Está en la página 1de 2

Philippe Meirieu.

Recuperar la pedagogía

Entiende que la pedagogía trabaja sobre el encuentro del sujeto y la cultura y como la transmisión
de saberes puede ser también enmancipacion del sujeto

Los métodos activos: del bricolaje a la operación mental.

La función del maestro es poner en movimiento el espíritu del alumno, darle el impulso y el
despertar. Volver activo al alumno es invitarlo a comprometerse personalmente en sus
aprendizajes y proponerla trabajar de forma concreta. Esta actividad de poner en practica tiene la
doble ventaja de combatir el aburrimiento y de favorecer la comprensión. Para esto el método
activo debe alternar tiempo de descubrimiento y tiempos de formalización. De esta manera los
primeros que siempre corren el riesgo de desordenados e inconexos quedan equilibrados por los
segundos cuya función propia es asegurar el orden en el espíritu y la organización de las ideas
adquiridas.

Al alternar los periodos de exploración con los periodos de formalización, el método activo
permite protegerse al mismo tiempo del activismo y del formalismo.

La escuela activa: una sociedad en miniatura.

La escuela activa que apareció en 1917 designo mas que un método pedagógico, un verdadero
proyecto educativo alternativo. Ferriere la oponía a la escuela sentada. Para los promotores de la
escuela activa, hay que apoyarse en las necesidades del niño y proponerle actividades funcionales
en línea con sus necesidades de ese modo el alumno va a desarrollarse y a acceder naturalmente
al conjunto de los saberes que le son necesarios.

La escuela activa era tanto en Francia como en Inglaterra, establecimientos para la elite. Se
trataba de una educación integral, es decir, física, manual e intelectual, libertaria e igualitaria.

La escuela activa continua estando muy presente en el imaginario pedagógico a semejanza de una
ciudad ideal. Sería una ciudad del aprendizaje en la que todos los saberes podrían emerger como
consecuencia natural de las actividades cotidianas, sin que fuera necesario imponerlas mediante
programas ni obligaciones escolares.

La pedagogía activa: estar activo para aprender.

Activar la lógica productiva para movilizar a los sujetos en una actividad es inexorablemente un
modo de ratificar las desigualdades y dejar que se produzca la triparcion clásica entre
planificadores ejecutantes y desempleados. La escuela activa se vuelve asi la escuela de la
actividad productiva e hipoteca la posibilidad de un individuo de participar en actividades que no
domina bien o domina poco. Asi concebida la escuela activa se transforma en una maquina de
vedar aprendizajes y excluir a los que mas necesitan de participar activamente en aprendizajes
nuevos.

Hacer actuar para aprender, si, pero como?


El punto nodal cuando nos referimos a la actividad de un sujeto en materia de aprendizaje es la
distinción fundamental entre tarea y objetivo.