Está en la página 1de 3

Inconstitucional, la Ley del Sistema Público de

Radiodifusión de la CDMX
Ciudad de México a 24 de junio de 2019

A la I Legislatura del Congreso de la Ciudad de México


A la Jefe de Gobierno de la Ciudad de México;
A la opinión pública

La recientemente aprobada, y aún no publicada, Ley del Sistema Público de


Radiodifusión de la Ciudad de México, atenta contra su constitucionalidad al incorporar
a los tres Poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) al Consejo de Administración de su
organismo público descentralizado, no sectorizado, que se crea desde la misma
Constitución de la CDMX.

Claramente en su artículo 16, inciso F, numeral 8; la Constitución de la CDMX, establece


la obligación para los poderes públicos de crear el Sistema Público de Radiodifusión de
la Ciudad de México, que garantice y promueva el derecho a la información de los
habitantes de la ciudad, con necesaria independencia editorial para la difusión de
información plural y oportuna; el cual será operado por un organismo público
descentralizado, no sectorizado, que contará con un Consejo de Administración, un
Consejo Consultivo Ciudadano y un Director General designado por el Consejo de
Administración.

La Constitución local, en armonía con la federal, es clara al señalar, en su artículo 28 que


“…el poder público de la Ciudad de México se dividirá para su ejercicio en Legislativo,
Ejecutivo y Judicial. No podrán reunirse dos o más de estos poderes en una sola persona
o corporación ni depositarse el Legislativo en un solo individuo”. Esto imposibilita de
juris al Sistema Público de Radiodifusión, para integrar en su Consejo de
Administración, a representantes de los tres poderes, como se pretende.

El artículo 10 de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión permite la invasión de la


competencia constitucional, al reservar dos espacios para los poderes Legislativo y
Judicial en el Consejo de Administración del Sistema, pese a estar prohibido al tratarse
de un organismo descentralizado del Poder Ejecutivo, y pasa por alto que la
Constitución de la Ciudad de México sólo les permite participar en el proceso para la
creación de este organismo.

Aunado a lo anterior, este artículo es discriminatorio pues, con base en lo establecido


por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no hay claridad en quiénes pueden ser
designados por el Congreso y el Poder Judicial como consejeros, pues al ser nombrados
directamente por estos poderes, no tendrían que cumplir prácticamente con requisito

1
alguno, como el resto de consejeros, ya que sólo tendrían que pasar el filtro del
Congreso y del Poder Judicial.

Cabe destacar que el Poder Legislativo ya participa activamente en labores


trascendentales como: 1) Emitir la Ley respectiva que regule al SPRCDMX; 2) elegir a
los consejeros ciudadanos del Consejo de Administración; y 3) elegir la terna para la
dirección general. Considerando lo anterior, resulta indebido exceder este ámbito
competencial de participación del Legislativo.

Por otra parte, la ley del Sistema Público de Radiodifusión contraviene las Leyes
Orgánicas del Congreso y del Poder Judicial de la Ciudad de México, las cuales
establecen que los diputados propietarios y los funcionarios del Poder Judicial no deben
tener un doble empleo, cargo o comisión en el servicio público.

La creación del Sistema Público de Radiodifusión parte de una colaboración, en el


ámbito de su competencia, de los poderes públicos, establecida directamente por el
Constituyente de la Ciudad. Sin embargo, cuando éste estableció el parámetro para la
integración del Consejo de Administración, no otorgó facultad alguna al Poder
Legislativo y Judicial para contar con asientos en el Consejo de Administración, por lo
que no pueden intervenir en facultades exclusivas del Ejecutivo.

Es necesario que el dictamen sea corregido en este fundamental principio a fin de poder
avanzar en la construcción de un Sistema de Radiodifusión de la Ciudad de México que
marque antecedentes legales de las mejores prácticas internacionales de los medios
públicos en nuestro país.

Por estas razones exhortamos a la Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, a ejercer la


facultad que le confiere el artículo 30, numeral 4 de la Constitución local, y remita al
Congreso el Dictamen aprobado para un nuevo análisis, previo a la promulgación de la
ley.

Atentamente

 Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI)


 Asociación Mexicana de Derecho a la Información Capítulo Jalisco
 Asociación Mexicana de Derecho a la Información Capítulo Oaxaca
 Asociación Mexicana de Derecho a la Información Capítulo Puebla
 Asociación Mexicana de Defensoría de las Audiencias (AMDA)
 Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC)
 Comunicación Comunitaria
 Nodo de Transparencia de Puebla

2
A título personal

 Alberto Azíz Nassif  Jorge Machuca Luna


 Alfredo Velázquez  Jorge Ruiz Dueñas
 Amaranta Cornejo Hernández  José A. Sánchez Carbó
 Beatriz Solís Leree  José Antonio Zavaleta Landa
 Bernardo Masini Aguilera  José Manuel Rodoreda Artasanchez
 Bernardo Ruiz  José Woldenberg
 Carlos Padilla  Juan Bosco Rosillo Martínez
 Carlos Saldaña Ramírez  Lilia Vélez Iglesias
 Clara Jusidman  Lourdes López
 Claudia Magallanes Blanco  Luz del Carmen Montes Pacheco
 Cristina Romo Gil  Magdalena López Rocha
 Cuauhtémoc Cruz Isidoro  Margarita Reyna Ruiz
 Cyntia Cerón Hernández  María Teresa Gómez Mont
 Diana Isabel Jaramillo Juárez  María Marván Laborde
 Ernesto Aroche  Néstor García Canclini
 Gabriela Pinto Márquez  Noé A. Castillo Alarcón
 Graciela Bernal Loaiza  Rafael G. Hernández García Cano
 Gustavo Esteva Figueroa  Rosalía Orozco Murillo
 Gustavo Reyes Terán  Sergio Aguayo
 Iliana Lucía Mendoza Sánchez  Silvia Gutiérrez Vidrio
 Irma Ávila Pietrasanta  Teodoro Villegas
 Jaime Cárdenas García  Teresa Sevilla Zapata
 Javier Esteinou Madrid  Tonatiuh Lay Arellano
 Jesús Orozco  Vicente Castellanos
 Jorge Calles Santillana