Está en la página 1de 25

INTERVENCIÓN URBANISTICA

Monografía:
Asentamientos Irregulares.
“Ausencia de Infraestructura: Un freno para vivir dignamente”

Alumno: Ayala Hugo


Legajo: A-2156/3
Año:2019
Catedra: Floriani-Kawano.
Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño. UNR
Índice:
1. Introducción
2. Los asentamientos irregulares y sus problemáticas
2.1 Asentamientos en la República Argentina y en Rosario.
2.2 Infraestructura urbana básica en la cuidad.
3. Casos de estudio.
3.1 Urbanización del Complejo Canto del Cielo – Sao Paulo/Brasil
3.2 De La Villa Al Barrio 31 – Buenos Aires/ Argentina.
3.3 Reflexión de los casos de estudio.
4. Área de estudio.
4.1 Barrio Ludueña - Rosario/ Argentina.
4.2 Conclusión.
5. Bibliografía.
1. INTRODUCCIÓN.

Las ciudades informales o también llamados Villas, se caracterizan en general por encontrarse
lejos de ser ambientes urbanos perfectos o deseables. Son lugares problemáticos y como
mayor defecto están aislados no sólo espacial sino también funcionalmente de la ciudad. Al
estar aislados funcionalmente de la “cuidad” o mejor dicho de la trama urbana tiene el gran
defecto e inconveniente de no estar conectado a los servicios básicos que presentan las
ciudades. Presentan conflictos en relación con seguridad, violencia e higiene generando escasa
vitalidad.
El trabajo que se presenta a continuación habla y reflexiona como estos asentamientos
informales pueden tener la infraestructura adecuada y mejorar las condiciones de vida. Con
solo poder revolver estos problemas vamos a tener una mirada distinta a estos sectores de la
cuidad.

2. LOS ASENTAMIENTOS IRREGULARES Y SUS PROBLEMÁTICAS.

Los asentamientos informales no sólo son parte inseparable de la mayoría de las ciudades, sino
en muchos casos constituyen su mayor componente, en cuanto a población y extensión. Se
destacan su capacidad de inserción, permanencia y evolución de los asentamientos marginales
en el tejido de la ciudad conformando su propia estructura económica, morfológica y estética.
Más allá de que ciertos grupos sociales y políticos las consideran áreas indeseables e ilegales,
resulta imposible ignorar su existencia y se debe actuar de manera consciente para
reconfigurar estos espacios.
Los barrios marginados están allí para quedarse y resulta imposible ignorarlos. Ofrecen abrigo
inmediato a millones de pobladores que quedan fueran de los mercados formales de la
vivienda. En los países de rápido crecimiento demográfico y de fuertes corrientes migratorias
(internas y externas), los gobiernos y el sector privado no han podido ofrecer una oferta de
vivienda, en cantidad y en precios, a la par de la demanda.
Se localizan cerca de las fuentes de empleo y de los servicios urbanos, pero para poder tener
estos servicios en la mayoría de los casos los hacen de manera ilegal. El principal factor para la
localización de los asentamientos es la posibilidad de ganarse la vida, sumado a los sueños de
una existencia mejor.
En estos sectores de la cuidad también se generan actividades económicas: comercios
vecinales, servicios de mantenimiento, talleres, carpinterías, hogares para el cuidado diario de
los niños y muchas más entremezcladas con las viviendas.
Los barrios requieren de tiempo para evolucionar y para consolidarse, pero también deben ser
objeto de reflexión y de acciones para integrarlos espacial y funcionalmente al resto de la
cuidad.
La electricidad y el agua se toma de manera ilegal del alumbrado público y en el caso del agua
de conexión más cercana. Con el tiempo y no en la mayoría de los casos, se incorporan los
servicios de agua potable, redes de agua potables y de las infraestructuras que tienen la
cuidad.
En vista de la homogeneidad del parcelario, de las técnicas constructivas y del uso similar de
materiales, llega a conformarse un tejido urbano y una estética de cuidad frecuentemente más
coherente que aquella proyectada por los arquitectos y urbanistas. La ausencia de retiros entre
las edificaciones, la clara delimitación de lo público y lo privado, la mezcla de usos, la
diversidad dentro de la unidad, ofrecen los rasgos de espacialidad urbana que las normas del
“zoning” tienden expresamente a negar.
Todo aquello se traduce en un fuerte sentido de identidad y pertenencia entre los residentes y
su entorno. Los asentamientos informales suelen constituir formas urbanas más acordes a la
herencia cultural, por demás mestiza y compleja.
Su mayor defecto es el aislamiento espacial y funcional en relación con la ciudad formal. Con
una escasa vialidad, deficiente infraestructura y falta de los servicios urbanos. Se traduce en
problemas de seguridad, violencia e higiene. Con la ausencia de los servicios básicos los
habitantes de estos asentamientos tienden a reubicarse en sectores donde puedan contar con
la infraestructura adecuada.

2.1 Asentamientos en la República Argentina y en Rosario.

En América Latina, la urbanización se generalizó a partir de la década del cuarenta del siglo
pasado de la mano de un proceso tardío de industrialización masiva. Junto con la llegada de la
industria en gran escala (automotriz, siderurgia, textil, obras de infraestructura, recursos
energéticos, etc.) emergen los populosos barrios obreros que cambian la fisonomía de las
ciudades latinoamericanas.
Paralelo a la consolidación de estos cordones urbanos, llegan a las periferias millones de
personas que comienzan a brindar servicios a estas masas obreras y a entretejer los grandes
conglomerados comerciales aún hoy existentes. Finalmente, oleadas más recientes de
migrantes llegan desde el interior a las grandes ciudades huyendo de la pobreza extrema y
comienzan a asentarse en zonas cada vez más periféricas, estando su supervivencia atada a la
informalidad, a las actividades ilegales o a las redes de contención de las políticas sociales del
Estado.

Asentamiento Irregular.

Un punto de origen de los asentamientos (también conocidos como Villas de Emergencia), en


la Capital Federal, está asociado al proceso de industrialización del país, desencadenado en la
década del 30. En esos años aparecen las primeras villas en la zona portuaria de Buenos Aires,
integradas por migrantes del interior que llegaron a la ciudad detrás de un puesto de trabajo.
“La Villa 31”, en Retiro, nació como iniciativa del Gobierno, que empezó a construir allí
viviendas precarias para albergar a inmigrantes europeos de escasos recursos. “Después se
sumaron al barrio las casillas prefabricadas donde vivían los obreros del ferrocarril”. Luego, en
los años 50, se multiplicaron estos asentamientos en el Bajo Flores, alterando notablemente la
fisonomía de algunos barrios del Sur”.
A partir de entonces, la evolución de la población residente en villas de emergencia presenta
cuatro períodos bien diferenciados. El primero, entre 1962 y 1976, cuando se quintuplica la
cantidad de gente que vive en villas (pasa de 42.000 a 213.000), “los valores más altos en la
historia de la ciudad”. En el segundo período, en el marco de una política de erradicación de
villas impulsada por el gobierno militar de los 70, las topadoras del brigadier Osvaldo
Cacciatore avanzaron sobre las casillas, erradicando quince villas y reduciendo la cantidad de
residentes de 213.000 a 37.000. Esta violencia fue motivo suficiente para que, entrada la
democracia, el nuevo gobierno apurara una política reparadora, con un marcado perfil
integrador. Así, en la tercera etapa, que recorre los años 80, la población de las villas creció un
42% y se radicaron muchos otros asentamientos. El cuarto período se inicia en 1991, se duplica
la cantidad de residentes y se sumaron ocho villas más al cuerpo urbano.
La problemática habitacional, en particular la que corresponde a los asentamientos irregulares
en Rosario, donde aproximadamente el 15% de la población de la Ciudad vive estas áreas,
requiere de una lectura particularizada donde la ocupación de tierras vacantes, la subdivisión
de lotes en forma ilegal y la construcción informal se unen a la problemática del origen de
estas poblaciones y a las condiciones de habitabilidad del medio. Estas urbanizaciones con
marcados desequilibrios y deficiente provisión de servicios básicos a la población, trascienden
el problema de vivienda y la marginación de las llamadas "villas miserias”, para incluir
problemas de empleo, salud, educación y carencia de servicios mínimos. Enfrentar la
inequidad en que están inmersas estas poblaciones, requiere actuar en varios frentes a la vez
para proporcionar soluciones efectivas y superar las condiciones de un hábitat deficiente con
“enclaves urbanos” como el actual.
En Rosario los barrios populares detectados fueron mas de cien. Se incluyen barrios como Villa
Banana, Tiro suizo, Puente Gallego, Bella Vista, Villa Fanta, La Granada, Cristalería, Industrial,
La Bombacha, La Lagunita, Tío Rolo, Barrio Quinta, Las Flores Sur, Vía Honda, Triangulo, Itatí,
La Guardia, La Palmera, Nuevo Alberdi Oeste, Mangrullo, Empalme Graneros, San
Francisquito, Villa Oculta y Ludueña, entre otros.
En estos barrios marginados el 93% no cuenta con el acceso formal a la red de agua corriente,
el 98% no cuenta con cloacas, el 70% no accede a la red de energía eléctrica de manera formal
y el 98% tampoco cuenta con la red de gas natural.

2.2 Infraestructura urbana básica en la cuidad.

Tanto la ausencia de políticas públicas desarrolladas por el Estado, como las dificultades que
impone el mercado inmobiliario para el acceso a la vivienda y al suelo urbano, generaron que
los asentamientos irregulares se presenten como una de las pocas posibilidades para que
muchas personas logren tener un techo.
La infraestructura urbana es la base material de una sociedad y la que determinará la
estructura social, el desarrollo y el cambio social de la misma, incluyéndose en estos niveles las
fuerzas productivas y las relaciones de producción que en la misma se dan.
Así nos podremos encontrar con diversas ramas de la infraestructura dentro de la
infraestructura urbana de una ciudad. La de transporte es aquella encargada del tendido y
optimización de las redes y vías de transporte terrestre, marítimo y aéreo de una ciudad, tal es
el caso de rutas, caminos, aeropuertos, cabales, puertos, entre los más comunes.
Por su parte, la infraestructura de energía, tiene como propósitos el aprovisionamiento de
calor, combustibles y electricidad a los hogares, comercios e industrias de una comunidad.
La infraestructura hidráulica es la que vincula a las redes de agua potable para consumo
humano. La infraestructura sanitaria, son los sistemas cloacales y las redes de reciclaje de
agua.
Por último, podemos mencionar la infraestructura tecnológica de las telecomunicaciones, que
incluye la telefonía fija (ya en decadencia), la telefonía móvil, el cable por TV, el servicio de
internet. Una de las redes que reúne todos esos servicios en uno solo es la red de fibra óptica.
“No se puede participar de la nueva urbanidad si no se es, entré otras cosas, socio del
alcantarillado.” (Dupuy. El urbanismo de las redes, 1998, p. 58)
La ausencia de políticas públicas desarrolladas por el Estado, como las dificultades que impone
el mercado inmobiliario para el acceso a la vivienda y al suelo urbano, generaron que los
asentamientos irregulares se presenten como una de las pocas posibilidades para que muchas
personas logren tener un techo. Estas edificaciones tienen el gran problema de no contar con
los servicios públicos, debido a su incapacidad de conexión con la infraestructura existe.
Los servicios públicos (agua, electricidad, gas, cloacal e hidráulica) son fundamentales y
desempeñan un papel esencial en el desarrollo económico y social. La conexión a los servicios
públicos son una condición para la erradicación efectiva de la pobreza. Los casos de estudio
que serán mencionados a continuación y el área de estudio reflexionan sobre el problema de la
falta de estos servicios públicos y la ausencia de la infraestructura adecuada. El mayor
problema de los asentamientos irregulares es que no cuentan con una conexión o suministro
de los servicios básicos.

Fatal de servicios públicos.

En Rosario los barrios marginados el 93% no cuenta con el acceso formal a la red de agua
corriente, el 98% no cuenta con cloacas, el 70% no accede a la red de energía eléctrica de
manera formal y el 98% tampoco cuenta con la red de gas natural.
En el área de estudio, que es el Barrio Ludueña, existen edificaciones irregulares que se
asientan en los terrenos libres paralelas a la traza del ferrocarril. Estos son alrededor de 3500
asentamientos en este sector de la cuidad. No cuentan con una conexión a los servicios
públicos porque la infraestructura construida no llega hasta los limites de las vías del
ferrocarril. Este trabajo brinda una solución posible para que las familias que viven ahí puedan
contar con el suministro de esas redes. También los asentamientos serán regularizados de
manera catastral.

3. CASOS DE ESTUDIO.

3.1 Urbanización del Complejo Canto del Cielo / Boldarini Arquitetura e Urbanismo/ Brasil.

Ubicación:
El Complejo Canto del Cielo es un barrio perteneciente al distrito de Grajaú, en la Zona Sur del
municipio de São Paulo, en el estado de São Paulo, Brasil.

Brasil Estado de Sao Paulo Sao Paulo Capital del Estado

Identificación de problemas:
Las formas de intervenir en la ciudad y específicamente en asentamientos precarios
consolidados, requiere la adopción de alternativas de diseño que consideren la preexistencia
territorial, en sus potencialidades y limitaciones.
Dentro de esta perspectiva, a partir de lo que fue concebido previamente en el contexto socio-
espacial, se ve claramente la transición que vemos hoy en el campo de urbanismo, que la
racionalización de las formas y funciones del movimiento moderno y la ruptura con la ciudad
existente no encuentra más espacio en las actividades profesionales.
Vista del sector.

Al proponer la urbanización de un asentamiento precario objetivo - de integrarlo - en la ciudad


oficial, dotándola de infraestructura urbana necesaria, calificándolo como espacio construido
que permita el desenvolvimiento del individuo en la sociedad, pero sin necesariamente replicar
el patrón formal de los barrios implantados conforme a las normas urbanas.
Pensar y actuar en estas áreas, en una ciudad como São Paulo hoy, es tener en cuenta, además
de los temas de cada asentamiento, las posibilidades de movilidad de la población con el resto
de la ciudad.
El proceso de conformación de estos asentamientos a lo largo de dos años fue impregnado por
diversas experimentaciones y formas de actuación por parte del poder público municipal.

Intervención:
El proyecto de urbanización, preparado para las subdivisiones irregulares que conforman el
Canto del Cielo, fue desarrollado a partir de estudios y las directrices formuladas por la
Secretaría Municipal de la Vivienda, en conjunto con el Ministerio Público, como una
alternativa a una acción civil, que determinará la desocupación del área.
Mediante el desafío de intervenir en esta área objeto de acción civil pública, consolidada,
densamente ocupada, ambientalmente es frágil y de grandes dimensiones territoriales con
acceso directo a la represa Billings, nuevas experimentaciones proyectuales fueron necesarias,
teniendo como desafío superar los problemas por la ocupación irregular y precaria en el área
de protección del medio ambiente y, principalmente, la ocupación inadecuada en las orillas de
la represa, que tiene como agravante la ausencia de saneamiento básico.
En la elaboración del proyecto de urbanización se trató de formular la hipótesis de
intervención que tuvo como objetivo suministrar el conjunto de déficit de infraestructura,
calificar e integrar el asentamiento en la ciudad, combinando las diversas disciplinas
implicadas, las cuestiones de la tierra y después de la ocupación, así como la forma de
organización de su población.
Al contrario de lo que se está desarrollando en los nuevos emprendimientos particulares, las
intervenciones buscan resaltar la importancia del espacio colectivo y público de la ciudad y la
sociedad, desde la perspectiva de la transformación efectiva de las condiciones socioespaciales
que refuerzan el derecho a la ciudad y la inclusión social.
Este es el hilo conductor del proyecto de urbanización del Canto del Cielo. Revelar la
importancia del espacio público y colectivo para la población local, transformándolo en el
principal instrumento para la clasificación del barrio.
Esta valorización del espacio público, entendido aquí como el conjunto de elementos capaces
de soportar las más diversas manifestaciones colectivas cotidiana - calles, callejones, plazas,
parques - busca recuperar el sentido de pertenencia a la ciudad como una condición básica
para el desarrollo de las generaciones futuras.

El proyecto de urbanización tiene las principales estrategias:


- Preservación de la vida mediante la corrección de todas las situaciones de riesgo
identificadas.
- Integración urbana entre las nuevas intervenciones y el tejido existente, respetando la
autonomía tipológica derivada de las diferentes condiciones en que se produjeron las unidades
existentes.
- Finalización y adecuación de la infraestructura urbana, con mejoras sanitarias, ambientales y
de movilidad en todo el asentamiento.
- Universalización del acceso a la infraestructura en los servicios urbanos y provisión adecuada
de equipamiento comunitario y áreas de recreación y servicios deportivos.
- Adecuación urbana y ambiental del asentamiento y nuevas intervenciones para el barrio en
su conjunto.
- Generación de condiciones necesarias para la reparcelación del suelo.
Antes de la intervención.

Después de la intervención. Reconstrucción de fachadas y espacio público.

Las primeras ideas se centraron en la mejora del acceso y la movilidad y la provisión de


infraestructura de saneamiento ambiental de la población residente en el Canto del Cielo, así
como revertir el impacto ambiental negativo y para la calidad abastecimiento de agua de la
población de la Región Metropolitana de São Paulo.
Además de la infraestructura, otro aspecto importante es la necesidad de la eliminación de las
construcciones, ya sea debido a la incapacidad para conectarlos a la infraestructura, sea por el
riesgo de que estaban expuestos, pero sobre todo los situados en los bordes de la represa
Billings, que permitió la asignación de esta área como un parque, buscando aproximar a la
población del agua.
Las condiciones de acceso y movilidad se trabajaron desde la comprensión de estructuras
viales existentes para su consolidación, y de un conjunto de propuestas que trataban de
integrar, coordinar y conectar los asentamientos entre sí y con la red de carreteras de los
alrededores. Con este fin, las nuevas calles, callejones, escaleras fueron propuestas para
garantizar el acceso a los diversos puntos de interés dentro del Canto del Cielo y su conexión
con el entorno.
La configuración de las calles se determinó por su relevancia dentro de la trama urbana y el
tipo de tráfico. El proyecto utilizó, en las vías donde es más intenso, el pavimento de asfalto de
patrón tradicional - con espacio para la calle peatonal y automotriz.
Las rutas de menor tráfico recibieron un tratamiento diferente; el pavimento utilizado fue de
enclavamiento de hormigón, con sistema de drenaje ubicado en el centro de la calle. Esta
alternativa distancia el drenaje lejos de los lotes, teniendo en vista la variación de las alturas de
los umbrales de las casas.
Las soluciones del proyecto para las vías perpendiculares a las del parque, que también se
encuadran en las de menor tráfico, tuvieron como premisa explicitar el uso compartido entre el
automóvil y el uso peatonal, y marcar el acceso al parque.
Estas soluciones fueron aplicadas en el tramo situado en el área Residencial dos Lagos que,
aparte del diseño específico de las vías, se definen estas áreas como una transición, los puntos
de encuentro de las vías con el parque, que reciben el rojo; fueron proyectados en geometrías
distintas con la finalidad de revelar el cambio de uso y permitir la integración con el parque.
El parque está configurado por una banda de, aproximadamente, 7 km de extensión, en las
orillas de la represa Billings. El área que se le asignó fue delineada a través de la identificación
de los edificios en estado de riesgo y aquellos con incapacidad para conectarse a los sistemas
de alcantarillado, es decir, la superficie del proyecto corresponde a las áreas sometidas a la
extracción, ya sea si el trabajo es realizado o previsto.
Para este trabajo, se realizó una planificación inicial, teniendo en cuenta las diferentes
características del relieve, hidrografía, vegetación remanente, accesos existentes. El análisis
de estas limitaciones nos llevó a la definición de los seis tramos de la intervención, que se
clasifican en dos grupos, uno relacionado con la conservación y preservación, otro de ocio y
recreación.

Vista de equipamiento-espacio publico

La intervención consiste también en un conjunto de áreas de conservación y usos diversos


como el ocio, la recreación, el deporte y la contemplación.
Se intentó buscar la definición de las diversas áreas con usos específicos que permitiesen a la
gente, de todos los grupos de edad, encontrar un lugar para su tiempo libre, en el parque de
patinaje, caminar en la cancha, el cine, juegos infantiles, en las cubiertas y en otros espacios
diseñados que permiten otras apropiaciones. El proyecto del parque también incorpora las
partes ciegas de los edificios con los que se enfrenta, proponiendo tratar esto como un panel,
en colores y ritmos integrados al parque, con el fin de componer un paisaje con el medio
ambiente natural y construido.
Las áreas libres actúan entonces como un sistema de áreas verdes, asociando usos de
recreación y ocio para preservar el margen, con el mantenimiento y la reconstitución de
especies vegetales nativas. El parque se presenta como un rango límite de la propiedad
colectiva entre la zona ocupada y la reserva.
El resultado de las acciones de la urbanización hasta entonces realizadas más allá de los
objetivos iniciales, de garantizar la calidad del agua y evitar la sedimentación del embalse. La
intervención promueve la calidad de vida de los habitantes mediante el uso de soluciones de
diseño que valoran el placer en los espacios restantes, insertándose funcionalmente en la
ciudad.

3.2 De La Villa Al Barrio 31 – Buenos Aires/ Argentina.

Ubicación:
La Villa 31 es el asentamiento informal más emblemático de la Provincia de Buenos Aires
Argentina. Ubicada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el Barrio Retiro, en las cuadras
de la Recoleta y Puerto Madero, zonas residenciales y comerciales de alto valor inmobiliario, la
Villa 31 se intercala entre las infraestructuras urbanas de los trenes, el puerto y la autopista
Illia, acceso principal a la icónica Avenida 9 de Julio. En sus 32 hectáreas viven
aproximadamente 43 mil personas en un entorno urbano que registra grandes inequidades en
relación con el resto de la ciudad: un 22% de los hogares viven en condiciones de
hacinamiento, mientras que en la ciudad esa cifra es 1,8%. Por otra parte, existen solo 0,3m2
de espacio público por habitante, en contraste con los 6 m2 por habitante disponibles en el
resto de la ciudad hay. En el ámbito social, un 64% de los adolescentes (entre 18 y 25) no
terminaron la escuela secundaria, cuando esa cifra en la ciudad es 18%. Asimismo, la villa no
cuenta con servicios básicos de calidad, como agua, cloaca y electricidad formal.

Argentina Provincia de Buenos Aires CABA-Retiro

Identificación de problemas:
Estratégicamente situada junto al barrio más adinerado de la capital, la Villa 31 es un doloroso
recordatorio disparidad socioeconómica en Argentina. El 37 por ciento de los ocho mil hogares
en este asentamiento informal carece de cocinas y una cuarta parte de los mismos no cuenta
con inodoros. Abundan las calles y corredores cubiertos de barro, que son tan angostos que no
permiten el paso de los vehículos de emergencia. Un gran número de viviendas no cuenta con
agua potable ni se encuentra conectado a la red de alcantarillado. La electricidad está
disponible a través de peligrosas conexiones informales, las cuales han resultado en accidentes
fatales. La mayoría de los hogares están hacinados y carecen de una adecuada calidad del aire
en el interior. Ninguna de las líneas de tránsito atraviesa la comunidad y el acceso peatonal se
ve aún más limitado debido a las pandillas que controlan ciertas vías de acceso. Además, la
escasa conectividad interna y externa respecto de su entorno circundante, y la falta de
oportunidades de movilidad e integración urbana, contribuyen a un proceso de guetificación o
aislamiento geográfico.

Asentamientos bajo autopista.

Intervención:
El gobierno municipal ha decidido enfrentar esta problemática existente y ampliar el alcance
de los servicios e infraestructura en la Villa 31. El objetivo es elevar los estándares de calidad de
vida a los mismos niveles que en el resto de la ciudad, como así también, iniciar con el
complejo proceso de integrar formalmente el asentamiento en el resto del tejido social y
económico de la ciudad.
Para llevar adelante esta misión, se considera de suma importancia la acción de diseñar calles y
espacios para interconectar las comunidades que conforman la villa, haciendo hincapié en la
movilidad y el espacio público como la base para alcanzar dicho objetivo.
Este desafío que comprende la integración la villa 31 con el resto de la ciudad de Buenos Aires,
recibe el nombre del proyecto “Treinta y todos”. Un plan de acción integral que comprende la
vinculación social y urbana de estos asentamientos, entendiendo que el Barrio 31 debe ser
“uno más” dentro de lo que podemos denominar la ciudad formal.
El proyecto “treinta y todos”
El proyecto “Treinta y todos” representa un cambio de paradigma en relación al accionar
desplegado durante las décadas anteriores: propone la construcción de un polo educativo
donde se ubicará la nueva sede del Ministerio de Educación de la Ciudad, la realización de un
“corredor verde” en reemplazo del tramo de la autopista Illia que cruza el barrio y la puesta en
marcha de un conjunto de obras de infraestructura básica que permitirán el acceso a
iluminación, cloacas, desagües pluviales, cableado y pavimentación. Al mismo tiempo, la
iniciativa se plantea mejorar las diez mil viviendas existentes a través de un trabajo conjunto
con arquitectos y un relevamiento “caso por caso” para evaluar la necesidad de reformas
internas y de fachada.
Intervención Urbana.

Plano del Barrio 31 con identificación de la localización de principales obras en el área de


intervención del Proyecto
Mediante esta estrategia, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires sostiene que la villa 31
pasará a ser un barrio más dentro de la urbe, como cualquier otro. La iniciativa pretende la
progresiva recomposición e incorporación del tejido urbano del asentamiento informal. Este
plan es concebido a través de acciones innovadoras que perfeccionen las condiciones físicas de
los asentamientos, como así también, mediante el estímulo de construcción de capital social y
humano y la coordinación entre instituciones.
La intervención busca responder integralmente a las problemáticas que atraviesan estos
enclaves, dotando a los 43.200 beneficiarios directos del barrio 31, de las herramientas y
oportunidades necesarias para que quienes habitan el lugar puedan desarrollar sus proyectos
de vida. Además, esta estrategia urbana beneficiara de forma indirecta a más de 3 millones de
personas que habitan en la ciudad autónoma de Buenos Aires (CABA).
La iniciativa está compuesta a partir de los siguientes ejes principales: la integración urbana;
Conectividad, movilidad y espacio público; Mejora en las condiciones de hábitat en las
viviendas y construcción de nuevas; Completamiento de infraestructura básica; nuevas áreas
de salud, educación y trabajo; el desarrollo del capital social y el desarrollo económico.
Otra acción que comprende el proyecto “treinta y todos” es la transformación de la autopista
Illia. En la actualidad, esta infraestructura viaria segmenta al barrio en dos partes, logrando la
separación del entramado urbano, de la sociedad, y dando como resultado la contracara de la
ciudad vital, denominada según Gehl, como la ciudad sin vida.
Lo que se propone es la relocalización de la autopista IIlia, la misma, será reemplazada por una
autovía que se ubicará entre el Barrio 31 y Avenida Libertador. Esto permitirá mejorar la
circulación de los autos que ingresan diariamente a la Ciudad de Buenos Aires. La
transformación de la autopista pasará a ser el “Nuevo Parque en altura”. Este último supone la
parquización y desarrollo arquitectónico destinado a actividades de esparcimiento y recreación
en el espacio. La obra generará una mayor integración urbanística y social, además de crear un
gran espacio verde para el disfrute de los vecinos.
INFRAESTRUCTURA
Tendido de infraestructura básica. Al interior del Barrio 31 se realizará la instalación de
conductos secundarios vinculados a la distribución de agua potable, efluentes cloacales y
pluviales, tendidos de líneas de media y baja tensión y cámaras trasformadoras para la
provisión de energía eléctrica, así como el tendido del alumbrado público y pavimentación de
calles internas. Para alcanzar el 100% de la infraestructura básica de los mencionados servicios,
se prevén obras de 20 kilómetros lineales aproximadamente. Es dable mencionar que existen
ciertos sectores de las Villas 31 y 31 Bis que ya cuentan con algún tipo de servicio6, por lo que
también se analizará la situación de la red existente previéndose el desarrollo de obras
particulares en caso necesario, por ejemplo, si la red ya construida está sub-dimensionada, o
presenta deficiencias.
Las principales obras se dividen en los siguientes subproyectos:
1) completamiento infraestructura básica al interior de las Villas 31 y 31 Bis,
2) infraestructura básica en el terreno donde se construirán las viviendas,
3) sistema de tendido eléctrico en ambas zonas,
4) readecuación de la red existente.
• Creación de nuevas viviendas. Las nuevas viviendas estarán destinadas a la población que
será reasentada, en particular, viviendas que actualmente se ubican bajo la traza actual de la
Autopista Illia, una arteria vial que atraviesa al asentamiento (sector conocido como “Bajo
Autopista”) y presentan en consecuencia condiciones críticas habitacionales. El terreno donde
se edificarán las nuevas viviendas cuenta con 8 hectáreas y, se encuentra en proceso de
adquisición entre la CABA y Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). Si bien el terreno está en
un área adyacente al Barrio 31, en la actualidad no cuenta con población ni formal ni informal,
por lo que no se requerirá llevar adelante ningún proceso de integración entre las personas
reasentadas y una comunidad de recepción.
La ejecución de las obras y medidas de este componente estará a cargo de la SECISYU creada
a tal efecto en el ámbito de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Ciudad de Buenos Aires.
Otras intervenciones previstas son:
• Mejoramiento interior y exterior de viviendas existentes, mejorando principalmente los
accesos a las viviendas en pisos superiores, las aberturas y ventilación, la aislación térmica y
acústica, así como la distribución de ambientes.
• Construcción y/o readecuación de equipamientos sociales en el Barrio 31 para garantizar el
acceso y disponibilidad de infraestructura de salud, educación y trabajo.
• Desarrollo económico sostenible y mejoramiento y readecuación de los espacios públicos
existentes comerciales.
• Mejoramiento de espacios públicos y espacios verdes, incluyendo el “Nuevo Parque”. Este
último supone la parquización y desarrollo arquitectónico destinado a actividades de
esparcimiento y recreación en el espacio que quedará liberado por la desafectación de la
Autopista Illia que actualmente atraviesa al asentamiento y será desplazada a través de una
obra de desvío de la misma7
Mejoramiento de Infraestructura Básica
El asentamiento se caracteriza por una segregación física y simbólica de las disposiciones
urbanísticas. La infraestructura básica de agua y saneamiento no está garantizada. Además, la
escasa conectividad interna y externa respecto de su entorno circundante, y la falta de
oportunidades de movilidad e integración urbano, contribuyen a un proceso de guetificación o
aislamiento geográfico. Además, los Barrios 31 y 31 bis se encuentran actualmente divididos
por la Autopista Dr. Arturo Humberto Illia, separando el entramado urbano y aumentando la
contaminación visual, sonora y ambiental del territorio. Más aún, existe una carencia de
espacios públicos y espacios verdes.
En este contexto, el objetivo de este subcomponente es múltiple, por un lado, favorecer la
integración urbana geoespacial mediante la mejora de la infraestructura básica, la
conectividad y la movilidad. Por otro lado, potenciar la mejora del espacio público para
posibilitar el encuentro y la integración comunitaria.
En este sentido, se financiarán intervenciones tendientes a la provisión de infraestructura
básica, garantizando el acceso a agua potable, pluvial, cloacal, tendido eléctrico, alumbrado
público y pavimentación. Estas obras persiguen el objetivo de garantizar el derecho a la ciudad
cubriendo las necesidades básicas de infraestructura y por ende, contribuir a mejorar la calidad
de vida de la población vulnerable.
También se prevé la pavimentación de calles y construcción de puentes que permitan la
vinculación de los distintos sectores del Barrio 31 y 31 bis, así como los habitantes del mismo
con el resto de la ciudad. Por otro lado, se financiarán intervenciones en el espacio público de
máxima calidad paisajística y urbanística para fortalecer los vínculos socio-comunitarios,
reducir la contaminación y mejorar las condiciones de vida.
Edificio – Puente del BID, cruzar para conectar
En el marco del proyecto urbano integral para el barrio 31, El jefe de gobierno porteño, anunció
en Julio de 2018, junto con al presidente del Banco interamericano de desarrollo (BID), la
construcción de un nuevo edificio – puente del BID.

Edificio puente del BID. Arquitecto Alejandro Aravena


El BID es una organización financiera internacional. Su función es ofrecer financiamiento a
proyectos viables de desarrollo económico, social e institucional, promoviendo la integración.
Esta intervención servirá de laboratorio de innovación en lo que se refiere a términos
arquitectónicos y urbanos para la vinculación de la informalidad a la urbe. El agregado edilicio
servirá como nexo entre lo que podemos denominar comunidades socioeconómicas muy
diferentes, pero muy cercanas en términos físicos; Estas sociedades se habituaron a vivir a
espaldas las unas de las otras, cuando en realidad, mediante la articulación de las mismas se
beneficiaran tanto los habitantes en las cercanías de un extremo del puente como del otro.
Este “ícono” posibilitará que todos los vecinos de la ciudad tengan un mayor grado de
movilidad y accesibilidad. Contará con un puente peatonal que albergará escaleras mecánicas
y ascensores. Además, conectará los vecindarios menos pudientes con el parque Thays, el
nuevo centro de Exposiciones y Convenciones y la estación de subte.
El edificio busca hacer posible el acceso de los residentes a las nuevas oportunidades de
empleos, servicios y transporte público en la ciudad, así como el acceso de los habitantes de
otras zonas de la ciudad al barrio, ahorrando cerca de una hora de viaje a los ciudadanos.
La edificación generará 6000 metros cuadrados de espacios verdes, como así también, más de
1.000 empleos durante su período de construcción y una vez finalizado más de 500 personas,
entre mantenimiento y equipamiento, llegarán a trabajar al barrio.

3.3 Reflexión de los casos de estudio.

Los casos de estudio mencionados anteriormente son claros ejemplos de cómo las
intervenciones urbanísticas, en los asentamientos irregulares, demuestran que además de los
espacios públicos es importante reparar y dotarle de la infraestructura básica necesaria a esos
sectores de la cuidad. Dotarle de los servicios públicos es el primer punto para que esas
edificaciones pueden insertase a la cuidad y a sus actividades cotidianas.
En el caso del ejemplo de la urbanización del Complejo Canto del Cielo, es una intervención
que mediante la construcción de los espacios públicos y equipamientos urbano van dotando de
los servicios básicos a las edificaciones más precarias además de la reconstrucción de las
fachadas exteriores. Esto permite una universalización de los servicios donde todos pueden
vincularse a las mismas y poder desarrollar una vida más digna. Estos trabajos nuevos y
reconstrucción sirven para que este sector de la ciudad quede de nuevo inserto en la cuidad.
La villa 31 presenta la misma propuesta, su problemática de la falta de los servicios básicos en
la villa, su separación con el tejido urbano, la gran cantidad de asentamientos precarios en
condición de hacinamiento hace difícil que las personas que viven en ese lugar no puedan
desarrollar sus vidas adecuadamente. En la intervención además de reubicar los
asentamientos debajo de la autopista, que son los mas afectados, mediante la apertura de
nuevas calles se trabaja en la construcción de la infraestructura necesaria para que las casas
puedan tener los servicios básicos que antes no tenían.
Este trabajo trata de reflexionar en la importancia de los servicios básicos como el acceso al
agua potable, la energía eléctrica y la conexión de la red cloacal son igual o mas importantes
que los espacios públicos. Es difícil poder pensar en desarrollar una vida digna sin contar con
estos servicios básicos en una vivienda, desde mi punto de vista no importa la precariedad de
la construcción donde una viva, pero si no se cuenta con estos servicios es difícil poder arrancar
un buen día.
A continuación, se trabajará sobre un área de Rosario donde se ven los mismos problemas que
los casos de estudio. Se trata de reconocer su problemática para luego desarrollar la propuesta
mas adecuada para su solución.

4. ÁREA DE ESTUDIO

4.1 Barrio Ludueña - Rosario/ Argentina.


Ubicación:
El área de estudio se encuentra ubicada en el distrito noroeste de Rosario, Provincia de Santa
Fe Argentina.

Argentina Provincia de Santa Fe Ciudad de Rosario

El barrio Ludueña de origen ferroviario está atravesado por las vías del ferrocarril que
transporta cargas hacia el puerto. El área de estudio encuentra sus limites al norte por calle
Gorriti, al sur por calle Urquiza, al este por calle Republica Dominicana y al oeste por la Av.
Provincias Unidas. Dentro del área de estudio se encuentra el cruce de las vías del Ferrocarril
Mitre y del Ferrocarril Belgrano.

Área de estudio-Barrio Ludueña.


Gran parte del barrio conserva el carácter de barrio ferroviario, con casas antiguas y modernas,
en su mayoría de dos plantas, y una alta densidad de establecimientos industriales. Es
característica un número elevado de callejones y pasajes angostos. Hacia el oeste, el barrio se
convierte en un típico barrio residencial con menor densidad de empresas. La zona del cruce
ferroviario, en el oeste, es la más humilde; con varios pequeños asentamientos informales que
se extienden hacia el barrio vecino de Belgrano.
La infraestructura ferroviaria es la que impregna el carácter al barrio. En el oeste se cruzan las
vías del Ferrocarril Mitre que conduce hasta la actual terminal Rosario Norte y del Ferrocarril
Belgrano, el cual corre en dirección norte-sur. Sobre las vías del Mitre se encuentra la gran
playa de maniobras Patio Parada, además de las dos paradas Estación Ludueña y Parada Cruce
Alberdi. En cuanto a la infraestructura vial, es digno de mencionar el Viaducto Ingeniero
Emigdio Pinasco, también conocido por su antiguo nombre Viaducto Che Guevara, que
atraviesa Patio Parada.

Identificación de problemas:
La problemática que identificamos y que vemos más claramente es la ruptura y separación
norte-sur que presenta el barrio debido al paso de la vía del Ferrocarril Mitre y también el paso
de las vías del Ferrocarril Belgrano afectando a la movilidad de las personas que viven en el
sector. Estas vías además de separar el barrio lo desconectan de la ciudad debido a las pocas
conexiones que se dan en el sentido norte-sur, se ven pocos pasos a nivel y los que se
encuentran no están debidamente mantenidos para que sean seguros.

El paso del ferrocarril deja vacante espacios a sus costados para que se realicen tareas de
reparación o en caso de algún siniestro o descarrilamiento la locomotora y los vagones no
afecte nada que este fuera de ese espacio mínimo. Estos espacios vacantes en el barrio Ludeña
fueron usurpados y se instalaron varios asentamientos. Mas densamente poblados en el cruce
de las vías. El relevamiento mediante imágenes satelitales arrojó una superficie de 155000m²
ocupadas por asentamientos informales, normalmente en los márgenes de las vías, sectores
de difícil accesibilidad y áreas vacantes. Son alrededor de 3500 asentamientos.

Red de agua potable Rosario Red de agua potable Área de estudio.


Red Cloacal Rosario Red Cloacal Área de estudio

Los asentamientos no tienen los servicios básicos para poder vivir, no cuentan con agua
potable, servicio de luz eléctrica ni con la conexión de la red de cloacas, esto se puede ver en
las imágenes presentadas. Las construcciones que cuentan con alguno de estos servicios están
enganchados de manera clandestina a la red. La presencia de estos asentamientos y la falta de
conexión norte-sur con la cuidad hacen que la inseguridad se imponga.
También sigue habiendo terrenos que siguen vacantes y se usan como espacios públicos
(canchas de futbol más que nada) pero existe un déficit de espacios públicos donde las
personas pueden desarrollar actividades en comunidad y con la infraestructura adecuada para
desarrollar esas actividades (ferias, juegos recreativos, juntadas, etc.).

Intervención. Plan de proyecto urbano:


La intervención sobre el barrio Ludueña busca integrarlo a la ciudad mediante la apertura de
conexiones en sentido norte-sur, uniendo dos centralidades como lo son calle Junín y av. Eva
Perón y este-oeste, tanto mediante pasos a nivel, como con la incorporación de calles
colectoras (calzada y acera), paralelas a las vías del ferrocarril. También en la propuesta de
intervención se incorpora una parada de ferrocarril que ayude a revitalizar la zona, junto con
una red de espacios públicos y equipamientos. Esto hace que se fortalezca el sector y crezca el
sentido de seguridad.
Se propone en los sectores vacantes edificar viviendas colectivas donde serán reubicados las
familias de los asentamientos más precarios que son imposibles de dotarlos de los servicios
básicos y de difícil acceso. Los asentamientos que no son reubicados además de dotarlos de los
servicios básicos (agua, luz y sanitaria) van a ser numerados y se los limitara dentro de una
parcela para luego insertarlos en la numeración típica de la ciudad.
Para llevar a cabo la propuesta, se la divide en tres etapas posibilitando que se las ejecute con
un menor impacto en la zona, minimizando la cantidad de asentamientos irregulares
afectados que deben ser relocalizados dentro del área de estudio.
En la etapa 1 se ejecutan las siguientes tareas:
. Construcción de viviendas para asentamientos reubicados.
. Colectora paralela a la vía del tren.
. Apertura de calles.
. Reubicación de 990 asentamientos afectados por la intervención.
. Regularización catastral de 1000 asentamientos.
. Conexión de servicios públicos a los asentamientos.
. Parada de tren.
. Nuevos pasos a nivel y puesta en estado de pasos a nivel existentes.
. Equipamiento Urbano. Biblioteca y Centro Cultural.

En la etapa 2 se ejecutan las siguientes tareas:


. Construcción de viviendas para asentamientos reubicados.
. Colectora paralela a la vía del tren.
. Apertura de calles.
. Reubicación de 280 asentamientos afectados por la intervención.
. Regularización catastral de 240 asentamientos.
. Conexión de servicios públicos a los asentamientos.
. Nuevos pasos a nivel y puesta en estado de pasos a nivel existentes.

En la etapa 3 se ejecutan las siguientes tareas:


. Construcción de viviendas para asentamientos reubicados.
. Colectora paralela a la vía del tren.
. Apertura de calles.
. Reubicación de 240 asentamientos afectados por la intervención.
. Regularización catastral de 60 asentamientos.
. Conexión de servicios públicos a los asentamientos.
. Nuevos pasos a nivel y puesta en estado de pasos a nivel existentes.

Plan de detalle:
El plan de
detalle se centrará en describir de manera mas
precisa algunas de las intervenciones que se
van a dar en la etapa 1. Estas intervenciones
son las más significativas para revitalizar el
barrio y el sector.
Para realizar la nueva parada de tren, la
construcción de una nueva colectora y
apertura de calles es necesario reubicar 990
asentamientos. Estos trabajos son los
necesarios para conectar el sector a los
servicios públicos. A la vez que se ejecutan la
construcción de calles y veredas también se
trabajan en las infraestructuras que carece el
sector como la conexión a la red de agua
potable, conexión de red cloacal, recolección
del agua de lluvia y a la red de energía. Las
familias de los asentamientos afectados serán
reubicadas en nuevas viviendas construidas en
los espacios vacantes existen.

Parada de tren.
En las problemáticas del sector mencionados anteriormente se puede ver que el área de la
etapa 1 se encuentra con un déficit de transporte público, actualmente ninguna línea de
colectivo tiene parada o las actuales se encuentran muy alejados.
La nueva parada del tren es una solución a este problema. Las personas que viven en el barrio
tendrán un servicio el cual les permitirá conectarse con el resto de la cuidad de forma rápida.
Planta Parada de tren

Corte Parada de tren

Vista parada de tren.


Regularización Catastral de los asentamientos:
Los asentamientos con buen acceso y los de acceso medio serán regularizados en el catastro.
Van a estar limitados en una parcela y serán numerados para que las familias puedan ser
ubicadas rápidamente y puedan contar con un domicilio. Todos los asentamientos
regularizados van a poder conectarse a los servicios públicos solucionando uno de los
problemas mas grandes que tienen estas edificaciones.
Los afectados por la intervención serán reubicados al igual que los asentamientos de acceso
imposible. Se reubicarán en las nuevas viviendas construidas en los espacios vacantes del área.

Los asentamientos de acceso medio tendrán una conexión a la calle mediante la construcción
de nuevas veredas. Mediante estas intervenciones las edificaciones podrán contar con un
frente de fácil acceso, permitiendo la rápida localización de alguna de ellas.

Regularización catastral de los asentamientos.