Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD DEL VALLE

INSTITUTO DE EDUCACION Y PEDAGOGIA


AREA DE EDUCACION FISICA Y DEPORTE

Curso: Seminario de Atletismo I


Profesora: Elena Konovalova

ENTRENAMIENTO EN MARCHA ATLETICA

Historia

 La marcha se puede considerar con toda certeza como el primer movimiento


practicado por el hombre que se convirtió en una modalidad deportiva.
 La marcha deportiva no estaba incluida en el programa de los Juegos Olímpicos de
la antigüedad, aunque se sabe que los atletas griegos la implementaban como medio
de perfeccionamiento de sus capacidades físicas. El famoso guerrero griego
Filípodes, que comunicó en el año 490 a.n.e. a los ciudadanos de Atenas sobre la
victoria de los griegos en la batalla de Maratón, fue también un excelente marchista.
 La primera prueba pedestre deportiva fue disputada en 1655. Bajo el alto patronazgo
del duque de Borgoña, fue dada la salida de una carrera de aproximadamente 100
km.
 La primera prueba oficial en marcha se registra para el año 1866 en Inglaterra. Su
vencedor E. Chambers caminó las 7 millas (11km 263m) en 1 hora 28 min. En esta
competencia participaron apenas cuatro deportistas.
 En 1891 se organizó la primera edición de la más famosa clásica, Londres-Brighton,
sobre 83 Km.
 En Francia, la primera gran competición organizada es el Paris-Belfort 1882. Fue
ganada por Constant Ramote, que cubrió los 496 km en 100 horas 05 minutos.
 En el momento en que el barón Pierre de Coubertin trataba de restaurar los Juegos
Olímpicos, la marcha se volvía cada vez más popular en Francia. Como muestra de
ello, en 1891 se hace el recorrido Turín-Marsella-Barcelona sobre la distancia de mil
cien kilómetros.
 En el siglo XIX, el primero en utilizar el estilo característico de los marchistas y en
imponer la marcha en extensión fue el americano Edgard Payson Weston, quien pasó
buena parte de su vida recorriendo el continente americano. En 1910, a los 72 años
de edad, cubrió 5500 km en 67 días, o sea, a un promedio cotidiano de 72 km.
 En 1903 se celebró la carrera Burdeos-Paris, sobre 611 km, ganada por Peguet.
 Las pruebas de marcha aparecieron por primera vez en el programa de los Juegos
Olímpicos de Londres en 1908.
 En los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956, se corren los 20 kilómetros, que a
partir de entonces sustituyen a los 10 kilómetros.
 A partir de las décadas de los 50 los soviéticos arrasan con todas las pruebas, atletas
como Leonid Spirin, Ievgueniy Maskinokov; el máximo representante de la escuela
soviética de aquellos años fue Vladimir Golubnichiy.
 De Italia, la otra potencia en la marcha atlética de esos años fue Giuseppe Dordoni, a
quien se le recuerda como el exponente de la caminata que poseía uno de los estilos
más puros de todos los tiempos.
 En el año de 1961 se celebró por vez primera la competencia de la Copa Lugano, por
iniciativa de la IAAF, a raíz del auge que cobró la marcha en el mundo.
 A partir de 1977 la competencia adoptó el nombre oficial de Copa del Mundo de
Caminata de la IAAF y desde entonces se disputa cada dos años en diferentes sedes,
ya que anteriormente la ciudad suiza de Lugano era el lugar permanente para su
desarrollo.
 El acontecimiento más trascendente de la década de los 70 fue la aparición de una
nueva potencia de la caminata, ¡México!
 Para esta época evolucionan los estilos y se crean nuevos criterios de sanción para
competencias de caminata.
 Los jueces que sancionaron la prueba de los 20 kilómetros de los Juegos de Moscú
1980, descalificaron sin aparente justificación a Daniel Bautista, quien a escasos dos
kilómetros para llegar al estadio no pudo terminar de defender la medalla que había
ganado cuatro años antes en Montreal.
 Durante los año 80, tres figuras de la marcha mundial acapararon la atención
mundial; el italiano Mauricio Damilano, el checoeslovaco Jozef Privilinec y el
mexicano Ernesto Canto.
 Los jueces durante la década de los 80 cometen varios errores sancionando y
descalificando a grandes corredores llevando la primera posición y faltando varios
metros de terminar el recorrido.
 La década de los noventa fue marcada por las actuaciones sobresalientes que
obtuvieron los marchistas españoles, que les abrió las puertas para destacar en las
competencias de pista, campo y ruta.
 A finales de los 90 aparece Robert Korzeniowski, un polaco que por mucho tiempo
logró arrasar con casi todas las pruebas de marcha. A nivel latinoamericano para esa
época se destacó el ecuatoriano Jefferson Pérez, siendo medallista olímpico,
entrenado por el colombiano Enrique Peña.
 En Colombia, en la época de los años ochenta, sobresalieron los tres hermanos
Moreno, oriundos de Boyacá. Lograron establecer marcas a nivel nacional y una
destacada participación internacional.

ENTRENAMIENTO.

Los marchistas logran altos resultados deportivos debido a un entrenamiento


prolongado de muchos años. Si la práctica deportiva la inician los atletas ya adultos,
estos demoran unos 4-5 años para llegar a la categoría de candidato a master del deporte
o master del deporte1, que corresponden al perfeccionamiento deportivo. Generalmente
es el caso de los atletas que han tenido una experiencia previa en otras modalidades
atléticas o deportivas.

1
Categorías adoptadas en la clasificación del nivel de la maestría deportiva en la ex Unión Soviética.

2
El principio fundamental del entrenamiento a largo plazo es el carácter gradual
en el incremento de las cargas, lo cual se logra con el aumento tanto del volumen de los
medios de entrenamiento, como de la intensidad de los mismos. Hasta cierto tiempo se
incrementa básicamente el volumen de los medios de entrenamiento, luego el efecto del
entrenamiento se obtiene debido al aumento de la intensidad.
Con respecto a los medios de la preparación física general, durante los primeros
años de preparación su importancia es mayor que en los años siguientes, cuando ya se
realizó el desarrollo de las cualidades básicas del deportista, o sea, ya están creadas las
premisas para el entrenamiento especializado. En torno a la técnica deportiva, su
perfeccionamiento sigue siendo la preocupación constante de los entrenadores y
deportistas durante todo el camino deportivo de muchos años.
El entrenamiento en marcha atlética a largo plazo tiene varias etapas. Si la
preparación la inician deportistas adultos, su proceso de entrenamiento va a tener la
misma dirección que en los niños y jóvenes, no obstante las etapas van a ser mas cortas.
El recorrido planeado para llegar al alto rendimiento en esta disciplina es similar a otras
modalidades atléticas y cubre las edades desde los 9 hasta los 19 años.

Etapa de la preparación previa

El objetivo principal de esta etapa es la selección de los niños con capacidades


para el trabajo aeróbico prolongado, es decir, para la marcha. Un objetivo no menos
importante consiste en crear en los jóvenes el interés precisamente hacia la marcha
atlética. El entrenador tendrá éxito solamente si resuelve satisfactoriamente la tarea de
la selección deportiva, a la vez que los chicos tendrán un gran deseo de practicar la
marcha deportiva.
La experiencia demuestra que el pronóstico real optimista de los resultados
deportivos de los niños, los encuentros con los marchistas más fuertes del país, el
conocimiento de la historia de los famosos competidores nacionales e internacionales
coadyuva a crear un interés especial en los jóvenes a practicar la marcha atlética. Si este
objetivo no se logra desde el principio de la práctica deportiva, durante la primera etapa,
mas adelante será difícil conservar los grupos seleccionados para la futura
especialización en esta modalidad atlética.
La selección de los niños para su futura especialización en marcha se realiza con
los ejercicios y modalidades deportivas que tienen una relación directa con la cualidad
de resistencia: cross prolongados, carreras en carretera, paseos, etc., como también con
base en los resultados en las primeras competencias de carácter interno en la modalidad
de marcha en 1, 2 y 3 km.

Etapa de la especialización inicial

Los principales objetivos de esta etapa son: adquisición de conocimientos


teóricos sobre el gesto, desarrollo de las cualidades físicas, énfasis en la resistencia
como cualidad dominante, continuación en el dominio de la técnica de la marcha,
perfeccionamiento de las cualidades de voluntad.
Esta etapa es caracterizada por la diversidad de los ejercicios físicos que tienen
una relación directa con la preparación física general, puesto que el porcentaje de los
medios específicos es bastante reducido. Es importante no olvidar sobre la parte

3
motivacional de las sesiones, para que en los jóvenes no se pierda el deseo de practicar
esta modalidad atlética.
Como los medios de entrenamiento en esta etapa sobresale la marcha con
diferente velocidad, ejercicios especiales del marchista, carrera con diferentes
velocidades, paseos, empleo de otros desplazamientos cíclicos. En este periodo los
chicos pueden participar en competencias no solamente en marcha, sino en carreras y
otras modalidades atléticas y deportivas.
En 3 – 4 años de preparación en esta etapa el volumen general de los medios
puede aumentarse desde los 2000 km hasta los 3900 km anuales, a su vez el volumen de
los medios realizados con la FC mayor de 130 p/m puede llegar a 900 – 2700 km.
Ejercicios con la velocidad cercana a la competitiva pueden llegar a 400 – 450 km;
cantidad de entrenamientos 550 – 600 (contando las sesiones matutinas extras). Las
competencias en marcha pueden tener un número de 6 – 8 al año.
Los ejercicios de control en esta etapa son los siguientes: carrera 60m, 100m,
800m, 3000m; salto largo y salto triple sin impulso; lanzamiento del balón medicinal de
3 kg; otro desplazamiento cíclico en las distancias de 3 y 5 km, marcha atlética en 3 y 5
km. Para los jóvenes de 15 años se pueden incluir ya los recorridos en 10 km.

Etapa de la especialización profundizada

En esta etapa continúa el aumento de la carga de entrenamiento. En primer lugar


se aumenta el numero de sesiones, el volumen general y el volumen de los medios
específicos con la FC mayor de 130 p/m. Decrece notoriamente la parte de la
preparación física general y se incrementa el numero de competencias hasta 10 – 11 al
año. La preparación física especial se convierte en eje vertical de la preparación.
En esta etapa es necesario aprender a conservar el apoyo doble pese al aumento
de la velocidad del desplazamiento.
El volumen de los medios de entrenamiento alcanza los 4500 – 4750 km al año.
Los ejercicios de control que se emplean en esta etapa son los siguientes: marcha
deportiva en 3 km (12 min 50 seg – 13 min 00 seg), marcha deportiva en 5 km (21.50 –
22.00), en 10 km (44.40 – 45.30), carrera 3 km (8.56 – 9.10); salto triple sin impulso
(7.50 – 7.70 m), lanzamiento del balón medicinal (13.00 – 13.50 m).
La planificación en esta etapa ya adquiere claros rasgos de periodizacion. A
continuación se presenta una variante de planificación a un ciclo anual con los
respectivos tres periodos.
El periodo preparatorio puede durar 26 semanas y se compone de dos etapas:
etapa de preparación general (19 semanas) y de preparación especial (16 semanas), que
se esbozan en la tabla # 1.
Dentro de los objetivos de la etapa de preparación general se encuentran el
aumento del nivel de los conocimientos teóricos, del nivel general de las capacidades
funcionales del organismo, desarrollo de la resistencia general, preparación física
multifacética y perfeccionamiento de la técnica de la marcha.
Entre los medios de entrenamiento se presentan la marcha deportiva y la
caminata corriente, ejercicios de la PFG, ejercicios especiales del marchista para el
perfeccionamiento de la técnica y el desarrollo de las cualidades necesarias, juegos
deportivos, natación, entre otros.

4
Tabla # 1. Variante del plan anual del entrenamiento de los marchistas en la
etapa de la especialización profundizada (16 – 18 años)

Periodo preparatorio Periodo competitivo Periodo


Periodos
26 semanas 20 semanas transitorio
Compet. Compet. 6 semanas Total
Etapas Etapa PG Etapa PE
temprana principal
Meses XI XII I II III IV V VI VII VIII IX X
Volumen general de
los medios (marcha
340 440 450 420 465 450 405 400 360 340 300 220 4550
atlética, corriente,
carrera, etc.), km
Volumen de marcha
(1km en 6 min y <,
175 270 300 310 330 355 330 285 305 270 215 115 3260
carrera 1 km en 4.50
y <), km
Volumen de marcha
(1km en 4.35 y <), 20 30 40 50 70 75 75 60 80 70 60 - 630
km
Cantidad de
- - 1 1 - - 2 1-2 1-2 1 1 - 8-10
competencias

La etapa de la preparación especial posee prácticamente las mismas tareas que la


anterior, pero se destaca el objetivo del perfeccionamiento de la resistencia especial y
de la velocidad de la marcha. Los ejercicios empleados son iguales. Durante las 16
semanas la velocidad de la marcha en los tramos de entrenamiento se incrementa
gradualmente. Al final de la etapa la velocidad en los tramos puede superar ligeramente
a la velocidad media competitiva planeada para el resultado esperado en este año. La
preparación especial como aproximación hacia la competencia no se realiza. Las
competencias se interpretan como el control del estado de la preparación del deportista.
El periodo competitivo se extiende en 22 semanas y consta de dos etapas: etapa
de las competencias tempranas (8 semanas) y etapa de las competencias principales (14
semanas).
Los objetivos de la primera etapa competitiva son la continuación del desarrollo
y perfeccionamiento de las cualidades físicas, morales y volitivas necesarias para el
marchista, preparación para los esfuerzos máximos, perfeccionamiento de la técnica de
la marcha, en particular la conservación del contacto permanente con el terreno con
altas velocidades de desplazamiento.
Como medios de entrenamiento sobresalen los ejercicios especiales del
marchista para perfeccionar la técnica de la velocidad de desplazamiento, marcha
deportiva con diferente velocidad (hasta la máxima posible), carrera con el ritmo
constante y variable, entre otros.
Los objetivos de la segunda etapa (competencias principales) son casi iguales a
la anterior, con la distinción de que aquí la tarea principal es la consecución de la forma
deportiva y su mantenimiento en lo posible durante toda la etapa.
En el periodo transitorio se pretende mantener la PFG en el nivel alcanzado,
disminuir la carga de tipo especial, garantizar el descanso activo fundamentalmente. Es

5
un periodo de descenso significativo de la carga. El entrenamiento de los marchistas
aquí el multilateral tanto en los medios como en la dosificación de la carga.

Etapa del perfeccionamiento deportivo

Esta cuarta etapa hay que mirarla como la continuación orgánica de la etapa
anterior. Los altos resultados deportivos se logran en marcha deportiva por los
deportistas adultos que tienen una vasta experiencia práctica en esta modalidad, lo cual
se traduce en muchos años de preparación. Como la edad más favorable para los
registros más altos y consecución de las marcas en los representantes de esta modalidad
se considera la franja entre los 24 y los 28 años, pero igualmente hay posibilidades de
hacerlo antes y después de estas edades.
La etapa del perfeccionamiento deportivo se caracteriza por la implementación
del principio de la individualización. Para alcanzar una importante figuración es
necesario continuar con el aumento de las cargas de entrenamiento. Esto se logra
básicamente a través del incremento del volumen de los medios específicos, marcha con
FC elevada y trabajo en tramos con la velocidad competitiva, etc.
Lo que tiene que ver con la periodizacion, los objetivos, las etapas de
preparación, los medios y métodos de entrenamiento son prácticamente similares a los
de la etapa de la especialización profundizada. En la tabla # 2 se relacionan los
parámetros del plan anual del entrenamiento en esta etapa.

Tabla # 2.Variante del plan anual del entrenamiento de los marchistas en la


etapa de perfeccionamiento deportivo (19 años y mas)

Periodo preparatorio Periodo competitivo Periodo


26 semanas 20 semanas transitor.
Medios de
Compet. Compet. 6 semanas Total
entrenamiento Etapa PG Etapa PE
temprana principal
XI XII I II III IV V VI VII VIII IX X
Volumen general de
los medios (marcha
305 485 510 475 530 510 460 450 410 385 315 245 5125
atlética, corriente,
carrera, etc.), km
Volumen de marcha
(1km en 5.30 min y
195 305 340 350 375 400 375 325 345 305 245 130 3690
<, carrera 1 km en
4.30 y <), km
Volumen de marcha
con la velocidad 20 30 40 50 80 90 90 80 80 70 65 20 715
competitiva, km
Cantidad de
- - 1 2 - - 2 1-2 1 1 1 - 9-10
competencias

La preparación para las competencias. Ya en la etapa de la preparación


precompetitiva inmediata es necesario disminuir la carga en las sesiones, aunque la
cantidad de sesiones en general puede quedar igual a la de antes. Esto con el fin de
provocar el efecto supercompensatorio antes de la competencia.

6
La marcha de control en 10-15 km debe realizarse 10-12 días antes de la salida
en 20 km, y en competencia de 50 km la marcha de control en 30-40 km se hace
faltando 16 – 20 días. En casos cuando el deportista va a participar en muchas
competencias, la realización de la marcha de control no es necesaria.
Inmediatamente antes de la competencia los deportistas descansan 2-3 días. Un
día antes de la competencia es aconsejable realizar un calentamiento ampliado durante
50 – 60 min en el horario similar al de la competencia. También es racional hacer
marcha en tramos cortos (200, 300, 400 m) con alta intensidad pero con un numero
reducido de repeticiones, entre 2 y 4. El régimen del día de la competencia debe
coincidir en lo posible con el régimen de los días anteriores.
El día de la competencia hay que realizar el calentamiento unos 50 – 60 min
antes, dejando 10 – 15 min para el descanso y preparación. El calentamiento debe
consistir de una carrera lenta, marcha deportiva, ejercicios generales y especiales. Para
tener mejor inicio en la distancia (primera vuelta o primer km) en el calentamiento se
incluyen 3 – 4 piques de 60 – 100 m. Es conveniente terminar el calentamiento con
marcha en 300 – 400 m con velocidad planeada para la primera vuelta (o primer km) en
esta competencia.
Es conveniente tener un esquema táctico para el recorrido en la distancia, que
puede ser uno de los que se presentan a continuación:
1. Fuerte inicio, tratando de sostener hasta el final la ventaja adquirida.
2. Acelerar el ritmo en la mitad de la distancia, asegurando buena ubicación o
victoria.
3. Inicio moderado con aceleración en la última parte de la distancia.
4. Recorrido uniforme de toda la distancia acorde con la velocidad media planteada
de antemano.
Algunos marchistas emplean tácticamente piques durante la carrera para crear
condiciones desfavorables para sus contrincantes (si estos, obviamente, les siguen). A
veces es mas conveniente ir dentro del grupo de los competidores (evitar la oposición
del aire, viento; aprovechar la participación de los atletas mas experimentados, etc.).
Pero al mismo tiempo hay que contar con que así se puede “caer en el ritmo ajeno” y no
lograr el resultado deseado.
El plan táctico se elabora conjuntamente con el entrenador, dónde se evalúa el
grupo de los participantes, las posibilidades propias y las de los contrincantes, el estado
del clima, la topografía y otros factores. Un plan previamente elaborado permite al
competidor sentirse mas seguro durante el recorrido. Una atención especial debe tener la
distancia de 50 km, dónde el éxito depende de la capacidad de distribuir racionalmente
el esfuerzo.
Los marchistas que compiten en 20 km participan en 8 – 10 carreras al año. Aquí
pueden caber también las distancias de 10 y 5 km. Los marchistas-fondistas participan
en competencias 6 – 7 veces al año, donde compiten en la distancia preferida 2 – 3
veces. El intervalo entre las competencias en 20 km debe ser aproximadamente de 16 –
20 días y en 50 km hasta 30 días.