Está en la página 1de 5

Máximo Ortega C.

6° A
INTRODUCCION

Los gobiernos post a la dictadura se hicieron realidad a través de un proceso


llamado “Transición a la democracia” y se refiere al proceso de restablecimiento
democrático de Chile luego de la última dictadura militar liderada por el general :
Augusto Pinochet entre 1973 y 1990. El mayor hito lo marcó el traspaso del poder
político desde las Fuerzas Armadas de Chile, encabezadas por el comandante en
jefe del Ejército, hacia el presidente elegido democráticamente, Patricio Aylwin,
finalizando de este modo el régimen militar comenzado tras el golpe de estado de
1973.
El plebiscito nacional de Chile de 1988 fue un referéndum realizado el miércoles 5
de octubre de 1988, durante el Régimen Militar. En aplicación de las disposiciones
transitorias (27 a 29) de la Constitución Política de 1980, este plebiscito se llevó a
cabo para decidir si Augusto Pinochet seguía o no en el poder hasta el 11 de marzo
de 1997.
El universo electoral habilitado para votar entonces ascendió a 7 435 913
personas. Del total de votos válidos, el resultado fue de 44,01 % por el «Sí» y de
55,99 % por el «No» —del total de votos escrutados, el «Sí» obtuvo el 43,01 % y
el «No», el 54,71 %—. Conforme a las disposiciones transitorias de la Constitución,
el triunfo del «No» implicó la convocatoria para 1989 de elecciones democráticas
conjuntas de presidente y parlamentarios, que condujeron tanto al fin de la
dictadura como al comienzo del periodo llamado transición a la democracia
Algunos de los hitos más importantes de la transición han sido: El plebiscito de
1988, las elecciones presidenciales de 1989, el cambio de mando y gobierno de
Patricio Aylwin, el Arresto de Augusto Pinochet en Londres, la reforma a la
constitución de 1980 durante el gobierno de Ricardo Lagos, el recambio en la
coalición de gobierno entre la Concertación y el Gobierno de Sebastián Piñera, el
fin del Sistema Binominal y actualmente el proceso de creación de una nueva
constitución para Chile encabezada por Michelle Bachelet.
.
PATRICIO AYLWIN

Presidente durante el período 1990 - 1994.

En 1957 fue uno de los fundadores del Partido Demócrata


Cristiano, el cual presidió en 1958.

Ocupó el cargo de Senador por Curicó, Talca, Linares y Maule


hasta 1973. En 1971 fue presidente del Senado.

En 1988 se convirtió en vocero de los partidos de la


Concertación, y en 1989 fue candidato a la Presidencia de la
República, obteniendo el triunfo con el 55,2 por ciento de los
votos.

Aylwin fue el primer presidente democráticamente elegido tras el Golpe de Estado


en Chile de 1973, en el que fue derrocado Salvador Allende y se instauró el Régimen
Militar encabezado por Augusto Pinochet. Así, el mandato de Aylwin dio inicio al
periodo conocido como la Transición a la democracia y el primero de los cuatro
gobiernos consecutivos de la Concertación de Partidos por la Democracia.

Presidencia (1990-1994)
Las principales transformaciones fueron la Oficina de Planificación Nacional
(Odeplan) que pasó a ser el Ministerio de Planificación y Cooperación, concebido
como una instancia fundamental en la planificación e implementación de las
políticas sociales. Como dependiente de este organismo, se creó el Fondo de
Solidaridad e Inversión Social (Fosis), el cual tiene por objetivo financiar proyectos
productivos de sectores pobres y micro productores.
En cuanto al problema del medio ambiente, se formó la Comisión Nacional de Medio
Ambiente, oficina que, aun cuando adscribió al Ministerio de Bienes Nacionales,
involucró en sus funciones a varios ministerios.
Otro tema debatido ampliamente fueron las demandas de las organizaciones
indígenas. En 1990, el gobierno creó la Comisión Especial de Pueblos Indígenas
(CEPI), que asumió la coordinación de las políticas del Estado en este ámbito. Tres
años después, en septiembre de 1993, fue aprobada por el Congreso la Ley Nº 19.253
de Pueblos Indígenas. Además, se creó la Corporación Nacional de Desarrollo
Indígena (Conadi).
Se constituyó el Programa de Mejoramiento de la Calidad y Equidad de la Educación
(MECE), que básicamente impulsaba el perfeccionamiento de profesores, ayudaba a
los adultos a completar su educación e incrementaba las raciones alimenticias
escolares. En la educación superior (universidades tradicionales), se estimuló la
elección democrática de sus autoridades, como rectores, decanos y directores.
El modelo económico adoptado por Chile, destinado a un desarrollo equitativo y
sustentable, tuvo buenos resultados.
Para restablecer la convivencia nacional, gravemente afectada por las violaciones a
los derechos humanos, durante el gobierno del Presidente Aylwin se formó
la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, integrada por destacadas
personalidades de diferentes posiciones políticas.
Al cabo de nueve meses de trabajo, esta comisión elaboró un informe, conocido como
el Informe Rettig, por el nombre del jurista Raúl Rettig que la presidió, basado en el
análisis de los testimonios recogidos en todo el país sobre las violaciones a los
derechos humanos, cometidas entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de
1990.
Durante el año 1993, el gobierno llevó a cabo una intensa actividad en esta materia.
Junto a los viajes presidenciales (países escandinavos, Federación Rusa, Nueva
Zelanda y Australia), numerosos jefes de Estado o sus representantes visitaron el
país. Fruto de estos contactos surgieron una serie de acuerdos que estrecharon los
nexos comerciales, científicos y tecnológicos. Además, el Estado chileno, junto con
reiterar su posición liberal, firmó acuerdos de libre comercio y de complementación
económica con algunos países, como Venezuela y Colombia.
Las relaciones con Perú mejoraron significativamente, Con Argentina se
solucionaron varios conflictos pendientes, se firmaron varios acuerdos de
integración,
En 1991, cuatro países sudamericanos (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay)
firmaron un tratado en el que se acordaba construir, a partir de 1994, el Mercado
Común del Sur (Mercosur,de inmediato se planteó la posibilidad de que Chile se
asociara a esta iniciativa, dado que había priorizado como política exterior la
apertura económica hacia América Latina, por ser el ámbito natural de integración.
de integración. Finalmente, en 1996, se firmó el proyecto de acuerdo de libre
comercio de Chile con el Mercosur, en el cual se estableció un marco jurídico e
institucional para la cooperación económica e integración física.