Está en la página 1de 18

Angulo Olazábal, Alonso

Bilbao Soto, Valeria

Lloclla Gamarra, Claudia

Sipán Villareal, Paulo

Pampacata Sanchez, Romina

Prof. Lazo Alatrista Guillermo

Mayo, 2019
INTRODUCCIÓN

En este trabajo sobre el fenómeno El Niño abordaremos dos puntos siendo el primero

una presentación de las definiciones y explicaciones sobre este suceso abarcando: que es, como

sucede, causas, fenómeno La Niña e instituciones involucradas; asimismo, hablaremos de la

ciudad de Tumbes, zona afectada por este fenómeno. El segundo punto consta en el desarrollo

del trabajo: se realizó un análisis sobre la zona afectada antes y durante el fenómeno El Niño

acompañando con un análisis estadístico y variables como temperaturas, precipitaciones y

consecuencias ocasionadas por El Niño en esta zona.

ANTECEDENTES

Los efectos devastadores del fenómeno El Niño son ampliamente conocidos; para ello,

podemos recurrir a modo de ilustración a casos registrados no sin antes mencionar que en

territorio nacional la necesidad de mejoramiento de la vivienda existentes pero inadecuadas por

características físicas y de hacinamiento, el llamado déficit cualitativo, es un elemento

sustancial del problema de la vivienda, afectando al 74 por ciento de la población, es decir, en

una gran mayoría de casos las viviendas ya existen pero las condiciones de habitabilidad son

inadecuadas; esto pudo haber sido generado por la fuerte presión poblacional por acceder a
una vivienda cerca de las zonas de mayor actividad económica deviniendo en la toma de

terrenos públicos o privados por parte de la población sin control real de la autoridad, que más

bien ha alentado esta iniciativa como una solución al problema de la vivienda. (Quispe, 2005)

En adición, la destrucción de ciudades y viviendas es una constante asociada al

fenómeno en mención, los datos más antiguos de los que se tiene noticias fehacientes

corresponden al Niño de 1578 donde todas las casas ,iglesias y locales públicos de los lugares

afectados por las lluvias resultaron destruidas o fuertemente dañadas; asimismo, en el evento

de 1997- 98 se estima que hubo en el territorio nacional diez mil viviendas, ochocientos locales

escolares y seiscientas postas médicas, entre afectados y destruidos y cerca de doscientos mil

damnificados. (Rocha, 2012)

Sobre la zona de interés Rocha (2010) hace referencia a las investigaciones del

ingeniero Georg Petersen, el cual entre 1925 y 1926 fue la primera persona en registrar datos

hidrometeorológicos de confiabilidad científica; las grandes precipitaciones dadas en esos años

destruyeron todos los caminos y puentes paralizando el comercio por semanas, en 1925 el río

Tumbes se desbordó hundiendo gran parte de la ciudad de tumbes cortando rutas de tráfico y

comunicación como las del ferrocarril; en adición debido a estos cambios drásticos del clima y

a la formación de pantanos y charcos se desarrollaron diversas enfermedades y plagas a una

escala no antes vista, resaltando el paludismo, malaria, beriberi, disentería y otras

enfermedades tropicales cobrando una cantidad dantesca de víctimas mortales.


¿Qué es el fenómeno del niño?

Es un fenómeno climático cíclico que provoca estragos a nivel mundial, siendo las más

afectadas América del Sur y las zonas entre Indonesia y Australia, provocando con ello el

calentamiento de las aguas sudamericanas. (Ministerio de Educación, 2010). El Niño es uno de

los varios ciclos climáticos irregulares que se producen por la interacción entre el océano y la

atmósfera. Es un fenómeno propio de la variabilidad climática (no del cambio climático), que

se manifiesta mediante cambios en los patrones normales de comportamiento de corrientes

oceánicas, flujos de viento, distribución de precipitación y distribución de temperaturas. En

territorio nacional son diversos los institutos y entes que realizan investigaciones sobre este

fenómeno:

● IMARPE: Instituto del mar del Perú

● IGP: Instituto Geográfico del Perú

● DHN: Dirección de Hidrografía y Navegación

● INRENA: Instituto Nacional de Recursos Naturales

● INDECI: Instituto Nacional de Defensa Nacional

Origen del nombre

El término "El Niño" fue empleado por los pescadores de Perú desde la época de la

Colonia, para referirse a la disminución de la pesca en la época de Navidad, ya que asumen que

el niño Jesús deseaba que tomaran un descanso para reparar sus equipos y pasar más tiempo

con sus familias. A través de los años, el término se ha usado para designar intervalos en que

las aguas se vuelven excepcionalmente cálidas, hecho que no sólo altera la vida normal de los

pescadores, sino que también trae consigo fuertes lluvias en la región costera de Perú y

Ecuador. (Martelo, 1998)


¿Como sucede este fenómeno?

El meteorólogo Abraham Levy señala que este fenómeno ocurre porque el agua del

mar, que tradicionalmente es fría en el otoño e invierno, se calienta y ello trae también un

aumento de la temperatura general del aire. "Las corrientes de agua cálida que no están en la

superficie del mar viajan por debajo del mar, desde Australia hasta el Perú. Es un proceso que

se inició en enero y que dura tres meses; por lo tanto, llegan en los últimos días de marzo". A

partir de ese momento, las aguas cálidas entran a nuestras playas por el norte, extendiéndose a

lo largo de todo el litoral peruano usualmente durante abril. (Barturen, 2017)

Figura 2. Explicación gráfica del fenómeno El Niño

Normalmente, el niño presenta ciertas características resaltantes relacionadas a

climatología y meteorología de una zona:

“Al este del océano (cerca de América del Sur y América Central) se produce

un movimiento de las capas frías de agua, las cuales son empujadas hacia la superficie.

Esto hace que haya diferencia de temperatura en las aguas del océano: en la facción

oeste las aguas son cálidas mientras que en la facción este las aguas son más frías. Las

aguas cálidas del oeste hacen que se caliente el aire. De este modo, las masas calientes
de aire se alzan y producen cambios climáticos drásticos. Por otra parte, al este, las

masas frías de aire descienden. Todos estos hechos presentados producen pequeños

cambios que eventualmente darán origen al fenómeno conocido como El Niño. En

esencia, el fenómeno es causado por la interacción de las capas del Océano Pacífico y

la atmósfera sobre dicho océano.” (Martínez, 2017)

Efectos del fenómeno del niño

Los efectos del fenómeno pueden sentirse en aumentos de temperaturas en aguas

costeras, brote de enfermedades como cólera o dengue que podrían devenir en epidemias de

suma dificultad de erradicación, aumento desmesurado de precipitación, pérdidas económicas,

daños estructurales, efectos negativos en la industria pesquera, periodos con alta humedad y

baja presión atmosférica. (Ministerio de Educación, 2010)

Fenómeno La Niña

La Niña es un fenómeno climático, más o menos regular, que ocurre en el Océano

Pacífico, a lo largo del ecuador. Los vientos alisios que soplan de este a oeste, de América a

Asia-Australia, empujan con ellos las aguas cálidas de la superficie. Al mismo tiempo, para

reemplazarlos, las frías aguas de las profundidades se elevan a lo largo de la costa de América

Latina. (Instituto de Hidrología,2015)


Figura 3. Descripción gráfica de la Niña.

Características de La Niña:

Se da un fortalecimiento en vientos alisios, la temperatura del océano desciende a

grados inusualmente fríos, percepción de una escasez en precipitación. Este fenómeno puede

ocurrir cada 3 a 5 años en promedio, pero según registros históricos el intervalo varía en un

rango de dos a siete años ocurriendo con menor frecuencia que El Niño; sus condiciones duran

entre nueve meses a un año con remanentes de hasta dos años de duración. (IDEAM, 2008)

Efectos de La Niña:

En invierno se dan temperaturas más cálidas en el sureste y más frías en el noreste;

países como Australia e Indonesia experimentan más humedad en el ambiente. El centro-este

del Pacífico ecuatorial percibe periodos de temperaturas de la superficie del mar por debajo del

promedio. Entre los meses de diciembre y febrero la zona norte de Brasil es más húmeda de lo

normal; por otro lado, en el centro de los Andes aumentan las lluvias ocasionando fuertes

inundaciones.
ÁREA DE INTERES

Descripción de Tumbes

Tumbes se encuentra situado en la costa septentrional en el extremo noroccidente del

territorio del Perú, sus coordenadas geográficas se sitúan entre los 50 10” y 80 52” de latitud

sur 750 35” y 770 45” de longitud Oeste del meridiano de Grenwichs; tiene una superficie de

4669,20 kilómetros cuadrados y es el departamento con menor superficie del país. (Dirección

Nacional de Estadística e Informática Departamental, 2000).

Clima y tiempo del área estudiado:

Según la clasificación climática de Thornthwaite, Tumbes presenta diversos climas:

● Clima del tipo árido, cálido, húmedo, con carencia de lluvia en todas las estaciones del

año en las localidades de las provincias de Zarumilla y Tumbes.

● Clima del tipo árido, lluvioso y húmedo con deficiencia de lluvias en todas las

estaciones del año en las localidades de la provincia de Contralmirante Villar.

La temperatura máxima promedio es 33° C y la mínima de 21° C con un promedio anual

de 24° C, no presenta variaciones significativas en promedios mensuales de temperaturas

máximas y mínimas debido a su superficie poco accidentada. Hay brillo solar permanente

durante todo el año; precipitaciones entre enero y abril con un cese abrupto en mayo siendo

marzo el mes más lluvioso en todo el departamento debido a la cercanía con la Zona de

Convergencia Internacional, a la influencia de la temperatura superficial del agua del mar y al

flujo de masas de aire húmedo. El viento es relativamente débil, el oleaje no es significativo

ni las corrientes oceánicas fuertes, las aguas oceánicas costeras son poco transparentes con

temperaturas promedio de 24° C, registrando incrementos hasta los 30° C en eventos del Niño.

En el desierto las temperaturas pueden superar en verano los 33° C, contribuyendo a la


ocurrencia de precipitaciones entre enero y abril; vale destacar que cuando acontece el

fenómeno El Niño las precipitaciones pueden incrementarse en cantidad y frecuencia

alcanzando los 5 l/m2. (Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú, 2010)

RESULTADOS

Análisis meteorológico de la precipitación de Tumbes entre los años 2014-2017

Gráfica 1. Precipitación en Tumbes de los meses de noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril de los

años 2013, 2014, 2015, 2016, 2017

En la gráfica 1, se observa claramente precipitaciones de mayor magnitud entre febrero

y marzo del 2017, lo cual tiene relación con El Niño Costero 2017, ya que, según el Instituto

del Mar del Perú (2017) en esas fechas fue donde se presentaron lluvias entre fuertes y

extremadamente fuertes, principalmente en Tumbes, lo cual se debe a las altas temperaturas

del mar y condiciones atmosféricas favorables; y es durante marzo, tras las grandes

precipitaciones, cuando el Río Tumbes sobrepasó los niveles de emergencia, llegando a un

caudal de 1000.9 mˆ3/s. Por otro lado, en el mes de abril se presentaron lluvias de moderada

intensidad, y es cuando los caudales comenzaron a disminuir progresivamente.


Análisis meteorológico de la humedad relativa (%) de Tumbes entre los años 2014-2017

Gráfica 2. Humedad relativa de los meses noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril de los años 2014,

2015, 2016, 2017.

En la gráfica 2, observamos la estación primavera y verano, desde el mes de noviembre

hasta el mes de Abril; en donde tomamos un periodo de años del 2014 al 2017; el año 2014 se

toma como un valor de control mostrando el clima normal del departamento de Tumbes, a

comparación con los años 2015, 2014 y 2017 en los cuales se da el fenómeno del niño. Para el

mes de febrero, marzo y abril, se observan los mayores valores de humedad relativa, siendo el

más representativo el mes de marzo, en el cual para comparar tomamos el año 2014 y 2017, en

donde sus valores son de 65% y 85% respectivamente, esto se corrobora, pues con el

incremento de la temperatura del mar, el aire sobre esa zona se condesa y humedece (Briceño,

2016)
Análisis meteorológico de la temperatura (°C) de Tumbes entre los años 2014-2017

Gráfica 3. Temperatura de los meses noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril de los años 2014,

2015, 2016, 2017.

En la gráfica 3, observamos la temperaturas mínima, media y máxima, durante las

estaciones de primavera y verano en un periodo de años del 2014 – 2017, siendo el año 2014,

el año control que no presenta el fenómeno, a diferencia del resto de años. Se observa que el

pico más alto se da en el 2015 en el mes de diciembre, y el pico mínimo de la temperatura

máxima se da en el año 2017 en el mes de marzo, sin embargo, su pico máximo d ela

temperatura mínima se da ese mismo en el mes de marzo, por lo que no hubo una amplitud

amplia del rango de temperaturas.


Análisis meteorológico de la temperatura y precipitación de Tumbes entre los años 2014-

2017

Gráfica 4. Temperatura y precipitación de los meses noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril de los

años 2014, 2015, 2016, 2017.

En la gráfica 4, observamos el climatograma de precipitación y temperatura durante el

periodo de 2014 – 2017 en Tumbes, visualizamos que frente al año 2014, durante los meses de

febrero, marzo y abril; en los años 2015, 2016 y 2017 la precipitación es mayor

significativamente, así mismo tiene una relación indirecta con la temperatura.


Análisis meteorológico de la temperatura y humedad relativa de Tumbes entre los años

2014-2017

Gráfica 5. Temperatura y humedad relativa de los meses Noviembre, Diciembre, Enero, Febrero, Marzo y Abril

de los años 2014, 2015, 2016, 2017.

En la gráfica 5, observamos la relación entre la temperatura y la humedad en Tumbes

durante el periodo de 2014 – 2017, donde los meses de febrero, marzo y abril presenta el mayor

porcentaje de humedad, habiendo una diferencia entre el año 2014 con ausencia de fenómeno,

y los años 2015, 2016 y 2017 con presencia de fenómeno; así mismo, la humedad tiene un

comportamiento contrario a la temperatura, aumentando en los picos mínimos y disminuyendo

en los máximos.
IMPACTOS DEL FENOMENO

Impactos Positivos

El fenómeno del niño en nuestro país es mayor conocido por sus incidencias negativas

en la sociedad, por los derrumbes e inundaciones en la región norte del país; sin embargo, según

el Ministerio del Ambiente, menciona los impactos positivos relacionados con el aumento de

la temperatura y las intensas lluvias. Se menciona la aparición de especias de las zonas piélago

del mar o altamar, especies como el atún azul; en eventos fuertes y extraordinarios, el

incremento de lluvias, ayudan al desarrollo de cultivo de arroz en la costa y a la regeneración

de los bosques secos en la costa norte, junto a eso, influye a la recarga de acuíferos; por otro

lado, el incremento de temperatura del mar en las estaciones de otoño a invierno, contribuyen

a disminuir la intensidad de las heladas en la región central y norte de la sierra.

Impactos negativos

Impacto económico del fenómeno el niño en Tumbes

El fenómeno del niño también causa una repercusión económica en la actividad de la

pesca, debido a que el aumento de temperatura del mar propicia las migraciones de especies

marinas provocando escasez, principalmente de anchoveta. También se ve afectada la

agricultura debido a las inundaciones, lo cual conlleva a la reducción de cosechas de tubérculos

y frutas, por otro lado, también se perjudica la ganadería, como consecuencia de la escasez de

insumos por lo cual disminuye la producción de carne y leche, como consecuencia de estos tres

puntos, las exportaciones se ven afectadas, generando grandes pérdidas económicas en el país.

Así mismo las centrales hidroeléctricas y el transporte, se ve afectado por derrumbes y el

aumento de caudal de los ríos (Hijar, Bonilla, Munayco, Gutierrez y Ramos, 2016).

Impacto de salud en el fenómeno del niño en Tumbes


Como una manera de sectorizar y tener mayor control sobre el territorio peruano frente

al fenómeno del niño, el CENEPRES (Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción

del Riesgo de Desastres), divide las regiones en base a un sistema de nivel de riesgo. Tumbes

se encuentra en un nivel de riesgo medio, sin embargo, esto no evita que sea considerable

analizar los efectos en la salud producidos por este evento y consecuencia de las inundaciones

y sequías. El fenómeno del niño en Tumbes produce el aumento de lluvia y humedad,

propiciando un ambiente favorable para el crecimiento de mosquitos y organismos vivos

portadores de enfermedades como; junto a eso los problemas de malnutrición y enfermedades

respiratorias como consecuencias negativas. A continuación, se muestra una figura sobre el

número de casos y tasas de incidencia acumulada por Chikungunya para los años 2017–2018

en Tumbes. (figura 1)

Figura 4. Número de casos y tasas de incidencia acumulada por Chikungunya en Tumbes (2017-2018)

La Figura 4 muestra la variación de incidencias entre un año con presencia del

fenómeno del niño (2017) y un año sin fenómeno (2018), mostrando la significancia del evento

en la región en relación al aumento de enfermedades.

Impacto De Infraestructura

El calentamiento de la superficie del mar produce humedad que desencadena fuertes

lluvias causando desbordes, inundaciones y aluviones que afectan a varias localidades

(INDECI,2018). En noviembre 2016, los caudales de los principales ríos de la vertiente

occidental se presentaron debajo de su promedio histórico. En diciembre, los caudales de los


ríos se incrementaron levemente. En enero 2017, el caudal del río Tumbes de la región centro-

occidental alcanzaron valores muy por encima de sus promedios históricos como consecuencia

del incremento de las lluvias.

Figura 5. Efen (2017) COMISIÓN MULTISECTORIAL ENCARGADA DEL ESTUDIO NACIONAL DEL

FENÓMENO “EL NIÑO” – ENFEN

Durante el mes de abril, los caudales de los ríos empezaron a disminuir progresivamente

debido a la normalización de las lluvias tanto en la costa norte y centro; no obstante, se

mantuvieron valores superiores a sus promedios históricos. La mayoría de los reservorios de la

vertiente occidental se encontraron por encima del 50% de su capacidad hidráulica promedio.

También, la Organización Panamericana de la Salud (2017), registro los desastres que

ocasionó: 38 viviendas colapsadas, 164 viviendas inhabitables y 8199 viviendas dañadas.


Figura 5. .Organización Panamericana de la Salud (2017): LLUVIAS E INUNDACIONES EN PERÚ

Referencias Bibliográficas

• Barturen, Sue. (2017). ¿Qué es el Fenómeno El Niño y cómo afecta al mundo?

• Briceño. (2016). Modificaciones biofísicas durante el fenómeno del niño y su

correlación con la epidemia de encefalitis viral en Talara, Perú 1997 - 1998.

• Dirección Nacional de Estadística e Informática Departamental (2009). Conociendo

Tumbes. Lima: INEI.

• Hijar, Gisely, Bonilla, Catherine, Munayco, Cesar V, Gutierrez, Ericson L, & Ramos,

Willy. (2016). Fenómeno El Niño Y Desastres Naturales: Intervenciones En Salud

Pública Para La Preparación Y Respuesta. Revista Peruana de Medicina Experimental

y Salud Publica, 33(2), 300-310.

• IDEAM. (2008.). Generalidades Del Efecto Del Fenómeno Frío Del Pacífico (La

Niña). (Obtenido de:

http://documentacion.ideam.gov.co/openbiblio/bvirtual/005192/nina/capitulo4.pdf)
• Instituto de Hidrología, M. y. (2015). Generalidades Del Efecto Del Fenómeno Frío

Del Pacífico (La Niña).

• Instituto del Mar del Perú (2017). Informe Técnico Extraordinario N°001-2017/Enfen

El Niño Costero 2017.

• Martelo, Maria Teresa. (1998). El Fenómeno Del Niño.

• Ministerio de Educación. (2010). Fenómeno Del Niño. (Obtenido

http://www.minedu.gob.pe/fenomeno-el-nino/pdf/atriptico-fen.pdf)

• Ministerio de Salud. (2018). Número De Casos De Chikunguya Perú 2015 - 2018.

(Obtenido de https://rpp.pe/peru/actualidad/todo-sobre-el-fenomeno-el-nino-noticia-

828384)

• Quispe, J. (2005). El Problema de la Vivienda en Perú, Retos y Perspectivas. Revista

INVI, 53 (20), 20-44.

• Rocha, A. (2010). LAS LLUVIAS DE 1925 Y 1926 EN EL DEPARTAMENTO DE

TUMBES

• Rocha, A. (2012). Impacto del Fenómeno El Niño en Zonas Urbanas. Lima:UNI.

• Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (2010). Guía Climática

Turística. Lima: SENHAMI

También podría gustarte