Está en la página 1de 5

Anales de Documentación

ISSN: 1575-2437
revandoc@um.es
Universidad de Murcia
España

Martín Valdunciel, M. Engracia


Reseña "La tragedia del copyright, bien común propiedad intelectual y crisis de la industria cultural" de
Igor Sádaba
Anales de Documentación, vol. 17, núm. 1, enero-junio, 2014, pp. 139-142
Universidad de Murcia
Espinardo, España

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63530415013

Cómo citar el artículo


Número completo
Sistema de Información Científica
Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
Anales de Documentación, 2014, vol. 17, nº 1

RESEÑA

SÁDABA, IGOR ET AL. La tragedia del copyright, bien común propiedad intelectual y
crisis de la industria cultural. Barcelona: Virus, 2013, 145 págs. ISBN 978-84-925-
59466.
Mientras que las guerras coloniales del pasado se libraban por un territorio
geográfico, la colonización actual se basa en las guerras por un territorio
intelectual1.
Knowledge and information encapsulated in IPRs [Intellectual Property Rights]
owned by large corporations is less likely to be made freely available; instead, in
the spirit of TRIPS [Trade-Related Aspects of Intellectual Property Rights] the
IPRs will be traded2.

dinámica mercantil, proceso que Polanyi


Ofrecer herramientas que nos sitúa en el paso del feudalismo al
permitan avanzar tanto en la reflexión capitalismo. En el segundo apartado de la
como en la práctica sobre un campo de obra se reflexiona sobre la industria
lucha fundamental… ya que el capital cultural hegemónica y sobre alternativas a
no sólo se apropia de lo (poco) que ésta.
tenemos, sino también de lo (mucho) En la primera parte, la más extensa,
que sabemos (p. 6) es el objetivo asistimos a la edificación de la retórica y
declarado de esta obra de autoría entramado legal de la acaparación del
colectiva. Se trata de un texto que ha conocimiento: desde las patentes reales de
huido conscientemente de una la Modernidad, pasando por el Estatuto de
aproximación lineal -descontextualizada la reina Ana, 1710, o la conceptualización
del marco económico, político y social- de la noción de propiedad en la Francia
a la construcción de un discurso revolucionaria, al convulso siglo XIX con
privatizador del conocimiento: es decir, la explosión tecnológica y el movimiento
la propiedad como codificación de unas regulador que ocasiona (Convención de
relaciones sociales particulares, las que París, 1883; Convención de Berna, 1886,
existen entre el propietario y no etc.). No por casualidad, el constructo
propietario reproducida como los adquiere los contornos mercantiles que
derechos del primero sobre el segundo conocemos, y cuyos rasgos esenciales nos
(p. 14). han llegado hasta la actualidad, con la
La obra se divide en dos grandes expansión del capitalismo y, por tanto,
bloques, en el primero se hace un con la sacralización de la propiedad
esbozo histórico del proceso de privada. No es casual tampoco, que se
construcción del discurso privatizador haya hecho un paralelismo entre el
en tensión con aquéllos que reivindican proceso de apropiación del conocimiento
que el conocimiento y la cultura no son y el “cercamiento” de tierras en la
asimilables a la categoría de mercancías, Inglaterra de la Revolución Industrial4.
siguiendo razonamientos de Esta óptica genealógica del discurso
intelectuales, como K. Polanyi3 entre privatizador –que, interesadamente,
otros, quien utiliza la noción de identifica y sitúa el
“mercancía ficticia” para describir la mercado/competitividad en el orden de lo
violencia ejercida sobre ciertas parcelas “natural”- permite entender que tanto su
de la vida cuando se las subsume en la conceptualización como su articulación
2 RESEÑAS

normativa son hechos históricos, han El desarrollo del discurso de la


sido, y son, producto de tensiones y propiedad intelectual no ha estado exento
enfrentamientos sociales, entre intereses de dificultades: ha sido cuestionado tanto
públicos y privados, entre países pobres desde posiciones liberales anti-
y países ricos, entre el individuo y la monopolísticas como desde otros
sociedad, etc., y, por tanto, no derivados planteamientos que valoran el equilibrio
de la naturaleza. entre los derechos individuales y los de la
La obra contiene capítulos tan sociedad a la hora de hacer uso del
sugestivos como el dedicado a la conocimiento. Los autores aportan
propiedad industrial, en concreto a las algunas claves para comprender el
patentes, que lleva por título Amos de complejo proceso de orquestación de una
las ciencias, dueños de las tecnologías y retórica restrictiva: a diferencia de las
propietarios de la salud (p. 27) en el que cosas, el saber o la cultura no entran en
inmediatamente puede percibirse las competencia, ya que un uso coincidente
consecuencias que se derivan de una no disminuye ni su valor ni su utilidad
desequilibrada relación entre el poder y social, por tanto mediante ese blindaje del
el conocimiento, sobre todo desde que, trabajo intelectual y las invenciones se
con el paso del taylorismo al fordismo, produce una escasez artificial que otorga
las patentes se vinculan, no a los valor, un valor requerido para la
inventores, sino a grandes circulación capitalista (p. 12). También
corporaciones: es imposible no pensar fue preciso articular, por ejemplo, la idea
en algunos de los desastres mundiales de un ente “creador” ex nihilo, una
derivados de la confrontación entre individualidad genial al margen del medio
intereses empresariales y la salud de social y cultural en que se desarrolla
millones de personas, tensión que se (ámbito al que debe, precisamente, la
decanta, efectivamente, a favor de las posibilidad de generar nuevo saber). Por
primeras que se encuentran “protegidas” otra parte, en el intrincado proceso
por normativas ad hoc5. orquestador del constructo no dejan de
Se vierten en los primeros capítulos producirse grandes contradicciones: en la
reflexiones importantes para base del liberalismo económico se
comprender, por ejemplo, la relación encuentra el principio del laissez faire,
entre los intereses de la industria doxa que se subvierte claramente con la
americana y la privatización del regulación monopolística de la propiedad
conocimiento cuando en los años 80 del intelectual, acrecentada en el siglo XXI,
siglo XX inician una carrera a la caza de que se justifica y asume como un intento
patentes, con legislación clave, como la de superar los atolladeros del libre
Bayh-Dole-Act de 1980, fundamentando mercado que precisa de intervenciones y
la “economía del conocimiento” como si protecciones en los momentos de recesión
se hubiera organizado una reacción, en o depresión (p. 52) por el papel que juega
ámbitos tecnológicos nuevos, para el control sobre el conocimiento
permitir a las firmas dotarse, a través transferible al tejido empresarial en el
de un nuevo derecho de protección nuevo “capitalismo cognitivo” en campos
intelectual, de un acceso privilegiado a como la biotecnología, industria
los conocimientos básicos suministrados farmacéutica, software, etc. Así mismo,
por el sistema científico estadounidense otra idea clave con la que se pretende
(p. 26). justificar poner murallas al conocimiento

Anales de Documentación, 2014, vol. 17, nº 1


RESEÑAS 3

es que persigue proteger la creación, o la endurecimiento generalizado de dichas


invención, cuando históricamente puede leyes: mayores áreas, mayores
observase que las regulaciones iniciales coberturas, mayores derechos de
del Renacimiento favorecieron a propiedad, mayores sanciones a quienes
impresores o libreros, principalmente, y las infrinjan, etc. (p. 42). Una dinámica
en las que no estaba ausente una profundamente antisocial, que aspira a
finalidad de control por parte del poder. privatizar tanto recursos intelectuales,
Ya en el siglo XX con la entrada en saberes técnicos o tradiciones ancestrales
escena de la OMC (Organización de culturas indígenas compartidas como
Mundial del Comercio) el cadenas genéticas o especies de animales,
“cercamiento” del conocimiento ha sido la vida misma (p. 64).
formulado a la medida de los intereses En la segunda parte de la obra, más
de algunas multinacionales breve, se revisa la conceptualización de
norteamericanas que forman parte de la “industria cultural” que desarrollaron
gobernanza global neoliberal (p. 70). Y pensadores de la Escuela de Frankfurt tras
si de analizar la legislación nacional la II Guerra Mundial, Adorno,
reciente se trata, los autores advierten Horkheimer, Marcuse, etc., que entienden
que más bien parece que ésta se dirige que la cultura en las sociedades
no a proteger los intereses de la persona occidentales se inserta en las dinámicas
creadora sino los de la industria cultural mercantiles (entra a formar parte de
nacional e internacional amparados por procesos de estandarización,
EE.UU., que sigue un modelo de normalización, etc.) transmitiendo los
coerción normativa sin escrúpulos (p. valores culturales dominantes. Se trata,
95). por tanto, de productos intelectualmente
En tiempos recientes, la neutralizados que, habiendo perdido la
potencialidad de la tecnología capacidad emancipadora y crítica que se
electrónica y las redes telemáticas para adscribe al saber, entran a formar parte de
comunicar, reproducir o compartir la racionalidad técnica adquiriendo una
información se ha interpretado como dimensión alienante. Esta economización
una amenaza para los intereses de las o mercantilización de la cultura consigue
industrias que explotan los resultados de tintes estratégicos en el marco neoliberal,
la creación intelectual, y, sin duda, ha a partir, sobre todo, de los años 80 de la
constituido un elemento relevante para pasada centuria, en que instituciones
comprender el impulso voraz y como el Banco Mundial o la UNESCO
privatizador del conocimiento, junto con promueven la cultura como “factor de
el papel que una parte de éste juega en la desarrollo”. Los autores piensan que con
economía del conocimiento desde el la expansión del medio tecnológico –la
último cuarto del siglo XX. Así, a partir, web 2, etc., - los participantes en las redes
sobre todo, del ADPIC (Acuerdo sobre podrían utilizar éstas para ser actores
los Derechos de Propiedad Intelectual críticos, no sólo consumidores, y quizá
relativos al Comercio, 1995), que subvertir la direccionalidad con la que la
entraña una ambición de totalidad, industria cultural ha producido las
asistimos a una tendencia hacia la plataformas de generación de contenidos
extensión armonizada y la profusión colectivos: una autoría múltiple -además
unificada de tratados y normativas de evidenciar la más que dudosa idea de la
[que] se acompañan de un “individualidad creadora”- choca

Anales de Documentación, 2011, vol. 14, nº 2


4 RESEÑAS

frontalmente con la necesidad de primero, a nuestro entender) aspectos


identificar la singularidad genial que se fácilmente asumibles por el interés del
apropiaría del saber producido trabajo. El libro, en coherencia con las
conjuntamente. Se podría, quizá, reflexiones que en él se vierten, se ha
redirigir, o “tergiversar” el propósito publicado bajo una licencia Creative
para el que se han diseñado esos canales Commons. En suma, la aproximación
de comunicación desde los poderes histórica e interpretativa al constructo de
dominantes. En el último capítulo, los la propiedad intelectual nos ha parecido
autores se centran en iniciativas de lo de interés, máxime si se tiene en cuenta
que ampliamente podría denominarse que el discurso ideológico dominante, la
movimiento copyleft y que, grosso nueva racionalidad,6 se fundamenta,
modo, formarían la “Infraestructura del precisamente, en naturalizar el mercado,
procomún” (editoriales, industrias de la competitividad y la desigualdad. Este
software, periódicos, plataformas de enfoque permite comprender la realidad
libros digitales, enciclopedias, etc.). Esta no como cerrada sino como resultado de
circunstancia, como se ha mencionado, luchas entre grupos con intereses
ha provocado reacciones reguladoras diferentes, una realidad, por tanto,
que, a juicio de los autores, no aciertan a modificable, como propone V. Shiva.
comprender la complejidad de los Creemos, por consiguiente, que el texto
nuevos escenarios digitales y que, más puede resultar muy útil para cualquier
bien, generan una gran inseguridad persona que quiera tener conciencia del
jurídica a la hora de actuar en internet. mundo que habita y, especialmente, para
El lector o lectora puede advertir los profesionales de la información que
cierta descoordinación en una obra pueden establecer inferencias y
colectiva materializada en una escritura reflexionar sobre las relaciones entre el
desigual o en ocasiones reiterativa; u poder y el conocimiento, materia prima
observar, también, algún desequilibrio con la que trabajan.
en el peso otorgado a la primera y
segunda parte; o, en fin, percibir M. Engracia Martín Valdunciel
diferente tratamiento del contenido de Universidad de Zaragoza
los dos apartados (más riguroso el

1
SHIVA, V. ¿Proteger o expoliar? Los derechos de la propiedad intelectual. Barcelona: Intermón Oxfam,
2003, p. 23.
2
RIKOWSKI, R. TRIPS into the unknown: libraries and the WTO Agreement on Trade-Related Aspects of
Intellectual Property Rights. IFLA Journal, 29, 2003, p. 147.
3
POLANYI, K. La gran transformación, crítica del liberalismo económico. Madrid: La Piqueta, 1989.
4
SHIVA, V. ¿Proteger o expoliar? Los derechos de la propiedad intelectual. Barcelona: Intermón Oxfam,
2003, p. 47.
5
Nos referimos a la prohibición expresa de fabricar medicamentos genéricos para combatir el VIH entre la
población a países como Brasil, por ejemplo, por la “agresión” económica que supone para los intereses de las
grandes compañías farmacéuticas. Véase, para ampliar este aspecto: FORCADES, T. Los crímenes de las gran-
des compañías farmacéuticas. Cuadernos Cristianisme i Justicia, 2006, nº 141.
6
LAVAL, C. y DARDOT, P. La nueva razón del mundo, ensayo sobre la sociedad neoliberal. Barcelona:
Gedisa, 2013.

Anales de Documentación, 2014, vol. 17, nº 1