Está en la página 1de 9

Fase 2 - Teorías de la Personalidad

Presentado por

Yuliana Cuellar Beltrán


Stefani Alexandra Gámez Valcárcel
Diana Lorena Figueroa

Grupo Colaborativo 72

Presentado a: Astrid Marcela Vargas


Tutora

Universidad Nacional Abierta y a Distancia – UNAD


Escuela de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades

Programa de Psicología

Curso Personalidad
Mayo de 2019.
Introducción

Desde la antigüedad y hasta nuestros tiempos, el ser humano ha buscado comprender las
causas que subyacen el comportamiento humano, sin lograr un consenso en dichas causas
ni una definición estándar sobre el concepto de personalidad. Es a partir de un sinnúmero
de interrogantes, que desde las diferentes perspectivas teóricas, los más grandes exponentes
de la Psicología de la Personalidad han intentado definir y comprender los fenómenos que
se asocian a la personalidad y el comportamiento del ser humano.

De forma general, podemos definir la personalidad como la estructura dinámica que tiene
un individuo, y está compuesta de características psicológicas, conductuales, emocionales y
sociales. Estas características se desarrollan a partir de la interacción de elementos
ambientales y biológicos, por lo que se han desarrollado teorías de la personalidad para
describir y explicar la conducta de las personas, lo cual pertenece al campo de estudio de la
psicología.

Actualmente, es más que evidente que la personalidad de los individuos constituye una
parte fundamental en la vida de estos y por tanto, del desarrollo y el éxito que se puedan
obtener a lo largo de su ciclo vital.

Es pues nuestra intención con el presente trabajo, dar a conocer las múltiples teorías de la
personalidad y el comportamiento desde las diferentes perspectivas teóricas enunciadas por
sus principales exponentes, comprendiendo sus puntos de vista y características asociadas a
cada una de ellas.
Objetivos

General

Comprender las diferentes teorías de la personalidad que se han desarrollado, reconociendo


e identificando los principales exponentes de cada una de ellas, sus aportaciones y las
características generales de cada teoría.

Específicos

• Leer detenidamente las lecturas propuestas en la unidad del curso

• Realizar un OVI que ilustre las bases conceptuales de las diferentes teorías de la
personalidad.

• Analizar desde una de las perspectivas teóricas de la personalidad, el comportamiento de


la protagonista de la película Intensamente.
Link de los OVIS sobre teorías de la personalidad.

OVI DE YULIANA CUELLAR BELTRAN

https://voicethread.com/share/12607966/

OVI de stefani Alexandra Gámez.

https://voicethread.com/share/12636945/

OVI Diana Lorena Figueroa.

https://voicethread.com/share/12634082/

Análisis de la Película Intensamente desde la Perspectiva Humanista de Rogers

Para comenzar, es necesario, además de citar dos de los conceptos principales de la teoría
humanista de la personalidad de Carl Rogers, tener claro el cómo la persona, según éste,
percibe el mundo y la realidad a partir de las experiencias que tenga y de la interpretación
que haga de las mismas, siendo esta visión subjetiva de la persona la que le llevará a
construir su propia realidad.

La autorrealización, como propósito máximo desde la corriente humanista, parte de la


necesidad del ser humano de encontrar su lugar en el mundo, bajo la premisa del
crecimiento personal, derivado también de la necesidad de sentir amor por parte del entorno
y de su nivel de autoestima, consecuencia del contraste entre su conducta y la consideración
o respuesta que reciba por parte del entorno.

Rogers, dentro de su teoría, incluyó el concepto de proceso de valoración orgánica y el de


la persona plenamente funcional, los cuales consideramos conveniente retomar, pues son
los puntos de partida para identificar ciertas conductas en Riley que alteran su personalidad
cuando se da el quiebre en su vida, al tener que dejar atrás un estilo de vida, sus amigos,
lugares y aficiones favoritos y comenzar una nueva vida en un lugar desconocido para ella,
además de comprender como varios factores externos inciden directamente sobre las
emociones, alterando así los pilares de su personalidad.

La valoración orgánica para Rogers (Cloninger, 2003), es “Una guía subconsciente que
evalúa el potencial de crecimiento de la experiencia. Acerca a la persona a experiencias que
producen crecimiento y la aleja de las que lo inhiben. Incluso las actividades que pueden
parecer divertidas o fructíferas para la experiencia consciente serán evitadas si esta guía
interna las considera erróneas. Es entonces la experiencia interna, más que las reglas
externas, la que dirige las elecciones”.

De igual forma, Rogers asegura que (Cloninger, 2003) la persona plenamente funcional, es
aquella que “presta atención al proceso de valoración orgánica” y se siente autorrealizada,
para lo cual debe cumplir con varias características, las cuales, en la medida que Riley va
avanzando en su proceso de adaptación al nuevo espacio, pierden valor, dando pie a un “sí
mismo” alterado (ideal, según Rogers), alterando por tanto el comportamiento y
personalidad de Riley.

La identidad y personalidad de Riley estaba fundamentada en los recuerdos felices que


conjuntamente forman las 5 islas de su personalidad: isla de la familia (la más grande), isla
de la honestidad, isla del hockey, isla de la amistad e isla de las bobadas. Estos constructos
mentales que tiene Riley, que para el punto de desarrollo físico y psicológico en el que se
encontraba, es lo que le permite ser ella, vivir y crecer con la experiencia.

Es aquí donde el proceso de valoración orgánica toma un punto de inflexión negativa, pues
el hecho, que para Riley es doloroso, de mudarse a un nuevo espacio, sin amigos y sin
poder exponer al máximo todo su potencial para el Hockey, hace que su guía subconsciente
lo evalúe como un hecho que la aleja de todo crecimiento y disfrute de la experiencia y
entonces, de una manera progresiva, va bloqueando mentalmente esas actividades (pilares
de las islas), las va inhibiendo, y es entonces cuando comienza a alterarse la parte comporta
mental de la protagonista, y por ende, cambiar (temporalmente), su personalidad.
Como bien lo expresa Rogers, es la experiencia interna (interpretación subjetiva de la
realidad – alteración de sus estados emocionales) la que condiciona a Riley a tomar ciertas
determinaciones que alteran su comportamiento, representado esto en la destrucción
progresiva de cada una de las islas de su personalidad.

Ahora bien, en el espacio seguro de Riley (su anterior hogar, su escuela, equipo, amigos),
ella se sentía plenamente realizada, feliz, auténtica, pero al permitirse entregar el control a
sus emociones por el cambio de ciudad, deja de ser, acorde a la teoría de Rogers, una
persona plenamente funcional. Esto es, Riley no se apertura a la experiencia de vivir en un
nuevo sitio, tener nuevos amigos, un nuevo equipo, y es allí donde, a razón de la
emocionalidad que la controla, censura desde su locus interno, cualquier posibilidad de
adaptación y disfrute de la nueva realidad, trayendo como consecuencia que su vivencia
existencial (segunda característica de las personas autorrealizadas según Rogers), esa
posibilidad de vivir plenamente la experiencia, sea rígida, dolorosa, distorsionada y movida
por el “sí mismo ideal”.

Un tercer aspecto o característica que se ve alterado por la forma en que Riley no se hace
cargo de sus emociones, es el de la confianza orgánica. Rogers, desde su perspectiva, culpa
a las fuerzas sociales de que el individuo pierda contacto con sus procesos internos de
crecimiento. La persona desconfía de sus sentimientos internos, de su emocionalidad,
porque se le reitera que esos sentimiento son “malos”, mensajes que culturalmente
provienen desde los padres, la escuela, la sociedad misma, o como criticaba Rogers, desde
los Psicoanalistas.

Desde esta mirada, Riley, al no aperturarse a la nueva experiencia, va perdiendo confianza


en sus padres y en sus capacidades, perdiendo también contacto con sus “sentimientos y
valores internos” (Cloninger, 2003), con su estructura mental y comporta- mental, con su
personalidad.

Finalmente, y gracias a la lucha mental entre los diferentes sentimientos y emociones en


Riley, la creatividad, vista desde la perspectiva de Rogers, se altera considerablemente en
ella, pues en vez de ser flexible ante la nueva realidad, se engancha con viejos constructos y
patrones que le impiden adaptarse al nuevo espacio y nuevas condiciones, viviendo desde el
“sí mismo ideal” y entrando en conflicto con su proceso de autorrealización y
consolidación de su personalidad e identidad.

Ahora bien, para los teóricos humanistas, el ser humano vive en constante evolución, que
se actualiza permanentemente dado que el mismo está expuesto a un sinfín de situaciones
que le obligan a adaptarse para, en primer lugar, sobrevivir, y en segundo lugar, alcanzar
ese propósito de realización personal encontrando su lugar en el mundo, o en el caso de
Riley, en su nueva ciudad. Es aquí donde la teoría de Rogers también toma validez, y es esa
constante tendencia de buscar nuestro crecimiento personal, esa motivación de adaptarnos,
crecer y expandirnos.

Con base en esto, la resignificación que Riley hace de su vivencia existencial, gracias al
hacerse cargo de sus emociones, a que ahora vive desde el “sí mismo real” y a la
construcción de una nueva realidad producto de la aceptación y adaptación a su nuevo
entorno, hacen que ese proceso de realización personal sea ahora desde una mirada positiva
de las situaciones, ampliando entonces esos constructos mentales y dando paso a nuevas
experiencias y el disfrute de las mismas, representado ello en la aparición de nuevas islas de
la personalidad y una consola emocional mucho más amplia, y de alguna manera, flexible.
Conclusiones

En el campo de la personalidad se han elaborado múltiples enfoques y teorías que intentan


explicar las diferentes facetas de la personalidad y el comportamiento humano, cada una
con constructos y significados diferentes. Pero, independientemente de esto, lo realmente
valioso, es que nos brinda una ventana amplia de conocimiento sobre nosotros mismos y
sobre el otro, obtener el control de nuestra propia conducta según la teoría de nuestra
preferencia, y reconociendo desde el punto de vista científico la diferencia con el otro.

Con el anterior trabajo, pudieron comprenderse todas las características pseudocientíficas


que originaron las diferentes corrientes de conocimiento, tal como el psicoanálisis de Freud
y de otros psicoanalistas junto a los modelos cognitivos que surgieron a partir de las
limitaciones teóricas y prácticas de la corriente conductual y otros modelos pertenecientes a
las corrientes humanistas que se originaron como resistencia a paradigmas anteriores de
tipo mecanicista, así como por la curiosidad de explorar áreas del ser humano que antes no
era posible estudiar, tales como la personalidad, de esta manera, las teorías de Abraham
Maslow y Carl Rogers, complementaron el paradigma humanista, y, aunque no existe una
teoría única de la personalidad, hay varias teorías que ayudan a comprender al ser humano
desde puntos de vista particulares y diferentes, lo que hace al ser humano único.
Referencias bibliográficas.

Bermúdez, M. & Pérez, G. (2017). Psicología de la personalidad: Teoría e Investigación.


Volumen I. Capitulo 2: Modelos teóricos en psicología de la personalidad. Recuperado de:
https://ebookcentral-proquest-
com.bibliotecavirtual.unad.edu.co/lib/unadsp/reader.action?docID=4850295&ppg=53

Montaño Sinisterra, M.; Palacios Cruz, J.; Gantiva, C. (2009). Teorías de la personalidad.
Un análisis histórico del concepto y su medición. Psychologia. Avances de la disciplina,
Julio-Diciembre, 81-107. Recuperado de:
http://www.redalyc.org/pdf/2972/297225531007.pdf
Cantón, J., Cortés, MR, y Cantón, D. (2014). Desarrollo socioafectivo y de la
personalidad. Madrid: Alianza Edi. Davidoff, L. (2003) 3ª edición.Introducción a la
psicología. McGraw-Hill. Recuperado
de:https://empezandoafilosofar.files.wordpress.com/2015/11/introduccion-a-la-psicologia-
linda-davidoff.pdf
OVI - Unidad 2 - Teorías de la Personalidad. Objeto virtual de información que relaciona
las diferentes teorías de la personalidad y sus características.
Bolaño, L. (2018). Teorías de la Personalidad (Video). Recuperado
de:http://hdl.handle.net/10596/23564