Está en la página 1de 4

Nicolás González González.

Estudios Literarios.

El discurso literario vs el discurso histórico.


La literatura como medio de entretenimiento tiene la capacidad de difundir ideas y
convicciones, de esta forma es como las obras adquieren un carácter más allá del mero hecho
artístico, adquiriendo la función de suscitar un pensamiento sobre una objeto o situación, pero
si bien Mukařovský dice que este hecho de suscitación no hace parte esencial la obra, puesto
que “la obra de arte no puede ser identificada, como lo pretendía la estética psicológica, con
el estado psíquico de su autor, ni con los diversos estados psíquicos suscitados por ella en los
sujetos receptores”(Mukařovský, 2000, p.88), dado al carácter público de la obra, esta entra
como mediadora entre el pensamiento individual del autor propuesto en la obra y el
pensamiento colectivo.
El hecho emocional que provoca la obra a un sujeto individual pierde validez a la hora de
producir un juicio de valor, ya que la obra es un objeto mediático cuya interpretación varía en
relación al tiempo, a causa de la misma variación que sufre el público en su pensamiento a
través del paso del tiempo, así la obra se convierte en un retrato del contexto en el que se
escribió.
La obra de Mukařovský nos propone un punto de aproximación particular que aplicaremos en
el fragmento de la obra de Gabriel García Márquez sobre la masacre de las bananeras y el
debate suscitado por Jorge Eliécer Gaitán sobre el mismo acontecimiento, primero vamos a
observar cómo tratan el tema y se como se comunica el mismo, continuando con el análisis
las diferencias entre versiones y como se busca la fidelidad, finalizando con el impacto de la
obra en la colectividad.
Tratamiento del tema.
Para comenzar miraremos como la obra literaria busca la comunicación; si bien la obra
literaria comunica el hecho, es decir, cumple con el objetivo, mediante el proceso de narrar el
acontecimiento el discurso usado se ve trastocado por la manipulación del lenguaje, siendo
que en la obra de cien años de soledad el lenguaje no intenta ser lo más claro y verosímil
posible, además hay que considerar que el tema se ha modificado para producir un
sentimiento más fuerte en el receptor, dado que como obra de arte tiene un efecto de
productor de sentimiento en el observador, por lo que la obra de arte si bien comunica el

1
Nicolás González González.
Estudios Literarios.

hecho y mantiene en mayor o menor cantidad la temática central sin obviar información no se
puede considerar como un registro histórico puesto que no es el fin de este tipo de obras.
De otra manera tenemos el debate de las bananeras de Jorge Eliécer Gaitán, un texto que da
cuenta de un debate ocurrido que intento aclarar los hechos que giran alrededor de la masacre
de las bananeras de la manera más clara y verosímil, de tal forma vemos como en el discurso
de este texto usa un lenguaje conciso y evita los vacíos y las figuras retóricas que puedan
confundir, algo que es diferente a lo que vemos en la obra de Gabriel García Márquez,
además en el debate se usan argumentos y evidencias que dan fuerza a las proposiciones, todo
con el fin de buscar la verdad.
En esta parte donde vemos cómo se altera intencionalmente la historia como ocurre en la obra
de García Márquez, o en la contraparte en el debate de Jorge Eliécer Gaitán donde se busca
que la historia no resulte alterada en ningún sentido, se puede notar cómo el discurso busca
dar una explicación de que ocurrió y porque ocurrió, y si bien el tema es el mismo el
tratamiento estilístico que le da cada área hace que este se transforme dando como resultado
una obra de arte (Gabriel García Márquez) o un texto de carácter --- que no busca un objetivo
estético (Jorge Eliécer Gaitán).
Fidelidad.
Comenzando por el texto literario podemos ver como este tiene una postura que aparta la
fidelidad a la historia como parte esencial y deja el mensaje y consecuencias de la masacre
como parte central de la historia, algo que si bien también es visible en el debate cabe resaltar
que el objetivo con el que se realiza esta acción es diferente, puesto que en cien años de
soledad el hecho de la masacre se muestra como una consecuencia del “desarrollo” que se
había dado en la región y como los interés económicos se vieron afectados ante la
probabilidad de una huelga que lleva a los acontecimientos de la masacre, mientras que, en el
debate de las bananeras el hecho de aclarar las causas y las consecuencias de la masacre se
dan con un objetivo de buscar justicia puesto que se sigue el hecho de que esta traerá
tranquilidad y cerrará la etapa de dolor causada por la muerte.
Para concluir la idea de fidelidad a la historia tenemos que tener en cuenta que las cifras son
meras estimaciones puesto que estas fueron alteradas al ser dadas por el estado colombiano,
por lo que lo único que se puede tomar como la verdad son las fallas y negligencias que

2
Nicolás González González.
Estudios Literarios.

conllevaron a la realización de la masacre, este tema si lo tocan ambos textos puesto que
muestran la negligencia de las autoridades al momento de mantener la seguridad y
tranquilidad de la población, siendo que cada texto lo presenta de manera diferente pero
mostrando esta situación; dado que en el debate la evidencia muestra la evidencia que
demuestra la negligencia al momento de la comunicación, y en cien años de soledad la
negligencia en la comunicación la muestra el narrador, en el momento de contar lo que se dijo
oficialmente algo que era falso.
Impacto social.
Si bien el acontecimiento narrado en ambas historias es ampliamente conocido en el contexto
en el que se produjeron, la versión que más se conoce es la de la obra literaria, mientras que
el texto sobre el debate de Jorge Eliécer Gaitán es menos conocido a pesar de ser el más veraz
en lo que se refiere a los acontecimientos. Este fenómeno lo podemos ver más claramente en
la industria del cine, si miramos las tendencias de producción audiovisual alrededor de los
80s, donde se comenzó a producir una gran cantidad de películas donde el tema central era la
guerra en Vietnam, películas como Rambo 2 o Platoon, que así como lo hace la literatura
alteran la realidad para ser más atrayente. Pero esta falta de fidelidad al acontecimiento es
aparecer lo que promueve la distribución de la historia, por que estas obras audiovisuales son
más vistas y distribuidas que los documentales por ejemplo.
El uso de un discurso atrayente (un discurso que se ayuda de la ficcion) sobre un tema
histórico, que realmente ocurrió, y que dejó algún tipo de huella, aparenta ser mejor
distribuidor de la historia, y es que si tomamos en cuenta la comunidad de jugadores que
disfrutan de juegos de acción bélica, veremos que es mejor un juego que sacrifique las
cualidades reales de las mecánicas, como lo son el retroceso o la movilidad, por unas
mecanicas que si bien no desechan totalmente estas mecánicas realistas las adaptan a un
jugador más casual, y esto es exactamente lo mismo que ocurre con las obras que tratan
temas de la historia, en este caso Gabriel García Márquez adapta la historia para un lector de
literatura no para un historiador, y tal como ocurre en la comunidad de jugadores donde
existe una subdivisión de jugadores que prefieren que el juego se acerque a la realidad lo
máximo posible, ocurre con la literatura y a aquellas personas que se interesan por el
mantenimiento de la realidad son a las que va dirigido el texto del debate de las bananeras,

3
Nicolás González González.
Estudios Literarios.

que es un grupo de personas menor en relación a las personas que simplemente buscan
entretenimiento.

Bibliografía.
● Jan Mukařovský. (2000). “El arte como hecho sígnico”. En ​Signo, función, y valor:
estética y semiótica del arte.​Trad. Jarmilla Jandová. Santafé de Bogotá: Universidad
Nacional de Colombia, Facultad de ciencias Humanas, Departamento de Literatura:
Universidad de los Andes, Facultad de Artes y Humanidades, Departamento de
Humanidades y Literatura: Plaza & Janes Editores Editores Colombia S.A, pp., 88-95.
● Fragmento [la masacre de las bananeras] de ​Cien años de soledad de Gabriel García
Márquez. Cátedra, pp. 365-387.
● Jorge E. Gaitan. “La matanza del 5 de diciembre”, “Una celada ignominiosa”,”Un
crimen sin nombre”. En ​El debate de las bananeras​.pp 81-91.

También podría gustarte