
aduanera de exportación.

El transportador internacional, además de certificar el embarque en el puerto de embarque inicial, tiene la obligación de
registrar en los servicios informáticos electrónicos, la llegada al puerto de salida efectiva, el descargue cuando haya lugar a
ello, la transferencia al medio de transporte que saldrá al exterior y la salida efectiva hacia su destino final.

Cuando la transferencia de la mercancía no se realice de manera inmediata, la carga deberá ser trasladada a un depósito
temporal ubicado en el puerto de embarque de salida. En este caso, la mercancía que se encuentre en un depósito temporal
deberá embarcarse de manera definitiva en un plazo que no supere un (1) mes contado a partir de la fecha en que se realizó
el descargue, prorrogable por un término igual.

Cuando la declaración de exportación se haya presentado con datos provisionales se deberá cumplir con el procedimiento
previsto en el artículo 351 de este decreto (§ D. 390/2016.ART. 351.).
Si no se realiza la salida efectiva de la mercancía se anulará la declaración de exportación, sin perjuicio de las sanciones
que le correspondan al transportador internacional.

Certificación de embarque. Realizado el embarque de la mercancía dentro del día hábil siguiente, el transportador
internacional transmitirá, a través de los servicios informáticos electrónicos, la información del manifiesto de carga, y
relacionará en él las mercancías según los embarques autorizados por la administración aduanera. Se entenderá que la
información del manifiesto de carga y los documentos de transporte han sido entregados, cuando se acuse el recibo a través
de los servicios informáticos electrónicos.

La transmisión de la información del manifiesto de carga se refiere a embarques autorizados, incluidos los de mercancías
cargadas en un muelle fluvial; a operaciones aduaneras especiales de salida de mercancía cargada en puertos, aeropuertos
o pasos de frontera; o a trasbordo internacional.

En el evento en que a través de los servicios informáticos electrónicos se identifiquen inconsistencias frente a lo amparado
en la solicitud de autorización de embarque y la carga certificada por el transportador, se emitirá el reporte de
inconsistencias, las cuales podrán ser corregidas por el transportador, dentro de las veinticuatro (24) horas siguientes a dicho
reporte. Dentro de este mismo término el transportador podrá corregir errores u omisiones identificados por él. Pasado este
término sin que se realicen las correcciones, la información de la certificación de embarque pasa a ser definitiva. En estos
casos no se genera sanción.

La autoridad aduanera certificará el embarque de las mercancías objeto de exportación cuando la exportación se realice
por parte de un viajero que cumpla con el procedimiento previsto en el parágrafo 1º del artículo 354 de este decreto. Una
vez generada la declaración de exportación, el declarante o agencia de aduanas procederá a la firma de dicha declaración
aduanera de exportación (§ D. 390/2016.ART. 354.).

En los casos de exportadores ocasionales o transitorios que no estén obligados a inscribirse en el registro único tributario,
RUT, o el registro que haga sus veces, la autoridad aduanera, además de certificar el embarque, cerrará el proceso de
desaduanamiento de la exportación.

Declaración de exportación. Certificado el embarque de la mercancía por el transportador internacional, la solicitud de


autorización de embarque adoptará la forma de declaración aduanera de exportación, la que será generada por los servicios
informáticos electrónicos, en los términos y condiciones establecidos por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.
Dentro de los ocho (8) días siguientes de haberse generado la declaración aduanera de exportación y una vez subsanadas las
inconsistencias a que haya lugar, el declarante o agencia de aduanas la debe firmar electrónicamente, generando el número
y fecha de la declaración aduanera de exportación correspondiente.

Con la firma se entiende cerrado el proceso de desaduanamiento de la exportación y solo en este momento la declaración
aduanera de exportación surge a la vida jurídica para todos los efectos.

Si una vez finalizados los ocho (8) días no se ha firmado la declaración aduanera de exportación, la Dirección de Impuestos
y Aduanas Nacionales, a través de los servicios informáticos electrónicos, cerrará de oficio el proceso de desaduanamiento
de la exportación, sin perjuicio de la sanción prevista en el presente decreto.

Cuando se trate de errores respecto a la certificación de embarque, los mismos solo se podrán subsanar conforme a la
información suministrada por el transportador, la cual constituye documento soporte de la declaración de exportación.

Declaración de exportación fraccionada. Aceptada la certificación de embarque de cada envío, cada solicitud de
autorización de embarque fraccionada, se convertirá en declaración aduanera de exportación, únicamente para fines
estadísticos. Esta declaración no requiere ser firmada por el declarante o agencia de aduanas.

Declaración consolidada. Es la declaración que consolida los embarques fraccionados, que se genera a través de los
servicios informáticos electrónicos. Esta declaración constituye el documento definitivo para efectos de demostrar la
exportación, teniendo en cuenta lo siguiente:
1. Si los datos registrados en los embarques fraccionados son definitivos, la declaración consolidada debe presentarse en
forma mensual, a partir del primer embarque de cada mes, sin exceder los diez (10) primeros días hábiles del mes siguiente.
Vencido este término sin que se presente la declaración consolidada, los servicios informáticos electrónicos, expedirán en
forma automática esta declaración, informando al declarante a fin de que proceda a presentar la declaración de corrección,
si a ello hubiere lugar;

2. Si la solicitud de autorización global es inferior a un (1) año y los datos registrados en los embarques fraccionados son
provisionales, la declaración consolidada, deberá presentarse en cualquier momento, dentro de la vigencia de la solicitud de
autorización global, y a más tardar dentro de los tres (3) meses siguientes a su vencimiento.

3. Si la solicitud de autorización global es superior a un (1) año y los datos registrados en los embarques fraccionados son
provisionales, la declaración consolidada deberá presentarse en cualquier momento y a más tardar dentro de los tres (3)
meses siguientes al cumplimiento de cada año, según el contrato de suministro.

De no efectuarse la consolidación en los términos previstos en los numerales 2º y 3º de este artículo, los servicios
informáticos electrónicos expedirán en forma automática la declaración correspondiente, convirtiendo los datos
provisionales en datos definitivos e informando al declarante a fin de que proceda a presentar la declaración de corrección,
si a ello hubiere lugar.

Procederá solicitud de autorización global complementaria cuando se haya embarcado la totalidad de mercancías
registradas en la solicitud de autorización global inicial, con uno o varios envíos fraccionados, siempre y cuando dicha
autorización global se encuentre vigente. Vencida esta autorización, el declarante debe presentar una nueva solicitud para
continuar realizando los envíos fraccionados.

Firmeza de la declaración. La declaración aduanera de exportación quedará en firme transcurridos tres (3) años contados
a partir de la fecha de la firma electrónica. Cuando se trate de declaraciones de exportación fraccionadas, el término de
firmeza se contará a partir de la fecha de la firma electrónica de la declaración de exportación consolidada. Lo anterior, salvo
que se haya notificado requerimiento especial aduanero.

Cuando se haya corregido o modificado una declaración aduanera, el término previsto en el primer inciso se contará a
partir de la firma de la declaración presentada y aceptada.

Exportación con datos provisionales. Presentada la solicitud de autorización de embarque con datos provisionales, se
deberá seguir el trámite general previsto en el presente título.

Efectuado el embarque de las mercancías dentro de los tres (3) meses siguientes, el declarante deberá presentar la
declaración aduanera de exportación con datos definitivos, a través de los servicios informáticos electrónicos. Dicho término
podrá ser prorrogado en casos debidamente justificados hasta por un término igual, por una sola vez, salvo que se requiera
un tiempo adicional. De no hacerse dentro del término se generará automáticamente la declaración aduanera de exportación
con datos definitivos, sin perjuicio de la sanción prevista en este decreto.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, con fundamento en criterios basados en técnicas de análisis de riesgo,
también podrá determinar la práctica de la diligencia de aforo. Del resultado de esta diligencia, podrá derivarse la autorización
de la declaración o el traslado de la documentación a la dependencia competente, para adelantar las investigaciones
pertinentes.

Declaración de corrección. Efectuada la exportación, el declarante podrá corregir la declaración aduanera de exportación
de manera voluntaria dentro del término de firmeza, sólo para cambiar información referente a cantidad o precio, por
razones derivadas de fluctuaciones en el comportamiento de los mercados o por siniestros ocurridos después del embarque,
siempre que dicho cambio no implique la obtención de un mayor valor del CERT.

En los casos que determine la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales podrá corregirse información diferente a la
prevista en el presente artículo, sin perjuicio de la aplicación del análisis de las pruebas presentadas.
El trámite de la declaración de corrección se surtirá en la forma y condiciones establecidas por la Dirección de Impuestos
y Aduanas Nacionales.

El documento que acredite lo relativo a las fluctuaciones en el comportamiento de los mercados o los siniestros ocurridos
después del embarque, será el soporte de la declaración de corrección.

Declaración de modificación. El declarante podrá modificar la declaración aduanera de exportación para cambiar el
régimen de exportación temporal a definitiva.

El trámite de la declaración de modificación se surtirá en la forma y condiciones establecidas por la Dirección de Impuestos
y Aduanas Nacionales.

El documento que acredite que la mercancía quedó definitivamente en el exterior, será el soporte de la declaración de
modificación.