Está en la página 1de 4

BLOQUE I: EL QUESO

ÍNDICE:

1 INTRODUCCIÓN_________________________________________________ 3
2 LA ELABORACIÓN DEL QUESO _____________________________________ 3

2
1 INTRODUCCIÓN

La leche es un medio muy degradable, que se altera rápidamente por vía microbiana
y enzimática. Su fuerte degradación es consecuencia directa de sus características físico-
químicas: composición (los microorganismos contaminantes encuentran en la leche todos los
elementos necesarios para su desarrollo: proteínas, materia grasa, lactosa...), pH y aw.

Debido a esto, una de las principales preocupaciones del hombre ha sido la búsqueda
del aumento del tiempo de conservación de la leche. La elaboración de queso surgió como
respuesta a este problema.

Esta conservación se logra por una disminución de la aw, que es un parámetro


importante en la selección microbiana y en la acción de las enzimas. Con la disminución del
pH hasta valores en los que el desarrollo de microorganismos no deseables (patógenos) no
sea posible.

Además, en algunos tipos de quesos, la flora presente en el mismo contribuye de


manera importante a su protección; debido a fenómenos de competencia, los gérmenes
patógenos no consiguen colonizar el queso.

Por lo tanto, la base de la conservación del queso viene definida principalmente por
dos principios, bien por el contenido en agua o bien por la acidez. En la elaboración y
conservación de las pastas queseras existe, en la mayoría de los casos, una combinación de
ambos principios.

2 LA ELABORACIÓN DEL QUESO

Durante el proceso de elaboración del queso, los sólidos de la leche se concentran,


debido a la pérdida de suero.

El queso es un producto muy rico en proteínas; estas proteínas proceden de la


caseína modificada a lo largo del afinado. Una parte se encuentra degradada y solubilizada
en oligopéptidos y aminoácidos bajo la influencia de una serie de enzimas, diferentes según
la microflora, lo que confiere al producto final su textura y sabor.

Como consecuencia de esta proteolisis las proteínas del queso son más fácilmente
digestibles. Además de su elevado contenido en proteínas, el elevado valor biológico del
queso le viene conferido por su composición en aminoácidos.
El queso, al mismo tiempo, es una excelente fuente de calcio, pero su nivel varía en
función del contenido en agua y del tipo de fabricación, así quesos procedentes de

3
coagulaciones de tipo láctico, tendrán un contenido bajo en calcio, frente a quesos
procedentes de coagulaciones enzimáticas o mixtas (enzimática + láctica).

Los lípidos condicionan la untuosidad de la pasta del queso. En el transcurso de la


curación se produce, bajo la influencia de lipasas microbianas, una lipólisis limitada con la
formación de ácidos grasos libres. Algunos de estos ácidos grasos son volátiles e intervienen
en la formación del aroma.

Los lípidos de la leche se encuentran en el queso en forma emulsionada, lo cual los


hace más digestibles. En resumen, la transformación de la leche en queso responde a la
búsqueda de una mejor conservación del EST de la leche.