Está en la página 1de 6

FUERO MILITAR POLICIAL

FISCALIA SUPREMA ANTE


LA VOCALIA SUPREMA
DEL TRIBUNAL SUPREMO
FISCALIA SUPREMA ANTE LA VOCALIA SUPREMA
MILITAR POLICIAL

EXPEDIENTE FISCAL : N° 098 –V -2017


IMPUTADO : Crl EP Abraham David PALACIOS ORTIZ.
DELITOS : Desobediencia y Afectación de Material destinado a la Defensa
Nacional.
AGRAVIADO : Estado Peruano – Ejército del Perú.
FISCAL SUPREMO : Gral CJ PNP ® Francisco F. LLERENA BOCCOLINI
FISCAL ENCARGADO : Crl SJE Adolfo GOMEZ RAMIREZ

FORMULA APELACION CONTRA AUTO DE SOBRESEIMIENTO


SEÑOR GENERAL DE BRIGADA VOCAL SUPREMO ANTE LA VOCALÍA
SUPREMA DEL TRIBUNAL SUPREMO MILITAR POLICIAL.

Adolfo GOMEZ RAMIREZ, Fiscal Supremo Adjunto ante la


Vocalía Suprema del Tribunal Supremo Militar Policial, con
domicilio procesal en la Av. República de Chile N° 321 – 5to.
Piso, Lima; ante Ud., respetuosamente me presento y digo:

Que de conformidad con lo establecido en el Art. 349 inciso


b. y Art. Art. 440 inciso 2. del CPMP, FORMULO APELACIÓN contra el AUTO DE
SOBRESEIMIENTO plasmado en la Resolución No. TRES de 14DIC18, emitido
por vuestra Vocalía Suprema, recaída en el proceso seguido contra el Crl EP
Abraham David PALACIOS ORTIZ, por la comisión de los Delitos de
Desobediencia y Afectación de Material destinado a la Defensa Nacional, en
agravio del Estado – EP, y notificado a este despacho fiscal el 04ENE19; a fin de
que la Sala Suprema de Guerra del TSMP, la revoque en todos sus extremos, y la
sustento en los fundamentos de hecho y de derecho siguientes:

PRIMERO.- El sobreseimiento impugnado, en términos conclusivos, en su décimo


primer considerando, señala que la acusación fiscal no cumple el presupuesto
legal del Art. 375 Inc. 3ro del CPMP; es decir, que no se ha cumplido con “la
fundamentación de la acusación, con expresión de los elementos de convicción que
la motivan”, y SOBRESEE por la causal prevista en el Art. 371 Inc.6 del CPMP ”si
no existe razonablemente la posibilidad de incorporar nuevos elementos de prueba
ni fundamentos para la apertura a juicio”.

Al respecto debo señalar que la acusación escrita y oralizada en audiencia,


contiene los 06 elementos formales exigidos por el Art. 375 del CPMP, que los
hechos que la fundamentan son los que fluyen de la etapa de investigación
preparatoria (no de otra investigación). Existe una relación circunstanciada,
temporal y espacial de las acciones u omisiones atribuidas al acusado. Se ha
cumplido con la imputación necesaria. Que el control formal de la acusación
conforme al Art. 375. CPMP, no ha merecido mayores reparos por parte de la
defensa, por lo que pasando al control material de la acusación conforme al Art.

1
371. CPMP, tampoco ha existido cuestionamiento de la defensa válidamente
presentada ni admitida, conforme constan en los audios y videos.

La Vocalía Suprema, mediante resolución de 05NOV18, como parte del control


formal de la acusación ha dispuesto de oficio, que esta Fiscalía Suprema, ACLARE
la acusación respecto al inciso 2 del Art. 375 del CPMP, que la imputación del
hecho sea clara, precisa y detallada; y en efecto se cumplió con esta aclaración,
plasmada en la disposición fiscal No. 302-2018 de fecha 09NOV18.

Que continuando con la audiencia de control de la acusación en fecha 19NOV18,


la Vocalía Suprema, de oficio volvió a solicitar una segunda aclaración, respecto a
que en la formalización de la investigación preparatoria se consideró para el delito
de desobediencia la omisión de la Directiva No. 002/SINGE, y en la acusación se
menciona la omisión al Reglamento EP 1-6 Relevo de Unidades y Dependencias.
En la misma audiencia oralmente se hizo la aclaración bajo el sustento que en la
formalización de inicio de la investigación preparatoria, no es exigible una
imputación necesaria, la misma que se formaliza en base a hechos hipotéticos, de
sospecha, expresando los elementos del tipo penal que son materia de
investigación, y en esa disposición fiscal no se podía establecer fehacientemente
cual disposición o reglamento habría incumplido el imputado, e hipotéticamente se
mencionó la Directiva No. 002/SINGE, que regula el adecuado uso de los equipos
médicos donados; y, no se sabía exactamente que la norma incumplida fuera el
Reglamento 1-6 Relevo de las Unidades y Dependencias, que efectivamente regula
la obligación de todo jefe o comandante de unidad militar o dependencia que tiene
a su cargo bienes confiados a su gestión, de devolver o relevarse con dichos
bienes para garantizar la continuidad en su uso adecuado, siendo esta normativa
resultado de las investigaciones, para eso se investigó. NO EXISTIÓ VARIACIÓN
DE LOS HECHOS atribuidos al imputado por el delito de desobediencia en la
formalización de investigación con los hechos concretos o imputación necesaria
que recién se expresa en la acusación, conforme han sido aclarados
oportunamente, y constan de los audios y videos.

SEGUNDO.- La resolución impugnada en los considerandos 2, 3 y 4, menciona


que la acusación escrita y oralizada en audiencia, hacen mención que el acusado
habría omitido intencionalmente la Directiva No. 002/SINGE de enero 2014, y el
Reglamento EP 1-6 Relevo de Unidades y Dependencias, LO QUE NO SE AJUSTA
A LA REALIDAD, por cuanto la tesis acusatoria, evidentemente, luego de
realizada las diligencias fiscales pertinentes, sólo hace mención a la omisión de las
disposiciones del Reglamento EP 1-6 Relevo de Unidades. La acusación no
menciona a la Directiva porque sus normas no tienen relación con el incumplimiento
de obligaciones que se impone a los comandantes de unidades o dependencias del
Ejército a formular un estado de relevo de los bienes o artículos que tenían bajo su
administración; pero sí, el Reglamento mencionado en la acusación, que resultó de
las investigaciones en etapa preparatoria. De una imputación hipotética (supuestos
hechos por investigar) se llegó a una tesis acusatoria, debidamente corroborada.

En la disposición de inicio de investigación preparatoria, se mencionó como


hipótesis de investigación, conforme ya se mencionó, que el acusado habría omitido

2
la Directiva No. 002/SINGE; pero la norma de esta supuesta Directiva no fue
omitida por el acusado, ya como resultado de la investigación preparatoria se
estableció que el acusado omitió normas del Reglamento de Relevo de Unidades.

TERCERO.- El Considerando Décimo de la resolución impugnada, menciona que


los cargos objeto de investigación y acusación no se subsumen en los tipos
penales de desobediencia ni afectación de material destinado a la defensa
nacional. (son atípicos), por lo siguiente:

a. Este Considerando dice que para el delito de desobediencia la acusación


invoca la omisión de la Directiva No. 002/SINGE. Eso no es verdad, la
acusación no hace mención a dicha Directiva, que hipotéticamente se
mencionó en la disposición de inicio de la investigación preparatoria, sólo
para efectos de investigación; pero ya en la acusación se estableció como
resultado de las investigaciones, que el delito de desobediencia en la que
incurrió el acusado es por la omisión a las normas del Reglamento de Relevo
de las Unidades y Dependencias del Ejército, y concretamente el
Reglamento en el capítulo: Alcance: dice: “que el reglamento es de
incumbencia de todo el personal de las unidades, los que tienen bajo su
responsabilidad cargos y enseres que son motivo de relevo”. El acusado fue
comandante de una aeronave helicóptero EP, y que recibió equipos médicos
para ser instalados y usados en dicha aeronave, para el servicio al cual fue
comisionado, y al término de su comisión, no los devolvió, no se relevó y los
dejó sin custodia, perdiéndose posteriormente algunos equipos.

Señala la resolución impugnada en su Considerando Décimo, letra a.


segundo párrafo, que la omisión del Reglamento de Relevo de Unidades,
mencionado claramente en la acusación, no debe ser tomado en
consideración porque dicho Reglamento no fue mencionado en la apertura
de inicio de investigación preparatoria, además dice que la fiscalía no cita
cuál es el apartado específico del aludido Reglamento inobservado por el
procesado, defecto formal que no ha sido subsanado.

Al respecto debo señalar reiterando que, este fundamento, no tiene sustento


legal, por cuanto, el delito de desobediencia se configura cuando exista la
omisión de disposiciones contenidas en leyes, reglamentos o cualquier otro
documento que norma las funciones de las FFAA. Dicha norma extrapenal
se deberá indagar durante la investigación preparatoria. En la disposición de
inicio de investigación, hipotéticamente, provisionalmente, se consideró que
el acusado habiendo recibido artículos médicos para ser instalados en la
aeronave que pilotaba (13MAY13), al término de su misión encomendada
(28MAY13), no dio cuenta, no devolvió, no se relevó con este material para
garantizar su custodia correspondiente, por lo que transcurrido casi 02 años,
el Jefe del Batallón de Ingeniería-BAGUA, diera cuenta del faltante de
algunos equipos médicos que recibió el acusado, considerándose entonces
en ese momento como norma incumplida la Directiva No. 002/SINGE..

Como resultado de las investigaciones se determinó que el documento


administrativo que norma las funciones del personal de las FFAA, que tienen
la obligación de presentar un estado de relevo de los bienes que estuvieron
bajo su administración o responsabilidad es el Reglamento de Relevo de

3
Unidades y Dependencias, mencionados en la acusación, y no es la
Directiva No. 002/SINGE que regula otras situaciones totalmente distintas a
la conducta omisiva del acusado.

La resolución apelada, dice que dicho Reglamento no fue mencionado en la


apertura de inicio de investigación preparatoria, además dice que la fiscalía
no cita cuál es el apartado específico del aludido Reglamento
inobservado por el procesado, defecto formal que no ha sido subsanado.
La acusación sí cita expresamente el apartado específico de dicho
Reglamento, y no existió defecto formal por subsanar.
El control formal de la acusación, conforme al Art. 375 del CPMP, se
desarrolló sin mayores cuestionamientos, salvo lo relacionado al inciso 2 de
dicho Art. que fue aclarado.

c. El considerando décimo de la resolución impugnada, menciona que los


cargos objeto de investigación y acusación no se subsumen en el tipo penal
de afectación de material destinado a la defensa nacional, porque la
acusación refiere que el no efectuar el relevo no es un elemento descriptivo
de este tipo penal, y además porque los bienes no habrían sido
abandonados, por haber sido verificado su existencia el 23MAY14 dentro
del almacén del Batalllón de Ingeniería No. 116 Galilea.

A este respecto, debo mencionar que existe una errónea interpretación en


la resolución impugnada, por cuanto el hecho imputado en concreto, es que
el Crl EP Abraham PALACIOS ORTIZ, cuando fue comisionado a partir del
09 de mayo 2013 como Comandante de la Aeronave Helicóptero EP No
109K-Agusta, para apoyar en las operaciones de desminado humanitario en
la zona del CENEPA frontera Perú –Ecuador; y el 13 de mayo del mismo
año recibió del Jefe de la Compañía de Desminado Humanitario No. 116-
ubicado al interior del Cuartel Minchán - Bagua Grande, equipos médicos
nombrados en el acta de entrega No. 018/CIA DESMINADO N°
116/ALMACÉN GENERAL/10.00, para ser instalados en el Helo Agusta, por
ser un helicóptero ambulancia. El imputado, al relevarse con la aeronave
Agusta, el 28 del mismo mes de mayo no se relevó con los equipos médicos
recibidos, dejándolos abandonado y con posterior pérdida de algunos
equipos.

Haciendo una valoración de estos hechos expuestos, el acusado ha


infringido 02 tipos penales: el delito de desobediencia y el delito de
afectación de material destinado a la defensa nacional. La pretensión
punitiva contra el acusado es entonces por un concurso ideal de delitos, los
mencionados, y el señalar que no se relevó, no forma parte de los elementos
típicos del Art. 133 del CPMP.

Por otro lado, en la acusación, respecto al examen de tipicidad de esta


conducta, se menciona claramente que se le acusa al acusado porque en su
calidad de militar indebidamente abandonó bienes confiados para el
servicio. Y el primer elemento constitutivo de este delito es la conducta
descrita como tipo penal de actividad en la cual el acusado indebidamente
abandonó los equipos médicos confiados para el servicio de desminado
humanitario y posterior pérdida, con lo cual se afecta el material destinado a

4
la defensa nacional.

d. La resolución impugnada señala que la conducta imputada sería atípica


porque la imputación concreta señala como elemento constitutivo el no
efectuar el relevo. Pero eso no es verdad, porque en el examen de tipicidad
que está en la acusación no se hace mención.

e. Y en cuento a que los equipos no habrían sido abandonados porque al año


siguiente fueron verificados su existencia. Efectivamente han sido vistos,
pero no se sabía a cargo de quien se encontraba su custodia, por lo que se
perdieron algunos equipos médicos por la falta de una persona responsable
de su custodia, situación generada por el acusado. El hecho de que hayan
sido vistos estos equipos abandonados y perdidos después de casi un año,
no exime de responsabilidad al acusado, porque el solo hecho de no
relevarse y abandonarlos sin custodia, ya generó un riesgo y concretado en
un resultado, la pérdida de dichos equipos médicos.

CUARTO.- El Considerando Décimo del auto impugnado, cuando señala que los
hechos imputados no se subsumen en los tipos penales de los Arts. 117 y 133 del
CPMP; que los hechos son atípicos, está haciendo un control material, sustancial
de la acusación, de conformidad con las pautas del Art. 371 inciso 3 del CPMP,
cuando señala que el sobreseimiento procede si el hecho no se adecúa a una
figura penal. Este razonamiento nos demuestra que el control formal de la
acusación ha sido superado con las aclaraciones dadas por esta Fiscalía al inciso
2 del Art. 375 del CPMP y todo el articulado, en el sentido que la acusación
necesaria formulada contiene la relación clara, precisa y detallada de los hechos
que se imputan, porque de lo contrario, si la Vocalía no da por superada esta
aclaración en el control formal, NO TENDRÍA PORQUE PASAR a un control
material, y debió emitir la resolución correspondiente por no haberse aclarado
la observación satisfactoriamente. No es procesal pasar del control formal al
control material, si aquella no ha sido superada previamente. Esta fiscalía considera
conforme lo hace la Vocalía que el control formal de la acusación relacionado a
los 06 aspectos del Art. 375 del CPMP, han sido superados.

El Juez Supremo, para fundar su resolución de sobreseimiento, basado en el


supuesto del inciso 6 del Art. 371 del CPMP, “si no existe razonablemente la
posibilidad de incorporar nuevos elementos de prueba ni fundamentos para la
apertura a juicio”, que es un control material, significa lógico jurídicamente que para
llegar a esta causal de sobreseimiento los exámenes previos de los 05 incisos
anteriores del referido Art. 371, han concluido lo siguiente: que el hecho si se
cometió, que el imputado es autor, que el hecho se adecúa a una figura penal, no
media causal de justificación, inculpabilidad, la acción penal no se extinguió. Pero
finalmente al llegar al inciso 6 dice que, no existe razonablemente la posibilidad de
incorporar nuevos elementos de prueba ni fundamentos para la apertura a juicio,
por cuyo único fundamento sobresee la causa.

Durante el control de acusación formal y sustancial, nunca se discutió el tema


probatorio, más aún cuando la acusación contiene suficientes elementos de
convicción que se materializarán en etapa del juicio oral en elementos de prueba

5
suficientes para establecer culpabilidad y pena. La resolución impugnada, por un
lado señala que los hechos imputados son atípicos, y por otro lado señala que son
típicos (cuando analiza el Art. 371-CPMP), y finalmente dice que no existe la
posibilidad de incorporar nuevos elementos de prueba para la acusación.

QUINTO.- Finalmente el auto de sobreseimiento impugnado, incurre en aplicación


errónea de un precepto legal, cuando señala como fundamento de derecho
primero: que la acusación fiscal no cumple el presupuesto legal del Art. 375 Inc. 3ro
del CPMP; es decir que no se ha cumplido con “la fundamentación de la acusación,
con expresión de los elementos de convicción que la motivan”, análisis que
corresponde al control formal de la acusación, en la cual no ha sido materia de
observación, aclaración, subsanación ni ha sido discutido el tema referido al inciso
3 del mencionado Art.; sino que fue materia de aclaración durante este control
formal, el inciso 2 del referido Art.; y segundo: que también fundamenta el
sobreseimiento en el Art. 371 Inc. 6 del CPMP “que no existe razonablemente la
posibilidad de incorporar nuevos elementos de prueba ni fundamentos para la
apertura a juicio”, que corresponde al control material o sustancial de la
acusación. Además durante este control material no se ha planteado ni discutido el
tema probatorio. No es procesal sustentar un sobreseimiento por elementos no
resueltos o dilucidados al mismo tiempo tanto en el control formal y material, que
son etapas absolutamente distintas desde el punto de vista legal y procesal; y por
último, la resolución impugnada, dentro de sus considerandos, sostiene como
argumento para sobreseer que los hechos imputados al acusado no se adecúan a
las figuras penales de los Art. 117 y 133 del CPMP, que son atípicos; pero sin
embargo, el sobreseimiento no tiene como sustento legal la atipicidad prevista en
el inciso 3 del Art. 371 del CPMP. Todo lo contrario.

SEXTO.- La acusación que fue materia de control formal y material, ha cumplido


con las formalidades exigidas por el Art. 375 del CPMP, y no se adecúan en
absoluto a ninguno de los supuestos planteados en el Art. 371 del mismo Código;
por lo que la pretensión punitiva solicitada debe ser aprobada en etapa intermedia
y pasar a la etapa del juzgamiento.

POR LO EXPUESTO:

Por los fundamentos de hecho y de derecho expuestos, esta Fiscalía


Suprema, solicita se admita a trámite la presente apelación, a fin de que la Sala
Suprema de Guerra del TSMP, en su oportunidad declare fundada la apelada y
revoque la Resolución No. TRES de 14DIC18, emitido por vuestra Vocalía
Suprema, recaída en el proceso seguido contra el Crl EP Abraham David
PALACIOS ORTIZ, por la comisión de los Delitos de Desobediencia y Afectación
de Material destinado a la Defensa Nacional, en agravio del Estado – EP.

Lima, 08 de enero de 2019.