Está en la página 1de 11

INFORME

“MODELOS DEL ATOMO”


DALTON - THOMSON - RUTHERFORD - BOHR

MODELO ATÓMICO
DE DALTON

1
El estudio de la estructura y comportamiento de los
átomos dio un vuelco a partir de 1803 cuando John
Dalton postuló, por primera vez, una representación
gráfica o modelo para explicarlos de forma sencilla.
El modelo atómico de Dalton se convirtió así en la
primera teoría atómica con base experimental de
nuestros tiempos, puesto que las primeras
aproximaciones y características del átomo fueron
postuladas por el filósofo y matemático griego
Demócrito, que vivió entre los años 460 y 370 a.C.
El químico y matemático John Dalton, quien también es
reconocido por el descubrimiento de la enfermedad
visual conocida como daltonismo, nació el 6 de
septiembre de 1766 en la ciudad de Eaglesfield, en Gran
Bretaña. Trabajó como profesor de matemáticas y filosofía natural en la llamada Nueva Escuela de
Mánchester y fue miembro de la Sociedad Filosófica y Literaria de la misma ciudad.
Además de su interés por la química y la matemática, Dalton mostró gran interés por la meteorología,
por lo que en 1793 publicó su primer libro intitulado Observaciones y ensayos meteorológicos. En
1808 publicó su obra Nuevo sistema de filosofía química, en la que desarrolla su teoría atómica.
El modelo atómico de Dalton fue una de sus obras más importantes y sirvió de base para numerosos
estudios y experimentos que desencadenaron en avances para la investigación de los átomos y la
generación de múltiples explicaciones a los fenómenos en torno a ellos.
Bases del modelo atómico de Dalton
La teoría atómica propuesta por Dalton está basada fundamentalmente en la ley de conservación de
masa y la ley de la composición constante. La ley de conservación de masa —propuesta por el
químico francés Antoine Laurent Lavoisier— parte de la premisa de que «la materia no se crea ni se
destruye, solo se transforma», lo que quiere decir que una reacción química incluye la formación de
nuevos productos que tienen propiedades físicas y químicas diferentes a las iniciales.
Por su parte, la ley de la composición constante o también llamada ley de la composición definida
—descrita por Louis Proust, químico de origen francés— expresa que la combinación de dos o más
elementos para dar como resultado un determinado compuesto ocurre en medio de una relación
constante de masas.
Ante la sencillez de la representación gráfica del modelo de Dalton, es preciso destacar que, debido
a la inexistencia de medios y herramientas para hacer experimentos con los átomos en esa época, a
Dalton le fue imposible determinar la existencia de una estructura interna de los átomos —dividida
en protones, neutrones y electrones, fundamentalmente—, aspecto que fue descubierto por científicos
posteriores. Todo modelo con desarrollo científico requiere de una serie de postulados o propuestas
teóricas que generalmente tienen una base experimental comprobada. Es por ello que el modelo
atómico de Dalton, además de ser prácticamente pionero en el entendimiento de los átomos, cuenta
con seis postulados claves para su desarrollo.
¿Cuáles fueron los postulados de Dalton?

2
En el primer postulado de su modelo atómico, Dalton coincide
con Demócrito al afirmar que el átomo es la partícula mínima
e indivisible de la materia, pero que además no puede ser
destruida ni modificada sin perder sus propiedades químicas.
El segundo postulado del modelo atómico de Dalton establece
que los átomos de un mismo elemento son iguales entre sí,
tanto en su masa como en sus propiedades. Este postulado de
Dalton permite deducir que los átomos de diferentes
elementos también lo son entre sí, distinción que es posible
determinar por su peso.
Este postulado expresa que los átomos son indivisibles, pero sí combinables, lo que permite generar
compuestos con una mayor complejidad
En tercer lugar, el científico John Dalton plantea que la combinación de los átomos permite la
formación de compuestos que tienen relaciones simples de números enteros y pequeños.
En su modelo Atómico, Dalton expresa que es posible combinar átomos de diferentes elementos en
proporciones distintas para formar más de un compuesto. Lo que hace posible, además, formar
numerosos compuestos a partir del uso de variadas proporciones de los elementos que se dispongan
a ser combinados.
En el quinto postulado del modelo atómico de Dalton se establece que la combinación de dos o más
elementos de manera constante y sencilla da como resultado un compuesto químico.
Ley de proporciones múltiples
La trascendencia de la obra de John Dalton es cuantiosa, por cuanto es merecedor de darle
fundamento científico a las propuestas de Demócrito y de aplicar a la estructura de los átomos, las
teorías y leyes de otros científicos de la época.
El trabajo de Dalton en el entendimiento de la estructura y funcionamiento de los átomos permitió
sentar las bases de la química moderna, a la vez que
estimuló la generación de una serie de obras que
complementarían y trascenderían en la historia de la
ciencia y la humanidad.
El modelo atómico de Dalton también permitió
generar una serie de planteamientos condensados en
la llamada ley de Dalton o ley de las proporciones
múltiples. Esta ley fue incluida en el concepto de leyes
estequiométricas, que tienen que ver con la relación de
la masa de los elementos de un compuesto químico, así
como de reactivos y productos disponibles en una
reacción química.
La ley de las proporciones múltiples fue formulada y
presentada por John Dalton en 1808 y explica —basándose en el quinto postulado de su modelo
atómico, que plantea que la combinación de dos o más elementos puede dar lugar a varios
compuestos— que la combinación de dos o más elementos que intervienen en un compuesto químico

3
con distintas proporciones dan como resultado que las masas tengan una relación que es expresada
a través de números enteros y sencillos.
El sucesor del modelo de Dalton fue el físico de origen británico Joseph John Thomson, a quien se
le reconoce el descubrimiento de los electrones y que propuso en 1904 el llamado modelo del pudín
de pasas. Según el modelo de Thomson, los electrones o partículas subatómicas con carga eléctrica
negativa están distribuidos e incrustados uniformemente –como las pasas en un pudín- en los átomos,
que contienen en su núcleo la carga positiva.
MODELO ATÓMICO DE THOMSON
El modelo atómico de Thomson fue reconocido en el mundo por dar las primeras luces sobre la
configuración de protones y electrones dentro de la estructura del átomo. Mediante esta propuesta,
Thomson sugirió que los átomos eran uniformes y contenían carga positiva de forma homogénea,
con incrustaciones aleatorias de electrones dentro de cada átomo.
Para describirlo, Thomson comparó su modelo con el budín de ciruelas. Este símil se empleó
posteriormente como un nombre alternativo del modelo. Sin embargo, debido a varias
inconsistencias (teóricas y experimentales) sobre la distribución de las cargas eléctricas dentro del
átomo, el modelo de Thomson fue descartado en 1911.
Origen
Este modelo atómico fue planteado por el científico inglés Joseph John “J.J.” Thomson en 1904, con
la finalidad de explicar la composición de los átomos con base en las nociones de las cuales se tenía
conocimiento para entonces.
Además, Thomson fue el responsable del descubrimiento del electrón a finales del siglo XIX. Vale
destacar que el modelo atómico de Thomson fue propuesto poco después del descubrimiento del
electrón pero antes de conocer la existencia de un núcleo atómico.
Por ende, la propuesta consistía en una configuración dispersa de todas las cargas negativas dentro
de la estructura atómica que, a su vez, estaba conformada por una masa uniforme de carga positiva.
Características
 El átomo tiene carga neutra.
 Existe una fuente de carga positiva que neutraliza la carga negativa de los electrones.
 Esta carga positiva se encuentra distribuida uniformemente en el átomo.
 En palabras de Thomson: “los corpúsculos electrificados negativamente” (es decir, los
electrones) se encuentran contenidos dentro de la masa uniforme de carga positiva.
 Los electrones podían derivar libremente en el interior del átomo.
 Los electrones tenían órbitas estables, argumento fundamentado en la Ley de Gauss. Si los
electrones se desplazaban a través de la “masa” positiva, las fuerzas internas dentro de los
electrones se equilibraban con la carga positiva que se generaba automáticamente alrededor
de la órbita.
 El modelo de Thomson fue conocido popularmente en Inglaterra como modelo de budín de
ciruela, ya que la distribución de electrones propuesta por Thomson era similar a la
disposición de las ciruelas en dicho postre.

Experimentos para desarrollar el modelo

4
Thomson realizó varios ensayos con tubos de rayos catódicos para probar las propiedades de las
partículas subatómicas y sentar las bases de su modelo. Los tubos de rayos catódicos son tubos de
vidrio cuyo contenido de aire ha sido vaciado casi en su totalidad.Estos tubos están electrificados
con una batería que polariza el tubo para tener un extremo de carga negativa (cátodo) y un extremo
de carga positiva (ánodo).
También están sellados por ambos lados y son sometidos a altos niveles de tensión mediante la
electrificación de dos electrodos colocados en el cátodo del dispositivo. Mediante esta configuración
se induce la circulación de un haz de partículas desde el cátodo hacia el ánodo del tubo.
Rayos catódicos
He allí el origen del nombre de este tipo de herramientas, ya que se llaman rayos catódicos debido
al punto de salida de las partículas dentro del tubo. Al pintar el ánodo del tubo con un material como
el fósforo o el plomo, se genera una reacción en el extremo positivo justo cuando choca contra este
el haz de partículas. En sus experimentos, Thomson determinó la desviación del rayo en su trayecto
desde el cátodo hacia el ánodo. Posteriormente, Thomson intentó validar las propiedades de dichas
partículas: básicamente la carga eléctrica y la reacción entre ellas.
El físico inglés colocó dos placas eléctricas con carga opuesta en los extremos superior e inferior
del tubo. Debido a esta polarización, el rayo se desvió hacia la placa con carga positiva, colocada
en el tope superior.
De esta manera, Thomson demostró que el rayo catódico estaba conformado por partículas con
carga negativa que, debido a su carga opuesta, fueron atraídas hacia la placa con carga positiva.
Evolución en la investigación
Thomson evolucionó en sus suposiciones y, luego de ese hallazgo, colocó dos imanes a ambos lados
del tubo. Esta incorporación también incidió en algunas desviaciones del rayo catódico.
Al analizar el campo magnético asociado, Thomson fue capaz de determinar la relación masa-carga
de las partículas subatómicas y detectó que la masa de cada partícula subatómica era ínfima en
comparación con la masa atómica.
J.J. Thomson creó un dispositivo que antecedió al invento y perfeccionamiento de lo que hoy se
conoce como espectrómetro de masas.
Este aparato realiza una medición bastante precisa de la relación entre masa y carga de los iones,
lo que arroja información sumamente útil para determinar la composición de los elementos presentes
en la naturaleza.
Repetición del experimento
Thomson realizó el mismo experimento en múltiples ocasiones, modificando los metales que
empleaba para la colocación de los electrodos en el tubo de rayos catódicos.
Finalmente determinó que las propiedades del rayo se mantenían constantes, independientemente
del material que se empleara para los electrodos. Es decir, este factor no era determinante en la
ejecución del experimento.
Los estudios de Thomson fueron de gran provecho para explicar la estructura molecular de algunas
sustancias, así como la formación de los enlaces atómicos.

5
Postulados
El modelo de Thomson reunía en un solo enunciado las conclusiones favorables del científico
británico John Dalton sobre la estructura atómica, e insinuaba la presencia de electrones dentro de
cada átomo.
En complemento, Thomson también realizó varios estudios sobre los protones en el gas neón, y de
este modo demostró la neutralidad eléctrica de los átomos. Sin embargo, la carga positiva en el
átomo estaba propuesta como una masa uniforme y no como partículas.
El experimento de Thomson con rayos catódicos permitió el enunciado de los siguientes postulados
científicos:

 El rayo catódico está constituido por partículas subatómicas de carga negativa. Thomson
definió inicialmente a estas partículas como “corpúsculos”.
 La masa de cada partícula subatómica es apenas 0,0005 veces la masa de un átomo de
hidrógeno.
 Estas partículas subatómicas se encuentran en todos los átomos de todos los elementos de la
Tierra.
 Los átomos son eléctricamente neutros; es decir, la carga negativa de los “corpúsculos” se
equipara con la carga positiva de los protones.
Modelo polémico
El modelo atómico de Thomson resultó sumamente polémico dentro de la comunidad científica, ya
que contrariaba al modelo atómico de Dalton.
Este último postulaba que los átomos eran unidades indivisibles, a pesar de las combinaciones que
puedan generarse durante las reacciones químicas.
Por ende, Dalton no contemplaba la existencia de partículas subatómicas (como los electrones)
dentro de los átomos.
Como contraposición, Thomson halló un modelo novedoso que proporcionaba una explicación
alternativa de la composición atómica y subatómica, luego del descubrimiento del electrón.
El modelo atómico de Thomson se dio a conocer rápidamente por el símil con el popular postre inglés
“budín de ciruela”. La masa del budín simboliza una visión integral del átomo y las ciruelas
representan cada uno de los electrones que conforman el átomo.
Limitaciones
El modelo sugerido por Thomson gozó de gran popularidad y aceptación en su momento, y sirvió
como punto de partida para indagar sobre la estructura atómica y afinar los detalles asociados.
La mayor causa de aceptación del modelo radicó en lo bien que se adaptaba a las observaciones de
los experimentos con rayos catódicos de Thomson.
Sin embargo, el modelo tenía importantes oportunidades de mejora para poder explicar la
distribución de las cargas eléctricas dentro del átomo, tanto las cargas positivas como las negativas.
LAS INVESTIGACIONES DE RUTHERFOD

6
Posteriormente, en la década de 1910, la escuela científica liderada por Thomson continuó las
investigaciones sobre los modelos de estructura atómica.
Es así como Ernest Rutherford, antigüo alumno de Thomson, determinó las limitaciones del modelo
atómico de Thomson, en compañía del físico británico Ernest Marsden y del físico alemán Hans
Geiger.
El trío de científicos realizó varios experimentos con partículas alfa (α), es decir, núcleos ionizados
de moléculas 4He, sin la cubierta de electrones alrededor.
Este tipo de partículas están conformadas por dos protones y dos neutrones, por lo cual predomina
la carga positiva. Las partículas alfa se producen en reacciones nucleares o mediante experimentos
con desintegración radioactiva.
Rutherford diseñó un arreglo que permitió evaluar el comportamiento de las partículas alfa al
atravesar sustancias sólidas, como por ejemplo, láminas de oro.
En el análisis del trayecto se detectó que algunas partículas presentaron un ángulo de desviación al
penetrar las láminas de oro. En otros casos también se percibió un ligero rebote sobre el elemento
de choque.
Luego de las averiguaciones con partículas alfa, Rutherfod, Marsden y Geiger contradijeron el
modelo atómico de Thomson y propusieron en su lugar una nueva estructura atómica.
Nueva propuesta
La contrapropuesta de Rutherford y sus colegas consistió en que el átomo estaba conformado por un
núcleo pequeño y de alta densidad, en el cual se concentraban las cargas positivas y un anillo de
electrones alrededor de él.
El descubrimiento del núcleo atómico por parte de Rutherford trajo consigo un nuevo aire para la
comunidad científica. Sin embargo, años más tarde este modelo también fue revocado y sustituido
por el modelo atómico de Bohr.
MODELO ATOMICO DE RUTHEFORD
Ernest Rutherford, conocido también como Lord Rutherford (REINO UNIDO, Brightwater, 30 de
agosto de 1871-Cambridge, 19 de octubre de 1937), fue un físico y químico británico nacido
en Nueva Zelanda.
Se dedicó al estudio de las partículas radiactivas y logró clasificarlas en alfa (α), beta (β)
y gamma (γ). Halló que la radiactividad iba acompañada por una desintegración de los elementos,
lo que le valió para ganar el Premio Nobel de Química en 1908. Se le debe un modelo atómico, con
el que probó la existencia del núcleo atómico, en el que se reúne toda la carga positiva y casi toda
la masa del átomo. Consiguió la primera transmutación artificial con la colaboración de su
discípulo Frederick Soddy.
Durante la primera parte de su vida se consagró por completo a las investigaciones, pasó la segunda
mitad dedicado a la docencia y dirigiendo los Laboratorios Cavendish de Cambridge, en donde se
descubrió el neutrón. Fue maestro de Niels Bohr y Otto Hahn.
RESEÑA HISTORICA

7
En 1907, obtiene una plaza de profesor en la Universidad de Mánchester. Con este inventará un
contador que permite detectar las partículas alfa emitidas por sustancias radiactivas. Este
dispositivo les permite estimar el número de Avogadro de modo muy directo: averiguando el periodo
de desintegración del radio y midiendo con su aparato el número de desintegraciones por unidad de
tiempo. De ese modo dedujeron el número de átomos de radio presente en la muestra.
En 1908, demuestra de modo definitivo lo que se suponía: que las partículas alfa son núcleos
de helio. En realidad, lo que prueban es que una vez liberadas de su carga, las partículas alfa son
átomos de helio. Para demostrarlo, aisló la sustancia radiactiva en un material suficientemente
delgado para que las partículas alfa lo atravesaran efectivamente, pero para ello bloquea cualquier
tipo de "emanación" de elementos radiactivos, es decir, cualquier producto de la desintegración.
Recoge a continuación el gas que se halla alrededor de la caja que contiene las muestras y analiza
su espectro. Encuentra entonces gran cantidad de helio: los núcleos que constituyen las partículas
alfa han recuperado electrones disponibles.
En 1911 hará su mayor contribución a la ciencia, al descubrir el núcleo atómico. Había observado
en Montreal al bombardear una fina lámina de mica con partículas alfa, que se obtenía una deflexión
de dichas partículas. Al retomar Geiger y Marsden de modo más concienzudo estos experimentos y
utilizando una lámina de oro, se dieron cuenta de que algunas partículas alfa se desviaban más de
90 grados. Rutherford lanzó entonces la hipótesis, que Geiger y Marsden enfrentaron a las
conclusiones de su experimento, de que en el centro del átomo debía haber un "núcleo" que
contuviera casi toda la masa y toda la carga positiva del átomo, y que de hecho los electrones debían
determinar el tamaño del átomo. Este modelo planetario había sido sugerido en 1904 por un
japonés, Hantarō Nagaoka, aunque había pasado desapercibido. Se le objetaba que en ese caso los
electrones tendrían que irradiar girando alrededor del núcleo central y, en consecuencia, caer. Los
resultados de Rutherford demostraron que ese era sin dudar el modelo bueno, puesto que permitía
prever con exactitud la tasa de difusión de las partículas alfa en función del ángulo de difusión y de
un orden de magnitud para las dimensiones del núcleo atómico. Las últimas objeciones teóricas
(sobre la irradiación del electrón) se desvanecieron con los principios de la teoría cuántica y la
adaptación que hizo Niels Bohr del modelo de Rutherford a la teoría de Max Planck, lo que sirvió
para demostrar la estabilidad del átomo de Rutherford.
MODELO ATOMICO
El modelo atómico de Rutherford es un modelo atómico o teoría sobre
la estructura interna del átomo, para explicar los resultados de
su «experimento de la lámina de oro».
Rutherford llegó a la conclusión de que la masa del átomo se
concentraba en una región pequeña de cargas positivas que impedían
el paso de las partículas alfa. Sugirió un nuevo modelo en el cual el
átomo poseía un núcleo o centro en el cual se concentra la masa y la
carga positiva, y que en la zona extra nuclear se encuentran los
electrones de carga negativa
Antes de que Rutherford propusiera su modelo atómico, los físicos aceptaban que las cargas
eléctricas en el átomo tenían una distribución más o menos uniforme. Rutherford trató de ver cómo
era la dispersión de las partículas alfa por parte de los átomos de una lámina de oro muy delgada.
Los ángulos resultantes de la desviación de las partículas supuestamente aportarían información
sobre cómo era la distribución de carga en los átomos. Era de esperar que, si las cargas estaban

8
distribuidas uniformemente según el modelo atómico de Thomson, la mayoría de las partículas
atravesarían la delgada lámina sufriendo solo ligeras deflexiones, siguiendo una trayectoria
aproximadamente recta. Aunque esto era cierto para la mayoría de las partículas alfa, un número
importante de estas sufrían deflexiones de cerca de 180º, es decir, prácticamente salían rebotadas en
dirección opuesta al incidente.
Rutherford pensó que esta fracción de partículas rebotadas en dirección opuesta podía ser explicada
si se suponía la existencia de fuertes concentraciones de carga positiva en el átomo. La mecánica
newtoniana en conjunción con la ley de Coulomb predice que el ángulo de deflexión de una partícula
alfa relativamente liviana por parte de un átomo de oro más pesado, depende del "parámetro de
impacto" o distancia entre la trayectoria de la partícula y el núcleo:
IMPORTANCIA DEL MODELO Y LIMITACIONES
La importancia del modelo de Rutherford residió en proponer por primera vez la existencia de un
núcleo central en el átomo (término que acuñó el propio Rutherford en 1912, un año después de que
los resultados de Geiger y Mardsen fueran anunciados oficialmente). Lo que Rutherford consideró
esencial, para explicar los resultados experimentales, fue «una concentración de carga» en el centro
del átomo, ya que, sin ella, no podía explicarse que algunas partículas fueran rebotadas en dirección
casi opuesta a la incidente. Este fue un paso crucial en la comprensión de la materia, ya que
implicaba la existencia de un núcleo atómico donde se concentraba toda la carga positiva y más del
99,9 % de la masa. Las estimaciones del núcleo revelaban que el átomo en su mayor parte estaba
vacío.
Rutherford propuso que los electrones orbitarían en ese espacio vacío alrededor de un minúsculo
núcleo atómico, situado en el centro del átomo. Además, se abrían varios problemas nuevos que
llevarían al descubrimiento de nuevos hechos y teorías al tratar de explicarlos:
Por un lado se planteó el problema de cómo un conjunto de cargas positivas podían mantenerse
unidas en un volumen tan pequeño, hecho que llevó posteriormente a la postulación y descubrimiento
de la fuerza nuclear fuerte, que es una de las cuatro interacciones fundamentales.
Según Rutherford, las órbitas de los electrones no están muy bien definidas y forman una estructura
compleja alrededor del núcleo, dándole un tamaño y forma algo indefinidas. Los resultados de
su experimento le permitieron calcular que el radio atómico era diez mil veces mayor que el núcleo
mismo, y en consecuencia, que el interior de un átomo está prácticamente vacío.
MODELO ATÓMICO SEGÚN NIELS BOHR
Según Bohr los electrones de un átomo solamente pueden estar en órbitas determinadas
Niels Bohr fue un físico danés que después de finalizar su doctorado, comenzó a trabajar en el equipo
de Rutherford, en los Laboratorios Cavendish de Cambridge.
En el año 1911, se celebró el primer Congreso Solvay de científicos, que se hizo famoso pues a él
asistieron casi todos los que en el siglo XX dejaron una huella en el trascendental cambio que trajo
a la ciencia el descubrimiento de los átomos.
Entre estos genios de la física estaba Ernest Rutherford, el cual, cuando regresó a Cambridge, a su
Laboratorio Cavendish, habló con tanto entusiasmo acerca de la nueva teoría de los quantos, que
sus argumentos lograron impresionar profundamente a su joven ayudante, Niels Bohr.

9
Niels Bohr se puso manos a la obra, para incluir la teoría de los cuantos en el modelo atómico de su
maestro Rutherford.
Niels Bohr sabía que las principales objeciones al modelo atómico de Rutherford eran que, de
acuerdo a las leyes electromagnéticas de Maxwell, los electrones irradiarían su energía en forma de
ondas electromagnéticas y, por lo tanto, describirían órbitas espirales que los irían acercando al
núcleo hasta chocar contra él. Por lo cual, no había ninguna esperanza de que los átomos de
Rutherford se mantuvieran estables ni que produjeran las nítidas líneas espectrales observadas en
los espectroscopios.
Tomando como punto de partida el modelo de Rutherford, Niels Bohr trató de incorporar en él la
teoría de “cuantos de energía” desarrollada por Max Planck y el efecto fotoeléctrico observado por
Albert Einstein.
En 1913, Bohr postuló la idea de que el átomo es un pequeño sistema solar con un pequeño núcleo
en el centro y una nube de electrones que giran alrededor del núcleo. Hasta aquí, todo es como en
el modelo Rutherford.
Lo original de la teoría de Bohr es que afirma:
a) que los electrones solamente pueden estar en órbitas fijas muy determinadas, negando
todas las demás.
b) que en cada una de estas órbitas, los electrones tienen asociada una determinada energía,
que es mayor en las órbitas más externas.
c) que los electrones no irradian energía al girar en torno al núcleo.
d) que el átomo emite o absorbe energía solamente cuando un electrón salta de una órbita a
otra.
e) que estos saltos de órbita se producen de forma espontánea.
f) que en el salto de una órbita a otra, el electrón no pasa por ninguna órbita intermedia.
La característica esencial del modelo de Bohr es que, según él,
los electrones se ubican alrededor del núcleo únicamente a
ciertas distancias bien determinadas. El por qué de esta
disposición se estableció más tarde, cuando el desarrollo de la
mecánica cuántica alcanzó su plena madurez.
El modelo de Bohr es muy simple y recuerda al modelo
planetario de Copérnico, los planetas describiendo órbitas
circulares alrededor del Sol.
El electrón de un átomo describe también órbitas circulares,
pero los radios de estas órbitas no pueden tener cualquier valor,
sino valores fijos.
Cuando un electrón salta de una órbita a otra, lo hace sin pasar por órbitas intermedias. Esto es una
afirmación que rompe las ideas normales que tenemos, porque no podemos visualizar cómo sucede
esto exactamente.

10
Es pertinente recordar lo que dijo Einstein: "... debemos admirar humildemente la bella armonía de
la estructura de este mundo, en la medida en que podamos comprenderlo. Eso es todo."
Consideremos un átomo con un solo electrón, en el que hay:
a) un núcleo de carga eléctrica Z suficientemente pesado para considerarlo inmóvil.
b) un electrón que describe una órbita circular de radio r.
En el modelo de Bohr, se estipula que la energía del electrón es mayor cuanto mayor sea el radio r.
Por lo cual, cuando el electrón salta a una órbita de menor radio, se pierde energía. Esa energía
perdida es la que el átomo emite hacia el exterior en forma de un quanto de luz. Dicho de otro modo,
en forma de fotón.
Resumiendo: Los electrones no irradiarían energía (luz) si permanecieran en órbitas estables.
Pero si saltan de una órbita de menor energía a una de mayor energía, el electrón absorbe un cuanto
de energía (una cantidad igual a la diferencia de energía asociada a las órbitas concernidas).
Si el electrón pasa de una órbita de mayor energía a una de órbita más interna, pierde energía y la
energía perdida es lanzada al exterior en forma de radiación (luz): el electrón desprende un cuanto
de energía, un fotón.
Niels Bohr dedujo que la frecuencia de la luz emitida por un átomo, está relacionada con el cambio
de energía del electrón, siguiendo la regla cuántica de Planck "cambio de
energía/frecuencia=constante de Planck".
Trece años después de que Max Planck decidiera incorporar el cuanto a la teoría de la luz, Bohr
introdujo el cuanto en la estructura atómica y el mayor éxito de su modelo fue la explicación del
espectro de emisión de luz del hidrógeno.
La teoría de Bohr sobre el átomo, fue uno de los momentos cruciales de la física. Bohr se hizo famoso
y en 1922 era una gloria nacional para Dinamarca.
BIBLIOGRAFIA
Discovery of the electron and nucleus (s.f.). Recuperado de: khanacademy.org
J.J. Thomson Atomic Theory and Biography (s.f.). Recuperado de: thoughtco.com
Modern Atomic Theory: Models (2007). Recuperado de: abcte.org
Thomson atomic model (1998). Encyclopædia Britannica, Inc. Recuperado de: britannica.com
Wikipedia, La Enciclopedia Libre (2018). Modelo atómico de Thomson. Recuperado de:
es.wikipedia.org
Wikipedia, The free Encyclopedia (2018). Plum pudding model. Recuperado de: en.wikipedia.org.

11